Las ánimas milagrosas en Venezuela

Las ánimas milagrosas en Venezuela
Angelina Pollak-Eltz
apollake@ucab.edu.ve
Estudios de postgrado, UCAB
Universidad Católica Andrés Bello
Resumen
La devoción a los santos tiene mucha importancia para todos los católicos
en el mundo entero, sobre todo en los países latinoamericanos, donde casi todos
tienen su santo de protección personal. A partir del siglo XII solamente la Sagra
Rota en Roma decide sobre la canonización de nuevos santos. Sin embargo,
todavía en Venezuela y otros países el mismo pueblo elige sus «muertos milagrosos», que en vida eran curanderos, personas humildes y caritativas o víctimas
de accidentes. Entre ellos hay también revolucionarios y algunos Robin Hood,
que robaron a los ricos para dar a los pobres. Igualmente, se implora a «malandros» (asesinos, atracadores) que, en la creencia del pueblo, pueden salvarse
del infierno cuando ayudan a los vivos. Para pedir un favor a cualquiera de estos
santos, el creyente suele hacer una promesa; y cuando ocurre «el milagro» hay
que pagar sin regatear. Este culto a los muertos empieza espontáneamente y a
menudo se propaga rápidamente en todo el país. Sin embargo, cuando no ocurren
más milagros el «santo» es olvidado. Algunos «muertos milagrosos» son
invocados también por los espiritistas del Culto de Maria Lionza, que pretenden
recibir sus mensajes por mediums en trance. El «santo popular» más conocido
es el médico José Gregorio Hernández, pero como esta también invocado por
los espiritistas, su canonización oficial será difícil.
Palabras claves: santo popular, muerto milagroso, canonización, espiritismo.
❏❏❏
VIII CONGRESO DE INVESTIGACIÓN Y CREACIÓN INTELECTUAL DE LA UNIMET
111