CánCer de testíCulo: Cómo deteCtarlo a tiempo - Salud Crónica

Refrescos:
Bebidas
precursoras
de obesidad y
sobrepeso
[ 16 ]
Septiembre DE 2013 • núm. 46
Cáncer de
testículo:
Cómo
detectarlo
a tiempo
Los síntomas principales
son sentir formaciones
anormales y una ligera y
constante pesadez en los
testículos. La mayoría de
los enfermos son jóvenes
entre 15 y 30 años.
[6-7-8]
Cáncer de
próstata
Asesino que
puede vencerse
[4]
Comida
chatarra
Tan adictiva
como las
drogas
[ 15 ]
publicación
mensual
gratuita
06
02
Kiwi un buen
antidepresivo
DIRECTORIO
SALUD CRÓNICA
DIRECTOR GENERAL
Benjamín Ortega Ruiz
ASESORA MÉDICA
Dra. Adriana
Hernández
COORDINADORA
editorial
web-impreso
Sonya Valencia
Contreras
DISEÑO
Staff
COMERCIALIZACIÓN
Medios Masivos
Mexicanos
Tel: (55)53 40 24 50
Ext. 2523 y 2514
Septiembre DE 2013
num. 46
resumen
de noticias
En un estudio publicado en fecha
reciente en el “Journal of Nutritional Science”, los investigadores pidieron a 54 jóvenes estudiantes universitarios varones
que normalmente comían poca
fruta fresca y cuyos niveles de vitamina C eran más bajos de lo deseable, consumir la mitad, o dos
piezas de kiwi al día durante un
periodo de dos meses.
El grupo se dividió en los
que comerían dos kiwis al día
y otros que consumirían medio
kiwi. Descubrieron que aquéllos
que comían al menos dos kiwis
tenían un grado de fatiga y de-
presión significativamente menor que el otro grupo. También
tenían más energía.
Margreet Vissers, profesora
del Center for Free Radical Research en la UOC explicó que la
cantidad de vitamina C que contienen dos kiwis es mayor que la
ingesta recomendada. “Nuestro estudio proporciona pruebas convincentes para apoyar
la opinión de que hay beneficios mensurables para la salud
que pueden obtenerse de la ingesta de una buena cantidad de
frutas y vegetales diariamente”,
estableció.
COLABORADORES
Dr. Tito Ramírez
Dra. Alicia Álvarez
Dr. Ricardo M. González
Dra. Adriana Hernández
Dr. Gonzalo Evaristo
Alemán Cruz
Las gafas de sol
no son cosa de juego
Salud Crónica
ES UN SUPLEMENTO
EDITADO POR
teléfonos
VENTAS: (55) 36 01 07 42
correo
electrónico
Cuando se trata de elegir gafas de sol, nacen las dudas debido a que no todos tenemos claro que no solo importa que el
cristal tenga un color adecuado de acuerdo con las actividades específicas que realiza cada persona, sino también que
lleve un filtro para eludir la radiación ultravioleta que daña la
vista. El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas
(ICGCOO), en Madrid, España,
ha alertado del peligro que entraña poner gafas de sol de juguete a los niños y de la necesidad de proteger la salud visual
desde la infancia.
En la elección de las gafas
de sol es fundamental desechar
aquellas que no filtren los rayos
de luz ultravioleta. Para proteger la salud visual hay que elegirlas con filtro, en una óptica y,
sobre todo, evitar las de juguete
y las que no estén homologadas.
Instala IPN
centro de
acopio para
damnificados
por huracanes
Los Centros Institucionales de Acopio estarán ubicados
en la Presidencia del Decanato del IPN o “Cuadrilátero”,
que se ubica en Prolongación
de Carpio y Lauro Aguirre s/n,
de la Unidad Profesional “Lázaro Cárdenas”, colonia Santo Tomás, así como en el vestíbulo de la Secretaría de Extensión e Integración Social de
esta casa de estudios, ubicada
en la esquina de las avenidas
“Juan de Dios Bátiz” y “Luis Enrique Erro”, Unidad Profesional
“Adolfo López Mateos”, colonia
Zacatenco, Gustavo A. Madero.
[email protected]
La redacción no se hace
responsable
por originales no solicitados.
Titulares y subtítulos son
propiedad
de los editores.
“Salud Crónica, publicación
mensual gratuita,
Septiembre de 2013. Editor
Responsable: Benjamín Ortega
Ruiz. Número de Certificado de
Reserva otorgado por el Instituto
Nacional del Derecho de Autor:
04-2011-062209471800-102.
Número de Certificado de
Licitud de Título y Contenido:
15269. Editado y Distribuido
por Estrategias y Servicios
Especiales en Comunicación, S de
RL de CV, Calle Víctor Hernández
Covarrubias, EDF 5 DEPTO 13, Col.
Unidad Hab. F. Villa, Delegación
Atzcapotzalco 02420 México, DF”
El control del tabaco
beneficia a un tercio
de la población
Calculada en 2,300 millones de
personas, la población que vive
en todo el mundo cubierta por al
menos una medida de limitación
del consumo de tabaco que salva
vidas, se ha más que duplicado en
los últimos cinco años, según el
Informe OMS 2013 sobre la epidemia mundial de tabaquismo.
El número de personas que
abarcan las prohibiciones de la
publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco, tema al que
se dedica el informe de este año,
aumentó en casi 400 millones de
individuos, que residen principalmente en países de ingresos ba-
jos y medianos.
Por otra parte, el informe
muestra que hay unos 3,000
millones de personas cubiertas
por campañas nacionales contra
el tabaco. Gracias a ello, cientos
de millones de no fumadores tienen una menor probabilidad de
adquirir el hábito.
Así y todo, según el informe,
para alcanzar la meta acordada
a nivel mundial de reducir en un
30% el consumo de tabaco para
2025, es necesario que aumente el número de países que aplican programas integrales para
combatirlo.
En apoyo a los damnificados por “Ingrid” y “Manuel”, el Instituto Politécnico Nacional está llevando a cabo
una campaña que se prolongará hasta el 11 de octubre de 2013, para reunir víveres y medicamentos a través de
dos Centros Institucionales de Acopio
que estarán abiertos de las 09:00 a las
18:00 horas.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
03
07
Síndrome Mielodisplásico
y Mieloma Múltiple
Cáncer
que sí se
controlan
En México, la segunda
causa de muerte, después
de las enfermedades
cardiovasculares, es el
cáncer, del cual existen
más de 100 diferentes tipos,
que si se detectan a tiempo,
pueden llegar a curarse o a
controlarse, tal es el caso
del Síndrome Mielodisplásico
y el Mieloma Múltiple, de
los cuales nos hablan los
doctores Jorge Vela Ojeda y
Roberto Ovilla Martínez.
Por Sonya Valencia
“El Rey del Jaripeo”, Joan Sebastian ha sido una de las víctimas del mieloma múltiple.
Hace poco más de una década
lo enfrentó por primera vez y,
aunque lo superó, le dejo huellas en el organismo; por ejemplo, en la actualidad es 13 centímetros más chaparrito porque
sus vértebras se hicieron más
delgadas.
Y es que este tipo de cáncer
de la médula ósea afecta a tal
grado que, como dice coloquialmente el doctor Jorge Vela Ojeda, jefe del Servicio de Hematología del Hospital de Especialidades Centro Médico La Raza
del IMSS, “los huesos que ataca
se asemejan a un queso gruyer”.
El mieloma múltiple es un
cáncer que comienza en las células plasmáticas, un tipo de
glóbulos blancos. Estas células
forman parte del sistema inmunológico, que ayuda a proteger
al cuerpo contra los gérmenes y
otras sustancias malignas. Con
el paso del tiempo, las células
del mieloma se acumulan en la
médula ósea y en las partes sólidas del hueso.
Sin embargo, y como en el
caso de Joan Sebastian, gracias
a los adelantos de la ciencia, hoy
en día puede pasar de ser incurable a ser una enfermedad crónica, en al menos del 30 al 40
por ciento de los enfermos.
“A partir del año 2000, se
han registrado muchos avances en torno a esta enfermedad, como es el trasplante de
células madre hematopoyéticas
y la aparición de medicamen-
tos nuevos como la lenalidomida (descendiente de la talidomida, la que provoca mutaciones
en los bebés recién nacidos), que
han permitido acrecentar la supervivencia de los pacientes”,
asegura el especialista.
Leucemia
Por su parte el presidente de la
Asociación Mexicana de Síndrome Mielodisplásico, el doc-
tor Roberto Ovilla Martínez, dice que la leucemia, tipo de cáncer en la sangre, afecta de tres
a seis personas por cada 100
mil; es un padecimiento que
ocurre frecuentemente en varones, después de los 65 años
cuando se convierte en una de
las patologías de enfermedades de la sangre más comunes.
El experto comenta que
aunque aún se desconoce lo
que la provoca, entre los principales factores de riesgo se
encuentra el envejecimiento,
exposición a sustancias tóxicas, sobre todo las que contienen benceno y los derivados del
petróleo, e incluso los artículos
de limpieza del hogar, así como
por la exposición a quimioterapia por otro tipo de cáncer.
Refiere que el problema del
síndrome comienza desde el
diagnóstico, ya que no existen
registros de la enfermedad en
la mayoría de los países, pues
«muchas veces se confunden
con malestares por la edad,
el más común es la debilidad.
Además, la mayoría de los pacientes tienen otros problemas
médicos, como cardíacos o endocrinológicos, lo que complica el diagnóstico».
El especialista en hematología resalta la importancia
de solicitar un análisis de sangre para detectar este padecimiento, y estar alerta si se
encuentra un poco de anemia,
plaquetas por debajo de su nivel, así como células blancas,
señales que comúnmente no se
toman en cuenta y que pueden
ayudar a detectar la enfermedad a tiempo.
Y como en el caso del mieloma múltiple, también hay alternativas para el síndrome
mielodisplásico, porque si se
conoce en etapas tempranas,
el paciente cuenta con la opción del trasplante de médula
ósea; sin embargo, para llevarlo a cabo se debe contar con un
estado físico estable, lejos de
cardiopatías, diabetes y otros
factores que puedan generar
problemas en la cirugía.
publicación
mensual
gratuita
04
06
Septiembre DE 2013
num. 46
E
El impacto psicológico que
se presenta cuando el médico informa al paciente que
padece cáncer testicular o de
próstata, es terrible. La palabra cáncer nos aterroriza. Es
muy fácil oírlo cuando le sucede a un desconocido, pero
cuando le pasa a uno, la simple palabra es demoledora a
pesar de que estemos al tanto de todos los avances médicos que hay en torno a esta enfermedad.
En el caso concreto del
cáncer testicular y prostático, el primero es poco frecuente, pero el segundo, desgraciadamente, no. En estos
casos, la cirugía es mutiladora, porque para tratarlo hay
que extirpar la próstata o un
testículo, según sea el caso.
Los hombres depositamos mucha de nuestra autoestima en los órganos genitales. Vulgarmente, se refiere
la medida de la valentía diciendo que alguien tiene muchos o pocos “huevos”, lo que
muestra hasta donde es importante para el hombre esta parte de su cuerpo, en especial para aquel que está en
plena productividad sexual y
que sufre el terrible impacto cuando le dicen que puede
ser que esto se haya acabado o podría verse afectado.
Cuando fui interno en un
servicio de urología, escuché
a muchos pacientes decir que
preferían morirse antes de
que les quitaran la próstata,
por más que se les explicara
que seguirían teniendo actividad sexual.
Es por esto indispensable
que el paciente diagnosticado con alguna de estas neoplasias, reciba el apoyo de su
médico que debe hablar con
él y decirle cuáles son sus expectativas de recuperación,
si las hay, y si no, se lo diga
toda franqueza.
Dr. Gonzalo
Alemán Cruz
[email protected]
Psiquiatra Clínico,
especialista en Adicciones.
Cáncer testicular
y de próstata,
males que dañan
la mente
No perdamos de vista que
la producción hormonal va
a disminuir en alguna medida y esto a su vez provocará
depresión. El hombre necesita sus hormonas para funcionar bien y si su producción disminuye, por la razón que fuere,
obviamente se pierde esa manifestación viril.
Al hombre que pasa por estos tipos de cáncer, le sucede
lo mismo que a la mujer que
le quitan los ovarios o que llega a la menopausia, que es una
forma de castración fisiológica. Entra al quirófano enfermo,
pero completo y sale de él “sa-
no”, aunque no siempre es así,
pero incompleto anatómicamente y fisiológicamente.
Después viene una tercera
fase en donde las cirugías, por
benignas que sean, nos asustan. Nos asusta que nos quiten
algo de nuestro cuerpo, además cuando se llega al quirófano, se entra y se sale solo.
El problema no termina
aquí. Después de estas cirugías, viene el tratamiento de
quimioterapia con todas las
consecuencias que esta trae.
Todo forma parte de esa etapa
depresiva que empieza antes,
incluso, de la detección, y pue-
de ser que se quede después de
los tratamientos, sin importar
si se cura o no el paciente, porque ahora va a convivir con un
nuevo invitado: la enfermedad
y los estragos que le dejó.
Este paciente requiere
apoyo psicológico y psiquiátrico, dos cosas diferentes. En
la parte psicológica va a poder dialogar con su terapeuta,
hablarle de sus temores, anhelos, sueños, frustraciones, de
lo que puede o no recuperar;
en la psiquiátrica, por su parte, el especialista le da los medicamentos que lo harán sentir
bien, porque una cosa es estar
con una preocupación y otra es
estar enfermo de depresión y
es esa parte la que cualquier
psiquiatra puede tratar.
La quimioterapia, por lo
general, deprime y todos esos
factores que el paciente debe enfrentar hay que tratarlos. Tomarlo seriamente, como
un enfermo psiquiátrico, independientemente de su enfermedad oncológica.
Con el tratamiento de la
mente podemos dar una mejoraría notoria a la calidad de
vida del paciente, evitar que
sufra de la manera que podría
estarlo haciendo.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
05
07
E
El cantante Johnny Laboriel,
quien padecía cáncer de próstata, falleció la madrugada del pasado miércoles 18 de septiembre
en su casa de la ciudad de México, a la edad de 71 años. El ícono
de la ola del rock and roll de la década de los 60 en México, fue internado el 10 de agosto en el Instituto Nacional de Cancerología,
pero en días pasados lo dieron de
alta para que pasara sus últimos
días en su casa.
El intérprete del “Rock del Angelito”, planeaba celebrar sus 55
años de carrera artística en el Lunario del Auditorio Nacional el pasado 30 de agosto, pero su concierto fue pospuesto debido a su
delicado estado de salud, porque
en su caso el cáncer sí fue mortal
debido a que no se le detectó a
tiempo. ¿La razón?, probablemente no la conozca nadie o sólo sus
más cercanos, porque Johnny jamás habló de ello, aunque seguramente sabía desde hace algún
tiempo que lo padecía, porque a
diferencia de otros tipos de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy
lenta.
¿Cuáles son los síntomas de
cáncer de próstata? El doctor
Samuel Rivera, Oncólogo médico, adscrito al servicio de oncología del Centro Médico Nacional
Siglo XXI, dice:
“Los síntomas de la enfermedad pueden tardar mucho tiempo, incluso años, en aparecer; sin
embargo, se manifiestan mediante alteraciones en la función de
orinar (incapacidad para hacerlo, efectuarlo de forma muy frecuente, sentir dolor o padecer incontinencia). Junto con estos síntomas, el enfermo puede padecer
un dolor frecuente en la parte baja de la espalda, tener una vida sexual problemática, sentirse fatigado e incluso expulsar sangre en
la orina o en el semen, aunque estas alteraciones físicas no siempre implican la existencia de cáncer. Cuando la persona también
tiene dolor de huesos quiere decir
que el cáncer está muy avanzado”.
El doctor Rivera dice que debido a las características de la
enfermedad es muy importante
que los hombres, por arriba de 50
años, acudan con su urólogo para hacerse una revisión y un análisis llamado Antígeno Prostático en sangre. Si los resultados no
son favorables, hay que someterse a una exploración de tacto rectal. Los pacientes con factores de
riesgo, como pueden ser los que
tienen antecedentes importantes
de cáncer de próstata en la familia, deben examinarse a partir de
los 40 años.
Falta de prevención
Cáncer de próstata
Asesino
que puede
ser vencido
El cáncer de próstata es la segunda causa de
muerte en hombres en nuestro país por carcinoma;
sin embargo, como sucede en la actualidad con la
mayoría de estas patologías, si se detecta a tiempo
es curable.
para saber
La próstata es un
órgano pequeño del
tamaño de una nuez.
Se localiza debajo de la
vejiga y rodea la uretra.
Produce un líquido que
se convierte en parte
del semen.
El semen es el líquido
blanco que contiene
esperma, por tanto es
un órgano exclusivo del
género masculino.
Las estadísticas muestran que el
75% de los hombres que se atienden un cáncer de próstata acuden
al médico cuando están en etapas
avanzadas, y esto se debe a que
ha sido una enfermedad a la que
no se le ha puesto mucha atención en las campañas de detección oportuna.
“Además –continúa el doctor
Rivera-, desafortunadamente un
buen porcentaje de enfermos se
presenta entre la población que
no tiene seguridad social, lo que
implica que muchos de ellos no
cuenten con un medio accesible
para hacerse las evaluaciones en
etapas tempranas. La cultura de
prevención está muy limitada en
nuestro país”.
El doctor Rivera asegura que
en la actualidad se dispone de
nuevos agentes quimioterapéuticos conocidos como de segunda línea, muy eficaces y seguros,
que ofrecen una mayor esperanza en cánceres de próstata que ya
no responden a la terapia hormonal, ni a la quimioterapia de primera línea (el primer régimen de quimioterapia que recibe una persona para tratar el cáncer).
“Lo importante de la quimioterapia es que antes había mucho
temor entre los enfermos para
usarla porque quienes la necesitan generalmente son mayores de
60 años. Se pensaba que los efectos secundarios podían ser tan importantes que no nos permitían
llevar a cabo un buen tratamiento.
Esto se ha venido dejando atrás
porque hoy en día los medicamentos, en manos expertas, son bastante seguros”, finaliza el doctor.
publicación
mensual
gratuita
06
Septiembre DE 2013
num. 46
Los síntomas son
muy específicos:
ligera y constante
pesadez en los
testículos que pasa
casi inadvertida,
por lo que los
hombres que
padecen esta
neoplasia, en su
mayoría jóvenes
entre 15 y 30
años, suelen ir al
médico cuando la
enfermedad ya está
muy avanzada.
Cáncer
testicular
Más común entre hombres jóvenes
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
07
C
Cirugía para diagnosticar
el cáncer testicular
Si el médico observa un tumor sólido en
la ecografía (ultrasonido), recomendará una cirugía para extirparlo tan pronto como sea posible.
El cirujano tratará de retirar todo el
tumor junto con el testículo y el cordón
espermático debido a que este contiene
vasos sanguíneos y linfáticos que pueden actuar como vías para propagar un
cáncer testicular al resto del cuerpo.
Para reducir la probabilidad de que
las células cancerosas se propaguen, se
atan estos vasos al principio de la operación.
Esto se logra mejor si la operación se
realiza a través de una incisión (corte)
en la parte de la ingle. La intervención
se conoce médicamente como una orquiectomía inguinal radical.
Considerado hasta la década de los 90 como un padecimiento mortal, el cáncer
de testículo es curable hoy
en día, sólo que la única forma de detectarlo es acudir
al médico en caso de percibir alguna anomalía en los
testículos.
¿Cuáles son los síntomas
del cáncer testicular?
En entrevista el doctor Donasiano Flores López, especialista en cáncer de testículo del Hospital de Oncología
del Centro Médico Siglo XXI
del Instituto Mexicano del
Seguro Social, dice que algunos de los signos que advierten su presencia son, cuando
el o los testículos están hinchados, tienen crecimiento
anormal o aumentan de peso. “También –agrega-, hay
veces que aparece una pequeña protuberancia del tamaño de una semilla dura, o
bolsas de líquido o sangre en
el escroto”.
El cáncer de testículo, según los especialistas, afecta
principalmente a jóvenes entre 15 y 30 años y es más común en hombres que tuvieron un desarrollo testicular
anormal, con un testículo no
descendido (Criptorquidia), o
que tienen antecedentes familiares de cáncer, VIH y Síndrome de Klinefelter (una
afección genética que causa
desarrollo insuficiente de los
testículos y otros problemas).
¿Qué tan frecuente es el
cáncer de testículo?
El médico oncólogo José Luis
Alvares dice que en Estados Unidos se diagnostican
aproximadamente 8,000 casos de cáncer de testículos
por año; “En México está reportado un caso por cada
100 mil habitantes y cifras
proporcionadas por la Orga-
Prevención
Comenzando en la pubertad, los hombres en
riesgo de cáncer testicular deben examinarse
los testículos regularmente. Esto abarca
jóvenes con:
• Antecedentes
familiares de cáncer
testicular.
• Un tumor testicular
previo.
• Un testículo no
descendido, aun si el
testículo en el otro
lado descendió.
• Si usted tiene un
tumor testicular,
coméntele al médico
inmediatamente. Un
tumor en el testículo
puede ser el primer
signo de cáncer
testicular.
• A muchos hombres
con esta neoplasia se
les ha dado por error
otro diagnóstico,
así que vuelva al
médico si su tumor es
persistente.
nización Mundial de la Salud
indican que esta enfermedad
solo se registra entre el 1 y
1.5 por ciento de los hombres
en el mundo.
¿Cómo se diagnostica el
cáncer de testículo?
El médico especialista examina los testículos con la mano
y utiliza otras pruebas para
diagnosticar o descartar el
cáncer, como análisis de sangre, estudios de ultrasonido
o ecografía, aunque la cirugía es la única forma de averiguar con certeza si hay cáncer, ésta se realiza después
de los estudios antes mencionados y si estos demostraron
probable presencia de una
irregularidad testicular.
¿Qué pasa después de la cirugía?
Normalmente, se extirpa el
testículo completo y se analiza. (Un solo testículo puede
producir suficientes hormonas para conservar la masculinidad de un hombre, la
barba, la voz, el impulso sexual, etc.).
Solamente en raras ocasiones se realiza únicamente
una biopsia, es decir, la extirpación de una pequeña parte del testículo. En general, la
biopsia se hace si el hombre
tiene un solo testículo.
¿Cómo se trata el cáncer de
testículo?
La intervención quirúrgica
es la forma más probable. La
quimioterapia y la radioterapia se usan a menudo como
seguimiento a la cirugía. El
tratamiento es sumamente
eficaz, en especial cuando el
cáncer se trata pronto.
¿La operación y la quimio
afectan la sexualidad?
Casi todos los hombres con
cáncer de testículos, el 99%
de ellos, solamente lo tienen
en uno, por lo que después
del tratamiento, el testículo
que queda produce todas las
hormonas necesarias.
La extracción no afecta la
capacidad de tener una erección. Sin embargo, es posible
que algunos hombres tengan
problemas si se preocupan
por su desempeño sexual sobre la base de su aspecto físico. Pueden sentirse incómodos por el aspecto, por lo cual
pudieran elegir que les coloquen un testículo artificial
(una prótesis) en el escroto.
El doctor Flores finaliza
diciendo que el uno por ciento de los hombres que padecen el cáncer en ambos testículos pueden tomar testosterona para conservar los
impulsos sexuales y los atributos masculinos.
publicación
mensual
gratuita
08
06
C
Cuando Ricardo detectó que padecía cáncer testicular era un
hombre de 30 años, soltero, dedicado a su trabajo y con una vida familiar social tranquila y sin
preocupaciones.
Su tragedia empezó después
de haber pasado por una infección de las vías respiratorias y
detectó que tenía los testículos
muy calientes e hinchados. Fue
a ver a un médico general, y éste
le dijo que la infección de la garganta se había bajado a los testículos.
Se tomó los antibióticos que
le dio, pero su problema no desaparecía. Fue a ver a otro médico y le dijo lo mismo, relata, “Pero mi sentido común me decía
que esto no era normal, por lo
que dejé el tratamiento que me
dio este nuevo médico. Dos meses después de esto fui con un
urólogo y éste me dijo que era
un tumor canceroso”.
La noticia fue demasiado
fuerte para aceptarla de primera instancia, por lo que consultó
con otro especialista, quien de
entrada desmintió el diagnóstico; pero, no obstante, le mandó a
hacer un ultrasonido y una serie
de exámenes para cerciorarse.
“Después de darme algunos antibióticos me dijo que había que abrir el testículo que tenía hinchado para analizarlo. Esperamos unos días, hasta que
finalmente le dije que lo hiciera porque ya habían pasado dos
meses y yo no mejoraba. Me
abrió y cuando salí del quirófano, me dijo que me había quitado una pelota como del tamaño
de una bola de ping pong, misma
que había mandado a analizar”.
Ricardo fue por los resultados y ansioso abrió el sobre. En
términos generales no entendía
mucho de lo que ahí estaba escrito, pero la conclusión sí le llamó la atención porque decía carcinoma testicular.
“Yo no sabía que era un carcinoma, así que al llegar a casa le pregunté a mis padres y mi
madre me contestó que significaba cáncer. Me quedé pasmado unos segundos, hasta que finalmente les dije:
-Entonces lo que tengo es
cáncer, cáncer testicular.
Mi madre dio un brinco y mi
padre le llamó al médico, era su
amigo. Todo esto sucedió en la
Historia de vida
“Dios
existe,
me volvió a
dar la vida”:
ricardo
década de los 90, cuando el cáncer de testículo se consideraba
como una enfermedad mortal.
Después de una serie de preparativos finalmente lo operaron
para extirparle el testículo dañado, no sin antes hacerle la aclaración de que ni su vida sexual ni
su capacidad reproductiva se verían afectadas, tal como sucedió porque años después Ricardo se casó y ahora tiene dos hijos, la mayor de 16 años y un niño
de 11. Además, en ese momento
el médico le dijo que se podía po-
ner una prótesis para resolver el
efecto estético de la cirugía.
Pero su historia no termina
aquí. Su cáncer ya tenía seis meses de evolución y por recomendación del médico buscó un oncólogo, quien le dijo que tenía que
someterse a un tratamiento de
cuatro quimios, con descansos de
15 días entre una y otra. Le aclaró que eran muy fuertes, que iba
a tener vómitos y mareos, por lo
que era preferible hacerlo de noche permanecer en el hospital y
al día siguiente irse a su casa.
“Me dijo qué medicinas necesitaba y yo mismo las busqué. Empecé con la primera quimio y me sentí realmente mal.
Sentía una desesperación terrible, vomité toda la noche. Estaba mareado. Sacaba espuma en
la boca. Siento que en ese momento mi cuerpo se rindió”, relata Ricardo.
Al otro día poco después de
las once de la mañana, salió del
hospital en silla de ruedas, porque no podía pararse, sentía que
todo le daba vueltas. Un amigo
Septiembre DE 2013
num. 46
lo subió cargando hasta su cuarto. “No tenía hambre, pero me
obligue a comer, sabía que era la
única manera de salir adelante;
pero me sentía muy mal, no podía pararme de la cama, los dolores eran terribles”.
Su padre hablo con el doctor y éste le dijo que lo mejor era
que lo volvieran a hospitalizar
para revisarlo. Así lo hicieron y
fue ahí donde se dieron cuenta
que tenía el intestino paralizado.
“Me entubaron y empezó a
funcionar mi intestino. Tenía al
oncólogo, al internista y al cirujano en la cabecera de mi cama,
porque me dijeron que si el aparato no respondía tendrían que
operar. A las 72 horas de esto,
se dieron cuenta de que los riñones tampoco me funcionaban. Me empezaron a tratar y
me quitaron la comida por completo quedándome a base de puro suero. Mi madre se quedó día
y noche. Entró conmigo y salimos juntos”.
En total estuvo 45 días en
el hospital. Cuando regresó a
su casa, lo primero que hizo fue
darse un baño de regadera. “A la
hora de enjabonarme me sentí
fatal cuando pasé la esponja por
el área. Estaba mal física y anímicamente porque fue hasta entonces que me di cuenta que me
faltaba una parte de mi cuerpo. Pasé muchos días deprimido. Me fue a ver el oncólogo y recuerdo que me dijo que cuando
me recuperara fuera a su consulta, que teníamos que hablar”.
Un mes después se presentó en el consultorio del especialista. Le faltaban todavía tres ciclos de quimio, pero viendo el
médico lo mal que se había puesto, y después de consultar su caso en el Instituto Nacional de
Oncología, le dijo que lo mejor
era que no continuara con el tratamiento porque probablemente no podría aguantarlo. Que lo
único que quedaba por hacer era
vigilarlo muy de cera. Que, durante dos años tenía que hacerse una serie de estudios (examen
de sangre, radiografías de tórax
y abdomen y cada seis meses
una tomografía computarizada)
y que estos se podrían prolongar
hasta tres años más.
“Los primeros dos años no
salió nada. Le seguimos los tres
años restantes, con los exámenes cada tres meses y la tomografía cada año, y todo continuaba bien. Así se fueron los cinco años y el cáncer no volvió a
aparecer”.
Ahora Ricardo recuerda todo esto y reconoce que no le tocaba morir en aquel momento,
“Dios existe –asegura-, y me volvió a dar la vida”.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
09
07
Comida saludable antídoto VS
“enfermedades de la
civilización”
L
La mayoría de los decesos de
hoy en día están relacionados
con “enfermedades de la civilización” tales como: hipertensión, obesidad, diabetes,
enfermedades cardiovasculares, trastornos de la conducta alimentaria.
Incluso ciertos tipos de
cáncer se vinculan con una
alimentación desequilibrada.
Normalmente, no es una relación directa de causa-efecto, pero sí supone uno de los
factores que contribuye a aumentar el riesgo de aparición
y desarrollo de dichos padecimientos. ¿Qué es una alimentación
saludable?
El Grep-Aedn, un grupo de
expertos en nutrición que
se formó en 2005 en el seno de la Asociación Española
de Dietistas-Nutricionistas,
dice que es aquella que permite alcanzar y mantener un
funcionamiento óptimo del
organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el
riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos.
“Una buena dieta debe ser
satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica,
segura, adaptada, sostenible
y asequible”, asegura.
A este respecto, la licenciada Luigina de Nicola Delfín,
jefa del departamento de Nutrición del Instituto Nacional
de Cancerología ha declarado que una comida balanceada y mantener adecuados há-
La alimentación saludable está en boca de todos.
Comer bien es clave para mantener una buena
calidad de vida. Hay estudios que lo respaldan.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de
los diez riesgos que más perjudican a la salud, seis
están relacionados de forma directa con lo que se
come, y causan el 40% de los fallecimientos.
bitos de vida contribuye a la
prevención de enfermedades
crónico-degenerativas, por lo
que el papel de los nutriólogos se ha vuelto fundamental.
Dice la especialista que
para estar en forma, se recomienda una dieta que incluya
todos los grupos de alimentos, principalmente los de origen vegetal, además de reducir la ingesta de aquellos que
contengan grasa en exceso.
De igual manera recomienda
comer menos sal y evitar los
azúcares refinados que no se
consideran parte de la alimentación sana, sino que sólo modifican el sabor de los alimentos sin aportar nutrientes.
“Además, para preservar
la salud, aunado a una dieta balanceada, se deben evitar las bebidas alcohólicas
y el tabaco y realizar actividad física constante”, dice la
experta.
Alimentos
protectores
Los especialistas aseguran
que existe un grupo de alimentos protectores de la salud. Tal es el caso de las fibras, que actúan como antioxidantes naturales, y de los
vegetales, que contribuyen a
disminuir el riesgo de patologías crónicas como las enfer-
medades del corazón, cáncer,
obesidad y diabetes. La dieta mediterránea compuesta por abundantes cereales
y derivados (pasta, arroz,
pan etc.), legumbres, frutas,
frutos secos, verduras y poca cantidad de carnes rojas,
y más aceite de oliva que contribuye a aumentar el colesterol HDL (bueno) y disminuir el LDL (malo), evitando el depósito de placas de
grasa (ateromas) en los vasos sanguíneos, sin duda es
una buena opción para convertir la comida en la mejor
medida preventiva contra las
enfermedades propias del siglo XXI.
publicación
mensual
gratuita
06
10
E
El síndrome metabólico
(SM) se está volviendo cada vez más común en México. Los investigadores no
están seguros de si se debe
a una sola causa, pero todos sus factores de riesgo
están relacionados con el
sobrepeso y la obesidad.
El Síndrome metabólico
ha existido desde siempre,
y aunque varios autores
venían advirtiendo el problema vascular que implicaba tener aumento de colesterol y/o triglicéridos en
la sangre (dislipidemias),
obesidad, hipertensión ar-
Padres que trabajan:
causa
directa de
obesidad en
los hijos
Por: Dra. Adriana Hernández Castillón
Septiembre DE 2013
num. 46
terial y resistencia a la insulina entre otros síntomas,
no fue sino hasta 1988
cuando el doctor Gerald
Reaven, del Departamento
de Medicina del Centro Médico de la Universidad de
Stanford, lo describió como
Síndrome X, nombre que
conservó durante algunos
años hasta que se le rebautizó como Síndrome Metabólico.
La doctora Adriana Hernández Castillón, en su programa radiofónico “Damas
de casa” (que se trasmite
de lunes a viernes de 10:00
a 11:00 horas, por Ciudad
1480 de Grupo Radiorama
de Occidente en Guadalajara, Jal.), platicó con el doctor y maestro Alejandro
Avilés, director de Consultoría Médica Nutricional,
sobre este síndrome y sus
consecuencias en la salud.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
¿Cuáles
son los factores
de riesgo del Síndrome
Metabólico?
Grasa excesiva en el abdomen, presión
ar terial alta (hiper tensión), niveles
anormales de grasa en sangre (lípidos) –
incluidos el colesterol y los triglicéridos-, y nivel
alto de azúcar en sangre (hiperglucemia).
Es sorprendente saber que estos problemas,
considerados exclusivos de gente adulta, en la actualidad
se dan también en los niños por el aumento de la epidemia
de obesidad entre la población más joven. Algunos cálculos
indican que casi 1 de 10 adolescentes (y más de un tercio de
los adolescentes obesos) sufren Síndrome Metabólico.
¿Nosotros como adultos contribuimos a la obesidad de
nuestros hijos?
Sí, de hecho la obesidad tiene una relación directa con el hecho
de que el padre y la madre trabajen fuera de casa, porque por
falta de tiempo se echa mano de la comida industrializada,
una de las primeras causas de obesidad.
¿Cuándo se considera que una persona tiene
obesidad mórbida?
Para determinar esto nosotros utilizamos el índice
de masa corporal que se obtiene relacionando la
estatura con el peso. Mediante una ecuación
determinamos el tipo de obesidad, es
decir, la obesidad 1, 2 y mórbida, que
se presentan cuando es ilógico
el peso con la estatura.
07
11
¿Cuál
sería el peso
ideal?
Cuando una persona, por
ejemplo, mide 1.70 metros y
tiene 60 kilos de peso. Si esa misma
persona pesara 70 kilos, diríamos que
tiene sobrepeso, 80 obesidad y más de 90
obesidad mórbida.
¿Cómo se diagnostica el Síndrome Metabólico?
Los exámenes y análisis pueden ayudar a los médicos
a realizar un diagnóstico. Entre éstos están el índice de
masa corporal (IMC) y la medición de la cintura, mediante
estas dos acciones los médicos pueden juzgar si es posible que
estos problemas tengan un efecto negativo sobre la salud. Una
medida de cintura superior a 94 centímetros en hombres y de 80
en mujeres, son factores
de riesgo.
Ad e m á s , t a m bié n
hay que checar la presión
arterial, quienes tengan
140 - 90, pueden tener
problemas. Los exámenes
de sangre son importantes
y estos incluyen:
Lipidograma, el cual mide
los niveles de grasa en
sangre. Tener niveles
bajos de colesterol bueno
(HDL) y niveles altos de
colesterol malo (LDL) o triglicéridos se considera un factor más
de riesgo.
El doctor Avilés menciona el análisis de glucosa en sangre en
ayunas, con el cual se mide su nivel luego de 8 horas de ayuno,
así como el examen de insulina.
¿Cómo se trata?
Su tratamiento es multidisciplinario con un equipo de
médicos y especialistas compuesto por un médico
general, internista, nutriólogo, psicólogo y un
médico del deporte. Estos se encargarán de
ayudar al paciente a bajar de peso, hacer el
ejercicio adecuado y a tratar los problemas
de la mente haciendo que cambie su
estilo de vida deficiente por uno
saludable.
para tomar
en cuenta
Las personas con síndrome
metabólico tienen un
mayor riesgo, a largo
plazo, de desarrollar
cardiopatía, diabetes
tipo 2, accidente
cerebrovascular,
enfermedad renal y mala
circulación en las piernas. ¿Qué es la insulina?
Es una hormona que
produce el cuerpo para
ayudar a convertir el
azúcar proveniente de los
alimentos en energía
para el organismo.
Si la persona tiene
resistencia a la insulina,
se acumula un exceso
de azúcar en la sangre,
preparando en parte el
escenario para la aparición
del Síndrome Metabólico.
06
12
publicación
mensual
gratuita
Septiembre DE 2013
num. 46
Investigadores del Instituto Nacional
de Ciencias Médicas y Nutrición,
por una nueva alternativa
de tratamiento contra
obesidad mórbida
Investigadores del Instituto Nacional
de Ciencias Médicas y Nutrición
“Salvador Zubirán”, desarrollan
una alternativa terapéutica para
las mujeres que padecen obesidad
severa, en quienes las dietas y otros
tratamientos para bajar de peso no
han funcionado.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
07
13
E
En estos momentos se desarrolla el protocolo de investigación exclusivamente para
las mujeres con obesidad severa, a quienes se les enseña a
mejorar sus hábitos alimentarios, transmitirlos a su familia
y ahorrar dinero, al tiempo que
bajan de peso.
Esta nueva alternativa es
exclusiva para mujeres que padecen obesidad severa, es decir, con un Índice de masa corporal (IMC) de entre 35 y 45, y
que es el resultado del peso dividido entre la estatura al cuadrado.
El tratamiento para control
de peso tiene una duración de
un año, es médico, nutriológico y psicoeducativo. Las pacientes asisten una vez al mes
a visitas con el médico o nutriólogo y a cursos, donde se dan
herramientas para lograr un
cambio en el estilo de vida, a la
vez que se promueve la pérdida de peso.
Martha Kaufer, Investigadora de la Clínica de Obesidad y
Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional
de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, explica que este tratamiento no tiene costo para las participantes,
no se prescriben medicamentos ni se les somete a cirugía.
Pueden participar quienes
tengan entre 18 y 40 años de
edad, que no se hayan realizado una cirugía para el control
de su obesidad, no padezcan
diabetes ni tengan limitaciones físicas para realizar ejercicio, no estar embarazadas ni
en etapa de lactancia, ni en otro
tratamiento para bajar de peso. Además, deben tener disponibilidad para asistir al Instituto a consultas mensuales,
en el horario matutino, durante un año.
Este protocolo se divide
en dos grupos y cada mujer se
asigna a uno al azar:
A) Cambios
estructurados.Es un programa
donde se les da una
dieta estructurada
a base menús o
equivalentes, se
les brindan tres
cursos de apoyo al
tratamiento, además
de recomendaciones
generales de
actividad física.
B) Cambios
individualizados.Se basa en
recomendaciones
generales que se les
proporciona a las
pacientes, por ejemplo,
no consumir bebidas
que contengan energía
(calorías), refrescos,
aguas de frutas, yogur
bebible; no consumir
alimentos fritos,
botanas o golosinas
ni sustituirlas por
verduras, e ingerir
máximo una pieza de
pan o una tortilla en
cada una de las tres
comidas principales.
Además, se les
proporciona
un programa
específico de
actividad, tres
cursos de apoyo a
lo largo del año y
retroalimentación
telefónica mensual.
Se espera que
independientemente
del grupo de
tratamiento,
cada mujer tenga
una disminución
gradual de peso
dependiendo de la
disciplina y esfuerzo
que mantenga.
En los cursos y
consultas se les da
apoyo para evitar
que haya deserción,
así como para que
manejen el estrés
y ansiedad que les
puede provocar
mantenerse bajo
un nuevo régimen
alimentario.
Las interesadas
pueden llamar al
teléfono: 5487 0900
extensión 5536 con
las licenciadas Nut
Jannet Domínguez
o Lucía Peniche, o
escribir a protocolo.
[email protected]
com, para obtener
mayor información.
El sobrepeso y la
obesidad es uno de
los problemas de
salud en México que
afecta a poco más de
70 por ciento de las
mujeres adultas.
publicación
mensual
gratuita
06
14
Septiembre DE 2013
num. 46
IMSS Guadalajara,
contribuyendo
con un problema
de salud pública
Por Mariadel Coria
Q
Que terrible contradicción entre el decir y el hacer, o hacer
la vista gorda, es en lo que nos
deja pensando la presencia de
máquinas expendedoras de
productos y bebidas consideradas como “comida chatarra” en las diferentes salas de
espera de algunas clínicas del
Instituto del Mexicano del Seguro Social, por ejemplo, la clínica 46 en esta ciudad de Guadalajara Jalisco, en lo que podría llamarse la chatarrería en
el Instituto Mexicano del Seguro Social.
Si por un lado el sector salud difunde datos verdaderamente alarmantes sobre
los índices actuales de obesidad o sobrepeso, en hombres
y mujeres, adultos e infantes,
datos nacionales que explican
que siete de cada 10 mexicanos sufren por lo menos de peso excesivo y que por lo tanto
están expuestos a las enfermedades colaterales englobadas en el síndrome metabólico; que internacionalmente
estamos en los primeros lugares por la presencia de ambos
problemas como consecuencia de malos hábitos alimenticios y un inadecuado estilo
de vida; que para la economía
mexicana esto representará
destinar estratosféricas cantidades de dinero para tratar
y combatir estas enfermedades; entonces, es imposible
comprender quién autorizó
que para el derechohabiente
esclavo del turno en la consulta, la única opción de comer
algo durante el siempre largo
tiempo de espera, sea el consumo de frituras y refrescos
azucarados.
Según la Organización
Mundial de la Salud (OMS),
la obesidad es el quinto factor de riesgo de defunción en
el mundo, pues predispone para contraer varias enfermedades, entre otros, padecimientos cardiovasculares, diabetes melitus tipo 2, apnea del
sueño, osteoartrítis, así como
problemas gastricos y otros
menos frecuentes.
Su propio sitio WEB (ver
dirección al final) señala que
“La obesidad actualmente es
un grave problema de salud,
en el IMSS te informamos
cómo prevenirla, cómo tratarla, qué hacer para combatirla.” Debería agregarse que
ahí mismo se ponen al alcance del público productos que
no se deben consumir si se desea evitarla.
En otro espacio del mismo
sitio se expone que “El sobrepeso y la obesidad se producen de manera gradual, es decir, el aumento de kilos se va
incrementando poco a poco,
debido al consumo excesivo de
alimentos ricos en azúcares y
grasas, como: refrescos, bebidas alcohólicas, botanas, harinas, alimentos elaborados con
exceso de grasas, aderezos y
frituras, entre otros.” Precisamente los que se ofrecen en
las citadas máquinas dispen-
1) Sitio WEB IMSS:
sadoras que, por lo que pude
observar en el paso de unas
cuantas horas, son un negocio muy rentable.
Queda la duda, ¿De estas
concesiones estarán enteradas las autoridades del sector salud?, ¿no existe un reglamento que se prohiba o regule estas jugosas concesiones?,
¿de quien es la mente y el bolsillo que aprovecha la gran
cantidad de personas que
asisten diariamente al IMSS
en busca de mejorar su salud
http://www.imss.gob.mx/salud/Nutricion/Pages/general_2.aspx
y los exponen a esta insana opción? o quizás, pensando ingenuamente, ¿son retos que se
plantean al derechohabiente
para tentar su determinación
para una buena nutrición?
Para saber si tienes sobrepeso u obesidad, acude al servicio de medicina preventiva,
en donde te pesarán y tomarán medidas de estatura, cintura y de cadera. Así te po-
drás informarte si tienes sobrepeso u obesidad y, de ser
así, atenderte con tu médico
familiar. Y si no las presentas, probablemente caerás
en la tentación de alguna de
las chucherías que te ofrecen
a la venta para que consumas,
durante la larga espera de que
llegue tu turno de pasar a tu
cita en el servicio médico de
nutrición.
publicación
Septiembre DE 2013
SUPLEMENTO especial • juLio DE 2010 mensual
• num. 12
num. 46
gratuita
07
15
Comida chatarra
Tan adictiva como
las drogas
L
Las papas fritas, según los científicos del Instituto de Investigación The Scripps llegan a ser
tan adictivas como la marihuana. ¿Alguna vez has empezado
a comer un paquete de papitas
y no has podido parar hasta terminarlo? Preguntan los realizadores del estudio y aclaran que
este efecto no solo se limita a las
papas fritas, sino en general a todos los alimentos ricos en grasas, azúcares y sodio como los
denominados chatarra.
¿Por qué las comidas grasosas y saladas producen tanta satisfacción?, preguntamos a la nutrióloga Bertha Ramos.
“Una investigación realizada
por el Instituto Italiano de Tecnología de Génova en colaboración con la Universidad de California, dice que la razón está en
los endocannabinoides, una sustancia producida por el intestino que posee efectos similares
a los cannabinoides (compuesto orgánico que activa los receptores cannabinoides en el organismo humano) presentes en la
marihuana.
“Cuando nos metemos a la
boca algún alimento rico en grasas y sodio, la lengua envía una
señal al cerebro, el que a su vez,
se la manda al intestino estimulando la producción de endocannabinoides”, asegura.
Potencialmente todos los
alimentos son perjudiciales para la salud si se abusa de su consumo, pero los que se consideran
comida basura lo hacen en mayor medida por necesitarse menores cantidades para producir
efectos adversos, o por consumirse en mayores cantidades,
dada su facilidad de ingesta
Por: Sofía Valor
Los alimentos basura son adictivos, así lo revelan
estudios del Instituto de Investigación The Scripps,
California, que dice que este tipo de productos hechos
con alto contenido de grasa, azúcar y sal, estimulan las
mismas zonas del cerebro que las drogas.
(comida rápida) o el prestigio social de su consumo (ligado a formas de ocio infantil y juvenil).
“También –afirma la especialista-, puede ocurrir que determinados grupos de población, o
los que padecen algunas enfermedades crónico degenerativas,
sean más sensibles a sus efectos. Además, el consumo de comida basura suele relacionarse
con la obesidad, las enfermedades del corazón, la diabetes del
tipo II, las caries y la celulitis,
porque solo le brinda al consumidor grasas, colesterol, azucares y sal, mientras una verdadera comida debe proveer fibras,
proteínas, vitaminas y minerales necesarios para el rendimiento de cuerpo”.
Hoy en día por lo general vemos en los niños problemas de
nutrición, lo que contribuye al
desarrollo de conflictos sociales y psicológicos. “El índice de
obesidad, problemas cardiacos
y repercusiones psicológicas se
ven reflejadas en los pequeños
a causa de la malnutrición que
impera en la sociedad de nuestros tiempos. El mecanismo de
propaganda de los restaurantes
de comida rápida hace que este
índice tenga más revuelo, ocasionando graves padecimientos
durante la infancia. Asimismo, el
gran poder de la influencia publicitaria crea el desplazamiento
de los valores nutricionales que
cualquier niño necesita para su
buen desarrollo”.
La comida chatarra en sí, es
una mercancía, que para los ojos
de las industrias debe venderse
en grandes cantidades para lucrar con ella, no importa el valor nutricional de la misma, sino
cuanto más se pueda vender. “La
comida basura es reflejo de una
economía que se basa en una sociedad capitalista y consumista
ocasionando un mal a la propia
sociedad, la cual, definitivamente, cada uno dentro de nuestra
propia trinchera debemos atacar”, finaliza Bertha Ramos.
publicación
mensual
gratuita
06
16
Septiembre DE 2013
num. 46
Bebidas azucaradas
Precursoras
de obesidad
y sobrepeso
Por: Sonya Valencia
U
La propuesta de reforma fiscal que el
gobierno mexicano envió al Congreso
de la Unión volvió a poner sobre
la mesa el tema del impuesto a las
bebidas azucaradas y es que el consumo
de éstas es uno de los principales
precursores de la obesidad y el
sobrepeso en nuestro país.
Un informe publicado por la
Organización Mundial de la Salud, dice que México es el primer consumidor de refrescos
a nivel mundial, con 163 litros
por persona al año (poco menos de medio litro al día), 40%
más que lo que toman los estadounidenses (118 litros al año).
Según datos del Instituto
Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2010 el gasto de las familias mexicanas en
bebidas no alcohólicas (incluyendo refrescos) representó el 7% del gasto en alimentos. “Los hogares mexicanos
destinaron la misma cantidad de dinero en refrescos
que en carne de res y ternera”, reporta.
“Si nos ponemos a reflexionar lo perjudicial que es para la
salud el consumo de refrescos
y otras bebidas azucaradas,
podemos deducir que el impuesto a los refrescos es una
de las mejores medidas para
desalentar su ingesta”, dice la
nutrióloga Josefina González.
Por su parte la licenciada
Sandra Rangel de la Garza y
doctor Romeo Rodríguez Suárez aseguran que hay estudios
que muestran una relación entre el incremento en el consumo de refrescos y la prevalencia de la obesidad hasta en un
34 por ciento. “Se habla de que
beber un litro por día durante
tres semanas se traduce en una
ganancia de 1 kg. de peso. De
igual manera el ingerir más de
medio litro por día puede tener
un efecto de desplazamiento
de otros alimentos ocasionando un desequilibrio en la dieta,
afectando la calidad de la alimentación y por lo tanto el estado de nutrición de quienes lo
consumen, sobre todo durante la infancia.
Ambos especialistas también reconocen que la obesidad infantil está relacionada
con muchos otros factores
dentro de los que se encuentra el sedentarismo, “los niños
dedican gran parte de su tiempo a la televisión, juegos de video, computadora, etcétera,
y en la mayoría de los casos
consumen refrescos durante este tiempo, y el resultado
es una disminución del gasto
energético mientras se incrementa el consumo de energéticos, lo que puede llevar a la
obesidad.
De acuerdo con estudios
del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), un impuesto del 20% al refresco provocaría una disminución del
consumo de refrescos de 163
litros a entre 121 y 130 litros
por persona al año. El INSP estima que esto significaría una
importante reducción del sobrepeso y la obesidad y se podrían evitar más de 53,000
casos nuevos de diabetes en
10 años.
Pero aún hay más: según
estimaciones de la Universidad de Yale y del INSP el impuesto propuesto en México
recaudaría más de 20,000 millones de pesos. Con un 10%
de este dinero se podrían instalar bebederos o módulos de
agua potable en todas las escuelas de educación básica del
país, puesto que la mayor parte de los estudiantes no tienen
acceso a ella y para desalentar la compra de bebidas azucaradas hay que dar alternativas saludables gratis o a muy
bajo costo.