Según Día: 24 de Marzo 2015 Clasificación Respuesta

LECH LECHA – Sal Fuera
Génesis 12:1-17:27
Isaías 40:27 – 41:16
Romanos 3:19 – 5:6
Las Generaciones de Sem hasta Abram
Génesis 11:10-32
Siguiendo la envergadura de la vida de Noé, las Escrituras rastrean el linaje de su hijo Sem por
diez generaciones, llegando a la vida de Abraham (Abram). Vemos a Yahweh eligiendo a
Abraham y a Sarah, y cómo El causó que se separaran de su familia y del estilo de vida pagano
de las naciones que los rodeaban (el reino del Olam Hazeh), para convertirse en un pueblo
redimido para El (reino del Olam Haba).
Taré, padre de Abraham tuvo cuatro hijos: tres hijos que se llamaron Abraham, Nahor y Harán, y
una hija con su segunda mujer que se llamó Sara (Sarai). (Génesis 20:12).
 Harán fue el padre de Lot, y tuvo dos hijas Milca e Isca.
Milca se casó con su tio Nahor (Génesis 11:29).
 Abraham se casó con su media hermana Sarah (Génesis 20:12).
Taré tomó a Abraham, a su sobrino Lot y a su hija política Sarah de Ur, con la intención de ir a
la tierra de Canaán. A lo largo del camino ellos realizaron una parada en Harán y se establecieron
en ese lugar. Mientras estaban en Harán Taré murió y dejó a Abraham, a Sarah y a Lot para que
continuaran la travesía.
Con Abraham comenzó una nueva historia en la humanidad – la historia de una fe monoteísta, de
la adoración al Único Dios Verdadero Yahweh. Este conocimiento de un Creador omnisciente
(con conocimiento infinito), omnipotente (con poder ilimitado) y omnipresente (que se encuentra
en todo lado) trajo obediencia a Su Palabra.
A través de Abraham nació el principio de la Torah de Yahweh (el Evangelio). Es donde
comienza nuestro estudio.
Gálatas 3:8 “Y la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe,
anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo, en ti serán benditas
todas las naciones.
Separación de un Pueblo Justo
La Presencia de Yahweh descansa sobre el hombre y se extiende hasta donde el hombre le
permite. Si el cumple el mandamiento de Yahweh solo hasta el punto de no entrar en conflicto
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
1
con una pasión en particular – sea el deseo por la comida, la lujuria, la estimulación intelectual –
entonces, a donde este conflicto de debilidad se extienda con su dedicación al deseo de Yahweh,
el Espíritu de Yahweh no puede reposar sobre el (Nota de Bereishit/Génesis, por Art Scroll).
Génesis 12:1 “Ahora Yahweh le dice a Abram, sal de tu tierra, de tu familia y de la
casa de tu padre a la tierra que te mostraré!”.
Yahweh llama a Abraham a tomar su mujer Sarah y dejar a toda su familia, y a todos los que él
conocía que le seguían. Abraham obedeció en parte la ordenanza de Dios. El dejó su país, pero
conservó a la familia de su padre con él, permitiendo que su sobrino Lot permaneciera con ellos.
Esto no era parte del plan original.
Génesis 12:4 “Entonces Abram se fue tal como Yahweh le había dicho; y Lot fue
con él.
Yahweh bendijo a Abraham diciendo:
“Haré de ti una nación grande y te bendeciré y tú serás de bendición. Bendeciré a los que
te bendijeren y a todos los que te maldijeren los maldeciré, y en ti serán benditas todas
las familias de la tierra” (Gen. 12:2-3).
Esta bendición sobre Abraham fue en preparación para apartarlo del mundo, de lo común, de
la inmoralidad y la destrucción (Olam Hazeh) y llevarlo al mundo que Yahweh ha creado para
la humanidad. Allí El podría mostrarle a Abraham Su Reino, cómo caminar en él, y cómo
recibir las abundantes bendiciones y promesas que contienen, no solamente para él y su familia
sino también a su familia extendida – todos aquellos que querían caminar en pos del mismo
Dios, tal como lo hizo Abraham (Olam haba).
Esta promesa profética impartida a Abraham ha sido cumplida, ya que Abraham vio nuestro día
y se regocijó.
Juan 8:56 “nuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día, y lo vio y se
alegró”.
Gálatas 3:29 “Y si sois (los creyentes) de Cristo/el Mesías, sois simiente de
Abraham, herederos según la (misma) promesa (a través de Yeshua)”.
En Hechos 3:25, vemos a Pedro compartir con los hombres de Israel diciendo,
“Vosotros (los creyentes en Yeshua, hombres de Israel/Jacob) sois los hijos de los
profetas y del Pacto que Dios hizo con vuestros padres, al decir a Abraham: “Y en tu
simiente serán benditas todas las familias de la tierra” (Hechos 3:25).
Los creyentes son el futuro que Abraham vio en su día. Tal como lo ha sido por generaciones,
esta bendición descansa sobre aquellos que hoy en día creen en el Mesías – la simiente
prometida de Abraham.
La Fe de Abraham: Parte Uno
Abraham obedeció a la Palabra de Yahweh y caminó por fe.
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
2
Ahora bien, la fe es la sustancia (física) de lo que se espera, la convicción /evidencia de
lo que no se ve (llamado el Olam Haba). Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció,
saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba”
(Hebreos 11:1,8).
La Fe es como tener una cámara y tomar fotos de nuestro futuro con nosotros en la foto. En el
hebreo, este futuro se llama Olam Haba. La fe es lo que nosotros podemos ver en las Escrituras
sobre nosotros que es cierto. Nuestro futuro es brillante y no tenemos que temer si tenemos fe.
La Fe confía en los planes futuros que Yahweh tiene para nosotros. Podemos ver Su fidelidad
hacia Abraham el día de hoy – por tanto, El será fiel igualmente con nosotros, ya que somos
hijos de Abraham de acuerdo a la promesa. Por tanto, por fe elegimos caminar en ellas a pesar
de lo que vemos alrededor de nosotros en el plano terrenal. Mirar la fe mientras tomamos el
control de nuestro futuro, significa que nosotros no caminamos en un nivel terrenal sino en uno
celestial, el cual se nos ha dado.
“Lo que es ya ha sido, y lo que será ya fue".
Los frutos del Espíritu se encuentran en el Árbol de la Vida. Caminar en fe es acabar con la
naturaleza pecaminosa y con el estilo de vida falso del Árbol del Conocimiento del Bien y del
Mal, ya que éste guía a una pobreza física, decadente y aún a la muerte.
Colosenses 3:8-17 “Pero ahora desechad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo,
malicia, maledicencia, lenguaje soez de vuestra boca. No mintáis los unos a los otros,
puesto que habéis desechado al viejo hombre con sus malos hábitos (la naturaleza
pecaminosa del Arbol del Conocimiento del Bien y del Mal – el Olam Hazeh), y os habéis
vestido del nuevo hombre, el cual se va renovando hacia un verdadero conocimiento,
conforme a la imagen de aquel que lo creó (fruto del Espíritu/Arbol de la Vida – El Olam
Haba); una renovación en la cual no hay distinción. Pero ahora desechad también
vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje soez entre griego y
judío, circunciso e incircunciso, bárbaro, escita, esclavo o libre, sino que el Mesías es
todo, y en todos. Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de tierna
compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia; soportándoos unos a otros y
perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como el Mesías os perdonó,
así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el
vínculo de la unidad. Y que la paz del Mesías reine en vuestros corazones, a la cual en
verdad fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Que la palabra del Mesías
habite en abundancia en vosotros, con toda sabiduría enseñándoos y amonestándoos unos
a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de
gracias en vuestros corazones. Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo
en el nombre de Yeshua Ha Mashiach, dando gracias por medio de El a Dios el Padre”.
A una Tierra que Yo te mostraré
“Y se fue Abram como Yahveh le dijo, y Lot se fue con el. Y era Abram de edad de setenta y
cinco años cuando salió de Harán. Y tomó pues Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su
hermano, y todos sus bienes que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán,
y a tierra de Canaán llegaron”. (Gen. 12: 4-5).
¿Tenía que ir Lot con Abraham? La Escritura en Génesis 12 no dice que Abraham tenía que
dejar su familia y que le permitía llevar a uno de ellos con él. La llave aquí es la obediencia. No
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
3
tenía que ser una mezcla, de lo contrario el viaje se hace más largo que la intención original.
Tenemos que dejar – en el sentido físico y espiritual – las asociaciones incorrectas y aquello que
es contrario a las instrucciones de Yahweh (la Torah), de lo contrario seremos desviados del
destino que El ha planeado para nuestras vidas. En ese tiempo tal vez no lo comprendamos
plenamente, pero Yahweh conoce el corazón. Vemos más tarde que Lot probaría estar mal
asociado a Abraham, y el futuro de Abraham para las generaciones futuras. (Génesis 12:1, 2:24).
Nuestro Padre Abraham
Cuando Abraham entró en la Tierra (llamada Israel, a través de su futuro hijo Isaac y su futuro
hijo Jacob) se dirigió hacia el Encinar de Moré en Siquem. Es aquí donde Yahweh se le apareció
a Abraham y lo bendijo, diciéndole,
“a tu descendencia daré está tierra”. (Génesis 12:7)
La palabra que anteriormente habló las bendiciones a Abraham, ahora se manifestaba delante de
él de forma física, confirmando nuevamente que tanto Abraham como Sarah tendrían
descendencia y que se les daría la tierra como regalo. Abraham humildemente edificó un altar
para adorar al Santo que se le había aparecido en Siquem. (Gen 12:7; Juan 1:14)
El Altar en Siquem es aún una evidencia espiritual dentro de la Tierra, y aunque no podamos
verlo permanece físicamente hasta el día de hoy. El Altar de Abraham es un memorial a las
promesas que Yahweh habló a Abraham y a su descendencia, ésta generación incluida. Es por
eso, que Siquem ha sido siempre un área tan disputada en Israel. Cuando Abraham caminó en la
Tierra, literalmente confirmó las promesas de Yahweh para él y para sus descendientes después
de él. Al hacerlo, el reclamó la tierra y la estableció como heredad para el pueblo de Dios, que
ningún hombre puede quitarle. Esta es una palabra eterna de verdad establecida por Yahweh para
Su pueblo y para todas las naciones. La promesa dada a Abraham permanece firme y es para
nosotros hoy en día. (Gálatas 3:29).
Nota: la figura arriba mostrada fue tomada durante la Fiesta de los Tabernáculos/Sukkot. Mi
esposo Carl y Yo estamos parados sobre el Monte Gerizim/Bendiciones, mirando al Monte
Ebal/Maldiciones, encima del pueblo de Siquem. Mientras estábamos en el Monte Gerisim, nos
encontramos con un rabino que había erigido una sukka/cabaña cerca de la cumbre. Lo hallamos
en su Sukka debajo de su talit (manto de oración), orando por el retorno de los hijos de José. Nos
presentamos a el y tuvimos la oportunidad de compartirle que nosotros somos el pueblo por el
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
4
cual el había estado orando – Efraín – pueblo que retornaba de las naciones caminando en los
caminos de Yahweh, mientras adoramos al Dios de Abraham, Isaac y Jacob.
El Evangelio dado a Abraham
Gálatas 3:8-9 “Y la Escritura (Yeshua), previendo que Dios justificaría a los gentiles (el pueblo
de Yahweh que está esparcidos en todas las naciones, retornando para cumplir Sus caminos) por
la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: en ti serán benditas todas
las naciones. Así que, los que son de fe son bendecidos con Abraham, el creyente.”
¿Qué es lo que notamos en esta Escritura de Gálatas 3:8? Primeramente, el Pacto que le fue dado
a Abraham en el Antiguo Testamento/Tanakh es mencionado en el Nuevo Testamento/Brit
Chadasha. En segundo lugar, la palabra Escritura en este versículo está escrita en letra
mayúscula y está hablando a Abraham. Esto es una referencia a Yeshua, que es la Palabra o la
Escritura en la Biblia. El es la Escritura hecha carne (Juan 1:1,14), y en tercer lugar, ¿cuál de las
Escrituras/Yeshua predicó a Abraham? El Evangelio.
Si esto es cierto, entonces la Escritura vuela en la cara del cristianismo tradicional
denominacional, que enseña la teoría que el Evangelio fue introducido primero por Jesucristo, en
los llamados ‘Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan’. Esta teoría señala así mismo, que el
judío rechazó al Dador de este Evangelio, por tanto ellos mismos se rechazaron.
Cuando leemos Gálatas 3:8, encontramos la teología con imperfecciones. Mucho antes que ellos
fueran judíos sobre la tierra, (el padre de los judíos y el padre de los cristianos) le fue enseñado
el Evangelio por el Mismo Yeshua. ¿Piensas acaso, que a Abraham se le dio solamente parte del
Evangelio, o se le dio el Evangelio completo? Si Yeshua originalmente le dio a Abraham en el
Antiguo Testamento/Tanakh, entonces habría sido el Evangelio completo!
Abraham en el Pacto con Yehua fue el portador del Evangelio, tal como lo fue su hijo Isaac y su
nieto Jacob después de él. El Tanakh está lleno de hombres y mujeres que vivieron y arriesgaron
sus vidas por causa del Evangelio. Todo Israel (Jacob) es el portador del Verdadero Evangelio, y
nosotros que hemos creído en Yeshua, hemos sido injertados siendo hijos con El a través de
Abraham. Muchos siglos después, los creyentes que estamos en el mazo estamos aprendiendo a
caminar en el Evangelio, y no a la manera de los demás. (Hebreos 11; Romanos 11).
¿Quiénes entonces recibieron el Evangelio? No fue entonces al judío primeramente y luego al de
mente griega que viene de las naciones?
Romanos 1:16 “Porque no me avergüenzo del Evangelio de Cristo/Mesías, porque es poder de
Dios para la salvación de todo aquél quien cree, del judío primeramente, y también del griego”.
Como creyentes viniendo a este entendimiento con un trasfondo eclesiástico, hemos sido
enseñados a digerir una teología con mezcla. Todos tenemos de qué arrepentirnos. Primeramente
el judío por no llevar el Evangelio y enseñárselo a las naciones, y en segundo lugar los cristianos
por pensar que ellos son mejor que sus hermanos, y por sus atrocidades que la cristiandad ha
hecho por muchos años en contra de los judíos, y también por su piedad arrogante. Necesitamos
ser sanados de este comportamiento crítico abusivo y parar la persecución – entonces todo Israel
será salvo (Romanos 11).Hebreos 11:1 “ahora bien, la fe (caminar en el Evangelio) es la
sustancia de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.
Abraham Continúa…….
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
5
Abraham continuó de Siquem a la colina al oriente de Bethel y plantó su tienda. Allí el construyó
un altar e invocó el nombre de Yahweh. Nuevamente, este altar estuvo en un lugar muy
estratégico y permanece allí hasta el día de hoy. Estos dos altares, tal como lo señala la Escritura,
fueron construidos en el futuro territorio de la Casa de Efraín, en el Reino del Norte, y le
pertenecen a Abraham y a sus descendientes (Génesis 12:8).
De Egipto llamé a Mi Hijo
La hambruna en la tierra se tornó tan severa, que Abraham tomó a su mujer y a Lot y se dirigió a
Egipto buscando sustento. Sarah que era una mujer bella, estuvo en riesgo de ser tomada a la
fuerza dentro del pueblo egipcio. Si ella tenía un marido que la reclamara, los egipcios habrían
matado al marido para ‘liberar’ a la mujer, con la finalidad de tomarla como su posesión.
Temiendo que el pudiera ser matado por aquellos que deseaban a Sarah, Abraham sugirió que
Sarah era su hermana con la finalidad de protegerse. Faraón ya había conseguido tener a Sarah
en su casa, y Abraham, como su hermano había salvado su vida. Sin embargo, esta media verdad
se tornó amarga cuando el Faraón y su casa cayeron bajo grandes plagas como consecuencia de
secuestrar a la mujer de Abraham. La consecuencia más grave fue la falta de confianza que tuvo
Abraham en Yahweh. Yahweh protegió a Sarah de ser dañada en la casa del Faraón y la libertó
con una amonestación de parte del Faraón a Abraham por no haberle dicho la verdad desde el
principio. Sarah debió haber sido extremadamente bella a la edad de 65 años de edad. (Génesis
12:9-20).
El Retorno
Abraham retornó a Casa como un hombre riquísimo, ya que Faraón le permitió que se quedara
con todas las posesiones que había adquirido mientras estuvo en Egipto. Esto era una como un
anticipo para los descendientes de Abraham, los doce hijos de Jacob/Israel, saliendo de Egipto
400 años más tarde, bajo la protección poderosa de Yahweh y con gran riqueza. Estas dos
partidas fueron sombra del Mesías y de Su Vida en la Tierra, ya que de la misma manera El vivió
en Egipto por una temporada antes de retornar a la Tierra. Igualmente, las dos historias
representan nuestras vidas. Fuimos encontrados esparcidos en el desierto por un tiempo, y es allí
donde vinimos a conocer a nuestro Mesías, y un día retornaremos con El, para reclamar la tierra
de nuestra herencia (Génesis 15:13; Exodo 12:40-41; Mateo 2:11; Hechos 7:6).
En el entendimiento hebreo, la tierra no solo representa la tierra física de Israel, sino que nos
representa a nosotros - Su Pueblo Israel, ya que hemos sido hechos del polvo de la tierra. Esto es
simbólico de Su pueblo clamando la herencia declarada en Su Palabra (Génesis a Apocalipsis) y
caminando en ella mediante la obediencia. Así es como el pueblo hebreo comprende que la
Tierra, la Torah (el Evangelio) y el Pueblo son todos sinónimo en las Escrituras. (Génesis 12:1420, Exodo 12:31-36; Gálatas 3:17)
Oseas 11:1 “Cuando Israel era niño, lo amé y llamé a Mi Hijo de Egipto”
Mateo 2:13 “Después que partieron ellos, he aquí el ángel de Yahweh se apareció en sueños a
José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y permanece allá hasta que
yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo”. Y él,despertando, tomó
de noche al niño y a su madre y se fue a Egipto, y estuvo allá para que se cumpliese lo que El
Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo” (Oseas 11:1)
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
6
Cuando Abraham retornó a la Tierra con Sara a través del Neguev, regresó al lugar donde él
había hecho una ofrenda sobre el altar a Yahweh. El se estableció en Bethel e invocó el Nombre
de Yahveh (Génesis13:4).
Separación de Lot
Yahweh guía a Abraham en una nueva etapa de su vida, pero primeramente el necesitaba
retornar al lugar donde había deshonrado a Yahweh, y allí se agravó su asociación con Lot.
Abraham le permitió elegir a Lot donde le gustaría vivir. Lot no consultó a Yahweh por
dirección, ni tomó consejo de Abraham. En lugar de ello, se apoyó en su propia prudencia, en sus
preferencias personales y en lo que le pareció atractivo a sus ojos (el Olam Hazeh). Lot eligió de
acuerdo a su naturaleza no redimida. El fue conducido a las llanuras cerca de la malvada ciudad
de Sodoma. El y sus hombres dejaron por lo que parecía ser los pastos más ricos, siendo así la
elección de Lot el lugar de asentamiento que cambió su vida y sus generaciones para siempre.
Abraham sí inquirió por dirección a Yahweh, y le fue dicho,
Génesis 13:14-17 “Y Yahweh le dijo a Abram después que Lot se había separado de él: Alza
ahora los ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte, el sur, el oriente y el occidente,
pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Y haré tu
descendencia como el polvo de la tierra; de manera que si alguien puede contar el polvo de la
tierra, también tu descendencia podrá contarse. Levántate, recorre la tierra a lo largo y a lo ancho
de ella, porque a ti te la daré”.
Proféticamente lo que Abraham vio sería el retorno de sus futuras generaciones (el Olam Haba),
todas las doce tribus de Israel, retornando del norte, del sur, este y oeste a la Tierra de Israel
(Génesis 13:15-16; Gálatas 3:29).
Abraham, Continuó su Viaje….
Abraham avanzó en la tierra, haciendo una parada en el Encinar de Mamre en Hebrón. Allí
Abraham edificó un Altar a Yahweh. Este fue el tercer Altar que Abraham edificó y fue el futuro
territorio de la Casa de Judá, el Reino del Sur. (Génesis 13:18).
Melquisedec – Sacerdote del Dios Altísimo
Durante este tiempo Lot enfrentó la calamidad, ya que el territorio que el eligió para asentarse
estaba sumido en guerra. El ejército invasor se llevó a Lot, a toda su familia, y todas sus
pertenencias. Cuando Abraham escuchó estas noticias, el y sus hombres se propusieron sacar a
Lot y rescatarlo con toda su familia y todas sus pertenencias mundanas. Cuando Abraham
retornó a casa, el Rey de Sodoma (representando el Olam Hazeh – el mundo común actual, el
estado constante de decadencia y de muerte) se acercó a el, pero el Rey de Salem, llamado
Melquisedec (que representa el Olam Haba – el reino futuro – la vida de resurrección), sacó
pan y vino. El era el Sumo Sacerdote de Yahweh, y quien bendijo a Abraham, diciéndole:
“Bendito es Abraham del Dios Altísimo, Creador de los cielos y de la tierra, que entregó a tus
enemigos en tus manos, y le dio el diezmo de todo” (Génesis 14:19-20).
La presencia del Pan y el Vino simboliza hacer pacto o confirmando el pacto. Esto es usado en
varios partes de las Escrituras entre Yahweh y Su pueblo, confirmando Su Palabra en sus vidas.
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
7
- Un ejemplo es, cuando Yahweh confirmó la Palabra al Pueblo en el Monte Sinaí durante la
Fiesta de Shavout
- Lo hizo nuevamente en Pesaj /Pascua, cuando Yeshua confirmó el Pacto Renovado antes de
Su Muerte. (Exodo 14:18, 24:11, Lucas 22:29-22, Jeremías 31:31, Hebreos 8:-10).
Luego de recibir el pan y el vino, Abraham le dio a Melquisedec lo primero de todo lo que había
recibido, llamado el diezmo (Génesis 14:20). Al hacerlo de esta manera Abraham le estaba
diciendo a Melquisedec que comprendía que su diezmo era la semilla que estaba siendo
sembrada en su futuro y en sus generaciones futuras prometidas, incluidos nosotros. En Yeshua,
nosotros somos el Olam Haba– los recipientes del cumplimiento del accionar de Abraham – la
resurrección/el retorno prometido de las futuras generaciones.
De la misma manera, el diezmo accionó para siempre el Sacerdocio de Yeshua en el Orden de
Melquisedec. Adicionalmente, el diezmo inició el mantenimiento del Tabernáculo /Mishkan en
los corazones de los hombres. Los diezmos son un acto profético que prospera nuestra semilla y
las generaciones futuras. Yahweh edifica Su Tabernáculo dentro de nosotros, el cual se activa a
través de la obediencia a Su Palabra, incluyendo el diezmo, dándole de retorno con manos
abiertas a Yahweh lo que El previamente ha provisto.
El objetivo del mandamiento del diezmo es una actitud de corazón, para prosperarnos, y no
para dejarnos sin nada. Si decimos que creemos en Yeshua, pero se nos hace difícil poder darle
el diezmo, entonces tenemos falta de fe en nuestro futuro. No dar el diezmo, es como decir que
no confiamos que Yahweh hizo provisión para nuestras vidas, tal como lo hizo con Abraham. A
través de toda la Escritura el diezmo era dado como una porción consagrada/santa para Yahweh.
Diezmar es una actitud de corazón de aquél que es llamado rey y sacerdote, que está en la
promesa de la semilla plantada en todos los creyentes a través de la responsabilidad de Abraham
hacia Melquisedec. Esto ha de ser lo mismo hoy en día, porque aquel que elige caminar en
obediencia entrará en el orden de Melquisedec. Este principio se aplica a nuestras vidas el día de
hoy. Aquel que elige caminar en obediencia entrara en el orden de Melquisedec, tal como lo hizo
Abraham. Esta es la Novia de Yeshua (Génesis 14:18-20).
Algunos dicen que el requisito del diezmo cesó luego de la destrucción del Segundo Templo en
el año 70 DC. En lo que ellos fallaron fue en ver que el principio y aplicación del pan, el vino y
el diezmo fueron todos dados 400 años antes del éxodo de Egipto, cuatrocientos años antes que
la Ley fuera dada en el Monte Sinaí, y cuatrocientos años antes del Tabernáculo en el Desierto.
La historia revela que el pan, el vino y el diezmo son todos eternos, ya que ellos simbolizan el
Pacto eterno. Es por eso que el diezmo es santo para Yahweh. Del mismo modo que Abraham lo
hizo antes que nosotros, la próxima vez que nosotros tomemos el pan y el vino, recordemos
añadir nuestro diezmo, ya que es la continuación de la semilla de fe en el Orden de
Melquisedec/Yeshua. Del mismo modo que Abraham es nuestro Padre y nuestro modelo, no
despreciemos nuestra primogenitura, sino que mantengamos y caminemos en ella con gran
anticipación para entrar en la próxima etapa de nuestras vidas, tal como Abraham lo hizo. (Mateo
5:23, 8:4; 1de Pedro 2:9).
El Cuarto Pacto: El Pacto con Abraham
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
8
Génesis 15: 17-21 “La Palabra de Yahweh vino a Abram en visión: No temas Abram, Yo soy
Tu escudo, tu galardón será muy grande.
La Palabra es dabar en el hebreo (Strong H1697) es un pronombre masculino que significa la
palabra física. Juan 1:1, 14 “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la
Palabra era Dios. Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” Yeshua.
La Visión es mahazen en el hebreo (Strong H4236). Esta palabra solo aparece tres veces en el
Antiguo Testamento/Tanakh, y viene de la misma raíz que significa luz, lugar para mirar y
ventana (tal como en el Arca de Noé)
Escudo es maguen en hebreo (Strong H4043), de la raíz que describe un cercado, un jardín, un
escudo, una cubierta.
Puesto que Abram no tenía descendientes físicos y pensando que su pariente más próximo era su
siervo, le cuestionó a Dios acerca de no tener hijos. La Presencia de la Palabra vino nuevamente
a Abraham, diciéndole,
Mira, que el que te heredará no será éste, sino un hijo tuyo será el que he heredará (Génesis
15:4).
La traducción literal en el hebreo es: uno que saldrá de tus propias entrañas’ (Génesis 15:4).
Cuando la Escritura comienza con mira, significa, pon atención, estamos camino a escuchar
palabra profética. De tus propias entrañas, se deriva de la palabra hebrea me’eh (Strong H4578
TWOT 1227ª), que significa las partes más íntimas, los testículos, los órganos reproductivos. La
otra palabra asociada a este grupo es la palabra hebrea ma’a, que significa grano de arena.
De la información arriba mencionada podemos ver la Promesa de Yahweh a Abraham, que sus
descendientes serían tan numerosos como los granos de la arena del mar. Pero aún más
importante, fue la promesa que Abrahamm tendría un hijo propio a través de Sarah. Este niño
Isaac, se convertiría en una ofrenda a Yahweh, una sombra del Mesías, la semilla cumplida de
Abraham y Señal de la Promesa.
Génesis 15:5-6 “Y lo llevó fuera (Abraham) y le dijo, Mira ahora los cielos y cuenta las
estrellas, si las puedes contar, Y le dijo, Así será tu descendencia, y creyó a Yahweh y le fue
contado por justicia” (Romanos 4:3, Romanos 4:18, Gálatas 3:6, Santiago 2:23).
Génesis 22:15-18 “El ángel de Yahweh (Yeshua) llamó a Abraham por segunda vez desde el
cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, declara Yahweh, que por cuanto has hecho esto y no me
has rehusado tu hijo (Isaac), tu único hijo, de cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en
gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y
tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos. Y en tu simiente serán bendecidas todas las
naciones de la tierra, porque tú has obedecido Mi voz”.
Yahweh le pidió a Abraham que trajera una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un
carnero de tres años, una tórtola también y un palomino. Abraham tomó todos estos y los partió
por la mitad, poniendo cada mitad en frente de la otra, tal como se le había dicho, ya que
entendió que Yahweh establecería un Pacto con él. La sangre fluía entre las dos mitades mientras
Abraham esperaba por Yahweh. A la caída del sol, Abraham cayó en un profundo sueño, y vio el
futuro de sus descendientes, quienes eran extranjeros en otro país, esclavos y maltratados por
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
9
cuatrocientos años. Yahweh juzgaría a esa nación, redimiendo y libertando a Su pueblo mediante
Su gran poder; libertándolos y retornándolos a la tierra con grandes posesiones (Génesis 15:9-16;
Gálatas 3:16-18).
Cuando el sol se puso y era oscuro, Yahweh apareció en el horno humeante con una antorcha de
fuego que pasó entre las mitades. Ese día Yahweh hizo Pacto con Abraham, y dijo,
A tu descendencia he dado esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates:
la tierra de los Cananeos, de los Ceneos, los Cenezeos, los Cadmoneos, los Hititas, los Ferezeos,
los Refaítas, Amoritas, Gereseos y Jebuseos (Génesis 15:17-21).
Un Pacto no es como un contrato el cual puede ser roto. Un Pacto permanece por la eternidad,
sostenido por el garante, en este caso Yahweh el Creador de los Cielos y de la Tierra. El es el
que camina entre las piezas. Aún si Abraham o sus descendientes claudicaran, lo cual Yahweh
sabía que podría suceder, Yahweh prometió ser fiel y mantener Su Pacto de Promesa con Su
Pueblo. Este ha sido y aún sigue siendo un Pacto incondicional, un regalo, que no se puede
merecer. No es condicional a Abraham o al comportamiento, a la manera de ser o de obrar, ya
que el Pacto fue dado a Abraham y a sus generaciones – Es absoluto, inalienable, y para
siempre.
Hebreos 6:13 “Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro
mayor, juró por sí mismo”.
El Pacto Abrahamico prometió a Abraham y a sus descendientes: un pueblo, una tierra y una
bendición. El día de hoy estamos aprendiendo a caminar a la manera del Pacto a través de un
estilo de vida redimido. Ahora estamos retornado al Dios de Abraham y aprendiendo a retornar
a casa, primero en nuestros corazones y luego físicamente. Hoy en día en la nación de Israel, Su
pueblo está viviendo en aproximadamente un tercio de la tierra prometida a Abraham. Un día
cuando los descendientes de Abraham retornen al Pacto de Yahweh, la tierra será restaurada a su
tamaño del Pacto.
Hagar e Ismael
Génesis 16
Pasaron diez años desde que Yahweh le habló a Abraham acerca de tener un hijo. Como Sarah
aún no concebía, llegó a la conclusión de que Yahweh se había reservado el hecho de que ella
no tuviera hijos.
En este tiempo la fe de Sarah fue probada. Yahweh no había dado un tiempo exacto para este
hijo de la promesa, y Sarah puede haber basado su expectación en la edad de su ser. La edad
productiva de la mujer está en razón de la edad, y a los ojos de Sarah, ya había pasado el tiempo
de procrear hijos. Y pensó que la única manera que Yahweh le diera hijos era a través de otra
vasija. Con ello, Sarah cometió una gran equivocación tomando las cosas en sus propias manos,
controlando y manipulando la promesa de Yahweh de un heredero para Abraham. Este error
llevaría a las generaciones futuras a un conflicto entre los hijos de Isaac y los descendientes de
Agar.
Debido a la falta de fe de los creyentes en las promesas de Yahweh, la duda trepa y ciega
nuestros corazones. Generalmente nos ponemos en acción guiados por nuestras preferencias
emocionales, nuestras ansiedades y temores, para poder iniciar nuestro propio plan fuera del plan
original que Yahweh ha diseñado para nuestras vidas. Podemos dejarnos llevar por nuestra
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
10
imaginación y ser atrapados en el engaño, de manera que nuestros planes puedan parecernos
reales, creyendo que ellos son de Dios, cuando en realidad éstos están sembrados en la rebelión,
la independencia y el propio gobierno. Podemos manipular y controlar a otros para conseguir lo
que queremos. Podemos aún sentirnos sorprendidos o molestos cuando nuestros planes fallan o
se derrumban. Cuando tomamos los asuntos en nuestras propias manos, comenzamos a vivir en
el engaño. Nos olvidamos que el tiempo de Yahweh es diferente al nuestro. Su reloj del tiempo
es eterno y está fuera del mismo tiempo. Esperar y descansar en los planes de Yahweh es lo que
nos hace madurar. Tenemos que hacernos la siguiente pregunta: ¿Nos estamos inclinando a
servirnos a nosotros mismos, o nos rendimos a los planes de Yahweh? El espíritu lo anhela, pero
puede ser aún indisciplinado y causar pensamientos para tomar decisiones preferenciales en
nuestras vidas, en lugar que nosotros prevalezcamos sobre nuestra alma y pensamientos y
esperemos los propósitos y destino de Yahweh para nuestras vidas. Esto es fe.
Si Sarah estaba sintiendo presión acerca de la promesa de un hijo, ella debería haber ido a su
esposo Abraham buscando ánimo y seguridad, para escuchar nuevamente la profecía que
Yahweh les había hablado a ellos. Abraham por otro lado, como esposo de Sarah, tenía que
darle seguridad y confianza a su mujer. Abraham debía recordarle a Sarah el hecho que Yahweh
le había dicho, que el siervo nunca heredaría la simiente prometida y que ella engendraría
personalmente este hijo de la promesa. Debido al liderazgo débil de Abraham en su matrimonio,
Sarah se puso impetuosa y lo convenció de tomar a su sierva egipcia Agar para darle el hijo de la
promesa. Abraham escuchó a su mujer sin pesar sus palabras en contra de la promesa de
Yahweh, y prontamente Agar concibió un hijo. Ahora nos encontramos en otra dimensión, que
fue el resultado de una decisión impía y apresurada - el nacimiento de todo un pueblo formando
muchas naciones que se inclinan a un dios falso por encima de Yahweh (Génesis 15:2-5).
¿Somos Hijos de una mujer libre o de una esclava?
Durante el embarazo de Agar, ella y Sarah discutieron, siendo el resultado que Agar fuera
arrojada de la casa de Abraham debido a su naturaleza contenciosa. Después de su partida, el
Ángel de Yahweh encontró a Agar llorando junto a una fuente de agua viva en el desierto, y le
dijo que regresara y se humillara ante Sarah.
Comentario: Un ángel bíblico no es la versión griega tradicional de vestimenta blanca que vuela
alrededor con alas. Angel en el hebreo es la palabra malak, que signfica mensajero, uno que es
líder, que comunica los deseos del rey y representa al rey como Su embajador (2 de Samuel
5:11). En esta Escritura, el Angel de Yahweh es el mismo Yeshua.
El mensajero le habló proféticamente a Agar y a su hijo que aún no había nacido, diciéndole:
“Multiplicaré tanto tu descendencia que no podrá ser contada a causa de la multitud” Luego le
dijo que la hostilidad continuaría debido a que Ismael nacería en cautividad mientras que la
simiente prometida nacería en libertad. (Gen 16:11-14, Gálatas 4:21-31)
Así mismo, a través de la desobediencia nosotros mismos ocasionamos nuestras propias
ataduras. Muchos creyentes del Pacto de Abraham viven como esclavos a su naturaleza carnal no
redimida y se comportan como Agar. Aún creyentes que han sido libertados por la sangre
redentora del Mesías pueden elegir vivir como siervos, ya que continúan albergando amargura,
falta de perdón, juicio, resentimiento, crítica y asociaciones incorrectas. Aquellos que siguen
caminando en los caminos inmorales e injustos del mundo, o los que aún sostienen argumentos,
resentimiento, conflictos, discordias, o peleas nunca entrarán en las promesas de Abraham, ya
que esas actitudes bloquean las bendiciones y mantienen a los creyentes en un estado de
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
11
adormecimiento. Los hijos de una mujer esclava lucharán durante una vida de contención que no
los dejará, ya que sus vidas no están en el orden de Yahweh.
Por otro lado, la Novia de Yeshua, aquellos que han elegido terminar con una vida de ataduras,
no son los hijos de la esclava sino los hijos de la mujer libre que siguen de manera firme su
futuro, en la seguridad del Pacto según las sendas del Reino. (Gálatas 3:29, 4:21-5:1)
Debemos ser muy claros, nosotros los que creemos en Yeshua no somos descendientes de Agar,
aunque sus descendientes pueden creer en Yeshua. Nosotros no somos los hijos e hijas que
descienden de una concubina, sino que somos hijos e hijas de Abraham y de Sarah, que fueron
matrimonio, el pueblo elegido del Pacto, a quienes Yahweh prometió que vendrían de la simiente
prometida, Isaac.
Actualmente, si escuchamos el triste destino de los últimos tiempos y la fatalidad de los
predicadores, que constantemente están enseñando a tener miedo y duda en contra de las
promesas de Yahweh – estamos escuchando a profetas falsos. Ellos están propagando hijos de la
mujer esclava Agar, que estaba bajo la ley del pecado y de la muerte y no crio hijos de fe – hijos
libres de Sarah.
Gálatas 4:30-31 “Pero, ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la sierva y a su hijo, pues el hijo de
la sierva no será heredero con el hijo de la libre. Así que, hermanos, no somos hijos de la sierva
(de Hagar), sino de la libre (de Sarah).
Abraham tenía 86 años cuando le nació a Agar un hijo de él. Su nombre fue Ismael, y el se
convirtió en padre de las naciones árabes.
Trece Años más tarde
La Señal del Pacto de Abraham: La Circuncisión
Génesis 17:1-2 “Yahweh se le apareció a Abraham diciendo, “Yo Soy el Dios Todopoderoso,
anda delante de Mí y sé perfecto, y confirmaré mi Pacto en mí y ti, y te multiplicaré en gran
manera”.
Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y Dios continuó diciendo,
El lado de Dios sobre el Pacto…..
He aquí mi Pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de muchas naciones.
Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham,
Porque te he puesto por padre de naciones,
Y te multiplicaré en gran manera,
Y haré naciones de ti,
Y reyes saldrán de ti.
Y estableceré MI Pacto entre Mí y ti,
Y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por Pacto Eterno, para ser tu Dios, y el de
tu descendencia después de ti.
Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la Tierra que moras, toda la Tierra de Canaán
en heredad perpetua.
Y Yo seré el Dios de ellos.
La parte del Pacto de Abraham….
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
12
“En cuanto a ti,
Guardarás MI PACTO tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones” (Génesis 17:9).
Yahweh le dio el Pacto a Abraham trece años antes. Ahora Yahweh le estaba confirmando que
ese mismo Pacto a él. Si pensamos que el Pacto no era equitativo, lo es. Yahweh tiene todo el
peso de responsabilidad de Su parte. El Pacto de Abraham es incondicional para Abraham y sus
descendientes. Es un regalo. Nuestra parte es MANTENERLO!
El Pacto que Yahweh hizo con Abraham le prometió:
Un Pueblo – una identidad
Una Tierra – la Comunidad de Israel
Y una Bendición - prosperidad
Este regalo a Abraham es igualmente un regalo para los creyentes en Yeshua, ya que nosotros
somos los hijos físicos (compartimos el ADN no solamente espiritualmente) de Abraham.
(Gálatas 3:29)
Trece años más tarde para confirmar el Pacto, Yahweh ordenó a Abraham hacerse la
circuncisión, la cual sería la señal del Pacto Abrahamico. De allí en adelante cada varón hebreo
tenía que ser circuncidado. Con los bebés recién nacidos, se haría al octavo día de su nacimiento,
cuando la sangre del bebé había desarrollado los suficientes agentes de protección.
‘y estará mi Pacto en vuestra carne por PACTO PERPETUO”. (Génesis 17:13)
Pablo y las Obras de la Ley
El Ritual de Aplicación de la Ley
Existen algunos nuevos creyentes judíos convertidos, que enseñan impropiamente la Torah de
los días de Pablo. Ellos estaban enseñando el único camino a la salvación era a través del ritual
de aplicación de la ley.
Las obras de la Ley son:
El Shabbath,
La circuncisión,
Las leyes dietarias/kashrut.
La intención de estos principios de Yahweh nunca fue para propósitos de salvación, sino fueron
dadas para propósitos de recibir bendición. Nosotros elegimos (voluntariamente) caminar en
estos principios en el Espíritu de Yeshua, para recibir las bendiciones que éstos conllevan.
En los días de Pablo, muchos de estos nuevos creyentes en Yeshua trataban de enseñar a los
nuevos creyentes que retornaban de las naciones o a aquellos que estaban retornando a la Torah,
a través del ritual de aplicación de la ley, como el camino a la salvación. Al hacer esto, ellos
estaban haciendo a las personas que ganaran su propia salvación a través de las obras de la ley,
en lugar de recibir la salvación que Yeshua les daba voluntariamente como regalo.
La Torah contiene los principios de Yahweh que gobiernan la tierra – una serie de 613
enseñanzas e instrucciones diseñadas para bendecirnos. De estos, 271 principios son aplicables a
aquellos que son parte de Israel (en el Pacto Abrahamico), que viven fuera de la tierra en las
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
13
naciones. Los principios se convierten en ley solamente cuando la persona lo trasgrede. Estar
fuera de una vida santificada, que produce la instrucción y enseñanza, puede traer consigo las
maldiciones. (Deuteronomio 28; 31:19, 26)
La Redención se trata de una relación de Pacto con el Creador del Universo. No era un contrato
que se podía ser roto, ganado o comprado. La redención no es por ‘obras’, sino que es un regalo.
“Por gracia sois salvos a través de la Fe, y no es de ustedes, sino que es un don de Yahweh; no
por obras para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9)
Durante el tiempo de Pablo habían muchos creyentes que no caminaban en su circuncisión/
santificación. En otras palabras, aquellos que han recibido la salvación (El Olam Haba/una
naturaleza celestial), estaban aún caminando en su vieja naturaleza pecaminosa (Olam Hazeh).
Ellos habían tenido acceso al Árbol de la Vida, pero continuaban comiendo del Árbol de
Conocimiento del Bien y del Mal. Ahora, ellos estaban viniendo bajo la convicción del Espíritu
Santo/Ruach HaKodesh, el cual causaba que muchos se arrepintieran, retornando y caminando
en obediencia de retorno a Yeshua y los principios en Su Torah.
La Escritura en la interpretación griega llama a estas personas aperitome, que quiere decir
incircuncisas. Un aperitome es aquel que está fuera del Pacto; y que está caminando en la
corrupción enraizada en la carne y que no retorna. ¿Cómo le llamas a un creyente que se sale y
luego retorna? En la Escritura, Pablo se refiere correctamente a esta persona como un
akrobustia, no un aperitome. Los judíos hablaban al respecto del akrobustia en términos
derogatorios, dando la impresión que ellos eran aún aperitomes o gentiles. Definición de gentil:
Uno sin Dios. En la actualidad los que retornan no son gentiles/paganos. Si, su comportamiento
antes de arrepentirse era muy similar a los gentiles/paganos. PERO, cuando un creyente se
arrepiente, es completamente restaurado, y no es más llamado extranjero, pagano, o gentil. Los
akkrobustia son realmente la simiente de Abraham. Es por eso que encontramos a Pablo
enviando la mayoría de sus cartas a los akrobustia, para distinguirlos como los arrepentidos, que
están retornando al caminar de Abraham, el padre de su fe. Para recordar a las personas, que
Abraham fue incircunciso antes de ser circuncidado.
Romanos 4: 9-12 “¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o
también para los de la incircuncisión (akrobustia) Porque decimos que a Abraham le fue
contada la fe por justicia. Cómo pues le fue contada? Estando en la circuncisión, o en la
incircuncisión (akrobustia). No en la circuncisión (peritome), sino en la incircuncisión
(akrobustia). Y recibió la circuncisión (peritome) como señal, como sello de la justicia de la fe
que tuvo estando aún incircunciso (akrobustia), para que fuese padre de todos los creyentes no
circuncidados (peritome), a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia. Y padre
de circuncisión (peritome) , para los que no solamente son de la circuncisión (peritome), sino
que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham cuando aún era
incircunciso (akrobustia)”.
Nota: Pablo no usa la palabra griega aperitome para describir a Abraham ni ninguno de sus
diálogos aquí. El no está hablando acerca del que aún anda en corrupción, enraizado en la carne
y no retorna al Pacto, sino solamente del que ha retornado.
La circuncisión física no era un asunto para Pablo, ni debería ser con nosotros igualmente, ya
que Pablo ayuda a explicar esto a través de sus dos estudiantes/talmidim Timoteo y Tito. Estos
hombres son un gran ejemplo de las obras de la ley en la práctica.
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
14
Timoteo fue circuncidado como adulto para cumplir su heredad judía (Hechos 16:1-3)
Tito no fue circuncidado cuando vino a la fe como un israelita (Casa de Efraín/las naciones)
Gálatas 2:3Ambos hombres estaban en lo correcto de acuerdo al Rabbi Saulo/Pablo. Ambos
hombres eran ancianos en la Ekklesia/Asamblea de creyentes.
Ambos hombres eran correctos, de acuerdo al gran Rabino Saulo/Pablo. Ambos hombres eran
ancianos en las ekkesia/sinagogas de creyentes. Ambos estaban entre los consejeros más
elevados de Pablo y enseñaban a los creyentes en todas las iglesias/sinagogas. Lo más
importante de estos hombres, uno que era circuncidado y el otro que no lo era, es que ambos
estaban presentes en todos los días de Fiesta, incluyendo la Pascua (Hechos 16:1-3; Gálatas 2:3).
“Que nuestras doce tribus esperan alcanzar al servir fielmente a Dios noche y día” (Hechos 26:7)
La esperanza de TODO Israel, las doce tribus, las Dos Casas de Israel, es la reunificación, y ser
una en la mano del Padre (Romanos 9:24; Hechos 26:7; Ezequiel 37:15-27).
Sara se convierte en Sarah
Génesis 17:15-22
Yahweh estableció a Sarah juntamente con Abraham en el Pacto. Así como el nombre de Abram
fue cambiado a Abraham, Sarai recibió igualmente un nuevo nombre. Sarah. Tanto Abraham
como Sarah recibieron las características moradoras de Yahweh. La letra ‫ה‬/hei en el hebreo
representa el aliento de Vida de Yahweh. En esto, tanto Abraham como Sarah fueron ambos
infundidos con el Espíritu del Santo de Israel - Yeshua. Todos aquellos que toman parte y
caminan el Pacto de Abraham, heredan ellos y sus generaciones redención y vida de
resurrección, que los conduce de retorno al Jardín. (1 de Pedro 1:0-11).
Gálatas 3:29 “Y si vosotros sois del Mésias, ciertamente linaje (Esperma en el griego, en el
sentido físico no espiritual) de Abraham sois, y herederos según la promesa”.
En este tiempo Yahweh reestableció la identidad de Sarah y confirmó que ella tendría un hijo en
la misma época, al siguiente año. Abraham se rió cuando se le anunció nuevamente la promesa.
El le recordó a Yahweh que su carne tendría como cien años y la de Sarah noventa! Pero
Yahweh continuó compartiendo Sus bendiciones para con Sarah; que ella daría a luz un hijo y
que su nombre sería Isaac, que significa ‘el se ríe’. Yahweh confirmó que el Pacto pasaría a
Isaac, el hijo de la promesa.
Yahweh se acordó igualmente de Ismael, Ismael sería una multitud de naciones y sería padre de
doce príncipes. Yahweh le dio a Ismael una heredad, pero dejó en claro que Isaac sería el hijo de
la Promesa del Pacto y recibió las bendiciones correspondientes, no así Ismael.
“Pero el Pacto lo estableceré con Isaac,
a quién Sarah dará a luz el año próximo”
(Génesis 17:21)
Génesis 17: 23-27 “En ese mismo día tomó Abraham a su hijo Ismael y a todos sus siervos
nacidos en su casa, y a todos los comprados por su dinero, a todo varón entre los domésticos de
la casa de Abraham, y circuncidó la carne del prepucio de ellos en aquel mismo día como Dios
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
15
le había dicho. Abraham tenía noventa y nueve años cuando circunció la carne de su prepucio.
E Ismael su hijo era de trece años, cuando fue circuncidada la carne de su prepucio”.
To be continued…
Shabbat Shalom
Julie Parker
Referencia:
Bereishit/Génesis por ArtScroll Tanach Series
STBM www.torah.tv
The Rabbi from Burbank por Isidor Zwirn y Bob Owen. http://www.amazon.com/The-Rabbi-Burbank-IsidorZwirn/dp/0842351205
Sheep Banner por Phil Haswell.
Graphics por Stephen C. Hyland hylandcreative@gmail.com
Sheepfold Gleanings written by Julie Parker
Mail: 6655 Royal Avenue; P.O. Box 94014; West Vancouver, BC; V7W 2B0 CANADA
Website: www.sheepfoldgleanings.com Email: sheephear@yahoo.ca
© Copyright 2003-2014 Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
Todos los materiales están protegidos por los derechos de autor, y son propiedad o están bajo licencia de
Sheepfold Gleanings. Excepto, tal como está permitido expresamente bajo estos términos, está prohibido
cualquier uso de tal material sin nuestro consentimiento escrito. Está permitido a usar, copiar y distribuir de
manera limitada, no transferible y bajo licencia no exclusiva, cualquier página completa, o cuando un documento
consista de alguna página, cualquier documento completo contenido en este libro, incluyendo los gráficos
relacionados, sujetos en las condiciones siguientes: 1. Copiar o distribuir menos de una página completa, o está
prohibido (cuando un documento consista de más de una página). 2. El derecho de autor arriba mencionado y su
nota de permiso debe aparecer en todas las copias. 3. El uso, la copia y distribución debe ser únicamente para
información mas no para uso comercial. 4. Ningún elemento gráfico de este libro debe ser usados sin el debido
consentimiento escrito.
© Copyright 2003 – 2014 Genesis -Sheepfold Gleanings Inc. All Rights Reserved
16