Dr. Jorge ÚBEDA (Madrid, 1975)

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL
FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS
TESIS PARA OPTAR AL GRADO ACADÉMICO DE PSICÓLOGO CLÍNICO
TÍTULO:
CARACTERIZACIÓN DE LOS ESTILOS DE AFRONTAMIENTO EN
PACIENTES DIABÉTICOS QUE PRESENTAN CONFLICTOS DE PAREJA;
USUARIOS DEL CENTRO DE SALUD # 4 ÁREA DE SALUD # 7 DE LA
CIUDAD DE GUAYAQUIL
Autor
Danilo Vicente López Parra
Tutor
Psc. José Acosta Jiménez
GUAYAQUIL- ECUADOR
2012
UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL
FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS
CERTIFICADO DE ACEPTACIÓN DEL TUTOR
En mi condición de Tutor, nombrado por el Consejo Directivo de la Facultad de
Ciencias Psicológicas,
CERTIFICO
Que he revisado el Proyecto de Trabajo de Tesis, presentado por el señor:
DANILO LÓPEZ PARRA, como requisito previo a la aprobación y desarrollo de la
investigación para optar al grado académico de Psicólogo, cuyo tema es:
“CARACTERIZACIÓN DE LOS ESTILOS DE AFRONTAMIENTO EN
PACIENTES DIABÉTICOS QUE PRESENTAN CONFLICTOS DE PAREJA;
USUARIOS DEL CENTRO DE SALUD # 4 ÁREA DE SALUD # 7 DE LA
CIUDAD DE GUAYAQUIL”
El mismo que luego de revisado, lo considero correctamente realizado, por lo
cual, lo apruebo, para que continúe con el proceso correspondiente.
Tutor
…………………………………………….
Psicólogo José Acosta
Graduante
Danilo López Parra
C.C. No. 0917126716
GUAYAQUIL - ECUADOR
2012
ii
PENSAMIENTO
“Una verdad no es verdad porque se la desea pero una verdad no es descubierta
si no se la desea y porque se la desea se la busca”
(PLATÓN)
iii
UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL
FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS
PÁGINA DE ACEPTACIÓN
________________________
Presidente del tribunal
_____________________
Secretaria
_________________
Vocal
Ciudad y fecha
iv
DECLARACIÓN DE AUTORÍA
Declaro que soy el autor de este trabajo de investigación y que autorizo a la
Universidad de Guayaquil para que haga uso del mismo con la finalidad
académica que estime conveniente.
Danilo Vicente López Parra.
C.I. N° 0917126716
v
AGRADECIMIENTO
Para mi amada madre Graciela, mis hijos Daniel y Cristian, mi compañera de
todos estos años Claudia, a todos los maestros que en estos años de estudios
encendieron la llama del saber en mí.
vi
DEDICATORÍA
Con mucho cariño a mi madre por su apoyo, comprensión y sabios consejos a lo
largo de mi vida.
vii
UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL
FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS
CARACTERIZACIÓN DE LOS ESTILOS DE AFRONTAMIENTO EN
PACIENTES DIABETICOS QUE PRESENTAN CONFLICTOS DE PAREJA;
USUARIOS DEL CENTRO DE SALUD # 4 ÁREA DE SALUD # 7 DE LA
CIUDAD DE GUAYAQUIL
Autor: Danilo López Parra
Tutor: Psc. José Acosta Jiménez
RESUMEN
El conflicto de pareja es un fenómeno complejo resultado de una multitud
de agentes que convergen en su proceso. El presente estudio tiene como
objetivo caracterizar los estilos de afrontamiento que se presentan con
mayor frecuencia ante los conflictos de pareja, la base conceptual
paradigmática toma como referencia el enfoque cognitivo- conductual, se
tomó como muestra cinco casos con su respectiva historia clínica, se
realizó un estudio descriptivo con un corte transversal, con una muestra de
tipo no probabilística, se utilizó como instrumento la entrevista, la historia
de caso, y la observación para complementar la información recopilada,
entre lo cual se puede determinar que entre una de las estrategias se
encuentra la evitación, la búsqueda de apoyo social, y la huida ante el
conflicto de pareja y aparenta acomodarse, estas estrategias inadecuadas
impiden que los adultos afronten su problemática y efectúen acciones de
control.
Palabras clave: Estrategia, afrontamiento, conflicto, pareja.
viii
ÍNDICE GENERAL
Carátula
i
Carta de aceptación del tutor
ii
Pensamiento
iii
Página de aceptación
iv
Declaración de autoría
v
Agradecimiento
vi
Resumen
vii
Índice
viii
Introducción
1
Planteamiento
4
Objetivos
4
Justificación
5
Capítulo I
Marco Teórico
Teoría sobre solución de problemas
7
El proceso de solución de problemas sociales
8
Afrontamiento
8
Clasificaciones
9
Definiciones de conflicto
12
El proceso y el manejo de conflicto
13
Estilos de afrontamiento del conflicto
15
Etapas de la relación de pareja y el conflicto
17
ix
Estilos de comunicación
18
La comunicación en pareja
19
Depresión
21
Relaciones interpersonales en el contexto familiar
22
La enfermedad como conflicto
23
Capítulo II
Metodología
24
Población
24
Muestra
24
Conceptualización de variables
25
Capítulo III
Análisis e interpretación de resultados
27
Análisis integral
42
Conclusiones
45
Recomendaciones
47
Referencias Bibliográficas
48
Anexos
50
Cronograma de actividades
51
x
INTRODUCCIÓN
El tema investigado en este trabajo final, son los estilos de afrontamiento en
pacientes diabéticos que presentan conflictos de pareja, para lo cual se ha
tomado como referente que en toda relación humana existe el potencial de
conflicto, y en las relaciones más cercanas o íntimas parece aumentar por la
proximidad y frecuencia de dichas interacciones. En otras palabras en las
relaciones humanas es necesario establecer territorios, maximizar recursos,
resolver necesidades y demás, ya que estás son campo fértil para el conflicto, el
cual acrece al incorporar intereses disímiles, emociones, cercanía e intimidad,
como es el caso de las relaciones de pareja.
En las crisis y conflictos las personas a menudo oscilan entre diversos tipos de
procesos
incluyendo,
entre
otros,
desorientación,
desencuentros
serios,
turbulencias afectivas, esfuerzos para resolver la situación hasta el encuentro de
posibilidades. La dinámica de estos procesos puede conducir a las personas a
conflictos inexorables y crisis terminales. Algunos conflictos serán acotados, otros
transformarán las premisas básicas que articulan la vida familiar y aun su propia
identidad o supervivencia. Los conflictos y las crisis afectan la calidad de la red
social y desafían las habilidades de las personas para avanzar más allá de los
recursos con los que contaron hasta ese momento. Habitualmente son instancias
de intenso dolor para quienes están involucrados y despiertan fuertes emociones
que deben ser reconocidas y consideradas.
Los conflictos en la pareja constituyen una fuente importante de estrés en adultos
como elementos presentes en el afrontamiento eficaz de un conflicto de pareja, a)
analizar el conflicto, llegando a la raíz de los desacuerdos e identificando el
problema clave, b) comunicación abierta para clarificar las diferentes perspectivas
y comprender el punto de vista del otro, c) buscar o generar salidas que permitan
lograr un acuerdo entre las partes en conflicto, y que no sólo lo resuelvan sino que
restauren y mejoren la relación, d) negociar la solución, su evaluación conjunta y
vías alternativas en caso de dificultades, e) comprometerse en su implementación
y f) ejecutar el plan de acción con las evaluaciones y correcciones planeadas.
1
Por el contrario la evitación, falta de comunicación y desconsideración hacia la
pareja agudiza los conflictos y suele llevar a situaciones de violencia (Díaz &
Sánchez, 2002).
Es difícil encontrar una pareja que no haya pasado por un momento crítico en su
relación y se puede ver que cada pareja tiene su propio estilo para la hora de
solucionar los conflictos, sin embargo cuando el conflicto es abordado desde la
postura adecuada, haciendo uso de la comunicación positiva, es más probable
que la relación perdure y el conflicto se solucione de manera tal que el individuo
quede satisfecho con sus decisiones.
La presencia de una enfermedad aguda o crónica, representa un cambio en el
funcionamiento de la relación de pareja y de la estructura familiar en sí, para
adaptarse a la situación de enfermedad, la familia pone en marcha sus
mecanismos de autorregulación para poder seguir funcionando de manera más o
menos adecuada. Cuando la enfermedad o la cronicidad sobrepasan los
mecanismos de autorregulación puede sobrevenir una situación negativa. La
magnitud del impacto que tiene la enfermedad está determinada por diversos
factores relacionados con la misma enfermedad, con el entorno social y con la
propia historia personal dl enfermo.
La diabetes, se encuentra en un nivel de incidencia ascendente, acarreando
efectos, complicaciones y consecuencias negativas para el individuo, la familia y
el sistema de salud. De acuerdo a la secretaria de salud, la enfermedad está
catalogada como uno de los problemas de salud pública nacional, por su impacto
en la tasa de mortalidad y por el alto costo de la prevención, atención y
tratamiento de las complicaciones que trae consigo.
Folkman (2011) define afrontamiento como los esfuerzos cognoscitivos y/o
conductuales que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas
o internas generadoras de estrés; se distingue entre estrategia como una
modalidad de afrontamiento contingente a la situación y estilo como un conjunto
de estrategias de afrontamiento asociadas a varias situaciones, de ahí que la
estrategia es más específica y cambiante frente al estilo que es más general y
estable dentro de cada persona.
2
Como estilos de afrontamiento se suelen distinguir: centrado en el problema y
centrado en la emoción. El primero se refiere a los esfuerzos dirigidos a la fuente
del estrés para modificarla o eliminarla y buscar una solución, y suele tener
efectos más positivos para la salud y las relaciones. El segundo se refiere a los
esfuerzos encaminados a regular emociones derivadas de la situación, y
evidencia peores resultados.
El afrontamiento va a estar en función de los recursos y habilidades sociales del
individuo para resolver problemas, así como de las creencias, valores,
limitaciones personales, ambientales y del grado de amenaza percibido, pudiendo
utilizar varios estilos o estrategias (Monat y Lazarus 1991). Cabe señalar que, los
estilos de afrontamiento se refieren a aquellas predisposiciones personales para
hacer frente a diversas situaciones, y que determinan el uso de ciertas estrategias
de afrontamiento. El afrontamiento toma en cuenta los esfuerzos afectivos,
cognitivos y psicosociales que un sujeto emplea para poder controlar las
situaciones estresantes a fin de reducirlas o eliminarlas. Las formas como el
individuo hace frente a experiencias percibidas como estresantes constituyen las
estrategias de afrontamiento.
El trabajo se lleva a cabo guiado por el esquema de investigación descriptivo, este
tipo de estudio permitió describir las características fundamentales del fenómeno
que se estudia, a la vez que posibilito responder a los objetivos propuestos a
través de la entrevista en profundidad y a la vez se basó en los fundamentos
teóricos del enfoque cognitivo-conductual de la psicología, tomando en cuenta
como eje las teorías relacionadas con las estrategias de afrontamiento empleadas
para solucionar situaciones de crisis o estrés en la pareja, las cuales se definen
como respuesta al cambio que requiere creatividad y producción de nuevas
conductas que le permitan obtener un grado de cohesión y adaptabilidad frente a
las diversas problemáticas.
3
Tema: Caracterización de los estilos de afrontamiento en pacientes diabéticos
que presentan conflictos de pareja; usuarios del centro de salud # 4 área de salud
# 7 de la ciudad de Guayaquil.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
¿Cuáles son las características de los estilos de afrontamiento que predominan
en pacientes diabéticos que presentan conflictos de pareja?
OBJETIVO GENERAL

Caracterizar los estilos de afrontamiento que se presentan con mayor
frecuencia los pacientes diabéticos ante los conflictos de pareja.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Describir los estilos
de afrontamiento de pacientes diabéticos ante
conflictos de pareja.

Determinar los mecanismos de comunicación que utilizan los pacientes
diabéticos ante conflictos de pareja.

Describir las creencias irracionales que provocan que se relacionen de
manera inadecuada con sus parejas.
4
JUSTIFICACIÓN
La relación de pareja, entendida como una experiencia intersubjetiva y subjetiva,
integra elementos de intercambio, de conocimiento mutuo y de cercanía
emocional y erótica. No obstante, la relación puede verse afectada por conflictos
que emergen ante diversas situaciones y que generan inestabilidad y crisis, al
desatar cambios emocionales, cognitivos y comportamentales en sus miembros.
En concreto, el conflicto en la pareja aparece cuando en los dos miembros existen
motivaciones de carácter opuesto o se presentan malos entendidos, que pueden
causar insatisfacción, frustración, debilitamiento y hasta pérdida de la pareja. El
conflicto de pareja pone de manifiesto la diferencia de intereses, deseos y valores
de quienes participan en ella.
El enfrentarse a una enfermedad crónica es un evento estresante, intenso a los
que cualquier familia puede enfrentarse; inmediatamente después del diagnóstico
de una enfermedad crónica los pacientes pasan por un período de crisis que
afecta la adaptación inmediata y a largo plazo de los miembros de la familia,
poniendo en peligro su equilibrio, perciben que su forma habitual de afrontar los
problemas no les resulta eficaz, al menos temporalmente; y como consecuencia
de ello, frecuentemente experimentan intensas sensaciones de ansiedad, miedo,
desorganización y otras emociones González, (2000).
El afrontamiento toma en cuenta los esfuerzos afectivos, cognitivos y
psicosociales que un sujeto emplea para poder controlar las situaciones
estresantes a fin de reducirlas o eliminarlas. Las formas cómo el individuo hace
frente a experiencias percibidas como estresantes constituyen las estrategias de
afrontamiento. Se puede pensar en una diferenciación entre estas estrategias y
los denominados mecanismos de defensa; aquellas operan en el nivel consciente
en tanto que estos son básicamente inconscientes.
Este estudio se justifica porque en la práctica clínica realizada en el Centro de
Salud °4, se detectaron en los pacientes que asistían a consulta infinidad de
casos sobre conflictos de pareja, lo que a su vez repercutía en su salud mental.
Se aplican entrevistas, estudio de casos que permitieron conocer la historia
personal de cada uno de los involucrados en la investigación. Se planteó la
5
siguiente pregunta de investigación ¿Cuáles son las características de los estilos
de afrontamiento que predominan en pacientes diabéticos que presentan
conflictos de pareja? Siendo su objetivo el caracterizar los estilos de
afrontamiento que utilizan los usuarios que asisten al centro de salud ante los
conflictos de pareja, proponiendo como objetivos el describir los estilos
de
afrontamiento de pacientes diabéticos ante conflictos de pareja, determinar los
mecanismos de comunicación que utilizan los pacientes diabéticos ante conflictos
de pareja, describir las creencias irracionales que provocan que se relacionen de
manera inadecuada con sus parejas.
Dicha investigación es de interés para el ámbito social, ya que permite profundizar
sobre las estrategias de afrontamiento empleadas en situaciones de crisis ante los
conflictos de pareja, permitiendo enriquecer la línea de investigación “Sociedad y
familia”,
fortaleciendo
el
proceso
de
formación
personal y profesional,
proporcionando herramientas para realizar procesos de intervención psicológica a
nivel individual y familiar.
6
CAPÍTULO I
MARCO TEÓRICO
La conducta desadaptativa puede constituir el resultado de deficiencias en las
habilidades y capacidades que contribuyen a la competencia social, incluyendo
las habilidades de solución de problemas.
D Zurilla y Goldfried publicaron un artículo en 1971 titulado solución de problemas
y modificación de conducta que delineaba un modelo prescriptivo para entrenar a
los individuos en habilidades de solución de problemas, como un medio de
facilitar su competencia social integral.
Teoría sobre solución de problemas
Nezu (1987) ha definido la solución de problemas sociales como el proceso
metacognitivo por el que los individuos comprenden la naturaleza de los
problemas de la vida y dirigen sus intentos hacia la modificación de bien el
carácter problemático de la situación misma o bien sus reacciones hacia ella (p.
22).
Los problemas representan a menudo una discrepancia entre la realidad de una
situación y los objetivos deseados, un problema es el tipo particular de relación
persona-ambiente que refleja un desequilibrio o una discrepancia percibidos entre
las demandas y la disponibilidad de una respuesta adaptativa.
El término afrontamiento de solución de problemas se refiere a la combinación de
la solución de problemas y la ejecución del afrontamiento con respecto a un
problema determinado. La puesta en práctica de una solución depende, no solo
de la capacidad para la solución de problemas, sino de otros factores, incluyendo
las deficiencias en las habilidades de ejecución, las inhibiciones emocionales y los
déficits en motivación.
En otras palabras, las evaluaciones del proceso se deberían centrar en las
habilidades y en las capacidades que permiten a los individuos solucionar
problemas de forma eficaz, mientras que las evaluaciones de la solución deberían
centrarse bien en las soluciones de las que se informa (técnicas o respuestas de
afrontamiento específicas).
7
El proceso de solución de problemas sociales
Hay dos suposiciones principales en un modelo de solución de problemas de
salud mental. En primer lugar, debido a las complejas capacidades cognitivas y a
las demandas de la sociedad, los seres humanos son activos (solucionadores de
problemas).
En segundo lugar, el ajuste psicológico se relaciona con la destreza en la solución
de problemas de carácter tanto interpersonal como intrapersonal D Zurilla, Nezu
(1982) determinadas habilidades conductuales y cognitivas median tanto
reacciones emocionales como el ajuste psicológico general.
La capacidad general de la solución de problemas comprende una serie de
habilidades específicas, en vez de una sola capacidad unitaria, la solución de
problema eficaz requiere cinco procesos componentes interactuantes, cada uno
de los cuales aporta determinada contribución a la solución eficaz del problema
los cuales incluyen.

Orientación hacia el problema

Definición y formulación del problema

Generación de alternativas

Toma de decisiones

Puesta en práctica de la solución y verificación
El componente de la orientación hacia el problema es diferente de los otros
componentes ya que es un proceso motivacional, mientras que los otros
componentes consisten en capacidades u habilidades específicas para resolver
un determinado problema de forma eficaz.
Afrontamiento
El afrontamiento es básico para nuestra salud y nuestras experiencias cotidianas.
Da forma a nuestras emociones, pero su función más importante es regular esas
emociones una vez generadas, así como las situaciones a veces conflictivas que
las provocan. El afrontamiento es lo que hacemos y pensamos en un intento de
regular la tensión y las emociones relacionadas con ella, tanto sí estos intentos
tienen éxito como sí no. Lazarus y Lazarus, 2000).
8
El afrontamiento se ha definido desde tres perspectivas teóricas a) La primera con
la teoría de la evolución donde se considera que la supervivencia de la especie se
debe a la habilidad para predecir y controlar su entorno mediante la huida,
evitación o afrontamiento; b) Esta teoría señala que los organismos que
reaccionan con poca o demasiada fuerza en situaciones de peligro tienen mayor
probabilidad de morir a diferencia de los sobrevivientes que tienen la posibilidad
de transmitir su capacidad de adaptación a las generaciones futuras y así
preservar la especie; c) El modelo animal lo define como aquellas respuestas
conductuales que disminuyen la tensión psicofisiológica experimentada por una
situación peligrosa o nociva; d) El cognoscitivo conductual donde el afrontamiento
es considerado como aquellos esfuerzos que se encaminan a manipular su
ambiente , independientemente de que sean exitosos no.
Lazarus y Folman (1986) definen el afrontamiento como aquellos esfuerzos
cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para
manejar las demandas específicas externas o internas que son evaluadas como
excedente o desbordantes de los recursos del individuo (p. 164). Para Seligson y
Reynoso (1996) el concepto de afrontamiento enfatiza el confrontar o clarificar el
problema, para posteriormente generar conductas alternativas.
López y Pineda (2001) señalan que dentro de los factores personales que han
mostrado estar relacionados con la aparición y mantenimiento del estrés se
encuentran los estilos de afrontamiento, los patrones característicos del
pensamiento, las creencias de control autoeficacia, la fortaleza personal, los
valores y las experiencias previas. “Una vez que el individuo determina que el
evento particular constituye una fuente de tensión, se inicia un proceso activo
entre el individuo y el ambiente, que tiene como finalidad abordar dicho evento y
reducir la tensión, el cual se denomina afrontamiento. (p. 53).
Clasificaciones
Entre las clasificaciones más conocidas se encuentran la de Lazarus y Folkman,
Billings y Moos (1981) quienes describen tres estrategias de afrontamiento a)
Afrontamiento cognoscitivo- Activo: Pimental (1998) dicen que este afrontamiento
se refiere a los intentos que hace el individuo para analizar su evaluación sobre la
dificultad del evento. Una persona con este tipo de afrontamiento centrará sus
9
acciones en el análisis o valoración y revaloración de las demandas o amenazas
provocadas por una situación, para entenderlas y comprenderlas y así darles un
significado o modificar el ya existente, logrando manejar la tensión provocada por
la situación; b) Afrontamiento conductual- Activo. Se refiere a toda conducta
manifiesta que intenta manejar directamente el problema y sus efectos, tratar de
conocer más sobre la situación, tomar acciones positivas para resolverla , hablar
con un profesionista sobre el problema, elaborar y seguir un plan de acción; c)
Evitación del afrontamiento: Se refiere a evitar, confrontar el problema o reducir
de manera indirecta la tensión , algunas respuestas de este tipo de afrontamiento
es la negación de los temores y de la ansiedad que aparece en los momentos de
mayor estrés, el intentar olvidar la situación, el negarse a creer la realidad
haciendo bromas acerca de ella como una fantasía optimista que le permita
olvidar el problema como los sentimientos que le provoca.
Según Rodríguez Marín, Pastor y López (1993) Las respuestas de afrontamiento
pueden distinguirse en dos categorías fundamentales: la aproximación y la
evitación, en relación con la amenaza que entrañe una situación específica. Así,
veremos que algunas de las estrategias empleadas por las mujeres maltratadas
se orientan hacia dicha situación en tanto problema a resolver, mientras que otras
apuntan a evitarla por diversos medios, intentando así aliviar las emociones
negativas implicadas en la misma. En este sentido, Lazarus y Folkman (1986)
diferencian dos funciones principales del afrontamiento: el afrontamiento dirigido
al problema y el afrontamiento dirigido a la emoción, las cuales serán explicadas a
continuación.
El afrontamiento dirigido al problema incluye estrategias tanto orientadas a la
resolución del mismo (comenzando por su definición, la búsqueda de soluciones
alternativas, su elección y aplicación) como aquellas estrategias relativas al propio
sujeto en relación con el manejo del problema (por ejemplo sus motivaciones,
aprendizajes, etc.). Las reevaluaciones cognitivas dirigidas al problema formarían
parte
de
estas
estrategias,
como
se
retomará
más
adelante.
El afrontamiento dirigido a la emoción, por su parte, implicaría una
modificación en el modo de concebir la situación afectivamente, sin que ésta
cambie objetivamente. Comprende "procesos cognitivos encargados de disminuir
el grado de trastorno emocional e incluye estrategias como la evitación, la
minimización, el distanciamiento, la atención selectiva, las comparaciones
10
positivas y la extracción de valores positivos de los acontecimientos negativos"
(Lazarus y Folkman, (1986) p.173). Según los autores, este tipo de afrontamiento
sería puesto en juego para mantener la esperanza, negar los hechos negativos y
sus consecuencias, para no tener que asumir el peor desenlace o para
desestimar su importancia. Estos dos tipos de estrategias se influirían
mutuamente, pudiendo facilitarse u obstaculizarse entre sí.
El afrontamiento centrado en las emociones se puede dividir en dos tipos:
Evitación: El individuo intenta no pensar en aquello que le preocupa. Las
personas recurren a todo tipo de estrategias centradas en la emoción con la
finalidad de facilitar la evitación.
Lazarus y Lazarus (2002) mencionan que lo que hace que la evitación sea una
mala estrategia de afrontamiento es que, aunque las preocupaciones pueden
parecer menos graves durante un tiempo, aunque se eviten los problemas éstos
no desaparecen, hasta que realmente nos enfrentamos a ellos y los resolvemos
(p.206).
Reevaluación del significado personal: Muchos de los pensamientos y
acciones importante para el control pierden el control cuando el acontecimiento ha
empezado o terminado, en algunas situaciones estresantes la energía mental del
sujeto queda tan concentrada en la acción- reacción que tarda tiempo en darse
cuenta de los que ocurre y en valorar su importancia. Implica cambiar el
significado personal de lo ocurrido volviéndolo a evaluar de manera serena y
menos amenazadora.
Afrontamiento centrado en el problema: Antonovsky, Lazarus (1979)
mencionan que el afrontamiento enfocado al problema se usa para controlar la
relación problemática entre la persona y el ambiente a través de la resolución de
problemas, la forma de decisiones y la acción directa. Son intentos por modificar o
eliminar las fuentes de estrés a través de su propia conducta.
Las estrategias dirigidas a problema se dividen en dos grupos: Estrategias que
hacen referencia al entorno; que están dirigidas a modificar las presiones
ambientales, los obstáculos, los recursos, los procedimientos.
Estrategias que se refieren al sujeto; se encargan de los cambios motivacionales
o cognoscitivos.
11
Definiciones de conflicto
El conflicto en las relaciones de pareja
La relación de pareja, entendida como una experiencia intersubjetiva y subjetiva,
integra elementos de intercambio, de conocimiento mutuo y de cercanía
emocional y erótica. No obstante, la relación puede verse afectada por conflictos
que emergen ante diversas situaciones y que generan inestabilidad y crisis, al
desatar cambios emocionales, cognitivos y comportamentales en sus miembros.
En concreto, el conflicto en la pareja aparece cuando en los dos miembros existen
motivaciones de carácter opuesto o se presentan malos entendidos, que pueden
causar insatisfacción, frustración, debilitamiento y hasta pérdida de la pareja. El
conflicto de pareja pone de manifiesto la diferencia de intereses, deseos y valores
de quienes participan en ella (Rivera -Díaz 2002; Bernal, 2005).
En cualquier relación humana se halla el potencial del conflicto. Pero este
aumenta en las interacciones de mayor cercanía e intimidad como es el caso de
la pareja, en la cual hay situaciones propicias como la necesidad de establecer
territorios, extender recursos y solucionar problemas.
Visto así, el conflicto resulta ser una situación deseable ya que permite el
desarrollo de aptitudes y destrezas en los miembros, pero algunas situaciones
conflictivas son percibidas por las personas como realidades caóticas y de
malestar subjetivo, pues carecen de tácticas de negociación y comunicación,
posiciones asertivas y respeto del “contrato emocional” establecido desde la
consolidación de la relación. Lo que diferencia un conflicto del otro es la
representación de este y las estrategias, satisfactorias o no, con las que se
enfrenta; es decir, la forma como es percibida, representada y vivenciada la
experiencia subjetiva del conflicto en la pareja y en cada miembro (Díaz-Loving &
Sánchez, 2000). Cuando se trata de prevenir e intervenir, son de interés los
factores internos y externos que inciden en el desarrollo y permanencia del
conflicto. Solo conociendo y comprendiendo estos factores, puede ser posible
brindar una atención integral a las cuestiones de pareja que emergen en los
diversos contextos. En nuestro caso particular, ese contexto es el educativo. Los
estudiantes buscan una explicación para su comportamiento y el de su pareja, y
un entendimiento de la dinámica de sus relaciones y del conflicto mismo. Se han
realizado algunos estudios que abordan las relaciones de pareja en el ámbito
12
universitario, en los cuales se tratan cuestiones como abuso del poder, violencia,
infidelidad y celos por parte de los estudiantes y/o su pareja (Quiles, 2003).
Los celos resultan ser un factor importante para la presencia de conflictos de
pareja. Estos se refieren a una preocupación interna de la persona, debido a
ideas o pensamientos sobre la relación que su pareja lleva con otras personas, y
esto hace que surja cierta incomodidad y malestar con el otro.
Las investigaciones han demostrado que la infidelidad y los celos asociados a ella
se hacen presentes en todas las culturas, apoyando así las perspectivas
interculturales y psicofisiológicas de la Psicología Evolucionista respecto al
dimorfismo histórico-biológico de los. Efectivamente, en diversas investigaciones
que atribuyen la manifestación de los celos a problemas de adaptación y
selección natural, las diferencias de género juegan un papel importante al
momento de reaccionar ante una infidelidad emocional y sexual. Así, algunas
explicaciones sobre la manifestación de los celos entre los sexos, los achacan a
problemas asociados con la incertidumbre de los hombres ante la paternidad de
sus descendientes, y a la preocupación de las mujeres por la inversión,
sostenimiento y recursos para sus hijos.
Planteado todo lo anterior, el propósito de este estudio se centró en identificar la
forma como los estudiantes universitarios de diferentes niveles y programas
nombran sus relaciones de pareja, así como las causas y las estrategias de
solución de conflictos, con el fin de proponer y desarrollar estrategias de
promoción, prevención e intervención.
El proceso y el manejo del conflicto
Según el contexto de la intimidad en la pareja, el conflicto es más que un
desacuerdo, incompatibilidad entre las parejas o una oposición de parte de la
pareja, en un elemento duradero o persistente de la interacción. Ya que se
conserva a lo largo del tiempo, puede cambiar y desarrollarse. Por lo tanto, el
conflicto se entiende mejor como un proceso.
Coombs (1987) propone que el conflicto progresa a través de tres etapas
específicas: 1) El conflicto potencial es experimentado por un miembro de la
pareja, cuando se enfrenta a una elección entre una o más opciones o metas
incompatibles. 2) El conflicto se convierte en una realidad cuando la interacción
rebela que los miembros de la pareja quieren cosas diferentes, pero piensan que
esas diferencias se pueden resolver. 3) El conflicto amenaza a la relación cuando
13
los miembros de la pareja perciben que no existe una consecuencia mutuamente
aceptable, y se deben hacer sacrificios indeseados para resolver las diferencias.
En esta etapa los intereses propios usualmente reemplazan a los intereses
mutuos, existen ganadores y perdedores, y los ejercicios de poder dominan
probablemente en el proceso. Para algunos esta etapa de proceso del conflicto
puede dar fin a la intimidad.
Coiombs (1987) observó que al centrarse en el interés propio las parejas llegan
de la etapa dos a la tres, mientras que enfocarse al interés común hace que la
pareja se mueva de la etapa tres a la etapa dos o uno.
Con frecuencia el conflicto parece menos importante para el funcionamiento de
una relación que el manejo que se hace de éste durante la interacción. Es por eso
que los investigadores sugieren que el modo en que las parejas manejan sus
conflictos contesta una pregunta fundamental sobre la calidad de sus relaciones
personales en un nivel práctico.
Se ha llamado estilos de afrontamiento a los medios por los cuales el individuo
concilia con los motivos de estrés y hace uso de las oportunidades que se le
presentan con propósitos de adaptación (Maslow 1954).
Al respecto, Días Loving y Sánchez (2000) mencionan que el afrontamiento es
una conducta multidimensional que funciona a varios niveles mediante la
expresión de conductas, cogniciones y percepciones, vinculadas principalmente a
la personalidad del individuo y a su pertenencia en un grupo sociocultural
específico.
La similitud entre afrontamiento y la negociación radica en que ambos pretenden
disminuir el estrés emocional presentado por los miembros de la relación en el
momento en el que surge el conflicto. Mientras que también se observa que la
principal diferencia es que la negociación es uno de los diversos estilos de
afrontamiento que se utilizan ante las situaciones estresantes (Roca 2003).
14
ESTILOS DE AFRONTAMIENTO DEL CONFLICTO
Las personas tendemos a responder a las situaciones de conflicto con un estilo
predominante de aproximación al conflicto. Cada estilo se manifiesta en un
conjunto de comportamientos. Aunque un estilo suele ser el dominante a lo largo
del tiempo, las personas somos capaces de variar el estilo de nuestro
comportamiento
a
medida
que
un
conflicto
se
desarrolla,
empleando
comportamientos situacionales.
Los cuatro grandes estilos de comportamiento ante el conflicto identificados son:
la evitación, la acomodación, la competición o confrontación y la solución del
problema o colaboración.
Evitación: Es por definición la no negociación. En esta estrategia la preocupación
por la relación, así como por los resultados es muy baja. No existirá una
interdependencia entre las partes para conseguir sus objetivos, por lo menos el
que evita no necesita de la otra parte, simplemente niega el problema.
Esto se puede dar porque los costes son demasiado altos y por ello es mejor
abandonar el asunto completamente. Otra forma de evitación es la negación del
problema, esta es una forma muy común que utiliza la gente para evitar el
problema.
Acomodación: En esta estrategia la importancia de la relación es muy alta y la
del resultado muy baja.
Queremos que el otro gane, mantenerle feliz, o bien, no deseamos hacer peligrar
nuestra relación por el hecho de intentar alcanzar algún beneficio. Utilizamos esta
estrategia cuando cuándo el objetivo principal del intercambio es construir o
fortalecer una relación, y estamos dispuestos a sacrificar el resultado. Podemos
decir que esta es otra manera muy común de evitar el conflicto ya que estar de
acuerdo es más fácil que no estarlo.
Competición: en esta estrategia el resultado de la negociación es más
importante que la relación. Una persona que confronta el conflicto tiende a verlo
como un asunto de “pérdida-ganancia”. Creyendo que una persona está en lo
cierto y la otra está equivocada, los sujetos enfrentados se hallan determinados a
ganar probando que tienen razón. Pueden permanecer inamovibles en su opinión
personal manteniendo su desacuerdo con la opinión de la otra persona
tenazmente.
15
Solución del problema: En esta estrategia son importantes tanto el resultado
como la relación. Las partes intentan conseguir el mejor resultado posible,
manteniendo o fortaleciendo simultáneamente, su relación. Las partes ven el
conflicto como una parte natural en las relaciones humanas, no como una señal
de que algo malo ha sucedido. El sujeto que soluciona el problema tiende a
preocuparse menos de “quien tiene razón” y “quien está equivocado”, y se ocupa
por encontrar una solución que sea satisfactoria para ambas partes.
Arnoldo (2001) encontró que las parejas eligen entre siete estrategias para
enfrentar sus conflictos dentro de su relación de pareja:
1) Negociación y Comunicación: Incluye el entablar un diálogo, el buscar y
alcanzar una solución, diciendo lo que se piensa y siente, tratando de aumentar la
comunicación, no sólo discutiendo los aspectos problemáticos, sino escuchando a
su pareja.
2) Automodificación: La persona despliega autocontrol al ser prudente, paciente
y cambia las conductas que pudieran provocar los problemas, aceptando los
errores propios, siendo empático y tratando de evitar el estar a la defensiva.
3) Afecto: Se emplea siendo cariñoso, amoroso con la pareja y haciéndole sentir
que se le ama.
4) Evitación: Incluye el dejar pasar tiempo, alejarse y mostrarse indiferente e
ignorarle a la pareja.
5) Racional Reflexivo: Quienes gustan de este estilo de negociación buscan
analizar las causas y dar explicaciones sobre lo que sucedió.
6) Acomodación: Se acepta que se cometieron errores, se asume la culpa del
problema y se hace lo que la pareja decide cediendo a lo que pide.
7) Separación: En este caso no se refiere al rompimiento de la relación sino a
que las personas esperan a que las cosas se calmen, no discuten
inmediatamente y tratan de darse tiempo.
Pese a que las parejas pueden ser educadas sobre la forma en que deben
manejar sus conflictos dentro de sus relaciones sociales, la elección sobre la
estrategia a utilizar depende de diversos factores como son: El tipo de problema
que se presenta, el compromiso con la relación y la pareja, la distribución del
poder, la presión social, entre otros.
16
Etapas de la relación de pareja y el conflicto
Para poder comprender el conflicto e la relación de pareja es necesario saber que
existe un ciclo de vida que cada pareja experimenta. Según Sánchez Aragón
(1995) la pareja desarrolla cierta dependencia basada en el tiempo, las vivencias
y evoluciones compartidas como un modo característico de relación interpersonal;
todo esto conforma el ciclo por el cual la pareja nace y se desarrolla. Este proceso
presenta una serie de etapas complejas, en ocasiones progresiva, en otras
regresivas, estáticas, dinámicas; estables y cambiantes, con oscilación entre
períodos de cercanía y de distancia caracterizado por estadios de continuidad y
discontinuidad.
Rage Atala (1990) considera que las etapas del ciclo vital de la pareja son
jerárquicas y cada ciclo tiene su particular problemática. No obstante, cada etapa
es autónoma, completa y distintiva en sí misma. La pareja atraviesa en cada
etapa por una serie de conflictos y expectativas que se tienen que ir resolviendo.
Por su parte Murstein (1976) menciona en su teoría de Estímulo Valor Rol que la
relación de pareja consta tres fases.
1) Etapa de estímulo, es el primer contacto, en el cual los miembros de la pareja
son atraídos por cuestiones superficiales de la otra persona.
2) Etapa de valor se da un alto nivel de autodivulgación, por lo que se encuentra
complementariedad en valores. La comunicación durante esta etapa es
sumamente importante y la evaluación se presenta como conductual.
3) Etapa de rol, los miembros de la pareja encuentran si hay o no compatibilidad
verdadera, siendo éste un proceso cognitivo-conductual.
Díaz Loving (2002) explica el ciclo de acercamiento alejamiento y menciona que
las relaciones interpersonales pueden verse como una serie de pasos ligados que
se dan a través del tiempo y la relación, que determinan y definen el nivel d
acercamiento e intimidad que perciben los sujetos involucrados; de manera que
cada episodio es afectado por eventos anteriores, en conjunto con las
expectativas del futuro. Es importante señalar que la percepción individual sobre
el nivel de cercanía o lejanía de la pareja es subjetiva y no necesariamente
concuerda entre sus miembros. Dependiendo del grado de acercamientoalejamiento en que se encuentra la relación, cada miembro va a evaluar tanto
afectiva como cognitivamente las conductas del otro de manera distinta. El ciclo
de acercamiento-alejamiento es visto como un constante flujo dinámico a través
17
del tiempo, ya que los miembros de la pareja refleja lo que les ha acontecido y lo
comparan con lo que les gustaría que sucediera, o imaginan lo que podría
suceder.
Durante el conflicto, surge una serie de emociones y sentimientos negativos
asociados al debilitamiento dela mor y su efecto en el individuo en sí mismo y en
la interacción. En el primer término se observan consecuencias tales como: la
angustia, el dolor, la tristeza, la frustración, la preocupación, la culpa y el
arrepentimiento. En el segundo término se observa, e enojo, el desagrado, la
desconfianza, la desesperación, el rencor, el odio y el temor.
Entre las conductas propias en esta etapa se pueden observar: comunicación
inadecuada lo que lleva a grandes discusiones a veces innecesarias, agresividad
y pleitos o peleas.
Smith (1977) menciona que la manera de enfrentar dichos problemas es de suma
importancia para el buen funcionamiento de la pareja, es decir, la forma en que el
cónyuge afronte el conflicto, propiciará un ambiente positivo o negativo, según
sea el caso y aportará al desarrollo u obstaculización en la pareja.
De acuerdo con la teoría de Carl Rogers (1980), se encuentra que en la relación
interpersonal cada uno toma posturas diferentes frente al otro. Por ejemplo en el
matrimonio, un esposo puede adoptar actitudes positivas o negativas ante su
cónyuge lo que probablemente dará por resultado un ambiente más o menos
agradable y satisfactorio para la relación.
Se han identificado diferentes variables psicológicas que tinene impacto sobre los
individuos que viven con diabetes y sobre su capacidad para manejar su
enfermedad: De estos dos factores importantes se han descrito, la depresión y el
estrés Kelly (2006).
Estilos de comunicación
La comunicación dentro de la pareja, es una variable fundamental para el
funcionamiento de la misma en cualquier etapa que ésta se encuentre. Además,
posee dos dimensiones: contenido, (patrón) y estilo, el primero se refiere a toda
aquella comunicación verbal que contenga y el mensaje el segundo se refiere a
la manera en cómo se transmite el mensaje Roca (2003).
Al respecto Norton (1978), describió el estilo como la manera en que uno se
comunica, y lo define en la forma en que verbal y no verbalmente se interactúa
18
ante un código que debe ser interpretado o comprendido, afirma también, que el
estilo son señales que ayudan en el proceso de la comunicación.
Siguiendo la descripción del estilo de comunicación de Norton, Díaz y Sánchez
citado por Roca (2003) describen cuatro diferentes estilos de comunicación.
 Por lo general las intenciones del transmisor son ser agradable y amable,
deseando comunicar de manera positiva tópicos específicos sin involucrar
mucho de sí mismo.
 La persona se basa en lo que quiere, piensa, hace y dirá; hace un gran uso
de cuestionamientos a los demás con respecto a su forma de ser y sus
razones; por lo general, este estilo se expresa en el ámbito cognoscitivo e
interpretativo, pero con poca emoción al tomar partido en discusiones o
actividades.
La comunicación en pareja
La comunicación es un factor primordial en el desarrollo de las relaciones
interpersonales, durante la comunicación, cada uno de los miembros de la díada
impacta en el otro, al compartir información de índole personal o no personal, que
crea una nueva realidad para la pareja. De hecho, es a través de la
autodivulgación, que una persona permite que se le descubra, en otras palabras,
el ser conocida por otra. Esto es realizado a través de la revelación de aspectos
más internos como es el pensamiento, los sentimientos, la forma de ver el mundo,
entre otros. Sin embargo, la comunicación abarca una amplia gama de signos que
representan cosas, sentimientos e ideas que crean una realidad interpersonal
característica entre dos personas. Así la comunicación representa el medio
idóneo para que la persona exprese apertura y obtenga a la vez retroalimentación
acerca de sí misma, apoyo, aceptación y confirmación de que es un individuo
digno para establecer una relación íntima exitosa Sánchez y Díaz (2002).
Línder (1993), afirma que las mujeres tienden a evadir el conflicto porque lo
experimentan como una amenaza a su relación; les preocupa lastimar los
sentimientos del otro y por ende piensan antes de expresar lo que sienten o lo
guardan con el fin de evitar el conflicto. Por otro lado, existen mujeres que
muchas veces expresan su agresión de manera indirecta, o mediante explosiones
19
inesperadas de enojo. Los hombres, en cambio, son más directos en sus
confrontaciones y expresan su agresión de manera más abierta, sin pensar en las
consecuencias que esto puede traer.
Como se ha descrito toda comunicación cuenta con un mensaje, que tiene un
contenido característico y dentro de la relación de pareja la información que se
transmite puede tener diversos contenidos. Existen dos áreas que son
determinantes en la calidad de la relación y en el crecimiento psicológico de lso
cónyuges.
La primera de ella es aquella que se refiere a intercambio de refuerzos. El
concepto de refuerzo dentro de la comunicación interpersonal se refiere a
intercambio de refuerzos. El concepto de refuerzo dentro de la comunicación
interpersonal se refiere a la entrada de mensaje orientados a lo positivo; mensajes
que contengan una connotación de aceptación y apoyo, más que amenaza y
evaluación. La segunda es la autoapertura. Dentro del campo de la psicología
clínica, hay acuerdo en que el hombre necesita de la autoapertura para
mantenerse sano, desarrollarse y contactarse con su medio en forma efectiva, La
autoapertura hace posible que las personas se den a conocer y además de esto,
es un camino hacia el autoconocimiento.
En conclusión la autoapertura lleva al ser humano a conocer y reconocer sus
limitaciones y darse cuenta de la forma de compensarlas. De esta manera,
presiona a la persona al cambio y la impulsa a una restructuración. Cada vez que
una persona verbaliza lo que encuentra inaceptable de sí mismo y los demás;
asume un compromiso frente a sí mismo y los demás. Como esto implica un
esfuerzo y una responsabilidad; se tiende a evitar el acto de autoapertura.
Depresión
Según el DSM-IV (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales 4ta
edición) la depresión está caracterizada por la evidencia clara de un estado de
ánimo deprimido o aplanado, donde la persona se muestra triste y pesimista,
muestra también una incapacidad para sentir placer y pérdida de interés de casi
toda actividad.
20
Existen también cambios psicomotores como ser el enlentecimiento motriz, que
están vinculados a la falta de energía que refiere la persona que hace que esta se
muestre fatigada sin haber hecho ninguna actividad física y que señala requerir de
un gran esfuerzo para realizar actividades comunes y corrientes. Esta falta de
energía también se manifiesta en la capacidad de expresión de la persona
deprimida ya que muestra cierta pobreza de ideas y una lentitud marcada de sus
verbalizaciones.
En cuanto al aspecto cognitivo o de pensamiento, la depresión se caracteriza por
una evidente incapacidad para decidir, para pensar, concentrarse, recordar y por
otro lado muestra evaluaciones propias negativas poco realistas y preocupaciones
sobredimensionadas las cuales tienen un carácter persistente y que pueden
resultar en pensamientos recurrentes sobre la muerte o ideas suicidas. Esto
porque la familia constituye la red de apoyo social más importante para el enfermo
ya que se convierte en la principal fuente de apoyo emocional, de información,
alienta y colabora en la administración de las medicinas y toma parte en la
responsabilidad del enfermo por su vida. De aquí que se sabe que la
rehabilitación psicosocial de un enfermo crónico se favorece mucho con la
presencia y la participación de una pareja sobre todo, o de los hijos durante el
ciclo de la enfermedad.
Como en el caso de cualquier enfermedad y enfermedad crónica principalmente,
la presencia de una red de apoyo es fundamental para la supervivencia del
enfermo (Oblitas 2006). La primera red de apoyo obviamente es la familia ya que
ella tendrá que convivir con el enfermo y así con la enfermedad (Rolland, 2000).
Importancia de la evaluación de la calidad de vida de los pacientes
La relación entre la calidad de vida y el manejo de la diabetes es bidireccional, a
pesar de que no está claro qué parte de la calidad de vida está relacionada con la
DM, lo que dificulta la intervención psicológica precisa. La intervención psicológica
en el ámbito de la salud ha permitido reconceptualizar el proceso saludenfermedad, proponiendo la necesidad de que se considere al aprendizaje de
habilidades y estrategias de afrontamiento como unidad fundamental de la salud o
de la enfermedad.
21
Una característica que diferencia la DM del resto de enfermedades crónicas es la
necesidad de que el paciente adopte un papel activo en su autocuidado, tomando
el máximo de responsabilidades que, con seguridad, van a implicar decisiones
sobre determinados aspectos del tratamiento.
Muchos pacientes informan de sentimientos de rabia, culpa y preocupación
acerca de la enfermedad, y frecuentemente están poco motivados para completar
las tareas de autocuidado. Estos hallazgos son consistentes en toda la bibliografía
científica, y están asociados con el deterioro en la calidad de vida.
Los aspectos psicológicos influyen en la percepción subjetiva de la salud y ésta,
en general, está asociada con la carga percibida del síntoma, así como el distrés
emocional. Por otro lado, la percepción del control en la DM está relacionado con
los
niveles
de
hemoglobina
glucosilada
(HbA1c),
así
como
con
las
preocupaciones asociadas a la enfermedad.
Se ha encontrado que la salud mental y la depresión están asociadas con errores
en la valoración de la percepción de control, por lo que los pacientes deprimidos
valorarían como más desfavorable su control de la enfermedad.
Relaciones Interpersonales en el contexto familiar
Las relaciones familiares, debido al ambiente de seguridad, confianza, a los lazos
emocionales, y psicológicos que logran desarrollar entre sus miembros, se
convierten en un medio natural para que sus integrantes descubran formas para
ayudarse y complementarse satisfaciendo muchas de sus necesidades,
especialmente las más profundas y complejas, como las emocionales y afectivas.
Cuando los miembros de una familia aprenden a comunicarse identificando: el
cómo, cuándo, dónde y en qué tono hablarse, de tal forma que logran construir
una relación positiva y sólida, han dado un paso vital, contribuyendo a que la
familia cumpla con su misión al crear condiciones para que todos los involucrados
se sientan queridos, apoyados, tomados en cuenta y con posibilidades reales de
ser mejores personas.
Para aprender a comunicarse con efectividad dentro de la familia se requiere:
tomar en cuenta las diferencias interpersonales, adecuar las formas de
comunicación de acuerdo a personas, edades y circunstancias, emplear enfoques
específicos para comunicarse con los hijos en sus diferentes etapas de desarrollo,
22
principalmente en la edad adolescente, tener conciencia de los errores y fallas
que pueden afectar negativamente el proceso y saber aprovechar la
comunicación como medio para transmitir valores y dar dirección y rumbo a la
vida familiar.
No obstante, es difícil lograr el equilibrio necesario para que la convivencia y la
comunicación entre los integrantes de la familia, mantengan un enfoque positivo y
constructivo. Es vital que exista una comunicación asertiva y sincera para
establecer dentro de ese hogar un clima de confianza y armonía.
La enfermedad como conflicto
Un hecho fundamental que debemos tomar en cuenta consiste en comprender
que la enfermedad (cualquier enfermedad) no implica simplemente un organismo
descompuesto, sino una persona enfrentada a una dificultad.
Dentro de los múltiples mecanismos de enfermedad que sufre una persona, todos
tienen en común el hecho de constituir para ella un conflicto, como dice
Maldonado: “Todo hombre enfermo es, por definición, un hombre conflictuado,
una persona que sufre por esa causa y cuya vida se modifica transitoria o
definitivamente a causa de tal enfermedad” (Maldonado, 1986, pág.96)
Si bien, las alteraciones de la salud no son la única fuente de conflicto de un
individuo, se constituyen en demandas particularmente exigentes sobre las
capacidades de afrontamiento emocional, ya que generan niveles graves de
amenaza y requieren de fuentes externas de ayuda (Lotman, 1991).
23
CAPITULO II
METODOLOGÍA
Este trabajo se realizó bajo la modalidad del enfoque cualitativo, en esta
investigación se hizo registros descriptivos del problema en estudio, mediante
técnicas como la entrevista y la observación.
Se utilizó el método clínico que recurre fundamentalmente, al uso de técnicas
como la observación, la entrevista, centrando
la investigación sobre
comportamientos relatados por el sujeto (su historia) y de las reacciones
observables. Estudiándolo a profundidad, con la intención de descubrir sus
particularidades y enmarcarlas, posteriormente, en un contexto global.
Está investigación es de tipo descriptiva, ya que permitió describir de forma
detallada las estrategias de afrontamiento ante los conflictos de pareja, el
propósito radica en determinar la forma en que se relacionan las parejas y
describir la realidad tal como la experimenta el objeto en estudio, y a la vez
transversal ya que se hizo un corte en el tiempo describiendo variables y
analizando su incidencia e interrelación en un momento dado. Dentro del enfoque
clínico se ha escogido el cognitivo conductual tomando en cuenta la aportación de
diversos autores, utilizando técnicas como la entrevista y la observación.
POBLACIÓN
La población está constituida por [email protected] los y las pacientes diabéticos que
presentan conflictos de pareja usuarias y usuarios del Centro de Salud ° 4 Área
de Salud ° 7 de la Ciudad de Guayaquil.
MUESTRA
De la población estipulada se ha tomado como muestra a 5 mujeres que
presentan conflictos de pareja usuarias del Centro de Salud ° 4 de la Ciudad de
Guayaquil.
Es una muestra de tipo no probabilística con muestra de casos.
Criterios de inclusión
Asisten a consulta psicológica al Departamento de Salud Mental, del Centro de
Salud N° 4.
Asisten con el motivo de consulta correspondiente a la investigación
24
Criterios de exclusión:
Pacientes con diferentes patologías que no puedan formar parte de este estudio.
Conceptualización de las variables
Estilos de afrontamiento
El afrontamiento es entendido como un esfuerzo cognitivo y conductual orientado
a manejar, reducir, minimizar, dominar o tolerar las demandas externas e internas
que aparecen y generan estrés, el afrontamiento actúa como regulador de la
perturbación emocional.
Conflictos de pareja
El conflicto de pareja se lo define como una situación que implica un problema,
una dificultad y puede suscitar posteriores enfrentamientos generalmente, o
puede incluir posiciones contrapuestas en lo que respecta valores, intereses.
Instrumentos Utilizados
A través del método clínico se utilizó la entrevista para recolectar los datos de las
personas que formaban parte de la muestra. El método clínico permitió
comprender las particularidades de la conducta individual de la muestra, tomando
como instrumentos los siguientes:
Estudio de Casos
El estudio de caso es una metodología cualitativa descriptiva la cual se emplea
como una herramienta para estudiar algo específico dentro de un fenómeno
complejo. El “caso” es comprendido como un sistema integrado y en
funcionamiento, por lo que requiere un análisis que logre interpretar y reconstruir
ese
sistema.
generalizaciones
Los
estudios
poseen
su
de
caso
fortaleza
aun
en
cuando
su
permiten
capacidad
de
elaborar
generar
interpretaciones, las cuales pueden ser propagandas en un estudio comparativo
posterior. Las interpretaciones que elabora el estudio de caso, como metodología,
se elaboran a través de un proceso progresivo de definición de temas relevantes,
recolección de datos, interpretación, validación y redacción del caso.
Es un estudio del sujeto o grupo mediante la aplicación de diferentes instrumentos
que permitan obtener una información amplia del sujeto y que faciliten la
25
explicación del por qué el sujeto actúa de determinada manera, o sea apunta a
búsqueda de la causa.
Entrevista
Es una técnica en la que una persona (entrevistador) solicita información de otra
(entrevistado), para obtener datos sobre un problema determinado. Presupone,
pues, la existencia al menos de dos personas y la posibilidad de interacción
verbal.
Conforme el propósito profesional con que se utiliza la entrevista, ésta puede
cumplir con algunas de estas funciones: a) obtener información de individuos o
grupos, (b) influir sobre ciertos aspectos de la conducta (opiniones, sentimientos,
comportamientos) o (c) ejercer un efecto terapéutico.
En el desarrollo de la entrevista hay que considerar aspectos relativos a la
relación entrevistador-entrevistado, la formulación de las preguntas, la recogida y
el registro de las respuestas o la finalización del contacto entrevistadorentrevistado. No obstante, hemos de reconocer la existencia de estrategias
diferentes en el desarrollo de las mismas según las diferentes modalidades de
entrevista.
Con el análisis e interpretación de los resultados, el entrevistador sistematiza,
ordena, relaciona y extrae conclusiones relativas al problema estudiado. Los
datos poco elaborados recogidos en una fase anterior son transformados en
información valiosa sobre el problema estudiado o bien en claves que conducen a
la modificación de ciertas conductas o actitudes de los sujetos entrevistados. En
el proceso de análisis e interpretación de los resultados, debemos distinguir una
casuística diferente que afecta a las distintas modalidades de entrevistas.
Observación
Es una técnica que consiste en observar atentamente el fenómeno, hecho o caso,
tomar información y registrarla para su posterior análisis. La observación es un
elemento fundamental de todo proceso investigativo; en ella se apoya el
investigador para obtener el mayor número de datos. Gran parte del acervo de
conocimientos que constituye la ciencia ha sido lograda mediante la observación.
26
CAPÍTULO III
ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS
Se presentan a continuación 5 casos con su respectivo análisis e interpretación
de resultados.
Nombre: Caso 1
Edad: 46 años
Lugar de nacimiento: Guayaquil
Sexo: femenino
Instrucción: Secundaria
Ocupación: Quehaceres Domésticos
Estado Civil: casada
Hijos: 2
Esposo: Samuel
Edad: 48 años
Ocupación:
Religión: católicos
Unidad de atención: Departamento Psicológico
Entrevistas realizadas: 7
Procedimientos utilizados: Entrevistas Semi-dirigidas
Duración: 45 minutos C/S
MOTIVO DE CONSULTA:
Casada hace 19 años y tiene dos hijos. Se ha siente descalificada por su marido y
ella se lo ha permitido por su baja autoestima.
Historia familiar
Samuel es mi esposo, un hombre adorable cuando se lo propone, pero es de muy
malgenio y exigente. Me demanda mucho tiempo porque quiere que este a su
disposición en todo momento. Es colaborador con las cosas de la casa y está
pendiente de los niños, pero a veces creo que se mete mucho en cosas que
considero que solo me atañen.
27
Él se encarga de todas las cuentas de la casa, de hacer el mercado como si yo no
pudiera hacerlo y luego se está quejando de que no le queda tiempo. Vive
estresado porque le cuesta delegar funciones y llega a la casa de mal genio,
reprochando y renegando por cualquier cosa, lo que ocasiona que existan
constantes discusiones y no exista una buena comunicación. El trato que tiene
hacia mí es igual que el que tiene para los niños, es como si yo fuera otra hija
más. Se va a trabajar, pero todo el día está llamando para saber cómo están las
cosas en casa. En la mayoría de los casos me siento inútil y sobre todo cuando lo
veo renegar porque dice que le toca hacer todo. Esta situación es desesperante
porque estamos siempre discutiendo. Termino llorando y dándole la razón. Todo
es un caos.
Yo no hablo de esto con nadie. A mi madre no la quiero preocupar. Repito que
todo es un caos, estoy desesperada con esta situación. Lo peor de todo es que
creo que él es un hombre maravilloso y quizás por ello, es que nunca he hecho
nada para modificar esta situación.
SINTOMAS SOBRESALIENTES
Temor
Baja autoestima
Inseguridad
Angustia
ANÁLISIS
La paciente denota mucha inseguridad para la toma de decisiones, las constantes
discusiones por el control y enojo de esposo, no le permiten entablar una
adecuada interacción familiar, lo que provoca que no adopte estilos de
afrontamiento
adecuados
que
le
permitan
sumergiéndose en la tristeza y preocupación,
28
enfrentar
la
problemática,
DATOS GENERALES
Nombre: Caso 2
Edad: 36 años
Lugar de nacimiento: Guayaquil
Sexo: femenino
Instrucción: Superior
Estado Civil: casada
Hijos: 2
Esposo: Luis
Edad: 35 años
Unidad de atención: Departamento Psicológico
Entrevistas realizadas: 8
Procedimientos utilizados: Entrevistas Semidirigidas
Duración: 45 minutos C/S
MOTIVO DE CONSULTA:
Se presentó una señora de 36 años a quien había remitido su médico familiar, la
señora se quejaba de dolores de cabeza, de algunas noches de insomnio y días
en las que no podía parar de dormir. Comentó que estaba muy triste,
desanimada, que sentía un malestar físico generalizado que incluía dolores
musculares y mucha debilidad, no tenía apetito y no tenía ganas de hacer nada ni
de ver gente.
Historia Familiar
La señora vivía con su hijo de seis años de edad En los últimos cuatro meses su
asistencia al trabajo había sido muy irregular y estaba dejando a sus asistentes a
cargo del negocio casi todos los días. Durante esta etapa pasaba la mayor parte
del tiempo en casa, sin arreglarse, viendo la televisión o simplemente recostada.
Al preguntar por el origen de la queja, comentó que todo había empezado cuando
le diagnosticaron diabetes, después de un tiempo se enteró que su marido la
engañaba, ella descubrió a su marido besando a una vecina. Ese día ella había
salido a trabajar como todos los días y volvió a su casa en la tarde el marido se
fue de la casa a lo que ella no respondió nada y salió de su casa, cuando volvió a
su casa, él ya no estaba ni tampoco la mayor parte de sus pertenencias. A partir
29
de ese día, su marido le hablaba por teléfono eventualmente para preguntarle
cómo estaba y ella respondía con monosílabos.
También llegaba a veces para recoger a su hijo o para llevarlo de paseo o a la
escuela, darle algún juguete, pan, o pasaba por cosas que había olvidado o para
dejar dinero. Actuaba como si no hubiera ocurrido nada, saludaba, entraba con
toda naturalidad, bromeaba con su hijo. Ella refería que cuando eso ocurría se
quedaba bloqueada, solamente atinaba a verlo y le contestaba lo indispensable.
No entendía por qué le ocurría cuando en realidad tenía ganas de gritarle,
pegarle, insultarlo y reclamarle su infidelidad, mencionó que la infidelidad se le
hacía imperdonable y que se había dado cuenta de que su marido era cínico,
mala persona y desagradecido; sin embargo, no entendía por qué se sentía así,
por qué se ponía nerviosa ante la posibilidad de que él fuera a su casa, por qué
pasaba del coraje a la tristeza. Ella venía de padres divorciados, el divorcio había
ocurrido cuando ella tenía 14 años y el motivo había sido una infidelidad de su
padre. Su mamá al enterarse lo había corrido de casa y había pedido el divorcio.
La usuaria vivió el resto de su soltería con su madre que era una mujer muy fuerte
y trabajadora, a su papá lo veía eventualmente y siempre lo había considerado
como el culpable de la desintegración familiar.
Antes del evento que diera origen a su problema, ella era una persona muy
segura, se consideraba muy trabajadora, muy eficiente; conocía a mucha gente,
tenía muchas amistades y, de hecho, fue ella quien recomendó a su marido en su
trabajo actual. Comentaba que él debía sentirse agradecido con ella porque tenía
un buen empleo. Por otra parte, reconoció que su marido había sido muy
complaciente con ella, siempre le había ayudado en los quehaceres del hogar,
también era quien pasaba más tiempo atendiendo a su hijo porque su horario
laboral era más cómodo. Los fines de semana él lo atendía, preparaba
desayunos, y los llevaba de paseo a donde ella sugería.
En el aspecto económico ella era quien más aportaba al hogar, había terminado
una licenciatura y había logrado comprar la casa en la que vivían, mientras que su
marido no había terminado su carrera por problemas económicos en su familia.
Reconocía que él había empezado a trabajar desde muy joven desde puestos
muy modestos y que había logrado superarse mucho: tomando cursos,
consiguiendo cada vez mejores empleos, convirtiéndose en una persona más
30
refinada; sin embargo, ella acostumbraba a hacer comentarios acerca de sus
orígenes o de las carencias actuales de su familia, decía que no lo podía evitar.
La vida social de su matrimonio había sido determinada por ella, quien organizaba
con frecuencia algunos paseos, salidas de fin de semana, viajes o cenas con sus
amistades. Su marido siempre se adaptó a esto.
En su matrimonio no había grandes discusiones o problemas, ella se consideraba
de mal carácter y muy exigente, decía que hacía muchos reclamos por cosas
triviales o se quejaba de que los hombres eran inferiores, o inútiles. Un ejemplo
de sus reclamos fue el de alguna vez que se puso a gritarle a su marido porque él
y su hijo no la dejaban dormir hasta tarde en domingo porque hacían mucho ruido,
y ella trabajaba mucho y merecía que la dejaran descansar. En esa ocasión su
marido solamente le dijo discúlpame, ya cálmate, nos vamos a ir a jugar afuera.
En general, cuando ella reclamaba o se enojaba él era muy paciente.
En el terreno sexual no reportó problemas. Ella casi siempre tomaba la iniciativa y
disfrutaba sus relaciones.
Comentó que no estaba segura de lo que sentía por su marido, por un lado, eran
muchos años juntos, aunque por otro, decía que todo había cambiado, que no
creía poder perdonarlo y que la actitud que él había tomado en los últimos meses
era para humillarla más. No sabía si lo que estaba ocurriendo la hería porque
amaba a su marido o porque él la había traicionado con una mujer que “no le
llegaba ni a los zapatos” y tenía el amor propio hecho pedazos.
Las únicas que sabían por lo que estaba pasando eran sus hermanas, quienes la
habían consolado y le hablaban por teléfono con cierta frecuencia para saber
cómo se sentía o iban a verla algunas veces para “levantarle el ánimo”. Le
preguntaban si se iba a divorciar y ella no sabía qué contestar, comentaba que
estaba muy confundida y no tenía idea de qué es lo que pretendía su marido.
Síntomas sobresalientes
Tristeza
Insomnio
31
Análisis
El evento que dio origen a lo que la usuaria valora como su problema actual, es
decir, la traición de su marido, generó una conmoción emocional. Actualmente ella
refiere un estado de ánimo que interfiere con sus patrones usuales de
comportamiento en los diversos ámbitos de su vida.
Se siente triste y confundida, tiene problemas para dormir, falta al trabajo, no tiene
apetito. La relación que se reporta como problema inició con un evento valorado
por la usuaria como moralmente incorrecto y ello le generó una conmoción
emocional con efectos sobre su estado de ánimo y su manera habitual de
comportarse en todos los ámbitos. Ella tiene capacidad mediadora; sin embargo,
su estado emocional interfiere con el despliegue de sus habilidades.
Con la información que pudo obtenerse, se identificó que las prácticas valorativas
de la usuaria con respecto a la fidelidad en el matrimonio están reguladas por la
conducta de su madre. Igualmente se detectó una falta de correspondencia
significativa entre la usuaria y su marido con respecto a prácticas valorativas
efectivas: su marido fue infiel y ella ha sido fiel.
Se identificaron respuestas potencialmente funcionales para la solución de este
problema. Ella siempre ha sido muy disciplinada, tiene capacidad para tomar
decisiones, para resolver conflictos, y habilidades mediadoras.
32
DATOS GENERALES
Nombre: Caso 3
Edad: 31 años
Lugar de nacimiento: Guayaquil
Sexo: femenino
Instrucción: Secundaria
Ocupación: ama de casa
Estado Civil: casada
Hijos: 2
Esposo: Mateo
Edad: 35 años
Unidad de atención: Departamento Psicológico
Entrevistas realizadas: 8
Procedimientos utilizados: Entrevistas Semidirigidas
Duración: 45 minutos C/S
MOTIVO DE CONSULTA:
Una mujer de 31 años, asiste a consulta muy angustiada, se ve muy fea, horrible,
no quiere ver a nadie. Se siente muy sola, atribuye todo lo que le pasa a los
problemas que tiene con su esposo. Indica que su pareja no es la de antes lo
único que le importa es salir con sus amigos no le gusta trabajar es un desastre
me hace la vida imposible.
Historia Familiar
Cuando ella conoció a su esposo, cuenta que "él era un amor" estaba pendiente
de ella, la buscaba todo el tiempo. Ahora, viven peleando.
Conocer a Mateo la ayudó a olvidar a otro hombre con el que convivió por primera
vez durante poco más de un año. También con él se peleaba todo el tiempo, por
tonterías. Ya en esa primera entrevista, la paciente ubica lo que se repite en sus
relaciones amorosas: "al principio todo bien, pero en algún momento algo
cambia"; esto es: comienzan a llevarse muy mal, a pelear todo el tiempo y ella a
sentir que aunque esté con alguien, está sola.
33
No sabe por qué pasa esto, tampoco puede precisar por qué el cambio. Lo que sí
sabe es que los hombres de los que se enamora, en algún momento, "dejan de
ser los de antes". En entrevistas posteriores sigue viniendo muy angustiada. Se
queja de las peleas permanentes con su pareja y continúa atribuyéndolas a que él
es un desastre, que no le hace caso, que no es el de antes.
Cuando le pido que intente precisar qué puede haber de ella en estas peleas, me
cuenta que el esposo le dice que está cansado de verla enojada, sin arreglarse
que no quiere una mujer que esté todo el tiempo así. "Todos se quejan de lo
mismo, pero no las puedo evitar". Ella no es así al principio, pero en algún
momento empiezan a aparecer. Le digo: En algún momento también has dejado
de ser la de antes, la paciente indica que es como si lo hiciera a propósito, para
llamar la atención: "cuando siento que ya no soy tan importante empiezo a
mostrar lo peor.
La paciente tiene una hermana cinco años mayor. Cree que su madre piensa que
a ella nunca le va a ir tan bien como a su hermana. Se compara y dice: "mi
hermana aunque sea estudió, es profesional y le va mejor con sus parejas".
Supone que la falta de confianza que le viene de su madre respecto de lo que ella
puede lograr, la marcó mucho, cree que es por eso que le cuesta sentirse
valorada y es ahí que se le arma la significación de que "nunca le va a ir bien", o
que "cuando le va bien con algo, no puede durar mucho". Relaciona esta
significación con lo que le pasa con los hombres: "al principio todo bien, pero en
algún momento todo empieza a estar mal". Luego dice: "de repente empiezo a
sentir que yo tampoco soy la de antes, que ya no le intereso, que no le importó,
así es como me siento con mi esposo en este momento".
Continúa apareciendo la cuestión del sentirse sola y la queja por la falta de interés
de su pareja.
En las últimas entrevistas antes de una nueva interrupción se logra ubicar una
cuestión en las que sí funciona su relación con el partenaire; en sus dichos,
aquello que la ata a Horacio: “que sea el padre de mi hijo”.
Puede comprobar que aunque Horacio sea un desastre, es muy dulce con su hijo.
34
Le gusta ver cómo lo mira, cómo lo trata, lo ve feliz con él. En algún momento
dice: "no me puedo separar porque es el padre de mi hijo". Y supone que no
podría mirar a otro hombre “porque él es el padre”.
Análisis
La paciente no puedo tolerar que su pareja la siga tratando mal, que me diga que
estoy loca, que se vaya y que vuelva cuando quiera, ahora soy madre y no puedo
permitir que mi hijo viva todo esto.
Denota inseguridad al no poder tomar una decisión, ya no soporta las peleas con
su esposo, pero también se encuentra temerosa porque su pareja le pueda quitar
a su hijo, lo cual provoca preocupación e inestabilidad emocional.
35
DATOS GENERALES:
Nombre: Caso 4
Sexo: femenino
Edad: 41 años
Fecha de nacimiento: 16 de Junio de 1971
Grado de instrucción: Superior técnica (incompleta)
Estado civil: casada
Lugar de la entrevista: consultorio
MOTIVO DE CONSULTA:
La paciente al llegar a la consulta acude en compañía de su madre, refiere
problemas en su relación conyugal.
Historia
La paciente indica que desde hace meses atrás presenta problemas con su pareja
no quiere realizar las tareas de la casa y se muestra grosero, ante estas
manifestaciones del comportamiento de su esposo han acudido a ayuda
profesional psicológica pero agrega que su esposo no colabora y acepta que
necesita ayuda, además, sus familiares (padres y hermanos) no se muestran
interesados con lo que le ocurre a su hijo, ya que la sobreprotegen y engríen cual
si fuera una niña, y no le hacen sentir que es ya una persona adulta y está
casado. Esto genera en la paciente impotencia ya que no encuentra una forma de
ayudar a su esposo.
La paciente indica que esta situación se desencadena a partir del segundo aborto
espontáneo que ha tenido la paciente, ocurrido hace cinco meses y han generado
en él estos comportamientos de indiferencia y abandono, que producen el ella
ansiedad y preocupación que lo desborda en llanto al no poder comprender esta
situación tan difícil por la que atraviesa, y por lo mismo se siente mal y con
sentimientos de culpa al no poder atender a su esposo de manera conveniente
debido a sus problemas de salud. Además manifiesta que esto influencia mucho
en su irritación
y molestia ya que dice tener un carácter, "poco tolerante e
impulsivo, con falta de orden y estabilidad para con su vida. Durante las sesiones
de evaluación sus tardanzas descendieron considerablemente, además no faltó a
ninguna sesión, aun así, había cierta duda y temor que se observaba ante la
36
posibilidad de ser evaluada (lo asumía como exámenes) luego de haberle
informado que se trataba de una forma de poder conocerla para ayudarla, se
sentía más tranquila, a lo que se concluye, que se le observó colaboradora.
En esa misma sesión al aplicársele la Prueba de Frases incompletas de Sackz,
notamos en la paciente cierta parálisis y confusión para asociar o en todo caso
escribir lo "primero que se le ocurriera" las preguntas que formulaba dejaban
apreciar, cierta duda e incertidumbre, pero sobretodo el tono en que se decían
dejaba notar la necesidad de apoyo y ayuda. Es por esto que nuestras respuestas
apuntaban a ese plano (connotativo) pretendiendo que su temor ante lo
desconocido no le perturbe, al sostener aquello, sus asociaciones se fueron
dando progresivamente. Una vez más le hacíamos sentir que no estaba sola ante
la dificultad; estábamos ahí, para aclarar sus dudas, para acompañarla. Esto
permitió que complete sus asociaciones escritas, de manera calmada y dándose
su propio tiempo de respuesta, comentaba al final que: "le fue en un inicio algo
confuso, pero que al final se sintió bien.
La paciente es una persona con grado de Instrucción incompleta, la primera vez
que asistió a consulta en compañía de su madre, su rostro evidenciaba una gran
preocupación y tensión emocional. De estatura alta y contextura gruesa con
menos edad de la que aparentaba físicamente, siendo una persona, dependiente,
ansiosa y pasiva, su tono de voz denotaba queja al expresarnos las dificultades
que
atravesaba
por
la
situación
que
vive
con
su
pareja.
El pedido que realiza en el transcurso de las siguientes sesiones van a estar
cargadas de una gran demanda y de una pronta solución tipo que requería para
su problema, donde además, era notoria su incapacidad de conectarse con su
mundo interno, y elaborar una respuesta en beneficio de su propio
esclarecimiento. De otro lado, estaban la baja tolerancia a la frustración y el total
desconocimiento de nuestra labor, ya que era la primera vez que acudía a solicitar
ayuda psicológica. Dado que era un problema sobre su relación de pareja el plano
afectivo es el más delicado, y forma parte de una situación estresante y presión
psicológica que el entorno le genera y difícilmente tolera, por lo mismo pudimos
comprobar como estos afectos inundan su capacidad de atención, concentración
y reflexión.
37
Al no dársele "la receta" que demandaba se tornaba ansiosa e impulsiva, más
aún, si es que desde la formalidad en principio se pretendía evaluarla bajo la
percepción de un caso y un abordaje típico, no hallamos comodidad y disposición
para ello.
ANÁLISIS
Estos desempeños a nivel intelectual están muy relacionados con la personalidad
que representa a un individuo con demanda de afecto y cariño, el cual se deja
llevar por lo que los demás le dicen, prefiere desempeñarse en entornos
conocidos y cercanos, como lo es su círculo de amigos, donde además se siente
protegida ante las dificultades ansiógenas. Ante medios desconocidos prefiere
mantener distancia y poco contacto, evidenciando inseguridad y falta de
confianza.
Su autoestima se observa poco valorada ya que se percibe con rasgos negativos
hacia sus recursos y habilidades, como lo señalamos anteriormente, su
satisfacción está en función de la aprobación de los demás lo que le hace
desplegar un afán de reconocimiento en elementos fuera de su entorno familiar.
Se encuentra atravesando por una dificultad, y malestar que su entorno le genera,
y que le son difíciles de manejar ya que además de ello, este entorno es una
constante situación de presión y estrés que la desborda e inunda llevándola a
responder de manera habitual, descargando sus impulsos en donde se evidencia
el poco control y manejo de los mismos.
Tiene una visión negativa de su imagen, que se expresan en su inhabilidad social
y recursos a los que no puede acceder, para enfrentar mejor el contexto que la
abruma. Recurriendo por ello a poner distancia en sus relaciones interpersonales,
en donde también recurre a la fantasía y a la demanda, para gratificarse, en su
entorno (círculo de amigos), donde busca refugiarse y protegerse. Aun cuando
presenta esta dificultad para entablar un contacto interpersonal estrecho y
estable, y que no le permiten una continuidad y un vínculo significativo, denota
motivación y afán por solucionar entender y comprender sus dificultades, ya que
avizora un futuro mejor en donde se observa sana y con la posibilidad de crecer a
nivel psicológico, familiar y social.
38
DATOS GENERALES
Nombre: Caso 5
Edad: 36 años
Lugar de nacimiento: Guayaquil
Sexo: femenino
Instrucción: Primaria
Estado Civil: casada
Hijos: 2
Esposo: Omar
Edad: 38 años
Unidad de atención: Departamento Psicológico
Entrevistas realizadas: 8
Procedimientos utilizados: Entrevistas Semi-dirigidas
Duración: 45 minutos C/S
MOTIVO DE CONSULTA
La paciente asiste a consulta por inquietud sobre su relación de pareja, su esposo
es celoso, no consigue tener amigos y en ocasiones no llega a la casa, sin que
ella sepa dónde está.
Historia
La paciente vive con su esposo y sus dos hijos, un varón de 18 años y una mujer
de 16 años, viven en la casa con su padre debido a que la madre de la paciente
murió de una enfermedad cuando ella tenía diez años. Ella es hija única y desde
la muerte del padre se hizo cargo del hogar, se responsabilizó del cuidado de su
padre asumiendo responsabilidades asociadas a ese rol.
La paciente conoció a su marido a los 15 años, lo describe es esos tiempos como
una persona cariñosa, se preocupaba por hacer cosas que me agradaban, señala
que el cambia radicalmente después que se casaron.
Después de tres años de enamorados se casaron porque ella quedó embarazada,
más allá de eso ellos ya habían hablado de matrimonio.
39
La pareja está casada desde hace 17 años desde entonces sólo han vivido
independientes los primeros seis meses en que las dificultades de la pareja fueron
evidentes, el conflicto, las peleas, a la paciente la situación se le ha vuelto
intolerable.
Desde el punto de vista de la distribución de roles en la familia, la paciente elige
seguir ejerciendo las labores dentro del hogar del padre, de laguna manera no
logra diferenciarse de ese mandato y permanece al lado de su padre, lo cual
frecuentemente actúa como intensificador del conflicto y dificultades de la pareja.
A lo largo de los 17 años de matrimonio ha existido algunas separaciones
temporales, definidas porque él se va por tres o cuatro días de la casa sin que ella
sepa dónde está, luego vuelve arrepentido por lo ocurrido, y yo lo perdono .la
paciente indica que a menudo se rechazada afectivamente, despreciada por él.
Ante el temor de las agresiones verbales, la paciente intenta evitar las situaciones
que puedan ser conflictivas para esto ella intenta dialogar y evitar las discusiones,
tiene mucho miedo a lo que pueda ocurrir.
En la actualidad como evento recurrente, el marido ha aceptado de palabra irse
como parte de un acuerdo sin embargo no es activo en generar las condiciones
para que ello sea posible, no busca donde irse.
Por su parte ella también se plantea irse, sin embargo tiene mucho temor por lo
que él le dice, teme principalmente que él se haga daño, el miedo la paraliza en
su intento de hacer algo distinto que termine con los conflictos.
ANÁLISIS
Respecto al manejo de situaciones de riesgo y establecimiento de estrategas
básicas de protección, la paciente reporta que ha conseguido salir del cuarto,
cuando empiezan las discusiones. Igual siente mucho miedo a lo que pueda
ocurrir.
Otra de sus estrategias ha sido mirarlo a los ojos, intentar restituir la desigualdad
establecida por el sistema autoritario de relación, afirma que él se ha calmado en
esas situaciones, así como intenta igualarse atreviéndose a mirarlo y no y no
bajar la cabeza.
40
La paciente es capaz de evaluar que permanece en una situación que ya sabe le
es dañina, sin embargo teme romperla, la paciente no quiere seguir siendo
dañada ni agredida, sin embargo necesita creer y rescatar todo lo que ha invertido
en la relación.
La condición emocional y anímica de la paciente es fluctuante con altos y bajos,
en la medida que ella intenta establecer límites y que empieza a verse mejor, con
espacios de alivio y buen ánimo, la presión ejercida por el marido aumenta, él se
pone más controlador, más persecutorio.
Ante el aumento de la presión, la paciente relata sentirse agobiada ante su visión
de estar todo el tiempo tratando de evitar conflictos, su malestar psicológico se
intensifica y se va sintiendo cada vez más disconforme con su situación, se siente
además en conflicto consigo misma, no se entiende.
41
ANÁLISIS INTEGRAL DE LOS RESULTADOS
A través de las técnicas utilizadas, se realiza la triangulación los cuáles
permitieron llegar a la obtención de los siguientes resultados, dando de esta
manera respuesta al objetivo general de caracterizar los estilos de afrontamiento
que se presentan con mayor frecuencia en los pacientes diabéticos ante los
conflictos de pareja.
Considerando que las relaciones de pareja ocupan un lugar importante en la vida
de las personas, sobre todo porque este vínculo se relaciona con diversos
aspectos de su vida cotidiana de los involucrados, resulta importante centrar este
estudio en parejas en conflicto, identificando las diversas situaciones que
caracterizan sus relaciones de pareja, para crear estrategias de acción que
contribuyan a resolver sus necesidades.
Se concluye que en las entrevistadas las relaciones de pareja han presentado
cambios de manera negativa, algunos de estos determinados por la multiplicidad
de comportamientos utilizados para enfrentar los problemas, otros definidos por la
influencia que ejerce el enfrentarse a una enfermedad crónica y no utilizar las
estrategias adecuadas para llegar a la solución del problema, por lo cual se
relaciona que como vínculo humano se encuentran en un proceso de cambio
permanente, lo que trae como consecuencia formas distintas de nombrar
y
caracterizar las relaciones. Este vínculo amoroso presenta diferentes matices,
dada la naturaleza cambiante y dinámica de cada persona, pero también por el
componente sociocultural, en otras palabras, las relaciones de pareja son
contextualizadas según las características psicológicas y los aspectos históricos y
culturales en los que surgen y se desarrollan, por lo cual en estas parejas se
experimentan ciertas situaciones agradables, pero junto a ellas aparecen otras de
carácter conflictivo.
Se determina que las diferencias en los estilos de afrontamiento entre hombres y
mujeres en manejo de conflicto son mínimas y no se observa un estilo de
afrontamiento más activo en los hombres, es difícil encontrar una pareja que no
haya pasado por un momento crítico en su relación y se puede ver que cada
pareja tiene su propio estilo para la hora de solucionar conflictos, sin embargo,
42
cuando el conflicto es abordado desde la postura adecuada, haciendo uso de la
comunicación positiva, es más probable que la relación perdure y el conflicto se
solucione de manera tal que el individuo quede satisfecho con sus decisiones.
Se observó que los hombres presentaron las siguientes estrategias de
afrontamiento como las más representativas citadas en forma decreciente de
acuerdo a la frecuencia de su uso como son: preocupación, frustración, fijarse en
lo positivo, buscar diversiones, a partir de estos resultados se puede afirmar que
la muestra investigada enfrenta sus dificultades presentando temor por el futuro
sin lograr soluciones, buscando la opinión de los demás sobre lo que acontece.
Se encontraron diferencias entre las estrategias de afrontamiento entre los
hombres y mujeres para afrontar sus problemas entre las cuales está buscar
apoyo social, autoinculparse, reducción de la tensión, esto implica el uso de
elementos basados en la esperanza y en la anticipación de una salida positiva,
así como la creencia de la ayuda de un líder o de Dios, las mujeres tienden a
compartir el problema con los otros, otras se ven responsables de sus problemas
o preocupaciones, en tanto que presentan dificultad personal para tratar el
problema y desarrollan síntomas psicosomáticos.
Así mismo la falta de afrontamiento supone la ausencia de recursos para
enfrentar las dificultades, lo que se relaciona con el bajo concepto de sí mismo,
con dificultades para hacer frente a las situaciones que le demanda el entorno y
las propias necesidades, igualmente se asociaría con la falta de metas y
confianza en sí mismos.
Así mismo, se determina que la comunicación puede convertirse en un serio
problema, cuando la violencia física o verbal, hostilidad o indiferencia hacen que
los miembros de la pareja se sientan muy desdichados. Es importante señalar que
a la gran mayoría de las personas que conforman una pareja les es sumamente
complejo exteriorizar su opinión por temor a ser deliberadamente rechazados. Por
tal motivo la buena comunicación es un requisito indispensable para mantener
una relación de pareja.
43
Las parejas de las pacientes indicaron que durante el conflicto, surge una serie
de emociones y sentimientos negativos asociados al debilitamiento del amor y su
efecto en el individuo en sí mismo y en la interacción. En el primer término se
observan consecuencias tales como: angustia, el dolor, tristeza, frustración,
preocupación, culpa y arrepentimiento,
se observa enojo, desagrado,
desconfianza, desesperación, rencor, odio y el temor. Entre las conductas propias
de pueden observar comunicación inadecuada lo que lleva a grandes discusiones
a veces innecesarias, agresividad y pleitos.
Entre la muestra investigada figuran como principales problemas: los celos, la
infidelidad, la falta de tiempo para convivir o la dificultad para llegar a acuerdos,
que se complementa con el hecho de padecer de una enfermedad, lo cuales
provocan diferencias de opinión, de intereses y de acuerdo, estos ocurren con
frecuencia, pero no necesariamente tienen que desembocar en enfrentamientos ni
peleas, y mucho menos en violencia. En este sentido, cuanto más eficaz sea la
estrategia de afrontamiento utilizada, menores serán los niveles de gravedad y las
consecuencias del conflicto., solo con aceptar que son diferentes a su pareja,
pueden sobrepasar el inconveniente de los desacuerdos. Para que esto suceda
es fundamental una permanente y eficaz comunicación, un diálogo tranquilo, que
posibilite solucionar todo conflicto y transformarlo en una enriquecedora
experiencia de crecimiento personal y de pareja.
En todo caso se puede identificar que no hay una manera única de manejar
constructivamente los conflictos, más bien se deben crear respuestas adecuadas
en cada situación que se presente, según el contexto particular en que se dé.
44
CONCLUSIONES
A partir de los datos obtenidos se darán a conocer las conclusiones en lo que se
refiere a la pregunta de investigación ¿Cuáles son las características de los
estilos de afrontamiento que predominan en pacientes diabéticos que presentan
conflictos de pareja?
La ocurrencia del conflicto de pareja no es imputable a un solo factor. Es un
fenómeno complejo resultante de una multitud de agentes que convergen en su
proceso. En primera instancia, porque surge de desacuerdos que causan
inconformidad con quién se tienen fuertes vínculos afectivos. Lo que en ocasiones
puede poner en riesgo una vida compartida, proyectos conjuntos y un pasado
común. Así detrás del conflicto se mueven miedos de perder una relación que
tiene un alto nivel de inversión emocional. Sin embargo, los conflictos son parte
de la propia relación, casi ineludibles porque tienen mayor oportunidad de
aparecer cuando la frecuencia de la interacción es alta, como ocurre en la vida de
pareja.
Dando respuesta al primer objetivo se ha podido determinar qué entre los
conflictos más usuales en las relaciones de pareja de la muestra evaluada se
encuentran: las diferencias de opinión, de intereses y de acuerdo, estos ocurren
con
frecuencia,
pero
no
necesariamente
tienen
que
desembocar
en
enfrentamientos ni peleas, y mucho menos en violencia. En este sentido, cuanto
más eficaz sea la estrategia de afrontamiento utilizada, menores serán los niveles
de gravedad y las consecuencias del conflicto.
En todo caso, no hay una manera única de manejar constructivamente los
conflictos, más bien se deben crear respuestas adecuadas en cada situación que
se presente, según el contexto particular en que se dé.
Es de resaltar que no hay un tipo “ideal” de relación de pareja, cada uno de los
pacientes pone en juego sus habilidades, recursos y sus vivencias previas para
iniciar, mantener o culminar una relación. Los factores asociados al conflicto en
las relaciones de pareja aparecen como elementos propios de la dinámica de este
vínculo, y en estos tienen gran valor el conocimiento, la consolidación de la
relación o cambios propios de cada miembro de la pareja; pero en algunos casos
45
se asocia a una constante de la relación, que se vuelve inherente a esta, dando
lugar a lo que se denomina en la literatura: relaciones conflictivas.
En el grupo investigado figura como causal de conflicto más frecuente la asociada
a los problemas de comunicación. En segundo lugar aparece la pérdida de la
libertad, los celos y la desconfianza; la falta de comunicación; la infidelidad; el
poco tiempo dedicado a la pareja irrespeto verbal o físico; pérdida de la libertad y
los cambios emocionales, comportamentales o de actitud por parte de la pareja.
La muestra investigada presenta un bajo nivel de bienestar psicológico y
emplearon estrategias tales como autoinculparse, estás frente a las situaciones
de estrés los conducen a evitar pensar en el problema, buscar recompensas
alternativas, sintiendo culpa, lo que indudablemente puede resultar de riesgo, ya
que la resolución exitosa de cualquier hecho vital, implica poner en marcha
estrategias cognitivas y afectivas que, con principio de realidad conducen q
modificar la situación problemática planteada.
46
RECOMENDACIONES
 Ampliar el tema de estudio más allá del conflicto y centrarse en las
prácticas relacionales de pareja.
 Permitir a las familias el conocimiento del trabajo y vincularlos a éste para
que así de forma dinámica se vea vinculada a las acciones de promoción y
prevención, para que se concientizen de que tan solo con correctas formas
de comunicación se podrán evitar conflictos de pareja, que quiebran las
relaciones familiares.
 De acuerdo con la experiencia adquirida en el desarrollo de esta propuesta
se considera prudente recomendar, la implementación de la estrategia de
resolución de conflicto se desarrolle a partir de los primeros años de vidan,
puesto que de esta manera los niños y niñas desarrollaran habilidades y
destrezas que les permita asumir sus diferencias de manera constructiva,
respetuosa, permitiendo un mutuo acuerdo y una mejor convivencia familiar
y social.
 Se recomienda a los estudiantes realizar estudios afines a la problemática,
utilizando un enfoque cualitativo cuantitativo, para que de esta forma se
obtenga mayor validez y confiabilidad
47
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1.- Díaz Lovin, R. (1996). Una teoría Bio- Psico- Socio- Cultural de la Relación de
Pareja. Revista de Psicología Contemporánea. 2 18-29.
2.- González R, Montoya E. (2002). Relación entre estilos y estrategias de
afrontamiento y bienestar psicológico. Psicothema, 363-368.
3.- Perlman, D. (2000). El lado oscuro de las relaciones. Revista de Psicología
Social y personalidad 16 95-122.
4.- Rivera A. (2004). Midiendo el conflicto en la pareja. La Psicología Social.
México, vol X. 229-236.
5.- Sánchez Arágon (2002). ¿Nos expresamos igual o diferente hombres y
mujeres? Estilos de comunicación con la pareja. La psicología Social en México. 9
749-755.
6.- Bernal, S.T. (2005). Conflictos de pareja y el rol del mediador. Revista de
Psicología.
7.- Campo, C. & Linares, J.L. (2002). Sobrevivir a la pareja. Barcelona: Planeta.
8.- Carvajal, K. (1999). Insatisfacción y desamonía marital en relación con la
comunicación en pareja. Tésis inédita de licenciatura en Psicología. Universidad
de las Américas Puebla. Santa Catarina Mártir.
9.- Díaz, R., & Sánchez, R. (2002). Psicología del amor: una visión integral de la
relación de pareja. México: Miguel Ángel Porrúa.
10.- Fernández Abascal (1997. Estilos y estrategias de afrontamiento. Cuadernos
de práctica de motivación y emoción. Madrid: Pirámide, 52-56
11.- Lazarus, folkman(1986). Estrés y procesos cognitivos. Barcelona. Martínez
Roca. 26-32
48
12.- Liberman R, y cols. (1998) Manual de terapia de pareja. Bilbao: Desclée de
Brouwer.
13.- Maldonado E, (1986) Sinopsis de psicología médica. Editorial lilial. 1ª edición.
14.- Nina Estrella, R. (1991). Comunicación marital y estilos de comunicación:
Construcción y validación. Tesis de doctorado no publicada. Faculta de sicología,
UNAM.
15.- Portilla L, Román J (1991) El paciente diabético. Aspectos psicológicos de su
manejo, revista latinoamericana de psicología Vol. 23. nº 2.
16.-Vargas-Mendoza, J. E. (2009) Diferentes factores psicosociales en la
Diabetes. Revista Latinoaméricana de psicología.
Páginas de Internet
1.- Mellitus Tipo 1. México: Asociación Oaxaqueña de Psicología.
Disponible en:
http://www.conductitlan.net/factores_psicosociales_diabetes_mellitus.ppt
49
50
CRONOGRAMA PARA LA ELABORACIÓN DE TESIS
ACTIVIDADES
MARZO
RESPONSABLE
2
3
ABRIL
4
1
1
2
Elección del tema
Danilo Parra
Objetivos, justificación,
planteamiento del problema,
tipo de estudio
Danilo Parra
Búsqueda de información
Danilo Parra
Introducción
Danilo Parra
3
4
Marco teórico
5
Danilo Parra
Metodología
6
Danilo Parra
7
Análisis e interpretación de
resultados
Danilo Parra
8
Conclusiones y
recomendaciones
Danilo Parra
9
Referencias Bibliográfica y
anexos
Danilo Parra
1
2
3
MAYO
4
1
2
3
JUNIO
4
1
2
3
4