CÓMO PERMITIR MÁS DINERO EN TU VIDA

TELECONFERENCIA
CÓMO PERMITIR
MÁS DINERO
EN TU VIDA
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
1
Bueno, pues ya estamos por aquí. Les doy la más cordial bienvenida a nuestra
teleconferencia de esta noche. Espero que me escuchen. Ya estamos grabando.
Y nuestra teleconferencia del curso “VE A LA CASCADA DE ABUNDANCIA CON
UN RECIPIENTE MÁS GRANDE” está empezando en este preciso instante.
Nuestro tema de hoy se llama “CÓMO PERMITIR MÁS DINERO EN TU VIDA”.
Antes de comenzar con el tema de hoy, que es interesantísimo, vamos a
encargarnos de algunos detalles importantes.
En primer lugar les comento que hemos abierto un grupo en Facebook en el cual
podrán compartir sus experiencias con el curso, leer las experiencias de otros
miembros del curso, compartir situaciones que vayan sucediendo. Bueno, es un
grupo de Facebook en el cual ustedes podrán participar.
Cada semana vamos a estarles enviando por e-mail los enlaces para descargar los
materiales y también vamos a estar subiendo al área de Facebook los archivos,
siempre y cuando Facebook lo permita, porque no sabemos si permite subir mp3,
en el caso de los magnetizadores, sino, de cualquier manera, lo que vamos a hacer
en el área de archivos de ese grupo de Facebook, vamos a poner el link donde
puedan descargar también los magnetizadores.
Si todavía no ingresan al grupo de Facebook, pueden hacerlo siguiendo las
instrucciones que les envió Norma por e-mail o si tienen alguna duda o no han
podido ingresar por algún motivo les pido que, por favor, le escriban a Norma a su
correo, que es: [email protected]
El día de hoy vamos a empezar a calentar motores para ayudarte a emitir la
vibración de los millonarios, para ayudarte a volverte adicto a las emociones
positivas con el dinero y con la prosperidad.
Vamos a realizar nada más que el audio se encuentre totalmente bien porque ya
estamos grabando. Sí, perfecto, se está escuchando muy bien, para quienes no
puedan estar en vivo nos escuchen posteriormente.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
2
O.k., entonces la dinámica de nuestro curso es la siguiente:
En esta clase comenzaremos a enfocarte en cosas diferentes, diferentes a
las que ya traes como un patrón repetitivo. Cosas en las cuales te enfocas
normalmente y que, con la energías que les pones, siguen creciendo,
creciendo hasta que parecen volverse imposibles de des-crear.
Nuestras células también nos ayudan a seguir en el sentido de escasez
aunque nuestro Planeta es abundante, y lo podemos ver por el simple y
sencillo hecho de tomar un puñado de tierra, darte cuenta de cuantos granos
de tierra podemos tomar, cuantas moléculas de tierra habrá en un solo
puñado. Cuántas estrellas hay en el cielo, cuanta agua hay en el mar.
Nosotros, como seres humanos, uno de los errores que hemos cometido es
dejarnos guiar en base a conceptos que otras personas nos han heredado
sobre la escasez y, bueno, nuestras células nos ayudan a volvernos adictos a
ello, porque las células de nuestro cuerpo son adictas a todos lo que les das
con regularidad.
Como decíamos, en esta clase vamos a enfocarte en cosas diferentes a
través de las tareas prácticas que te voy a pedir que realices durante esta
semana y usando también los antídotos para eliminar la vibración de la
escasez.
También les enviamos a través del e-mail, les enviamos un vínculo en donde
podrán descargar estos, estos materiales, en un momento les digo como se
llama, “Tareas Prácticas para Eliminar el Anhelo”, es una, y otra se llama
“Antídotos”.
Les voy a pedir que, aparte de realizar esas tareas prácticas y los antídotos,
también escuchen todos los días el magnetizador “Soy Millonario”. Ese
magnetizador es un juego muy divertido que vamos a hacer hoy en vivo,
casi al final de la conferencia y, posteriormente, lo vamos a subir en audio
por separado, al finalizar este evento, para que ustedes lo descarguen en el
vínculo que Norma les envió.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
3
La siguiente semana comienza nuestro Plan de 30 días, que incluye una guía
de 30 días para realizar actividades y juegos que te ayudarán a ponerte en
la vibración correcta para magnetizar abundancia.
Nuestra tercera teleconferencia es una teleconferencia en donde vamos a
trabajar con el sabotaje sub-consciente.
Y la cuarta nos toca el módulo de transformación de deudas, transformando
la energía de las deudas, creando planes para saldar la deuda y prácticas
espirituales para crear prosperidad.
Después nuestra quinta teleconferencia, es una conferencia de “Preguntas y
Respuestas”.
Y, bueno, pues vamos a dar inicio a nuestro tema de hoy. Tenemos prácticamente
ciento treinta participantes en el curso, así que vayan agregándose al grupo de
Facebook conforme a las instrucciones que les envió Norma.
La “a” minúscula y la “A” mayúscula
Bueno, el tema de hoy es sobre nuestra “A” mayúscula. Vamos a empezar hablando
de la energía de la “A” mayúscula y de la “a” minúscula, que es un enfoque muy
importante para la clase de hoy.
La “a” minúscula es el lugar donde te encuentras actualmente. Todo lo
que has experimentado en cuestión de tus finanzas, en relación al dinero,
todo lo que te ha sucedido en tu vida con respecto a la abundancia, todo lo
que te ha pasado hasta el momento, todo lo que para ti es real, eso es tu
“a” minúscula.
Por el contrario, la energía de la “A” mayúscula es totalmente diferente, es
el polo opuesto.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
4
La “A” mayúscula es el campo energético de lo que deseas. Es una nueva
trayectoria, posibilidades ilimitadas, un futuro distinto al pasado, un
propósito, más dinero, fluidez, libertad de poder trabajar en lo que quieras,
de ganar lo que quieras, de sentirte exitoso, de poder comprar lo que
desees, ayudar a tu familia, etc.
Son una clase de experiencias totalmente diferentes a las que vives cuando
estás en tu “a” minúscula. Esas son las energías de la “A” mayúscula.
Básicamente la “A” mayúscula es lo que quieres y la “a” minúscula es
donde estás.
Las “Arenas Movedizas”
Y hay una cosa en el intermedio entre tú, entre tu “A” mayúscula y tu “a”
minúscula que son las “ARENAS MOVEDIZAS”.
Vamos a llamarle “Arenas Movedizas” a esta energía que se interpone entre tú y lo
que quieres.
La energía que está en el intermedio, que se llama “Arena Movediza”, es una
energía en la que es fácil que la gente caiga, por eso le pusimos “Arenas
Movedizas”.
Es una energía de la que, además, es difícil salir una vez que caes en ella porque
está conformada de patrones repetitivos de emociones tóxicas, de pensamientos
caóticos, de pensamientos de apego y repulsión al mismo tiempo, pensamientos
que atraen y repelen y de comportamientos saboteadores con la prosperidad, de los
cuales vamos a hablar más adelante del curso en nuestro tema del Sabotaje.
Ahora estamos enfocados en el asunto de tu “a” minúscula, que es el campo
energético actual.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
5
Un campo donde te encuentras con posibilidades limitadas, sientes que lo que
puedes experimentar con el dinero es limitado, sientes que el mañana será
exactamente como ayer y como hoy.
Es un lugar totalmente limitado donde solamente estás sobreviviendo o donde se te
va el dinero o donde estás solamente soportando la vida en una energía
contradictoria, un lugar donde sientes que no hay mucha esperanza, un lugar
donde atraes cosas que te demuestran lo mismo y lo mismo y lo mismo, porque es
un lugar de donde no has salido energéticamente.
El campo energético tiene mucho que ver porque es la energía donde te encuentras
ahora, es donde no estás manifestando lo que deseas. Esa es tu “a” minúscula.
El “Deseo”
Y ahora vamos a pasar a hablar de otro concepto, que es el concepto del “DESEO”,
porque también este concepto es muy importante para nuestro tema de hoy.
Quiero pedirte que hagas el siguiente ejercicio.
“Cierra los ojos e imagina la energía del Deseo. Imagina la energía del Deseo
entrando a través de ti. Date cuenta cómo se siente. La energía del Deseo es una
energía magnética. El Deseo es tan magnético que atrae hacia sí mismo todo lo
necesario para su realización o manifestación.
Ten en cuenta que el deseo no es Anhelo. La mayoría de la gente confunde el
Anhelo con el Deseo y son cosas totalmente diferentes. Son dos cosas totalmente
diferentes.
Cuando tú piensas en algo y sientes que no puedes tenerlo, eso no es un
verdadero Deseo, ese es un Deseo negativo, es un Anhelo.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
6
Y entonces en este ejercicio tienes que, tienes tus ojos cerrados y estás pensando
en algo que quieres. Trae a tu mente algo que deseas y algo con el cual sientas
toda la certeza de poder tenerlo.
Puede ser algo muy pequeño, algo muy sencillo, algo como comer un yogurt, comer
alguna cosa, o tomar algo, tocar un objeto, algo que es fácil. Date cuenta como se
siente el deseo. Experimenta la energía del deseo real, del deseo positivo, no del
deseo negativo, que es el anhelo.
El deseo es una energía maravillosa, es la fuerza de vida, es magnético y es algo
que va a atraer hacia sí mismo todo lo necesario para su realización. Por lo tanto,
cuando tienes un deseo, estás buscando esa energía del deseo para magnetizar
todos los componentes de lo que estás buscando. Esos componentes darán pie a la
realización del deseo.
Si el deseo es bueno y magnético, si es algo maravilloso, entonces ¿qué es
lo que se interpone en nuestro camino?
Si el deseo, por el simple hecho de que tengas un deseo es magnético por sí
mismo, ¿por qué hay tantos deseos no realizados?, ¿por qué hay tanta
gente que no logra lo que quiere?
La respuesta a esto es: La Resistencia.
Hay una fórmula que es: DESEO-RESISTENCIA=MANIFESTACIÓN, y esto es lo
que define el proceso de la manifestación.
Y el día de hoy nos vamos a enfocar en cambiar tu energía para que esa resistencia
disminuya, para que disminuya y tu deseo tenga plena fuerza, magnetismo y
aceleración. Porque el deseo por sí mismo es magnético.
No necesitas hacer nada más para que un deseo se cumpla porque un deseo, por sí
mismo, es poderoso, es maravilloso, es energía de vida, es magnético.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
7
Si la gente no tuviera dudas, los deseos se le cumplirían automáticamente o se
cumplirías más rápidamente. Entonces:
la resistencia es la que hace que hayan tantas cosas que queremos y que
no se manifiesten o que se tarden en darse,
y la “a” minúscula es donde te encuentras, es lo mismo donde atraes las
cosas que están relacionadas con el pasado, con lo mismo de siempre,
y la “A” mayúscula es un campo energético totalmente diferente.
Estos conceptos son importantes, es importante tratarlo el día de hoy, sigan
conmigo en este tema.
Les voy a comentar una anécdota personal que me demostró hace muchos años
que la energía es más poderosa que la acción y que el campo magnético en
donde te encuentras define lo que atraes, las cosas a las que tienes acceso,
etc.
Les comento rápidamente. Esta es una anécdota de las primeras que me mostraron
que el campo magnético en donde estás en realidad es lo que define qué es lo que
atraes.
Por mucho tiempo fui de esas personas que siempre estaban inconformes en su
empleo, duraba, en muchas ocasiones, dos o tres meses en cada trabajo. A veces
duraba algunos años pero nunca me mantenía en un trabajo por mucho tiempo.
Debido a eso pasé por unas búsquedas de empleo en las cuales me encontraba
prácticamente medio año.
Saltaba de un trabajo a otro y durante ese tiempo me di cuenta de patrones.
Empecé a darme cuenta de que entre más cómoda, digo incómoda, temerosa,
preocupada, triste, porque no tardaba en encontrar empleo, digo porque tardaba en
encontrar empleo, más mal me iba.
Pero cuando me pasaba a un campo magnético diferente, conforme me iba
sintiendo más cómoda en las entrevistas, conforme me iba preparando más, llevaCopyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
8
ba las listas de respuestas que sabía que iban a, a ser positivas, que le iban a
gustar
al
entrevistador,
cuando
empezaba
a
sentirme
más
cómoda,
más
programada para ir a esas entrevistas para buscar trabajo, y cuando empezaba a
enviarles bendiciones a las demás personas que competían para un mismo puesto,
era cuando las cosas comenzaban a cambiar rápidamente y me contrataban de un
momento a otro.
Y lo gracioso de ese caso era que había pasado, en ocasiones, meses buscando
empleo, en un campo energético negativo donde decía: “Ya están pasando
semanas. No hay trabajo. Voy a los empleos. Veo filas de personas para un solo
empleo, este y, además, el sueldo es raquítico y me dicen que me van a llamar y
no me llaman”, cuando estaba en ese mismo campo energético negativo atraía lo
mismo y se me hacía más largo el tiempo.
Después me empecé a dar cuenta de que cuando iba con un sentimiento de
bendecir a las demás, de ir más preparada, de ir sonriente, de sentirme mejor, más
cómoda, de llevar todo lo que me pedían, todos los papeles bien arreglados, llevar
hasta más, llevar varias copias. Bueno, cuando empezaba a sentirme más
preparada, más fuerte, llena de sentimiento positivos, en ocasiones, de un día para
otro, me llamaban de tres empresas, no sólo de una sino de tres. Entonces me
tocaba a mí escoger la que me conviniera más en varios aspectos.
Era estar viviendo dos dimensiones diferentes, y así fue como también me empecé
a dar cuenta de que, de verdad, nosotros somos creadores de lo que nos pasa con
nuestras actitudes.
Mi primera actitud, antes de darme cuenta de cómo funcionaba esto de la búsqueda
de empleo, era ir con fastidio a buscar trabajo, a llevar solicitudes de empleo, ir
ansiosa, preocupada porque se me podía acabar el dinero, estaba viendo la realidad
de la situación económica del País todo el tiempo, leía el periódico, veía noticias,
platicaba con personas negativas y, sin importar lo que hiciera cuando estaba así,
en ese campo energético no encontraba trabajo. Me revolvía en sentimientos de
impotencia por semanas.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
9
Pero entonces las cosa empezaban a cambiar cuando, de repente, me decía:
“Bueno, pues me voy a relajar”, todo se suavizaba y, en determinado momento
durante la búsqueda de empleo, yo comenzaba a sentirme más cómoda, más apta,
más preparada, llevaba, como les decía, ya respuestas bien preparadas para las
entrevistas y, cuando eso sucedía, las cosas se daban de una manera totalmente
diferente.
Era totalmente diferente y eso fue resultado de que dejé la “a” minúscula y me
pasé a la “A” mayúscula.
Las primeras ocasiones no me daba cuenta de esto, que mis resultados en la
búsqueda de empelo eran así de malos al inicio, pero ya después me di cuenta de
que primero me costaba trabajo y, después, se me hacía más fácil todo y, al
último, encontraba un trabajo que me encantaba.
Cuando la “a” minúscula no se ha dejado, cuando la “a” minúscula no se ha dejado,
a pesar de que tu “A” mayúscula, que es el deseo, de por sí es magnético y que te
está magnetizando a ti y, además, a todos los componentes, está magnetizando
todo lo necesario para convertirse en realidad, a pesar de que te está
magnetizando a ti mismo también, tu estás estancado en tu “a” minúscula y,
muchas veces, la “a” minúscula es más fuerte que el deseo, aunque te esté
llamando constantemente, y tienes que hacer algo para obligarte a salir de la “a”
minúscula, ¿por qué?, porque la Ley de Atracción, que también es magnetismo, es
muy poderosa y te mantiene en la energía de los patrones familiares que has
estado practicando durante tanto tiempo.
Esas vibraciones que has estado practicando se sienten normales, tan familiares y,
sobre todo, tan cómodas, que la mayoría de la gente se queda ahí toda su vida,
absolutamente toda su vida se quedan ahí por la comodidad y por lo familiar que es
esto, y, entonces, nunca se convierte en un equivalente vibratorio con lo que
quieren, nunca cooperan con la energía del deseo.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
10
Es muy importante recordar que todos los días vas a estar en el campo energético
que te es más familiar por costumbre y que, para realmente manifestar
abundancia, lo que necesitas es un parte-aguas, un impulso para dejar la “a”
minúscula y dirigirte más rápido a la “A” mayúscula.
Pero, aquí entra el problema de las “Arenas Movedizas” de las que hablamos
anteriormente, porque tienes que moverte forzosamente a través de ellas. No
puedes irte a dormir hoy en la noche diciendo: “Mañana voy a amanecer en mi “A”
mayúscula. Mañana se va a manifestar mi deseo”.
Esas “Arenas Movedizas” las tienes que pasar forzosamente. Son el reto. Son el
lugar donde la mayoría de la gente se estanca. Ese es el reto que tenemos que
sortear y no es tan fácil hacerlo. Si ustedes ya lo han intentado, si conocen
personas que ya lo hayan intentado, se van a dar cuenta que tenemos tendencia a
quedarnos en esas arenas porque son pegajosas.
Hola, ya regresé, se me cortó la comunicación. Espero que todo se escuche bien.
Sigue, seguimos grabando. O.k., bien, vamos a continuar. Nada más permítanme
checar que siga, que se siga escuchando bien la comunicación. Perfecto. Todo bien.
O.k., entonces continuamos.
Esas “Arenas Movedizas” son un reto. A nosotros nos toca sacarte de esas “Arenas
Movedizas” porque están llenas de emociones tóxicas, de patrones repetitivos, de
cosas que, además, te son cómodas porque las has practicado por mucho tiempo.
Son patrones saboteadores que has creado, otros que heredaste, etc. y quiero
pedirte que, para entender mejor este concepto, te imagines un cohete espacial.
Visualiza un cohete que va al espacio. Velo saliendo de la órbita terrestre para
dirigirse a otro planeta. Nos dicen que esas naves, al salir de la Tierra, cuando
están dejando la atracción gravitacional, queman la mayor parte de su combustible.
Eso significa que el inicio de tu viaje hacia tu “A” mayúscula, aunque no es una
parte muy larga de trayecto, sí es la que va a quemar más de tu energía, porque
vas a tener que utilizar bastante energía para salirte de tu zona de comodidad.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
11
Como has estado en patrones repetitivos, pensamientos y emociones que te son
familiares por mucho tiempo, entonces necesitas ponerle más empeño en un inicio
y, en el inicio, es una parte de que aunque no es largo el trayecto, sí es lo que va a
regresarte constantemente.
Es como la órbita terrestre que es la que se tiene que romper, por decirlo así,
cuando el cohete sale del, del Planeta. Esa es la parte donde vas a tener que poner
más empeño, es la parte que te va a regresar más con su inercia, es donde vas a
tener más estancamiento y es donde vas a necesitar trabajar más para romper el
impulso que te está haciendo que te regreses al mismo lugar de siempre.
La buena noticia es que después de que un cohete espacial rompe la energía
gravitacional de la Tierra, el cohete toma su propio impulso y entonces es cuando
viaja más rápido.
Y el enfoque que vamos a presentar hoy es un enfoque en el que, una vez que esta
energía se pone en acción, permitimos que el magnetismo natural de tu “A”
mayúscula se vuelva más fuerte que el de tu “a” minúscula.
Esa también es una buena noticia porque, conforme te vas acercando a tu “A”
mayúscula ahora ese es el polo que va a tener más fuerza y te va a jalar más
fuerte y vas a estar dirigiéndote con mayor facilidad hacia esa nueva aventura en
donde tienes más abundancia, en donde estás en un campo energético totalmente
distinto, en donde los patrones se salen de lo conocido y de lo normal pero tienes
que poner todo de tu parte para trabajar en este programa.
En mi experiencia personal, el viaje de la “a” minúscula hacia la “A” mayúscula, en
cuestión de prosperidad, fue que toda mi vida hice la mayoría de las cosas desde
mi “a” minúscula. Me quedaba a trabajar horas extras, buscaba trabajos para fines
de semana, puse un negocio que fracasó en unos cuantos meses de haberlo
empezado. Todo eran acciones desesperadas que estaba tomando con inconsciencia
y sin saber que mi energía negativa era más poderosa que toda la acción y que
todo el trabajo.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
12
El viaje inicial de la “a” minúscula a la “A” mayúscula es la parte, como les decía,
en la que se trabaja más para dejar los patrones conocidos.
En mi caso así fue, y una vez que salí de ahí y rompí la energía de atracción con
patrones de escasez y patrones negativos con el dinero y patrones de sabotaje,
dejé todo eso, las cosas cambiaron.
Jamás he vuelto a estar igual. Jamás me he vuelto a sentir abandonada por el
Universo. Por el contrario, me siento totalmente apoyada por el Universo.
Patrones de la “a” minúscula
Les voy a compartir algunos patrones de mí “a” minúscula para que vean si los
reconocen, para que vean si ustedes tienen algunos de éstos.
Uno de ellos es que cuando veía personas que estaban en pobreza, yo sentía
mucha lástima por ellos, me quedaba a veces pensando días enteros.
Recuerdo perfectamente bien en una ocasión en la que fui a comer a un
restaurante de comida rápida y estaba un señor, ya bastante grande, con su
hijo. Eran las personas que hacían la limpieza en ese restaurante y eran las
personas que estaban recogiendo charolas de otras mesas, con sobras que
la gente dejaba.
Se veía que los señores, que el señor y su hijo, traían unos zapatos muy
viejos, muy usados. Se veía que tenían una cara de tristeza, yo pude ver la
cara de tristeza que tenían. Noté su sentimiento de impotencia. Vi que
guardaba las sobras de la comida, no tiraba a la basura lo que dejaba la
gente por ahí en charolas y eso me, me jaló con ellos, me jaló a su campo
energético.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
13
Pensé en ellos por un buen rato. No me los pude quitar de la mente. Me
pasé horas, no sé exactamente cuánto tiempo me pasé pensando en ellos. Y
esa era la época en que menos dinero tenía. La época en la que me quedaba
enganchada sintiéndome triste y metiéndome a esos, a esos lugares
energéticos con la gente que estaba en impotencia con el dinero.
De repente en Navidad veía a personas que se quedaban afuera de los
restaurantes.
En una ocasión, en un restaurante estaba con un amigo en la zona rosa. Era
un restaurante más o menos elegante y vi a una familia de personas que se
veía que venían como de un pueblo, venían descalzos los niños, la señora, el
esposo, toda la familia estaba descalza y estaban afuera del restaurante,
viendo por la ventana el lujo del lugar, las luces de los árboles, a la gente
que estaba comiendo y, en ese momento, se me hizo un nudo en la
garganta y ya no me pude ni terminar mi cena, y otra vez me volví a meter
a su campo energético de esas personas.
Empecé a sentir sus sentimientos, empecé a meterme en su vida, en lo
horrible que, según yo, se sentiría estar así, cuando yo ni sabía ni siquiera si
se sentían mal o no. A veces esas personas, esas personas son más felices
que, que gente que tiene mucho dinero.
Entonces, yo hacía juicios. Yo me metía, me dejaba llevar por esos campos
de impotencia, y eran las épocas en que más batallaba con el dinero.
Otro de esos patrones era que me sentía culpable cuando compraba algo
para mí, cuando compraba algo que no era absolutamente necesario. Era,
no me podía comprar algo que fuera, que saliera un poquito de mi
presupuesto, gastaba siempre con un sentimiento de escasez.
Otro patrón era que rechazaba regalos porque me sentía mal al recibirlos.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
14
En una ocasión un amigo me, me prestó una tarjeta. Me dijo: “Toma la
tarjeta, ve a Suburbia y cómprate toda la ropa que quieras. Hoy me siento
totalmente con ganas de, de ser benévolo”. Y yo le dije: “¿Sabes qué? No,
no te lo puedo aceptar”.
No lo quise aceptar por más que me rogó, no quise aceptar la tarjeta. Tenía
miedo de que me pidiera algo a cambio. Tenía un montón de, de ideas
negativas sobre la gente rica, sobre el hecho de que te dan con ataduras. No
me permití aceptar libremente ese regalo.
Y, en otra ocasión, otro amigo me invitó a un concierto de Madonna. Fue
como por el año 93 que Madonna vino a México, creo que fue el primer
concierto que dio ella aquí. Este amigo tenía los boletos comprados y yo no
quise ir, no sé por qué rechazaba tanto la prosperidad.
Otro de los patrones era de que tenía mucho miedo de quedarme sin dinero.
Lloraba bastante cuando no tenía dinero. Siempre andaba recordando que
no tenía a nadie que me apoyara. Constantemente me sentía triste al ver un
aparador con ropa, con joyas, con un par de zapatos, con cosas que me
gustaban y que no podía pagar, me iba con mucha tristeza de ahí.
Estaba demasiado enfocada en todo lo que me faltaba. No agradecía lo que
ya tenía. Eso era nulo. Yo, la gratitud ni siquiera existía en mi vida.
Creo que el 99.99999% de mi tiempo, mis pensamientos y mi vida estaban
dedicados a todo eso, a los dramas emocionales, a patrones de este tipo y
sólo, muy de vez en cuando, me sentía agradecida por algo, pero eran
ocasiones en las que algo en el exterior sucedía y yo le daba todo ese poder
al exterior y decía: “Esta, esta situación es la que está haciendo sentirme
bien”.
Ahora todos esos patrones han cambiados plenamente. No tengo lástima de la
gente pobre.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
15
Sé que no les ayudo a ellos al tenerles lástima ni al unirme a su vibración, en
primer lugar, porque al pensar en su situación y tenerles lástima sólo creo más de
esa energía, en mi vida y en la de ellos.
Ahora lo que hago es que cuando encuentro personas así o veo situaciones
de ese tipo sólo los bendigo o, cuando mucho, me enojo con alguien, me
enojo para poder salir de ahí más rápidamente, eso me hace más fácil
cambiar mi pensamiento hacia otra cosa más productiva.
Otra de las cosas es que siempre pago con sentimientos de expansión,
bendiciendo mi dinero, sabiendo que a donde quiera que vaya le dará de
comer a la gente, que pagará la escuela de un niño o sus útiles y va a
circular de mano en mano entre varias gentes y, de verdad, que me va a
regresar multiplicado a mis manos.
Siempre pago con esos sentimientos en lugar de pagar con un sentimiento
de: “Se me va el dinero. No me va a alcanzar para terminar el mes. Estoy
haciendo mal al gastarlo”, es una energía totalmente diferente.
Otra cosa que hago es que siempre que alguien me quiere dar algo lo recibo
con mucho gusto.
Ya no le digo “No” a nadie, canjeo cupones de descuento, tengo cuidado de
aprovechar ofertas, pago servicios con anticipación para recibir descuentos.
Todas las ideas que me mande el Universo las anoto, las pongo en práctica a
la brevedad posible. Me abro a aprovechar tanto las ideas como la ayuda,
como el dinero, como el conocimiento. Todo lo que me llegue del Universo lo
recibo con todo el gusto del mundo, no desperdicio nada.
Tampoco tengo miedo a quedarme sin dinero. Ese es otro de los patrones
diferentes.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
16
Vayan notando como mi campo energético actualmente es totalmente diferente al
como les estaba platicando, y se lo estoy comentando desde este punto de vista
para que quede bien claro en su mente, que una vez que se cambia a otro campo
energético las cosas son distintas.
Como les decía, ya no tengo miedo a quedarme sin dinero y cuando llego a
sentir algo relacionado o parecido a esa energía de miedo, algo como duda,
que de vez en cuando he llegado a tenerla, lo que hago es que, en lugar de
entretener esas dudas, me pongo a hacer un ejercicio que les recomiendo
mucho a mis clientes de coaching, sobre todo a los de negocios, a la gente
que tiene negocio, y es el siguiente:
Hago una lista de 10 formas en las cuales puedo crear dinero.
Porque es una pérdida de tiempo ponerme, sentarme a pensar: “Y si el día
de mañana el internet se acabara. Y si el día de mañana ya no quiero
trabajar por el internet. Y si el día de mañana…”, eso es, es una total
pérdida de tiempo.
Lo que hago es sentarme a hacer esta lista de 10 formas en las cuales
puedo crear dinero y siempre encuentro muchas formas, ya sea:
Haciendo una rebaja
Creando 2 ó 3 cursos nuevos
Ofreciendo coaching personalizado
Grabando un CD
Dar una rebaja para clientes frecuentes
Hacer un coaching grupal
Una serie de teleconferencias
Bueno, me salen un sinfín de ideas, y a las personas con las que trabajo en
coaching de negocios también, y eso te saca rápidamente de cualquier
estado negativo.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
17
Siempre que hago este ejercicio me doy cuenta que puedo hacer muchas
cosas para ganar dinero. Y el sentimiento de impotencia, que en un inicio
quería instalarse en mí, se va de inmediato. No me permito mantener
pensamientos de escasez ni por un minuto, prefiero ponerme manos a la
obra y obtener ideas en lugar de quedarme en el arquetipo de la víctima.
Muchas veces no veo noticias. La mayoría del tiempo no veo noticias.
Tampoco habla con personas que tengan conciencia de escasez, lo evito.
Evito pláticas de ese tipo y estoy todo el tiempo estudiando y aprendiendo,
inspirándome. Todos los días leo algo que me inspire, que me haga crecer.
Para mí es muy importante y sé que todo esto está en mis manos.
Estar en un estado de conciencia alto, estar en mi “A” mayúscula, está en
mis manos, y voy a seguir avanzando económicamente y atrayendo más
oportunidades de trabajar y de servir a la gente, ¿por qué?, porque es como
funciona el Universo.
En el campo energético donde estás es lo que atraes. Y está en mis manos,
está en mis manos, está en sus manos también estar en un campo
energético donde van a atraer prosperidad, donde van a atraer lo que
quieren.
Vamos, vamos a ver si alguien de ustedes quiere, se identifica. Me gustaría que
ustedes me comenten con cuáles de los patrones que les acabo de contar se
identifican.
Otra cosa que es totalmente diferente a lo que hacía antes, es que estoy muy
enfocada en cosas por agradecer. La gratitud es una cosa que practico
constantemente.
Paso gran parte de mi vida:
Haciendo notitas de gratitud
Escribiendo en mi Diario de Gratitud
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
18
Viendo por la ventana las estrellas
Buscando cosas que me maravillen
Agradeciendo mis mascotas
Mi familia
Mi pareja
Mis guías espirituales
Mis maestros
Mis clientes
Mis amigos
Todas las cosas que me han pasado en estos últimos años, de verdad que siento
una, una gran gratitud, y eso es magnético también.
Antes, en mi campo energético de mi “a” minúscula, rara vez agradecía y ahora la
gratitud es algo que todos los días practico.
Tampoco tengo situaciones dramáticas con el dinero. Esto es algo que también es
de otro campo energético diferente al de mi “a” minúscula, que les comentaba
antes. No dejo que los dramas con el dinero existan en mi vida, en mi conciencia.
Ha habido ocasiones en que me han pasado cosas que podrían hacerme sentir
victimizada como, por ejemplo, una coach de negocios que me vendió un Programa
Diamante, que me hizo una serie de promesas, no me cumplió y ya, después
cuando no me cumplió, me hizo perder el dinero, era una cantidad fuerte de dinero.
Y yo pude haber caído en el drama, en la victimización, pero no, no lo hice, no me
gustan esas situaciones, soy adicta a estar en mí “A” mayúscula.
No permito que ninguna excusa me regrese a la “a” minúscula porque, en primer
lugar, si así fuera, le estaría dando demasiado poder a esos factores externos y,
entonces atraería más factores externos que me hagan sentirme victimizada.
Otra cosa que me ayuda es que soy adicta a estar en mí “A” mayúscula.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
19
Y, bueno, en realidad este viaje de la “a” minúscula a la “A” mayúscula es un viaje
de transformación. Es un viaje en el cual te vas a convertir en la persona que
quieres ser. Vas a dejar lo que antes eras. Es como pasar por una metamorfosis y
dejar de ser una oruga para convertirte en una mariposa.
En la “A” mayúscula, una vez que dejas las “Arenas Movedizas”, esta “A” mayúscula
es tan fuerte que ella comienza a magnetizar todo con gran facilidad para que te
muevas en esa nueva versión tuya, en esa nueva “A” mayúscula.
Si tú vivieras en ese campo magnético de tu visión realizada, si tu te sintieras en tu
“A” mayúscula todo el tiempo:
Confiando
Bendiciendo
Agradeciendo
Sabiendo que es inevitable que tu deseo suceda
Abierto a todo lo que te dé el Universo
Sintiéndote abundante
Te aseguro que eso haría toda la diferencia del mundo en tu vida, en términos de
cómo te sentirías
en términos de lo que harías
cómo actuarías
las oportunidades que llegarían a ti
tu Guía Interna
Toda, toda tu experiencia de tu vida estaría centrada en atraer prosperidad. Yo se
lo comento porque es parte de mi experiencia, es mi propósito en la vida compartir
este conocimiento, estas experiencias que me pasaron.
Y entonces esto me lleva a la parte de los primeros ejercicios de esta semana.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
20
Antes voy a hacer una pequeña pausa para ver con qué patrones se identifican:
Lety, de México, me dice que ella se identifica con el hábito de tener miedo,
de que se le pueda acabar el dinero.
- Vamos a hablar de los antídotos. Te van a servir mucho los antídotos, Lety.
Analía, de Argentina, dice: “¿Cuál será la forma de salir del sentimiento de
carencia frente a un ejemplo: una tienda donde hay un montón de cosas que
no puedes comprar y ver que otras personas gastan sin problema. La
frustración y la impotencia y sentir hasta injusticia?”
- Es muy peligroso, Analía, ese, ese patrón. Yo lo experimenté cuando
estaba en mí “a” minúscula, y lo que me sacó de ahí fue empezar a decir,
bueno, fueron varias cosas.
Una de ellas fue gastar dinero virtual. Siempre quedarme con la idea
imaginaria de que sí lo compré. Esa es una cosa muy importante. Nunca
decir: “No puedo comprarlo. No puedo comprarlo. No puedo comprarlo. No
puedo comprarlo”. Es un patrón que vas a seguir repitiendo. Si tú sientes
que no lo puedes comprar vas a seguir repitiendo ese patrón.
Y si tú dices: “Por ahora elijo no comprarlo”, es muy diferente, o, “Elijo
comprarlo” y lo compro imaginariamente, eso va a romper lo que está
sucediendo.
Ivania dice: “Yo me identifico con el ejemplo de, que dijiste de 10 formas
en las que puedo crear dinero. Si te soy sincera no sé por qué me cuesta ser
agradecida”.
- Bueno, no sabemos por qué pero, con los ejercicios, yo creo que te vas a
abrir y bastante.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
21
Mariela de Calin, dice: “Me identifico con el miedo a quedarme sin dinero
pero estoy empezando a practicar la gratitud”.
- Perfecto.
Isabela dice: “Miedo a quedar sin dinero”.
Ejercicios de la semana
Y, bueno. Perfecto. Entonces, los ejercicios de esta semana son estos:
La lista de “ANTÍDOTOS PODEROSOS PARA ELIMINAR LA VIBRACIÓN DE
ESCASEZ”.
El antídoto número 1 es el siguiente: Cuando los temores aparezcan, no les
tengas miedo. Enfréntalos y llega hasta la raíz de todos ellos.
Este antídoto, mucha gente que ha estado en discursos lo ha usado. Muchas
personas en programas de coaching me han dicho que les ha dado
resultados estupendos.
Y este antídoto consiste en preguntarte: “¿Qué es lo peor que podría
pasar?”, y después qué es lo peor, y después qué es lo peor, y así hasta
llegar a la raíz profunda de ese miedo. Llega a la raíz del miedo. No lo dejes
sin, sin cuestionarlo. Y una vez que llegues hasta la raíz del miedo
pregúntate si es siguiera verdad que eso podría pasarte y que nadie te
ayudaría.
Descubre los miedos tomándolos uno a uno hasta llegar a lo peor qué podría
pasarte, que la mayoría de la gente tiene miedo hasta de quedar en la calle,
de morirse de hambre, cosas que son ilusorias, que nunca pasarían, son,
son miedos infundados.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
22
La mayoría de ellos son miedos imaginarios, y si no los descubres, y si los
dejas pasar inadvertidos, te van a seguir haciendo sentir miedo.
Descubre los miedos. Tómalos de uno a uno, hasta llegar a lo peor que
podría pasar, y después date cuenta de que son una mentira, que rara es la
persona que se muere de hambre, ni siquiera los pordioseros que son
borrachitos, que llevan años en la calle tomando, ni siquiera a esos se les
abandona. Hay comedores en la calle. Hay, el Universo les hace llegar
formas en las que comen, aunque sea de vez en cuando, pero para su vinito
siguen teniendo.
Pues, en realidad, la razón, esto me gusta mucho y también es parte de este
antídoto, la RAZÓN, en el libro del Dr. David Hawkins “Poder contra la
Fuerza”, nos dice que la RAZÓN calibra al nivel de 400, mientras que la
APATÍA calibra al nivel de 50, y el MIEDO calibra en 100, el miedo calibra lo
doble que la energía de la apatía, y la razón calibra cuatro veces más que la
energía del miedo.
Entonces, si tú te das cuenta de la verdad y dices: “La verdad es que,
aunque pasara lo que pasara, tengo familia, tengo hermanos, está el
gobierno, o hay instituciones de caridad, o podría hacer otra clase de
trabajo. Bueno, soy una persona tan llena de recursos: tengo mis manos,
mis pies, mis ojos. Sé que mientras tenga manos para trabajar voy a
poderme ganar mi comida, sin importar lo que pase”.
Cuando tú llegas al nivel de la razón te sales del miedo que calibra bajísimo,
calibra en 100.
Imagínense que diferencia tan grande es la energía de calibrar de, de
posarte en el campo energético de decir la verdad: “¿Cómo puede ser
posible que yo crea que el Universo me va a abandonar, si ni siquiera a esos
borrachitos que andan en la calle los abandona. Si ni siquiera a las aves se
las abandona?”
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
23
Las personas que son apáticas con su situación económica o que viven en
temor, están alejadas de un poderoso atractor de energía. Están calibrando
en la parte más baja de la, de la conciencia humana y, además, están en
una mentira. Están alejadas de la verdad, de la razón.
Y ahí, en sus materiales de la lista de antídotos, hay una cita que dice lo
siguiente y que me gusta muchísimo porque es de uno de mis autores
favoritos, que es el Dr. David Hawkins, y dice así:
“Al creer que la fuente de poder radica fuera de sí mismo, uno se vuelve
desempoderado y vulnerable, por lo tanto defensivo y posesivo. El
verdadero éxito se origina adentro, independiente de las circunstancias
externas” (Dr. David Hawkins)
Y este es uno de los primeros antídotos que les quiero recomendar para esta
semana. Si ustedes sienten miedo, si han estado vibrando en patrones de
miedo, enfrente ese miedo, lleguen a la raíz y luego digan la verdad.
Encuentren la verdad y no sigan en la mentira para que puedan elevarse por
encima de los 100 que calibra el miedo hacia el 400.
Es un, es subir rapidísimamente en tan sólo unos minutos.
Antídoto número 2. Después de usar el antídoto número 1, comienza ahora
a hacer el proceso contrario para elevarte más en la escala vibratoria.
Imagina lo peor que podría pasar y ya, una vez que ya llegaste a eso, que
dijiste la verdad sobre esto, ahora imagina lo mejor. Imagina lo mejor que
podría pasar, y después lo mejor, y después lo mejor y lo mejor y lo mejor y
lo mejor y lo mejor y lo mejor y lo mejor y lo mejor, hasta llegar a la
posibilidad, a la máxima posibilidad positiva que tu mente pueda encontrar.
Después de expresar la verdad sobre un miedo inconsciente, comienza a
hacer el proceso contrario pintando en tu mente un escenario distinto.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
24
Para terminar de eliminar la vibración del miedo pregúntate: “¿Qué es lo
mejor qué podría pasar mañana?”, agranda la posibilidad, vuelve a
agrandarla. Finaliza visualizando el mejor escenario posible, siéntelo sin
apego, no te apegues a que se cumpla.
Esa visualización no sólo te hará eliminar el miedo, sino también te va a
ayudar a estirar los límites de lo posible en tu mente.
Y aquí les voy a leer una cita de Sanaya Roman, que dice lo siguiente:
“Cuando empiezas a practicar el pensamiento ilimitado, podrás encontrar que tus
pensamientos limitantes del pasado todavía están creando tu realidad.
No te desanimes si no ves resultados de la noche a la mañana.
Gradualmente los pensamientos viejos se irán y experimentarás los resultados de
tu nueva forma de pensar.
Si no crees que algo es posible, entonces no lo tendrás, pero si puedes tener
aunque sea el más pequeño pensamiento de que es posible, ya estás en tu camino
para crearlo” (Sanaya Roman)
O.k., vamos ahora a nuestro antídoto número 3, que es el Cuestionario para
Salir del Estado de Supervivencia rápidamente o de una Crisis Económica.
Todas las cosas que nos pasan, todos los retos en la vida, constantemente
me doy cuenta, nuestros maestros nos lo dicen una y otra vez, todos los
retos son, en realidad, oportunidades disfrazadas.
Últimamente ha sido algo que estoy viendo en toda la gente con la que
hablo. Me está, se me está haciendo tan fácil el proceso de hablar con
alguien, darme cuenta del reto que tiene y como le puede dar vuelta
automáticamente. Por eso me siento más conectada con este antídoto
número 3, más conectada que nunca antes.
El antídoto número 3 es este cuestionario en el cual tú te preguntas:
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
25
¿Qué lecciones estoy aprendiendo al estar en esta situación?
¿En qué formas me estoy fortaleciendo?
¿Qué cualidades estoy desarrollando?
¿Qué he descubierto que es verdaderamente importante en mi vida y
que antes no veía?
Yo estoy, les puedo comentar, les puedo asegurar que, en mi caso, fueron años de
mucha impotencia con el dinero y ahora que lo veo desde este punto de vista me
doy cuenta que si me hubiera ganado la lotería, actualmente ya no tendría nada,
¿por qué?, porque era una persona que salvaba a todo el mundo.
Era una persona que estaba desempoderada con el dinero, que le tenía lástima a
todos los que estaban pobres, que hubiera regalado gran parte de mi dinero e,
incluso, regalé dinero a personas que estaban manteniendo a una doble familia, a
personas que no lo necesitaban, pero que parecían necesitarlo, les di dinero. A
veces quitándome comida de la boca así, así se lo digo, prácticamente eso era lo
que hacía.
Dejé de comer en ocasiones por ayudar a alguien y después me di cuenta que esa
persona compró un walkman con su, con mi dinero, con el dinero que le di y que no
utilicé para comer, en una o dos ocasiones.
O sea, en realidad fue muy importante que yo pasara por esa situación porque
aprendí muchas lecciones sobre como ir recuperando mi poder con el dinero, sobre
la energía, sobre como, en realidad, el gobierno no te hace ni te construye, no te
destruye, ni tampoco el País en el que vives, ni tampoco la familia en la que
naciste, ni tampoco la falta de oportunidades. En realidad el poder es interno.
Pase lo que pase tu puedes crear tu ambiente de prosperidad. Yo lo he creado y,
estoy segura de ello, esa fue una de las lecciones que aprendí al estar en esa
situación.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
26
Me fortalecí, desarrollé habilidades positivas, empecé a enseñarle a otros. Puedo
ver tantas posibilidades positivas dentro de mis problemas económicos que no
podría alcanzarlos a enlistar. Y estoy segura que ustedes también pueden darse
cuenta de que están aprendiendo lecciones.
Que si han perdido dinero, que si han regalado dinero, o que si han cometido algún
drama, si se han dejado llevar por el drama, todo eso que están aprendiendo los
están fortaleciendo para que desarrollen cualidades que les permitan tener
verdaderamente dinero en el futuro.
Yo les aseguro que si alguien me hubiera regalado por ahí una cantidad fuerte o si
me hubiera sacado la lotería, actualmente ya no tendría nada y no estaría
ayudando a la gente, y estaría más frustrada y culpando a alguien.
Estoy agradecida de haber pasado por esos problemas, porque esos problemas me
hicieron una persona distinta.
Por último, en este cuestionario, dice:
¿Cuáles son las 10 cosas que más valoro y agradezco actualmente?
Cuando tú hagas este cuestionario te vas a dar cuenta del regalo que encierra la
situación, de lo mucho que estás cambiando, de lo que estás creciendo, de los
regalos encerrados y, además, te vas a dar cuenta que hay muchas cosas que
realmente tienes en tú vida.
Y el antídoto número 4, que también es uno de mis favoritos, y es
“Conectarte con la verdadera Fuente de tu Prosperidad”.
Este, este antídoto quiero que lo lean, quiero pedirles que, que lo lean. Aquí
no lo vamos a terminar de leer pero vamos a pasar a otros ejercicios que
también son importantes, para que nos alcance mejor el tiempo.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
27
Otros ejercicios son las “Tareas Prácticas para Eliminar el Anhelo”.
En su lista, que también les mandamos, de “Tareas Prácticas para Eliminar
el Anhelo y Sentirte Millonario”, les voy a pedir que hagan algunas de estas
actividades durante esta semana:
Número 1. Ve a uno de los restaurantes más finos del área en
donde vives y pide un café o una copa de vino. Déjate llevar por
la energía de ese lugar.
Ó 2. Ve a una tienda cara o de joyería, pruébate algo sin
comprarlo y di para ti mismo en tu interior: “Después lo voy a
comprar”.
Ó pide una prueba de manejo de algún automóvil que te guste y
disfrútalo.
Visita casas en un vecindario donde te gustaría vivir y visualízate
viviendo dentro de estas casas.
Este ejercicio lo hacía Jim Carrey antes de ser actor, cuando
andaba sin dinero, y con un coche viejo se iba a vecindarios
donde las casas estaban muy bonitas y se sentaba en la banqueta
a observar a la gente que vivía en las casas, que estaban en el
comedor o en la cocina o en el jardín, y se imaginaba ahí con su
familia, en la sala, en la cocina, en el jardín.
Jim Carrey tiene una historia de haber creado prosperidad
visualizándola, afirmándola, metiéndose a la energía de la
prosperidad.
Otra recomendación. Visita un parque y siéntate a contar las
hojas que tiene cada árbol. Las hojitas del pasto, los granos de
arena.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
28
Esto te va a dar una idea de lo abundante que es el Universo y de
lo fácil que se da la abundancia en la naturaleza.
Compra un objeto para decorar tu casa, un objeto que te haga
sentir millonario, millonaria. Aunque no sea algo muy caro, pero
algo nuevo.
Ve a uno de los hoteles más caros de la zona en donde vives y
desayuna ahí, o
Dale algo a alguien que necesite tu ayuda. Pueden ser tan sólo
unas monedas, una sonrisa o algún otro tipo de ayuda. Eso te
hará sentir que tienes más que suficiente, incluso si solamente
das unas monedas o una sonrisa o algo, o el hecho de dar. El
hecho de dar te va a transformar y te va a ayudar a sentirte
abundante.
O busca hoteles y sitios en internet de destinos lujosos para
vacacionar
y
visualízate
disfrutando
de
unas
maravillosas
vacaciones.
Visita museos también. Los museos están llenos de objetos finos
de arte que te harán sentir la vibración de la riqueza y la
abundancia.
O leer biografías de personas que se hicieron millonarias.
Y, por último, imagina que llevas en tu bolsa o en tu cartera una
cantidad estratosférica de dinero, la más estratosféricas que te
puedas
imaginar,
e
imagínate
llevando
esta
cantidad
así
estratosférica para todos lados. A mi me gusta mucho este
ejercicio.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
29
Hace poquito que fue el aniversario del hundimiento del Titanic.
Vi varios programas donde se hablaba de cosas curiosas sobre el
Titanic, detalles, cosas muy interesantes y en uno de esos
programas dieron una cantidad de, que encontraron el pasajero
más rico del Titanic, que se llamaba John Jacob Astor.
Lo reconocieron por el dinero que encontraron en su, en su saco,
porque prácticamente lo encontraron desfigurado de la cara pero,
cuando abrieron la cartera y vieron la cantidad estratosférica que
traía dijeron: “Este es John Jacob Astor”.
Y eso me hizo todavía centrarme más en esta idea de que las
personas que son muy ricas, traen mucho dinero en su bolso,
traen el sentimiento, aunque traigan nada más tarjetas o
chequeras, traen ese sentimiento consigo, el sentimiento de traer
cantidades estratosféricas.
Yo hago este ejercicio constantemente. Me gusta mucho y lo hago
con facilidad, y sí, me siento así como John Jacob Astor, y se
siente maravillosamente bien.
Y, bueno, vamos a pasar a nuestro juego de la semana.
Quiero pedirles, entonces, para cerrar esa parte de los ejercicios por escrito, que
los ejercicios que les mandamos por escrito, quiero pedirles que hagan esos
ejercicios que están diseñados para sacarlos de las “Arenas Movedizas”, de la
energía donde han estado, ¿por qué?, porque esa es la parte más peligrosa del
viaje. Si no saben cómo salirse de ahí es muy probable que se queden ahí.
Esos ejercicios son muy poderosos, ya los escucharon, son parte de los, de los
ejercicios de esta primera semana en la cual estamos calentando motores.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
30
Los pueden descargar si todavía no los tienen, del link que les mandó Norma.
También les encargo que hagan algunas de esas prácticas. Si solamente hicieran
una, que es la última, con eso empezarían a estar en una vibración diferente.
Magnetizador “Soy Millonario”
Y, bueno, vamos a empezar con nuestro último ejercicio que es el magnetizador
“Soy Millonario”.
Este magnetizador les pido que lo escuchen todos los días durante esta semana e,
inclusive, también posteriormente. Si ustedes sentirse realmente así, este juego los
va a entrenar a sentirse millonarios, a vibrar en gratitud.
Si realmente quieren entrenarse a sentirse así, esta es una forma muy fácil y es un
juego y vamos a empezar.
Para estos 7 días te voy a pedir que te preguntes todos los días en qué formas ya
eres rico. Si haces esto te sentirás verdaderamente millonario y tu frecuencia
vibratoria será relativa a ello y podrás sentirse así incluso antes de que el dinero
llegue a tu vida. Cuanto te sientes así atraerás mucha abundancia, incluyendo la
abundancia de dinero. Así que, empecemos.
Algunos ejemplos en los cuales puede una persona ser millonaria es:
En tener una familia
En que el clima en la región donde vive es maravilloso
En la sonrisa de sus hijos
En sus mascotas
…
Tal vez pienses que enfocarte en esto no va a atraer dinero, pero hay mucha
evidencia de que sí atrae dinero. Yo soy uno de esos casos.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
31
El dinero no crea una conciencia de prosperidad, es más bien un resultado de una
conciencia de prosperidad, así que estás en el momento ideal para crear esa
conciencia. Sólo deja de enfocarte en lo que te hace falta y deja de esperar que
llegue más dinero.
Es más, de hecho durante este programa, te voy a pedir que te enfoques solamente
en crear ese sentimiento a través de las herramientas del curso y dejes de esperar.
Pregúntate: “¿En qué formas ya eres millonario?”. Un ejemplo mío: Yo soy rica en
conocimientos, tengo tantos libros que cuando me cambie de casa voy a crear un
despacho totalmente dedicado a todos mis libros.
>
Ahora es tu turno, ¿en qué eres millonario?
Otro ejemplo mío: Soy millonaria en tecnología, páginas web, computadoras,
teléfonos, televisiones. Tengo una gran cantidad de aparatos tecnológicos y de
tecnología para mi trabajo, para mi comodidad.
>
Ahora es tu turno, ¿en qué más eres millonario o millonaria?
Otro ejemplo mío: Yo soy millonaria en inspiración, en ideas. Tengo tantas que,
muchas de ellas, no tengo tiempo para ponerlas en práctica.
>
¿En qué otra cosa eres millonario?
Otro ejemplo personal: La salud. La salud es algo muy importante porque si no
tienes salud de nada te sirve todo el dinero del mundo. Yo soy rica en salud, soy
millonaria en salud.
>
Ahora es tu turno, ¿en qué otra cosa eres millonario o millonaria?
Otro ejemplo personal: Yo soy millonaria en cosas que me divierten. Tengo una
gran colección de películas, series, DVD´s, vídeos que me divierten.
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
32
No tengo idea ni siquiera de cuantas películas, DVD´s y vídeos tengo por ahí. ¡Soy
tan abundante en esto!
>
Ahora es tu turno, ¿en qué otra cosa eres millonario o millonaria?
Otro ejemplo personal, por ejemplo, yo soy millonaria en conocimiento de muchos
tipos: conocimiento de negocios, de cómo manifestar, de cómo funciona el
Universo, bueno, estoy llena, llena, llena de conocimiento. Soy una persona muy
abundante en conocimiento.
>
Y ahora es tu turno, ¿tú en que eres millonario?
Otro ejemplo mío es: Soy rica, millonaria en libertad. Tengo una libertad que nunca
me la acabaría. Soy libre a la hora de levantarme a la hora que quiera, de
desayunar viendo una película, de desayunar platicando con mi, con mi novio, de
desayunar acariciando a mis mascotas, no desayuno con prisas, tengo todo el
tiempo del mundo, a veces veo películas en la mañana.
Soy libre, también, de elegir mis actividades del día, de decidir cuántas horas
quiero trabajar e, incluso, de no trabajar uno o dos días por semana si así lo deseo.
Soy libre de ir a donde quiera, de comprar lo que quiera, de creer y de pensar en lo
que quiera. Soy libre de decir y de hacer cualquier cosa que desee porque vivo en
un país libre, donde incluso se puede criticar al gobierno abiertamente, como
mucha gente lo hace en la actualidad, sin consecuencia alguna.
Tengo la libertad de comprar varios pares de zapatos, varias computadoras, toda la
comida que quiera. Sabemos que hay países como Cuba donde no puedes adquirir
ni siquiera dos pares de zapatos o dos objetos de uno sólo, porque no hay la
libertad aunque tengas el dinero. Nosotros somos millonarios en libertad.
>
¿Tú en qué otra cosa eres millonario?
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
33
Y, bueno, quiero pedirte que juegues este juego por toda esta semana y, si quieres
seguirte sintiendo así, juégalo todos los días de tu vida. Te aseguro que esto
cambiará también tu situación económica para siempre.
No esperes a que el exterior cambie para sentirte así, porque si no vas a seguir en
ese mismo estado de espera.
Y, bueno, pues muchas gracias por habernos acompañado. Ya estamos, entonces,
empezando nuestro curso, estamos comenzando con esta semana de calentar
motores. La semana siguiente tenemos muchas más actividades, nuestro Plan de
30 Días.
Espero que esto les haya sido de máxima utilidad. Les mando un abrazo. Mucha luz
y seguimos en contacto. Bye, bye
Copyright Derechos Reservados Olivia Reyes Mendoza
34