De cómo está cambiando la fotografía de la inmigración

4 IRITZIA
Domingo, 12 de diciembre de 2010 Deia
[email protected] por la red
Tribuna Abierta
POR IKER MERODIO
Basagoiti es el de siempre
De cómo está cambiando la
fotografía de la inmigración
http://twitter.com/abasagoiti:
Antonio Basagoiti nos ha regalado
esta perla en respuesta a Ugaitz Zabala, autor de Hitzak eta hotsak en
DEIA: “No consiento que se use el
eusk como un arma contra PP pq hay
concejales que antes de morir asesinados pedían ayuda en eusk”. Las abreviaturas son suyas, la vinculación
de todo con sus víctimas, también. Víctimas que, por mucho que se empeñe
Basagoiti, son de toda Euskadi y nada tienen que ver con el euskera. Pero
hay más: “El fallo de Irlanda es que al no derrotarse ideológicamente al IRA,
hoy están fortalecidos y hay riesgos graves”. Esta afirmación sólo muestra
un absoluto desconocimiento del conflicto de Irlanda del Norte que se vuelve preocupante si, además, se hacen aseveraciones semejantes.
Izaskun Bilbao con Wikileaks
http://www.izaskunbilbao.eu:
“El poder o la autoridad que ostentamos quienes nos dedicamos a lo
público no nos pertenece […] Ojalá
vengan mejores tiempos para la
transparencia, la apertura y la participación”. Quien dice esto es
Izaskun Bilbao. Y lo escribe en su blog, donde expone con claridad su postura hacia Wikileaks: es una oportunidad para la transparencia y para el
control a los propios controladores (y no, no se refería a los aéreos). Esta
postura la enfatiza y cuenta en su blog junto a su experiencia tras haber
dado voz a la disidencia cubana. Y recuerda que no sólo las dictaduras ocultan y censuran, y por eso, precisamente, le parece tan necesario Wikileaks.
Una de medios
http://lascargaeldiablo2.blogspot.com y http://noticias.lainformacion.com:
Lo confirma en su blog Juan Tortosa, delegado en Andalucía de CNN+:
la cadena para la que trabaja cerrará a partir del próximo uno de enero. El motivo: la adquisición de Telecinco del paquete televisivo de
PRISA y que, como era de esperar en la empresa que ha hecho de Belén
Esteban su bandera, poco espacio queda para un canal de noticias. Por otro
lado, en La Información recogen que en el periódico francés Libération han
habilitado un espacio para acoger un espejo de Wikileaks. O lo que es lo
mismo: si se cierra la web, su contenido será accesible en este diario. Parece que los medios que se han aprovechado de las filtraciones de esta página empiezan a tomar partido.
Bar Basque
POR HANS HOFFMAN (*)
H
AY quién aún se sorprende cuando, a la pregunta “¿de dónde eres?”,
respondo diciendo –absolutamente convencido– “de Bilbao”. Hay
otros que, cuando ejerzo mi derecho a crítica
(ya sea política, social, religiosa...), se molestan si soy demasiado contundente o simplemente demasiado crítico. Observo que se sienten invadidos, sojuzgados y utilizan como bálsamo para ese picor una crema llamada “tolerancia”. Lo digo así porque –creo– la mayoría
entiende dicha palabra en su acepción original (la del latín: tolerare), que significa soportar, sostener, cuando deberíamos manejar un
concepto mas amplio y preciso: “Capacidad de
escuchar y respetar a los demás comprendiendo el valor de las distintas formas de entender la vida”. Y he aquí que surgen algunas preguntas. ¿No será que nos decimos tolerantes
cuando realmente actuamos de manera ambigua? ¿Cuando hablamos de integración, no
estaremos pensando en asimilación? ¿Cuando
decimos convivir, no estaremos queriendo
decir coexistir? A mi juicio, la tolerancia debe
ser entendida como el respeto mutuo y aplicarse en su grado máximo, que es el entendimiento mutuo.
El día 11 de noviembre me encontré con el
siguiente titular : “Crecen los prejuicios contra los inmigrantes”. La noticia nos daba cuenta de los resultados de un estudio presentado
por el Observatorio Vasco de Inmigración,
Ikuspegi. Es cierto que el resultado (el título lo
dice casi todo) no nos debiera pillar por sorpresa –al menos a mí no me sorprende– pero
no es menos cierto que nos debe llevar a analizar la visión que se pretende dar a la sociedad sobre temas sociales y cómo ésta afronta
aspectos que le influyen en la vida diaria. Me
referiré a la poca o casi nula capacidad que
tenemos como grupo humano ¿organizado?
para saber cuándo nos están dirigiendo a control remoto (y no me refiero precisamente a la
clase política, aunque también). Y, mas importante, hacia dónde quieren llevar al rebaño.
La sociedad, en general, deja que la hagan ver
para otro lado. Sobre todo si al otro extremo
está Belén Esteban, Jorge Javier Vázquez, o
los sueños de sexo de una noche –ya perdida–
en la historia de un escritor pseudooriental y
amigo de los gatos o el verbo campechano del
ex corresponsal de guerra con butaca en la academia o… ¡da lo mismo!. La cuestión es no pensar demasiado en las cosas importantes, claro.
Ya lo decía el tango Cambalache : “¡Todo es
igual! ¡Nada es mejor! Lo mismo un burro que
un gran profesor”. Siempre hay una polémica
(artificial, intencionada) para hacer ver hacia
otro lado.
Un proceso, no un fenómeno
Pero el tema que me ocupa y preocupa, no es
artificial, no se soluciona cambiando de canal
o de radioemisora. La inmigración es un proceso, no un fenómeno. Inmigrantes, emigrados, desplazados, perseguidos, han existido
siempre y van a seguir existiendo y esto es así
porque el poder económico lo detentan los mismos titiriteros que en el mundo han sido. Usan
el mando a distancia con nosotros cuando les
interesa y de paso nos hacen ver (que no mirar)
para el lado que ellos quieren. ¿O acaso el
desempleo, la especulación urbanística, el precio de la vivienda, la crisis, las guerras, el hambre, la inseguridad social, –por citar sólo unos
pocos–, tienen otro origen que no sean la codicia y la falta de escrúpulos de quienes mueven
los hilos?
El informe presentado hace que –como sociedad – se nos vea el plumero ni mas ni menos
porque hay crisis. En una situación holgada
no nos preocupa la inmigración (puede ser
molesta, pero no nos preocupa), pero cuando
nos aprietan el bolsillo... ¡ay amigo!, cuidado
con el “negrito”, con el “sudaca”, cuidado con...
¡es igual! Cuidado con cualquiera que venga
de fuera, que venga de fuera de cualquier país
con poderío, claro está. Ahora bien, ¿nos paramos a pensar que es, precisamente, en esos países con poderío donde están los culpables de
nuestras penurias? ¿Alguien cree que cerrando puertas, señalando como culpables a los mas
http://vimeo.com
Pero, ¿qué hace un oriental en el
vídeo sobre un bar vasco? Pues
hablar, y muy bien, de los cocineros
de Euskadi. En el canal de Vimeo de
Simple Comunicación podemos ver
un clip estupendo sobre la apertura
del Bar Basque, un espacio en Nueva York (sí, en Nueva York) para dar a
conocer la gastronomía vasca y algunas de nuestras peculiaridades. Eso
sí, huyendo del concepto de txoko y exhibiendo la actualidad del saber
hacer patrio, que no es poco. El vídeo está grabado y editado en alta calidad y tiene un sutil componente que, al que les escribe esta columna, le ha
encantado: ni las intervenciones en inglés, ni las que aparecen en castellano, ni las que se escuchan en euskera están traducidas o subtituladas.
Esa también es una buena muestra de la Euskadi de hoy.
Nadie es tan interesante
como en su muro de Facebook
http://www.marketingdirecto.com:
Parece que en Marketing Directo ratifican esa sospecha: “Los usuarios
pulen su imagen de manera atractiva para que otros opinen, hagan clic
en me gusta y hasta agreguen links
de interés bajo lo mencionado”. O lo
que es lo mismo: las personas funcionamos, casi, como marcas en esta red
social. Y no sólo ponemos nuestras mejores fotos, sino que intentamos ser
más sagaces y más certeros en nuestros comentarios. Queremos ser atractivos, en definitiva… para que nos quieran, pero también para sumar más
seguidores (que Facebook denomina, irónicamente amigos). Así son las
cosas en las redes sociales.
Cartas al Director
Compromisarios
del Athletic
En relación al jaleo que ha pasado
con las entradas que ha puesto el
Athletic a la venta en las taquillas
de San Mamés, este socio entiende
que lo mejor hubiera sido que el
Athletic hubiera puesto a la venta
en la taquillas todas las entradas
que les habían mandado desde la
Real Sociedad.
La decisión que se ha tomado de
repartir más del 80% de las entradas entre jugadores de los diversos
equipos, a la Junta Directiva, Fundación, etc., no me parece correcta.
Todo el colectivo que he mencionado se tenían que sentir orgullosos
de formar parte del Athletic en sus
diferentes cometidos, no para aprovecharse del club.
El alma del Athletic estaba en la
noche-madrugada en estos hinchas
que querían ir el domingo a Donostia a animar al Athletic geuria. A
estos sí se les llama en otros ocasiones para que animen al equipo.
José Ignacio Uriarte Idirin
Bilbao
Sinisten dut Xabier
Sinisten dut, entzun eta entzun ari
natzaizu etengabe Xabier, eta zuk
esandakoak sinesten baditut ere,
tristezia nabarmen bat sortu zait
bihotz barrenean.
Zure hitz sakonarekin batera, zeure hutsunea sentitzen dugu, umezurtz utzi gaituzunaren pena handi
bat sortarazi zaigu euskaldunoi
bihotzetan.
Ikusten ez genuena ikusteko eta
sentiarazteko aukera eman zenigun,
eta hargatik, sentipen sakon batez
biziz, joan zara bizitza eternalera.
Zeure ezinetan zentzua aurkitu
nahian, inork gutxik bezalaxe egin
diozu aurre bizitzari, eta heriotzari.
Eta, zeure sakontasunean eta sakontasunetik, gezurraren itxurari uko
eginez sinisten zenuelako, sinisten
zaitugu Xabier.
14 urte besterik ez nituen izango,
Zeu, Lourdes, Mikel eta Benito, Arratiako Areatzan agertu zinetela. Gerora hainbat kantaldietan egin genuen
bat eta zure hizkeraren jarioa, zure
adierazteko edertasuna, zure olerkiaren sakontasuna eta geniozko eztenkada humoretsua miresten nituen.
Hitz esanguratsuekin eta kantu
ederrekin bide berri bat zabaldu
zenigun, eta zure kantuak, geureak
egin genituen.
Gero, ixilean entzuten zintugun eta
ixilean irakurtzen genituen zure
adierazpenak, zure gogoetak, zure
barrunbeko olerkiak. Gehiago guran
gelditzen ginen eta sarritan botatzen
zintugun faltan.
Eta orain, sinisten dugu hauts
bihurtuko garela, baina sinesten
dugu halaber Euskalerriko izarretan zaitugula geuri so.
Gontzal Mendibil
Bilbao
IRITZIA 5
Deia Igandea, 2010eko abenduaren 12
12a
desfavorecidos y creando recelo hacia quienes
hacen los trabajos que nadie quiere, vamos a
blindarnos frente a los problemas en que nos
han metido los señores de las grandes inversiones, los asientos de cuero y majestuosas oficinas? Claro que es mas fácil, cargar contra un
inmigrante que contra un banquero o un
empresario especulador.
informarse, saber de que se habla cuando se
habla de nuestra ciudad. Debe –el que pueda–
inscribirse en el registro electoral, debe votar,
elegir sus candidatos, pero no desde una perspectiva de quien nos regale mas al oído o de
quien nos cae mas simpático, porque el voto
debe conllevar responsabilidad ciudadana.
El inmigrante es –en efecto– un ciudadano,
le afectan las mismas problemáticas que a cualquiera. Ya sé que el que haya unos cuantos que
se aprovechan de las ayudas y de la sanidad
pública o que se dedican a tener actitudes delictivas penales no ayuda mucho en la visión que
se tiene de la inmigración, pero, ¡a mí también
me han asaltado! y no han sido unos “de fuera”. Podría contar anécdotas sobre mi experiencia en la distribución de alimentos cuando ejercía de voluntario en Cruz Roja, de cómo
algunos traían furgonetas y en la esquina contaban fajos de billetes y ninguno de aquellos
tenían un NIE o un pasaporte extranjero.
El que suscribe, a pesar de sentirse y ser bilbaino (son ya 20 años en tierras vascas), sigue
siendo para muchos “un extranjero”. Da igual
que no esté cobrando una ayuda y no importa
si desarrollo una labor cultural y social. Para
muchos sigo siendo “uno de fuera” y… ¡cuidado conmigo! No vaya a ser que me dé por
alzar la voz y ser discordante con el status quo.
¿Qué dicen los inmigrantes?
Y, a todo esto, ¿qué dicen los inmigrantes? En
el País Vasco (imagino que al igual que en el
resto de España), ¡poco! Nos miramos el ombligo, lamentamos nuestra situación y nos ponemos túnicas coloridas, bailamos bailes exóticos y tocamos el tambor allí donde nos invitan.
De vez en cuando una manifestación por aquí,
una muestra gastronómica por allá. Pero sobre
todo eso, mucha muestra folclórica. Y ¿a esto le
llamamos participación, interculturalidad y
movimiento asociativo?
Que no se me mal entienda. He bailado orgulloso el floclore chileno durante 10 años; lo he
llevado, junto a mis compañeras de asociación
(casi siempre son ellas las mas participativas),
no sólo a festivales, también allí donde no hay
cámaras ni medios de comunicación ni autoridades. Me refiero a hogares de ancianos, de
acogida de niños, a psiquiátricos. Es decir llevando alegría a quienes mas la necesitan. Por
tanto no estoy en contra de ese tipo de actividades, pero creo que ha llegado el momento
–como dice mi amigo Omer Oke– de dar “un
paso mas”. Y debemos entonar el mea culpa.
¿Dónde están los líderes que toda comunidad
debe tener? ¿Por qué las asociaciones de inmigrantes –en su gran mayoría– sólo piden y reciben subvenciones para proyectos folklóricos?
¿Es que acaso no hay profesionales que hayan
emigrado hacia éstas tierras? ¿Es que todos los
que han llegado lo han hecho en patera y por
la puerta de atrás? ¿Todos trabajábamos de cuidador de ancianos, asistente de hogar, peones
sin cualificar, camareros o cuidadores de
niños? Que conste que todo trabajo que no atente contra la dignidad propia y ajena es estimable, pero convengamos… unos mas que otros.
El inmigrante, el nuevo vecino de Bilbao (o
de donde sea) y sus asociaciones (me refiero a
las de inmigrantes, no tanto las que trabajan
“para el” o “de ayuda a”), deben implicarse, no
sólo en mostrar su folklore y su gastronomía,
también deben iniciar un trabajo que contemple la participación social, en su barrio, en su
consejo de distrito, en su sindicato, en su asociación de vecinos. El inmigrante debe asimilar el concepto de ciudadano, debe interesarse
por lo que pasa en su ciudad, emitir opinión,
Más allá del ‘panorama negro’
Es como en los años 60 en EE.UU. Los negros
estaban ahí, pero era mejor no verlos. Tenían
líderes, pero el propio sistema los dividía.
Tenían asociaciones, pero se argumentaba que
“su cultura era la del enfrentamiento con el
blanco”. A los afro americanos de la época, sus
conciudadanos les temían, odiaban y desconocían –a partes iguales– merced a los titiriteros mas recalcitrantes de la derecha política,
económica, empresarial y social de la época.
Lo mismo pasó con los latinos.
Después de casi 50 años, la fotografía ha cambiado. “Yes we can” puso el marco a la foto.
El inmigrante debe asimilar
el concepto de ciudadano,
interesarse por lo que pasa
en su ciudad, emitir opinión,
sabe de qué se habla...
Integrarse es participar
Pero antes –esas minorías– tuvieron que organizarse como ciudadanos de pleno derecho y
dar ese mensaje a su sociedad. Tuvieron que
darse cuenta de que ya no eran ajenos, que ya
no eran inmigrantes, es decir, hubo que trabajar y hacer el esfuerzo al interior de la propia percepción. Integración no es asimilación,
es participación y junto con ella, formación,
autocrítica, análisis, trabajo, esfuerzo.
Pero no todo es un panorama negro cuando
se habla de inmigración y asociativismo. Hay
dos excelentes noticias. Por una parte, la labor
que se viene desarrollando en una gran red de
asociaciones como es el Festival Gentes del
Mundo, el cual es para algunos una plataforma con un peso que ya quisieran para sí otras
organizaciones, aunque no se si dentro de las
propias asociaciones de inmigrantes que forman el Festival se tiene conciencia de esto. Y
por otra parte la creación –el 18 de noviembre
último– del Consejo Local de Inmigración,
órgano consultivo que el Ayuntamiento de Bilbao ha creado para que ejerza de nexo y se
implique al movimiento asociativo inmigrante al quehacer político, social, económico y ciudadano de nuestra villa. Dicho consejo está
bajo el amparo del Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía. Y su vocación es la de :
“potenciar a las personas extranjeras su capacidad de organización, interlocución, como
promotoras de propuestas e iniciativas para la
formulación de políticas públicas y para el
desarrollo de acciones de participación ciudadana. También, para fomentar la solidaridad
y el respeto con la diversidad cultural; potenciar la participación social y política de las personas inmigrantes y de las entidades que conforman; para establecer un espacio de intercambio y difusión intercultural; para fomentar la sensibilización de la ciudadanía bilbaína y para incrementar la corresponsabilidad
de la Administración, la ciudadanía y las propias personas inmigrantes en su proceso de
incorporación”.
El Consejo no sólo nace con una vocación,
nace con la esperanza de muchos ciudadanos,
al menos la de los mas de 25.000 que viven en
Bilbao. Y nos observan con atención los mas
de 45.000 que hay en Bizkaia y los 69.000 que
hay en el País Vasco. Tenemos que estar a la
altura de las circunstancias. No es una bilbainada, ¡y aunque lo fuera, que para eso somos
de Bilbao! Debemos trabajar todos y todas para
que ambas entidades, cada una en su ámbito
sirvan para conseguir cambiar la mentalidad.
Nuestra fotografía está cambiando, sepamos
ponerle un marco digno.
* Presidente de la Asociación Centro Cultural Chileno
Pablo Neruda de Bilbao
Zirrikituetatik begira
El profesor
Tamayo
He leído en internet tus largos artículos sobre su Santidad, el Papa. En
el primero haces una comparación
entre Los viajes de Pablo de Tarso y
Benedicto XVI. El segundo, a propósito del uso del preservativo y
titulado El cuerpo es pecado, trata
de la sexualidad humana que sigue
siendo “la gran asignatura pendiente” de la Iglesia, reflejo de la
concepción dualista del ser humano, heredada de la moral cristiana
de San Agustín de Hipona.
Los dos escritos son corrosivos,
ácidos, rabiosos y simplones. Cuando los iba leyendo, he recordado
esta parábola: “Muchas personas
son como el camión de la basura.
Están llenas de rencor, enojo, frustación, odio y aires de superioridad. Una vez que han acumulado
mucha basura, necesitan un vertedero para desocupar tanta podre-
dumbre interior. En este caso, el
vertedero ha sido Su Santidad, el
Papa Benedicto XVI.
Distinguido profesor Tamayo:
¡Tocas roca! Es la Piedra viva sobre
la que quiso Cristo fundar su Iglesia. Tú y tu teología, sin comunión
con el Papa, pasarán. La Iglesia,
con sus luces y sombras, seguirá
transmitiendo su mensaje.
Javier Sagastagoitia
Hernani
Los textos dirigidos a esta sección no
pueden exceder las 15 líneas y deben ir
firmados. Debe adjuntarse fotocopia del
DNI del remitente y número de teléfono.
DEIA se reserva el derecho de publicarlos,
así como el de resumirlos y extractarlos.
No se devolverán originales ni se
mantendrá correspondencia.
>> DIRECCIÓN: Cartas al Director.
Camino de Capuchinos 6, 5º C. Bilbao.
>> CORREO ELECTRÓNICO:
[email protected]
L
IBURUA iluna da kolorez,
tamainaz bitxia. Portadan bera
agertzen da, zuri-beltz, serio, begirada sarkorraren estigmaz, erantzun baten aiduru balitz bezala.
Berde kolorea tituluan agertzen da
Xabier Lete Abestiak eta poema
kantatuak. Baina esan daiteke
nagusitzen den kolorea beltza dela.
Batek oparitu zidan liburu sinesgaitza. Dedikatoriarik ez. Orri
zuriaren aurrean, kontra-portadan,
hauxe irakurtzen dut ahots altuz:
“Xabier Lete Bergaretxe (Oiartzun,
1944). Poeta, abeslaria, kultur eragilea. Kultur gizon gisa, garrantzi
handia izan du bai sortzaile bezala
egin zuen lanean, eta baita kulturaren transmisioan ere. Kantugintzan Ez dok amairu taldeko sortzaileetako bat izan zen. Bere lehenengo poemetan eta abestietan
kezka sozialek berebiziko garrantzia izan zuten; baina bizi izan zen
gizartearekiko kezka horiek sentimenduen talaiatik eta poesiaren
JUANRA MADARIAGA
Lete
edertasunez adierazten jakin du.
Gero helduago zelarik, kezka existentzialak agertzen dira haren lanetan, bizitzaren eta heriotzaren gaineko hausnarketak. Eta azkenaldian, bizitzaren aurreko pesimismoa, etsipena…, pentsamenduaren
aldetik, eta horren aurrean maitasuna, errukia, Jainkoarekiko
gogoetak. (…)”.
Ez da gehiago esan behar. Agian,
bere jardun ororen gainetik Xabier
Lete poeta zela. Poeta.
Liburuaren lehen orrialdeetan
Xabierrek berak idatzitako hitzaurre-aitorpen
modukoan
dio.
“…askotan galdetzen nion neure
buruari zergatik hasi ote nintzen
abesten. Eta azkenean, beste arrazoi eta argudio guztiak arakatu
ondoren, ondorio batera ailegatu
nintzen: Lurdesengatik, haren eraginez eta bultzadaz hasi nintzela;
haren xarma pertsonalak erakartzen ninduelako, bai eta neure
buruarekiko unerik ukakorrenetan
ere. Bere alboan egon ahal izateko
modurik aproposena zen.” Amodioz, amore.
Liburua oparitu zidanak lerro batzuk propio azpimarraturik zituen.
Hausnartzeko azpimarrak bulkadaz
murgilarazten gaituzte uneko trantzeetan. Horretarako egingo zuen
berak baina ez zidan bat ere irakurri. Guztien artean “beldurra ere
ematen baitu joanaz gogoratzeak”
dator gaur hau guztia laburtzera.