close

Iniciar sesión

Iniciar sesión con OpenID

Listado de Tesis en Publicidad - Universidad Complutense de Madrid

IncrustarDescargar
LECTURAS
2-A SEMANA DE OCTUBRE DE
2014
1
INDICE DE LECTURAS DE 2-A SEMANA DE OCTUBRE
2014
EVO GANÓ Y TENDRÍA LOS DOS TERCIOS
“Este triunfo es de los anticolonialistas, de los antiimperialistas, del pueblo boliviano”,
dijo Morales ante una repleta plaza Murillo. Según los primeros resultados difundidos
al cierre de esta edición, el MAS dominaba la Asamblea Legislativa.
CONTEXTO GLOBAL
EL FUTURO DE UNA ALIANZA BEIJING-MOSCÚ-BERLÍN
EL ‘GRAN CORTAFUEGOS’ CHINO INTENTA CONTENER EL INCENDIO DE HONG
KONG:
SE ESTIMA QUE PEKÍN HA AUMENTADO LA CENSURA Y EL BLOQUEO DE PÁGINAS
WEB ENTRE 2 Y 5 VECES DESDE EL INICIO DE LAS PROTESTAS DE HONG KONG
¿POR QUÉ NECESITA GAZPROM A CHINA?
“RUSIA NO SE CIERRA AL MUNDO EXTERIOR NI ROMPE SUS LAZOS COMERCIALES”
NORTEAMÉRICA
DE CÓMO TRABAJAN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA ESTADOUNIDENSES EN EL
SIGLO XXI: TROCANDO EN ÉXITO EL FRACASO
LA BIOGRAFÍA OCULTA DE LOS OBAMA: UNA FAMILIA AL SERVICIO DE LA CIA
POLÍTICOS LOS ENCUMBRAN, LUEGO LOS ESCUPEN
RECRUDECIMIENTO DE LA GUERRA CONTRA LA POBLACIÓN
MASACRE, ENCAMINADA AL CIERRE DE LA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA
2
MÉXICO Y SU AFÁN DE GRANDEZA: EN BUSCA DE LA ESTRATEGIA DEFINITIVA
LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS EN MÉXICO: UNA APROXIMACIÓN MARXISTA A
SUS IMPLICACIONES SOCIALES Y POLÍTICAS
PARTIDOCRACIA EN ACCIÓN, HACIA LAS ELECCIONES 2015
CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE
EL SALVADOR: UN ANÁLISIS RETROSPECTIVO: DE LA GUERRA POPULAR
PROLONGADA A LA PAZ SOCIAL NEGOCIADA Y CONCERTADA
NIÑOS MIGRANTES CENTROAMERICANOS: INDIFERENCIA E INCOMODIDAD
ESTATALES
ENTREVISTA A CLAUDIA SAMAYOA, COORDINADORA DE LA UNIDAD DE
PROTECCIÓN DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN GUATEMALA
(UDEFEGUA): “EL EJÉRCITO PLANIFICA EN GUATEMALA LA REPRESIÓN Y ES LA
POLICÍA QUIEN LA EJECUTA”
2014: AÑO DE ELECCIONES EL SALVADOR Y COSTA RICA. MIRADAS SOBRE
EL ORDEN POLÍTICO
ESTEBAN DE GORI, KRISTINA PIRKER, CARMEN ELENA VILLACORTA
ZULUAGA (COMPS.)
CONO SUR
CHILE: ENTREVISTA A MIGUEL ENRÍQUEZ A 40 DÍAS DEL GOLPE DE 1973
“QUE EL GOBIERNO ALLENDE DIALOGUE CON LOS TRABAJADORES”
VENEZUELA: ENTREVISTA CON EL INTELECTUAL, PERIODISTA Y MILITANTE
REVOLUCIONARIO, MODESTO GUERRERO
“EL GRAN PELIGRO AHORA ES QUE LA DERECHA PUEDA CONVOCAR A UN
REFERÉNDUM REVOCATORIO EL 2015”
3
ARGENTINA: NUEVA IZQUIERDA INDEPENDIENTE Y LA POLÍTICA: UNA RELACIÓN
TORMENTOSA
CLASES, ALIANZAS Y RUPTURA DEMOCRÁTICA EN CHILE
REINALDO ITURRIZA: “LA REVOLUCIÓN ES ALGO QUE SE HACE
PERMANENTEMENTE”
LA VIOLENCIA ESTRUCTURAL OLIGÁRQUICA, FRENO PARA LA PAZ EN COLOMBIA
EN EL CAMINO DE DILMA AL BALLOTTAGE, LULA ESTARÁ MÁS
CONGRESO DE BRASIL SE FRAGMENTÓ AÚN MÁS TRAS ELECCIONES; PT PERDIÓ
ESCAÑOS
BRASIL. EL PROGRESISMO ANTE SU MAYOR DESAFÍO
LA MITAD DE LA NUEVA CÁMARA DE LOS DIPUTADOS DE BRASIL ESTARÁ
COMPUESTA POR MILLONARIOS
LA UE AMENAZÓ A ECUADOR CON ELIMINAR AYUDAS AL DESARROLLO SI NO
ACEPTABA EL LIBRE COMERCIO
SOLIZ RADA: EVO ACERTÓ CON PROYECTOS ESTRATÉGICOS Y LA INCLUSIÓN SOCIAL
SOCIODIALOGANDO
EL DESMONTAJE DE LA HISTORIA Y CÓMO ENFRENTARLO
CRISIS DEL CAPITALISMO
LA CRISIS COMO MOMENTO DE LA DOMINACIÓN SOCIAL
EXISTEN MEDIOS PARA RETOMAR EL CONTROL DEL CAPITALISMO – THOMAS
PIKETTY
¿CÓMO HACER DE LA VULNERABILIDAD UN ARMA PARA LA POLÍTICA?
HÉCTOR KOL, BIÓLOGO: LA CIENCIA HA SIDO SOMETIDA AL PODER DEL DINERO
4
HUMBERTO MATURANA: “LOS SERES HUMANOS ESTAMOS EN UN PRESENTE
TRÁGICO”
GABRIEL SALAZAR: “HAY UNA REBELIÓN POPULAR SEMIDELICTUAL”
2 TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN DE MASAS QUE NO DEBES OLVIDAR
DIEZ CLAVES SOBRE LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO E INVERSIONES
ENTREVISTA A GERARDO BAVIO, QUE RECUERDA AL CHE EN UN NUEVO
ANIVERSARIO DE SU CAÍDA EN COMBATE: "TRABAJAR CON EL CHE FUE UNO DE LOS
MOMENTOS MÁS IMPORTANTES DE MI VIDA"
EL LARGO CAMINO DE LA COCA DESDE LAS SELVAS DEL PACÍFICO HASTA TU NARIZ
LACLAU Y EL PSICOANÁLISIS
PLUTOCRACIA GOBERNANDO A TRAVÉS DEL MIEDO Y LA GUERRA
LA VIOLENCIA Y EL SICARIATO SON LAS ARMAS UTILIZADAS POR LA DERECHA EN
LATINOAMÉRICA: LA PRENSA PRIVADA AL SERVICIO DE LA DESINFORMACIÓN Y LA
MENTIRA
UNA CRISIS ÉTICA MONUMENTAL
¿CUÁNTOS ARTÍCULOS CIENTÍFICOS SE PRODUCEN POR AÑO?
MUJERES, DESIGUALDAD SOCIAL Y DROGAS EN AMÉRICA LATINA
TRANSFORMACIONES GLOBALES Y CAMBIOS DE PODER EN AMÉRICA LATINA Y EL
CARIBE
LA VIDA NOS PARECERÁ BREVE SI NO HACEMOS LO QUE REALMENTE DESEAMOS
(SOBRE UN FRAGMENTO DE SÉNECA)
SÉNECA - DE LA BREVEDAD DE LA VIDA (1) - A PAULINO
VIVIMOS LA TERCERA GRAN REVOLUCIÓN HUMANA: LA REVOLUCIÓN DE LA
INTELIGENCIA
¿QUÉ DEBEMOS APRENDER PARA SOBREVIVIR EN EL SIGLO XXI?
5
WALTER BENJAMIN : TESIS SOBRE EL CONCEPTO DE LA HISTORIA
MIGUEL ENRÍQUEZ: CAÍDO EN OCTUBRE
SU LECCIÓN ESTÁ VIVA: MIGUEL ENRÍQUEZ ENFRENTADO A LA MUERTE
CONVERSACIÓN CON ZYGMUNT BAUMAN: EL CULTO DE LAS CELEBRIDADES EN LA
SOCIEDAD LÍQUIDA
LA EDUCACION DE MAQUILA
ANARQUISMO. UNA INTRODUCCIÓN
ENTREVISTA | “LA INTERNET NOS HA VUELTO MÁS ESTÚPIDOS”, DICE AUTOR
ESPAÑOL JORDI SIERRA I FABRA POR: MÓNICA MARISTAIN
PAULA ABAL MEDINA, Y UNA SOCIOLOGIA DE LAS RELACIONES LABORALES:“EL
MUNDO DEL TRABAJO MUTÓ DE MANERA ESTRUCTURAL”
ENTREVISTA A SASKIA SASSEN, AUTORA DE: “LA CIUDAD GLOBAL”
CONTRA EL MÉTODO
DIÁLOGOS SOBRE EL FIN DEL MUNDO (CON EDUARDO VIVEIROS DE CASTRO Y
DÉBORAH DANOWSKY)
“DESMATERIALIZAR ES LA NORIA DE LOS ANGUSTIADOS”. ENTREVISTA A HUGO
SAVINO
¿POR QUÉ EN LA ACTUALIDAD LA REVOLUCIÓN NO ES POSIBLE?
¿POR QUÉ HOY NO ES POSIBLE LA REVOLUCIÓN?
PIZARRÓN INSUMISO
IV JORNADAS INTERNACIONAIS DE PROBLEMAS LATINO-AMERICANOS
POLIÉTICA”: FRANCISCO FERNÁNDEZ BUEY
6
TEXTOS ESTRATÉGICOS
“CON MARX ENTENDÍ POR QUÉ HAY POBRES Y RICOS”: ENTREVISTA A MIREN
ETXEZARRETA
CANDO AS DESIGUALDADES SOCIAIS SE ACENTÚAN, A CONCIENCIA DE CLASE
REGRESA DO DESTERRO”: ENTREVISTA A JOSÉ Mª DURÁN MEDRAÑO
UNA CRÍTICA A LAS RAÍCES DEL CONCEPTO CAPITALISTA DE ESCASEZ, DE JULIO
MUÑOZ RUBIO
CONCEPTOS:UNA CRÍTICA DEL CEONCEPTO CAPITALISTA DE ESCASEZ
POLÍTICAS CULTURALES EN AMÉRICA LATINA
GRAMATICA DE LA MULTITUD
DE LA REPRESIÓN A LA REGULACIÓN: PROPUESTA PARA REFORMAR LAS POLÍTICAS
CONTRA LAS DROGAS
MOVIMIENTOS INDÍGENAS EN AMÉRICA LATINA
BREVE HISTORIA DE LA NOVIOLENCIA
ZYGMUNT BAUMAN: MIEDO LÍQUIDO
NOVELA "LA ENFERMEDAD" DE JOSÉ HENRIQUE.
JACQUES RANCIÈRE EL MAESTRO IGNORANTE CINCO LECCIONES SOBRE LA
EMANCIPACIÓN INTELECTUAL
SEYLA BENHABID FEMINISMO Y POSMODERNIDAD: UNA DIFÍCIL ALIANZA
BOURDIEU se encuentra con MARX, GRAMSCI, FANON, FREIRE, BEAUVOIR Y MILLS (en la
imaginación -sociológica- de BURAWOY)
7
ÉLISÉE RECLUS EVOLUCIÓN Y RENOVACIÓN DE LAS CIUDADES. SELECCIÓN DE
TEXTOS DE ÉLISÉE RECLUS
REPRESIÓN DEL DESEO MATERNO...
UNA NUEVA CRISIS VIENE, Y ES POR LA DEUDA DE LOS GOBIERNOS, ALERTA PANEL
INTERNACIONAL
sinpermiso
LUCRAN CON LA TRAGEDIA DE UN PUEBLO...FUE CATASTRÓFICO Y AHORA
DIVERSIÓN: EPECUÉN
"EL CAPITAL" (Tomos II y III)
DICCIONARIO DE ANTROPOLOGIA: THOMAS BARFIELD
FLAMANTES CIUDADES EN LAS QUE NADIE DESEA VIVIR
"HOMBRE Y LA CULTURA" BRONISLAW MALINOWSKI
18 IMPRESIONANTES IMÁGENES “PERDIDAS” QUE NOS TRASLADAN AL PEKÍN DE
COMIENZOS DEL SIGLO XX
GADAMER: APLICACIÓN Y COMPRENSIÓN
INDIOS DETRÁS DE LA MURALLA
CLIVAJES REVISTA DE CIENCIAS SOCIALES.
REVISTA CONFLICTO SOCIAL INVITA A ESCRIBIR
MÉXICO EVALUA LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
POLÍTICA-CORRUPCIÓN E INDUSTRIA AZUCARADA
8
SALARIO MÍNIMO Y SALARIO MEDIO DE MÉXICO: ENTRE LOS PEORES DEL MUNDO
“CUADERNOS PARA PENSAR, HACER Y VIVIR LA ESCUELA”. Son 9 cuadernillos
muy útiles para el trabajo docente y la vida institucional.
FACUNDO MANES: CÓMO FUNCIONA NUESTRO CEREBRO. NEUROCIENCIA Y
LECTURA.
"CUESTIONES FUNDAMENTALES DE ANTROPOLOGÍA CULTURAL" AUTOR: FRANZ
BOAS
ENRIQUE DUSSEL (38 LIBROS) PARA DESCARGAR
[LIBRO] LA ANARQUÍA TRIUNFANTE - ANSELMO LORENZO
GEORG SIMMEL. SOBRE LA INDIVIDUALIDAD Y LAS FORMAS SOCIALES. EL
EXTRANJERO-EL POBRE
HTTP://BIBLIOPSI.ORG/DESCARGAS/MATERIAS/PROBLEMASSOCIOLGICOS/CARPET
A2/SIMMEL,%20SOBRE%20LA%20INDIVIDUALIDAD%20Y%20LAS%20FORMAS%20SO
CIALES,%20CAPITULO%201%20PUNTO%202%20Y%203,%20CAPITULO%203%20PUN
TO%2010%20Y%2011.PDF
JÜRGEN HABERMAS; "PROBLEMAS DE LEGITIMACIÓN EN EL CAPITALISMO TARDÍO"
& "CIENCIA Y TÉCNICA COMO IDEOLOGÍA" (EXCELENTES VERSIONES EN PDF, PARA
DESCARGAR)
1- "PROBLEMAS DE LEGITIMACIÓN EN EL CAPITALISMO TARDÍO"
2- "CIENCIA Y TÉCNICA COMO IDEOLOGÍA"
9
HÉCTOR KOL, BIÓLOGO: LA CIENCIA HA SIDO SOMETIDA AL PODER DEL
DINERO
REVISTA LATINOAMERICANA DE ESTUDIOS SOBRE CUERPOS, EMOCIONES
Y SOCIEDAD
¿QUE SON LOS SINDICATOS EN LA TEORÍA MARXISTA?
Agustin Santella
Agustin Santella
Texto completo bájelo aquí
https://www.academia.edu/8707250/_Que_son_los_sindicatos_en_la_teoria_marxista
(DOSSIER)
MINERÍA EN CENTROAMÉRICA: MITOS, PARADOJAS Y REALIDADES TRÁGICAS
REVISTA HUMANUM ACTUALIZADA
DOCUMENTAL: PRIVATIZANDO EL MUNDO
EL PROCESO RITUAL: VICTOR W TURNER
CUADERNILLOS CON SECUENCIAS DIDÁCTICAS PARA
TRABAJAR LAS TICS EN EL AULA SEGÚN DIFERENTES
DISCAPACIDADES: AUDITIVA, VISUAL, INTELECTUAL Y motriz.
Ceiich Unam
NUESTRAS PUBLICACIONES DIGITALES. DESCARGA LIBRE.
10
EL TRABAJO INFANTIL EN PERÚ
CHRONIQUE D’UNE GUERRE ANNONCÉE. LA VIOLENCE AU MEXIQUE À SIX ANS DU
DÉBUT DE LA GUERRE CONTRE LE NARCOTRAFIC PAR FERNANDO A. CHINCHILLA,
PH.D
REINVENTAR LA IZQUIERDA EN EL SIGLO XXI
MONIQUE WITTIG EL PENSAMIENTO HETEROSEXUAL Y OTROS ENSAYOS
ARMAS ASÍN, F. (ED.) (2009). LA INVENCIÓN DEL CATOLICISMO EN AMÉRICA. LOS
PROCESOS DE EVANGELIZACIÓN, SIGLOS XVI-XVIII. LIMA: UMSM
MALACALZA, L. (2013). ECOLOGÍA Y AMBIENTE. LA PLATA: ASOCIACIÓN DE
UNIVERSIDADES GRUPO MONTEVIDEO - UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA.
HYSTERIA REVISTA
CONVOCATORIA
EL PODER DEL DINERO Y LA DEMOCRACIA LIBERAL
KARCZMARCZYK, P. (2012). EL ARGUMENTO DEL LENGUAJE PRIVADO A
CONTRAPELO. LA PLATA: UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA.
CONTEXTO GLOBAL
11
EL FUTURO DE UNA ALIANZA BEIJING-MOSCÚ-BERLÍN
¿Pueden China y Rusia echar a Washington a empujones de Eurasia?
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190582
Pepe Escobar
TomDispatch
Traducido para Rebelión por S. Seguí
Introducción de Tomdispatch: Nuevas rutas de la seda y un siglo euroasiatico alternativo
Durante la II Guerra de Iraq (2003-2011), solía yo imaginar que los líderes chinos se reunían
semanalmente en las calles de la Ciudad Prohibida, cantando y bailando para celebrar la
estupidez americana. Año tras año, cuando Estados Unidos hubiera podido enfrentarse a una
China en ascenso, como les pedía el cuerpo a los líderes yanquis desde hacía años, el país se
encontraba completamente distraído por la desastrosa invasión y ocupación de Iraq. No
puedo dejar de pensar que, en unos momentos en que una campaña acelerada de bombardeos
en Iraq y ahora Siria, con las botas de 1.600 militares cada vez más sobre el terreno y otras
que parece que están por llegar, con una III Guerra de Iraq (2014 - fecha límite desconocida)
los líderes chinos se están regocijando una vez más. A pesar de todo lo que se ha hablado en
los últimos años acerca de “pivote asiático” militar del gobierno de Obama, no puede caber
duda de que esta reciente campaña en Oriente Próximo va a poner piedras en el planeado
engranaje de “contención” en el Pacífico.
Mientras tanto, el estado de ánimo de China ha cambiado, claramente. Como escribió Orville
Schell recientemente después de una polémica visita a Beijing del viejo presidente Jimmy
Carter (90 años), quien hace más de 30 años patrocinó un acercamiento a gran escala de
Estados Unidos con la nueva versión capitalista de la China comunista :
“En pocas palabras, lo que solía ser conocido como 'Occidente' ahora se encuentra enfrentado
a una posición cada vez más intrincada en la que el equilibrio de poder está cambiando, un
hecho que pocos se han tomado la molestia de reconocer y mucho menos de tener en cuenta
en las nuevas formulaciones de acercamiento a China. Seguimos teniendo nostalgia de
aquellos tiempos pintorescos en que los líderes chinos seguían la consigna de Deng [Xiaoping]
a su pueblo: “Esconder nuestras capacidades y esperar nuestro momento” (taoguang
yanghui). Lo que quería decir con esta expresión (chengyu) no era que China tuviera que
seguir eternamente contenida sino que el momento de manifestarse aún no había llegado.
Ahora que es más fuerte, en cambio, sus líderes parecen creer que su momento ha llegado por
fin y que ya no están ni siquiera dispuestos a ajustarse a la reconfortante idea de un “ascenso
pacífico” (heping jueqi)”.
Por el momento, por supuesto, los chinos tienen sus propios problemas internos, que van
desde una economía con tendencia a la creación de burbujas, a un movimiento separatista
islámico en el interior de la provincia de Xinjiang y al reciente movimiento Occupy que está
levantando olas en el moderno centro financiero asiático de Hong Kong. Sin embargo, si uno
llega a Beijing el mundo parece un lugar diferente. Pepe Escobar, trotamundos peripatético de
TomDispatch en el continente euroasiático, que él llama Pipelineistan, ha hecho justamente
12
eso. Ha visitado también lugares situados a lo largo de las futuras “nuevas rutas de la seda”
que China quiere establecer siguiendo el camino a Europa occidental. Escobar ofrece una
visión de un mundo euroasiático diferente a la que reflejan los boletines de noticias de este
país. Si usted desea entender el planeta en el que en realidad puede encontrarse viviendo en
un futuro próximo, no podría ser más significativo asimilar dicha visión.
*** *** ***
¿Pueden China y Rusia echar a Washington a empujones de Eurasia?
El futuro de una alianza Beijing-Moscú-Berlín
Un fantasma recorre el rápidamente envejecido “Nuevo Siglo Americano”: la posibilidad de
una futura alianza comercial estratégica Beijing-Moscú-Berlín. Llamémosla BMB.
Su probabilidad está siendo analizada muy en serio en las más altas esferas de Beijing y
Moscú, y observada con interés en Berlín, Nueva Delhi y Teherán. Pero no se les ocurra
mencionarla dentro del circuito político –el Beltway– de Washington o en la sede de la OTAN
en Bruselas. En estos lugares, la estrella del espectáculo de hoy y mañana es el nuevo Osama
bin Laden: el Califa Ibrahim, alias Abu Bakr al-Baghdadi, el escurridizo y autoproclamado
profeta y decapitador, jefe de un mini estado y un movimiento que ya nos ha deparado un
festín de siglas –ISIS/ISIL/IS– a mayor gloria de la histeria reinante en Washington y otros
lugares.
Sin embargo, al margen de cómo Washington nos depara con asiduidad nuevos remix de la
Guerra Global contra el Terror, las placas tectónicas de la geopolítica euroasiática continúan
en movimiento, y no van a dejar de hacerlo porque las elites estadounidenses se nieguen a
aceptar que su históricamente breve “momento unipolar” está de capa caída. A ellos, el cierre
de la era del “full spectrum dominance” (dominio de espectro completo), como el Pentágono le
gusta llamarlo, les resulta inconcebible. Después de todo, la necesidad de que el país
“indispensable” controle todo el espacio –militar, económico, cultural, cibernético y exterior–
es poco menos que un dogma religioso. A los misioneros “excepcionalistas” no les va la
igualdad. A lo sumo, aceptan “coaliciones de voluntarios” como la que amontona a “más de 40
países” para luchar contra ISIS/ISIL/IS, países que o bien aplauden (y maquinan) entre
bambalinas o envían algún que otro avión a Iraq o Siria.
La OTAN, que a diferencia de parte de sus miembros no combatirá oficialmente en Jihadistan,
sigue siendo un montaje vertical controlado desde la cúspide por Washington. Nunca se ha
molestado en aceptar plenamente a la Unión Europea o permitir que Rusia se “sintiera”
europea. En cuanto al Califa, se trata únicamente de una distracción menor. Un cínico
postmoderno podría incluso afirmar que se trata de un emisario enviado al terreno de juego
mundial por China y Rusia para que la hiperpotencia perdiera de vista la pelota.
Divide y aísla
Así pues, ¿cómo se aplica la “dominación de espectro completo” cuando dos potencias
competidoras reales –Rusia y China– comienzan a hacer sentir su presencia? El enfoque de
Washington hacia cada una de ellas –en Ucrania y en los mares de Asia– podría considerarse
como de dividir y aislar.
Con el fin de mantener el Océano Pacífico como un clásico “lago americano”, el gobierno de
Obama ha estado “pivotando” de vuelta a Asia desde hace varios años. Esto ha implicado sólo
13
movimientos militares modestos, sino también un poco modesto intento de enfrentar el
nacionalismo chino contra la variante homóloga japonesa, mientras reforzaba sus alianzas y
relaciones en todo el Sudeste asiático, con un enfoque en las disputas energéticas del Mar del
Sur de China. Al tiempo que movía sus peones para cerrar un acuerdo comercial futuro, la
Asociación Trans-Pacífico (TPP).
En las fronteras occidentales de Rusia, el gobierno de Obama (coreado por sus cheerleaders
locales, Polonia y los países bálticos) ha avivado las brasas de un cambio de régimen en Kiev
hasta hacerlas llamear y crear lo que Vladimir Putin y los líderes de Rusia perciben como una
amenaza existencial para Moscú. A diferencia de EE.UU., cuya esfera de influencia (y sus bases
militares) son globales, se trataba de que Rusia no tuviera ninguna influencia significativa en
lo que fue su bloque cercano, el cual, en lo que respecta a Kiev, no es para la mayoría de los
rusos en absoluto “extranjero”.
Para Moscú, pareciera que Washington y sus aliados de la OTAN estuvieran cada vez más
interesados en imponer un nuevo telón de acero a su país desde el Báltico hasta el Mar Negro,
con Ucrania simplemente como punta de lanza. En términos de la alianza BMB, el nuevo telón
se concibe como un intento de aislar a Rusia e imponer una nueva barrera a sus relaciones con
Alemania. El objetivo final sería dividir Eurasia e impedir nuevos avances hacia una
integración comercial futura a través de un proceso no controlado por Washington.
Desde el punto de vista de Beijing, la crisis de Ucrania ha sido un acontecimiento en el que
Washington ha cruzado todas las líneas rojas imaginables para acosar y aislar a Rusia. Para
sus líderes, pareciera un intento concertado de desestabilizar la región de manera favorable a
los intereses estadounidenses, con el apoyo de toda la amplia gama de élites de Washington,
desde los neoconservadores y “liberales” de la Guerra Fría hasta los intervencionistas
humanitarios del tipo Susan Rice y Samantha Power. Por supuesto, si usted ha estado
siguiendo la crisis de Ucrania desde Washington, esta perspectiva le parecerá tan extraña
como la de un marciano cualquiera. Pero el mundo se ve de manera diferente desde el corazón
de Eurasia, en particular a partir de una China en ascenso con su “sueño chino” (Zhongguo
meng) de nuevo cuño.
Según el presidente Xi Jinping, ese sueño incluiría una futura red de nuevas rutas de la seda,
organizada por China, que crearía el equivalente de un Trans-Asian Express para el comercio
euroasiático. Así que cuando Beijing, por ejemplo, siente la presión de Washington y Tokio en
el frente marítimo, parte de su respuesta es un avance de tipo comercial en dos frentes a
través de la masa terrestre de Eurasia, uno de ellos a través de Siberia y el otro a través de los
“stans” de Asia Central.
En este sentido, aun que usted no lo sepa –si sólo sigue los medios estadounidenses o los
“debates” en Washington– estamos entrando potencialmente en un nuevo mundo. No hace
mucho tiempo, los líderes de Beijing coqueteaban con la idea de redefinir su juego geopolíticoeconómico codo con codo con EE.UU., mientras que el Moscú de Putin daba a entender la
posibilidad de algún día unirse a la OTAN. Ya se acabó. Hoy en día, la parte de Occidente en
que ambos están interesados en un posible futuro es una Alemania ya no dominada por el
poderío estadounidense y los deseos de Washington.
De hecho, Moscú lleva ya no menos de medio siglo de diálogo estratégico con Berlín que hoy
día incluye la cooperación industrial y la interdependencia energética. En muchas partes del
14
Sur global ya se está al corriente de ello, y Alemania está empezando a ser considerada como
“la sexta potencia BRICS” (después de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).
En medio de unas crisis mundiales que van desde Siria a Ucrania, los intereses geoestratégicos
de Berlín parecen ir divergiendo lentamente de los de Washington. Los industriales alemanes,
en particular, parecen ansiosos por continuar con unos tratos comerciales con Rusia y China
que no tienen límite. Estos podrían colocar al país en camino hacia un poderío mundial sin los
límites de las fronteras de la UE y, a largo plazo, indicar el final de la era en la que Alemania,
por mucha sutileza que se quisiera, era esencialmente un satélite estadounidense.
Será un camino largo y sinuoso. El Bundestag, el parlamento de Alemania, sigue dependiente
de una agenda atlantista fuerte y de una obediencia preventiva a Washington. Y siguen
habiendo decenas de miles de soldados estadounidenses en suelo alemán . Sin embargo, por
primera vez, la canciller alemana Angela Merkel ha dudado a la hora de imponer sanciones
más estrictas a Rusia, por cuanto no menos de 300.000 puestos de trabajo alemanes
dependen de las relaciones con este país. Los líderes industriales y el establishment financiero
ya han dado la voz de alarma, temiendo que dichas sanciones sean totalmente
contraproducentes.
El banquete de la Ruta de la Seda china
El nuevo juego de poder geopolítico de China en Eurasia tiene pocos paralelos en la historia
moderna. Los días en que el “pequeño timonel” Deng Xiaoping insistía en que el país debía
mantener un perfil bajo en la escena mundial han desaparecido. Por supuesto, hay
desacuerdos y estrategias en conflicto cuando se trata de la gestión de los puntos calientes del
país: Taiwán, Hong Kong, Tíbet, Xinjiang, el Mar del Sur de China, los competidores India y
Japón, y los aliados problemáticos como Corea del Norte y Pakistán. Y el descontento popular
en algunas “periferias” dominadas por Beijing está creciendo hasta niveles incendiarios.
La prioridad número uno del país sigue siendo llevar a cabo las reformas económicas del
presidente Xi, al tiempo que se aumenta la “transparencia” y se lucha contra la corrupción en
el seno del Partido Comunista gobernante. En un distante segundo lugar está el problema de
cómo protegerse progresivamente contra los planes de “pivote” del Pentágono en la región –
mediante el aumento del poderío militar de una flota de alta mar, submarinos nucleares y una
fuerza aérea tecnológicamente avanzada– sin llegar a ser tan asertivo como para hacer entrar
en pánico al establishment de Washington y su temida “amenaza amarilla”.
Mientras tanto, con una Marina estadounidense capaz de controlar las vías de comunicación
globales marítimas en un futuro previsible, la planificación de las citadas rutas de la seda a
través de Eurasia prosigue a buen ritmo. El resultado final podría ser un triunfo de las
infraestructura integradas –carreteras, trenes de alta velocidad, oleoductos, puertos– que
conectaría China a Europa Occidental y el Mediterráneo, el viejo Mare Nostrum imperial, en
todas las formas imaginables.
En un viaje inverso al de Marco Polo, remixed para un mundo con Google, uno de los ramales
claves de la Ruta de la Seda irá desde la antigua capital imperial Xi'an a Urumqi, en la
provincia de Xinjiang, y luego, a través de Asia central, Irán, Iraq y la Anatolia turca, hasta
terminar en Venecia. Otro será una ruta marítima de la seda a partir de la provincia de Fujian,
pasando por el estrecho de Malaca, el Océano Índico, Nairobi, en Kenia, para finalmente
15
continuar hasta el Mediterráneo a través del Canal de Suez. Tomados en conjunto, es a lo que
Beijing se refiere como el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda.
La estrategia de China es crear una red de interconexiones entre no menos de cinco zonas
clave: Rusia (puente clave entre Asia y Europa), los “stans” de Asia Central, Asia del sureste
(con importantes funciones para Irán, Iraq, Siria, Arabia Saudita y Turquía), el Cáucaso y
Europa del Este (entre otros Belarús, Moldavia y, en función de su estabilidad, Ucrania). Y no
se olviden de Afganistán, Pakistán y la India, en lo que podría ser considerado como una ruta
de la seda plus.
Esta ruta plus conectaría el corredor económico Bangladesh-China-India-Myanmar con el
corredor económico China-Pakistán, y podría ofrecer a Beijing un acceso privilegiado al
Océano Índico. Una vez más, un paquete total –carreteras, trenes de alta velocidad, oleoductos
y redes de fibra óptica– uniría la región con China.
Xi en persona situó la conexión entre India y China como parte de un bien definido conjunto
de imágenes en un artículo de fondo que publicó en el periódico The Hindu poco antes de su
reciente visita a Nueva Delhi. “La combinación de la 'fábrica del mundo' y la 'oficina
administrativa del mundo'”, escribió, “dará como resultado la base productiva más
competitiva y el mercado de consumo más atractivo”.
El núcleo central de la elaborada planificación china para el futuro euroasiático es Urumqi,
capital de la provincia de Xinjiang y sede de la mayor feria comercial de Asia Central, la Feria
de China-Eurasia. Desde el año 2000, una de las mayores prioridades de Beijing ha sido la
urbanización de esta provincia, en gran parte desierta pero rica en petróleo, e industrializarla
a toda costa. Lo que implica, en opinión de Beijing, la homologación de la región con China,
con el corolario de la supresión de cualquier disidencia de la etnia uigur. Li Yazhou, general
del Ejército Popular de Liberación describió Asia Central como “el más sutil pedazo de pastel
donado por el cielo a la China moderna”.
La mayor parte de la visión de China de una nueva Eurasia conectada con Beijing por todo tipo
de transporte y comunicación se detallaba claramente en el documento “Marching
Westwards: The Rebalancing of China’s Geostrategy” (“Marchando hacia el oeste: el
reequilibrio de la geoestrategia china”) un estudio de referencia publicado en 2012 por el
académico Wang Jisi, del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos de la Universidad
de Beijing. Como respuesta a este futuro entramado de conexiones de eurasiáticas, el mayor
logro del gobierno de Obama ha sido a una versión de la contención naval desde el Océano
Índico hasta el Mar del Sur de China, al tiempo que un agudizamiento de los conflictos y las
alianzas estratégicas alrededor de China, de Japón a la India. (La OTAN se queda, por
supuesto, con la tarea de contener a Rusia en Europa del Este).
Contra las rutas de la seda, telón de acero
El “acuerdo de gas del siglo”, de 400.000 millones dólares, firmado por Putin y el presidente
chino en mayo pasado, sentó las bases para la construcción del gasoducto Power of Siberia ya
en construcción en Yakutsk, que hará llegar un diluvio de gas natural ruso al mercado chino.
Está claro que sólo representa el comienzo de una alianza energética turboasistida entre los
dos países. Entre tanto, los empresarios e industriales alemanes ya se han percatado de una
nueva realidad: del mismo modo que el mercado final de los productos made-in-China que
circularán por las futuras nuevas rutas de la seda será Europa, una circulación en sentido
16
inverso es asimismo evidente. En un posible futuro comercial, China está destinada a
convertirse en el principal socio comercial de Alemania para 2018, por delante tanto de
EE.UU. como de Francia.
Un posible obstáculo a esta evolución, grato a los ojos de Washington, es una Guerra Fría 2.0,
que ya está desgarrando no la OTAN sino la Unión Europea. En la UE de este momento, el
campo antirruso incluye Gran Bretaña, Suecia, Polonia, Rumanía y los países bálticos. Por otra
parte, Italia y Hungría, pueden considerarse en el campo prorruso, mientras que una
imprevisible Alemania sigue siendo la clave para saber si el futuro va a consistir en un nuevo
telón de acero o en una nueva apertura al Este. Para ello, Ucrania sigue siendo la clave. Si se la
consigue finlandizar con éxito (con una autonomía significativa para sus regiones), como ha
propuesto Moscú –sugerencia que Washington rechaza de plano–, la vía hacia el Este seguirá
abierta. Si no, la propuesta de una BMB tendrá un futuro incierto.
Cabe señalar que hay también otra visión del futuro económico euroasiático que asoma en el
horizonte. Washington intenta imponer a Europa un Tratado Transatlántico de Comercio e
Inversión (TTIP) y un tratado Transpacífico de Asociación similar (TPP) a Asia. Ambos
favorecen a las corporaciones americanas globales y su objetivo evidente es el de impedir el
ascenso de las economías de los países BRICS y el surgimiento de otros mercados emergentes,
a la vez que da solidez a la hegemonía económica global estadounidense.
Dos hechos flagrantes, debidamente registrados en Moscú, Beijing y Berlín, indican cuál es el
núcleo duro geopolítico detrás de estos dos pactos “comerciales”. El TPP excluye a China y el
TTIP excluye a Rusia. Es decir, ambos representan las líneas de fuerza, apenas disimuladas, de
una futura guerra comercial y monetaria. En mis propios viajes recientes, he oído una y otra
vez de boca de productores agrícolas de calidad en España, Italia, y Francia que el TTIP es
nada más que una versión económica de la OTAN, la alianza militar que el presidente chino Xi
Jinping, llama, quizás un tanto ilusoriamente, una “estructura obsoleta”.
Hay una resistencia significativa al TTIP en muchos países de la UE (especialmente en los del
Club Med de la Europa meridional), del mismo modo que la hay contra el TPP entre las
naciones de Asia (especialmente Japón y Malasia). Es esto es lo que da a chinos y rusos
esperanzas para sus nuevas rutas de la seda y para un nuevo tipo de comercio a través del
corazón de Eurasia respaldado por una Unión Euroasiática apoyada en Rusia. A esta situación
están prestando mucha atención figuras clave en los círculos empresariales e industriales
alemanes para los que la relación con Rusia sigue siendo esencial.
Después de todo, Berlín no ha mostrado una excesiva preocupación por el resto de una UE
sumida en crisis (tres recesiones en cinco años). A través de una troika universalmente
despreciada –Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea–
Berlín está ya a todos los efectos prácticos, al timón de Europa, prosperando y mirando al
Este.
Hace tres meses, la canciller alemana Angela Merkel visitó Beijing. Apenas aparecieron en la
prensa las conversaciones sobre la aceleración de un proyecto potencialmente revolucionario:
una conexión ininterrumpida de ferrocarril de alta velocidad entre Beijing y Berlín. Su
construcción será un imán para el transporte y el comercio entre decenas de países a lo largo
de su ruta, de Asia a Europa. Pasando a través de Moscú, podría convertirse en el integrador
definitivo de la Ruta de la Seda y quizás la pesadilla definitiva para Washington.
17
“Perder” Rusia
En medio de una gran atención de los medios, la reciente cumbre de la OTAN en Gales ha
producido sólo una modesta “fuerza de reacción rápida” para su despliegue con vistas a
cualquier situación futura tipo Ucrania. Mientras tanto, la creciente Organización de
Cooperación de Shanghái (OCS), una posible contraparte asiática de la OTAN, se reunió en
Duchanbé (Tayikistán). En Washington y Europa Occidental nadie pareció dar importancia al
encuentro. Deberían haberlo hecho. Allí, China, Rusia y los cuatro “stans” de Asia Central
acordaron incorporar a un impresionante conjunto de nuevos miembros: India, Pakistán e
Irán. Las implicaciones pueden ser de largo alcance. Después de todo, India, con su primer
ministro Narendra Modi, está ahora contemplando su propia interpretación de la Ruta de la
Seda. Detrás de ella se encuentra la posibilidad de un acercamiento económico de “Chindia”,
que podría cambiar el mapa geopolítico de Eurasia. Al mismo tiempo, Irán está también
incorporándose al tejido de la red “Chindia”.
De este modo, lenta pero segura, la OCS se perfila como la principal organización internacional
en Asia. Ya es evidente que uno de sus objetivos fundamental a largo plazo será el de dejar de
operar en dólares, mientras avanza en el uso del petroyuan y el petrorrublo en el comercio de
la energía. Y EE.UU., por supuesto, nunca será bien recibido en la Organización.
Pero todo esto es hablar del futuro. En la actualidad, el Kremlin sigue enviando señales de que
quiere empezar a hablar de nuevo con Washington, mientras que Beijing nunca ha querido
dejar de hacerlo. Sin embargo, la administración Obama sigue miope, enfrascada en su propia
versión de un juego de suma cero, confiando en su fuerza tecnológica y militar para mantener
una posición ventajosa en Eurasia. Beijing, sin embargo, tiene acceso a los mercados y un
montón de dinero en efectivo, mientras que Moscú tiene un montón de energía. Una
cooperación triangular entre Washington, Beijing y Moscú sería sin duda –como dirían los
chinos– un juego en el que todos saldrían ganando… pero no contengan la respiración por el
momento.
En cambio, es de esperar que China y Rusia profundicen su asociación estratégica, al tiempo
que atraen a otras potencias regionales euroasiáticas. Beijing ha apostado el resto a que el
enfrentamiento entre EEUU/OTAN y Rusia por Ucrania hará que Vladimir Putin gire hacia el
Este. Al mismo tiempo, Moscú está calibrando cuidadosamente lo que su presente
reorientación hacia un gigante económico así puede significar. Algún día, es posible que
algunas voces de cordura en Washington se pregunten en voz alta cómo fue que EE.UU.
“perdió” Rusia en beneficio de China.
Mientras tanto, podemos pensar en China como un imán en el nuevo orden mundial de un
futuro siglo euroasiático. El mismo proceso de integración que realiza Rusia, por ejemplo,
parece cada vez más el de India y otras naciones de Eurasia, y, posiblemente, tarde o
temprano también el de una Alemania neutral. En el juego final de un proceso así, EE.UU.
podría verse progresivamente expulsado de Eurasia, y el eje BMB podría aparecer como un
factor de cambio de juego. Hagan sus apuestas, pronto. El resultado para el año 2025.
Pepe Escobar es el corresponsal itinerante de Asia Times/Hong Kong, analista de RT y
colaborador habitual de TomDispatch. Su nuevo libro, Empire of Chaos, se publicará en
noviembre por Nimble Books. Sigalo en Facebook.
18
Fuente: http://www.tomdispatch.com/blog/175903/
EL ‘GRAN CORTAFUEGOS’ CHINO INTENTA CONTENER EL INCENDIO DE HONG KONG
SE ESTIMA QUE PEKÍN HA AUMENTADO LA CENSURA Y EL BLOQUEO DE PÁGINAS
WEB ENTRE 2 Y 5 VECES DESDE EL INICIO DE LAS PROTESTAS DE HONG KONG
http://periodismohumano.com/en-conflicto/el-gran-cortafuegos-chino-intentacontener-el-incendio-de-hong-kong.html
El objetivo es evitar que se propague la disidencia en la China continental, donde se persigue
en mínimo atisbo de activismo
Unos 40 activistas chinos han sido arrestados en apenas una semana por simpatizar con las
manifestaciones de la ex colonia
06.10.2014 · Mónica G. Prieto
Sostener una pancarta con el mensaje Solidaridad con Hong Kong Occupy Central le ha
costado a Song Ningsheng la libertad. La foto colgada por este activista chino en las redes
sociales, con las que pretendía levantar conciencia en su país sobre la marea democrática de
Hong Kong, fue rastreada por las autoridades hasta dar, el 30 de septiembre, con Ningsheng.
Fue arrestado en su casa, en la provincia de Jiangxi, como también lo fueron ese mismo día los
activistas Gong Xinhua y Chen Maosen, todos por el mismo motivo. Y no son los únicos: el
Centro Chino para los Derechos Humanos estima que la cifra de detenidos en la China
continental por mostrar su simpatía hacia los manifestantes prodemocráticos que han tomado
la ex colonia británica roza ya los 40.
Tras dos semanas de movilización, la reacción de las autoridades de Pekín –desgastar a los
insurrectos en una guerra de tiempo y dejar que el malestar de quienes no participan,
acuciados por la crisis económica propia de la paralización del centro, descalifique a los
manifestantes- se nota más en el interior de China que en la ex colonia británica. La principal
batalla parece ser evitar un efecto contagio que subleve a la población, y para ello el principal
arma del Partido Comunista Chino es el conocido como el gran cortafuegos, un exhaustivo
sistema de control de Internet que permite al Gobierno de Pekín ejercer de gran hermano y,
en las actuales circunstancias, detener a aquellos que traten de promover el conocimiento
sobre la situación en Hong Kong.
La revolución de los paraguas ha obligado a las autoridades chinas a radicalizar el control
sobre sus ciudadanos porque las demandas de los hongkoneses pueden ser contagiosas. Piden
poder elegir libremente a sus representantes en las elecciones de 2017, y para ello China
tendría que derogar la decisión adoptada el pasado 31 de agosto según la cual un comité de
1.200 notables –próximos a Partido Comunista Chino- tendrá la capacidad de vetar a
candidatos. ¿Por qué ellos sí y la China continental no? Tras la entrega, en 1997, de Hong Kong
de manos británicas a manos chinas (y en este punto hay que recordar que el mandato de
Londres nunca se tradujo en libertades para los ciudadanos del territorio) Den Xiaping,
19
entonces máximo líder chino, anunció “un país, dos sistemas” que permitiría a los
hongkoneses mantener su economía de mercado pese a estar controlados por la China
comunista. También prometió un “alto grado de autonomía” política durante un periodo de 50
años. Esa es la gran baza de los manifestantes, que exigen a Pekín que mantenga la promesa
del icónico líder: por cierto, el mismo que ordenó la sangrienta represión de los estudiantes de
Tiananmen.
Los llamamientos a la democracia que se corean desde China son lo último que quieren oir las
autoridades. El apagón informativo está siendo controlado desde todos los frentes. Según
denunciaron oficiales como el responsable del Consejo de Industria y Turismo de la ex colonia
británica, Joseph Tung Yao-chung, o el presidente de la Asociación de Tour-Operadores Ricky
Tse Kam-ting, las autoridades han negado el visado a los grupos turísticos chinos que tenían
previsto viajar a Hong Kong durante la semana dorada, un periodo vacacional que coincide
con el aniversario de la fundación de la República Popular China. “Una gran parte de los
viajeros llegan mediante grupos organizados de la China continental”, explicaba Yao-chung.
“Si no pueden venir, pueden imaginar el impacto en la economía. Dependemos mucho de esos
viajes, esto puede dañar la industria turística de forma definitiva”.
El objetivo es doble: dañar la economía y minar así la legitimidad de las protestas pero
también evitar que los turistas chinos regresen al país relatando haber visto protestas en
demanda de democracia. En la dictadura comunista que controla las vidas de 1.300 millones
de chinos, las concentraciones no organizadas por el régimen son inexistentes.
El historial de protestas se ha borrado de la memoria colectiva, hasta el punto de que toda una
generación desconoce que la matanza de Tiananmen, de la que se cumple 25 años, haya
ocurrido jamás. El ejemplo hongkonés puede ser detonante de malestar –la corrupción del
régimen chino, contra la que ha iniciado una campaña el actual presidente Xi Jinping que le ha
provocado no pocos enemigos en el círculo de poder- en la sociedad, y eso es algo que las
autoridades no están dispuestas a permitir.
“Con toda seguridad, el Partido Comunista Chino tiene miedo de perder el control”, explica a
Periodismo Humano desde su exilio norteamericano el disidente Wen Yunchao, un conocido
ciberactivista premiado con el galardón de Derechos Humanos de la República Francesa en
2010 y actualmente en Nueva York. “Decenas de activistas en el continente están siendo
detenidos o intimidados por sus muestras de apoyo. Instagram ha sido bloqueado para que no
se compartan imágenes de OccupyHongKong. Los internautas de Hong Kong no pueden colgar
material en Weibo [una combinación local de Twitter y Facebook] y aunque compartan textos
o imágenes en WeChat, los amigos de la China continental no pueden encontrar esos
comentarios”.
20
El Gran Cortafuegos, el macroparaguas que impide la libre circulación de información sobre
China considerado el sistema de control de Internet más eficaz del mundo, se emplea a toda
máquina. Charlie Smith –pseudónimo de uno de los ciberactivistas detrás de GreatFireWall, el
único recurso online que sigue de cerca la censura en China, habla mediante Skype con un
software que le robotiza la voz. “Lo siento”, se disculpa. “Estamos bajo constante ataque. Por
eso hacemos lo posible por esconder nuestras identidades”. Según Smith, desde que
comenzasen las protestas en Hong Kong la censura “se ha incrementado sobre todo en Weibo,
ahora es entre dos y cinco veces más de lo habitual. Si haces una búsqueda de la palabra Hong
Kong, sólo salen referencias a las compras, al clima o al turismo. Todo lo que está
remotamente relacionado con las protestas no existe”.
Smith habla de dos niveles de censura: la primera consiste en el bloqueo de “websites, la
mayoría extranjeras. China las añade a lo que llamamos el gran cortafuegos y de esa forma, si
estás dentro de China, no puedes acceder a ellas. Eso incluye Facebook, Twitter, YouTube,
Google y otras muchas. El segundo nivel es la censura doméstica en sus propias redes sociales,
que suele ser mucho más peligrosa porque, cuando detecta que estás buscando algo
relacionado con un tema sensible, suscitas sospechas”. Eso por no hablar de los medios de
comunicación convencionales: el China Media Project, basado en Hong Kong, sólo pudo
contabilizar nueve artículos en la prensa china en los primeros cuatro días de protestas, seis
de ellos basados en la información de la agencia oficial, Xinhua, donde se afirmaba que las
protestas “ilegales” dañaban la economía local y citaban testimonios que llamaban a la
dispersión de los manifestantes.
Todos coinciden en el miedo de las autoridades chinas a una expansión del ejemplo
hongkonés. “Con toda claridad, las autoridades chinas no quieren que la gente del continente
sepa los hechos, por no mencionar la posibilidad de que se inspiren por Hong Kong. Se han
movido rápidamente para detener a decenas de personas que han expresado su apoyo, lo cual
constituye un endurecimiento de la línea de Pekín incluso en lo que respecta a la crítica más
pacífica”, explica en declaraciones a Periodismo Humano Sophie Richardson, directora de la
oficina en China del Human Rights Watch.
La experta se refiere a una línea ya muy criticada por todos los grupos defensores de
Derechos Humanos. “Desde la llegada de Xi Jinping al poder [en 2012] han sido detenidos más
activistas que en todo el mandato de Hu Jintao”, que se alargó durante toda una década,
denuncia el ya citado Wen, quien no se atreve a regresar a China. “Dado que soy crítico,
Estados Unidos es mejor destino para mí. Creo que lo único que me espera si regreso es la
cárcel”. Los informes elaborados por el Centro Chino para los Derechos Humanos hablan de
un meteórico ascenso del número de presos de conciencia y de desaparecidos en el año 2013:
en su informe anual respectivo al año pasado, titulado Un año de pesadilla bajo el sueño chino
de Xi Jinping, el centro daba fe de un “asalto de las autoridades chinas el pasado año que
indica lo lejos que están dispuestas a llegar en su deseo de suprimir una sociedad civil
crecientemente activa y envalentonada”. El sueño chino es la doctrina lanzada por Xi tras su
llegada al poder descrita por el presidente chino como “el rejuvenecimiento y mejora de las
condiciones de vida, la prosperidad, la construcción de una sociedad mejor y un
fortalecimiento militar”.
21
“En conversaciones con el CCDH, docenas de activistas han descrito 2013 como el peor año
para los Derechos Humanos desde 2008, con la represión de libertades civiles en el contexto
de los Juegos Olímpicos de Pekín. Algunos van más lejos asegurando que no se había visto un
nivel de represión tan severo desde 1990, cuando muchos organizadores del Partido
Democrático de China fueron encarcelados”.
Las cifras del informe hablan de un aumento de las desapariciones forzosas en 2013, en
números mayores incluso a las registradas durante el llamamiento online a la revolución de
jazmín china inspirada en las primaveras árabes. En conversación con PH, la investigadora del
centro Frances Eve explica que “la represión de los Derechos Humanos bajo el mandato de Xi
se ha incrementado. El pasado año, 70 personas fueron detenidas en una campaña contra las
reuniones pacíficas y contra los derechos de asociación y expresión, incluidos muchos
miembros del Movimiento Nuevos Ciudadanos, y este año hemos visto 152 personas afectadas
por la campaña del 25 aniversario del 4 de junio (Tiananmen). En este contexto, se ha visto
una rápida acción de la policía china a la hora de detener, interrogar, amenazar u hostigar a
cualquier activista o ciudadano que haya expresado su apoyo a las protestas de Hong Kong,
incluso aquellos que sólo han intentado viajar a Hong Kong”.
Pero ¿conseguirá el gran cortafuegos y el celo de los funcionarios chinos parar la información
de los acontecimientos en Hong Kong? Las autoridades “tienen un departamento encargado
de la censura con mucha gente trabajando en él, pero también confían en las compañías
locales. Por ejemplo, Weibo tiene que contratar gente para controlar el contenido de su
plataforma (de acuerdo con los requerimientos del Gobierno). Siempre hay gente vigilando,
así que si el Gobierno ve que alguna información está siendo filtrada en Weibo, llamará a la
compañía para decir “ey, a vuestra gente se le está escapando algo” y Weibo tendrá
problemas. Por eso tienden a estar en el lado seguro censurando más de la cuenta para evitar
que las autoridades llamen a la puerta”, detalla Charlie Smith.
“Los mecanismos de censura paran muchísima información proveniente de Hong Kong, pero
hay algunos internaturas que saben cómo saltarse el gran cortafuegos mediante protocolos
VPN y que están escuchando el otro lado de la historia”, prosigue Eve. “La solidaridad es
poderosa entre los activistas y defensores de derechos chinos, que se sienten inspirados por
las protestas, pero no son una mayoría de la población”. De hecho, son una ínfima minoría
aquellos que disponen de las herramientas y el conocimiento para saltarse el muro
cibernético de las autoridades chinas. “La información está siendo bloqueada pero no de
forma completa, e incluso si la gente sólo puede encontrar notas parciales en la prensa local,
eso les hará plantearse que algo más puede estar ocurriendo”, valora Wen.
Las nuevas formas de persecución surgen a diario: según informaba Reuters, se ha observado
un nuevo virus informático que espía el sistema operativo IOS (usado por dispositivos como
22
Ipad, Iphone o los ordenadores Mac, muy extendidos en Hong Kong) y que, según los expertos
citados por la agencia, se está usando para espiar a los activistas de Hong Kong, que hasta
ahora habían recurrido a FireChat –un sistema de intercambio de mensajes que funciona con
Bluetooth- para circunvalar la censura. El descubrimiento del malware se realizó mientras se
investigaba un software maligno similar que ya afectó al sistema Android de los activistas de
la ex colonia. “Es uno de los fenómenos más interesantes que nunca he visto”, explicaba a la
agencia el director ejecutivo de la empresa Lacoon Mobile Security, Michael Shaulov. “Es la
primera indicación real de que tipos realmente sofisticados han pasado de infectar PCs a
infectar dispositivos IOS”.
¿Qué ocurrirá si la situación en Hong Kong se extiende en el tiempo? Por el momento, China
acusa a Occidente de crear una crisis inexistente en Hong Kong mediante sus medios y a
Estados Unidos de ‘injerencia’ en su territorio. “Hoy repiten sus trucos, y se ponen muy
contentos al ver movimiento en Hong Kong. Sus sucias manos se cuelan por las grietas”,
escribía el diario chino Global Times en un artículo repetido por la agencia oficial Xinhua.
Los precedentes de hace 25 años siguen vivos, y el fantasma de la represión militar en la Plaza
de Tiananmen planea sobre los manifestantes. Por el momento no se ha producido un
aumento de las tropas del Ejército Popular de Liberación en Hong Kong ni en la provincia de
Guandong, a la que pertenece, como tampoco se ha percibido el envío de tropas a Taiwan,
territorio autónomo reivindicado por China que observa muy de cerca los acontecimientos en
la ex colonia británica. Eso sí: el diario del Ejército Popular informaba de que un millar de
reclutas recién llegados a su cuartel de Hong Kong recibieron su primera lección de educación
política el pasado 1 de octubre, con motivo de la fiesta nacional. Fue la primera clase de un
curso que se alargará dos años con el objetivo de “lograr que la voz del Partido sea la más
fuerte del campo… asegurad la lealtad absoluta, la pureza absoluta y una confianza absoluta
en la guarnición”.
“Es una situacion paralela a la que ocurrió hace 25 años en Pekín”, explicaba un académico
local amparado en el anonimato al diario South China Morning Post. “Ven los acontecimientos
de Hong Kong como una continuación de aquella lucha, y ni el Gobierno de Pekín ni sus
objetivos han cambiado”.
¿POR QUÉ NECESITA GAZPROM A CHINA?
7 de octubre de 2014 Alexander Kurdin, para RBTH
http://es.rbth.com/opinion/2014/10/07/por_que_necesita_gazprom_a_china_44131.ht
ml
El acuerdo del gigante energético ruso para suministrar gas al país asiático se puede
considerar uno de los más importantes en la historia mundial del sector gasístico. Se ha dado
un importante paso adelante en el camino a la integración de los mercados mundiales de gas.
¿Por qué necesita Gazprom a China?
Dibujado por Natalia Mijáilenko
Por mucho que se haya hablado de la eficiencia del funcionamiento de los mercados libres de
gas en regiones aisladas del mundo, incluso en Europa y en Estados Unidos, aún queda mucho
para que se cree un mercado único mundial de gas. Las persistentes oscilaciones de precio
entre las principales regiones consumidoras -Europa, Norteamérica y la región Asia-Pacífico23
confirman que la unificación de estos mercados supondrá un aumento de la eficiencia en el
suministro de gas a nivel mundial.
Por ahora no se ha observado que los precios del gas tiendan a igualarse. A finales de verano
el precio del gas natural en el indicador estadounidense Henry Hub marcaba 150 dólares por
mil metros cúbicos, mientras que en los mercados al por mayor europeos oscilaba entre 250400 dólares, dependiendo del tipo de contrato. Además, en Japón, desde la avería en la central
nuclear Fukushima-1, por mil metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) se paga entre 600700 dólares.
Esta divergencia en el precio del gas, que se ha mantenido durante los últimos cuatro años,
testimonia la paradójica “desglobalización” de los mercados gasísticos. Ha sido posible, en
primer lugar, debido al aumento limitado mercado del GNL, que se estancó en los últimos
años, a causa también del insuficiente desarrollo de las infraestructuras.
En segundo lugar, las interconexiones de gasoductos entre Europa y Asia son también
prácticamente inexistentes. Sólo se puede citar el caso de Turkmenistán, que tiene, en teoría,
la posibilidad de exportar tanto a China como a Europa, pero, sin lugar a dudas, su mercado de
exportación dominante es China, y las posibilidades de abastecer gas a Europa son limitadas
tanto por el volumen insuficiente de extracción como por los problemas de infraestructuras.
El reparto de los mercados regionales puede ser ventajoso a corto plazo para los productores
y consumidores aislados, pues se garantizan una posición dominante en los mercados locales.
Sin embargo, en conjunto, aporta riesgos y costes adicionales a la industria, especialmente
para aquellas áreas que no tienen posibilidad de acceder a otros mercados. El inicio del
suministro a gran escala de gas ruso a China permite, en parte, superar esta situación y
conlleva la formación de nuevas relaciones estables entre los mercados europeos y asiáticos.
El contrato de larga duración de Gazprom garantiza posibilidades y estímulos a fin de ampliar
significativamente las infraestructuras para el transporte y la extracción de gas en las
regiones orientales de Rusia. Se trata no sólo de la construcción de gasoductos, sino también
de la explotación de nuevos yacimientos, pero también a largo plazo de nuevas terminales de
GNL. Un impacto semejante tendrá para el sector mundial del gas el inicio de la exportación de
GNL estadounidense a Europa y Asia. La dinámica globalizadora de los mercados gasísticos es
una condición importante para el afianzamiento del gas natural en posiciones clave dentro del
equilibrio mundial energético, que se basa en el uso cada vez más activo de energías
renovables.
Rusia y China firman importantes acuerdos de gas e infraestructuras
Sin duda, los principales beneficiarios del contrato de Gazprom y China son potencialmente
las mismas partes contratantes. Gazprom obtiene acceso al mercado de gas chino que crece a
pasos agigantados. Las necesidades de importación de este país, que en este momento
ascienden a cerca de 50.000 millones de metros cúbicos al año, en 2020 podrían alcanzar ya
los 150.000 millones de metros cúbicos y, después de 2030, superarán con toda probabilidad
los 200.000 millones. China, por su parte, podrá sacar provecho de las vastas reservas de
Rusia, la “despensa de gas” mayor y más cercana en términos geográficos.
Tanto Gazprom como los chinos son ahora más competitivos entre sus socios en los mercados
del gas. En otras palabras, ambas partes tienen la posibilidad de sustituirlos y, en
consecuencia, sus posibilidades de negocio crecen. En concreto, se fortalece la posición
negociadora de Gazprom en relación con los consumidores europeos. Por lo demás, esto
ocurre a la vez que se produce un incremento de la importación de GNL por parte de otros
países de Europa. Además, el volumen de exportación rusa a oriente no es comparable -por lo
menos no lo será hasta 2020- con las cifras que se mueven en Europa, así que hablar de
ventaja obvia por parte de Gazprom no se ajusta a la realidad.
24
¿Por qué la UE no puede prescindir del gas ruso?
Europa, Rusia y China obtienen ventajas del desarrollo de la extracción de gas y del sistema de
transporte de gas en el país eslavo a expensas del aumento de la interconexión de los
mercados. Gracias a este nuevo contrato, en Rusia se incrementará la capacidad para la
extracción de gas y surgirán a largo plazo posibilidades de sustitución para la exportación a
oriente, occidente y mercado interno. Esto permitirá evitar el déficit o el exceso de gas en los
mercados aislados, así como suavizar las fluctuaciones de los precios.
La exportación de gas de Rusia a China contribuirá también a la lucha contra el cambio
climático. Europa ha cosechado éxitos considerables en cuanto al descenso de la emisión de
gases de efecto invernadero, pero el emisor principal es China, y precisamente del desarrollo
de la energética china depende, en gran medida, el éxito de la política climática mundial. Para
que China culmine el tránsito del carbón al gas -un combustible más “puro”- se requieren
suministros fiables de gas natural a un precio aceptable. Rusia ofrece la solución a este
problema.
Alexander Kurdin es director del Departamento de Investigaciones del Sector Energético del
Gobierno de la Federación de Rusia.
“RUSIA NO SE CIERRA AL MUNDO EXTERIOR NI ROMPE SUS LAZOS COMERCIALES”
7 de octubre de 2014 Víktor Kuzmín, para RBTH
http://es.rbth.com/economia/2014/10/07/rusia_no_se_cierra_al_mundo_exterior_ni_r
ompe_sus_lazos_comerciales_44133.html
El ministro de Desarrollo Económico de Rusia, Alexéi Uliukáiev, uno de los autores de las
reformas liberales en Rusia a principios de los años 90, comenta en una entrevista en
exclusiva para RBTH en qué sectores de la economía rusa se espera la participación de
inversores extranjeros y qué está dispuesto a ofrecerles el gobierno del país.
“Rusia no se cierra al mundo exterior ni rompe sus lazos comerciales”
Entrevista a Alexéi Uliukáiev, ministro de Desarrollo Económico. Fuente: Olesia Kurpiáeva /
RG
¿Qué aspectos de la economía rusa han cambiado últimamente a causa, entre otros factores,
de las sanciones internacionales?
Actualmente vemos que la presión de las sanciones sobre la economía rusa son un arma de
doble filo Por un lado, la desaceleración del ritmo de crecimiento, el aumento de inflación, la
volatilidad del rublo y la reducción de la liquidez son inevitables.
Alexéi Valentínovich Uliukáiev (Moscú, 1956) es ministro de Desarrollo Económico desde el
24 de junio de 2013. Entre 2004 y 2013 fue el primer suplente de la presidencia. Es doctor en
Economía por la Pierre-Mendes France de Grenoble. Habla inglés y francés.
Por otro, la nueva realidad puede ayudar a superar los desequilibrios estructurales que
existen en la economía rusa desde hace mucho tiempo. Esto afectará ante todo a la excesiva
dependencia de la exportación de combustibles y materias primas, así como a la orientación
hacia la importación de una amplia gama de productos (para la producción y el consumo).
La economía de Rusia posee una reserva de estabilidad suficiente para garantizar el futuro
crecimiento. En el Índice de Competitividad Global 2014-2015 publicado por el Foro
económico mundial, Rusia ha subido 11 posiciones de golpe y ocupa el puesto 53 de 144 (el
año pasado figuraba en 64ª posición). Entre las ventajas más competitivas de nuestro país
figura el alto nivel de formación de los rusos y nuestro gran potencial innovador.
25
¿En cuánto tiempo podrá superar la economía rusa un periodo de crisis?
Nuestros pronósticos para el desarrollo económico se basan en la premisa de su relativa
estabilidad y en la ausencia de sanciones importantes en el futuro. La fuga de capitales podría
reducirse sustancialmente antes de 2017.
Se espera que la dinámica del PIB en 2015 se acelere hasta un 1,2% frente al 0,5 de 2014. La
aceleración del crecimiento del PIB estará relacionada ante todo con la dinámica de la
inversión, que en 2015 crecerá en un 2% frente a su caída del 2,4% de 2014.
Nosotros seguimos trabajando en la mejora del clima de inversión para que el sector
empresarial se sienta cómodo y seguro en todos los sentidos. Rusia no se cierra al mundo
exterior ni rompe sus lazos comerciales.
¿De qué modo puede Rusia solucionar esos problemas económicos estructurales a los que se
refiere?
Rusia ha entrado en un periodo de nuevas condiciones económicas y el Estado deberá
“apretarse el cinturón”. La situación del presupuesto empeora si tenemos en cuenta que a
largo plazo los ingresos del país seguirán reduciéndose, lo cual no nos deja esperanzas de un
cambio de esta tendencia negativa a menos que consigamos avances significativos en nuestra
política económica y presupuestaria.
Al mismo tiempo, esta situación es más oportuna que nunca para conseguir una inversión
máxima en el desarrollo del país. Con la respuesta de Rusia a las sanciones mediante la
restricción de la importación de productos de Estados Unidos, Canadá, Noruega y los países de
la UE, hemos conseguido una oportunidad única para desarrollar los sectores más
importantes, como la agricultura y el procesamiento de productos alimentarios.
Los programas de subsidios agrarios, seguros y financiación conjunta público-privada de la
construcción de empresas capaces de garantizar una completa sustitución de la importación
requieren una gran cantidad de medios económicos.
El Banco Mundial reconoce que la economía rusa evitará la recesión en 2014
¿Qué regiones rusas, en su opinión, pueden resultar más atractivas para los inversores
extranjeros?
La prioridad nacional es el desarrollo dinámico de las regiones de Siberia y el Extremo Oriente
y hemos decidido introducir una tasa preferencial del impuesto sobre beneficios para nuevos
proyectos de inversión realizados en estas regiones.
El siguiente paso será extender este régimen especial a toda Siberia Oriental, incluyendo el
krai y Krasnoyarsk y la república de Jakasia. Además, en la actualidad estamos estudiando la
posibilidad de crear en el Extremo Oriente y en Siberia Oriental las llamadas zonas de
desarrollo prioritario (TOR por sus siglas en ruso) con condiciones especiales para promover
el sector secundario destinado, entre otros fines, a la exportación.
Para las nuevas empresas basadas en estas TOR se prevén periodos de cinco años de exención
del impuesto sobre beneficios, del impuesto de extracción de recursos naturales (a excepción
del petróleo y el gas) y del impuesto sobre la tierra y la propiedad.
Además, se introducirá una tasa preferencial para cuotas de seguros. Planeamos crear en
estas zonas unas condiciones para hacer negocios capaces de competir con las de los centros
de negocios más importantes de la región Asia-Pacífico, incluyendo la agilización de
procedimientos de permisos para la construcción, conexión a la red eléctrica y trámites
aduaneros.
¿En qué sentido resulta Rusia atractiva para los inversores extranjeros actualmente?
En el informe “World Investment Report 2014” de la UNCTAD, Rusia figura como uno de los
países con economías en transición más atractivos para los inversores extranjeros. Nuestras
ventajas consisten en la alta rentabilidad de los proyectos energéticos y de los proyectos
26
relacionados con los recursos naturales. A los inversores extranjeros no sólo les interesa el
petróleo y el gas, sino también los metales y la madera.
Lamentablemente, por ahora vemos únicamente ejemplos aislados de creación de empresas
con producción de alto valor añadido. En este ámbito, según mi punto de vista, existe un
enorme potencial para la cooperación con compañías coreanas.
El rublo se somete a una presión récord por parte de los especuladores de divisas
Rusia está interesada no sólo en atraer capital financiero, sino también nuevas tecnologías,
know-how y experiencia avanzada en administración que permita a la actividad
emprendedora alcanzar un nuevo nivel de efectividad. Para reducir la dependencia del país de
la exportación de materias primas y la importación de productos de alta tecnología e
incrementar la proporción de la producción con un alto valor añadido, es necesario atraer
inversión y modernizar la industria, el sector de los servicios y la agricultura.
Hoy en día a Rusia ya han llegado algunas grandes compañías extranjeras, entre ellas
Volkswagen, Siemens o Samsung. ¿Planea Rusia aumentar el índice de localización de sus
productos en el país?
Este requisito afecta a todas las empresas industriales extranjeras que llevan a cabo el
montaje industrial en Rusia. Un instrumento eficaz para elevar el nivel de localización de la
producción son los clústers y los parques industriales. En muchas regiones de Rusia ya se han
creado o se están creando este tipo de aglomerados industriales. El líder incondicional en este
sentido es el sector del automóvil. En las regiones de Kaluga, Kaliningrado y Leningrado ya
existen clústers de montaje de automóviles de las mayores compañías del mundo. El siguiente
paso lógico sería crear en las regiones empresas de producción de componentes.
El ministro de Finanzas explica cómo las regiones deben atraer a los inversores extranjeros
NORTEAMÉRICA
DE CÓMO TRABAJAN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA ESTADOUNIDENSES EN EL
SIGLO XXI
TROCANDO EN ÉXITO EL FRACASO
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190642
Tom Engelhardt
TomDispatch.com
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández
¿Qué más da? Colocáis alrededor de 68.000 millones de dólares al año en un laberinto de 17
agencias de inteligencia. Les construís sedes espléndidas. Creáis un estado de vigilancia global
por los siglos de los siglos. Os dedicáis a poner escuchas a vuestra ciudadanía y recopiláis sus
comunicaciones en cantidades asombrosas. Trasmutáis a vuestros empleados en avatares y
entráis en escenarios de videojuegos no vaya a ser que algún estadounidense muestre cierta
predisposición hacia el mal aunque sea en función entretenimiento. Por si las moscas, recogéis
27
información sobre sus visitas a páginas porno, quizá algún día el chantaje pueda resultar de
utilidad. Hacéis circular fotos de sus desnudos solo por… bien, por la lascivia de todo ello.
Vuestros empleados utilizan incluso aspectos del sistema que habéis creado para acechar a
antiguos amantes y, dentro de su mundo de arcanos, ese acto de “espionaje” consigue hasta
tener su propio nombre: LOVEINT.
Os dedicáis a poner escuchas a líderes y políticos extranjeros de todo el planeta. Tratáis de
fichar a cientos de miles de empleados de las empresas de vuestros amigotes, creando así las
ramificaciones de un complejo corporativo de inteligencia de primer orden. Asaltáis las
“puertas traseras” de los centros de datos de los principales grupos de Internet para acumular
cuentas de usuarios. Creáis nuevas pandillas dentro de los grupos, incluido un equipo secreto
militar y de inteligencia siempre en expansión incrustado dentro del mismo ejército (que no
aparece entre esas 17 agencias). Vuestros dirigentes mienten, hasta donde podemos saber y
sin un pestañeo de duda, al Congreso y al pueblo estadounidense. Vuestros actos se someten a
tribunales secretos, que sólo escuchan vuestras versiones de los hechos, que habitualmente
autorizan sin el menor cuestionamiento, y cuyos juicios y cuerpo sustancial de legislación son
demasiado secretos para que los estadounidenses puedan conocerlos.
Habéis hecho un esfuerzo extraordinario para aseguraros esa información sobre vuestro
mundo pero los millones de documentos de los que hacéis acopio no se vuelcan en nuestro
mundo. Incluso tenéis capacidad legal para amordazar a las organizaciones y ciudadanos
estadounidenses que podrían hablar de cosas que no os iban a gustar (y que no pueden decir
que les habéis cerrado la boca). Sin que quepa duda alguna, espiáis al Congreso. Os introducís
en los sistemas informáticos del Congreso. Y si algún denunciante de dentro de vuestro
mundo intenta decirle al pueblo estadounidense algo no autorizado acerca de lo que estáis
haciendo, le procesaréis en función del Acta de Espionaje como si fuera un espía de una
potencia extranjera (algo que en cierto sentido es, ya que tratáis al pueblo estadounidense
como si fuera una población extranjera). Y después hacéis cuanto podéis para destrozar su
vida y –si alguno consigue escaparse de vuestras garras- le perseguís implacablemente hasta
los confines de la Tierra.
En cuanto a vuestros altos funcionarios, la puerta giratoria, cuando ya ha pasado su momento,
les permite introducirse en un espejo lucrativo de vida en el complejo de la inteligencia
corporativa.
Lo que ellos no sabían
Piensen en el mundo de la “comunidad de inteligencia de EEUU”, CI, como un sistema cerrado
casi perfecto y una rara historia de éxito del Washington del siglo XXI. En una capital
desgarrada por feroces desacuerdos políticos, casi todo el mundo está de acuerdo en la
importancia absoluta, total y máxima de esa “comunidad” y de todo lo que sus altos
funcionarios puedan decidir para mantener a este país protegido y a salvo.
Sí, habéis hecho todo eso en nombre de la seguridad nacional y de la de los estadounidenses.
Y, como hemos descubierto, nunca hay seguridad suficiente, no al menos en lo que se refiere a
una cosa: la diabólica habilidad de los “terroristas” para amenazar a este país. Es cierto, los
ataques terroristas se clasificarían por encima de los ataques de tiburones, pero no mucho
más en una lista de peligros posterior al 11-S. Y para eso, os atribuís el mérito de que no ha
habido nunca un “segundo 11-S”. Además, alardeáis de haber destruido todo tipo de planes y
28
complots terroristas contra este país, hasta llegar a la sorprendente cifra de 54,
supuestamente desbaratados utilizando el teléfono y los “metadatos” de las direcciones de
correo de los estadounidenses reunidos por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus
siglas en inglés). Como suele suceder, un distinguido panel nombrado por el Presidente
Obama, con las pertinentes acreditaciones de seguridad para permitirles examinar con detalle
esas espectaculares declaraciones, llegaron a la conclusión de que ni una sola se tenía en pie.
Cualquiera que sea el caso, mientras los dólares de los contribuyentes fluían hacia vuestras
arcas, nadie consideró un problema que 17 agencias superpuestas no se dedicaran a impedir
400.000 muertes por armas de fuego en esos mismos años; ni que las solapadas 17 agencias
se dedicaran a buscar la seguridad en nuestras carreteras, donde han muerto desde el 11-S
más de 450.000 estadounidenses. (Se ha calculado que es 1.094 veces más probable que un
estadounidense muera en un accidente de coche que en un ataque terrorista.) Casi todo el
dinero y el esfuerzo se han dedicado en cambio al microscópico número de complots
terroristas –algunos de ellos alimentados en las plantas del FBI- que se han producido sobre
suelo estadounidense durante ese período. Con la convicción de que hay que proteger a los
estadounidenses de eso por encima de todo lo demás y a partir del temor que desde el 11-S
alimenta este país, habéis construido una estructura de inteligencia sin igual en el planeta en
lo que a tamaño, alcance y complejidad laberíntica se refiere.
Todo un logro, sobre todo si tenemos en cuenta su única desventaja: que tiene un terrible
historial de no conseguir nada de forma adecuada. Nunca se ha tenido tanto acceso a tanta
información sobre nuestro mundo y, sin embargo, nunca hemos estado tan poco preparados
para cuanto en él sucede.
En lo que se refiere a ir por delante de los últimos acontecimientos sobre el planeta, esos que
realmente podrían significar algo para el gobierno al que realmente sirve, la CI lleva siempre
las de perder; y es lo mejor que podemos decir de un historial que se prefiere en gran medida
esconder. Parece que se les pilla por sorpresa con bastante regularidad, así que, imaginen
cómo van a desafiar cualquier posibilidad imaginable… Piensen en ello y piensen mucho.
Desde el 11-S (que podría considerarse como el equivalente en inteligencia del pecado
original en lo que se refiere a desaciertos), ¿cuáles son exactamente los triunfos de una clase
de sistema que el mundo nunca ha visto antes? Seguro que nos viene a la mente un único
acontecimiento: la localización y asesinato de Osama bin Laden. (Hey, ¡Hollywood se puso
velozmente a filmar un película sobre el asunto!). Aunque por entonces era ya una decorativa
figura desdentada, un icono del yihadismo y poco más; el raid en el que le mataron es el único
triunfo obvio de estos años.
Por lo demás, a nivel global, desde la primavera egipcia y el desastre sirio a la crisis en
Ucrania, la inteligencia estadounidense, hasta donde podemos decir, ha ido siempre por
detrás y se ha quedado corta a la hora de valorar los hechos, cuando no ha sido simplemente
cogida por sorpresa. Como consecuencia, la administración Obama parece estar a menudo en
estado de eterno estupor en lo que a los acontecimientos por todo el planeta se refiere.
Dejando a un lado la cuestión del fracaso de la inteligencia como por ejemplo en la muerte del
embajador estadounidense en Bengasi, ¿hay alguna señal de que la CI ofreciera al Presidente
Obama alguna advertencia sobre Libia antes de que decidiera intervenir y derrocar al
autócrata de ese país, Muammar Gadafi, en 2011? Lo que sabemos es que al parecer se le dijo,
de forma equivocada, que habría un “baño de sangre”, apuntando posiblemente a un acto
genocida, si las tropas de Gadafi llegaban hasta la ciudad de Bengasi.
29
Un informador de cualquier agencia podría haber sugerido lo que cualquier observador
analista sin acceso a la información interna habría aprendido de cualquier lectura de los
resultados de las acciones militares del siglo XXI de EEUU por todo el Gran Oriente Medio: que
las consecuencias iban a ser la fragmentación de la sociedad libia, el crecimiento de la
militancia islámica (al igual que en otros lugares de la región) y el caos. Tenemos que asumir
que no le advirtieron de nada, aunque la catástrofe de Libia y la desestabilización de una
región más amplia de África resultan hoy en día más que evidentes.
No obstante, centrémonos por un momento en un caso del que se conocen más datos. Estoy
pensando en el acontecimiento que sólo recientemente atrajo la mirada de la administración
Obama, enviándola dando trompicones a la tercera guerra estadounidense en Iraq, causando
una histeria total en Washington. Desde junio, el grupo terrorista más exitoso de la historia ha
surgido en toda regla en Siria e Iraq en medio de un incremento del reclutamiento yihadí por
todo el Gran Oriente Medio y África. El Estado Islámico (EI), un retoño de al-Qaida en Iraq, que
cobró vida durante la ocupación de EEUU en ese país, ha establecido un mini-Estado, un
“califato”, en el corazón de Oriente Medio. Parte del territorio que capturó estaba, desde luego,
en el mismo país en el que EEUU se había acuartelado y ocupado durante ocho años, a lo largo
de los cuales había supuestamente desarrollado innumerables fuerzas de información y
reclutado agentes de todo tipo. Y, sin embargo, a decir de todos, cuando los militantes del EI
barrieron todo el norte de Iraq, la CIA, especialmente, se encontraba con el culo al aire.
No parece que la CI hubiera previsto el rápido crecimiento o extensión del grupo, y aunque
había al menos algunas noticias previas de la decadencia del ejército iraquí, nadie imaginó que
la fuerza creada, entrenada y armada por EEUU iba a venirse abajo de forma tan palmaria.
Inesperada fue la forma en que sus oficiales desertaron de sus tropas, quienes, a su vez, se
quitaron el uniforme y huyeron hacia las principales ciudades del norte de Iraq, cediendo su
equipamiento estadounidense a los militantes del Estado Islámico.
Ni siquiera pudo la comunidad de inteligencia dar una cifra básica de cuántos de esos
militantes había por allí. De hecho, en parte porque el EI utiliza asiduamente correos para sus
mensajes en vez de móviles o emails, hasta que no se presentó la oportunidad de arrestar a un
militante clave en junio, la CIA y el resto de la CI no sabía prácticamente nada sobre el grupo o
sus líderes, no había hecho una valoración seria de su fuerza y objetivos, ni esperaba en modo
alguno que iban a extenderse y apoderarse de la mayor parte del Iraq sunní. Y eso debería
resultarnos algo raro porque, después de todo, ahora resulta que un buen número de líderes
del EI habían estado juntos unos años antes en la prisión del ejército estadounidense en
Campo Bucca.
Todo lo que tienen que hacer es ir siguiendo los sorprendidos comentarios de varios altos
cargos de la administración, incluido el presidente, mientras el EI iba dejando sus huellas y
declarando su califato, para entender cómo 17 agencias mal preparadas y 68.000 millones de
dólares pueden dejarles abandonados cuando su mundo se pone patas arriba.
Produciendo inteligencia de baja calidad como forma de vida
De alguna forma, las extraordinarias revelaciones de Edward Snowden sobre la CIA pueden
haber distorsionado nuestra visión de la inteligencia estadounidense. La pregunta, después de
todo, no es muy sencilla: ¿A quién escuchaban o a quién vigilaban o de quién recogían
30
comunicaciones? También: ¿Qué fue lo que averiguaron? ¿Qué obtuvieron de las montañas de
información, de los miles de millones de bits de datos de inteligencia que fueron recopilando
cada mes de determinados países (Irán, 14.000 millones; Pakistán, 13.500 millones; Jordania,
12.700 millones, etc.)? ¿Cuál era su “inteligencia”? Y la respuesta parece ser la de que, gracias
al alucinante número de agencias haciendo el trabajo de inteligencia de EEUU y los yottabytes
de datos que han recogido, la CI es una ciénaga sobrecargada de información, inundada de
datos y de ceguera colectiva acerca de cómo funciona nuestro mundo.
Vds. podrían decir que los servicios de inteligencia estadounidenses fomentan la idea de que
sólo puede conocerse el mundo en una atmósfera de montones de datos y en la penumbra del
secretismo. Sin embargo, una valoración de mentalidad abierta acerca del planeta y de sus
peligros aportaría sin duda mucho más a cualquier gobierno. En ese sentido, el sistema
impulsado y creado desde el 11-S parece estar tan cerca de la inutilidad en cuanto a sacar
provecho al dinero invertido en él como ninguno de Vds. podría imaginar. Lo que implica, a su
vez, que nosotros, al estar fuera de ese sistema, deberíamos mirar con cautela las recientes y
terroríficas valoraciones y exageradas “predicciones” de la CI que, al igual que las relativas al
diminuto grupo terrorista Khorasan (posiblemente ficticias), llenan regularmente nuestros
medios de comunicación con horripilantes imágenes de la destrucción de EEUU.
Si la eficacia de la CI posterior al 11-S se estuviera valorando según un modelo corporativo, se
llegaría fácilmente a la conclusión de que habría que eliminar al menos a quince de esas
agencias y pandillas de su “comunidad” y reducir a las otras dos. (Si los republicanos en el
Congreso comprendieran de qué va esa maraña institucional e historial de fracasos en las
agencias civiles internas, irían a por ellas con cuchillo de carnicero). Sospecho que el gobierno
podría aprender mucho más sobre este planeta dedicando una pequeña suma a contratar a un
grupo de observadores espabilados que sólo utilizaran información en código abierto. Por una
suma ridícula, conseguirían sin duda una visión inequívocamente más procesable de cómo
funciona nuestro mundo y de sus posibles peligros para los estadounidenses. En cambio,
cualquier analista, espía u operativo inteligente que exista en el laberinto de esas redes de
vigilancia y espionaje de EEUU se quedará seguramente ahí enterrado, mientras el sistema
global produce un abanico inmenso de inteligencia de calidad ínfima.
Está claro que tener un laberinto de 17 agencias superpuestas, paramilitarizadas y
profundamente herméticas haciendo versiones de lo mismo es la definición de una demencia
contraproducente. No debe pues sorprendernos que lo único a lo que se parece la comunidad
de la inteligencia estadounidense en estos años es al ejército de EEUU, que desde el 11-S no ha
conseguido ganar una guerra ni llevar a cabo prácticamente nada de lo que tenía intención de
hacer.
Por otra parte, todo lo anterior supone que el objetivo de la CI es ante todo producir una
“inteligencia” eficaz que coloque a la Casa Blanca un paso por delante del resto del mundo. Sin
embargo, ¿qué pasa si en realidad no es más que un sistema organizado sobre la base del
fracaso? ¿Qué ocurre cuando el desastre en los resultados es para la CI otra forma de triunfo?
Quizá merezca la pena pensar en esas agencias solapadas como una maquinaria terriblemente
inteligente al estilo Rube Goldberg organizada alrededor del principio de que el fracaso es el
mayor de los éxitos. Después de todo, en el sistema actual que tenemos, cada fracaso de la
inteligencia trata de decirnos que es necesaria más seguridad, más secretismo, más vigilancia,
31
más espías, más aviones no tripulados; y entonces, cuando de nuevo se fracase, conseguirán
más dinero para nuevas expansiones.
Tenga en mente que la versión de la inteligencia del siglo XXI empezó en medio de un fracaso
catastrófico: ignorando o sencillamente despistando en el laberinto gran parte de la
información crucial sobre los secuestradores y los secuestros del 11-S. Ese fracaso produjo
una de las más grandes expansiones, o explosiones, de la inteligencia en la historia. (Y con
todo y eso, no se despidió, ni se degradó ni se penalizó en modo alguno a ninguna autoridad
del mundo de la seguridad nacional, e incluso se concedieron diversos premios, o se
promocionó, a un buen número de esos altos funcionarios.) Es decir, que pueden haber sido y
pueden seguir siendo un fracaso total, pero en lo que se refiere a sus presupuestos, a su poder,
a su alcance, a su secretismo, a sus carreras y a su permanencia en el poder, han tenido un
éxito impresionante.
Desde luego, Vds. podrían decir que el mundo es sencillamente un lugar difícil de comprender
y que el futuro, con sus eternas sorpresas, es un territorio que ningún país, ningún ejército,
ningún conjunto de agencias de inteligencia puede ocupar, no importa cuánto invierta en ese
objetivo. La incapacidad para predecir el futuro estado de las cosas puede, en cierta forma, ser
algo normal. Pero si es así, por favor, recuérdenme: ¿por qué estamos exactamente apoyando
17 versiones de recogida de inteligencia a un precio de al menos 68.000 millones de dólares al
año?
Tom Engelhardt es uno de los fundadores del American Empire Proyect . Es autor de The
United States of Fear y de una historia de la Guerra Fría: The End of Victory Culture . Acaba de
publicar su último libro: Shadow Government: Surveillance, Secret Wars, and a Global Security
State in a Single Superpower World (Haymarket Books).
Fuente:http://www.tomdispatch.com/post/175901/tomgram%3A_engelhardt,_entering_the_
intelligence_labyrinth/
LA BIOGRAFÍA OCULTA DE LOS OBAMA: UNA FAMILIA AL SERVICIO DE LA CIA
http://www.elciudadano.cl/2010/09/15/26669/la-biografia-oculta-de-los-obamauna-familia-al-servicio-de-la-cia/#primera-linea
El periodista de investigación Wayne Madsen ha logrado compilar varios archivos de la CIA
que demuestran los vínculos de esa agencia de espionaje con instituciones y personas
estrechamente ligadas a Barack Obama, así como a sus padres, su abuela y su abuelo. Lea la
primera parte de esta investigación.
La primera parte de este trabajo subraya la participación de Barack Obama padre en las
acciones de la CIA en Kenia, operaciones destinadas a obstaculizar que el comunismo ganara
terreno en ese país gracias a la influencia de China y de la Unión Soviética en los medios
estudiantiles. Las operaciones de la CIA en Kenia tenían también como objetivo evitar el
surgimiento de líderes africanos no alineados.
De 1983 a 1984, Barack Obama trabajó como analista financiero en una sociedad llamada
Business International Corporation, una empresa conocida como siendo una tapadera de la
CIA.
32
Business International Corporation, la empresa tapadera de la CIA en la que trabajaba el
futuro presidente estadounidense, organizaba conferencias en las que reunía a los más
poderosos dirigentes y utilizaba a periodistas como agentes en el extranjero.
El trabajo que el propio Barack Obama realizó en esa empresa a partir de 1983 coincide con
las misiones de espionaje por cuenta de la CIA que su madre, Stanley Ann Dunham, había
realizado durante los años 1960, después del golpe de Estado en Indonesia, como trabajo para
otras instituciones que también servían de pantalla a la CIA, como la East-West Center de la
universidad de Hawai, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (United
States Agency for International Development, USAID) [1] y la Fundación Ford [2].
Fue durante su trabajo en el East-West Center, en 1965, que la madre de Obama conoció a
Lolo Soetoro, el padrastro de Obama, y se casó con él.
Soetoro fue enviado nuevamente a Indonesia en 1965 como oficial de alto rango encargado de
servir de consejero al general Suharto y a la CIA en el sangriento derrocamiento del
presidente Sukarno [3]
El padre de Barack Obama había conocido a la madre, en 1959, en un curso de idioma ruso
organizado en la universidad de Hawai. Barack Obama padre figuraba entre los seleccionados
para participar en un intercambio entre [la región] Este de África y Estados Unidos,
intercambio que debía incorporar 280 estudiantes africanos a diferentes instituciones
universitarias estadounidenses.
Según un despacho de la agencia Reuters fechado en Londres el 12 de septiembre de 1960,
aquella operación contaba simplemente con una «ayuda» proveniente únicamente de la
Fundación Joseph P. Kennedy.
Su objetivo era entrenar y adoctrinar a futuros agentes que debían ejercer su influencia en
África, continente que por aquel entonces estaba convirtiéndose en un terreno de
confrontación entre Estados Unidos, la Unión Soviética y China, potencias que trataban de
ganarse a los regímenes de los países africanos que acababan de alcanzar la independencia o
que estaban a punto de lograrla.
Durante la selección de los estudiantes que serían enviados a Estados Unidos, Masinda Muliro,
vicepresidente de la Unión Democrática Africana de Kenia (Kenyan African Democratic Union,
KADU), había denunciado las preferencias tribales a favor de la etnia kikuyu, mayoritaria, y de
la minoritaria etnia luo.
Aquel favoritismo privilegiaba a los simpatizantes de la Unión Nacional Africana de Kenia
(Kenyan African National Union, KANU), cuyo líder, Tom Mboya, tenía un pasado como
nacionalista y sindicalista. Fue Mboya quien decidió el envío de Barack Obama padre a la
universidad de Hawai como estudiante.
Obama padre, ya casado en Kenia, donde era padre de un hijo y estaba en espera de otro, se
casó con Stanley Ann Dunham en la isla de Maui el 2 de febrero de 1961. Dunham ya tenía 3
meses de embarazo de Barack Obama en el momento de su unión con Obama padre, quien se
convirtió en el primer estudiante africano incorporado a una universidad estadounidense.
33
También según la agencia Reuters, Muliro declaró que quería enviar a Estados Unidos una
delegación para investigar a los estudiantes kenianos que habían recibido «regalos»
provenientes de estadounidenses y «garantizar que los regalos que se hicieran a los
estudiantes en el futuro [fuesen] administrados por personas sinceramente preocupadas por
el desarrollo de Kenia».
La CIA habría reclutado a Tom Mboya en el marco de un programa llamado «liberación
selectiva», programa que fue generosamente financiado con el objetivo de aislar al presidente
Kenyatta, el fundador de la República de Kenia, considerado por la agencia de inteligencia
estadounidense como una persona en «que no se puede confiar».
Mboya recibió en aquella época una subvención ascendiente a 100.000 dólares proveniente
de la Fundación Joseph P. Kennedy, en el marco del programa de invitación de estudiantes
africanos, después de haber rechazado una propuesta similar de parte del Departamento de
Estado.
Resulta evidente que a Mboya le inquietaban las sospechas que la entrega de una ayuda oficial
estadounidense podía provocar entre los políticos kenianos procomunistas, quienes ya
sospechaban que Mboya estaba vinculado a la CIA.
Así que el financiamiento del programa se garantizó a través de la Fundación Joseph P.
Kennedy y de la Fundación de Estudiantes Afroamericanos.
El padre de Obama no estuvo en el primer grupo enviado a Estados Unidos por vía aérea, sino
en uno de los siguientes. Aquel programa de ayuda a los estudiantes africanos, organizado por
Mboya en 1959, incluía estudiantes de Kenia, Uganda, Tanganyka, Zanzíbar, Rhodesia del Sur
y del Norte (hoy Zambia y Zinbabue) y de Nyasaland (hoy Malawi).
La agencia de noticias Reuters reporta además que Muliro denunciaba por entonces que el
favoritismo existente en la selección de los beneficiarios de la ayuda estadounidense
«molestaba y amargaba a los demás estudiantes africanos». Muliro señalaba que «se daba
preferencia a las tribus mayoritarias [los kikuyus y los luos] y que muchos de los estudiantes
seleccionados por Estados Unidos no habían logrado pasar los exámenes de admisión
mientras que otros estudiantes no seleccionados tenían mejores referencias».
Barack Obama Senior enviado por la CIA a Hawai (con collares de flores) posa con Stanley
Dunham (a la izquierda de Obama senior), el abuelo materno del presidente Barack Obama.
El padre de Obama era amigo de Mboya y pertenecía a la etnia luo. Al ser asesinado Mboya, en
1969, Obama padre compareció como testigo en el juicio contra el presunto asesino. Incluso
afirmó haber sido él mismo objeto de un intento de asesinato en plena calle después de su
testimonio ante el tribunal.
El padre de Obama partió de Hawai en 1962 para estudiar en Harvard y se divorció de
Dunham en 1964. Se casó nuevamente con una estudiante de Harvard, Ruth Niedensand, una
estadounidense judía, y volvió con ella a Kenia, donde tuvieron dos hijos.
34
Aquella unión también terminó en divorcio. Obama padre trabajó en el ministerio de Finanzas
y en el ministerio de Transportes de Kenia, así como en una compañía petrolera. Murió en un
accidente automovilístico, en 1982, y los principales políticos de Kenia asistieron a sus
funerales, entre ellos Robert Ouko, quien se convertiría posteriormente en ministro de
Transportes y sería asesinado en 1990.
Los documentos de la CIA indican que Mboya era un importante agente de influencia que
trabajaba por cuenta de la CIA, no sólo en Kenia sino en todo el continente africano. Según un
informe semanal secreto de la CIA (CIA Current Intelligence Weekly Summary), fechado el 19
de noviembre de 1959, Mboya tenía la misión de vigilar a los extremistas durante la segunda
Conferencia Panafricana de Túnez (All-Africa People’s Conference, AAPC).
El documento de la CIA reporta que «serias fricciones [se habían] desarrollado entre el primer
ministro de Ghana, Kwame Nkrumah, y el nacionalista keniano Tom Mboya quien [había]
participado activamente en diciembre [de 1958] en la vigilancia sobre los extremistas durante
la primera Conferencia Panafricana en Accra».
La expresión «participado activamente» parece indicar que Mboya cooperaba con la CIA, cuyo
informe fue redactado por sus agentes destacados en Accra y Túnez. Fue durante aquel
período de «colaboración» con la CIA en Accra y en Túnez que Mboya asignó una beca de
estudios al padre de Barack Obama y le ofreció la posibilidad de salir del país y de estudiar en
la universidad de Hawai, donde encontraría a la futura madre del actual presidente de Estados
Unidos y se casaría con ella.
En un informe semanal secreto de la CIA anterior, con fecha del 3 de abril de 1958, aparecen
la siguientes frase: «[Mboya] sigue siendo uno de los dirigentes africanos más prometedores».
En otro informe semanal secreto, fechado el 18 de diciembre de 1958, la CIA califica al
nacionalista keniano Mboya de «joven vocero capaz y dinámico» durante su participación en
los debates de la Conferencia Panafricana y lo describe como un opositor ante «extremistas»
como Nkrumah, quien contaba con el apoyo de «los representantes chino-soviéticos».
En un documento desclasificado de la CIA sobre la Conferencia Panafricana de 1961, el
conservadurismo de Mboya, al igual que el del tunecino Taleb Sliam, se define claramente
como contrapeso ante la política de izquierda del clan Nkrumah. Los procomunistas habían
sido electos a la cabeza del comité organizador de la Conferencia Panafricana durante la
conferencia del Cairo, en 1961, a la que asistió Mboya.
En el informe de la CIA aparecen los nombres de varios de aquellos dirigentes, como el
senegalés Abdoulaye Diallo, secretario general de la Conferencia Panafricana; el argelino
Ahmed Bourmendjel; el angoleño Mario de Andrade; Ntau Mokhele de Basutoland (antiguo
Lesotho); el camerunés Kingue Abel; Antoine Kiwewa, del Congo belga (la actual República
Democrática del Congo); el ghanés Kojo Botsio; el guineano Ismail Touré, T. O. Dosomu
Johnson, de Liberia; el maliense Modibo Diallo; el marroquí Mahjoub Ben Seddik, el nigerino
Djibo Bakari; el nigeriano Tunji Otegbeya; Kanyama Chjume, de Nyassaland; el somalí Ali
Abdullahi; el sudafricano Tennyson Makiwane y Mohamed Fouad Galal, de los Emiratos
Árabes Unidos.
35
Los únicos participantes que recibieron la aprobación de la CIA fueron Mboya (quien, según
todo indica, era un colaborador de la CIA); Joshua Nkomo, de Rhodesia del Sur; B. Munanka,
de Tanganyka; el tunecino Abdel Magid Shaker y el ugandés John Kakongé.
Finalmente se produce la destitución de Nkrumah, después de un golpe de Estado orquestado
por la CIA mientras que el líder realizaba una visita a China y Vietnam del Norte. Aquella
operación se produce un año después de la que realizó la CIA contra el presidente Sukarno,
otro golpe de Estado en el que participó la familia de Obama por parte de madre.
Ciertos elementos hacen pensar que el asesinato de Mboya, en 1969, fue organizado por
agentes chinos que actuaban por cuenta de las facciones gubernamentales que el presidente
keniano, Jomo Kenyatta, había puesto a cargo de la lucha contra Mboya y, por consiguiente, de
la eliminación de un político africano proestadounidense de primera línea. Todas las
embajadas de Nairobi pusieron sus banderas a media asta como homenaje a Mboya, con
excepción de la embajada de la República Popular China.
Jomo Kenyatta, primer presidente de Kenya
La influencia que Mboya ejerció sobre el régimen de Kenyatta se prologará durante mucho
tiempo después de su muerte, aún en vida del padre de Barack Obama. En 1975 se produce el
asesinato de Josiah Kariuki, socialista miembro del partido KANU (partido a cuya creación
había contribuido junto con Mboya y con el padre de Barack Obama.
Después de aquel asesinato, Kenyatta expulsa del gobierno a tres ministros rebeldes que
«estaban personalmente vinculados a Kariuki o a Mboya». Dicha información se clasificó
primeramente como secreta (nivel de clasificación Umbra) y aparece en varias notas de
servicio de la CIA en el Medio Oriente, en África y Sudáfrica. Fue divulgada posteriormente a
través de la red COMINT, el 24 de junio de 1975.
La información de inteligencia que figura en ese informe, como lo demuestra su nivel de
confidencialidad, proviene de escuchas efectuadas por el ministerio del Interior de Kenia.
Nadie fue acusado nunca por el asesinato de Kariuki.
Las escuchas a las que fueron sometidas personas vinculadas a Mboya y Kariuki prueban que
la NSA y la CIA mantuvieron bajo vigilancia al padre de Barack Obama, quien –como
ciudadano extranjero en Estados Unidos– podía ser sometido ocasionalmente a escuchas de
manera legal, escuchas de las que se encargan la NSA [la National Security Agency
estadounidense] y el Government Communications Headquarters (GCHQ, servicio de
espionaje electrónico del gobierno británico).
Por Wayne Madsen
Ex-funcionario de la National Security Agency (NSA), se convirtió en periodista investigador
especializado en el espionaje electrónico, posteriormente en el espionaje en general. Fue jefe
de sección en la revista francesa Intelligence Online hasta que esta fue comprada por el diario
francés Le Monde. Actualmente él mismo publica la Wayne Madsen Report e interviene
regularmente en la televisión rusa internacional Russia Today emitiendo en inglés.
36
Ha escrito varios libros: The Handbook of Personal Data Protection (London: Macmillan,
1992); Genocide and Covert Operations in Africa 1993-1999 (Edwin Mellen Press, 1999);
Jaded Tasks: Big Oil, Black Ops & Brass Plates and Overthrow a Fascist Regime on $15 a Day y
co-autor de America’s Nightmare: The Presidency of George Bush II (Dandelion, 2003).
[1] «La USAID y las redes terroristas de Bush», por Edgar González Ruiz, Réseau Voltaire, 17
de agosto de 2004.
[2] «La Fundación Ford, fachada filantrópica de la CIA» y «Por qué la Fundación Ford
subvenciona la oposición», por Paul Labarique, Réseau Voltaire, 5 y 19 de abril de 2004.
[3] «1965: Indonesia, laboratorio de la contrainsurgencia», por Paul Labarique, Réseau
Voltaire, 25 de mayo de 2004.
POLÍTICOS LOS ENCUMBRAN, LUEGO LOS ESCUPEN
Por: Juliana Fregoso - http://www.sinembargo.mx/06-10-2014/1132664
En México se puede operar en la ilegalidad pero en lo oscurito. Esto lo entendió rápidamente
Germán Goyeneche Ortega, quien la semana pasada fue detenido junto con el presunto
narcotraficante Héctor Beltrán Leyva, “El H”, uno de los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva,
acusado de ser su operador financiero y de tener a politicos panistas y verdes en su bolsillo.
Cercano a las redes de poder de Querétaro y Guanajuato, Goyeneche Ortega fue
inmediatamente negado por casi todos los políticos a los que en algún momento apoyó. Como
su caso, han existido muchos a lo largo de la historia del país en la que los hombres del dinero
corrompen, cometen actos de corrupción, sobornan autoridades y se benefician de sus
favores, o se involucran con el crimen organizado. Pero, a veces, la suerte de un empresario
caído en desgracia no la define la justicia sino su cuna. ¿Qué se necesita en México para ser
exitoso? Muchas veces son las relaciones, volubles y engañosas, que hoy encumbran y mañana
escupen… Gastón Azcárraga, uno de los empresarios que ha librado la acción de la justicia.
Foto: Cuartoscuro. Ciudad de México, 6 de octubre (SinEmbargo).- Un académico, experto en
figuras de la iniciativa privada, separa a los empresarios mexicanos en dos clases: los de largo
plazo y los coyunturales. Los primeros son aquellos que pertenecen a familias de cierto
abolengo entre la gente del dinero y han sido empresarios por generaciones. Los segundos
son aquellos que surgen gracias a que aprovechan sus relaciones con el poder, ya sea partido
político o alto funcionario en turno, para después caer en desgracia o desaparecer. De estos
últimos se ha escuchado hablar mucho sobre todo en los últimos 26 años, en los que la
opinión pública ha analizado el impacto de ver tras las rejas a otrora poderosos hombres de
negocios como los banqueros Jorge Lankenau Rocha, Carlos Cabal Peniche o también de ver la
caída de grandes figuras del sector como el regiomontano Alfonso Romo o Gastón Azcárraga.
Empresarios de las dos clases definidas por Carlos Alba Vega, investigador del Colegio de
México, se han distinguido por tener una relación cercana con el poder para luego caer en
desgracia, la mayoría relacionados con actos de corrupción en los que no se quieren ver
involucradas las figuras poderosas que en un primer momento los ayudaron a encumbrarse.
“Hay reglas no escritas que no deben de violar los empresarios, una de ellas es la discreción, el
sigilo, si te descubren yo no respondo y así sucesivamente. Otra de estas reglas es que los
políticos no quieren verse vinculados con el narcotráfico y el lavado de dinero y, en algunos
casos, llega a ser tan evidente su problema de ilegalidad que ni los ‘ilegales’ que pueden estar
37
dentro del gobierno los pueden salvar”, expresó el académico en entrevista con SinEmbargo.
Un caso reciente es el del empresario Germán Goyeneche Ortega, detenido la semana pasada
junto con el presunto narcotraficante Héctor Beltrán Leyva, “El H”, quien dos días antes de su
detención estuvo presente en primera fila en un evento de precampaña del Diputado federal
Ricardo Villarreal García, aspirante a la candidatura panista por San Miguel de Allende,
Guanajuato. Goyeneche Ortega aparece además como presidente del Consejo Ciudadano 100
por Querétaro y presidente del Parlamento Ciudadano de México (Pacime) para el Estado de
Querétaro, al que fue propuesto por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM),
concretamente, por el Diputado federal por Querétaro, Ricardo Astudillo Suárez.
“Empresarios sexenales siempre van a existir”, aseguró por su parte María Fonseca Paredes,
Directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico y de
Estudios Superiores de Monterrey, Campus Estado de México. Considero que el empresariado
y su función “es una clase muy loable”, pero dentro de la misma existen “personas que no
dejan muy bien parada la dignidad, no le dan valor a esta actividad, la empresa es la forma de
organización por excelencia para dar bienestar a nuestra sociedad, ya sea una micro pequeña
o mediana. Lamentablemente, muchos no tienen una conciencia más allá de su búsqueda de
riqueza”, agregó. Alba explicó que cuando los empresarios caen en desgracia puede haber un
trato diferenciado, entre aquellos que son de largo plazo y coyunturales y pone como ejemplo
los casos de Carlos Ahumada Kurtz y Gastón Azcárraga Andrade. El primero aprovechó sus
ligas políticas y personales con militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y
con altos funcionarios del Gobierno del Distrito Federal para recibir concesiones de obras a
sobreprecio. También tuvo nexos cercanos con el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari,
según ha contado él mismo, y el influyente panista Diego Fernández de Cevallos. Pero cuando
fue detenido en Cuba y extraditado a México, acusado de actos de corrupción, sus amigos
poderosos sólo le dieron la espalda. En el caso de Gastón Azcárraga, ex presidente del Consejo
de Administración de Mexicana de Aviación, ha sido protegido en todo momento por la
justicia, que la semana pasada le otorgó un segundo amparo contra una orden de aprehensión
girada por la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de violación a la Ley del
Mercado de Valores. La diferencia, explica el académico, es que Ahumada surgió de la nada,
mientras que Gastón Azcárraga, primo del dueño de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, es parte
de una familia de grandes empresarios que surgió después de la Segunda Guerra Mundial. “El
descrédito es terrible. Son muy raros los casos de empresarios que logran resarcir su imagen,
como Ángel Isidoro Rodríguez Sáez [el “Divino”, que en su momento fue acusado de un fraude
superior a los 400 millones de pesos] quien apeló más a un tema de carisma personal que a la
confianza de las autoridades. Recordemos casos lapidarios como el ex banquero Jorge
Lankenau, quien de posicionar un modelo de banquero y financiero personalizado y de
identidad en la comunidad regiomontana, nunca logró levantar su imagen ni levantar su
imperio [después de ser encarcelado]. Otro caso es Alfonso Romo, quien enfrenta un gran
descrédito local debido a sus constantes fracasos en la holding Pulsar. Su imagen abatida y
derrotada que denotan en los medios de comunicación y redes sociales sepultan su
credibilidad”, expresó Eneas Mares Paris, consultor de imagen y autor del libro El vocero ante
los medios. Cuando un empresario cae en desgracia o es encarcelado, el impacto mediático es
muy fuerte ya que por distintos sectores de la población “es visto también como el enemigo, el
explotador, como la persona que tiene nexos con el narco, que de la noche a la mañana se hizo
millonario. Es parte de nuestra idiosincrasia el satanizar a la gente poderosa; a quien se ha
hecho de dinero con mucho esfuerzo, el mexicano hace lo imposible para disminuir sus
capacidades o habilidades empresariales”, expresó el consultor. Ver a un empresario tras las
rejas nos dice a los mexicanos: “lo logramos”, “se los dije”, expresó el consultor. CASOS
EMBLEMÁTICOS 1. AMADO YÁÑEZ OSUNA Y OCEANOGRAFÍA El caso Oceanografía detonó
38
también revelaciones de fraudes en Pemex. Foto: Especial El caso más reciente de
empresarios que han caído del cielo al infierno es el de Amado Osuna Yáñez, director de
Oceanografía, una empresa favorecida por dos administraciones panistas; está acusado por la
Procuraduría General de la República (PGR) de defraudar a Citigroup, que le prestó 585
millones de dólares. Yáñez Osuna fue ampliamente ligado a los hijastros del ex Presidente
Vicente Fox Quesada (2000-2006), ya que durante su sexenio la empresa creció, se hizo
contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex) y prácticamente fue intocable también durante la
administración del sucesor de Fox, Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012). Entre 2001 y 2006,
la empresa obtuvo 50 contratos de Pemex con un valor superior a 9 mil mdp. A Oceanografía
también se le acusó de causar una afectación a Petróleos Mexicanos (Pemex) por 3 mil 250
millones de pesos. Yáñez fue detenido el 23 de marzo y puesto en libertad el 30 de mayo tras
el pago de una fianza de 80 mil pesos. En su camino se llevó también al director general de
Banamex en México, Javier Arrigunaga, quien el viernes pasado dejo el cargo “a la luz de las
dificultades que nuestra institución ha enfrentado a lo largo del último año”, según un
comunicado de la institución. 2. GASTÓN AZCÁRRAGA ANDRADE Desde la quiebra de
Mexicana, en 2010, trabajadoes culparon a Gastón Azcárraga por el cierre de la aerolínea.
Foto: Cuartoscuro El nombre de este empresario ha sido cercano a los círculos del poder
desde hace varios sexenios. Como dice el académico de El Colegio de México, “su caso es muy
peculiar”. Azcárraga Andrade, ex presidente del Consejo de Administración de Mexicana de
Aviación, ha sido acusado de fraude fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Se
le señala por la quiebra de Mexicana de Aviación, en 2010, al presuntamente haber retenido
indebidamente impuestos de los más de 8 mil y trabajadores de la aerolínea sin haber
enterado a fisco. Gastón Azcárraga compró por 165 millones de dólares una participación del
30 por ciento de las acciones de la aerolínea en el año de 2005; para agosto de 2010 sus
acciones las vendió a Tenendora K, “por un valor simbólico”. En ese mismo mes, Mexicana y
sus filiales dejaron de operar debido a la crisis financiera por la que atravesaban. Contra él
existen también demandas de los sindicatos de trabajadores de Mexicana de Aviación por
cuotas no entregadas, así como lo referente a los fondos para las jubilaciones. De acuerdo con
las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) de las transacciones con
recursos de procedencia ilícita que realizó Azcárraga Andrade, se benefició Grupo Posadas, la
cadena hotelera más grande de Latinoamérica, por más de 110 millones de pesos. En
diciembre de 2005, Cintra, uno de los accionistas de Mexicana de Aviación vendió por 165
millones de dólares el 95 por ciento de sus acciones a Grupo Posadas; de ese 95 por ciento,
Posadas vendió, ese mismo día en que las adquirió, el 65 por ciento de las acciones a otras
empresas, entre ellas a una de sus subsidiarias de nombre Administradora Profesional de
Hoteles. Según funcionarios de la PGR, en junio de 2006, Mexicana de Aviación creó el
Fideicomiso 589 para sus empleados y subsidiarias. Para ello fueron sustraídos de la misma
caja de Mexicana 198 millones de pesos, sin embargo, según las investigaciones de la
Procuraduría, el dinero fue utilizado para otro fin que fue la compra de acciones a la
Administradora Profesional de Hoteles por 197 millones de pesos El día de esa transacción,
Grupo Mexicana, ya a cargo de Gastón Azcárraga, transfirió 110 millones de pesos a la cuenta
bancaria de Grupo Posadas. Cuatro meses después, la PGR detectó que el Comité del
Fideicomiso 589 fue quien autorizó la venta de acciones de Mexicana a terceros, es decir, que
no fue a los propios empleados o subsidiarias. Asimismo, el empresario fue demandando por
el sindicato que aglomera a los trabajadores del sector aéreo por retener 100 millones de
dólares en impuestos cuando estaba al frente de Mexicana. Y es que según las investigaciones,
Azcárraga Andrade habría sustraído de la caja de Mexicana de Aviación una cantidad de 198
millones de pesos, aproximadamente, para pagar a uno de los accionistas de Grupo Mexicana,
en este caso Administradora Profesional de Hoteles. En 1991, tras la muerte de Gastón
39
Azcárraga Tamayo, el consorcio hotelero Grupo Posadas fue heredado a su hijo, Gastón
Azcárraga Andrade, de entonces 36 años, quien había empezado a trabajar en el grupo desde
1984. Su preparación académica fue en la Universidad de Anáhuac como ingeniero industrial,
y más tarde con una maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Harvard.
El grupo fue creado en 1967 por Gastón Azcárraga Vidaurreta, hermano de Emilio Azcárraga
Vidaurreta, fundador de Telesistema Mexicano –hoy Televisa. El 2 de mayo de 2012 Azcárraga
Andrade dejó a su hermano José Carlos la presidencia de Grupo Posadas; en septiembre del
siguiente año vendió sus acciones, hecho que resultó en una guerra de demandas con sus
hermanos por no darles preferencia en la oferta de venta. Según el columnista Carlos
Fernández la quiebra de Mexicana pudiera haberse evitado si el ex Presidente Vicente Fox no
le hubiera “regalado” la concesión a al empresario, quien, afirma, siempre gozó de la
protección del entonces Secretario de Comunicaciones y Transporte, Juan Molinar Horcasitas.
3. CARLOS AHUMADA KURTZ El del empresario argentino radicado en México es un caso
peculiar, ya que no sólo involucra a ex presidentes sino también a importantes militantes de
partidos de oposición como Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD). A
principios de siglo, Ahumada Kurtz era un empresario y dirigente de clubes deportivos,
dedicado principalmente a las ramas de la minería, la construcción y el fútbol. Incursionó en el
periodismo fundando el diario El Independiente y fue socio y miembro fundador del Colegio
de Imagen Pública A.C. Saltó a la fama pública en 2004 a raíz de haber denunciado la
corrupción de altos funcionarios del gobierno de la Ciudad de México a través de la difusión
de videos, en los que entregaba fuertes cantidades de dinero a importantes líderes de la
izquierda y colaboradores del entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés
Manuel López Obrador, como René Bejarano Martínez. Tras salir a la luz pública los videos, se
dio a conocer la “relación especial” que el empresario mantenía con la ahora Secretaria de
Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga. También fueron intervenidos sus negocios y fue
perseguido hasta Cuba, de donde fue deportado y encarcelado en México por corrupción,
mientras todo el país observaba en televisión a René Bejarano, entonces operador político de
López Obrador, meterse fajos de dólares a los bolsillos con todo y las ligas. Sus nexos con
importantes políticos mexicanos no lo libraron de tres años de prisión. Tras ser liberado (en
2007) volvió a su natal Argentina donde se dedica al negocio del futbol. El año pasado,
Ahumada Kurtz volvió a ser noticia al conocerse sobre una demanda que interpuso en contra
el PRD y su entonces presidenta, Rosario Robles, para exigir el pago de 200 millones de pesos,
que prestó al partido para saldar sus deudas. Ahumada, quien radica en Buenos Aires,
Argentina, dijo que por ahora sólo busca el pago de ese dinero y no el que le dio a René
Bejarano, ya que de éste no tiene documentos para comprobarlo. “Me deben 200 millones de
pesos, es el importe a 2003, una semana antes cuando Rosario Robles salió de la presidencia
del PRD, fue cuando se documentó la deuda”, dijo en entrevista radiofónica. Pero Ahumada
Kurtz reveló en un libro y a distintos medios de comunicación más detalles y, entre ellos que
el ex Presidente Salinas y el panista Diego Fernández de Cevallos le había prometido 400
millones de pesos por orquestar un complot en contra de López Obrador, en 2004. “Todo lo
negocié directamente con Carlos Salinas”, escribió Ahumada en su libro Derecho de Réplica,
que revela nombres y detalles de los participantes en el llamado “videoescándalo” que estalló
en el país hace un lustro. Además de haber grabado a Bejarano también tenía cintas en las que
aparecían varios colaboradores de López Obrador que recibían dinero suyo a cambio de
concesiones urbanísticas. “Después de calificar los videos como “devastadores” para López
Obrador, Salinas orquestó con el gobierno del presidente Vicente Fox (2000-2006), el complot
contra el Jefe de Gobierno”, señala Ahumada en su libro. Además de golpear políticamente a
López Obrador, el ex mandatario usó los videos para negociar la salida de la cárcel de su
hermano Raúl, acusado de homicidio y de enriquecimiento inexplicable, delitos de los que fue
40
exonerado. Al señalar a Salinas como el cerebro de la conjura, Ahumada confirma de facto las
denuncias de López Obrador, líder de la izquierda mexicana, de que hubo un complot del
Gobierno para impedir su ascenso a la Presidencia del país en el 2006. Ahumada sostiene que
entregó los videos a Salinas a cambio de dinero para pagar sus deudas y de protección política
por una supuesta persecución del gobierno de López Obrador. De los 400 millones que dice le
prometió el ex gobernante mexicano, el empresario recibió 35. 4. CARLOS CABAL PENICHE El
empresario acudió el 31 de diciembre de 2012 como invitado especial a la toma de protesta
del Gobernador de Tabasco, Arturo Nuñez Jiménez. Foto: Cuartoscuro Ésta es la historia de
una de las mayores fortunas creadas en tan sólo seis años, en los que el ex banquero Carlos
Cabal Peniche llegó a amasar una riqueza calculada en mil 100 millones de dólares,
presuntamente al amparo del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). El
empresario surgió en 1988 como el prototipo del nuevo hombre de negocios mexicano al
tomar las riendas de los quebrados negocios de su padre, relacionados con la producción de
frutas en el sureste del país. Dominó la mayoría de las acciones de las gigantes trasnacionales
Del Monte Foods, Del Monte Fresh Produce e Interfruit Brasil. Era propietario del equipo de
béisbol de Tabasco, de la firma agroindustrial Gigante Verde y de los hoteles Camino Real y
Quinta Real. También poseyó granjas, fincas, aserraderos, tractocamiones, buques,
restaurantes y diversos comercios; en el Foro de Davos, Suiza, se le presentó como el
prototipo del empresario mexicano. Sin ninguna experiencia en el medio financiero, el 10 de
noviembre de 1991 compró el paquete mayoritario de las acciones del Banco de Cédulas
Hipotecarias, que más tarde sería Banco Unión. Sus socios fueron, entre otros, los ex
gobernadores Jorge Salomón Azar de Campeche, Mario Trujillo García, de Tabasco y David
Gustavo Gutiérrez de Quintana Roo; también se encontraba el ex Secretario de Gobernación,
José Patrocinio González Garrido. Al comprar dos años después el 76 por ciento de las
acciones de Banca Cremi, logró fusionar ambas instituciones crediticias para que operaran
bajo el nombre de Grupo Financiero Cremi Unión, llegando a ser el quinto banco más
importante en México. Su caída empezó en 1993, en pleno auge del “salinismo”, cuando el
empresario, en su calidad de presidente del Banco Unión, comenzó a desviar recursos de los
ahorradores de sus bancos para concederse autopréstamos que ascendieron, de acuerdo a
fuentes oficiales, a 700 millones de dólares. El mecanismo fraudulento fue descubierto por las
autoridades hasta 1994, a escasos tres meses de que concluyera la gestión de Carlos Salinas
de Gortari. El 5 de septiembre de 1994, la Secretaría de Hacienda anunció la intervención
gerencial de todos los intermediarios financieros del Grupo Financiero Cremi-Unión, al tiempo
que un juez federal giraba una orden de aprehensión en contra de Cabal Peniche, orden que
llegó cuando el banquero ya estaba prófugo. Cabal Peniche tenía amigos en el poder, ya que
había financiado con cerca de 33 millones de pesos las campañas de Roberto Madrazo Pintado
para Gobernador de Tabasco (con 13 millones), y a Ernesto Zedillo Ponce de León en la
campaña presidencial de 1994 (con 20 millones). “Los donativos políticos son una parte
esencial de conducir normalmente los negocios en México. Son aceptados y considerados
normales y no son ilegales. Todos los negocios necesitan regularmente permisos y licencias”,
dijo Cabal Peniche en una ocasión. Tras emitirse una orden de captura en su contra, Carlos
Cabal Peniche pasó cuatro años viajando por Europa y Latinoamérica antes de ser detenido en
Melbourne, Australia, en noviembre de 1999. En septiembre de 1994, el banquero huyó a
Francia con su esposa y sus cuatro hijos, de ahí viajó al norte de España, donde se ofreció una
considerable cantidad por su captura, por lo que tuvo que ir a Italia y posteriormente a
cambió su identidad y la de su familia y se refugió en Australia. Tanto Cabal Peniche como su
familia se identificaban con pasaportes falsos de la República Dominicana, el ex banquero
utilizaba el nombre de Rafael Cerit Meritt, donde se inició en el negocio de quesos, vino y
aceite de oliva. El 10 de noviembre de 1998, Carlos Cabal Peniche fue ubicado por las
41
autoridades australianas en el exclusivo suburbio Prighoen, de Melbourne, fue arrestado y
trasladado a la prisión de alta seguridad de Port Philip. Cabal argumentó en aquél país ser un
perseguido político del sistema y tras dos años de peleas en los tribunales para no ser
extraditado a México y de ser defendido por los bufetes jurídicos más caros, perdió todos
recursos legales y finalmente fue otorgado a las autoridades mexicanas. El Poder Judicial de
Australia nunca le concedió la libertad bajo fianza para que saliera de la cárcel, a pesar de que
ya se le había fijado una suma de 1 millón de dólares como caución; la PGR apeló la decisión
En una entrevista hecha durante las Olimpiadas de Sidney, Australia, en el año 2000 por
Germán Dehesa y Javier Solórzano, quienes visitaron en Melbourne a Carlos Cabal Peniche, el
empresario dijo: “Nada cambiará mientras no cambie el presidencialismo autoritario y
omnipotente. Si yo pudiera hablar, así como estoy hablando con ustedes, con Vicente Fox, no
le pediría que me ayudara, sino que terminara con tanto autoritarismo absurdo”. En 2001 fue
extraditado a México con 14 cargos en su contra, posteriormente, fue liberado y en 2004
anunció su regreso a los negocios a través de una exportadora de piña y plátano. El 31 de
diciembre de 2012 asistió como invitado especial a la toma de protesta del Gobernador de
Tabasco, Arturo Nuñez Jiménez. 5.- JORGE LANKENAU ROCHA El empresario neoleonés fue
otro de los favorecidos por el salinismo en sus momentos de gloria, que terminaron con la
llegada de un nuevo sexenio. Estuvo preso en el penal del Topo Chico, desde el 17 de
noviembre de 1997 hasta el 24 de diciembre de 2005, al ser procesado por fraude genérico
con operaciones en paraísos fiscales por un monto de 170 millones de dólares en perjuicio de
cientos de inversionistas del Grupo Financiero Abaco. Lankenau decía ser víctima de una
persecución liderada por Eduardo Fernández García, entonces presidente de la Comisión
Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y del ex Gobernador del Banco de México, Guillermo
Ortiz Martínez, pues alegaba que las decisiones que lo llevaron a prisión fueron avaladas por
un consejo de administración en el que había connotados panistas y empresarios como el
entonces Gobernador de Nuevo León, Fernando Canales Clariond. Según Hacienda, el
empresario regiomontano, junto con Raúl Monter Ortega y Jorge Camarena Legaspi, defraudó
a 230 inversionistas con 170 millones de pesos. En noviembre de 1997 el banquero se declaró
inocente tras saber el veredicto. En esa fecha se enteró de que había una nueva orden de
aprehensión en su contra por los delitos de fraude y asociación delictuosa, por casi siete
millones de dólares. En diciembre de 2003 Lankenau Rocha logró el perdón judicial de 113
inversionistas, que recibieron 12 millones de dólares, aunque reclamaban un monto de 41
millones. El ex banquero quedó libre en diciembre de 2005, después de depositar una fianza
de 53 millones de pesos que le fijó un juez de distrito y tras obtener dos amparos que lo
eximieron de pagar 200 millones por reparación de daños que exigían inversionistas de
Confía. El también ex presidente del equipo Rayados y ex presidente de los desaparecidos
Banca Confia y Ábaco Grupo Financiero murió el 16 de junio de 2012. 6. DAVID PEÑALOZA
SANDOVAL En 2003, el empresario compareció en la Ciudad de México por el delito de
defraudación. Foto: Cuartoscuro Otro de los empresarios del llamado salinismo es David
Peñaloza Sandoval, presidente de la empresa constructora Triturados Basálticos (Tribasa).
Quien a pesar de múltiples acusaciones sobre la calidad de sus obras y sus relaciones con el ex
Presidente también pudo verse beneficiando por las administraciones de Ernesto Zedillo
Ponce de León, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa. Tribasa, hoy Pinfra, fue una
de las constructoras preferidas por el salinato y se convirtió en la tercera mayor constructora
y concesionaria de autopistas de peaje del país, pero entró en números rojos cuando la crisis
económica mermó los ingresos del peaje y disminuyó la inversión en infraestructura. El
empresario fue detenido en 2002 en España por elementos de la Interpol, luego de varios
meses de ser perseguido tras ser acusado de un fraude por 29 millones 500 mil dólares en
agravio de Nacional Financiera (Nafin). Como Presidente de la República, Salinas benefició a
42
las empresas de Peñaloza con la construcción de carreteras y autopistas. Y en el sexenio de
Ernesto Zedillo (1994-2000) siguió siendo “el consentido” al obtener acciones importantes
tras la desincorporación de los aeropuertos. Logró, por ejemplo, adquirir un importante
paquete accionario en el Grupo Aeroportuario del Pacífico, el cual enfrenta serios problemas
derivados de los vicios y fallas que datan desde el proceso de privatización. Según consta en la
orden de aprehensión, en su carácter de presidente y representante legal de la empresa
constructora Grupo Tribasa, SA de CV –y otras compañías — incurrió en diversas
“maquinaciones dolosas” con las que indujo a Nacional Financiera a considerar que
recuperaría una inversión cercana a los 30 millones de dólares estadounidenses, hecha en
Tribasa. Además, la directiva de Tribasa, encabezada por el propio Peñaloza, “con pleno
conocimiento de los actos que realizaba, simuló una compraventa de acciones a través de una
tercera persona moral vinculada con otras empresas bajo su control, “con la intención clara y
dolosa” de eludir el pago de 29 millones 500 mil dólares, más intereses, por lo que Nacional
Financiera reportó un daño patrimonial por 202 millones 26 mil 500 pesos Peñaloza quedó
libre en julio de 2010 al pagar una fianza de 28 millones de pesos. Mientras que la vida de
muchos hombres de negocios llega a su fin tras un arresto, Peñaloza resurgió de las cenizas y
no sólo continuó con sus negocios sino que el año pasado se unió por primera vez a la lista de
los hombres más ricos del mundo publicada por la revista Forbes, al registrar una fortuna de 2
mil 100 millones de dólares. 7. ALBERTO ABED Taesa era una de las empresas de Alberto
Abed. Foto: Cuartoscuro El nombre de Alberto Ángel Abed Schekaiban, se hizo famoso en la
década de los 90 al ser mencionado como presunto prestanombres de Carlos Hank Rhon, hijo
del priista Carlos Hank González, uno de los pilares del llamado Grupo Atlacomulco. Abed fue
piloto privado de Aerolíneas Ejecutivas (ALE), una empresas de taxis aéreos, que transportaba
a empresarios, políticos, jefes de Estado y artistas. Junto con su hermano había comprado un
avión que operaba como taxi aéreo, después pasó al segmento de los vuelos charters y
finalmente, con una inversión de 500 mil dólares, el apoyo de su hermano y un grupo de
inversionistas, encabezados por Hank Rhon, fundó Taesa, la primera aerolínea de bajo costo
de México. “De aquí las especulaciones” de que era prestamista de Hank, según explicó Abed el
año pasado a la revista Expansión. Taesa entró en competencia con Aeroméxico y Mexicana de
Aviación al ofrecer tarifas hasta 30 por ciento más baratas. No obstante, la crisis de mediados
de los 90 golpeó fuertemente al sector: por un lado, se desató una guerra de precios que llevó
a tener tarifas de menos de 100 pesos. Luego vino la devaluación, en diciembre de 1994, y con
ello aumentaron las deudas de las aerolíneas, cotizadas en dólares, y la caída en sus ingresos
por falta de demanda. Taesa sobrevivió a ese primer coletazo de la crisis; no obstante, tuvo
constantes problemas regulatorios y de mantenimiento, además de conflictos con el sindicato,
terminando con un accidente, el del vuelo 725 en el que murieron 18 personas a bordo de un
DC-9-31. Este accidente derivó en la suspensión de la licencia, lo que aceleró su quiebra.
Debido al accidente, la aerolínea fue sometida a una inspección profunda y su retorno a las
operaciones estuvo supeditado a cumplir con ciertas exigencias de seguridad, pero antes de
llegar a cumplirlas se declaró en quiebra, esto fue el 21 de Febrero del 2000. Alberto Ángel fue
objeto de una investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por el supuesto
delito de lavado de dinero. La investigación se centró en el análisis de las operaciones
ejecutadas en instituciones financieras radicadas en Miami y Nueva York. Las autoridades
estadounidenses mantuvieron bajo sospecha el proceso de quiebra de la aerolínea, ante la
duda de que sus dueños habían extraído ilegalmente dinero del sistema bancario de EU para
trasladarlo a paraísos fiscales. La investigación se basó en que la declaración de quiebra de
Taesa se debió a un manejo irregular de los recursos presuntamente triangulados a varias
empresas constituidas y operadas en México, Suiza, Estados Unidos, Luxemburgo e Irlanda. El
análisis del Departamento del Tesoro también abarca las operaciones relacionadas con la
43
compra de aeronaves destinadas a la empresa Servicios Integrales de Aviación S.A. (SIASA),
constituida en sociedad con Jaime Ross Castillo, preso desde 2004 en el Reclusorio Sur por su
supuesta responsabilidad en el delito de lavado de dinero. Abed también ha sido ligado al
político tabasqueño y ex candidato presidencia priista Roberto Madrazo Pintado, ya que
SIASA había firmado en 2002 un contrato de prestación de servicios con el Partido
Revolucionario Institucional (PRI), cuando el político era el presidente nacional del tricolor. 8.
RAYMUNDO GÓMEZ FLORES Gómez Flores (centro), en 2004, en su etapa como Senador por
el PRI. Foto: Cuartoscuro La de Raymundo Gómez Flores es una historia de riqueza ligada al
salinismo, que le permitió convertirse en accionista mayoritario de Minsa, Grupo Geo y Dina.
En 1989, el empresario tapatío, junto con otros dos inversionistas compró a precio de ganga el
66.73 por ciento de la entonces empresa pública Diesel Nacional (Dina); en 1991 se hizo
acreedor del también nacionalizado Banca Cremi, que posteriormente vendió a Carlos Cabal
Peniche. Su nombre apareció varias veces entre los beneficiados por el Fondo Bancario de
Protección al Ahorro (Fobaproa), gracias a la cesión, a precio de ganga, de empresas públicas.
Con el Grupo Estrella Blanca, por ejemplo, obtuvo un rescate de mil 489 millones de pesos;
con Financiera Reforma, donde fue socio de Cabal Peniche, el rescate fue por 251 millones de
pesos, asimismo, el gobierno le compró una deuda de 780 millones de pesos adquirida a título
personal. En el año 2000 Dina empezó a caer al registrar un desplome de 78 por ciento en sus
ventas, registrando una pérdida de 980 millones de pesos. En todos los foros donde se le
permitía, Gómez Flores siempre platicaba que había luchado desde los 17 años trabajando
fuerte con un carrito de hot dog que llevaba a diario a la Facultad de Arquitectura en la
barranca de Huentitán, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, donde tenía ventas de hasta
300 pesos diarios. Dina construía maquinaria y equipo, principalmente camiones pesados,
tracto camiones, camiones, automóviles y motocicletas, la mayoría de ellos con tecnología
propia. La década de los 90 fue el mejor momento de la empresa: cotizaba en la Bolsa
Mexicana de Valores (BMV) y en el New York Stock Exchange (NYSE) y más aún… aprovechó
los acuerdos comerciales firmados por el gobierno mexicano y se lanzó a otros mercados:
Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Argentina,
República Dominicana y Bolivia. Para 2003, la empresa, como tal, había desaparecido; en su
momento llegó a emplear a más de 3 mil personas directa e indirectamente en el mundo, pero
ante la situación, liquidó a todo su personal, vendió todos sus activos y debió cubrir una deuda
de 192 millones de dólares. Gómez Flores siempre se ha definido como un empresario del
Partido Revolucionario Institucional (PRI), por ello, en el pasado fue Senador por ese instituto
político. “Acepté ser candidato a Senador porque me lo pidió el Presidente Zedillo, pero nunca
busqué el cargo”, dijo en una entrevista. 9. JOSÉ SUSUMO AZANO MATSURA En empresario
está también acusado de financiar campañas políticas en EU. Foto: Especial Es uno de los
empresarios ligados al calderonismo y uno de los principales contratistas de la Secretaría de
la Defensa Nacional (Sedena). El 20 de febrero de 2013, Susumo Azano fue presentado ante
una corte federal de San Diego, Estados Unidos, acusado de canalizar donativos ilegales a
políticos estadounidenses por más de 500 mil dólares. Azano Matsura también es investigado
en México por la Procuraduría General de la República (PGR) acusado de presunto lavado de
dinero. Está vinculado con la empresa Security Tracking Devices, la cual vendió a la Sedena –
entre marzo de 2011 y marzo de 2012– equipo de espionaje por 5 mil 513 millones de pesos,
sin licitación y con un sobreprecio de más de 800 por ciento, según información extraoficial.
En Estados Unidos es ilegal que un extranjero contribuya en campañas electorales. Un fiscal
federal aseguró que Azano Matsura canalizó recursos al ex alcalde Bob Filner, entre otros
políticos. Azano es arquitecto de profesión, tiene su residencia en la isla Coronado, del
condado de San Diego, además de diversas propiedades en Estados Unidos. Su carrera
empresarial inició a finales de los años 70, cuando amplió una compañía constructora de su
44
propiedad y años después se especializó en la construcción de naves industriales para
empresas trasnacionales en Jalisco. Fue demandado por una trasnacional debido a que una
obra encargada no cumplía con las obligaciones contraídas y estuvo preso varios meses.
Posteriormente se convirtió en proveedor de placas vehiculares e impresión de hologramas
para diversos estados del país. Se presume que en diferentes etapas de su carrera
empresarial, Azano Matsura tuvo vínculos estrechos con César Nava Vázquez, secretario
particular del entonces Presidente Felipe Calderón y ex dirigente nacional del Partido Acción
Nacional (PAN), con Francisco Ramírez Acuña, ex Gobernador de Jalisco y ex Secretario de
Gobernación, y con el Senador y ex Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, entre otros. 10.
ALFONSO ROMO GARZA AMLO y Alfonso Romo durante la campaña presidencial de 2010.
Foto: Cuartoscuro Empresario de cuna y parte del poderoso Grupo Monterrey, Alfonso Romo
Garza siempre fue cercano al poder, no importa el partido que lo ostente. Después de haber
sido uno de los hombres más exitosos del país, hizo una serie de apuestas fallidas: a finales del
siglo pasado tuvo que deshacer Seminis, el principal activo de controladora Savia, un imperio
de biotecnología de 4 mil millones de dólares, para pagar sus deudas que llegaron a alcanzar
hasta los mil 300 millones de dólares. En sus días como exitoso hombre de negocios, Romo
competía con Carlos Slim Helú en algunos sectores, como la producción y comercialización de
cigarros a través de Cigarrera La Moderna (que después fue vendida a la multinacional inglesa
The British American Tobacco); era parte del Consejo de Televisa; en los pasillos del
empresariado se decía que era el “jefe” del Secretario de Hacienda durante el sexenio de
Carlos Salinas de Gortari, Pedro Aspe Armella. Pero así como amasó una gran fortuna, también
tuvo una estrepitosa caída: quebró a sus principales compañías y para salir de deudas tuvo
que deshacerse de casi todo su gran grupo. Le fue mal en los negocios, según versiones,
porque dedicaba más tiempo a sus caballos que a vigilar sus inversiones. Hacia el año 2004
inició el remate de sus principales activos: Seguros Comercial América a ING y algunas plantas
de Empaques Ponderosa a la Organización Editorial Mexicana (OEM) para financiar la
expansión de Seminis, empresa que logró controlar el 22 por ciento del mercado internacional
de semillas, pero ante el embate de grupos ambientalistas, principalmente, Greenpace, que
promovieron campañas en contra del consumo de alimentos genéticamente modificados, tuvo
que adaptar sus expectativas y planes de negocios, por lo que terminó por vender los activos
de Seminis a su competidor estadounidense Monsanto. Romo fue también el primer
empresario en mostrarse abiertamente como seguidor de un candidato de izquierda a la
Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, después de haber sido promotor de la
campaña del panista, Vicente Fox. 11. GERMÁN GOYECHENE ORTEGA Goyeneche (de
sombrero) con Ricardo Villarreal, en primera fila. Foto: Zona Franca, especial para
SinEmbargo Germán Goyeneche Ortega es un conocido empresario de Querétaro con
inversiones inmobiliarias en San Miguel de Allende, Guanajuato. Ha sido identificado con
políticos sanmiguelenses vinculados al Partido Acción Nacional, como Jesús Correa, actual
Secretario General Adjunto del PAN; Cristóbal Finkelstein Franyutti, ex candidato a Presidente
municipal; y Oscar Arroyo, actual Diputado local. Los dos primeros son identificados con el
grupo del Diputado Luis Alberto Villarreal, ex coordinador de la fracción panista en el
Congreso de la Unión. El empresario es accionista del fraccionamiento Otomí Lake and Villas,
ubicado en la rivera de la presa Allende, el cual forma parte del grupo Centurion Real Estates
and Resorts, que involucra capitales mexicanos y estadounidenses, según su información
disponible en Internet, que promueve proyectos residenciales en ciudades como San Miguel
de Allende. El empresario fue detenido el lunes junto con el presunto narcotraficante Héctor
Beltrán Leyva, “El H”, del Cártel de los Beltrán Leyva, acusdo de ser su operador financiero.
También estuvo presente en primera fila en un evento de precampaña del Diputado federal
Ricardo Villarreal García, aspirante a la candidatura panista por San Miguel de Allende. De
45
sombrero –como le gusta–, Goyeneche escuchó con atención a Villarreal, de quien, de acuerdo
con distintos testimonios, es cercano. Sin embargo, el Diputado declaró posteriormente que si
bien conoce al empresario, negó tener una amistad con él. También estuvo con Luis Alberto,
su hermano, ex coordinador de la bancada panista en el Congreso local, con quien lo unían sus
aficiones taurinas. Las detenciones de Héctor Beltrán y Goyeneche se realizaron mientras se
encontraban departiendo en el restaurante “Pescau”, uno de los lugares de moda en el centro
de San Miguel de Allende. Germán Goyeneche Ortega aparece además como Presidente del
Consejo Ciudadano 100 por Querétaro y Presidente del Parlamento Ciudadano de México
(Pacime) para el Estado de Querétaro, al que fue propuesto por el Partido Verde Ecologista de
México (PVEM), concretamente por el Diputado federal por Querétaro, Ricardo Astudillo
Suárez. El dirigente del Verde en Querétaro es Austillo. Aceptó a la prensa local que el
empresario incluso es militante. Goyeneche Ortega, de 44 años de edad, quien dejó trunca la
carrera de Agronomía en el Instituto Tecnológico de Monterrey, es fundador, socio y director
de las empresas Trinvest y Grupo Baresa. Es miembro de un grupo de forcados queretanos,
como se le conoce al toreo a la portuguesa, mientras que Luis Alberto Villarreal es aficionado
práctico y a menudo salta a los ruedos en San Miguel Allende y Querétaro. En la fila de atrás
del evento de Ricardo Villarreal estuvo Cristóbal Finkelstein Franyutti, político panista y ex
aspirante a la Alcaldía de San Miguel Allende, aunque derrotado en dos ocasiones.
Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente
dirección: http://www.sinembargo.mx/06-10-2014/1132664. Si está pensando en usarlo,
debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia
la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
RECRUDECIMIENTO DE LA GUERRA CONTRA LA POBLACIÓN
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190508
Arsinoé Orihuela
Colectivo La digna voz
En ese México de “civilidad política” y “normalidad democrática”, que los discursos ritualistas
evocan con inverosímil triunfalismo, acontecen algunas anomalías que se elevan a rango de
procedimientos rutinarios. Lo que ocurre en México, en otros países o coyunturas recibiría el
epíteto de “crisis humanitaria”. En realidad, la situación del país es sólo equiparable con la
bancarrota multidimensional que atraviesan los pueblos de Centroamérica. Acaso con la
diferencia de que México vivió una especie de “bonanza de soberanía” gracias a la Revolución,
y un repunte político con la creciente movilización social después de la segunda posguerra. Se
podría argüir que este par de acontecimientos históricos bastó para dotar de cierta viabilidad
el proyecto de Estado-nacional, con estándares de vida discretamente más altos que los de
nuestros pares del sur. Pero eso es asunto del pasado. La gestión neoliberal del país desbarató
el entramado de conquistas sociales, y condenó a la población mexicana a un estado de
inanición e indefensión. La “normalidad tiránica” que se esconde tras los senderos retóricos
de la “democratización” hace recordar los episodios más oscuros de la historia occidental. En
la actualidad, se cometen los peores crímenes en nombre de la democracia, la seguridad
nacional, los derechos humanos y el desarrollo. México vive su propio holocausto. La
diferencia con otras situaciones históricas análogas es que a pocos dirigentes o líderes parece
importarles. E incluso en ciertos estratos poblacionales reina la apatía e indiferencia, un
46
silencio indulgente que los chilenos, argentinos o brasileños etc., identifican inequívocamente
con los episodios más feroces de las respectivas dictaduras militares que soportaron.
México es una dictadura a su modo. Una “nueva dictadura”, advierte Javier Sicilia. Podría
sugerirse que imperfecta, pero claramente con signos de “normalidad”. La función del
gobierno en este contexto se reduce a la gestión del desastre. El robo, la malversación, el
enriquecimiento con base en la función pública es sólo una compensación comparativamente
minúscula que las redes de poder transnacional (que todo lo acaparan) conceden a sus
solícitos operadores políticos. El fuero extralegal y la impunidad tienen carta de
naturalización en esta trama. Es con base en estos dos patrimonios inmateriales, privativos de
la elite gobernante, que los asuntos públicos reciben su correspondiente tratamiento. Al
mismo tiempo, la expresión social está en proceso de domesticación: con la iniciativa de ley
sobre tránsito y seguridad vial en Veracruz, suman diez legislaciones estatales que aspiran a
restringir y criminalizar la protesta social. Cuatro ya fueron aprobadas –Quintana Roo, Puebla,
Distrito Federal y Chiapas (La Jornada Veracruz 01-X-2014).
En la pasada entrega se trazó con más detenimiento este cuadro inédito de impresentable
“normalidad” nacional: “La acción, y no la ausencia del Estado es lo que produce y reproduce
el fenómeno de la inseguridad en el estado y el país. Que la respuesta militarizada a los
problemas sociales es parte del problema, no la solución. Que el desplazamiento del Estado en
provecho de las corporaciones que operan a sus anchas en la geografía nacional, sin rendir
cuentas a nadie, acarreó una crisis de organización territorial-administrativa que redundó en
bancarrota jurídica de las entidades federativas. Que la desposesión patrimonial en marcha
trae consigo la desposesión de derechos fundamentales, como el derecho básico a la seguridad
personal y familiar. Que este abandono se traduce en una gestión a menudo imperfecta de
poblaciones marginales, y un deterioro socioespacial sin precedentes. Que esta disminución
de “gubernamentalidad” es parte de un cálculo que transfiere todos los costos políticos y
sociales a los segmentos poblacionales más desprotegidos”
(http://lavoznet.blogspot.mx/2014/09/veracruz-violencia-e-inseguridad.html).
Dos casos recientes, de extraño alcance noticiario en la prensa nacional e internacional, dan
cuenta de esta barbárica normalidad: Tlatlaya e Iguala.
La masacre de Tlatlaya
En estas intermitentes tramas de nula gubernamentalidad, los remedos de gobiernos se
convierten en fábricas de producción de canallas o mediocres sin voluntad. Y aunque este no
es el principal problema, ni la razón que explica las atrocidades, sin duda contribuye a
elucidar el espectro de la época: “la normalidad democrática” es un estado canallesco, caldo de
cultivo de pusilánimes. El régimen premia a los más corruptos e incompetentes. Esta triste
regla aplica para toda la cadena de mando político, desde los gobernadores hasta el ejecutivo
federal. (¿Acaso alguien se atrevería a objetar esta infame realidad?). E incluso comprende a
personal directivo de organismos descentralizados. Por ejemplo, el presidente de la Comisión
Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, el mismo que repudió
a las autodefensas michoacanas al afirmar que “no hay ninguna justificación (¡sic!) para que
grupos de personas armadas en las calles pretendan hacer justicia por mano propia”, y que
ahora se ocupa de entorpecer las averiguaciones en torno a los hechos de Tlatlaya, retardando
más de tres meses el inicio de la investigación, y falseando flagrantemente la evidencia. Hace
tan sólo unos días expresó: “Lo único que teníamos hasta ahora es que se había suscitado… un
enfrentamiento entre elementos del Ejército y las personas que se encontraban dentro de la
47
bodega” (La Jornada 02-X-2014). Las evidencias físicas y la reconstrucción pericial de la
escena del crimen dan cuenta de otra versión radicalmente distinta. El director de la
organización Human Rights Watch desentraña el fondo del asunto con más criterio: “[Si se
confirman las pruebas y testimonios] nos encontraríamos frente a una de las más graves
masacres ocurridas en México” (La Jornada 20-IX-2014).
Cabe hacer notar que no fue la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ni el ejecutivo
federal ni la CNDH los que ordenaron en un primer momento la investigación para determinar
la verdad jurídica del caso. La recomendación vino de fuera, de la prensa y gobierno de
Estados Unidos. Pero a pesar de la presión internacional, en México el desahogo de pruebas se
ciñe obstinadamente a un plan de acción inconfesable: rescatar la legitimidad del Ejército en
un contexto de creciente participación de las fuerzas castrenses en tareas de seguridad (219
mil 378 patrullajes en este año, con la actuación de 91 mil 547 efectivos), y exonerar o evitar
el costo político a la Sedena y al comandante en jefe de las fuerzas armadas, Enrique Peña
Nieto (Proceso 27-IX-2014).
Existen suficientes elementos con valor probatorio para desestimar la tesis de un
“enfrentamiento” entre personal militar y presuntos delincuentes, en el que “incidentalmente”
murieron los 22 integrantes de la supuesta banda criminal y ningún efectivo castrense. Aún
así van a tratar de ocultar la verdad hasta donde alcancen los recursos políticos y la “gestión”
contorsionista de la información. Y cuando el fuero político y la impunidad acusen
agotamiento, sencillamente se ampararán en el deslindamiento de responsabilidades,
excusando desobediencia e indisciplina de los soldados rasos que abrieron fuego, e ignorando
palmariamente la cadena de comando que involucraría a las autoridades civiles.
Hoy sabemos que los hechos en Tlatlaya apuntan a un asesinato colectivo. Que eso que ahora
llaman eufemísticamente “exceso de fuerza” o “abuso de autoridad” no es una excepcionalidad
como pretenden hacer creer: es el modus operandi habitual de una institución naturalmente
violenta cuya actuación debiera estar terminantemente reservada a la defensa del país en
circunstancias de agresión extranjera. Si se nos permite la analogía: si una persona tuviera un
perro de raza pitbull, adiestrado para matar, lo más natural es que dispusiera la permanencia
del animal afuera de la casa, al cuidado de la propiedad o de cualquier intento de vulneración
domiciliaria. Sólo a un imbécil se le ocurriría introducir el perro a la casa, y dejarlo pasear
libremente por las habitaciones sin vigilancia alguna. Si se incurriera en tal acto de
imbecilidad, sólo cabrían dos explicaciones: o el dueño es francamente estúpido, o bien se ha
propuesto exterminar a su familia. En el caso del Estado mexicano, sospechamos, con base en
una extensa evidencia empírica, que la segunda explicación es la más plausible. Y lo único que
hemos presenciando en las últimas semanas es un recrudecimiento de esta embestida
premeditada contra la población.
Yerra el titular de la secretaría de Gobernación, Osorio Chong, cuando sostiene: “Si sucediera
que hay algo que señalar respecto a la actuación de este grupo de miembros del Ejército
Nacional, será la excepción (sic), porque tenemos un gran Ejército, y por eso tenemos que
trabajar, para que si sucede este tipo de cuestiones se pueda observar que es sólo una acción
aislada y no el comportamiento de nuestro gran Ejército y de la Marina Armada de México”
(La Jornada 26-IX-2014).
48
La guerra fría de la dictadura perfecta cedió su lugar a una guerra de alta intensidad en el
marco de la “nueva dictadura”. El escalamiento de la violencia es una prueba fehaciente de
esta nueva modalidad de guerra de clases.
La próxima semana se abordará el caso de los normalistas de Ayotzinapa y los crímenes de
Estado en Iguala. Por ahora sólo basta decir que el 2 de octubre está más vivo que nunca.
Fuente: http://lavoznet.blogspot.mx/2014/10/mexico-recrudecimiento-de-la-guerra.html
MASACRE, ENCAMINADA AL CIERRE DE LA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA
http://www.buzos.com.mx/revhtml/r632/guerrero.html
/facebook @twitterOlivia Ortíz Trigo
La noche del domingo 5 de octubre, la noticia de que la policía municipal de Iguala puso en
manos de la organización delictiva Guerreros Unidos al menos 17 estudiantes de la Escuela
Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, cimbró a sus familiares y a los habitantes del
municipio de Tixtla, toda vez que dicha tragedia se sumaba al artero asesinato de los
estudiantes Daniel Solís Gallardo, originario de Zihuatanejo; de Julio César Mondragón, de la
ciudad de México y Aldo Gutiérrez Solano, de Ayutla, cometido el viernes 26 de septiembre.
Rostros adustos, aunque todavía con un dejo de esperanza, repentinamente liberaron con
torrentes de lágrimas el dolor que habían contenido durante nueve días. El dolor se palpaba
en cada centímetro de la cancha techada que desde el día 26 había servido de albergue a los
padres de familia de los 43 jóvenes desaparecidos.
Las esperanzas que doña Catita tenía de ver con vida a su nieto se desplomaron
repentinamente y, agarrándose el pecho, sollozó: “Mi niño tenía muchas ganas de superarse;
no le hacía daño a nadie, era alegre y juguetón. Yo lo quiero ver”, alcanzó a decir, pero dolor le
impidió seguir hablando.
Un ex alumno de la Escuela Normal Rural Luis Villarreal, que en julio de 2008 dejó de
funcionar en la comunidad El Mexe, Hidalgo, expresó su convicción de que lo ocurrido en la
Normal de Ayotzinapa está encaminado a cumplir el proyecto gubernamental de cerrar las 16
normales rurales que existen en el país…
“Es el mismo método que se utilizó hace seis años en Hidalgo”, dijo el egresado.
Calificó de criminal la forma como el Estado quiere deshacerse de este tipo de instituciones, y
de atentatoria para el pueblo de México la desaparición de escuelas que han de gran beneficio
para los hijos de indígenas y de campesinos que están ávidos de prepararse académicamente.
Sin embargo, el egresado de El Mexe dijo entender que “las normales rurales no le convienen
al gobierno porque tienen un enfoque socialista”, pero exhortó a los jóvenes de Ayotzinapa a
continuar luchando de pie en la defensa de su normal, no caer en las provocaciones del
gobierno y lograr .
49
La versión del maestro coincidió Javier Abarca, egresado de la Normal de Ayotzinapa y
dirigente de un grupo de maestros jubilados y pensionados de Acapulco, quien acudió a llevar
un apoyo económico recabado a través de distintas actividades.
Abarca recordó que en 2007 el gobierno del también perredista de Zeferino Torreblanca
Galindo intentó infructuosamente reformar la organización institucional con el argumento
baladí que no había dinero para seguir sosteniendo el internado y con el propósito final de
desaparecer la normal.
Pero los estudiantes se movilizaron y tras arduas jornadas de lucha lograron que la Secretaría
de Educación de Guerrero desistiera de dichas reformas.
“Siempre hemos sido perseguidos, pero en esta ocasión las cosas se salieron de control. ¡No se
vale masacrar a jóvenes que iban desarmados! ¡Ojalá regresen con vida”, exclamó Abarca,
quien asimismo, evocó otros actos de represión gubernamental contra la Normal de
Azotzinapa.
Entre otros, citó el desalojo violento de la Autopista del Sol, a la altura del Parador del
Marqués, del 12 de diciembre de 2011, en el que perdieron la vida los estudiantes Jorge Alexis
Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.
Los egresados de la Normal de Ayotzinapa Esperanza Abarca, Carlos Tizapa y Agustín G, el
exterminio de las normales rurales, consideran también que el atentado criminal contra sus
compañeros es un indicio claro de que se quiere exterminar a esta escuela – la cual cuenta
actualmente con una matrícula de 522 alumnos- y contra todas las normales rurales del país.
Es un crimen de Estado: CETEG
José Ángel Moreno, integrante de la Comisión de Finanzas y vocero estatal de la Coordinadora
Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), llamó detestable al asesinato a
mansalva de tres normalistas y la desaparición de 43.
“No somos ingenuos; vemos algo raro detrás de esto y una clara tendencia de responsabilizar
a alguien”, comentó Moreno, quien hizo responsable de la masacre al gobierno federal, por las
circunstancias en que se han dado estos hechos recientes.
“No es el presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez; no es el gobernador
Ángel Heladio Aguirre Rivero, esto es un crimen de estado porque no es posible que el
Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le eche la bolita al gobernador pidiéndole
arreglar el asunto, cuando todo mundo sabe que el crimen organizado y la desaparición de
personas es un delito federal. Con esto queda claro que el crimen organizado está enraizado
en este asunto”.
Moreno apunto, sin embargo, que algo inédito está ocurriendo actualmente porque la
sociedad civil, que por lo general repudia la organización de marchas, en la manifestación
conmemorativa del 2 de octubre salió de sus casas a ofrecerles agua y víveres.
50
El vocero de la CETEG anunció que el 8 de octubre, día en que se realizará una marcha
nacional a favor de Ayotzinapa, su organización se declarará en paro indefinido con la
exigencia de que aparezcan los jóvenes desaparecidos, dejando en segundo término otras
demandas.
Para Alexis, quien cursa el segundo año en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, dijo que
otra prueba de que el gobierno federal quiere cerrar este centro escolar es la suspensión del
subsidio para alimentos anunciada a raíz de los hechos violentos del 26 de septiembre.
Alexis negó, por otro lado, que sus maestros estén respaldando su lucha: “Los maestros nos
dejaron solos, el único respaldo que tenemos es el del pueblo, la gente de Tixtla se organiza,
nos acompaña día y noche y nos traen comida, agua y ropa. A los docentes no les importa la
lucha social, ellos sólo vienen, dan su clase y se van. Ahora que no tenemos clases únicamente
cubren su horario de clases y se retiran, sin dar la más mínima prueba de apoyo”…
Confirman la colaboración de Guerreros Unidos
La noche del domingo 5 de octubre el fiscal general de Guerrero, Iñaki Blanco, confirmó la
localización de 28 cuerpos encontrados en fosas clandestinas de la comunidad de Pueblo
Viejo, del municipio de Iguala, y anunció que en 15 días podrá determinarse la identidad de
las personas, pese a que algunos estás calcinados y fragmentados.
Blanco confirmó la participación de policías municipales de Iguala en el homicidio de los
normalistas, la entrega de al menos 17 estudiantes de Ayotzinapa a la organización delictiva
Guerreros Unidos y que la orden de detener a los normalistas fue del secretario de Seguridad
Pública de Iguala, Salgado Valladares. También precisó que uno de los mandos de Guerreros
Unidos fue quien ordenó matar a los estudiantes.
La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, mejor conocida como Escuela Normal Rural de
Ayotzinapa, es una institución educativa de nivel superior que se encuentra en la población de
Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla (Guerrero) y forma parte del sistema de escuelas
normales rurales concebidas como parte de un ambicioso plan de masificación educativa
implementado por el estado mexicano en 1920, cuando Moisés Sáenz era secretario de
Educación Pública. El proyecto de las normales rurales tuvo un fuerte componente de
transformación social, por lo que han sido semillero de movimientos sociales.
La Normal de Ayotzinapa cobra importancia por hacer sido el sitio donde se formaron
personajes como Lucio Cabañas Barrientos, Othón Salazar y Genaro Vázquez Rojas, que
encabezaron dos importantes movimientos guerrilleros en México durante el siglo XX.
Como consecuencia, la Normal Rural de Ayotzinapa ha sido tildada de semillero de
guerrilleros; está adherida a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México
(FECSM).
MÉXICO Y SU AFÁN DE GRANDEZA: EN BUSCA DE LA ESTRATEGIA DEFINITIVA
51
PABLO MORAL
http://elordenmundial.com/regiones/latinoamerica/mexico-y-su-afan-de-grandeza-enbusca-de-la-estrategia-definitiva/
Hoy en día, México es uno de los países más abiertos al exterior del mundo. Cuenta con una red de tratados
de libre comercio que abarca a cuarenta y cuatro países, además de una serie de acuerdos comerciales con
países de todo el mundo que han hecho que el país azteca sea considerado una economía emergente, y de ahí a
que el prestigioso Financial Times la bautizara hace años como “El tigre azteca”. Sin embargo, si tenemos en
cuenta los antecedentes de la política comercial mexicana, esta situación de apertura es atípica y relativamente
reciente. Durante el siglo XX, tras la revolución mexicana (1910 – 1920), el país hizo gala de un nacionalismo
económico que abogaba por exprimir al máximo el mercado nacional, con la idea de favorecer las empresas
mexicanas y protegerlas de la competencia extranjera. No obstante, este modelo estaba abocado al fracaso.
Conforme el capitalismo y la globalización de los mercados avanzaban de forma implacable, México quedaba
aislado en una propuesta económica desfasada e ineficiente. Tan solo la abundancia petrolera hizo prorrogar
la agonía de una economía mexicana que colapsó definitivamente con la crisis de la deuda de 1982. La
escasez de financiamiento, la debilidad del mercado petrolero mundial y la falta de competitividad del sector
exportador obligaron al gobierno mexicano a abandonar la sustitución de importaciones y la expansión del
mercado interno en favor de la promoción del crecimiento mediante las exportaciones. Con la nueva
estrategia, el comercio, la liberalización financiera y la desregulación y privatización de la Inversión
Extranjera Directa fueron las claves del cambio de rumbo del país.
La estrategia reformista seguida por los dirigentes mexicanos comprendió tres etapas. En la primera de ellas,
México centró sus esfuerzos en salir de la crisis y llevó a cabo importantes reformas macroeconómicas que
supusieron una apertura unilateral de su economía, culminada con la incorporación del país azteca al GATT
(Acuerdo General sobre Aranceles y Tarifas, por sus siglas en inglés) en 1986, hecho que marca el comienzo
de la segunda etapa y de paso, la reafirmación de que la inserción mexicana en el comercio mundial era
irrevocable. A partir de 1994 comenzaría la tercera etapa en la cual la apertura comercial pasó a ser
multilateral. El punto de inflexión vino con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del
Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), que además de suponer el mayor hito comercial en la
historia mexicana, instauró un nuevo enfoque en las negociaciones comerciales del país. De este modo, a
partir del acuerdo norteamericano, México celebró tratados similares con otras naciones de América Latina y
más adelante con otras regiones, como la Unión Europea y Asia, al tiempo que se intensificaba la presencia
mexicana en los foros comerciales multilaterales y regionales.
52
El TLCAN incrementó de manera exponencial el intercambio entre México y sus vecinos de América del
Norte, lo cual era especialmente ventajoso para un México que disfrutaba de un holgado superávit comercial
que se incrementaba con los años. Del mismo modo, el TLCAN supuso un punto de inflexión para las
53
inversiones extranjeras en México debido, en primer lugar, al incremento de aquellas de origen
estadounidense y, en segundo lugar, a aquellas destinadas a producir un bien que luego se exportase al
mercado estadounidense. Esto ha sido especialmente relevante en el sector manufacturero, que sin lugar a
dudas es el que más se ha expandido en México desde la apertura comercial. Los inversores, tanto
estadounidenses como del resto del mundo, se benefician de las ventajas comparativas que ofrece México en
diferentes fases de las cadenas productivas de un bien para reducir costes.
Sin embargo, este fenómeno ha supuesto un arma de doble filo para México. Por un lado, además de que las
inversiones y el comercio se han multiplicado, la oferta exportadora de México se ha transformado dejando
atrás la tradicional dependencia del sector petrolero, al tiempo que las manufacturas han dotado al sector
externo mexicano de un dinamismo sin precedentes.
Por otro, los resultados del TLCAN no han hecho sino aumentar aún más la dependencia de México al
mercado estadounidense, y fruto de ello cualquier bache de la economía de EEUU tiene su eco en su vecino
del sur. Además, con la importancia adquirida por el sector manufacturero, surge la necesidad, de nuevo, de
diversificar las exportaciones y mejorar la competitividad en otros sectores de exportación. Junto a ello, la
economía de México, en general, no ha experimentado cambios radicales, y si bien con la apertura comercial
México ha disfrutado de un crecimiento relativamente estable, hay mucho camino por recorrer en materia de
competitividad del mercado interno. Los beneficios, hasta ahora, se han concentrado en una pequeña parte de
las empresas del país (500 empresas controlan el 83% de las exportaciones), en una minoría de sectores, y
tampoco se han distribuido geográficamente de forma equitativa, viéndose los Estados del norte
especialmente favorecidos, en detrimento de los sureños. Democratizar el comercio para ampliar los
beneficios de éste a un mayor número de actores y sectores productivos es uno de los retos que se le presentan
a México, en particular en lo que se refiere a lograr que las PYMES participen más en el comercio exterior, ya
sea exportando directa o indirectamente, al integrarse a las cadenas nacionales de producción.
Sabedor México de la excesiva dependencia a su vecino del norte, la estrategia impulsada a partir de 1994
también buscó la diversificación de los vínculos comerciales y una mayor presencia de México en otras áreas
del mundo a través de organizaciones y foros internacionales. Fruto de ello es la red de tratados de libre
comercio que México ha ido tejiendo con el paso de los años, destacando el TLCUEM con la Unión Europea
(2000), el TLC con Japón (2005) y la gran variedad de acuerdos con Latinoamérica. Así, hasta 12 tratados de
libre comercio que abarca a 44 países de distintos continentes.
54
55
No es casualidad que sea la Latinoamericana la región con la que México ha adquirido más acuerdos de libre
comercio. El país azteca ha centrado sus esfuerzos en adquirir un papel protagonista en el escenario
latinoamericano, y fruto de ello se convirtió en un defensor de la integración de la región, entendida,
principalmente, en términos comerciales. Hasta veintiocho Acuerdos para la Promoción y Protección
Recíproca de las Inversiones (APPRIs), unido a los Acuerdos de Complementación Económica (ACE) y
Acuerdos de Alcance Parcial (AAP) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI),
complementan los Tratados de Libre Comercio (TLC) con Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Chile,
Honduras, Guatemala, El Salvador, Uruguay y Perú. En la siguiente tabla observamos cómo el comercio con
todos y cada uno de los países con los que México firmó un TLC se multiplicó sustancialmente desde su
entrada en vigor hasta 2013. Además, la posición mexicana en la región es, en general, ventajosa, puesto que
tan solo con Costa Rica mantenía un déficit comercial el año pasado. En el caso de Bolivia, cabe precisar que
el Tratado de Libre comercio fue sustituido por un Acuerdo de Complementación Económica en 2010:
Este acercamiento contó con el incentivo de un contexto internacional en el que los bloques regionales y el
libre comercio estaban en auge. De esta manera, México trató de incrementar su presencia en distintas
organizaciones latinoamericanas como ALADI, Mercosur o el Arco y la Alianza del Pacífico.
No es tan positivo el saldo en el intercambio generado a raíz del Tratado de Libre Comercio firmado con la
Unión Europea. A pesar de que el volumen del comercio se ha multiplicado, el déficit en la balanza comercial
para México se ha acentuado, especialmente con la ampliación de la UE en 2004:
56
Desde que se iniciara la apertura comercial, el país azteca se ha transformado por completo en lo que a
comercio se refiere, generando una excesiva dependencia de la economía en el sector exterior. Así lo refleja el
incremento en el grado de apertura comercial, medido como aporte del comercio exterior al PIB,
experimentado en las últimas décadas:
Durante 2013, el comercio exterior de bienes de México superó los 760 mil millones de dólares. Esta cifra fue
mayor que los PIB de Suiza (650 mil millones de dólares), Suecia (557 mil millones de dólares), o Arabia
Saudí (745 mil millones de dólares). Sólo 18 países tienen un PIB mayor que el monto del comercio exterior
de México.
57
No obstante, se podría poner en entredicho la rentabilidad de la amplia red de acuerdos de libre comercio que
el país azteca atesora. Y es que, por muchos tratados de libre comercio que México tenga, al final, un hecho
impera por encima del resto: su supeditación al mercado estadounidense. Cierto es que el comercio con
algunos países con los que México cuenta con acuerdos de libre comercio es ínfimo en relación con el total
del comercio mexicano, de modo que, por poner algún ejemplo, los TLC adquiridos con Israel, Nicaragua o
Uruguay, tienen un carácter más simbólico que pragmático.
58
Por tanto, la estrategia de diversificación geográfica del comercio ha fracasado en buena medida considerando
que, si bien en las importaciones se ha aminorado la presencia de Estados Unidos en los últimos años –y aun
así siguen representando más de la mitad-, más de tres cuartos de las exportaciones mexicanas siguen
dirigiéndose a su vecino del norte. Si a esto añadimos que buena parte de las importaciones y de la Inversión
Extranjera Directa (IED) que llega a México tienen como destino final convertirse en exportaciones al
mercado estadounidense, observamos cómo la vasta red de acuerdos comerciales que posee México no ha
conseguido el resultado esperado de hacer de México una potencia económica emancipada de EE.UU., con
presencia no solo a escala regional, sino mundial. Y lo que es más, ha podido llegar a ser contraproducente,
acrecentando la subordinación a su vecino del norte.
Además, en el modelo económico que trajo consigo la apertura comercial, vigente estos últimos treinta años,
la prioridad no parecía ser acabar con los enquistados problemas socioeconómicos que azotan a la ciudadanía
mexicana, y dicho modelo tampoco ha sido exitoso en la tarea de dotar a México de un dinamismo interno
acorde con su potencial. Si bien el país ha disfrutado de una relativa estabilidad económica, el crecimiento del
PIB ha sido moderado (al ritmo del 2’4% anual):
Si el comercio exterior y la Inversión Extranjera Directa son el motor de la economía mexicana, el desarrollo
interno de la misma ha supuesto tradicionalmente un lastre para que México no despegue como una potencia
59
emergente consolidada. De hecho, México sigue acusando las mismas carencias que han hecho que el país
adolezca de falta de competitividad, productividad y eficiencia: un alto grado de criminalidad, un desorbitado
nivel de corrupción política y administrativa, un fuerte papel de la economía sumergida, un índice de pobreza
inaceptable, una acusada desigualdad social – la fortuna del hombre más rico del mundo, el mexicano Carlos
Slim, equivale al 6% del PIB del país azteca-, a menudo precariedad en los servicios sociales básicos como la
educación o la sanidad, la importante presencia de redes de crimen organizado o la precariedad laboral que
hace que tantos mexicanos decidan cruzar la frontera en busca de mejores oportunidades, son algunas de ellas.
Junto a ello, los monopolios estatales seguían controlando ineficientemente sectores estratégicos como el de
los hidrocarburos o el de las telecomunicaciones.
Con frecuencia se solía achacar a la falta de consenso entre los principales partidos el que no se llevaran a
cabo reformas estructurales que mitigaran los lacerantes defectos socioeconómicos de México. Sin embargo,
algo está cambiando en el país azteca. Con la vuelta al poder a finales de 2012 del Partido Revolucionario
Institucional, que otrora estuviese setenta años ininterrumpidos en el gobierno -hasta el año 2000-, merced a
elecciones fraudulentas, parece haber una voluntad de cambio como no la había desde 1982. A golpe de
reforma, el presidente, Enrique Peña Nieto, pretende deshacerse de todo lo que impide crecer a la economía
mexicana dentro del denominado ‘Pacto por México’. La reforma de mayor calado, y sin duda la que más
polémica ha generado, ha sido la energética. El gobierno decidió a finales de 2013 abrir el petróleo mexicano
a las empresas extranjeras, setenta y cinco años después de que el presidente Lázaro Cárdenas lo nacionalizara
y creara Petróleos Mexicanos (PEMEX), empresa estatal que todavía conserva el monopolio. A partir del año
que viene el país abrirá su suelo a la competencia extranjera, que podrá obtener el derecho de exploración,
explotación, producción y transformación en aquellas zonas petrolíferas en las que el Estado les permita
hacerlo. No menos importante se presume la reforma en el sector de la electricidad, en el que el gobierno está
decidido a acabar con otro monopolio, el de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ahora competirá,
como PEMEX, con empresas foráneas.
Del mismo modo, Peña Nieto ha acometido otra serie de reformas con el objetivo, según él, de elevar la
productividad. Junto con la energética, sobresalen las reformas en las comunicaciones y radiodifusión, la
económica –con la que pretende favorecer a las PYMES-, la hacendaria, la financiera y la laboral. Para
“garantizar el ejercicio pleno de los derechos”, destacan la reforma educativa y la penal y con el objetivo de
“afianzar el régimen democrático” el Presidente anunció la reforma en materia de transparencia y la reforma
política-electoral. Hasta once reformas en año y medio que sirven a Peña Nieto para sacar pecho y hacer unas
predicciones más que optimistas de cara al futuro a corto y medio plazo, con miras a las elecciones
presidenciales de 2018. Sin embargo, sus pronósticos no parecen convencer y el coste de estas reformas ya se
está haciendo notar en el índice de popularidad del Presidente, que ha caído diez puntos desde 2012,
situándose ahora en un 51%. No obstante, esto lo hace el líder mejor valorado del espectro político
mexicano,según datos del informe del Pew Research Center, a pesar de que, según este estudio, un 60% de los
mexicanos desaprueba la gestión económica de Peña Nieto -un 14% más que el año pasado. A esto hemos de
sumar que solo el 30% de los mexicanos están satisfechos con el rumbo económico de su país, un 4% menos
respecto a 2012, año de la llegada del actual Presidente.
Desde luego, se antoja complicado que este paquete de reformas borre de un plumazo todas las dolencias
sociales que perduran en México. Está por ver si el ‘Pacto por México’ sirve de hoja de ruta para lograr la
ascensión definitiva que permita a México ser algo más que un eterno aspirante a potencia económica. Se
60
trata de la tradicional e inacabada búsqueda de la fórmula adecuada para que el tigre azteca, al fin, pueda rugir
con fuerza.
Pablo Moral
Écija (Sevilla) 1992. Graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid.
Especialmente interesado en economía internacional y estudios regionales
LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS EN MÉXICO: UNA APROXIMACIÓN MARXISTA A
SUS IMPLICACIONES SOCIALES Y POLÍTICAS
Sergio Moissen
http://ideasdeizquierda.org/la-guerra-contra-las-drogas-en-mexico/
Número 13, septiembre 2014.
VER PDF
México se ha convertido en un país demencialmente violento, un país de nota roja. Desde el
año 2006 el régimen político mexicano comenzó una llamada “guerra contra las drogas” que
ha causado una catástrofe sin precedentes en la historia de nuestro país.
A Don Nepomuceno Moreno1
Según cifras estimadas por analistas y movimientos sociales del país las “bajas colaterales” de
la “narcoguerra” en estos 8 años de combate a los cárteles del narcotráfico es de más de 120
mil muertos, más de 25 mil desaparecidos y más de 1 millón y medio de desplazados2. En
cifras, la cantidad de asesinatos en México en estos 8 años de “guerra contra el narco” es
comparable a los resultados de la guerra civil en Siria… No son pocos los analistas que
sugieren que en México hay una guerra de “limpieza social” pues las “bajas colaterales”, así las
llamó el expresidente Felipe Calderón, vienen de los sectores más explotados: migrantes
centroamericanos, jóvenes, mujeres trabajadoras, obreros, campesinos, pobres urbanos. Esta
“guerra” ha construido verdaderos monumentos a la barbarie moderna como la llamadas
“narcofosas”, donde fueron encontrados los cuerpos de 78 migrantes en el estado de
Tamaulipas en 2010 y más de 150 cadáveres en Durango o el asesinato de jóvenes en masa
como en Villas de Salvarcar en el mismo año.
Capos y espectáculo
61
La detención del líder del Cártel de Sinaloa, el “Chapo Guzmán”, en febrero de 2014 por el
gobierno de Enrique Peña Nieto fue noticia internacional. La DEA, el FBI y el gobierno de los
Estados Unidos consideraban a Joaquín Guzmán Loera, el “Chapo”, como enemigo público
destacado desde 2013. De ahí que la detención tuviera un gran efecto mediático que
trascendió las fronteras de México. En la editorial del Whashington Post, por ejemplo, la nota
acompañaba, además de la felicitación al gobierno mexicano, el detalle de la participación de
autoridades norteamericanas en México: la DEA, según la editorial, había geolocalizado el
celular del famoso capo3. Peña Nieto declaró pronto que la violencia en México estaba a la
baja y que la detención del “Chapo” era una muestra de que México está avanzando hacia la
“paz”4.
La detención fue presentada con bombo y platillo como una gran victoria del gobierno en la
“guerra contra el narcotráfico”, y se sopesaba que la participación de los Estados Unidos en la
captura fue “crucial”. El modo en el que Televisa mostró la detención del capo evidenció
pronto que se trataba de un gran, muy importante, espectáculo. La realidad para el mexicano
común es distinta a la que vende el gobierno en los mensajes en los que se pretende
convencer de que se está “ganando una guerra” y que la “violencia en México disminuye”. Ya
antes Televisa, en series como El Equipo, una especie de remake de la serie norteamericana
CSI (Crime Scene Investigation), filmada con equipo de las Fuerzas Armadas Mexicanas,
mostraba el deseo de que las víctimas de la “guerra” se identificaran con la Policía Federal, las
Fuerzas Armadas y la actual Gendarmería Nacional en contra de los capos del narco5. Una
realidad distinta al espectáculo de la detención del gran “capo” recorre los rincones de México
día con día: es la realidad de una “supuesta guerra contra el narco” que no para.
Duelos y catástrofe nacional
En las plazas públicas se vive un México distinto al del espectáculo que propicia el PRI. Un
grupo de mujeres en Jalisco llamado Bordamos por la paz, religiosamente, cada fin de semana,
se reúne para bordar en pañuelos los nombres de personas asesinadas por la “guerra contra el
narco”. Sentadas en bancos de mimbre tejen en un ejercicio de duelo a quienes les fueron
arrancadas la vida por una bala perdida, por una emboscada o por alguna ejecución extra
judicial del ejército mexicano. Desde 2008 este grupo de personas cuelga en un tendedero
sobre la plaza de la ciudad los nombres de las “bajas colaterales” producto de la violencia
desatada por la militarización del país. Probablemente nunca logren bordar 120 mil pañuelos
para poner finalmente en luto a los muertos de la “guerra contra las drogas”.
En una imagen contrastante, en Tierra Caliente, Michoacán, un grupo de agricultores
aguacateros armados hasta los dientes fundaron, hace unos meses, los llamados grupos de
“autodefensas” y dieron una nueva nota a nivel internacional sobre la espiral de la violencia
en México. A primera vista la imagen impacta: decenas de hombres y mujeres en los páramos
de Michoacán con armas de alto calibre como la Pietro Beretta calibre 9 milímetros y los
fusiles AK-47 y R-15 rondaban toda Tierra Caliente. En meses los grupos de autodefensa, que
surgieron a raíz de combatir al cartel de los Caballeros Templarios, pasaron casi en su
totalidad a ser cooptados por el Estado mexicano para fungir como guardias rurales al
servicio del Ejército y la gendarmería nacional. En última instancia las autodefensas
fortalecieron al Estado capitalista. Pronto, las armas largas de las “autodefensas”, pasaron al
servicio de Peña Nieto y los que no se cuadraron pasaron a ser perseguidos6.
62
Narcotráfico: una visión marxista
La “guerra” ha despertado un debate público en México y América Latina sobre el carácter
social del narcotráfico. Es una realidad que el narco es un sector “pujante” en la economía
mexicana de exportación al mercado norteamericano que ha llegado a rebasar en la
producción de marihuana, cocaína, metanfetaminas y drogas sintéticas a países como
Colombia. Según diarios como La Jornada, el narcotráfico produce un 3,1 % del PIB bruto
nacional7. La riqueza de este sector ilegal de la burguesía en México asciende a millones de
dólares al año.
El transporte y la comercialización de producción de drogas en México son un negocio de
grandes réditos pues el país está en frontera con el país más consumidor de todo el
continente. Hay estados de la república donde el narco emplea a miles de personas, con
métodos coercitivos, como trabajadores agrícolas, transportistas y han llegado a tener una
verdadera asociación política con el Estado mexicano. Recientemente fueron filtradas
fotografías donde el famoso capo “La Tuta”, Servando Gómez Martínez, se entrevista en una
cita de trabajo con uno de los encargados del Estado priista, Luis Antonio Torres, para
negociar y legalizar a los grupos de autodefensa. “La Tuta” se ha entrevistado con diversos
funcionarios de gobierno del Estado de Michoacán, y se ha comprobado la complicidad del
Estado con el narco en diversos escándalos nacionales y hasta internacionales. Este pequeño
ejemplo es, por ahora, el más sonado en estos meses en que Tierra Caliente Michoacán está en
boca de todos luego del surgimiento de los grupos de autodefensa8.
Como una aproximación se podría decir que el narco es una burguesía ilegal inestable en una
fase declinante del capitalismo. El narco es un fenómeno social abiertamente reaccionario en
ascenso en un momento de cierta decadencia en el modo de acumulación capitalista mexicano
impuesto por la ofensiva neoliberal.
Este fenómeno creció después de la primera oleada de privatizaciones y de la crisis del campo
al que fue sometido el país con las reformas de Carlos Salinas de Gortari en los años 1990, el
Tratado de Libre Comercio, modificando la relación del Estado con esta inestable e ilegal
burguesía productora de drogas. Es bien conocido que en México los cárteles del narco
compiten, como toda empresa capitalista, entre sí por el mercado norteamericano con
métodos no convencionales, haciendo uso de la violencia (grupos paramilitares como los
Zetas, por mencionar a los más famosos), y que su carácter ilegal lo convierte en un sector de
la burguesía de alta inestabilidad. Dicha inestabilidad se manifiesta, por ejemplo, en que la
“fama” de los capos es temporal y es oscilante en función de su permanencia en el mercado9.
Es también conocido que este sector ilegal de la burguesía mexicana participa de negocios
tradicionales y el lavado de dinero en búsqueda de superar su oscilación. Aunque la violencia
desatada entre capos competidores por el mercado norteamericano ya existía desde los años
1990, es con la llegada a la presidencia de Felipe Calderón y con la política de supuesto
“combate militar” que la violencia demencial se dispara de forma estrepitosa y acelerada. La
militarización del país para su supuesto “combate” ha disparado la violencia a un modo
insólito en América Latina.
63
La guerra contra el narco en México: una guerra de clase sin freno de emergencia
La “guerra” comenzó en 2006 cuando Felipe Calderón Hinojosa arribó a la presidencia en
medio de fuertes protestas en Oaxaca (la “Comuna” que encabezó la CNTE)10 y en la Ciudad
de México (el movimiento antifraude). Producto de la debilidad del nuevo gobierno, éste
emprendió el llamado combate contra el crimen organizado que se convirtió en la “guerra
contra las drogas y el narcotráfico” basando su dominación de clase en el apoyo de las Fuerzas
Armadas. Calderón usó las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad pública (el uso de
militares en operativos conjuntos en los estados de la república) militarizando el país entero.
La militarización del país trajo como consecuencia el disparo acelerado de la violencia. Es de
este modo que la militarización del país tuvo consecuencias sociales funestas: en tan solo 2
años de la “guerra” fueron asesinadas 14 mil personas y, para 2009, la cifra se elevó a 19.803;
luego, en 2010, aumentó a 25.757, y en 2011 subió a 27.213 homicidios11. La militarización
ha estado acompañada de la paramilitarización de amplias zonas del país, por ejemplo en
Chiapas y Michoacán, para acosar las experiencias autonómicas indígenas (como el EZLN o
Cherán) y por el aumento de asesinato selectivo de luchadores sociales. La apoteosis del
asesinato selectivo a luchadores sociales se ha manifestado en lugares como Ciudad Juárez,
Chihuahua, con los casos de la familia Reyes Salazar, Marisela Escobedo y un largo etcétera.
Desde un punto de vista marxista, la “guerra contra las drogas” en México es un plan de
despojo impuesto por los Estados Unidos para aumentar los lazos de subordinación
diplomática, política y militar del Estado mexicano con la política de Seguridad Nacional de la
Casa Blanca. Este plan se concretó mediante la firma de planes y tratados internacionales
como el Plan Mérida y el ASPAN (la Alianza para la Prosperidad de América del Norte), que
aumentaron la injerencia de los Estados Unidos en México en materia militar y de Seguridad
Nacional. Tan solo en 2013 el gobierno mexicano recibió más de 1.200 millones de dólares
aprobados por el Congreso de los Estados Unidos en concordancia con el Plan Mérida bajo el
rubro de “ayuda” a las Fuerzas Armadas12. Esta guerra, al mismo tiempo, es un gran negocio
para las empresas de armas estadounidenses. La industria armamentista de aquel país se
beneficia cada año con 127 millones de dólares solo por sus “exportaciones” al vecino del
sur13.
En el caso del presupuesto de egresos de la federación en 2009 tan solo se destinó 113
millones de pesos para Marina, Ejército y la Procuraduría de Justicia, cifra que rebasó todos
los rubros como la educación y la salud. Con precisión el gasto del erario para la guerra es el
triple del que se destina a la educación. En revistas de investigación como Proceso y
Contralínea se ha puesto en evidencia la presencia de oficiales de la DEA, la CIA y el FBI en
acciones de inteligencia en territorio mexicano y el adiestramiento del Comando Norte
(Northcom) a los altos mandos de las Fuerzas Armadas de México. Con Calderón se reactivó la
IV Flota naval de los Estados Unidos en las aguas del Caribe mexicano y en el Atlántico. En
síntesis, el gobierno mexicano usó el “combate contra las drogas” para afianzar los lazos de
subordinación de México al imperialismo norteamericano, al mismo tiempo que sentó las
bases de disciplinamiento social represivo para imponer en mejores condiciones las reformas
estructurales que hoy con el gobierno de Enrique Peña Nieto se han aprobado. La dominación
imperialista y el aumento de la subordinación de México a la Casa Blanca es una parte esencial
de la agenda de las administraciones capitalistas que han financiado la “guerra contra el
narco”.
64
El narcotráfico se instaló como un fenómeno abiertamente reaccionario que ha despojado y
desplazado, en el combate por el mercado norteamericano, a miles de campesinos de sus
tierras por medio de la violencia paramilitar en asociación con el gobierno mexicano y este no
puede sostenerse como negocio sin la complicidad de las instancias municipales, estatales y
federales. Los aparatos represivos del Estado, incluidas las fuerzas federales como el Ejército,
han colaborado en el desplazamiento de miles de hectáreas para la producción de drogas. Es
evidente que ante este fenómeno reaccionario (de militarización y de avance del narco) se
requiere de una visión alternativa al prohibicionismo impuesto por el imperialismo
norteamericano. Frente a la militarización y el narco es crucial imponer la discusión sobre la
legalización de las drogas y modificar la agenda norteamericana de prohibición que fue usada
para imponer los planes de miseria y hambre. En México es legal la venta de armas en
beneficio de las grandes empresas norteamericanas pero es ilegal el derecho a decidir
respecto de nuestros cuerpos y nuestras vidas. El discurso prohibicionista es una arma del
gobierno federal para que el Estado capitalista y sus instituciones controlen el derecho de
consumo, tenencia y portación de drogas, criminalizando así a la juventud y persiguiendo a los
consumidores. Al mismo tiempo que es urgente la construcción de un movimiento en contra
de la militarización del país es necesario imponer como alternativa de fondo al fenómeno
reaccionario del narco: la legalización de las drogas. Frente a todo discurso moral en contra
del uso de narcóticos desde el marxismo consideramos que el Estado capitalista no debe
injerir sobre el derecho a decidir sobre el uso de drogas bajo el pretexto de “salud pública”.
1. Conocí a Nepomuceno Moreno en la Caravana al Norte que organizó el Movimiento por la
Paz con Justicia y Dignidad en junio de 2011. Se unió al movimiento por la búsqueda de su hijo
Jorge Mario Moreno León que había desaparecido aparentemente por las Fuerzas Armadas.
Fue asesinado en noviembre del mismo año en Sonora.
2. Cifras de desplazados de la revista Proceso, 28/11/2011. Cifra de asesinados de La Jornada,
12/11/2012. Cifra de desaparecidos Nuestra aparente rendición, 22/04/2013.
3. “The arrest of Joaquin ‘El Chapo’ Guzman”, Washington Post, febrero 2014.
4. “Confirma Peña Nieto captura de El Chapo”, El Universal, 22/02/2014.
5. Filmada en la época de Calderón la serie se transmitía en cadena nacional en horario
estelar. Los protagonistas son miembros de la PFP y el Ejército en el “combate contra las
drogas.
6. Este es el caso de José Manuel Mireles uno de los dirigentes de los grupos de autodefensa
que actualmente está encarcelado.
7. “Actividades ilícitas dejan excedente de 10 mil mdd en finanzas del país”, La Jornada,
16/04/2012.
8. “Tenía ‘La Tuta’ a su servicio red de policías ‘halcones’: PGJ”, Proceso, 24/08/2014.
9. Pablo Oprinari, “Una aproximación desde el marxismo a la cuestión de la ‘narcoguerra’ en
México”, www.armasdelacritica.org.mx.
65
10. En 2006 en Oaxaca un potente movimiento magisterial encabezado por la CNTE puso en
crisis al gobierno de PRI en el Estado encabezado por Ulises Ruiz Ortíz. A ese movimiento se le
conoció como la “Comuna de Oaxaca” y fue el proceso de mayor radicalización que se ha
vivido en México moderno.
11. “Más de 121 mil muertos, el saldo de la narcoguerra de Calderón: Inegi”, Proceso,
30/07/2013.
12. “EU ha brindado mil 200 mdd en ‘Iniciativa Mérida’”, Excelsior, 23/05/2013.
13. “México, territorio abierto a las armas”, Proceso, 30/03/2013.
PARTIDOCRACIA EN ACCIÓN, HACIA LAS ELECCIONES 2015
Martín Morales
http://www.buzos.com.mx/revhtml/r632/principal.html
Con argucias de por medio, los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática
(PRD) y Revolucionario Institucional (PRI), promueven consultas ciudadanas con las que
realizan, de manera encubierta, campañas de proselitismo con varios meses de anticipación a
las elecciones federales del 7 junio de 2015 –cuando se renovará la Cámara de Diputados– y a
los comicios locales de 17 estados de la República, entre los que se incluye la elección de
nueve gubernaturas.
Los preparativos del vasto proceso electoral del año próximo arrancarán este 7 de octubre. El
nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) pondrá en marcha la reforma constitucional en
materia político-electoral, promulgada el 31 de enero por el Presidente de la República
Enrique Peña Nieto, de cuya equidad y transparencia recelan los analistas porque los costos
de operación de las elecciones de 2015 serán 52.4 por ciento más altos que la elección
“intermedia” de 2009.
En los procesos comiciales de 2015 participarán cerca de 12 mil candidatos de 10 partidos
políticos en la disputa de mil 959 cargos de elección popular, entre los que resaltan nueve
gubernaturas, 500 diputaciones federales, 650 diputaciones locales, 877 presidencias
municipales y 16 delegaciones políticas del Distrito Federal.
Los partidos que contenderán, además del PAN, PRD y PRI, son: el Verde Ecologista de México
(PVEM), Nueva Alianza (Panal), Movimiento Ciudadano (MC), del Trabajo (PT), Movimiento
de Regeneración Nacional (Morena), Encuentro Social (PES) y Humanista (PH). Los tres
últimos lograron su registro oficial el pasado 1º de agosto y para conservarlo deberán
alcanzar por lo menos el tres por ciento de la votación emitida en la elección federal para
diputados, concursando en alianzas con otras organizaciones partidistas.
Según el INE, los nuevos partidos cumplieron con los requisitos establecidos para
incorporarse al sistema electoral y obtendrán los mismos beneficios económicos, políticos y
mediáticos que los otros tienen. Cada uno recibirá financiamiento por 36.3 millones de pesos
y adicionalmente un millón 429 mil 44 pesos para actividades específicas en los próximos
cinco meses; tres millones 175 mil 655 pesos para franquicias postales y 28 mil 895 pesos
para franquicias telegráficas.
66
Las cifras del INE indican que el PRI cue
con 5.7 millones de militantes; el PRD c
3.4 millones; el PVEM y Panal con 500 m
cada uno; el PAN con 437 mil; el MC con
mil; el PT no tiene cifras disponibles;
Morena 496 mil 729; PES 308 mil 997 y
PH 270 mil 966.
A decir de los especialistas, la llegada de
tres nuevos partidos políticos no
representará ninguna carga para los
existentes, pero su futuro se ofrece inci
porque aunque cumplieron con los
requisitos del INE, la cuota mínima de
votación nacional les resultará muy alta
De acuerdo con el doctor Gustavo López
Montiel (GLM), director del Programa e
Ciencia Política en el Instituto Tecnológ
de Estudios Superiores de Monterrey
(ITESM), Campus Ciudad de México, est
elecciones se darán en un contexto dist
a las anteriores, debido a que la reforma
político-electoral define un modelo muy
complicado de llevar a la práctica.
“Antes, las entidades tenían completa libertad de realizar sus procesos electorales, con
autoridades designadas por ellos mismos; ahora hay autoridades designadas por el INE.
También hay mecanismos como la integración de casillas, de funcionarios electorales y un
conjunto de elementos que son nuevos en el contexto de la contienda electoral, donde creo
que hay una problemática importante, que no es sólo de coordinación, sino de financiamiento
de la jornada electoral, tanto federal como local”.
“Es muy complicado instrumentar el modelo –de la reforma– que se generó el año pasado,
porque no es claro que tenga beneficios. Por ejemplo, no es clara la ventaja de haber
designado a los funcionarios locales y que no haya injerencia de los gobernadores; a fin de
cuentas, son mecanismos que meten mucha presión a la transparencia electoral”. Para el
especialista en Ciencias Políticas, la repercusión más importante de las reformas será “la que
tiene que ver con el problema de legitimidad y el gasto de operación”.
Campañas anticipadas
Urgidos de asegurarse votos para la próxima elección popular –a septiembre de 2014 la lista
nominal de ciudadanos empadronados y con credencial para votar era de 80 millones 771 mil
44– las cúpulas del PRD, el PAN y el PRI se apropiaron ya para su provecho político de otra
fórmula de participación y movilización: la consulta popular.
67
¿Qué resultado electoral van a dar las consultas a los partidos políticos? Se sabrá después del
7 de junio del próximo año. El hecho concreto es que dichos partidos iniciaron sus actividades
de proselitismo electoral fuera de los tiempos oficiales de campaña y precampaña autorizados
por el INE.
Las precampañas ilegales con base en consultas ciudadanas utilizan tres temas: La reducción
de 132 legisladores federales de representación proporcional en el Congreso: 100 diputados y
32 senadores; la absurda pregunta a los trabajadores de si desean ganar un mejor salario y si
la ciudadanía acepta la reforma energética, que ya fue aprobada, promulgada y está siendo
aplicada.
En el caso de la consulta sobre Salario Mínimo General (SMG), hecha por el PAN en
coincidencia con una propuesta pública del jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel
Ángel Mancera Espinosa, se evidencia su clara intención electoral de cara a los comicios de
2015, toda vez que los panistas jamás se han preocupado por el bienestar de los trabajadores
y en noviembre-diciembre de 2012 promovieron, de la mano del expresidente panista Felipe
Calderón, la reforma laboral que debilitó los derechos del trabajador en beneficio de la clase
patronal.
En el asunto de la reducción de legisladores “plu
como los califica el PRI –que en realidad son
legisladores de representación proporcional po
circunscripción plurinominal, lo cual es distinto
tema también tiene carácter electorero; los prii
pudieron haberlo incluido y aprobado en el deb
parlamentario de la pasada reforma político-ele
Y sobre el caso de la reforma energética, que
presuntamente quieren echar abajo el PRD y An
Manuel López Obrador, con su Morena, un even
resultado positivo de la respectiva consulta
ciudadana, tal vez sólo podrá servir para dejar u
constancia crítica sobre dicha modificación, per
representará un instrumento jurídico capaz de
cambiar una reforma constitucional.
Pantallas, simulaciones, perversiones, burlas o a
de la desinformación de la gente común, se halla
detrás de promociones cuyo objetivo último es
captura de votos y que se hacen a costa del uso
ejercicio ciudadano y de respuestas anticipadas
“sí” que difícilmente podrán verter en beneficio
plausibles para las clases populares del país.
68
El doctor Pablo Javier Becerra Chávez, especiali
Procesos Políticos de la Universidad Autónoma
Metropolitana (UAM) Iztapalapa, observó lo
siguiente: “Los partidos están usando los temas
consulta popular como temas de campaña, de
precampaña, bastante anticipadas ¿van a lograr
votos? No lo sabemos, porque todo va a depend
cómo los ciudadanos evalúen los temas que los
partidos les están proponiendo”.
Por su parte, el doctor Gustavo López Montiel expuso: “Los partidos en la siguiente elección
necesitan un elemento de campaña que los unifique. Hay partidos como Morena, que el
elemento de campaña es López Obrador y a partir de esto pueden sacar provecho para tener
más eficiencia en su gasto de comunicación. El resto de los partidos no la tienen, por eso me
parece que construyeron temas a través de la consulta popular, temas que son de interés
general, porque ¿quién va a decir que no está en contra de los sueldos de los diputados?, por
ejemplo. Estas encuestas son propuestas por ser las más populares, pero al final lo que buscan
es funcionar como mecanismos unificadores en el contexto de la campaña; ése, me parece, es
el objetivo real, hacer campaña previa a las próximas elecciones”.
El tema central –indicó el especialista Javier Becerra (JB)– “va a ser hasta qué punto los
ciudadanos, en verdad, sientan que esos partidos efectivamente están enarbolando estos
temas como opciones reales de política o simplemente los están enarbolando como temas de
debate de la polémica electoral”.
De fondo, resaltó Becerra, “el problema es que estas consultas están siendo promovidas por
los partidos, no por los ciudadanos; se está perdiendo el sentido de la consulta popular,
porque cada partido ha tratado de imponer el tema que más le interesa sobre la mesa para
una consulta, sin sentarse a pensar si cubre los requisitos, por ejemplo, que establecen la
Constitución y la ley; por ejemplo, las cuestiones electorales –como en el caso de la reducción
de legisladores– no se pueden consultar”.
El analista político señaló en torno a la reducción de legisladores: “Yo me preguntaría: ¿Por
qué no se discutió eso en la reciente reforma política electoral? ¿Por qué no se tocó el tema de
reducir los diputados y senadores de representación proporcional en esa reforma? Tengo la
impresión de que se está planteando básicamente como un tema de proselitismo para el año
electoral, para que un partido pueda decir: vean, yo sí propongo un tema que podría
beneficiar a la ciudadanía, porque nos permitiría ahorrar los sueldos y salarios de 32
senadores que desaparecerían y de 100 diputados que también desaparecerían”.
Detalló que en este tema en particular “va a ser obvio que la Suprema Corte de Justicia de la
Nación (SCJN) dirá que no es susceptible de consulta porque, primero, es un tema de reforma
constitucional y, segundo, es un tema de cuestiones electorales del sistema electoral. La
Constitución establece con toda claridad el procedimiento para poder ser reformada; ese
procedimiento es el que llamamos el Constituyente Permanente y éste no incluye a la consulta
popular”.
Sobre las otras consultas que incluyen cambios a leyes, como la del SMG o especialmente
nuevas reformas constitucionales, como el caso de la reforma energética, se le preguntó a
Becerra:
buzos (b): ¿Entonces, de todos modos no podrían echar abajo una reforma sin el Congreso de
69
por medio?
JB: “No podrían echar abajo una reforma constitucional; es todo un tema que no se ha
resuelto. La Ley de Consulta Popular está incompleta y los partidos han pensado que basta
con iniciar una consulta y desde ahí reformar la Constitución, cuando para reformarla deben
seguir el proceso que establece ésta, que primero se apruebe por las dos cámaras con mayoría
calificada y luego por la mayoría de los congresos”.
El especialista agregó: “Están tratando de que una reforma constitucional pase en directo,
solamente por la vía de la consulta popular; desde mi punto de vista, se está perdiendo el
sentido lógico de lo que es la consulta popular y, lamentablemente también, no se ha
completado la legislación sobre el tema. Entonces, tengo la impresión de que ya se pervirtió el
sentido de lo que debe ser una consulta a los ciudadanos. Debe ser una consulta muy precisa,
los temas deben estar claramente delimitados y el carácter vinculante que resulte, obligatorio
para toda autoridad –también delimitado en la ley–, cosa que hasta hoy no ocurre.
b: ¿Morena, en ese sentido, se perfila como el partido más fuerte?
GML: Morena tiene una imagen que lo unifica (López Obrador). En los otros partidos no es
así; es decir, no hay un liderazgo en torno al PRI que lo unifique mas que el Presidente, tal vez.
No hay un liderazgo que unifique en el PRD tampoco. En el resto de los partidos no hay
elementos que garanticen un liderazgo que unifique”.
Más allá de las citadas consultas, las miradas de los miembros de las cúpulas de los partidos
políticos están fijas en los comicios del primer domingo de junio del año próximo, los cuales
serán concurrentes debido a que en el mismo día habrá una elección federal para renovar 500
diputaciones federales, 300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional, y
comicios estatales en 17 entidades para elegir nueve gobernadores, diputados estatales y
presidentes municipales –así como síndicos y regidores– y jefes delegacionales en el caso del
Distrito Federal.
Defensa de cotos de poder
En las elecciones de gobernadores, el PRI tratará de retener las gubernaturas de Campeche,
Colima, Michoacán, Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí; el PAN las de Baja California y
Sonora, y el PRD la de Guerrero.
En Michoacán, el PRD y el PAN –no está claro aún si en alianza– buscarán hacerse de la
gubernatura después del desastre que sufriera el PRI tras la revelaciones de los vínculos del
Gobierno de Fausto Vallejo con Los Caballeros Templarios y su líder sobreviviente, Servando
Gómez Martínez La Tuta, a través de su ex secretario de Gobierno, Jesús Reyna y su hijo
Rodrigo Vallejo.
También el de Sonora, gobernado por el panista Guillermo Padrés Elías, profusamente
denunciado en la entidad por presuntos actos de corrupción, quien se enfrentó abiertamente
con el presidente Enrique Peña Nieto luego de la tragedia ecológica que provocara el derrame
de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre –propiedad de Grupo México– sobre los ríos
Bacanuchi y Sonora.
70
Padrés se evidenció cuando autoridades federales encontraron una presa sobre el río
Manzanal, que presuntamente habría sido construida de manera irregular dentro del rancho
del gobernador panista, ubicado en el municipio de Bacanuchi. Padrés reaccionó
violentamente expulsando del Consejo Estatal de Protección Civil a los delegados federales de
Comisión Nacional del Agua, La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.
El titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se negó a recibir al mandatario en al
menos dos ocasiones y el mandatario reaccionó de nuevo de manera violenta y encarceló a
Mario Luna Romero, autoridad y vocero de la tribu Yaqui, que demanda respeto a su agua.
Entonces, los senadores del PAN, encabezados por José Luis Preciado, advirtieron que
defenderían a Padrés ante lo que calificaron como embate electorero en su contra.
Otro estado con elección cerrada es Guerrero, gobernado por el ex priista y ahora perredista
Ángel Heladio Aguirre Rivero, quien fue secretario de Desarrollo Económico (1987-1990) del
entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu, que lo hizo después diputado federal y
quien fuera asesinado en la capital del país el 28 de septiembre de 1994.
La actual secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu Salinas, hija del asesinado
exgobernador y sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari, es citada insistentemente
como posible candidata del PRI para recuperar Guerrero. Otro miembro del gabinete del
presidente Peña Nieto, Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, es mencionado
asimismo como eventual postulante priista al Gobierno de Nuevo León.
En cuanto a la elección de diputados federales, se anticipa que los partidos participarán solos,
sin alianzas, asunto diferente al ámbito estatal donde, por ejemplo, el PRI ya perfila alianzas
con el PVEM y Panal; en el caso del PRD y del PAN, el punto decisivo sobre la viabilidad de
coaliciones entre éstos será el resultado de la elección del nuevo dirigente nacional perredista,
programada para el 7 de octubre. De ganar Carlos Navarrete, de Nueva Izquierda (Los
Chuchos) tal como se prevé, la política de alianzas con el PAN podría revivirse.
Alianzas sin garantías
A decir del doctor López Montiel, “anteriormente había acuerdos en las alianzas para asegurar
la prevalencia de los partidos. Actualmente, a pesar de las alianzas, los votos se distribuyen
entre los partidos, eso hace que éstos reflejen su verdadera capacidad electoral y que las
alianzas ya no garanticen la permanencia del partido. Por lo tanto, en el país no hay grandes
posibilidades de alianzas y en los estados dependerá de lo que esté en juego, del contexto de
las presidencias municipales, por ejemplo, donde son más comunes las alianzas”.
b: ¿Cuáles son las posibilidades reales de las candidaturas independientes?
GLM: “Muy pocas, porque están hechas para hacer difícil su acceso. Si uno logra juntar lo que
la candidatura independiente supone, pues mejor hace un partido político. Es decir, el trecho
entre juntar los requisitos de una candidatura ciudadana independiente y los de un partido
político es mínimo, entonces, si uno tiene el dinero para hacer una candidatura independiente
es mejor invertir en un partido político, cuesta casi lo mismo”.
Será la primera vez que se aplique la figura de candidaturas independientes para las
elecciones locales, considerada en los nuevos artículos 116 y 122 de la reforma política,
publicada en diciembre de 2013.
71
Asimismo, la figura de la reelección será aplicable para diputados locales y presidentes
municipales que se elijan en 2015. No es el caso para los diputados federales de 2015, pues las
reformas constitucionales se aplicarán hasta los que sean electos en 2018.
No obstante, la figura de la reelección tiene una excepción: funcionará para los legisladores
que se encuentren dentro de un sistema de partidos, no para los independientes. Esto es una
restricción institucional para la figura de candidatos y legisladores ciudadanos, pues al final se
castiga a quienes no se encuentren en los partidos políticos con que fueron electos, como lo
refiere la Constitución en el Artículo 59.
“Los Senadores podrán ser electos hasta por dos periodos consecutivos y los diputados al
Congreso de la Unión hasta por cuatro periodos consecutivos. La postulación sólo podrá ser
realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que
los hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad
de su mandato”. Esta característica también se prevé para el caso de los diputados locales
(Artículo 116 constitucional):
“Las Constituciones estatales deberán establecer la elección consecutiva de los diputados a las
legislaturas de los estados, hasta por cuatro periodos consecutivos. La postulación sólo podrá
ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición
que los hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido militancia antes de la
mitad de su mandato”.
Nuevo andamiaje político
El INE iniciará funciones, con facultades ampliadas por la reforma política, en un ambiente de
desconfianza ciudadana, toda vez que en 2015 manejará un presupuesto 52.4 por ciento
menor al de las elecciones intermedias de 2009, aunque también tendrá a su cargo los
procesos electorales estatales.
“Por otro lado está el tema de la complejidad de las leyes locales; es decir, las leyes son muy
distintas en todo el país. Hay muchos estados que habían tenido avances muy importantes,
por ejemplo, en la instrumentación de mesas electrónicas, mecanismos de seguridad, y
actualmente todo eso ya no se está instrumentando porque hubo un impacto con respecto a
los estados, que no ven clara la forma en que eso se puede configurar con estas reformas”,
señaló el doctor Gustavo López del ITESM.
Para operar la nueva y más complicada legislación electoral, con el ingreso de tres “nuevos”
partidos políticos –que no hacen demasiada diferencia con los ya existentes–, el INE solicitó
un presupuesto para 2015 que, de aprobarse en el Congreso, sería 52.4 por ciento superior al
que ejerció el Instituto Federal Electoral (IFE) en las elecciones “intermedias” de 2009, para
elegir 500 diputados federales. En aquel año el IFE recibió 12 mil 180 millones de pesos.
72
El Consejo General del INE, compuesto ahora por 11 miembros, encabezados por Lorenzo
Córdova, pidió que en el Presupuesto de Egresos del año próximo –que deberá aprobarse
antes de este 15 de noviembre– se le otorgue una cantidad de 18 mil 572 millones de pesos
de presupuesto; 13 mil 217 millones de pesos para gastos operativos de la elección –el cual
se incrementa en 23.9 por ciento– y cinco mil 355 millones de pesos que destinarán como
prerrogativas ahora entre los 10 partidos políticos registrados para financiar sus actividades
ordinarias y de campaña. Con la suma del financiamiento federal y local, los partidos
políticos costarán a los contribuyentes alrededor de nueve mil millones de pesos, el monto
más elevado de la historia.
Al respecto, el doctor López comentó: “Buena parte de lo que se planteó en la reforma
electoral es que iba a habe elecciones más baratas, o que los gobernadores iban a intervenir
menos. El INE determinó que la mitad de los gastos corriera a cargo de los estados y en
algunos de ellos el presupuesto de este proceso electoral está siendo más alto de lo que
gastaban normalmente, sin que eso garantice la legitimidad”.
73
CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE
EL SALVADOR: UN ANÁLISIS RETROSPECTIVO: DE LA GUERRA POPULAR
PROLONGADA A LA PAZ SOCIAL NEGOCIADA Y CONCERTADA
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190468
Roberto Herrera
Rebelión
Hace 30 años se realizó en la Palma/Chalatenango el primer encuentro oficial del FMLN con el
gobierno salvadoreño
Si el conflicto armado salvadoreño fue una guerra popular prolongada o una guerra de
liberación nacional o una guerra de guerrillas o una guerra revolucionaria o una guerra justa,
es para el ciudadano común del mundo un hecho histórico irrelevante, salvo para los
historiadores de las academias militares donde la doctrina contrainsurgente todavía es un
tema de análisis y estudio. La guerra es por definición solo un medio ─por cierto
extremadamente violento y destructivo ─ en función de objetivos políticos concretos, y en
este sentido entonces, el carácter y contenido de cualquier tipo de guerra tiene que
corresponder al objetivo político estratégico establecido por los bandos enfrentados.
El término que se impuso internacionalmente para definir los años bélicos que vivió la
sociedad salvadoreña en las décadas de los setenta y de los ochenta del siglo pasado, a partir
de una etapa determinada de desarrollo del conflicto armado, fue el de “guerra civil”. Dicho
concepto implica su contraparte dialéctica, “la paz social”. Mientras que las otras “guerras” no
necesariamente se desarrollan para lograr la paz, sino que en dependencia de los objetivos
políticos y geopolíticos, éstas pueden llevarse a cabo para destruir o diezmar el aparato
político-militar y económico de un estado o de una organización político-militar insurgente,
situación que no siempre concluye con un acuerdo de paz social. Es decir, que también hay
muchas guerras que se hacen para evitar la paz, como las del Oriente Medio.
Si la guerra, como hemos visto, está en función de objetivos políticos, cabe preguntarse:
¿Cuáles fueron los de la guerra revolucionaria salvadoreña?
Considero que fueron tres grandes objetivos estratégicos los que la alianza FMLN/FDR
planteó concretamente a lo largo del conflicto armado y que correspondieron recíprocamente
a cada una de las etapas de desarrollo del mismo. Además , es importante remarcar aquí, que
los esfuerzos político-diplomáticos para conseguir la paz y el desarrollo mismo de la guerra
fueron parte de un proceso dialéctico, cuya dinámica y complejidad se vio reflejada a nivel
táctico-operativo, tanto en el teatro de operaciones bélico como en la mesa de negociaciones
desde el inicio de la guerra en 1981. Estos fueron:
1.- La plataforma de Gobierno Democrático Revolucionario (FDR) 1980-1983. Etapa GDR.
2.- La plataforma de Gobierno Provisional de Amplia Participación (GAP) 1984-1986. Etapa
GAP.
74
3. La solución negociada del fin de la “guerra civil” 1987-1992. Etapa de la guerra por la paz.
El esquema periódico planteado aquí es solo una guía cronológica aproximada y los fines
políticos están esbozados escuetamente en sus líneas generales.
El primer objetivo estratégico (Gobierno Democrático Revolucionario) presuponía la toma del
poder político-militar y económico, es decir, que el conflicto armado estaba orientado a
aniquilar, a destruir o en última instancia a neutralizar las fuerzas armadas salvadoreñas. El
fin político tenía carácter y contenido socialista.
El segundo objetivo estratégico fue el de fomentar el diálogo y la negociación a través de la
plataforma programática plasmada en el Gobierno Provisional de Amplia Participación (GAP),
el cual no presuponía la toma del poder político-militar y económico ni la transformación del
sistema capitalista ni mucho menos cuestionaba el papel de las fuerzas armadas salvadoreñas.
El conflicto armado funcionó aquí como instrumento de presión para conseguir la solución
política negociada. El objetivo tenía un carácter y contenido conservador y reconciliador.
El tercer objetivo estratégico presuponía el reconocimiento previo de una situación de
impasse militar y estuvo orientado al establecimiento de un nuevo orden político y legislativo.
Dentro de las exigencias políticas del FMLN para poner fin a la guerra se destacan las
reformas constitucionales, la incorporación del FMLN a la vida política, la aprobación de la ley
de amnistía (“Ley de Reconciliación Nacional”) y la reforma de las fuerzas armadas. La
intensificación de la guerra sirvió como instrumento para demostrar la fuerza beligerante del
FMLN y para evidenciar el “empate militar”.
Ante el fracaso de la “Ofensiva Final” del 22 de enero 1981, los dirigentes del Ejército
Revolucionario del Pueblo (ERP), la Resistencia Nacional (RN) y el Partido Comunista
Salvadoreño (PCS) expresaron de inmediato la necesidad de establecer contacto con los
gobiernos de El Salvador y los Estados Unidos, a fin de alcanzar un acuerdo político y negociar
la paz. Estas posiciones políticas negociadoras fueron respaldadas meses más tarde con la
Declaración Franco-Mexicana en agosto de 1981. En dicha declaración conjunta se reconoció a
la alianza política FMLN/FDR como “fuerza política representativa de la sociedad salvadoreña
dispuesta a asumir las obligaciones y derechos que de ella se derivan”.
¿Cómo reaccionó el gobierno salvadoreño? La posición del gobierno siempre fue de rechazo a
la solución política, argumentando que en El Salvador no había ningún conflicto armado.
Dicha posición la mantuvieron hasta el final, a tal punto que el estado de “conflicto armado”
no fue reconocido oficialmente por las autoridades salvadoreñas. El ejército salvadoreño
convencido de antemano de la improbabilidad de triunfo por parte del otro bando y seguro de
su propia superioridad, también rechazó el diálogo y la negociación. Es más, lanzaron una
feroz contraofensiva contra las “posiciones terroristas”. Sin embargo, el ejército salvadoreño a
pesar de su superioridad en número y armamento, no fue capaz de romper la moral
combativa de las fuerzas rebeldes de voluntad de las ni mucho menos aniquilar las inexpertas
y mal equipadas unidades combativas guerrilleras.
1982 fue un año de guerra que estuvo caracterizado por la estrategia defensiva guerrillera de
“Resistir, Desarrollarse y Avanzar”, mientras tanto el gobierno salvadoreño y los Estados
Unidos continuaron ignorando los planteamientos negociadores y reconciliadores del
75
FMLN/FDR. Al menos oficialmente, puesto que los aliados estratégicos y tácticos de la alianza
revolucionaria-democrática pusieron los buenos servicios diplomáticos a disposición de los
revolucionarios.
El año 1983 fue decisivo y determinante para la metamorfosis gradual de la guerra
salvadoreña. Es del dominio público que al interior del FMLN/FDR no había consenso en
relación al papel estratégico del diálogo y la negociación, y que además, al interior de las
Fuerzas Populares de Liberación (FPL) se desarrollaba una fuerte lucha político-ideológica
por el poder. Más allá de la controversia y la mitificación en relación al rol histórico de
Salvador Cayetano Carpio, el Comandante Marcial, no se puede negar ni pasar por alto su peso
específico en las filas de las FPL-FM, la organización político-militar numéricamente más
fuerte en la alianza FMLN. Salvador Cayetano Carpio fue no solamente para sus
correligionarios, sino también para muchos salvadoreños e internacionalistas de izquierda el
paladín de la lucha armada y sinónimo de consecuencia e intransigencia. Si él tenía o no razón
con sus planteamientos en relación al diálogo y a la negociación, y sobre todo con su
escepticismo y recelo frente al papel e influencia de los aliados estratégicos de la revolución
salvadoreña en la conducción de la guerra, es algo que solamente la historia de la lucha de
clases en El Salvador responderá. Considerando estos aspectos, no es difícil deducir, que al no
concebir Marcial la solución política como la vía para acceder al poder político-militar, él se
convirtió en un serio problema, tanto para la dirigencia ─ comisión política─ de las Fuerzas
Populares de Liberación Farabundo Martí y el mando único del FMLN, como para los aliados
estratégicos de la revolución salvadoreña.
Los sucesos de abril 1983 en Managua (asesinato de Mélida Anaya Montes, Comandante Ana
María y suicidio de Salvador Cayetano Carpio, marcaron el fin de la primera etapa de la guerra
y el punto de inflexión de la revolución socialista salvadoreña. A partir de allí, la revolución
tomaría otros derroteros.
A pesar de estos hechos, el conflicto armado no se detuvo a, más bien aumentó su intensidad.
A nivel militar el FMLN había realizado operativos de gran envergadura, dentro de los cuales
cabe destacar la toma y destrucción parcial del cuartel El Paraíso en Chalatenango en
diciembre 1983 y el asalto a la presa hidroeléctrica del Cerrón Grande en junio 1984.
Independientemente de los resultados parciales o totales de dichas acciones militares, el
FMLN demostró fuerza y capacidad de movilización de tropa en el teatro de operaciones.
El 9 de febrero de 1984 representa el inicio de una nueva etapa de la revolución salvadoreña.
En esa fecha la alianza FMLN/FDR da a conocer al mundo en conferencia de prensa en la
ciudad de México, la propuesta de un “Gobierno Provisional de Amplia Participación” (GAP)
con el propósito de resolver el conflicto armado por medio del diálogo y la negociación.
La junta revolucionaria de gobierno, presidida por José Napoleón Duarte, rechazó de
inmediato la propuesta política del FMLN/FDR. No obstante, el primer encuentro oficial de la
guerrilla (y ya no los terroristas o subversivos del FMLN) con el gobierno, se realizó en el
pueblo de La Palma/Chalatenango en octubre de 1984. El periódico español El País en su
edición del 18 de octubre del mismo año informó al respecto, entre otras cosas, lo siguiente:
“Para avanzar en este sentido, encargaron a la comisión mixta el cometido de humanizar la
guerra, concepto que puede incluir desde el cumplimiento de la convención de Ginebra en
materia de prisioneros hasta el cese de los bombardeos a la población civil y el sabotaje contra
76
la economía. Duarte explicó en el palacio presidencial que "no podíamos resolver en horas una
guerra de causas tan profundas". El comandante Fermán Cienfuegos diría, por su parte, en una
conferencia de prensa celebrada durante la madrugada del martes en el campamento
guerrillero de Miramundo que "no ha habido consenso" en esta materia. En las declaraciones
efectuadas por ambos lados destaca un tono general de respeto al adversario, sin las
descalificaciones mutuas que fueron costumbre hasta hace sólo unos días. Cienfuegos
describió el ambiente de la entrevista como "sereno y respetuoso por ambas partes", que
buscaron con ello la continuidad del diálogo. Las dos partes han reconocido, sin embargo, que
el diálogo está en sus inicios y que será un proceso largo y complicado. Cienfuegos y el
comandante Facundo Guardado no ocultaron que, si había tenido lugar la entrevista con el
Gobierno en un plano de igualdad y sin deponer las armas, fue precisamente por la fuerza
militar que ha adquirido el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN). Es lógico,
por tanto, que en los próximos meses los dos bandos, lejos de desarmarse, continúen
acumulando fuerzas para llegar a la mesa negociadora con ventaja.”
El gobierno salvadoreño y el ejército, indiferentes al fortalecimiento y desarrollo del ejército
efemelenista y el peligro que eso implicaba, ignoraron las propuestas negociadoras, basadas
en la plataforma de Gobierno Provisional de Amplia Participación (GAP). La actitud
beligerante del gobierno de Napoleón Duarte significó en definitiva el fracaso del proyecto
negociador y conciliador del FMLN/FDR. Para finales de 1986 estaba claro que el conflicto
armado había entrado a una nueva etapa de desarrollo, la última, la cual duraría casi seis años
y que culminaría con la firma de los Acuerdos de Paz en la ciudad de Chapultepec el 16 de
enero 1992.
¿Qué llevó a la prolongación del conflicto armado, a pesar de los esfuerzos y la buena voluntad
del FMLN/FDR de dialogar y negociar a partir de 1981?
En primer lugar, sería equivocado pensar que la guerra se prolongó debido a la estrategia de
“guerra popular prolongada”, puesto que la estrategia que se impuso al interior del FMLN no
fue precisamente esa. El FMLN al final de cuentas se vio envuelto en un conflicto armado que
con la dinámica misma de las operaciones militares se fue transformando en una guerra entre
dos ejércitos, el uno irregular, con todas las dificultades logísticas, de avituallamiento y
reclutamiento típicas del carácter irregular y el otro, con todo el apoyo logístico y
asesoramiento por parte del Pentágono.
En El Salvador no se cumplió el principio fundamental de la Guerra Popular Prolongada que es
la incorporación de “todo” el pueblo a la guerra. Una guerra en la cual “cada” ciudadano es un
combatiente, “cada” hogar una trinchera de lucha, “cada” cantón o pueblo un cuartel
guerrillero. Y por último, pero no menos importante, es el hecho que al no existir el “partido
único marxista-leninista de los obreros y los campesinos”, la conducción estratégica de la
guerra se “militarizó”, lo cual tuvo como consecuencia la supeditación en la práctica de las
estructuras políticas, por lo demás débiles, a las necesidades de la guerra.
Concluyendo, la prolongación del conflicto armado salvadoreño se debió, por una parte, a que
la oligarquía salvadoreña y los sectores más intransigentes dentro de las fuerzas armadas
salvadoreñas ─ apoyadas y asesoradas por el gobierno de los Estados Unidos ─ consideraron
siempre, incluso después de la demostración de fuerza del FMLN en noviembre de 1989, que
la probabilidad de derrotar militarmente al FMLN estaba a su favor. Lo cual los llevó a
sobrevalorar su fuerza y a tener una actitud negativa, reticente y soberbia frente al diálogo y
77
la negociación. Y por otra parte, debido a que el FMLN, a pesar de su poder de convocatoria, la
capacidad de agitar y de movilizar a las “masas”, no fue capaz de “insurreccionar política y
militarmente” a la mayoría de la población civil salvadoreña en las coyunturas políticomilitares más significativas, sobre todo en las grandes ciudades, ni de paralizar
económicamente al país. A pesar del control relativo sobre parte del territorio ─ los frentes de
guerra ─, la capacidad de concentración y movilización de sus unidades militares, el FMLN no
logró “convencer” al pueblo salvadoreño de las posibilidades reales del triunfo de la
revolución. Por eso es que la esperada y soñada “insurrección salvadoreña” no se llevó a cabo.
La mayoría de la clase obrera y del campesinado se mantuvo al margen del conflicto.
En El Salvador no se dio realmente una “situación revolucionaria” ni al inicio de la guerra
abierta en 1981 ni durante la “Ofensiva hasta el tope” en 1989, tal y como la planteara Lenin
en 1915 en la víspera de la revolución bolchevique. La oligarquía salvadoreña mantuvo su
dominio en forma inmutable en todo momento del conflicto. La clase dominante “continuó
viviendo como hasta entonces”. Tampoco el país se encontraba en una situación de crisis
económica en la cual la miseria y la pobreza de las clases oprimidas hiciera “imposible seguir
viviendo” en tales condiciones. Lo que si se dio en El Salvador fue una intensificación
considerable de la actividad política de las masas en los años previos a la ofensiva final de
1981.
Entonces, si la “vanguardia revolucionaria salvadoreña” (FMLN) no logró insurreccionar a las
masas populares ni en los años de clímax revolucionario político (1979-1981) ni durante la
demostración de fuerza militar revolucionaria sui géneris en la “Ofensiva hasta el tope”
(1989), surgen varias preguntas: ¿Por qué razón la población civil no se insurreccionó en esos
momentos y por qué la clase trabajadora no paralizó la economía nacional? ¿Una valoración
equivocada de la voluntad insurreccional del pueblo? ¿Fue un error de la estrategia políticomilitar? ¿Un análisis erróneo de la lucha de clases a nivel nacional e internacional?
¿Militarización por parte del FMLN en la conducción global de la guerra? ¿La ausencia de un
partido único de la clase obrera y el campesinado salvadoreño?
¿Quién tuvo la razón revolucionaria?
Ha sido la propia historia de la lucha de clases en El Salvador a partir de la década del sesenta
del siglo pasado hasta nuestros días, que ha ido respondiendo dialécticamente las preguntas
en cuestión. A ninguna personalidad, por muy brillante y carismática que sea o hubiera sido,
podría atribuírsele haber tenido la razón absoluta en el debate político e ideológico y concluir
por ello, que sus argumentos fueron absolutamente verdaderos. Conclusión falsa por cierto,
puesto que lo “absoluto” no existe y por otra parte, las cosas políticas en si tienen siempre
carácter relativo y pasajero. ¡Lo que hoy es verdadero, mañana puede ser falso! ¡Lo que en
Viet Nam fue posible, en El Salvador no lo fue!
En los primeros años la guerrilla salvadoreña adoptó mecanismos de guerra tipo popular
prolongada, es decir, guerra de guerrillas combinada con estrategias insurreccionales,
foquistas y conspirativas militares, un tipo de guerra muy particular ─ por lo reducido del
teatro de operaciones ─ que con el correr del tiempo y la dinámica del conflicto se fue
transformando en una guerra, en la cual el fin estratégico del ejército gubernamental era el
desgaste de la guerrilla, mientras que la del ejército rebelde de resistir. Es decir, que la guerra
revolucionaria en su transformación dejó de ser un medio en función de alcanzar la
78
“liberación nacional” y la justicia político-social y económica de las grandes mayorías
populares hasta convertirse en un “asunto bélico a negociar”.
No cabe duda alguna que el pueblo salvadoreño quería el fin de la guerra y el acuerdo de paz
de Chapultepec 1992 fue la respuesta lógica del FMLN, y aunque el gobierno derechista de
ARENA se opuso a la negociación de la paz hasta el último momento, la administración de
George Bush Sr. ya no estaba a favor de la estrategia militar de contrainsurgencia en El
Salvador. Pero no porque consideraran que dicha estrategia hubiera fracasado, sino que ya no
era necesaria. El FMLN/FDR había dado muestras claras y sin ambivalencias, que su objetivo
político estratégico ya no era el de subvertir el sistema capitalista, sino el de participar en la
reconstrucción del país, aceptando las reglas de la democracia parlamentaria. Así como la
dictadura del general Augusto Pinochet en Chile se vio obligada a aceptar el plebiscito en
1988, la oligarquía salvadoreña también se “vio obligada” en diciembre 1991 a negociar la
paz. El FMLN por su parte, sabía que no podía desarmar completamente al ejército
salvadoreño y el gobierno de ARENA y las fuerzas armadas tuvieron que reconocer que
desarmar al FMLN por medios bélicos significaba la prolongación de la guerra y por lo tanto,
pagar un “precio excesivo”. Además, Washington ya no tenía interés en seguir financiando la
costosa guerra. La consecuencia de este análisis político-económico y militar por ambas
partes fue la firma de los acuerdos de paz en 1992.
Karl von Clausewitz argumenta en su obra “De la guerra”, que existen dos motivos principales
para plantear y/o hacer la paz: el primero es la improbabilidad del éxito y el segundo el precio
excesivo a pagar por él. Por otra parte, tan pronto como el gasto de fuerza sea tan grande que
el objetivo político ya no sea equivalente, este objetivo deberá ser abandonado y el resultado
será la paz.
El camino que tuvo que andar el pueblo salvadoreño, a partir de la guerra popular prolongada
hasta llegar a la paz social negociada y concertada en Chapultepec, está adornado
luctuosamente con 75 mil cruces que son el estigma del alto precio que pagó el pueblo
salvadoreño por las reformas democrático-burguesas alcanzadas con la firma de los acuerdos.
¿Hubiera habido guerra?, si al pueblo salvadoreño, al menos a la parte de la población que se
alzó en armas ─ especialmente la juventud rebelde ─ se le hubiera preguntado en los inicios
de la revolución, si estarían dispuestos a dar su vida por la reformación del estado de derecho.
Yo estimo que no hubiera habido guerra. Y, si se quiere hilvanar más fino e ir más lejos: ¿Qué
hubiera pasado?, si en los años en que los comandantes de la revolución, sabiendo que la
guerra era un callejón militar sin salida, le hubieran preguntado a sus respectivas tropas, si
estarían dispuestas a continuar guerreando por objetivos que ya no eran en aras de la
revolución socialista. Pienso que muchos de los comandantes no hubieran sobrevivido la
pregunta. ¿Y usted qué opina?, estimado lector.
En un estudio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (1998) acerca de “La
violencia en El Salvador en los años noventa. Magnitud, costos y factores posibilitadores”, se
afirma que: “Los Acuerdos de paz no sólo terminaron con el conflicto armado, sino que
además fueron planteados como un mecanismo para la construcción de una nueva sociedad;
frente a esto, muchos salvadoreños crearon expectativas muy grandes con respecto al futuro
nacional, sobre todo en el orden socioeconómico. Sin embargo, pasada la alegría del logro de
paz, los salvadoreños empezaron a acusar un elevado nivel de frustración por la falta de
resolución de sus viejos problemas y, sobre todo, por la permanencia de un modelo de
79
exclusión social y económica. Los tratados de paz resolvieron el problema de la marginación
política, pero al final no fueron capaces de resolver los problemas de exclusión
socioeconómica”.
Todavía está por verificarse si la sentencia de Schafik Jorge Handal en septiembre 2004 fue un
pronóstico político realista o simplemente una profecía esperada, pues hasta el momento el
sistema capitalista neoliberal en El Salvador se resiste ─ con mucho éxito ─ a cualquier
cambio y más bien da la impresión de que es precisamente el sistema ─ capitalista ─ el que
está cambiando al FMLN. Además, aún está por demostrarse si el FMLN es efectivamente el
verdadero representante de la clase trabajadora salvadoreña y por lo tanto, la única fuerza
política marxista que lucha por la verdadera paz social en El Salvador, vale decir, el socialismo
salvadoreño .
Roque Dalton, quien no fue profeta ni Mesías sino un poeta visionario y soñador de Utopías,
tenía toda la razón al decir: “El Salvador será un lindo y (sin exagerar) serio país cuando la
clase obrera y el campesinado lo fertilicen lo peinen lo talqueen le curen la goma histórica lo
adecenten lo reconstituyan y lo echen a andar. El problema es que hoy El Salvador tiene como
mil puyas y cien mil desniveles quinimil callos y algunas postemillas cánceres cáscaras caspas
shuquedades llagas fracturas tembladeras tufos”.
Ojalá las nuevas generaciones de salvadoreños y salvadoreñas sepan embellecer el país, sin la
necesidad de recurrir al machete y a la pólvora.
NIÑOS MIGRANTES CENTROAMERICANOS: INDIFERENCIA E INCOMODIDAD
ESTATALES
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190546
Guillermo Castillo Ramírez
Rebelión
Migrantes centroamericanos, niños e invisibles
Como lo han venido señalando desde hace años organizaciones de derechos humanos y
activistas de variado cuño de diversos países, el fenómeno social de los niños migrantes
centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos (EU) no es nuevo y tiene una larga y
compleja génesis que hunde sus raíces en la historia de los países de origen y en la intrincada
geopolítica de los intereses norteamericanos en esa porción de América latina a lo largo del
siglo XX e inicios del XXI. Por años la migración de niños fue una piedra incomoda en el zapato
de varios gobiernos de las regiones de Centro y Norteamérica, situación de la que se
desentendían casi por completo desviando la mirada y minimizando el asunto. Mucho antes
de que alcanzará las sorprendentes dimensiones que ahora la hacen “visible” a la sociedad
mexicana e internacional, esta migración ya era un problema que, por sus características y no
sólo por sus proporciones numéricas, era ya estremecedor y suficientemente grave por sí
mismo: (1) Los niños migran en condiciones de clara precariedad económica y social. (2) Los
migrantes son niños y adolescentes que no migran por gusto y voluntad, sin porque se ven
obligados a hacerlo y sin documentos migratorios. (3) Dadas las características de los
procesos de movilidad espacial durante en su tránsito a EU y sin la protección de los Estados
centroamericanos y de México, los niños y adolescentes están expuestos a situaciones de
excesiva vulnerabilidad y riesgo de su integridad física y su propia vida, donde las vejaciones y
80
abusos son constantes. (4) Es un proceso social que, lejos de estabilizarse o/y decrecer, se
incrementa de forma exponencial de manera anual. (5) Y, finalmente y si logran culminar la
trayectoria migratoria hacia el país de destino, los niños migrantes padecerán condiciones de
marginación y criminalización que experimentan en EU por la falta de documentos
migratorios; a estos migrantes, ni en la frontera de mexicana ni en EU (una vez que son
detenidos), se les reconoce y respeta su condición de niños y ni las prerrogativas a que tienen
derecho, tampoco se les otorga la condición de refugiados a la que tendrían derechos dadas
las situaciones de violencia y riesgo a las que están expuestos en sus países de procedencia.
Estos niveles de exclusión que viven los niños migrantes centroamericanos en las diversas
etapas y lugares de su trayectoria y experiencia migratoria (lugar de origen, desplazamientos
por los sitios de tránsito y los espacios de llegada) han sido documentados y denunciados de
manera profusa y constante por diversos actores, agencias e instituciones relacionadas al
tema de los derechos humanos, la migración y la niñez. Una pregunta que queda sobre el aire
y que, no pocos ya han formulado, es: si los derechos humanos (y en este caso los de los niños)
tiene un supuesto carácter universal e inalienable, ¿Por qué, en el contexto de los Estados
nacionales de México y EU, se les escatiman y regatean sus derechos a estos infantes y jóvenes
centroamericanos? ¿Por qué no se les da el trato de niños y refugiados, si a todas luces son
ambos? ¿Pasaría lo mismo se si trata de un niño norteamericano o de la Europa occidental?
Entonces ¿La garantía y el ejercicio de los derechos humanos son un asunto de geopolítica y
su cumplimiento depende de los intereses y poderío económico, político y militar de los países
involucrados?
Dimensiones del fenómeno, magnitud de la indiferencia
Fue hasta que el número de casos y la gravedad de los testimonios registrados llegaron de
manera mucho más frecuente y masiva a las pantallas de televisión, las primeras planas de los
periódicos, las notas principales de los noticieros, los portales de Internet y las
programaciones de las emisoras de radio que a esta migración se le “atribuye” una magnitud
colosal. En este sentido, lo que ha vuelto a esta migración un tema “visible” y “apremiante”,
más allá de los profundos niveles de exclusión y violencia, son las dimensiones
sociodemográficas que presenta actualmente y la atención mediática que se le ha dado al
asunto. Y, sin duda, los números son abrumadores, pero no sólo por su carácter estadístico,
sino por las experiencias de dolor individual y socialmente acumulado en estos procesos de
movilidad geográfica forzada. Según datos de la patrulla fronteriza y del gobierno
norteamericano, en la zona limítrofe internacional entre México y EU, entre octubre de 2013 y
mediados de junio del 2014 intentaron cruzar la frontera más de 52 mil menores, procedentes
principalmente de tres países: Honduras (con 15,027), Guatemala (con 12,670) y El Salvador
(con 11,436). La cifra total de niños migrantes prácticamente se duplicó respecto al año
anterior, en el mismo periodo; a esto habría que agregar el número de niños migrantes
mexicanos que también ronda en miles. En menos de 5 años, esta migración centroamericana
creció exponencialmente. En 2009 se registraron 1,221 menores salvadoreños y para 2014 la
cifra se multiplicó aproximadamente por 10 al llegar a 11,436. Por su parte, Guatemala, en un
patrón de incremento parecido a El Salvador, pasó de 1,115 niños en 2009 a 12,670 en 2014.
Y, Honduras, país con el mayor número de niños migrantes y con el crecimiento migratorio
proporcional y neto por año más grande, pasó de 968 en 2009 a 15,027 en 2014. Se trata,
además, de una migración forzada debido a las condiciones de vida que tienen estos niños en
sus países de origen. Más que sólo migrantes, estos infantes tendrían que ser reconocidos por
EU y México como refugiados y menores de edad.
81
Migración, saldos y resultados del deterioro
Ahora bien, las causas que propician la salida no voluntaria de estos niños y adolescentes son
diversas y contemplan, entre otros, el siguiente abanico de procesos: (1) Situaciones de
precariedad material vinculadas a la pobreza rural y urbana, que impelen a salir a buscar
otras alternativas fuera de los lugares de origen. La migración y su promesa del norte son una
de las estrategias a las que, de manera masiva, se recurre para tratar de mejorar la situación
de vida. A semejanza de lo acontecido en México y resultado de la imposición internacional de
las políticas neoliberales en el agro, el campo y los sectores rurales agrícolas de estos países
sufren de un fuerte y crónico abandono; después de décadas de una aplicación ciega y rígida
de modelos económicos de libre mercado y desmantelamiento del Estado de bienestar, los
saldos son claros e irrefutables: pobreza y exclusión social para la gran mayoría. (2) Otra de
las motivaciones de esta migración es huir de los procesos de violencia que padecen las
comunidades rurales y las ciudades de esa región de Centroamérica. Derivados de una larga
historia de conflictos sociales y armados (las guerras de El Salvador y Guatemala y el golpe de
estado de hace unos años en Honduras) relacionadas a la intervención del gobierno
norteamericano en la región desde hace décadas, estos países, particularmente El Salvador y
Honduras, tienen niveles de criminalidad y asesinato muy elevados. En estos contextos
históricos y geopolíticos y a fin de entender la situación de violencia de estos países, no se
puede omitir el papel de asesoría y soporte militar, político y económico que el ejército y el
gobierno de EU proporcionó a los grupos contra-insurgentes en El Salvador y Guatemala a
fines del siglo XX, así como el apoyo a los golpistas en Honduras a fines de la década del 2000.
Tampoco hay que omitir la política norteamericana de control e intervención económica y
social en la región. De acuerdo a datos y estadísticas de la ONU, El Salvador y Honduras se
ubican entre los países más violentos del mundo y con unos de los mayores índices de
homicidios; en estos países la violencia vinculada al crimen y a la presencia de pandillas
(como Barrio 18 y la Mara en El Salvador) se ha vuelto una condición extrema que atenta
contra la vida y la persona de los niños, adolescentes y jóvenes de estas naciones. Esta
migración de miles de niños hacia EU es, en buena medida, resultado del papel
intervencionista que EU jugó en la región a fines del siglo pasado y principios del XXI y que
condujo al actual deterioro de la vida y el tejido social de estos países centroamericanos. Hoy
estos niños migrantes, y sus respectivas historias de marginación y violencia, son el resultado
y reflejo de las medidas, políticas y programas que el gobierno norteamericano llevo a cabo en
la región desde hace décadas. (3) Junto a lo previamente señalado, otro de los motivos y
detonantes por el que migran los niños es la reunificación familiar con sus padres ya que
están en EU desde hace años. Antes que sus hijos, los padres de estos niños salieron tiempo
atrás de sus hogares y se fueron a EU en busca de mejorar sus condiciones de vida.
El tránsito, entre la vulnerabilidad y la extorsión
La travesía que llevan a cabo estos niños supone un desplazamiento de miles de kilómetros y
de varios días y semanas, durante los cuales estos menores tienen que sortear y hacer frente a
diversas situaciones de diversa índole. Este viaje deviene en una situación de riesgo
permanente, donde, a través múltiples de medios de transporte (autobuses, el tren de carga
“la bestia”, el desplazamiento a pie), tratan de llegar al norte de México y de ahí cruzar la
frontera internacional México-Estados Unidos. Durante el “tránsito” estos niños están sujetos
a diversos niveles de vulnerabilidad en razón de sus características como migrantes. Así, dada
su edad, su condición de migrantes sin documentos migratorios, su situación de
centroamericanos en tránsito por México y hacia EU, su precariedad material y apremiante
82
necesidad de trabajo, están sobre expuestos a un mayor número de abusos y agresiones. La
lista de agravios que sufren los migrantes y los niños migrantes centroamericanos es larga:
extorsiones, robos, violencia física y psíquica, mutilaciones, violaciones, abusos sexuales,
tráfico de personas, forzarlos a la prostitución, secuestros, privación de la libertad y
asesinatos. Estos abusos son perpetrados por una gama de diversos individuos, grupos,
organizaciones e instituciones: criminales, grupos de la delincuencia organizada y el
narcotráfico (los Zetas), pandillas (la Mara), autoridades mexicanas de nivel municipal, estatal
y federal, la boder-patrol; cada uno de ellos lucran y se aprovechan de la indefensión de estos
migrantes en tránsito. Los niños y los migrantes adultos se vuelven medios y monedas de
cambio mediante los cuales los sectores y grupos previamente mencionados obtienen
recursos económicos. En este sentido, aunque los marcos jurídicos internacionales pregonen
que para los Estados nacionales la vida humana (especialmente la de los niños) es invaluable y
que se tiene que conservar y ponderar a toda costa, los hechos previamente señalados
muestran lo contrario.
La otra cara de la moneda, los grupos por respeto y los derechos de los migrantes
No obstante, frente a este fenómeno, hay también individuos, colectivos y asociaciones de la
sociedad civil, de defensa de los derechos humanos, de religiosas y feligreses que, mediante
diversas acciones de variado carácter (de asistencia social, de beneficencia, de asesoría
jurídica y legal, de difusión de los derechos, de supervisión y seguimiento de la autoridades),
tratan de contribuir a mejorar las precarias y riesgosas condiciones en que viajan estos
migrantes.
ENTREVISTA A CLAUDIA SAMAYOA, COORDINADORA DE LA UNIDAD DE
PROTECCIÓN DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS EN GUATEMALA
(UDEFEGUA): “EL EJÉRCITO PLANIFICA EN GUATEMALA LA REPRESIÓN Y ES LA
POLICÍA QUIEN LA EJECUTA”
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190531
Enric Llopis
Rebelión
La organización UDEFEGUA acompaña a defensores de derechos humanos en situación de
riesgo que actúan en Guatemala, realiza informes e investigaciones sobre la situación en que
se hallan, imparte también formación en seguridad, así como atención psico-social a víctimas,
familias y comunidades. Por ello, a la coordinadora de UDEFEGUA, Claudia Samayoa, le han
amenazado e intentado asesinar en varias ocasiones.
Señala como responsables a “estructuras militares y, las últimas veces, a la extrema derecha
fascista que trata de defender a los militares señalados por la violación de derechos humanos
en el conflicto interno”. También, “a las empresas ligadas a la palma africana y algunas del
sector de la minería”. Hace algunos años resultó allanada la oficina central de UDEFEGUA y, en
abril de 2013, semanas antes de la sentencia en el juicio a Ríos Montt, fue asaltada la oficina de
83
la organización en Nebaj (El Quiché). Claudia Samayoa ha participado en Valencia en un acto
organizado por el Comité de Solidaridad CEDSALA.
-En el informe que publicáis sobre agresiones a defensores de derechos humanos, se apuntan
305 casos en 2012, 657 en 2013 y 766 en 2014. ¿Cómo se explica esta evolución?
Se explica por el impulso de una estrategia neofascista interna, que recupera el discurso del
conflicto armado y tacha a los defensores de los derechos humanos de “comunistas”,
“terroristas”, “guerrilleros” y “desestabilizadores”. Este discurso ha abierto la puerta a
procesos de denuncia judicial, detenciones ilegales (unos 200 defensores de derechos
humanos desde 2012), asesinatos (ocho casos en 2014) y actos de violencia sexual, sobre todo
contra mujeres que luchan contra la violencia machista (cinco casos hasta septiembre de
2014). Esta estrategia neofascista se arma en 2011 para la defensa del proyecto extractivo y
de los militares implicados en el conflicto armado interno, aunque después se haya extendido
a otros militares. La estrategia se lanza claramente durante el mandato del actual presidente,
Pérez Molina, y cuenta con el apoyo de la judicatura pero también del Congreso, que aprueba
tipos delictivos con el fin de parar la resistencia popular.
-¿Puedes citar algunos de los últimos casos denunciados por la organización que coordinas?
El 18 de septiembre una manifestación de campesinos (comunidad Ch’orti) en Chiquimula fue
duramente reprimida por la policía. Se dio la circunstancia de que miembros de empresas
privadas de seguridad dispararon a defensores de derechos humanos e hirieron a un agente.
Pero la policía echó la culpa a los defensores, y arrestó a la defensora de derechos humanos y
comunicadora social de “Prensa Comunitaria”, Norma Sancir, por realizar fotografías.
También a Carlos Juárez, de la Coordinadora Central Campesina “Nuevo Día”. Dos personas
que intentaron ayudarlos fueron asimismo arrestadas. Esto se explica porque el gobierno
plantea que los extranjeros manipulan a la gente y la prensa miente. A Carlos Juárez le
confundieron con un extranjero por sus ojos azules. A los cuatro días de detención ilegal,
fueron liberados.
-¿Son habituales este tipo de actuaciones?
El pasado 15 de agosto, en la comunidad Q’echi de Samacoch se produjo un bloqueo de
oposición por la violencia que la policía ejerció el día previo. Entonces la policía disparó y
mató a tres campesinos. Al esconderse los demás para evitar los disparos, los agentes
retiraron las evidencias balísticas. Todo esto fue grabado por un periodista. Y, por ello,
torturaron a otro periodista, con el objeto de dar el mensaje de que no deben grabarse los
abusos policiales.
-¿Están implicadas las transnacionales en la violación de los derechos humanos?
Todas las agresiones responden a la imposición de un modelo extractivo a partir de una
alianza entre los sectores público y privado, que incluye a la oligarquía racista de Guatemala.
Entre las que más violencia han ejercido destacan hidroeléctricas como Hidralia Natural (en el
municipio de Barillas) y otras mineras: Goldcorp (en San Marcos Jutiapa), Tahoe Resources
(Santa Rosa y Julapa) o KFC (Ciudad de Guatemala).
84
-¿Qué tratamiento realizan los medios de comunicación de los ataques a defensores de los
derechos humanos?
Los grandes medios están en manos de cuatro corporaciones que, a su vez, están vinculadas a
las corporaciones de la industria extractiva, tanto nacional como extranjera, y a los partidos
políticos. Esto ha generado un “cerco” a los defensores de los derechos humanos, que se han
convertido en instrumento de la estrategia neofascista. Se les califica de “conflictivos”,
“desestabilizadores” y “enemigos del desarrollo”. Los editorialistas y opinadores en radio y
televisión nos llaman “comunistas”, “ecoterroristas” y “delincuentes”. Pero también es cierto
que hay medios independientes en Internet que proporcionan una información alternativa.
-A partir de vuestros informes, ¿en qué zonas del país se producen más agresiones a los
defensores?
El territorio con mayor violencia es el departamento de Guatemala (donde se concentra el
poder). Esta violencia se expresa, además, en los territorios con mayor presencia de población
indígena (cuando ésta representa entre el 75 y el 90% de la población) y concentración de los
recursos naturales (Huehetenango, Alta Verapaz y Chiquimula). En nuestros informes
también citamos Honduras, el país donde mayor violencia se ejerce contra los defensores de
derechos humanos y, sobre todo, tras el golpe de estado de junio de 2009. Los más afectados
en Honduras son los pueblos indígenas y los campesinos que se enfrentan al negocio de la
palma africana y la minería. También, los periodistas y abogados que se oponen al régimen.
Por otro lado, en México, al igual que en Guatemala, sufren mucho las poblaciones indígenas,
pero también los periodistas y defensores de derechos humanos que plantan cara al crimen
organizado.
-Por último, ¿quiénes son a tu juicio los principales agentes de la violencia?
En los últimos tiempos la policía nacional civil ha superado en materia represiva al ejército,
que se replegó para protegerse de los señalamientos. El ejército planifica la represión y es la
policía quien la ejecuta. En el inicio del actual gobierno, eran los cuerpos castrenses los que se
encargaban en mayor medida de las actuaciones represivas. Por otro lado, el 80% de las
agresiones se concentran en defensores de los derechos a la tierra, el territorio y el medio
ambiente. En el año 2014 destacan dos grupos, entre los que contabilizamos cientos de
afectados por la represión: el movimiento de resistencia de La Puya (departamento de
Guatemala) y los indígenas campesinos de Alta Verapaz.
2014: AÑO DE ELECCIONES EL SALVADOR Y COSTA RICA. MIRADAS SOBRE
EL ORDEN POLÍTICO
ESTEBAN DE GORI, KRISTINA PIRKER, CARMEN ELENA VILLACORTA ZULUAGA
(COMPS.)
Descargar libro
http://www.sanssoleil.es/argentina/producto/2014-ano-de-elecciones-el-salvador-ycosta-rica-miradas-sobre-el-orden-politico/
85
CONO SUR
CHILE: ENTREVISTA A MIGUEL ENRÍQUEZ A 40 DÍAS DEL GOLPE DE 1973
“QUE EL GOBIERNO ALLENDE DIALOGUE CON LOS TRABAJADORES”
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190418
Mario Diaz Barrientos
Punto Final
Punto Final entrevistó al secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR,
Miguel Enríquez, en una conversación que giró, en su mayor parte, en torno al llamado al
diálogo con el Partido Demócrata Cristiano que el 25 de julio de 1973 formuló oficialmente el
presidente de la República. Asimismo, abordamos la visión que tiene el MIR sobre las
características y perspectivas de desarrollo de la crisis que afrontaba la sociedad chilena.
Entrevista histórica, publicada en Punto Final Nº 189 / 31 DE JULIO DE 1973
En las últimas semanas se ha planteado por parte de diversas fuerzas políticas la búsqueda, a
través de un “diálogo”, de un “consenso mínimo” como forma de resolver la crisis política y
económica por la que atraviesa el país y de evitar la guerra civil. ¿Cuál es la apreciación de
ustedes?
“La verdad es que lo que es denominado ‘diálogo’ o ‘búsqueda de un consenso mínimo’ ha sido
un proyecto político y programático que permanentemente, y desde que empezó este periodo,
han venido intentando los sectores reformistas de la Unidad Popular: un proyecto de
conciliación de clases antagónicas.
Este proyecto ha tenido distintas formulaciones, pero se ha enmarcado en dos grandes
propósitos de acción: encarcelamiento de la política de la Unidad Popular en el estrecho
marco de la institucionalidad burguesa y establecimiento de una suerte de alianza con una de
las fracciones burguesas fundamentales.
Estos propósitos han tenido distintas expresiones, de acuerdo a las distintas fases en los
últimos años, pero sus expresiones más relevantes fueron: las garantías constitucionales de
1970, que no representaron otra cosa que la garantía por escrito del respeto al orden burgués;
los intentos de acuerdos con los gremios empresariales de la gran industria, construcción y
gran burguesía agraria, en el verano de 1971; el amparo que se intentó dar a estos sectores en
la política de gobierno durante los años 71, 72 y parte del 73; el intento de acuerdo con el
PDC, en junio de 1972; el compromiso orgánico que se pretendió sellar con el Estado
capitalista, de octubre de 1972 a marzo del 73, con el gabinete UP-generales, etc.
Pero en un periodo de crisis del sistema de dominación capitalista, como el que atravesamos,
esto no es factible. Las clases patronales en su conjunto, más allá de las garantías que los
sectores reformistas le ofrecían a una de sus fracciones, percibió claramente que lo que el
ascenso de la clase obrera y el pueblo exigían no eran sólo algunas reformas que, golpeando a
una de las fracciones burguesas, permitiera la conservación del orden burgués, sino que exigía
transformaciones que amenazaban al conjunto de las clases dominantes como tales y al orden
burgués mismo.
86
De esta manera, el movimiento de masas, sus luchas, su organización y conciencia, su
actividad, impidieron la colaboración de clases y rompieron las limitaciones que la conducción
reformista les pretendía imponer. El movimiento de masas no se limitó a golpear a una
fracción de la gran burguesía agraria, sino que avanzó sobre el conjunto de ella; no restringió
sus movilizaciones a sólo algunos monopolios industriales, sino que se propuso arrebatarle
todas sus fábricas a la gran burguesía industrial. La clase obrera no confirió fuero a las
grandes constructoras y distribuidoras, sino que luchó por pasar a propiedad de todo el
pueblo el conjunto de ellas. El movimiento de masas no se encarceló en la rigidez de la
legalidad burguesa sino que, por medio de la acción directa de masas en ciudades y campos de
Chile, arrebató a los grandes patrones sus bienes de producción y comenzó a crear sus
propios órganos de poder.
El movimiento de masas no se limitó con su accionar a impedir la colaboración de clases.
Presionó y empujó al gobierno a ir más allá de donde algunos de sus sectores se proponían. El
eje del gobierno, salvo algunos cortos periodos, tuvo como factor a dos grandes partidos
obreros que, recibiendo los influjos de una base social de apoyo fundamentalmente obrera y
popular, llevaron al gobierno, a despecho de las intenciones y resistencias de sus sectores
reformistas, a legitimar lo que el movimiento de masas le imponía. Con esto también la
práctica política y social del gobierno contribuyó al fracaso de la colaboración de clases.
El periodo reciente ha tenido como eje el enfrentamiento social entre explotados y
explotadores, trabajadores y patrones. Los intentos de desfigurar el carácter del
enfrentamiento político y social, planteándolo en términos de ‘democracia-fascismo’ o ‘patriaantipatria’, para desde allí generar garantías de colaboración de clases, hasta aquí han
fracasado y han terminado por dividir al pueblo y a la Izquierda. Si bien es cierto que la clase
obrera, como clase vanguardia, necesita alianzas de clases, sus aliados no son los de arriba,
sino los de abajo. Todo intento de alianza de la clase obrera con fracciones de la gran
burguesía terminará aislando a la clase obrera de sus verdaderos aliados: los pobres del
campo y la ciudad, los pobladores y los campesinos. Con ellos es que la clase obrera tiene que
establecer su alianza revolucionaria.
Volviendo entonces a la pregunta: si ayer fracasaron los intentos de colaboración de clases y
sólo dividieron al pueblo, hoy, agudizada y polarizada en extremo la lucha de clases, será más
difícil aún reincidir en este intento, y si éste se consumara, sus consecuencias serían funestas.
El propósito fundamental expresado de evitar la guerra civil no será logrado por este camino.
Más bien por esta vía la guerra civil será precipitada y en peores condiciones para las masas.
Vivimos momentos en los cuales dos grandes y poderosos bloques sociales se acechan, toman
posiciones. Salimos recientemente de una intentona golpista, pero los golpistas, muchos de
ellos con fuerzas aún, permanecen impunes. Las fracciones burguesas fundamentales se
proponen y maniobran públicamente por el derrocamiento del gobierno.
Evidenciada, después del intento golpista del 29 de junio recién pasado, la fortaleza de la clase
obrera y el pueblo, y la decisión antigolpista de importantes sectores de la oficialidad y las
tropas de las FF.AA., las clases patronales han sido obligadas a levantar una nueva táctica, la
táctica del emplazamiento militar progresivamente y del chantaje político institucional, que
les permita: primero, desarticular y dividir a la clase obrera y al pueblo, a la vez que enfrentar
87
a las FF.AA. con el pueblo, y, después, derrocar al gobierno y reprimir a los trabajadores, con
un mínimo de resistencia.
La táctica propuesta por algunos sectores de la UP y del gobierno de ganar tiempo, abrir
diálogo y establecer un consenso mínimo, independientemente de las intenciones de quienes
la proponen, bajo presión y amenaza golpista, bajo chantaje y emplazamiento, lleva dentro de
sí un proyecto de colaboración de clases, que provocará la división del pueblo y de la
Izquierda, y por tanto el debilitamiento del campo de los trabajadores. En la actual coyuntura,
esto implica la capitulación del gobierno y después su derrocamiento.
¿Con quién se dialoga? Con el PDC, un partido burgués y reaccionario, donde predomina el
freísmo, que es públicamente partidario de emplazar al gobierno y luego derrocarlo.
¿Para qué se dialoga? Para pacificar el país, objetivo loable, pero difícil, si para ello hay que
dar garantías y dejar a importantes sectores golpistas en la impunidad,
¿Qué se busca con el consenso mínimo? Si este significa la devolución de grandes fábricas,
pacificará a sectores patronales y enardecerá a sectores trabajadores. Si es para promulgar la
reforma constitucional Hamilton-Fuentealba, representa la capitulación del gobierno frente a
las clases patronales. Si es para decapitar y castrar el desarrollo del poder popular, significa
sellar e impedir una salida revolucionaria.
Todos somos partidarios de que el gobierno dialogue, pero que dialogue con los trabajadores
y no con los grandes patrones. No es posible que el ministro Briones, el ‘ministro del
diálogo’,(1) llame a la directiva del PDC y se niegue a dialogar con los trabajadores del Cordón
Vicuña Mackenna, mientras ordena reprimir las manifestaciones callejeras en Barrancas.
Nadie desea la guerra civil. Si hay una forma de paralizar el golpismo, esa es impulsando una
contraofensiva que, por su fuerza, lo aplaste y amarre en definitiva las manos a los golpistas.
Toda táctica que ofrezca concesiones no tendrá destino histórico, sólo alcanzará a dividir al
pueblo y a la Izquierda, y por esa brecha intentará irrumpir el golpismo”.
El presidente de la República pronunció el 25 de julio un importante discurso en el que llamó
al diálogo. ¿Sus consideraciones anteriores las hace extensivas a la intervención presidencial?
“Sí. Con un agregado, que el Dr. Allende, además, aprovechó de hacer injuriosas y torpes
afirmaciones y calificaciones acerca de las movilizaciones de masas recientes en Santiago y
acerca de los revolucionarios de fuera de la Unidad Popular, que el diario La Segunda se
apresuró en aplaudir, si bien el Dr. Allende posteriormente hizo un llamado al diálogo con
estos sectores.
No es cierto, como lo afirmó el Dr. Allende, que en las movilizaciones de Cerrillos participaran
elementos de oposición. No es cierto que la movilización de Barrancas, en la que participaron
miles de obreros y pobladores, haya constituido una provocación irresponsable: fue dirigida
por el Comando Comunal de Barrancas, por un organismo que es la forma superior de
organización del pueblo que se está desarrollando en Chile, detrás de un programa publicado
en los diarios en el que se exige: canasta popular, expropiación de las grandes distribuidoras,
asegurar el pan, la vivienda, la locomoción, el fortalecimiento de las organizaciones de defensa
88
del pueblo, por la vigilancia del Comando Comunal sobre los grupos armados de la derecha,
etc.
La única provocación que se vio, no partió de los trabajadores sino del ministro Briones que,
en el día de ayer, dio la orden de reprimir las manifestaciones, lo que por suerte no se
consumó. Los ‘modestos pobladores’, no se dejan utilizar por nadie; ellos tienen clara
conciencia de sus enemigos y no los confunden; los que sí se dejan utilizar por los cantos de
sirena del emplazamiento, son los que ofrecen garantías y concesiones a sectores patronales,
detrás de la ilusión de aplacarlos y en definitiva desarman a los trabajadores.
No nos parece que sea el momento de hacer torpes y desajustados recuerdos históricos que,
injuriando a los revolucionarios, dan circo al golpismo. Si de recuerdos históricos se trata, no
olvidemos otras experiencias como la de Brasil en 1964. No olvidemos que Joao Goulart, ante
la amenaza golpista, abrió infructuosamente el camino de las concesiones y, después, ya tarde,
cuando quiso resistir, sólo contaba con los trabajadores y los revolucionarios. Terminó
abdicando y asilándose en un país vecino ‘para evitar el derramamiento de sangre’. Su pueblo
recién comenzó entonces a sufrir y aún sufre la más sanguinaria y represiva dictadura gorila
de América Latina, reactualizando esa experiencia la lapidaria sentencia de un revolucionario
francés del pasado: ‘Quien hace revoluciones a medias, no hace sino cavar su propia tumba’.
No creemos que sea el momento de abrir los fuegos internos en la Izquierda, menos aún a
través de injurias. No hemos lanzado nosotros la primera piedra. La tarea es reagrupar a los
revolucionarios y, hoy, como nunca, implementar la acción común de toda la Izquierda”.
Quienes propician la búsqueda del “consenso mínimo” lo hacen a partir de un análisis de la
correlación de fuerzas y de allí concluyen que es necesario el diálogo y ganar tiempo. ¿Cuál es
su apreciación de este factor?
“Empecemos por lo último. El problema de ganar tiempo fue planteado inmediatamente
después del 29 de junio, hace ya casi un mes. Este problema no necesita ser teórico, tenemos
una serie de experiencias, en este mes de respiro. Veamos si hemos ganado o perdido fuerza
del 29 de junio pasado hasta hoy. ¿Cuándo teníamos más fuerza? ¿Ayer, con el golpismo
replegado y en retroceso, u hoy con el golpismo asociado al emplazamiento, esperando
mejores condiciones para caerle encima a los trabajadores? ¿Cuándo éramos fuertes, ayer con
todas las fábricas y fundos tomados y la clase obrera y el pueblo en pie de guerra, u hoy con la
clase obrera sometida a desalojos, allanamientos o discusiones acerca de la ‘conformación de
las tres áreas’? ¿Cuándo teníamos más fortaleza, ayer con el pueblo y las FF. AA. unidas contra
el golpismo, u hoy con toda una maniobra en desarrollo que, a través de la ley de grupos
armados, está intentando generar roces y choques entre las fuerzas armadas y los
trabajadores? ¿Cuándo había más fuerza, ayer con los golpistas y reaccionarios escondidos o
dando explicaciones, u hoy insolentados, a la ofensiva, chantajeando y emplazando a los
trabajadores y al gobierno?
Por último, y lo más grave: ¿Cuándo éramos más fuertes? Ayer, unida la clase obrera y el
pueblo, cerrando filas la Izquierda frente a la agresión patronal y golpista, u hoy comenzando
la división y polémica en el seno del pueblo y de la Izquierda, abierta por los vacilantes.
89
El ‘respiro’ y la ‘tregua’ reciente no nos han dado más fuerza, al contrario. Todo el que
proponga ganar tiempo debe primero explicar su táctica reciente y debe explicitar para qué
quiere ganar más tiempo.
En cuanto a la correlación de fuerzas. Creemos, al menos, que esta es más favorable a la clase
obrera y al pueblo hoy frente al golpismo que mañana, después de entregar concesiones a las
clases patronales y frente a un emplazamiento progresivo. Las semanas recientes han
evidenciado la fortaleza, el nivel de conciencia y disposición de lucha de la clase obrera y el
pueblo, y la fuerza de los sectores de la oficialidad, suboficialidad, clases y soldados
antigolpistas de las FF.AA. Por último, lo fundamental no es la medición pasiva de la
correlación de fuerzas actual, sino la celérica acumulación de fuerzas que puede generarse
detrás de una táctica adecuada y audaz; y cuánta fuerza puede perderse y se está perdiendo
con una táctica vacilante y defensista”.
Pero entonces, ¿ustedes predican una táctica que precipite de inmediato el enfrentamiento
armado?
“No. Esa es la forma equivocada en la que se han planteado el problema los sectores vacilantes
de la Izquierda. Sostenemos que es posible ganar tiempo. Pero no sobre la base de hacerlo a
costa de perder fuerza propia; sino sobre la base de una táctica que permita rápidamente
acumular fuerza, y con ella paralizar al golpismo para luego desarticularlo. Impulsamos una
táctica que recoja como fuente fundamental de fuerzas al movimiento de masas y que
reconozca que aún es posible acumular más fuerza entre la clase obrera y el pueblo. Una
táctica que no retroceda ante las protestas y gritos histéricos del golpismo y la reacción, y que
asuma con valor y decisión las tareas de llamar a los miembros de las FF.AA. a desobedecer las
incitaciones al golpismo.
Esa táctica es la de la contraofensiva revolucionaria y popular que enarbolando el Programa
Revolucionario del Pueblo, luchando por la democratización de las fuerzas armadas y
desarrollando el poder popular, permita acumular rápidamente fuerzas. Una táctica que
impulse la movilización de masas, y la acción directa de masas. Una táctica que culmine en un
llamado por la CUT a un paro nacional que paralice al golpismo, desbarate el emplazamiento,
permita fortalecer y multiplicar los Comandos Comunales y el poder popular, extender su
desarrollo a provincias e incorporarse a pobladores, campesinos y estudiantes a los niveles de
movilización a que ha llegado la clase obrera, que exija la adopción de una serie de medidas
inmediatas, que resuelvan los problemas de abastecimiento e ingresos de los trabajadores y
de las FF.AA. y Carabineros, a costa de las ganancias capitalistas, que termine con la propiedad
privada de todos los grandes fundos, fábricas, distribuidoras y constructoras y que, con la
fuerza allí acumulada, desarticule al golpismo, esté donde esté.
Una táctica que resista las concesiones, que pase al área social todas las grandes empresas
bajo dirección obrera e imponga el control obrero sobre el área privada. Una táctica que
permita la reagrupación de los revolucionarios y la acción común de toda la Izquierda. Una
táctica, en definitiva, que termine con las vacilaciones y el defensismo, que paralice al
golpismo. La única táctica que permitirá evitar la catástrofe y vencer. Todavía es tiempo”.
MARIO DIAZ BARRIENTOS: Fundador y primer director de PF. (*)
(1) Carlos Briones, socialista, ministro del Interior en el gobierno del presidente Allende.
90
Re-Publicado en “Punto Final”, edición Nº 812, 5 de septiembre, 2014
revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
VENEZUELA: ENTREVISTA CON EL INTELECTUAL, PERIODISTA Y MILITANTE
REVOLUCIONARIO, MODESTO GUERRERO
“EL GRAN PELIGRO AHORA ES QUE LA DERECHA PUEDA CONVOCAR A UN
REFERÉNDUM REVOCATORIO EL 2015”
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190638
Andrés Figueroa Cornejo
Rebelión
“La humanidad tiene que hacerse guerrera en estos tiempos que corremos para no ser
exterminada”
Bertold Brecht, El compromiso en literatura y arte
El luchador social y político venezolano, Modesto Emilio Guerrero
(http://www.rebelion.org/noticia.php?id=186222), va y viene entre su país de origen y su
quehacer académico en Buenos Aires, Argentina. El autor de "¿Quién inventó a Chávez?"
(2007) y su extraordinaria crónica "Reportaje con la muerte" (2002), entre muchísimos
títulos y artículos imprescindibles para comprender el proceso bolivariano e internacional,
acaba de obtener otro reconocimiento, esta vez otorgado por el Consejo Municipal de Caracas
con el Premio Luis Britto García. Después de un sencillo almuerzo, Modesto me invita a su
departamento, esa verdadera biblioteca blindada del más alto pensamiento humanista de
todos los tiempos y el lugar donde se abren los fuegos.
-¿Cuál es la situación actual del gobierno encabezado por Nicolás Maduro y las tendencias
posibles de avizorar en el inmediato y mediato plazo?
“El gobierno de Maduro continúa transitando por ese período traumático que va del sistema
político armado en torno a Chávez y un nuevo sistema político que está en gestación. El
trauma del vacío político y de liderazgo tan complejo dejado por Hugo Chávez no puede ser
llenado en tan breve tiempo, salvo que ocurra un acontecimiento gigante que ponga a prueba
a Maduro.”
La transición
-¿Cuáles son las señas de la transición que mencionas?
91
“En menos de un año la administración Maduro ha sufrido el asesinato de 63 personas por la
derecha. Casi triplica a los muertos durante los 14 años del período chavista. Ahora bien, con
bastante inteligencia ha ido reconstruyendo el proceso, aunque todavía no está estructurado.
¡Allá la gente que lo crea! Prueba de ello es que surgió una rebelión militar dirigida por un
grupo filo-fascista y referenciada por Leopoldo López y María Corina Machado cuyo objetivo
fue tumbar a Maduro. Afortunadamente fracasó. En Venezuela ha brotado una corriente
fascistoide que jamás había existido en su historia. El problema es que el gobierno no se
preparó para los hechos, pese a que estaban previstos. Y dirigir es prever.”
-¿Y en las proximidades?
“Está operando una nueva asonada. Hay en curso una campaña más o menos bien orquestada,
dentro y fuera de Venezuela, con el fin de justificar acciones de calle.”
La crisis del chavismo y la innecesaria negociación con la derecha. Una explicación.
-¿Qué ocurrirá desde tu análisis?
“Yo considero que Maduro saldrá bien parado, independientemente de que nuestros
enemigos intentarán siempre hacernos trizas. Ellos también son militantes. No pueden
realizar un golpe de Estado porque carecen del partido militar y ya no les resultó una guerra
civil. Ojalá que no me equivoqué. De todos modos, lo que se está organizando como tendencia
es la crisis del chavismo. Luego de los acontecimientos de febrero de 2014, el gobierno
institucionalizó las negociaciones con sus adversarios sin necesidad de hacerlo. Fue un
reconocimiento gratuito, un verdadero regalo.”
-¿Por qué lo hace el gobierno?
“Porque se niega a aplicar “el golpe de timón” y el “programa de la patria” legados por el
propio Hugo Chávez. Se niega a acelerar las transiciones segmentarias que conducirían al
post-capitalismo. Lo dice, pero sólo realiza gestos. Claro, se nombró el Consejo Federal del
Poder Popular, pero por arriba y no estructural. No se trata del movimiento social en la calle
por el poder popular. El movimiento existe, pero el gobierno no lo lidera y prefiere compartir
el programa con la oposición golpista. Así y todo, el gobierno sigue siendo un compuesto de
izquierda que administra un Estado burgués en crisis. Por eso buena parte de la economía
actual está al servicio de la acumulación capitalista y no al contrario. Los cambios en el
gabinete (salida de dos ministros revolucionarios) fueron para protegerse de las corrientes
internas del chavismo, de sus críticas, de los propios movimientos sociales, para defenderse
como sistema de poder. Esas son las formas y contenidos actuales de la transición.”
Las críticas al gobierno desde el pueblo en disposición de combate
-¿Cuáles son las críticas fundamentales al gobierno que provienen del pueblo organizado y
auto-conciente?
“La burocracia gubernamental, que es más que la corrupción. Comporta una situación
sintomática de una arquitectura gangrenada que puede dañarlo todo. Del Banco Central, que
no controla la CIA, fueron girados entre 22 a 29 mil millones de dólares a la banca privada
92
para importaciones que no llegaron, y si llegaron, se fueron para Colombia. Las cifras que digo
provienen de informes oficiales.
Asimismo, está la corporización (“emprendimientos no santos”) al interior del Estado por la
orilla de la burguesía que no está dentro del gobierno. A su vez, la “boli-burguesía” se
encuentra en los intersticios de la burocracia estatal. Y junto con la vieja burguesía forman un
solo cuerpo orgánico. La diferencia es que la “boli-burguesía” vive de la renta petrolera directa
a través de contratos y arreglos, mientras que la burguesía anti-chavista, el gran capital, sigue
siendo rentista indirectamente. ¿Por qué? Porque no controla PDVZA. Esas burguesías
combinadas lograron fisurar al Estado mediante múltiples mecanismos: el dólar, la deuda, los
préstamos, los créditos industriales. De hecho, la economía que más ha crecido es la privada y
no la estatal.
Un tercer reclamo popular tiene que ver con la mala administración. No se recoge la basura
(salvo Caracas), por ejemplo. En alrededor de 200 alcaldías chavistas no colectan los
desperdicios. Sí, en efecto, la gente todavía tiene tolerancia y deferencia frente al desastre. Al
decir de Borges, “nos une el espanto”. Sin embargo, no se puede hacer política estratégica con
esa fórmula.”
De todos los peligros, el peligro mayor
-¿Cuál es el peligro central, entonces?
“Que el chavismo en su crisis en curso, explote, se divida. Y puede ocurrir si parte de su base
social trabajadora y comunal, urbana y rural –que está muy molesta, con incertidumbre,
insegura-, comience a protestar en el ámbito público y el gobierno ya no pueda contenerla.
Ante un escenario así, la derecha tiene una fecha “cantada” que puede usar: el 2015, cuando
ella puede convocar a un referéndum revocatorio.
En el plano táctico y cotidiano, el gobierno hace cosas buenas. Pero en el largo plazo no
consigue acumular para el “golpe de timón”, o sea para destruir al Estado burgués. Es como si
el gobierno no quisiera liberar las fuerzas sociales para realizar la revolución socialista, sino
que únicamente las quisiera administrar. Y ello pasa en la hora crítica donde producto del
desencanto y el propio desgaste de la figura de Chávez, fragmentos del pueblo se recogen en la
alienación individualista, el consumismo, el abandono de la militancia. Si no reconocemos que
en Venezuela podemos sufrir una derrota, ¿cómo podemos construir los factores de la
victoria?”
-¿Qué pasa si cae el gobierno bolivariano?
“Habría una derrota política con traducción inmediata hacia una derrota social, pero no
aplastante si es electoral. Si es militar, basta observar lo sucedido en Chile en 1973. Y si gana
la derecha, lo más probable es que no acabaría de una sola vez con los avances populares.
Usaría las mismas misiones para desmontarlas. Es decir, la desarticulación del chavismo sería
acompasada y “democrática”. Y una derrota así significaría un retroceso histórico que tendría
ondas expansivas hacia el resto del mundo, en particular, en países del Medio Oriente, en la
izquierda europea y, sobre todo, en América Latina. Se facilitaría la derechización a escala
regional. Y esto es relevante: procesos revolucionarios como el venezolano, al llegar a un
punto de conciencia política elevada del pueblo por medio de conquistas concretas, tal como
93
ocurre en gran parte del mío, no puede devolverse. Ahora bien, si cae Venezuela, ¿a quién
culparán? A la mal llamada “ultra izquierda” (como en el caso chileno, de nuevo). Toda vez
que, en verdad, la responsabilidad política sería del propio gobierno debido a que se habría
vuelto paulatinamente funcional al capitalismo, drenando sus soportes sociales (como en el
caso del sandinismo en 1989).”
“Hay que dar la vida por una organización nacional del poder popular”
-¿Cuál es la diferencia del proceso que atraviesa Venezuela hoy que la lleva a parecerse más a
Chile de 1972-73 o a la Bolivia del 1974, que a la Nicaragua de 1989, a la Guatemala de 1956 o
a la Argentina de 1955?
“El factor diferenciador es el poder popular. Menos urbano y politizado que en Chile, donde su
clase trabajadora tenía un peso superior política y culturalmente. En Venezuela, la cultura
política de las clases subalternas tiene otra conformación y carece de la tradición chilena y
boliviana. En Venezuela el poder popular se expresa como poder comunal. Hace menos de tres
años sólo existían tres comunas organizadas: ahora se cuentan 380 y alrededor de 3.800
consejos comunales, más otros organismos como los comités de agua, de tierra urbana y rural,
las milicias bolivarianas, las cooperativas, los comités de vida en las empresas, los nuevos
círculos bolivarianos. Hablo de más de 60 tipos de agrupaciones de las fuerzas de todos
aquellos que viven de su trabajo, tanto políticas, como político-militares.”
-La categoría “poder popular” (PP) suele resultar difusa a la hora de refrendarla con la
realidad…
“En Venezuela el PP representa un recurso contrario a lo que prevemos como derrota. Es
decir, estamos frente a una iniciativa popular auto-reproductiva y con capacidad de modificar
el metabolismo capitalista. Y Chávez legó un programa político para el PP. Aquello que se
logró germinalmente en Chile y no en Argentina. Aquel movimiento que combina el
antiimperialismo con formas de socialismo.”
-¿Y la conducción política necesaria de acuerdo a las condiciones específicas del territoriopaís?
“Tienes el sujeto social, el sujeto político y sobran las vanguardias, al revés de lo que opinan
muchos intelectuales de Argentina, pro-chavistas a lo sumo.”
-¿De dónde saca esa conclusión gran parte de la intelectualidad de la izquierda argentina
amiga del gobierno venezolano?
“Es producto del desprecio y la incomprensión, a la vez, de cómo la historia modela sus
vanguardias.”
-¿Qué falta entonces?
“Una dirección, un estado mayor, un partido, etc. Es preciso centralizar, modificar su actual
naturaleza y establecerlo a escala nacional y no solamente local. Que sea independiente del
Estado sin ser anti-gobierno. No hay contradicciones graves que justifiquen una posición
contraria al gobierno. Esto es completamente diferente a lo ocurrido en Nicaragua. Y para ello
94
necesitamos tiempo porque la fabricación de la vanguardia avanza más lenta que la crisis
política del chavismo y que la urgente necesidad del enemigo de liquidarnos.
Contradictoriamente la generación de la vanguardia demanda formación, teoría
revolucionaria, madurez histórica y paciencia. Su desafío es superarse así misma.”
-¿Cuál sería la responsabilidad política e histórica de la vanguardia condensada, del conjunto
de cuadros político-militares que tienen puesta la cabeza y el empeño en acción para la
revolución socialista?
“El problema en Venezuela –y su devenir amerita otra entrevista- es que las vanguardias están
molecularizadas, acaudilladas, son voluntaristas y aún no logran incorporar a amplias franjas
del pueblo tras un proyecto unitario convincente y potentemente movilizador. Las
agrupaciones revolucionarias tienen una historia de flaquezas al respecto que no facilitan la
emergencia de una vanguardia superior a la existente. Históricamente en Venezuela estamos
frente a una izquierda que nació estalinista y nacionalista. Antes de Chávez, y salvo
excepciones menores (las guerrillas de 1958), sólo existía una izquierda que se prohibía la
tarea de transitar hacia el socialismo, en dos versiones. La frente-popular de conciliación de
clases y la guerrillera-nacionalista. La segunda tiene el valor de haberse enfrentado
directamente al enemigo, y está muy bien, pero su formación se tradujo en que “si hay un
líder, lucho, y de lo contrario, no lucho. O sólo lucho si la relación de fuerzas es buena”. En este
sentido, Chávez fue siempre heterodoxo (“si las relaciones de fuerzas son desfavorables, las
cambiamos”), contra toda desviación, en último término, positivista.”
-¿Qué solución adviertes ante el panorama descrito?
“Hay que dar la vida por una organización nacional del poder popular asentado en las
comunas, de abajo hacia arriba, no institucionalizada ni cooptada, de la manera que sea y
como se llame. Con un día de reunión, una periodicidad, una sistematización veloz de su
propia experiencia y un programa político. Por lo demás tiene a su favor a la página
www.aporrea.org que ostenta una cantidad extraordinaria de visitas y un poder mediático al
cual el enemigo le teme más que a las vanguardias dispersas, y no se presta a comparación ni
competencia a escala mundial. La represión estatal en el plano policial y militar no es
sistemática, salvo hechos acotados, e incluso cuentas con gran parte de ese aparato de tu lado.
¿Qué más quieres? Uno tiene derecho a tener el optimismo de la voluntad.
ARGENTINA: NUEVA IZQUIERDA INDEPENDIENTE Y LA POLÍTICA: UNA RELACIÓN
TORMENTOSA
SERGIO ZETA
http://contrahegemoniaweb.com.ar/nueva-izquierda-independiente-y-la-politica-unarelacion-tormentosa/
Transcurrió más de una década desde la rebelión que en la Argentina del 2001 llenó la calle de
pueblo y transformó la vida política y social del país. Junto al pueblo movilizado entró en
escena una joven y nueva izquierda independiente, hija de la rebelión argentina y del ciclo de
luchas inaugurado por el zapatismo en América Latina. Contrapuesta a la vieja y repudiada
política sistémica, nacía una nueva, sostenida en la construcción de poder popular y
diferenciada, como estrategia, tanto de la “toma del poder” como momento iniciático del
proceso de transformaciones, como de quienes se planteaban “cambiar el mundo sin tomar el
poder” (…).
95
“Se trata de hacer realmente una nueva política, que deberá ser no solamente opuesta, sino
muy diferente a la política que hacen los que dominan. Una cosa es comprender que la política
del campo popular comete muchos errores y quizás todavía se parece demasiado a la de sus
adversarios, y otra es creer que toda política es perversa, porque eso a quienes conviene es a
los dueños capitalistas de la política. Es como la idea de que todo poder es perverso: sólo sirve
a quienes tienen el poder, mientras los que nunca lo han tenido pierden la posibilidad de
tomarlo, equivocarse y aprender ejerciéndolo, y crear poder popular”.
Fernando Martínez Heredia
(…) Este pilar de la nueva izquierda independiente resulta así un “significante clave para las
nuevas vanguardias y movimientos populares que se desarrollan en nuestro continente. A
mitad de camino entre categoría estratégica y marca identitaria, este concepto recoge el hilo
libertario y anti-burocrático presente en la tradición marxista y el movimiento socialista
desde sus orígenes: la referencia a la autoactividad y al poder independiente de la clase
obrera…, la crítica a todo sustituismo o jacobinismo en la estrategia revolucionaria…, la
necesaria autonomía de los organismos de masas…, o la imprescindible preparación
ideológica, cultural y social que requiere todo proceso de transformación radical”[i].
Sin embargo, al día de hoy, esta joven izquierda que nació pujante y se dispuso a transformar
la vida –junto y desde el pueblo– se topó con problemas a los que no ha sabido aún responder.
Fracturas recurrentes, lenguajes y prácticas emparentadas a la política-espectáculo,
programas políticos que no aspiran a construir sujeto sino a potenciarse institucionalmente,
proyecciones que no aciertan a trascender lo local, empoderamiento popular subordinado a la
visibilización de candidatos, constituyen algunos síntomas de una profunda crisis de
identidad de la nueva izquierda independiente a la que, muy atinadamente, un compañero
denominó “izquierda en búsqueda”.
Con su génesis en las luchas populares contra la ofensiva neoliberal, el paso de la resistencia
social a la lucha política no le está resultando sencillo. Así como el rechazo a la política
entendida como mera representación y restringida a la disputa por lo estatal recluyó a varios
grupos en una micropolítica sin proyección, desde una visión institucionalista se creyó signo
de madurez entrar a la gran política recurriendo a las viejas prácticas antes rechazadas.
Aunque parezcan reñidas y se declaren enfrentadas, ambas perspectivas coinciden en que
solo existiría una única política posible, sin otra opción que aceptarla o rechazarla. Asimismo,
en ambas, la construcción de poder popular como estrategia de transformación se ve reducida
a la mera construcción de base. Permanecen así intocables los estrictos límites impuestos por
el sistema: la separación entre el campo de la política y el de la vida económica y social, así
como la restricción de lo político a la disputa del poder estatal.
Una manifestación, paradójica, de las dificultades y crisis de la izquierda independiente, lo
constituye el que varias organizaciones, que supieron mantenerse autónomas del
kirchnerismo en su momento de mayor auge, ahora, en la etapa senil que revela crudamente
los límites del “capitalismo serio”, se acercan a alguna de sus alas para “defender lo
conquistado”. Endilgarle todos los problemas a estos compañeros y compañeras –así como a
96
quienes en América Latina acompañan a los progresismos neodesarrollistas– sería fácil, pero
resulta mucho más útil comprenderlos como emergentes de problemas políticos no resueltos
por el conjunto de la izquierda.
Uno de estos problemas lo constituye la aceptación de lo político como escindido de lo social,
cuya superación amerita debates colectivos ya que, como señaló Miguel Mazzeo “la relación
entre organizaciones sociales de base y las organizaciones políticas (o la política a secas, por
qué no) tal vez constituya una de las temáticas destinadas a convertirse en la problemática
central de los debates en los próximos años”[ii]. No sólo se convirtió en problemática central,
sino devino en talón de Aquiles de la nueva izquierda independiente.
El sistema capitalista puede tolerar la acción política por un lado, así como el conflicto social
por el otro, pero le resulta inaceptable que ambas caras de la moneda se junten y articulen.
“Están politizando el reclamo” acusan y se espantan cuando esa articulación florece en las
luchas populares. Pero justo allí, donde al sistema le duele, en la unidad de lo político con lo
social, se encuentra la clave y el desafío para la izquierda independiente, de implementar otra
política y erigirse en una herramienta político-social útil para la emancipación popular.
Democracia, hegemonía y separación de la política de la vida cotidiana
Parte de las dificultades devienen de la perdurabilidad y eficacia que está demostrando el
régimen representativo liberal –el sistema de “democracia formal”– que remacha la escisión
entre lo social y lo político al ocultar la profunda desigualdad que produce el sistema tras una
supuesta igualdad ciudadana. Y si bien se intenta confundirla con el derecho a decidir sobre la
“cosa pública”, poco tienen que ver ya que “la democracia dio un giro del ejercicio activo del
poder popular al goce pasivo de las salvanguardas y derechos constitucionales y de los
procedimientos, y del poder colectivo de las clases subordinadas a la intimidad y el
aislamiento del ciudadano individual. El concepto de democracia se fue identificando cada vez
más con el del liberalismo”[iii].
De la misma manera que bajo el capitalismo el productor es expropiado de su producto de
trabajo, al que ve como ajeno y sin sentido, asimismo siente ajena y hostil a la sociedad y a lo
público, facilitando la delegación de lo político.
No sólo fue expropiado el derecho a decidir sobre lo público sino que el ámbito de lo
económico quedó excluido y por fuera de lo que podía decidirse en democracia. Así, “el
capitalismo hizo posible la redefinición de la democracia, su reducción al liberalismo. Por un
lado, ahora había una esfera política independiente, en la que el status extraeconómico –
político, jurídico o militar- no tenía implicaciones directas para el poder económico, el poder
de apropiación, explotación y distribución. Por otro lado, ahora existía una esfera económica
con sus propias relaciones de poder que no dependía del privilegio jurídico o político”[iv].
Este carácter acotado de la “democracia” se vio aún más restringido en la fase neoliberal del
capitalismo, que eliminó gran parte de lo que perduraba como público para sumarlo al ámbito
de lo privado sujeto a las leyes del capital. La salud, la educación, la naturaleza, la cultura, el
ocio, hasta el propio cuerpo, dejaron de ser cuestiones de interés social, para regirse por las
lógicas mercantiles.
97
La escisión de lo político y lo social no solo diluye a la clase, a lo colectivo, en lo individual,
particular, sino fragmenta internamente a cada individuo que, por un lado, como trabajador
vivencia la explotación cotidiana, pero por el otro, como ciudadano igual a sus semejantes
ante la ley, parecería gozar de sus derechos y libertades. Como trabajador se lo habilita, en
todo caso y no sin resistencia, a exigir mejores salarios o a defender sus condiciones de
trabajo. Pero en ningún caso se considera lícito que pase, como trabajador, de lo particular,
sectorial, a lo universal, a lo que hace a la sociedad en su conjunto. No puede entonces
cuestionar el modelo de sociedad, no se le permite hacerlo desde su rol de trabajador, ya sea
ocupado o desempleado. Puede sin embargo hacerlo como ciudadano. Pero como ciudadano
no tiene derecho a cuestionar lo que ocurre en la empresa o fábrica, ya que la misma es de un
particular que, como supuestamente es “igual” a todos, tiene derecho a su propiedad sin que
nadie lo cuestione. Como resultado, el ciudadano, por fuera de su clase, no tiene los medios
para cambiar nada, por fuera de votar a algún “representante” para que, supuestamente,
gobierne en su nombre.
La escisión entre lo político y lo social es la condición de posibilidad para que la hegemonía de
las clases dominantes pueda realizarse y reproducirse, ya que sólo así sus intereses
particulares aparecen como intereses del conjunto de la sociedad.
La construcción de poder popular -como estrategia y táctica para el cambio social- puede irse
constituyendo, ir conquistando sus propias “casamatas” dentro de la sociedad burguesa, sólo
traspasando los límites de tal escisión. Sin embargo, la desconexión entre el plano de la vida
cotidiana del pueblo trabajador y el plano de lo político suele ser asumida sin crítica aún por
quienes, desde la izquierda, enfrentan al sistema.
Esta escisión marcó a fuego las prácticas emancipadoras del siglo XX. “En la vieja concepción
el movimiento era social y el partido era político, y el partido político representaba en la
política al movimiento social. Pero, ¿porqué se decía esto que el partido era político y el
movimiento era social? Porque el partido estaba del lado del Estado. Entonces, finalmente, se
decía que el partido era político porque subordinaba la política al Estado. Y el movimiento era
social porque estaba del lado de la vida de la gente, y no del Estado directamente”.[v] De esta
forma, la propia izquierda asumió que el pueblo trabajador se vea restringido a las prácticas
sindicales y reivindicativas, mientras era convocado a votar periódicamente a los que actúan
en el plano de lo político.
El resultado es que la vida sindical y los reclamos sociales suelen terminar girando en el vacío
de la falta de perspectivas reales y abriéndole la puerta a los sectores pro-capitalistas –aún los
más reaccionarios- que presentan en todo lugar y por todos los medios, sus perspectivas
generales para “toda” la sociedad. Una vez compartido este proyecto de país de los sectores
dominantes, muchos de los padecimientos que sufre nuestro pueblo trabajador son aceptados
por éste como “daños colaterales” en pos de un futuro mejor que derramaría sus beneficios
para toda la sociedad. Y cuando estos padecimientos se hacen insoportables y se sale a la
lucha, se lo hace para aminorar el sufrimiento, sin que ello signifique inevitablemente una
ruptura con los proyectos de las clases dominantes, sino sólo una apertura a la posibilidad de
disputarlos.
La izquierda tradicional, que encabeza muchas de estas luchas, termina sorprendida de cómo
su importante rol en los conflictos no se refleja de la misma manera en adhesión política más
98
que esporádicamente, o en saltos que más tarde o más temprano encuentran su techo. Al
mismo tiempo, la vida política, encerrada en los partidos, pierde toda vitalidad, fuerza creativa
y anclaje social, al restringirse a una minoría de individuos “esclarecidos”, motivados, o con
los medios de vida que les permiten tener tiempo para hacer política.
Esta especie de división de tareas en el seno de las organizaciones del pueblo trabajador
conservó cierta eficacia en la situación especial de la segunda posguerra hasta mediados de
los setenta. En esos años rigió el llamado “pacto keynesiano” por el cual se institucionalizó el
otorgamiento de derechos laborales y sociales a los trabajadores, a cambio de no cuestionar al
sistema, en el marco de los denominados “Estados de Bienestar”. Pero en la situación actual,
tras la ofensiva neoliberal que reconfiguró el capitalismo, estas formas escindidas de
organización política y sindical, han agotado sus perspectivas históricas y ya no logran
siquiera defender lo conquistado, por lo que se hace necesario repensarlas, para desplegar
estrategias basadas en la construcción del poder popular, la extensión de los ámbitos de
decisión colectiva popular y la potenciación de prácticas que aporten a la politización de lo
que aparece como social y a darle carnadura social a lo que el sistema pretende permanezca
como político ajeno.
La crítica a la democracia liberal no significa desvalorizar la importancia de la democracia
para el pueblo trabajador, sino por el contrario, resalta la necesidad de “considerar la
significación de la solución propuesta por Marx: la verdadera democracia. Aquí no se trata en
absoluto de la democracia republicana burguesa, sino de una transformación radical que
implica la supresión tanto del Estado político alienado como de la sociedad civil privatizada.
La palabra democracia tiene para él un sentido específico: abolición de la separación entre lo
social y lo político, lo universal y lo particular”[vi]. Obviamente, esto transforma en cuestión
de primer orden el debate sobre la transición.
De doña Rosa al padre Néstor: de la negación a la reapropiación de lo político
Si bien ya desde la entrada del capitalismo en su fase neoliberal se hizo necesario repensar las
formas tradicionales de organización y lucha, el resurgir de la lucha popular desde fines de los
’90 lo convirtió en una necesidad práctica inmediata.
Hasta entonces, las derrotas y el desaliento provocados por el llamado “socialismo real”
habían contribuido a que el pueblo trabajador eliminara de su agenda la construcción de
organizaciones que proyectaran una política propia, sobre lo que se apoyó el capitalismo
globalizado para quitar, en apariencia, todo contenido conflictivo a la política y reducirla a un
mero tema de gestión. Los sectores populares aceptaron depositar la política en manos “de los
que saben”, como se escuchaba decir, mientras las ansias de cambio social recorrían caminos
divergentes con los de la política dando lugar a “la absorción de lo político por lo social, por
las luchas sociales, los movimientos sociales, etc., [lo cual] es una tremenda debilidad, es una
de las llaves por la que el sistema y las políticas reaccionarias pueden reapropiarse de los
esfuerzos que estamos haciendo para iniciar una renovación radical de las políticas que
apuntan a la no dominación”[vii].
En la Argentina este abandono de la política se dio tras las graves derrotas populares durante
la feroz dictadura y profundizadas por el menemismo. Sus consecuencias sobre los proyectos
99
emancipatorios fueron descritas con palabras sencillas por Rubén Dri, quien se preguntaba
retóricamente ¿Qué hacen entonces los militantes populares? Recurren a la “sabiduría
popular” o “buen sentido” que anida en el “sentido común”, como dice Gramsci. Como el
animal perseguido se refugia en su guarida, donde puede montar su defensa, los militantes
populares se refugian en lo social”[viii]. En el origen de muchas de las formas de resistencia
que surgieron en los noventa puede reconocerse este breve retrato.
Pero como no hay mal que dure cien años y como la paciencia de los pueblos perdura mucho
menos aún, la resistencia popular y las contradicciones del sistema hicieron naufragar la
ilusión del “fin de la historia” y la militancia popular sacó nuevamente la cabeza por sobre la
“guarida”. La rebelión del 2001 sacudió las estanterías de todo el panorama político argentino
y, conscientes del riesgo que corrían, los sectores más coherentes y capaces de las clases
dominantes, que coagularán en el kirchnerismo, comprendieron que las formas de
dominación no podían continuar como hasta ese momento y, entre otras cosas, modificaron la
forma en que se manifestaba la separación entre lo social y lo político.
El kirchnerismo recreó la escisión de una forma diferente a la del menemismo neoliberal,
cuando la separación entre ambas esferas pasaba por hacer política negando que se la
estuviera haciendo. Por entonces, los sectores dominantes no hablaban en nombre de la
política sino -como popularizó un conocido propagandista del sistema- en el de “Doña Rosa”.
Parecía entonces que se hablaba y actuaba desde el sentido común que dicha “doña”
supuestamente encarnaba. La vida cotidiana, la esfera de las relaciones sociales y económicas,
parecían transcurrir por canales inmutables en donde lo político no podía ni debía
inmiscuirse. Le otorgaban así la palabra a “Doña Rosa” para quitársela al pueblo. El que
intentaba hablar desde lo político era, consecuentemente, estigmatizado como portador de
intereses particulares espurios y ajenos, reñidos con ese sentido de lo “común”.
Bajo el kirchnerismo, la forma en que se naturaliza la escisión entre lo político y lo social ya no
pudo continuar siendo la misma. Tras la rebelión popular del 2001 la sociedad había
recuperado -peligrosamente para el sistema- el hacer política cotidianamente en cada ámbito
de interés popular para decidir sobre los destinos del país. Las asambleas barriales y
populares cuestionaban el régimen representativo y debatían qué hacer con la deuda externa,
los medios de comunicación, la salud o con las empresas privatizadas. Los movimientos de
trabajadores desocupados decidían quién podía circular o no –por entonces con el apoyo del
resto de los sectores populares– y ponían en cuestión el derecho del capital a decidir quién y
cómo se trabajaba. Sectores de trabajadores comenzaron a negarle a la patronal el derecho a
decidir sobre la propiedad privada de su establecimiento, que en este sistema resulta
incuestionable, recuperando empresas para seguir produciendo y resaltando así el carácter
social de la producción, si bien en forma incipiente y limitada ya que abarcó sólo un sector de
patronales vaciadoras o en quiebra, aunque marcando un piso que nuevos ciclos de lucha
podrían llegar a elevar.
Con la rebelión del año 2001 se había comenzado a superar esa brecha que hace a lo esencial
de la dominación del capitalismo y se salió a la calle, ya no sólo para reclamar tal o cual cosa,
sino para cuestionar absolutamente todo, con un espíritu destituyente que anheló construir
un nuevo país. “Doña Rosa” y su sentido común pasaron a ocupar un lugar en la misma fosa
donde yacen los restos de su mentor, aunque hoy varios ya reclaman su herencia.
100
El kirchnerismo comprendió cabalmente el peligro que para la recomposición hegemónica de
los sectores dominantes entrañaba la incipiente articulación entre la acción política y la social,
por lo que se abocó a recomponer la escisión y la autoridad estatal, aún a costa de soportar
cierto grado de conflictividad social, en tanto ésta permaneciera como reclamo meramente
social y se diluyera cualquier atisbo de planteo más general y universal. Se dedicó así a
recuperar “la legitimidad del Estado y de la democracia representativa liberal,
particularmente dirigida a restablecer el monopolio estatal del hacer político y a las
representaciones partidarias como las únicas mediaciones legítimas de la soberanía popular
delegada”[ix], relegando nuevamente a los sectores populares, con sus organizaciones y
movimientos, al rol preestablecido de actores meramente sociales.
El recurso de seguir negando la validez y la misma existencia de la política había sido
enterrado por la rebelión. El kirchnerismo decidió asumir esta realidad y reivindicarla, como
hizo con tantos otros temas, pero ya no como práctica de los sectores populares sino
resignificada como actividad monopolizada por los partidos y el aparato estatal. Hábilmente,
sabiéndose en un escenario diferente al de los ’90, supo recoger banderas populares muy
sentidas –diferenciándose así de los gobiernos que lo precedieron- mientras volcó el vino
nuevo en odres viejos para sacudir el polvo a las viejas prácticas, instituciones y
organizaciones políticas, canalizando la renacida actividad política popular hacia el apoyo de
decisiones políticas ajenas. Desde entonces, el pueblo fue convocado, no ya como
protagonista, sino sólo para apoyar decisiones gubernamentales. Lo político, con el
kirchnerismo, si por un lado se generalizó hacia sectores antes indiferentes, por el otro
comenzó un camino inverso al que había iniciado desde el 2001. De actividad popular, desde
abajo, que había comenzado a inmiscuirse en cada resquicio de la vida económica, social y
cultural, pasó a ser una actividad desde arriba, restringida a lo que desde las cúpulas se
decidía priorizar.
La recomposición hegemónica de las clases dominantes necesita de mitos fundacionales y tras
la muerte de Néstor Kirchner –basta recordar su multitudinario velorio– comenzó a tomar
forma la creación de un nuevo mito que como tal, es reacio a toda mirada histórica. Así como a
Raúl Alfonsín la muerte lo transmutó a “padre de la democracia” (ocultando su apoyo a la
sangrienta dictadura hasta la Guerra de las Malvinas), a Néstor Kirchner se lo elevó a “padre”
de la política y de la militancia, a fin de enterrar cualquier atisbo que sugiera una política
donde el protagonista sea el pueblo, así como para afianzar la concepción de “militancia”
como el apoyo a grupos dirigentes que hacen política “para” el pueblo, dentro de los marcos
representativos de la democracia y de sus campañas y mecanismos electorales.
La construcción del poder popular en la cornisa: una ¿nueva? estrategia de poder
Mientras el kirchnerismo avanzaba en la recomposición hegemónica del capital, ni la centroizquierda ni la izquierda tradicional tuvieron qué contraponer a esta mutación de sentido de
lo político, ni a la profundización de su escisión con lo social. Y esto fue así porque coinciden
en la matriz ideológica por la que conciben a sus organizaciones como monopolizadoras de lo
político y a “la política como disputa de partidos por ocupar espacios institucionales, para lo
cual se prima la captura del voto como medida de progreso y avance. Lo electoral por tanto es
hegemónico y toda la estrategia política está subordinada al voto, para lo cual se prima el
corto plazo, lo inmediato y el mensaje político en relación a los demás, más que el horizonte
101
propio y construido junto a las mayorías populares”[x]. Vale recordar como ejemplo cuando,
en plena rebelión popular, una de las principales organizaciones de la izquierda tradicional
fatigaba esquinas con un petitorio para que la izquierda conforme un frente electoral,
mientras otra consideró a las asambleas populares como un estorbo para su autoconstrucción
y se alegró con su desaparición. Ninguna pensó siquiera y en todo caso, en la posibilidad de
ponerse al servicio de la rebelión ofreciendo su personería electoral a las organizaciones
populares que brotaban como hongos. En contraste, en la hermana Bolivia, el por entonces
pequeño MAS de Evo ofreció la suya al movimiento popular triunfante para profundizar el
proceso de transformaciones. Por su parte, el centro-izquierda que encabezaba la CTA,
convocaba a quedarse en las casas para no quebrantar la institucionalidad, mientras el pueblo
se movilizaba para echar al presidente De la Rúa.
De esta forma, en vez de funcionar como catalizadores que aceleraran este inicial proceso de
articulación entre las prácticas sociales y las políticas, en vez de aportar a la construcción del
sujeto que el grito de “piquete y cacerola, la lucha es una sola” anunciaba como posibilidad,
terminaron ensanchando la brecha entre lo político y lo social al concebir el fortalecimiento
de sus propios partidos y organizaciones por encima del rico laboratorio de programas,
prácticas, formas de lucha y organización que bullían en nuestro pueblo en aquellos años.
La nueva izquierda, en cambio, aún inmadura, se sintió a sus anchas en el seno del pueblo
trabajador insubordinado. Pero cuando, años más tarde y con demasiada tardanza, se decidió
a proyectarse con una política integral hacia el conjunto del pueblo trabajador, se creyó que
no había otra forma que hacerlo dentro de los límites políticos recompuestos por el
kirchnerismo. Pilares básicos de la identidad y estrategia de la nueva izquierda independiente
comenzaron entonces a ser tildados de “románticos” o faltos de “vocación de poder” y fueron
mutando al ritmo de esta adaptación.
Un primer paso fue considerar que la construcción de poder popular necesitaba ser
acompañada con una estrategia para disputar el poder. Negando su carácter estratégico y
absolutizando que la construcción del poder popular requiere de la disputa por el poder del
Estado, se obvió que, asimismo, necesita de la construcción de una nueva institucionalidad
popular surgida desde fuera del Estado, en contra o al margen de éste. Es decir, que no
requiere sólo la transformación del Estado capitalista, sino también de su destrucción, como
advirtió al final de su vida Hugo Chávez cuando señaló -como perspectiva del proceso
revolucionario bolivariano- la alternativa imperiosa de “comunas o nada”. Las visiones
superficiales e interesadas, según la cual la novedad introducida por el chavismo fue la
construcción de amplias coaliciones electorales para hacerse con el poder, poco tienen que
ver con esta realidad.
No negamos la necesidad de entablar una disputa por el Estado. Por el contrario, creemos que
“el Estado se muestra complejo, compuesto por estratos y zonas grises, en contacto con
formas asociativas múltiples, creando el marco para la “guerra de posiciones” imaginada por
Gramsci. Anular este espacio de actuación debido a una repulsa dogmática del Estado no sólo
es teóricamente indigente sino políticamente dañino”[xi]. Asimismo, acordamos con Miguel
Mazzeo cuando señala que “… consideramos que el poder popular incrementa sus capacidades
para la transformación social cuando logra desplegarse en el marco de la sociedad y el Estado,
cuando penetra en sus poros y sus grietas, es decir, cuando actúa en el marco de una
totalidad… reconoce la importancia de las distintas instituciones que las clases subalternas se
dan para afrontar sus luchas cotidianas (cabe recordar que la lucha de clases abarca
102
necesariamente la lucha política y la lucha económica), y acepta la posibilidad de plantear
disputas y acumular en el marco del Estado. Se trata de un formato del poder popular que
pone el énfasis en la construcción del sujeto insurgente con conciencia libertaria”[xii].
Despojada de su connotación subversiva, la construcción de poder popular y el abandono de
los intentos por ampliar espacios alternativos enfrentados al sistema, se subordinaron a la
búsqueda de poder institucional que, convertido en la palanca principal para la
transformación, devino en la real estrategia de poder.
Un segundo paso por parte de sectores de la izquierda independiente fue que el énfasis en la
construcción de un sujeto insurgente fue mutando hacia la construcción de su propia
organización y a una política sin sujeto, característico de los viejos manuales del marxismo
soviético o del estructuralismo de los ’60. Se pasó entonces a entablar una política de alianzas
condicionada por el hecho que “la primacía de lo institucional y los ritmos electorales generan
que la política se circunscriba fundamentalmente a los actores que participan en las
instituciones, que por definición son los partidos políticos, siendo la ciudadanía más un
mercado de votos que el sujeto político fundamental”[xiii]. La política fue abandonando así el
eje de la lucha de clases para centrarse en los partidos y organizaciones con inserción
institucional. La unidad del “campo popular” emergió entonces como estrategia que suplantó
a la construcción del poder popular.
Si bien es aguda la necesidad de aportar a la articulación del fragmentado pueblo trabajador,
el concepto de “campo popular” resulta, como mínimo, confuso y muy poco útil para tal tarea.
¿Qué organizaciones pertenecen al mismo? ¿Lo “popular” se determina en base a quienes lo
componen o por su dirección u objetivos? Aparecen entonces, de la mano de un concepto tan
vago, organizaciones que por el solo hecho de tener una base popular -e inserción
institucional- se convierten en aliadas estratégicas: alas burocráticas, organizaciones que
forman parte del gobierno y sólo aspiran a incrementar su inserción en el Estado, centroizquierdistas con larga trayectoria en subordinar movimientos populares genuinos (como la
Constituyente Social) a proyectos institucionales ajenos al pueblo trabajador. Una mirada que
secundariza la lucha de clases y hace primar lo institucional, resulta incapaz de escapar a la
trampa de considerarlos como únicos actores para la imprescindible unidad del pueblo
trabajador. Así, mientras se reivindica el proceso revolucionario bolivariano, en los hechos se
aspira a repetir la experiencia del Frente Amplio uruguayo y del PT de Brasil.
No negamos que es lícito y necesario hacer acuerdos tácticos, por uno u otro motivo, con los
más diversos sectores y organizaciones, pero siempre en pos del objetivo estratégico de
construir una izquierda enraizada en el pueblo, donde el principal sujeto son los miles de
activistas, luchadores y agrupaciones que surgen y seguirán surgiendo en los conflictos, en la
recuperación de las herramientas gremiales a nivel de empresa, en la lucha por vivienda o
educación, en los movimientos de género, ambientales, culturales o comunicacionales. Es
desde allí que se podrá construir un “bloque histórico” y disputar hegemonía y no desde
acuerdos por arriba con organizaciones que supuestamente estarían demostrando “vocación
de poder” por el sólo hecho de tener inserción institucional.
Los marcos de alianzas deben pasar por otros criterios y considerar que “hoy hay un sector
importante de la izquierda latinoamericana que no apuesta a la actualidad de la revolución. Lo
tenemos en la Argentina con los grupos que oscilan entre defender los logros de Cristina o
proponer nuevas versiones del desarrollismo, en el PC chileno que acompaña a Bachelet, en el
103
Frente Amplio de Uruguay, en el MST de Brasil, en sectores políticos dentro de los procesos
venezolanos, bolivianos y en Cuba. Pero también hay una izquierda que cree en la actualidad
de la revolución y trabaja con esa perspectiva. Ese trazo grueso nos pone en un mismo bloque
con grupos políticos a los que denominamos izquierda tradicional. No es casualidad entonces
que compartamos con ellos listas sindicales antiburocráticas o que coordinamos en luchas
territoriales, o por reivindicaciones puntuales. Las diferencias que tenemos con esos grupos
no han desaparecido, ni deben atenuarse porque nuestra izquierda en búsqueda no esta
pasando por un buen momento” (Guillermo Cieza, “La otra izquierda”).
La mirada concentrada en las organizaciones con representación institucional impide ver y
valorar los procesos, muchas veces moleculares, que se dan en el seno de nuestro pueblo
trabajador y en la lucha de clases. Así, en las elecciones del 2013 en la Capital,
equivocadamente se concluyó que no habría rupturas en el kirchnerismo sino en el centroizquierda, levantando entonces una política tibia que no se propuso disputar la importante
ruptura de sectores plebeyos y trabajadores que se alejaban del kirchnerismo, porque no se
percató que existían.
Paradójicamente -aunque sustentada en la crisis de representación política que el
kirchnerismo congeló pero no resolvió- el privilegiar la relación entre organizaciones en vez
de seguir el pulso a lo que sucede con el pueblo trabajador conduce al aislamiento sectario. En
contrapartida se requiere revalorizar la experiencia de la izquierda independiente, nutrida
con compañeros/as de las más diversas tradiciones e identidades. La actual ruptura con el
kirchnerismo por parte de sectores importantes de nuestro pueblo trabajador constituye una
oportunidad para el conjunto de la izquierda, a condición de valorar estas prácticas que
rehuyen del sectarismo. El ejemplo de Venezuela resulta inspirador. El chavismo, hijo del
caracazo, construyó una nueva identidad popular, en un ida y vuelta con el pueblo y contra
todo lo viejo representado por la IV República y sus partidos. Fue surgiendo así una nueva
identidad, recogiendo elementos anteriores como hilo de continuidad, pero esencialmente
nueva. Tal como ocurrió aquí en los ‘40 con el viejo peronismo. La izquierda se encuentra
frente a ese inmenso desafío.
Ni el “poder” ni el “abajo” constituyen lugares de donde partir ni a donde llegar
Compartimos la valoración sobre la izquierda independiente que hace Fernando Stratta
cuando sostiene que “… para algunos las incertezas de la izquierda independiente son
suficientes para plantear su agotamiento como ámbito desde donde erigir un proyecto
emancipatorio. Resulta necesario entonces afirmar que la izquierda independiente no es tanto
la delimitación, más o menos clara, de un conjunto de organizaciones, sino un espacio político
que lleva inscriptas ciertas coordenadas estratégicas de construcción…, las respuestas más
novedosas de nuestro pueblo a los procesos de desposesión (precarización laboral, saqueo de
los bienes comunes) se inscriben en el mapa de las resistencias de las que forman parte las
experiencias de este espacio político. Lo mismo sucede al observar los procesos más
avanzados de Nuestramérica, en donde el poder comunal aparece como vanguardia de la
transición al socialismo. Esta es la certeza para confiar y creer en la actualidad de su
proyección real. Y esa proyección tiene una base de sustentación en el desarrollo de las ideas
fuerza que atraviesan y caracterizan al espacio político de la izquierda independiente”[xiv].
104
La Izquierda independiente cuenta con sus agrupaciones de base, imprescindibles para la
construcción del poder popular, prefigurar valores y nuevas prácticas no capitalistas y para
una alternativa política anti-sistémica y con proyección socialista. Surgidas en la lucha social
pero con perspectivas de cambio social, son profundamente políticas en la medida en que lo
reivindicativo, guiado por una estrategia de construcción de poder popular es al mismo
tiempo una lucha “contra las estructuras, los medios, los valores, la cultura y los mecanismos
de producción y reproducción material y espiritual del poder de dominación, discriminatorio
y discriminante, excluyente y crecientemente marginador de las mayorías”[xv].
Pero en ellas no se resume el conjunto de las prácticas políticas necesarias para proyectarse
políticamente hacia el conjunto de los sectores dominados. Se hace necesario que lo social se
articule en lo político de forma tal que se cuestione a la sociedad no ya en tal o cual aspecto
por más medular que sea, sino integralmente. Resulta imprescindible “ir construyendo
colectivamente un marco de contención y proyección hacia dimensiones, espacios y
problemáticas más amplias y abarcadoras, encaminada a la profundización de las luchas y
propuestas, de modo tal que sea posible avanzar colectivamente en el cuestionamiento social
integral y articular las luchas sectoriales y sus propuestas con el proceso de cuestionamiento
creciente y de transformación de la sociedad”[xvi].
Pero así como el poder no es un lugar al que hay que llegar, una cosa factible de ser tomada de
la misma manera que podemos tomar un vaso con la mano, sino que constituye un proceso,
una relación social, algo similar podemos considerar en relación al “abajo” o al “de base” de
nuestras agrupaciones, que no señalan un lugar donde haya que permanecer ni un espacio a
ocupar; indican, en cambio, una lógica, un proceso que hay que llevar a todos lados y a todos
los ámbitos de la sociedad. Esta lógica del “abajo” señala la prioridad otorgada a la
construcción del poder popular y al protagonismo del pueblo como sujeto de cambio.
Constituye una lógica de intervención político-social que no obliga a las agrupaciones de base
a permanecer en tal supuesto lugar, sino a trascender con este protagonismo de los sectores
populares hacia todos los ámbitos de la sociedad, sin temor a perder ese carácter de abajo, de
protagonismo de lo plebeyo y popular. Se trata de una disputa hegemónica contra las lógicas
del capital que tienden a la alienación de los sectores populares. La articulación de lo político
y lo social junto con esta lógica del “abajo” constituyen señales identificatorias de la nueva
izquierda independiente en tanto esta asume que no se trata sólo de tener propuestas
políticas de “izquierda” contra el capital y su sociedad, sino de priorizar en ellas el
protagonismo popular y por consiguiente, otras prácticas y otra política.
El despliegue de esta lógica del “abajo” hacia el conjunto de la sociedad se hace imprescindible
ya que no creemos sea factible potenciarla dentro del espacio restringido de lo local o pueda
perdurar dentro del limitado espacio de acción de las agrupaciones de base. Más aún si la
pretensión es la construcción del poder popular. Nos parece en este sentido atinada la
observación de Miguel Mazzeo, “…no toda dinámica social autonómica constituye, por si
misma, una instancia de poder popular, incluso a pesar del protagonismo que las clases
subalternas puedan desarrollar. Existe un conjunto de estrategias de supervivencia, actos de
rechazo o de insurgencia que pueden desplegar dinámicas autonómicas sin vocación
libertaria…”, concluyendo que “sin negar la importancia que pueden llegar a tener las zonas
liberadas, los microespacios relativamente aislados y las comunidades autónomas, preferimos
el formato de poder popular que puede ser articulado con el concepto de hegemonía”[xvii].
Más aún, creemos que las transformaciones del capital y su sistema mundo obligan a pensar
105
en espacios más amplios de transformación, resultando imposible proyectar una Argentina
liberada fuera de la región nuestroamericana.
Nos encontramos atravesando un proceso de transición y maduración de la nueva izquierda
independiente surgida desde abajo, desde lo profundo de los sectores explotados y/o
excluidos por el capital. Ningún crecimiento puede darse sin crisis y sin optar por rumbos que
por momentos se bifurcan, reflejo de una sociedad contradictoria y compleja.
Sin embargo, vemos en la nueva izquierda local y latinoamericana, aún con sus fuertes
debates y fracturas, una construcción en proceso, un grito de rebeldía de nuestros pueblos
que están aprendiendo a construir herramientas eficaces para terminar con este sistema
capitalista y patriarcal. Nueva izquierda independiente a la que podemos entender como
síntesis creativa, en tanto las valiosas tradiciones revolucionarias que los pueblos fueron
forjando durante el siglo XX –trotskismo, anarquismo, peronismo revolucionario, guevarismo,
etc.- son componentes importantes en la construcción de las nuevas estrategias
revolucionarias con perspectivas socialistas, feministas, libertarias y ecológicas, pero ya no
pueden dar respuesta por sí mismas a la nueva realidad del pueblo trabajador y del sistema
capitalista.
Notas
[i] Martín, Facundo Nahuel y Mosquera, Martín. En: http://contrahegemoniaweb.com.ar/queorganizacion-para-que-estrategia-poder-popular-herramienta-politica-y-estrategiasocialista/
[ii] Mazzeo, Miguel. Que (no) hacer: apuntes para una crítica de los regímenes emancipatorios.
Buenos Aires, Antropofagia, 2005, p. 112.
[iii] Meiksins Wood, Ellen. Democracia contra capitalismo. Siglo XXI, México, 2000. p. 264
[iv] Meiksins Wood, Ellen. Idem, p. 272
[v] Badiou, Alain. Movimiento social y representación política. En: Acontecimiento nº 19-20,
Buenos Aires, 2000.
[vi] Lowy, Michael. La teoría de la revolución en el joven Marx. Buenos Aires, Herramienta, El
Colectivo, 2010. Pág. 70
[vii] Raúl Cerdeiras. Algunas ideas para otra política. Buenos Aires, Acontecimiento nº 35,
2008, p. 39
[viii] Dri, Rubén. De la multitud al pueblo, del no-poder al poder popular. Buenos Aires,
Herramienta nº 46, 2011, p. 15.
106
[ix] Seoane, José y Taddei, Emilio. Recolonización, bienes comunes de la naturaleza y
alternativas desde los pueblos. Diálogo de los pueblos, GEAL, 2010, p. 65
[x] Fernández Ortiz de Zárate, Gonzalo. Redefinir la política, prioridad estratégica para la
izquierda. En: http://www.rebelion.org/mostrar.php?tipo=1&id=1
[xi] Acha, Omar. El socialismo desde abajo, de ayer a hoy. En: Socialismo desde abajo. Buenos
Aires, Herramienta, 2013, p. 28
[xii] Mazzeo, Miguel. El sueño de una cosa (introducción al poder popular). Buenos Aires, El
Colectivo, 2007
[xiii] Fernández Ortiz de Zárate, Gonzalo. Redefinir la política, prioridad estratégica para la
izquierda. En: http://www.rebelion.org/mostrar.php?tipo=1&id=1
[xiv] Stratta, Fernando. Izquierda independiente: balance y perspectiva. En:
http://contrahegemoniaweb.com.ar/izquierda-independiente-balance-y-perspectiva/#more151
[xv] Rauber, Isabel. América Latina: sujetos políticos. Santo Domingo, Pasado y Presente XXI,
2005, p. 38
[xvi] Rauber, Isabel. Ibídem, p. 38-39
[xvii] Mazzeo, Miguel. El sueño de una cosa (introducción al poder popular). Buenos Aires, El
Colectivo, 2007, p. 65-66
CLASES, ALIANZAS Y RUPTURA DEMOCRÁTICA EN CHILE
M. ZEGUEL
http://contrahegemoniaweb.com.ar/clases-alianzas-y-ruptura-democratica-en-chile/
Todo proyecto político que apueste a constituirse como una alternativa histórica para el
conjunto de la población, llegado a un punto de su desarrollo práctico requiere dar un salto en
su capacidad de análisis y de acción. Requiere complejizar sus herramientas de análisis, sus
instrumentos organizacionales, sus métodos de acción y sus capacidades contraculturales. En
suma: requiere fortalecer su perspectiva estratégica, su horizonte programático, definir una
línea política de acción coherente a la “formación económico social” en la que opera y debe
establecer un repertorio táctico que permita vehiculizar los objetivos de periodo de la lucha
de clases en la que se interviene. En este punto de inflexión histórica se encuentra la izquierda
libertaria.
En un momento de definición de si será capaz de constituirse como un polo de conducción
política que permita referenciar las luchas de los sectores populares en perspectiva de
mayorías o se condenará al marginalismo político propio de nuestra izquierda criolla. De si
contribuirá en dar unidad política a la experiencia de lucha de los sectores populares de las
últimas décadas y que permita la generación de condiciones para el decante de un Bloque
Histórico Socialista o quedará relegada a los archivos historiográficos como una más de las
experiencias políticas fallidas que se han llevado adelante en Chile.
107
Concepción general de poder
Una perspectiva orgánica de poder se basa en la premisa de que la acción política extrae sus
marcos referenciales en las características estructurales de una formación económico-social,
el sistema de dominación que se establece y las alianzas sociales y políticas que lo sostienen
(alianzas de clases, fracciones de clases y estratos). Se parte del reconocimiento de que el
sistema de dominio parte de una contradicción que organiza el conflicto político, pero que se
presenta de manera velada, dependiendo de las características y estrategias del sistema de
dominio en la preservación de los intereses que administra y la legitimidad que se le otorga a
su funcionamiento. Esa premisa básica que nos entrega el marxismo parte del reconocimiento
de que un sistema de dominio como expresión orgánica de poder conjuga en su interior la
dimensión de la fuerza (violencia) y la del consenso (reconocimiento). Lo que nos permite
comprender que los sistemas de dominio, al conjugar un campo de interés (fuerza) con uno de
la legitimidad (consenso), deben políticamente desplegar distintas estrategias de dirección,
contención y asimilación de los actores sociales y políticos [1]
Esta constatación general de los sistemas de dominios en formaciones capitalistas avanzadas
se cruza con la particularidad de cada formación económico-social y su modo de inserción en
el sistema internacional. Por lo cual, las estrategias de acción, contención y asimilación
dependerán de las características concretas de las formación de las clases sociales, fracciones
y estratos; de las alianzas, sistemas de alianzas y posiciones en las alianzas; de las
características de las formaciones institucionales, del Estado, del sistema de partidos, del
régimen político, de la densidad de las sociedad civil y de las organicidad de los actores
sociales que inciden en las correlaciones de clases y en las de fuerzas.
a) ¿Estratos o clases sociales?
La dialéctica como método de análisis concreto conjuga en su análisis distintos niveles de
concreción y abstracción, que le permiten la identificación de lo general (lo común a lo
concreto) y su reproducción como un concreto del pensamiento. Es el dinamismo de la
realidad reproducida por el camino del pensamiento con fines de intervención práctica de la
realidad que permiten la generación de la unidad “teoría-praxis” a partir del sujeto. El sujeto
concreto es el centro del análisis y es, por tanto, la producción de la subjetividad el campo de
su acción política. Es ese sujeto concreto que vive, piensa, trabaja, siente y lucha.
La discusión sobre la aplicación de las categorías de clase o de estratos al análisis de la
formación de las clases sociales y los sistemas de alianzas es un debate que encubre dos
modos diferentes de comprender la política. Entre un sector que plantea el análisis en
términos de “autonomía de la acción política” y que parte de un análisis de tipos ideales y que
tiene como corolario la disolución de la acción política en el comportamiento individual en
una suerte de “individualismo metodológico”; y, otro modo, que parte de la identificación de
una “autonomía relativa” y que identifica una relación interior entre el campo del interés
económico con el comportamiento político [2] , insertando al individuo en una frontera
estructural que permite dar mayor coherencia a su marco referencial de acción.
Esta discusión sobre la contradicción entre estratos y las clases sociales parte de la idea
equivocada de que en Marx el único elemento a considerar en el análisis es el modo en cómo
108
se insertan los individuos en el mercado económico a partir de a) su posición en las relaciones
sociales de producción y b) la propiedad de los medios de producción. Por el contrario la
posición de estratos ocupacionales, apoyándose en la sociología weberiana, adopta una
posición centrada en los a) modos de vinculación de los individuos con los procesos de trabajo
bajo una b) óptica ocupacional. En una suerte de construcción de clases económicas a partir
del orden ocupacional. Es a diferencia del enfoque marxista, que establece relaciones entre
sujetos concretos, un enfoque que establece una gradación entre un modo abstracto de
concebir el trabajo y al individuo. Por tanto, un modo puramente liberal de concebir la acción
política a partir del comportamiento racional del individuo en relación a su ocupación.
El marxismo, como método de análisis, concibe que las oportunidades de mercado están
limitadas por la ubicación de los individuos en las relaciones sociales de producción que
tienden a corresponder con la propiedad de los medios de producción. En otras palabras, en
Marx la dimensión histórica es fundamental, por cuanto incide explicativamente en a) la
distribución inicial de los recursos, como b) el resultado final producto de su inserción en el
mercado. Esta forma de comprender el análisis ajusta la dimensión de la “racionalidad
individual” a la “coacción estructural”, situando al sujeto o en un contexto espacial y temporal
determinado.
b) Enfoque de clases: ¿dicotómico?, ¿tricotómico?:
El problema en relación al análisis de clases se genera por una complicación propia de la
dialéctica que opera bajo distintos niveles de abstracción y complejidad. Por este motivo, la
crítica a una supuesta presencia de un Marx Político, uno económico y otro filósofo social no
se sostiene en argumentos fuertes: precisamente porque en el marxismo la política opera
como articulación de las relaciones sociales de producción.
En ese sentido, la supuesta contradicción en Marx entre las categorías dicotómicas [3] , con el
enfoque “tricotómico” [4] que idéntica una diferenciación de clases en relación al tipo de
ingreso y las fuentes de ingresos, entre “Burgueses / terratenientes /proletarios”, con una
diferenciación compleja en el “dieciocho de brumario de Luis Bonaparte” carece de
consistencia. En dicho texto Marx identifica al menos ocho clases sociales: aristocracia
financiera, burguesía industrial, funcionarios públicos o altos dignatarios, pequeña burguesía,
clase media, proletariado, campesinado y lumpen-proletariado.
En Marx las clases sociales dependerán del nivel de abstracción (nivel de la situación de
fuerzas, del modo de producción o de la formación social). De tal forma que encontraremos
clases puras (burguesía/proletariado) en un modo de producción capitalista, en un nivel
puramente abstracto; encontraremos clases y fracciones de clases, presentadas de manera
estratifica en el nivel de “formación social”; y, finalmente, en el ámbito de comportamiento
político, diferentes agrupamiento en función de su posición en las relaciones sociales de
producción, la propiedad de los medios de producción y su estatus, su prestigio y
comportamiento político.
El desafío más bien pasa por una correcta variabilización de las clases sociales con miras de
intervención práctica en la formación social concreta: un proyecto aún inconcluso.
109
c) Centralidad del trabajo, clases sociales y alianzas en una perspectiva orgánica de poder
La importancia de un enfoque de clases en la estratégica socialista está dado porque nos
permite identifica la alianza de clases que sostiene al sistema de dominación en el campo del
interés económico y de la hegemonía política. Y porque nos permite trazar un mapa
estratégico del bloque histórico a construir para vehiculizar reformas democráticas en
perspectiva socialista: de nuestros sujetos en posiciones estratégicas en la estructura de
poder del sistema, en sujetos en posición de apoyo a sumar y a los sectores sociales en
retaguardia en una perspectiva de poder que nos permiten, como bien nos recuerda Lenin, la
expresión del poder como una mayoría que gobierne.
En ese sentido, la discusión que inicia por estos días la izquierda libertaria en relación al
carácter de la alianza social del bloque de clase a construir da cuenta de ese punto de inflexión
histórica en la que los militantes nos encontramos.
En ese sentido, la centralidad pasa por la construcción de un bloque de clases de contenido
democrático bajo orientación socialista, que permita conjugar una mayoría electoral con
mecanismos de presión de acción directa que agrupen a los sectores “anti neoliberales”,
“anticapitalistas” y “progresistas” en un programa de reformas democráticas bajo hegemonía
socialista: que apuesten a la construcción de un Estado de Derecho, garante de los intereses
de los trabajadores, de contenido popular y que conjugue un modelo de desarrollo integral, de
respeto del ser humano y del medio ambiente.
Sobre ese dique político, el deber de los sectores marxista al interior de la izquierda libertaria
es prefigurar una estrategia de poder que nos permita ir trazando los aspectos fundamentales
de nuestra estrategia de “ruptura democrática”. A saber: a) la construcción de un bloque de un
bloque de clase, con centralidad en los sectores estratégicos de la producción; b) que sume a
los sectores medios integrados en posición de apoyo por hoy subsumidos en la recomposición
del sistema de dominio; c) la inclusión de sectores en posición de retaguardia territorial que
permitan en un futuro territorializar el poder, dinamizar la movilización y presionar a las
formas clásicas de mediación político-partidarias; d) la generación de los esbozos de
programa democrático en perspectiva socialista en la cual los actores sociales tomen un
protagonismo central; e) la generación de una herramienta partidaria, compleja, que
centralice desde la acción colectiva una forma de construcción del socialismo desde abajo,
libertario y democrático.
Desde cerrillos, 21/9/2013.
(*) Estudiante de historia y sociología, Universidad de Chile. Militante del Frente de
Estudiantes Libertarios- sección Santiago.
Notas
110
[1] Cuestión que Gramsci caracteriza como Consenso pasivos /activos y que Tomás Moulián,
aplica de manera acertada para la caracterización de la formación social chilena desde el
Estado de Compromiso de clases hasta su ruptura (1938-1973).
[2] Esta confusión opera dentro militantes de la izquierda libertaria que están en las
postrimerías de un liberalismo radical más que de una perspectiva socialista.,
[3] Marx en la “ideología alemana” de 1945 se refería en términos de “dominantes y
dominados”. En la “Miseria de la Filosofía” de 1847, se refería en términos de “ricos y Pobres”.
En 1848, en el “manifiesto comunista” se refiere a la oposición entre “Burgueses y
proletarios”.
[4] Tomo III del Capital.
REINALDO ITURRIZA: “LA REVOLUCIÓN ES ALGO QUE SE HACE
PERMANENTEMENTE”
MARCO TERUGGI
http://contrahegemoniaweb.com.ar/reinaldo-iturriza-la-revolucion-es-algo-que-sehace-permanentemente/
Reinaldo Iturriza estuvo a cargo del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y
Movimientos durante un año y tres meses. El 2 de septiembre, en el marco del “Sacudón”
anunciado por el presidente Nicolás Maduro, una nueva tarea le fue asignada: el Ministerio del
Poder Popular para la Cultura. Ya al frente de sus nuevas responsabilidades, en un momento
que denomina como de “construcción del mapa de posibilidades”, Iturriza reflexiona sobre
algunos de los nuevos desafíos que se abren: las claves de una gestión del Estado que busque
aportar al horizonte socialista, los puentes entre el proceso comunal y la cultura, algunos de
los aportes necesarios de los artistas, cultores, intelectuales. Todo, dentro de una de las
grandes tareas de esta etapa de la revolución: la construcción de una hegemonía popular y
democrática.
¿Qué balance hacés luego de tu paso al frente del Ministerio para las Comunas y Movimientos
Sociales, sobre qué se debe hacer desde una institución estatal para aportar al proceso
revolucionario?
Una de las cosas fundamentales es el aprendizaje sobre el tema de la gestión. Hay quienes nos
entrampamos muchas veces en esa cuestión: comenzamos a superponer la gestión por sobre
la política, y estamos permanentemente frente a la tentación de defender una gestión, una
institucionalidad, frente al cuestionamiento popular, casi siempre muy muy legítimo.
Creo que la manera de desentramparse es entender siempre, y procurar actuar en
consecuencia, que uno no está adelantando una gestión, uno tiene la responsabilidad de
empujar una política, y eso que parece un juego de palabras tiene implicaciones muy serias.
Porque cuando se pone la política por delante de la gestión, se va a procurar poner siempre la
institucionalidad al servicio del pueblo organizado, en general. Entonces la manera en cómo se
mide el éxito o el fracaso de lo que se está haciendo, es viendo en qué medida se ha reducido
esa distancia. Pasa a importar muy poco aparentar que se está gobernando y uno se
compromete a gobernar, o mejor dicho, a crear las condiciones para que el pueblo organizado
sea el que gobierne.
111
La cuestión es hacer ese ejercicio en todas partes. Por ejemplo, en la última actividad en la que
participé como Ministro de Comunas, promovimos la idea del órgano comunal en materia de
vivienda, o sea de cómo poner la institucionalidad al servicio de que el pueblo organizado
participe directamente de la planificación, y sea el principal ejecutor. Eso podrá ser muy
obvio, pero la Gran Misión Vivienda Venezuela tiene 3 años y es ahora que lo estamos
haciendo.
Y en la sesión del Consejo Presidencial de Gobierno Popular con las Comunas, el presidente
aprobó la necesidad de que las comunas tengan presencia en los órganos estadales de
vivienda. Eso, si se lleva bien, si no convertimos la vocería en las peores formas de
representación, eso tiene un potencial revolucionario muy importante. Eso es posible porque
uno puso la política por encima de la gestión, porque no me interesa decir que construí 600
mil casas, me interesa que el pueblo organizado las construya. Y no es posible que alcancemos
esa meta si ese pueblo no participa de la planificación. Es absolutamente posible y necesario.
Eso es lo que distingue una política revolucionaria de cualquier otra política.
¿Qué puentes ves entre el proceso de organización comunal y esta nueva tarea al frente del
Ministerio para la Cultura?
El Comandante Chávez en su Golpe de Timón, siempre es bueno comenzar por ahí, hablaba,
con respecto al tema comunal, sobre la hegemonía popular y democrática. Hacía énfasis en la
necesidad de construirla, de convencer y no simplemente ser mayoría. Ya lo sabemos, si no
existe eso que el Comandante llamaba “espíritu de la comuna”, que es un poco lo que antes se
llamaba la “conciencia de clase”, tener esa conciencia; sin ella no se puede existir una
revolución. Se pueden tener los medios a disposición pero reproducir la misma lógica del
sistema que se pretende combatir.
El Comandante se lo planteaba de manera permanente así, eso que él llamaba “refundar la
República”, fundamentalmente en los dos primeros años de la revolución. Luego vino un
período de un esfuerzo por saldar la deuda social, que fue la marca distintiva, y creó las
Misiones, que fueron intentos por refundar ya no el modelo político, las reglas del juego
político, sino la institucionalidad, el Estado. No hay otra manera, hablando en sus términos, de
restituirle los poderes al pueblo, fundamentalmente los derechos económicos, sociales y
culturales. Una revolución que se conforma con ganar elecciones, y no acometer a esa tarea
fundamental, es un régimen más o menos socialdemócrata, progresista, pero hasta ahí. Y
Chávez estaba totalmente convencido de que nada de eso era concebible si no existía el
espíritu que alentara esas luchas, y en el caso concreto de la comuna si no existía el espíritu
que alentara la construcción de otra cosa distinta, del futuro, de una nueva sociedad.
Construir hegemonía, visibilizar y alentar ese espíritu, es entones una de las tareas
fundamentales del Ministerio de la Cultura. Esto es algo de lo que habíamos conversado con
alguna frecuencia con Fidel Barbarito –antiguo Ministro para la Cultura: la necesidad de
vincular orgánicamente las políticas que estábamos impulsando ambos. La manera más fácil
que se nos ocurría era acompañar el proceso de creación de Comités de Cultura en los
consejos comunales, y en las comunas. Porque cada vez que uno se despliega en el territorio
se consigue con mucha frecuencia al pueblo organizado, y, permanentemente, con expresiones
artísticas, culturales, de diversa índole.
112
Pero lo cultural no puede ser reducido a eso. Una de las tareas fundamentales es reconstruir el
profundo proceso de transformaciones en el plano de la cultural política que se produjo en
Venezuela. Este pueblo cambió radicalmente. El Comandante lo contaba: estamos en
diciembre del 2002, en pleno paro y sabotaje, está casi paralizada la economía, el pueblo no
tiene alimentos, cerveza, beisbol, es una sociedad a la que le quitan de un día a otro todo lo
que hace su cotidianeidad, además en diciembre, en las fiestas, ¿qué está pasando por la
cabeza de un pueblo para resistir eso? No podemos darnos el lujo de banalizar de lo que el
pueblo fue capaz. Hay una narrativa que tenemos que construir.
Pero las construcciones hegemónicas se pueden deconstruir perfectamente. Nada es
irreversible en la historia. Por eso no podemos conformarnos con ser mayoría simplemente,
porque corremos el riesgo de que identifiquen nuestras debilidades, se conecten con los
malestares populares, comiencen a hablar parecido a nosotros. Y no es que engañen a la gente,
sino que eventualmente, parte de la población, molesta por lo que considera que son errores
nuestros, comience a encontrar en otros actores parte de lo que consiguió en Chávez.
Entonces, cultivar ese espíritu y construir hegemonía popular y democrática, que son dos
cuestiones que planteaba el Comandante en su Golpe de Timón, traza una clara línea de
continuidad entre el trabajo que intentábamos hacer en el Ministerio de Comunas y tenemos
que hacer ahora en el Ministerio de Cultura.
¿Cuáles son los roles posibles de los artistas, cultores, intelectuales, en este contexto?
Lo que me parece importante es que reconozcamos que una revolución la hace gente con
consciencia. Y no es que nosotros ya la hicimos, precisamente todo lo contrario: la revolución
es algo que se hace permanentemente, y la construcción hegemónica es una tarea de todos los
días, y está permanentemente amenazada. En ese sentido, todo lo que son nuestros cultores,
artistas, intelectuales, todos los que están directamente involucrados con el mundo de las
artes, de la cultura popular, de la creación de la otra cultura, de bienes culturales, deben tener
un protagonismo indudablemente.
Y se trata de que el sujeto cultor, intelectual, sea cual sea el sujeto en cuestión, se plantee sus
problemas inherentes, pero siempre también la cuestión de cómo construir hegemonía. Evitar
a toda costa demandas y ejercicios autorreferenciales. No es solamente dignificar las
condiciones de vida del cultor, que por supuesto hay que hacerlo, sino que se incorpore a la
tarea de construcción de hegemonía. Y tratándose de las personas que tienen que ver
directamente con la construcción de valores, de sentidos, estamos hablando de un campo
privilegiado y determinante.
Fuente: https://comoelvientoenlanoche.wordpress.com
LA VIOLENCIA ESTRUCTURAL OLIGÁRQUICA, FRENO PARA LA PAZ EN COLOMBIA
http://www.revistapueblos.org/?p=17921
JUAN CARLOS CUÉLLAR, 05/10/2014 DEJAR UN COMENTARIO
La historia contemporánea de Colombia nos muestra una presencia constante de la violencia y
la guerra permeando las relaciones políticas e influyendo en la dinámica económica y social
del país. Durante casi dos siglos, la lucha por el poder político se hizo por la vía de la violencia
armada: el oponente era, ante todo, un enemigo al que derrotar y, de ser posible, destruir y
113
desaparecer físicamente. El momento actual es clave como posibilidad de romper con el hilo
histórico de violencia que ha impuesto el modelo oligárquico como opción para la acción
política.
p62_colombia_pepa
Como decíamos, durante casi dos siglos no fueron los debates parlamentarios los que
primaron, sino los enfrentamientos armados, las masacres, los levantamientos y guerrillas
partidistas[1]. Así se tramitaban cuestiones de hegemonía política y económica; también otro
tipo de disputas y contradicciones de familias, incluso con la Iglesia Católica inmiscuida. Los
partidos políticos tradicionales, Liberal y Conservador, tienen su origen en las luchas violentas
por el poder. La adscripción a cada partido no surgía tanto de una perspectiva doctrinaria, de
afinidad con determinados principios o con un programa político concreto, como de aspectos
como las rivalidades familiares vecinales o institucionales, o la necesidad de protección y
sobrevivencia.
La oligarquía colombiana ha recurrido al uso sistemático de la violencia a través del Estado
para eliminar cualquier amenaza a su estabilidad. Siempre que se hizo presente la
desobediencia, la lucha popular e, incluso, las acciones de oposición dentro de las reglas de
juego establecidas por el régimen, la respuesta fue criminal y violenta: masacres en campos y
ciudades, desaparición forzada, sicariato, despojo de tierras, encarcelamiento y tortura.
Historia de violencia
Con engaños y traición fue desactivada la insurrección comunera y asesinado José Antonio
Galán. En los inicios de la República lograron encarcelar y desterrar a Antonio Nariño,
asesinar a José María Cabal, a José María Carbonell, Antonio José de Sucre y muchos patriotas
comprometidos con la causa popular que apostaban por romper más radicalmente el cordón
colonizador. Atentaron incluso contra Simón Bolívar.
En 1854 fue desterrado el general José María Melo, demócrata de ancestros indígenas y
militar que participó en casi todas las batallas importantes de la independencia de
Suramérica, quien había promovido una insólita alianza de artesanos cada vez más
empobrecidos y militares e intelectuales desilusionados de las fórmulas económicas de la
oligarquía. En 1901 asesinaron también por oponerse al régimen oligárquico al general
Liberal Avelino Rosas, amigo y compañero de luchas de Eloy Alfaro y José Martí. Entre 1830 y
1890 hubo catorce guerras civiles de ámbito provincial.
Entre 1850 y 1870, otras 20 revoluciones locales, de las cuales diez fracasaron y diez
culminaron con la deposición violenta de los gobernantes[2]. En la década de 1920, los
movimientos popular, sindical, campesino e indígena fueron cruelmente reprimidos. Se
recuerda con dolor la masacre el 6 de diciembre de 1928 de los trabajadores bananeros,
ordenada por la United Fruit Company y realizada por el ejército colombiano. En esta segunda
década del siglo XX se arremete también contra la rebelión indígena encabezada por Manuel
Quintín Lame. Asediaron a los pueblos y a sus dirigentes obligándolos a la insurrección
armada y una vez se produjo el levantamiento justificaron la arremetida contra las
comunidades organizadas y derrotaron por la fuerza esos intentos de reivindicación social,
política, cultural y territorial[3].
114
El 9 de abril de 1948 es asesinado por sicarios Jorge Eliecer Gaitán, candidato a presidir la
República que se atrevió a reivindicar los intereses de la clase trabajadora y el campo popular.
Este asesinato produjo de inmediato una inmensa movilización general y espontánea, el
Bogotazo. El régimen conservador de Mariano Ospina Pérez sacó al ejército a las calles para
reprimir el alzamiento, desatando una ola de asesinatos que alcanzaron la cifra escalofriante
de 300.000 víctimas en cinco años.
En 1953, el pueblo liberal gaitanista, organizado en guerrillas, aceptó la amnistía propuesta y
concedida por el dictador militar Rojas Pinilla y decidió su incorporación legal a la vida
política. Al poco, fueron asesinados cientos de los líderes y mandos guerrilleros
desmovilizados. En 1957 cae asesinado el ex-dirigente guerrillero liberal Guadalupe Salcedo y,
posteriormente, Dumar Aljure. Este periodo tuvo su momento definitivo con la agresión en
1964 a los campesinos organizados en auto-defensas en Marquetalia, Riochiquito, el Pato y
Guayabero, mediante el denominado Plan Lasso, con la intervención directa de militares
gringos dirigiendo batallones de fuerzas militares colombianas.
Como reacción a esta agresión violenta por parte de la oligarquía colombiana y producto de la
acumulación de situaciones de exclusión, injusticia, afección a las libertades y terrorismo de
Estado, se origina un nuevo escenario de lucha. En 1964, 1965 y 1970 surgen los movimientos
guerrilleros FARC-EP, ELN, EPL, M19, Quintín Lame y PRT; al tiempo que resurgen los
movimientos indígena, obrero, campesino, estudiantil y cívico popular.
Esta nueva iniciativa es enfrentada nuevamente por la acción violenta del Estado,
perfeccionada en las décadas anteriores: la tortura, el asesinato selectivo, la desaparición
forzada, la infiltración de los movimientos sociales, la persecución sistemática a líderes
populares y, después, las masacres colectivas y la práctica de tierra arrasada; a través de
grupos paramilitares, la acción directa de las fuerzas armadas oficiales y el uso de la
delincuencia común. En este último periodo de terrorismo oficial cayeron asesinados Camilo
Torres, Jaime Bateman, Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, José Antequera,
Teófilo Forero, Oscar William Calvo, Manuel Cepeda, Leonardo Posada, Pedro Luis Valencia y
Octavio Vargas Cuéllar, entre otros. Además, cientos de militantes y dirigentes de izquierda
fueron encarcelados u obligados a exiliarse.
Esta cruzada violenta emprendida por el Estado contra el pueblo ha ocasionado una crisis
humanitaria de desplazamiento y despojo de enormes dimensiones, haciendo de un país de
tradición agrícola (mayoritariamente rural) un país de parias, de suburbios, de masas
amorfas, de personas sin mayor perspectiva de vida; convirtiendo las ciudades en verdaderas
concentraciones humanas y destinando las mejores tierras del campo para los proyectos de
terratenientes, narcotraficantes y multinacionales.
Según los líderes del movimiento político Unión Patriótica (UP), el saldo de los actos atroces
perpetrados en su contra hasta hoy se aproxima a las 5.000 personas asesinadas,
desaparecidas y torturadas. Entre estas personas se cuentan dos candidatos a la presidencia,
ocho congresistas, cientos de alcaldes y concejales y miles de activistas locales[4]. Según cifras
presentadas por el Grupo de Memoria Histórica ¡Basta ya!, el ciclo de violencia de los últimos
54 años ocasionó la muerte hasta 2012 de por lo menos 220.000 personas[5].
¿Hacia el desmonte estructural de la violencia?
115
Para lograr el ejercicio de una política sin violencia se impone una transición que nos acerque
a la democracia. Un nuevo pacto de las mayorías para la paz exige el desmonte estructural de
la violencia. No podemos encarar un proceso de paz sin reconocer los antecedentes de la
guerra, la dimensión de la capacidad criminal de la oligarquía colombiana y las formas de
neutralizar los intentos de quienes quisieron construir un proyecto distinto de país. Los
pactos realizados históricamente para terminar los conflictos no resolvieron las causas que lo
originaron, las victimas siempre sufrieron el desprecio y las personas reincorporadas también
fueron perseguidas, muertas o desaparecidas.
Las fuerzas militares y de policía, las agencias de inteligencia como el famoso DAS, no han
operado en defensa del país y mucho menos han cumplido el deber constitucional de
preservar la soberanía nacional. En los últimos 60 años fueron adoctrinadas por la Escuela de
las Américas, academia militar dirigida por EEUU que ha entrenado a más de 61.000 soldados
latinoamericanos en técnicas de combate, tácticas de comando, inteligencia militar y tortura.
La consigna general de las fuerzas armadas en los países del continente era reprimir y
exterminar al “enemigo interno”, orden establecida en la Doctrina de Seguridad Nacional
diseñada por Estados Unidos y adoptada por los ejércitos latinoamericanos[6].
En la última década, el proceso democratizador en Latinoamérica ha operado profundos
cambios en la doctrina militar de sus ejércitos. Su prioridad no es el enemigo interno sino la
soberanía nacional y popular. Pero en Colombia sigue vigente la doctrina contrainsurgente y
anticomunista: las fuerzas militares siguen los manuales del Instituto del Hemisferio
Occidental para la Cooperación en Seguridad (WHINSEC), nombre adoptado por la escuela de
las Américas desde 2001. La misma escuela de adoctrinamiento contrainsurgente, con otro
nombre.
Grave error se puede cometer si se intenta terminar como si se tratara otro tipo de
confrontación o guerra ordinaria con los conflictos armados internos que tienen un sello
político y de clase. No hace bien el considerar que estos levantamientos armados son simples
agrupamientos al margen de la ley que el Estado debe someter a la justicia, ni el no tener en
cuenta que las graves desigualdades y la exclusión han afectado a la estructura misma de la
sociedad.
Un acuerdo de paz va más allá de la suspensión de las acciones armadas. Debe llevarnos a un
nuevo pacto de sociedad que termine con estos desajustes y diferencias, a un avance en un
proceso de transición a una democracia real, no a la “profundización de la democracia” a la
que nos quieren invitar. Esta democracia necesita de la existencia de unas Fuerzas Armadas
profesionales con una nueva doctrina que enfatice la defensa de la soberanía nacional y
popular. Necesita, también, un nuevo pacto de mayorías, que nos lleve a la configuración de un
nuevo sujeto político común, diverso, intercultural, que pueda avanzar en una transición
política y democrática, hacia un proceso emancipatorio popular. Existe la posibilidad de
romper con el hilo histórico de violencia que ha impuesto el modelo oligárquico como opción
para la acción política.
Juan Carlos Cuéllar, comandante del ELN, detenido en la cárcel de Bellavista (Medellín), forma
parte del Movimiento de Presos Políticos Camilo Torres Restrepo.
Artículo publicado en el nº62 de Pueblos – Revista de Información y Debate, tercer trimestre
de 2014.
116
NOTAS:
Como explica Francisco Muñoz, el concepto de paz ha estado liga do al de la guerra, pues
ambos aparecen simultáneamente. La paz se puede entender como antípoda de la guerra
(Muñoz, Francisco A; Martínez López, Mario (2000): Historia de la Paz. Tiempos, espacios y
actores, Universidad de Granada.
Tirado Mejía, Álvaro (1996): Aspectos sociales de las guerras civiles en Colombia, Biblioteca
de Autores Antioqueños, Vol. XCVI, Medellín.
Dorado, Fernando (2014): “Guerra civil en Colombia (Parte II)”, Semanario Virtual de la
Corporación Viva la Ciudadanía.
Lozano Guillén, Carlos; y Matta Aldana, Luis Alberto; (2002): Poder capitalista y violencia
política en Colombia: terrorismo de Estado y genocidio contra la Unión Patriótica, Bogotá.
Son cifras aproximadas, porque los informes no dan cuenta de muchos casos no registrados.
La mayoría de estas víctimas son causadas por la violencia armada del Estado y el
paramilitarismo.
Establecida en Panamá en 1946, la Escuela de las Américas fue trasladada a Estados Unidos en
1984. En la década pasada la prensa estadounidense abordó como un escándalo sus manuales
de entrenamiento, utilizados para instruir sobre cómo aplicar torturas, el pago de
recompensas por enemigos muertos, el chantaje y la extorsión. Cientos de colombianos y
colombianas han sido torturadas, asesinadas y desaparecidas por soldados y oficiales
colombianos entrenados en la Escuela de las Américas y por mercenarios como Yair Klein, del
ejército sionista de Israel.
EN EL CAMINO DE DILMA AL BALLOTTAGE, LULA ESTARÁ MÁS
En el PT consideran que la llave para la victoria está en la comparación de los mandatos de esa
formación con los de Cardoso.
Por Darío Pignotti
Desde Brasilia
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-256951-2014-10-07.html
“Seguro que el papel de Lula será importante en la segunda vuelta, esto todavía tenemos que
hablarlo a fondo con la presidenta Dilma en las reuniones de estos días. Después de trabajar
mucho en la primera vuelta, Lula va a trabajar todavía más en la segunda”, declaró el
secretario general de la Presidencia, Gilberto Carvalho, miembro del equipo de campaña del
PT, consultado por Página/12. La mandataria Dilma Rousseff analizó ayer en Brasilia con sus
asesores cuál será la estrategia a seguir hacia el ballottage del 26 de octubre, luego de vencer
el domingo con el 41,59 por ciento ante el 33,55 de Aécio Neves, postulante por el Partido de
la Socialdemocracia Brasileña.
“Claro que va a ser una campaña muy dura hasta el 26 de octubre, Aécio Neves está siguiendo
un guión muy peligroso, medio furioso contra el PT... eso perjudica a la democracia por la cosa
intolerante, despertando el prejuicio que él está sembrando en las personas”, denunció
Carvalho durante un breve diálogo con este diario el domingo por la noche, cuando dejaba el
auditorio próximo a la residencia presidencial, donde Dilma acababa de pronunciar un
discurso durante el cual subrayó que “sin el presidente Lula yo no hubiera llegado donde
llegué”.
117
Dilma inició ayer la caminata hacia el ballottage como favorita a caballo de los 43.267.000
votos obtenidos el domingo, es decir 8.370.00 más que su adversario social-demócrata. Una
ventaja que sin dejar de ser importante, es menor de lo esperado por el oficialismo (siguiendo
encuestas que volvieron a elaborar pronósticos errados) y no es tan holgada como para
garantizar la reelección.
La posición que adoptará la candidata ambientalista Marina Silva, con el 21 por ciento, fue
motivo de especulaciones en San Pablo, donde se reunió la cúpula del Partido de la
Socialdemocracia Brasileña (PSDB) y en Brasilia, sede del encuentro petista.
Rousseff contó haber recibido una llamada “muy gentil y civilizada” de Silva, a quien “no le
pidió apoyo para el segundo turno”, lo cual será materia de negociaciones en los próximos
días. En la noche electoral, Marina formuló declaraciones en las que demostró cierta
inclinación hacia Neves, pero la presidenta estima que sea cual fuere la decisión de la
dirigente ambientalista, sus electores no emigrarán en bloque hacia los social-demócratas.
La distancia que separa a Dilma de Aécio Neves es la más estrecha obtenida por un postulante
petista en primera vuelta desde octubre 2002, cuando Lula conquistó por primera vez el
gobierno para esa agrupación que este año busca su cuarta presidencia consecutiva.
No todo lo que se discutió ayer en Brasilia tomó estado público pero se descuenta que el lugar
de Lula fue un asunto analizado debido a su alta popularidad nacional, y el papel que
desempeñará en San Pablo que es a la vez el primer colegio electoral, con el 22 por ciento de
los votantes.
San Pablo, estado donde fue reelecto el gobernador social-demócrata Geraldo Alckmin (de
antiguos lazos con el Opus Dei), fue el territorio más adverso para el PT: allí Dilma conquistó
apenas el 25 por ciento de los votos frente al 44 por ciento recogido por Aécio Neves.
Al ser consultada sobre cuándo hará proselitismo en San Pablo, posiblemente junto a Lula,
Dilma respondió que aún no hay fecha para esa reanudación. “Inicialmente vamos a esperar
unos días para decidir dónde empezar (el proselitismo hacia el ballottage), la tendencia es
comenzar por el nordeste”, donde se encuentran las provincias más pobres que votaron
mayoritariamente al PT.
Como los boxeadores exhaustos que reciben las instrucciones para el último round: Dilma y
Aécio participaron ayer de largas reuniones para definir los movimientos en los próximos 15
días. Saben que un golpe mal dado o el menor descuido con la guardia baja puede definir el
combate.
Dilma lleva las de ganar si es capaz de contener el ímpetu con que el Partido de la
Socialdemocracia Brasileña (PSDB) retomó ayer la campaña, avalado por banqueros
optimistas ante la eventualidad de una derrota del PT que franqueará el camino a la
restauración neoliberal prometida por Neves. Hace dos semanas, y cuando parecía que su
candidatura se hundía, el representante social-demócrata comunicó al sector financiero que
su ministro de Hacienda será Arminio Fraga, titular del Banco Central durante la presidencia
del social-demócrata Fernando Henrique Cardoso.
118
Ciclotímica, la Bolsa de Valores de San Pablo que la semana pasada se desplomó ante
encuestas favorables a Dilma, ayer trepó el 4,7 por ciento, el salto más pronunciado desde
2011, mientras las acciones de Petrobras crecieron cerca del 11 por ciento. Inversores locales
y extranjeros confían en que Neves retomará la política de desnacionalización de la petrolera
iniciada durante la administración de Cardoso, responsable del fin del monopolio estatal de la
explotación de crudo y la apertura del capital accionario de la compañía estatal creada por el
presidente Getúlio Vargas en los años ’50.
“Presidenta, ¿qué opina de la reacción de la Bolsa?”, preguntó ayer un reportero, a lo que
Dilma respondió: “Yo sospecho que los inversores pueden hacer todo lo que se propongan,
pero no pueden ganar una elección. Quien vota y gana en Brasil se llama pueblo brasileño”.
Ese será el tipo de discurso que posiblemente adoptará la candidata a la reelección hasta el
día 26 para establecer distancia ante el partido de las finanzas e insistir que en un segundo
mandato continuará apostando al empleo, la distribución de renta y las políticas sociales. En el
PT consideran que la llave para la victoria está en la comparación de los tres mandatos de esa
agrupación, desde 2003, con los dos del PSDB, de Cardoso, entre 1995 y 2002.
Así lo hizo ayer Dilma con la voz ajada, pero más nítida que el domingo, cuando propuso
“comparen mi recesión con la de ellos, comparen lo que está ocurriendo en mi gobierno con
los fantasmas del pasado, él (Aécio Neves) puede usar la retórica, pero la realidad es lo que
importa”.
“Una vez más vamos a tener la confrontación de dos proyectos... y hay una peculiaridad, son
proyectos que fueron puestos en práctica por gobiernos (del PT y PSDB) concretos.”
Así Dilma retoma un receta que se demostró exitosa, la de poner frente a frente lo hecho por
los petistas y los socialdemócratas cada vez que estuvieron en el Palacio del Planalto.
Fernando Henrique Cardoso dejó el gobierno en diciembre de 2002 con altos índices de
desocupación, racionamiento de luz y una reprobación superior al 60 por ciento.
Allí está la razón por la que sus correligionarios social-demócratas evitaron incluirlo en la
publicidad partida en las presidenciales de 2002, 2006 y 2010, vencidas por el PT, dos veces
con Lula y la última con Dilma.
En esta campaña Aécio Neves modificó, en parte, la táctica publicitaria, pues en ocasiones
mencionó a Cardoso, de quien rescató el programa económico conocido como Plan Real y las
privatizaciones, que abarcaron desde las telecomunicaciones, la minería y el fin de monopolio
estatal de la explotación petrolera.
Esa exhibición de Cardoso, que acaba de formular comentarios irónicos sobre Dilma,
despierta alguna expectativa entre los petistas que saben que el ex gobernante resulta poco
seductor para el electorado, más aún en el de clase baja, donde Lula sigue despertando
pasiones como se vio en los actos que encabezó la semana pasada en San Pablo.
CONGRESO DE BRASIL SE FRAGMENTÓ AÚN MÁS TRAS ELECCIONES; PT PERDIÓ
ESCAÑOS
119
http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/10/06/congreso-de-brasil-quedo-masfragmentado-tras-elecciones-pt-perdio-escanos-9466.html
Por Afplun, 06 oct 2014 11:26
brasil.jpg
Soldados brasileños vigilaron ayer las estaciones de votación en las favelas de Río de Janeiro.
Foto Reuters
Brasilia. El Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de la presidenta Dilma Rousseff
conquistó el mayor número de diputados en las elecciones del domingo, aunque perdió
representación al igual que su principal aliado, el PMDB (centro), en un Congreso que quedó
aún más fragmentado que antes.
El PT alcanzó 70 diputados, 18 menos que los que tiene actualmente en su peor resultado
desde 2002, cuando llegó a la presidencia y alcanzó 91 diputados. El gigantesco Partido del
Movimiento Democrático (PMDB) llega a 66 y pierde cinco, según datos de la Cámara de
Diputados.
Entre los opositores, el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), de Aecio Neves, que
disputará el balotaje el 26 de octubre con Rousseff, consiguió 54 diputados, 10 más de los que
tenía.
El Partido Socialista Brasileño (PSB), que lanzó la candidatura de la popular ecologista Marina
Silva, tercera en las encuestas y que estudia dar su apoyo a Neves, consiguió 34 diputados, 10
más de los que tenía.
La gran novedad para la Cámara de Diputados que asumirá con el nuevo gobierno en 2015 es
que tendrá una representación mucho más pulverizada, con 513 diputados de 28 partidos,
contra 22 en la actualidad.
"El aumento del número de partidos torna las negociaciones políticas más complejas,
principalmente para el presidente que resulte electo en el balotaje del 26 de octubre", señala
la agencia oficial de la Cámara en una nota.
Ya en el Senado, que renovó 27 de los 81 escaños, el líder sigue siendo el PMDB, con 18
senadores, seguido del PT, con 12; ambos perdieron un escaño.
El PSDB perdió dos senadores y alcanzó 10, y el Partido Socialista avanzó como ninguno, de 4
a 7, entre estos el exastro del fútbol Romario.
El PMDB puede cambiar de lado
La suma de votos de los 10 partidos que apoyan a Rousseff en el Congreso garantizan la
mayoría a la mandataria.
Pero el PMDB, actualmente aliado del PT, nunca fue oposición y siempre apoyó a los partidos
en el comando del país, a cambio de poder y cargos.
"Si Neves gana, el PMDB se le juntará, siempre lo ha hecho", evaluó el analista André César, de
la consultora Prospectiva.
120
De todos modos, "el apoyo del próximo presidente en el Congreso será diferente, más
fragmentado, con bancadas menores", dijo César.
Los números del Congreso todavía pueden variar: algunos senadores que habían dejado su
cargo para ser ministros o disputar por ejemplo una gobernación pueden regresar a sus
funciones, y especialmente en la Cámara de Diputados, por tratarse de un sistema
proporcional de votación, algunos resultados pueden ser impugnados en la justicia.
Existe también el caso de diputados que disputaron los comicios incluso después de que la
justicia electoral los considerara no aptos por no tener su "ficha limpia", es decir, por haber
sido condenados en la justicia.
Es el caso del ex gobernador de Sao Paulo, Paulo Maluf, cuyo nombre aparecía en la lista de
personas buscadas por Interpol, acusado de desvío de recursos de obras públicas, que recibió
más de 250 mil votos y ahora espera un fallo de la Corte Suprema que decidirá su futuro
político.
Entre los diputados que integrarán el nuevo Congreso figura el payaso Tiririca, reelecto con
un millón de votos y el segundo diputado federal más votado del país, en una clara protesta
contra las denuncias de desvíos de dinero público y corrupción en el parlamento, sus elevados
salarios y tiempo reducido de trabajo.
BRASIL. EL PROGRESISMO ANTE SU MAYOR DESAFÍO
RAÚL ZIBECHI
http://contrahegemoniaweb.com.ar/brasil-el-progresismo-ante-su-mayor-desafio/
Luego de doce años en el poder, el Partido de los Trabajadores puede ser desalojado por el
éxito de sus políticas sociales: millones de jóvenes recién llegados al mercado de trabajo
quieren seguir mejorando, cuando la economía muestra señales de estancamiento. Aunque el
debate electoral está centrado en cuestiones domésticas, el resultado puede tener hondas
repercusiones en la región sudamericana.
La vigorosa reacción de Dilma Rousseff durante la segunda semana de setiembre, respaldada
por el carismático activismo del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, logró contener lo que
parecía un imparable ascenso de la candidata del Partido Socialista (PSB), Marina Silva, que
venía creciendo de forma sostenida desde el 13 de agosto, cuando se estrelló la avioneta que
transportaba al candidato presidencial Eduardo Campos. Cabalgando sobre la conmoción
nacional, el carisma de Marina, quien rápidamente ocupó el lugar de Campos en la chapa
socialista, creció de modo exponencial en las encuestas llegando a superar a la presidenta por
diez puntos en la segunda vuelta.
A principios de setiembre el escenario parecía adverso para la reelección de Dilma. Además de
tener que modificar la orientación de su campaña ante la aparición de una desafiante
imprevista, que se mostraba capaz de arrastrar al amplio sector de votantes que desean
cambios, debía afrontar una denuncia sobre corrupción en la estatal Petrobras en un clima de
estancamiento, y hasta de retroceso, de los indicadores económicos.
La reacción de la campaña del Partido de los Trabajadores (PT) fue certera y eficaz. Atacaron
frontalmente a Marina en su punto más débil: haberse rodeado de banqueros y defender un
121
programa neoliberal que incluye la autonomía del Banco Central. Los petistas también se
enfocaron en las debilidades e inconsistencias de sus propuestas, así como en sus ya
tradicionales y repentinos cambios de rumbo. El efecto fue inmediato. La segunda semana de
setiembre registró un repunte de la presidenta y un leve retroceso de Marina, con un empate
en la segunda vuelta que deja abierta la sucesión, pero ya no conforma aquel panorama
catastrófico que vaticinaban las encuestas durante las dos semanas posteriores al fatal
accidente aéreo.
Un tsunami llamado Marina
La irrupción de Marina Silva en la campaña electoral trastocó un escenario que se había
mostrado estable en las dos últimas décadas. Es, en realidad, la consecuencia de cambios
profundos que se fueron acumulando en la sociedad brasileña desde el ascenso de Lula al
gobierno, en 2003, y que se manifestaron de modo tumultuoso en junio de 2013, cuando
millones de brasileños ocuparon las calles.
Durante dos décadas la política brasileña estuvo polarizada entre el Partido de la Social
Democracia Brasileña (PSDB) de Fernando Henrique Cardoso y el Partido de los Trabajadores
(PT) de Lula. La disputa entre tucanos y petistas dividió al país entre quienes defendían el
modelo neoliberal y las privatizaciones y los que proponían cambios de fondo para salir de
ese modelo.
Para comprender el fenómeno Marina hay que adentrarse en junio de 2013. Las masivas
manifestaciones en casi 400 ciudades, motivadas inicialmente por el aumento del precio de
los transportes pero devenidas en revuelta contra la represión policial, modificaron el mapa
político del país. Junio hizo añicos la polarización PT-PSDB que era, también, un principio de
orden en el escenario político. Todos los demás partidos orbitaban en torno a una de las dos
siglas, ya que tenían la capacidad de imantar el campo de fuerzas políticas.
El 84% de los manifestantes no tenían preferencias partidarias, el 71% participaba por
primera vez en protestas, el 53% tenían menos de 25 años y el 77% eran universitarios (1).
En un país como Brasil, poco habituado a la movilización callejera, la irrupción de millones de
personas en las avenidas de las grandes ciudades, no podía dejar de tener repercusiones de
largo aliento.
La política de los gobiernos del PT de favorecer a los más pobres, a través del aumento
sostenido del salario mínimo y de programas sociales focalizados como Bolsa Familia, creó las
condiciones subjetivas de la nueva protesta social. Como sostiene Bruno Cava, escritor e
investigador en el área de la teoría y filosofía del derecho, “al valorar a los pobres, al propiciar
condiciones para su integración en el mercado de trabajo (formal o no), también se fortalecen
las herramientas políticas, culturales, comunicativas, cuyo contra-efecto es una capacidad
superior de accionar y demandar”(2).
Junio de 2013 encarnó los deseos de los 40 millones de brasileños que salieron de la pobreza,
fueron incluidos a través del mercado y descubrieron la desigualdad, omnipresente en la
sociedad brasileña. Para ellos, apunta Cava, “el sufrimiento diario en los autobuses, metros y
trenes pasó a ser súbitamente entendido no más como resultado de un fracaso individual, sino
como violencia de clase”(3).
Marina sabe surfear sobre esa ola que relama cambios. Su biografía la avala. Nació hace 56
años en el amazónico estado de Acre. Descendiente de africanos y portugueses, es hija de un
seringueiro (recolector de látex) que tuvo once hijos, de los cuales sólo ocho sobrevivieron.
Comenzó a trabajar a los diez años para pagar la deuda de su familia. Sufrió malaria,
122
contaminación por mercurio y leishmaniosis. Trabajó como empleada doméstica, fue
analfabeta hasta los 16 años, estudió historia y psicopedagogía.
En 1984 se afilió al PT. Fue diputada, senadora y ministra de Medio Ambiente del gobierno
Lula entre 2003 y 2008. En 2010 fue candidata a la presidencia por el Partido Verde (PV)
cosechando 19 millones de votos, el 19,3%, sin alcanzar la segunda vuelta. Es ambientalista
defensora del “capitalismo verde”, rechaza el aborto y el casamiento gay, profesa el
evangelismo integrando la Asamblea de Dios. Para las elecciones de 2014 no pudo conformar
un partido propio, ya que abandonó el PV, y se presentó como candidata a vice del PSB, junto a
Campos.
Hacia el fin del consentimiento pasivo
Ruy Braga, sociólogo y profesor en la Universidad de São Paulo (USP), asegura que la
hegemonía lulista se sostiene sobre dos pilares. Por un lado, “el consentimiento activo de las
direcciones de los movimientos sociales, con los sindicalistas al frente, que se instalaron en el
aparato del estado y en los fondos de pensiones de las empresas estatales”. Por otro lado, “en
el consentimiento pasivo de las clases subalternas que, seducidas por las políticas públicas
redistributivas implementadas por el gobierno federal, permanecieron junto lado del Partido
de los Trabajadores”(4).
Mientras los trabajadores organizados realizan huelgas pero mantienen su apoyo al gobierno,
existe “una masa de unos 40 millones de ciudadanos formada por jóvenes de entre 16 y 33
años, más escolarizada que la generación anterior, que percibe una renta individual similar a
la de sus pares, pero se desgarra de la hegemonía lulista, acercándose a Marina Silva”(5). Siete
de cada diez estudiaron más que sus padres, el 65% trabajan y el 40% concilian trabajo y
estudio.
Ironía de la vida, llegan al mercado de trabajo cuando la economía se desacelera y la
posibilidad de mejoras se complica; rechazan el modelo actual aunque reconocen que mejoró
su situación. Apuestan por Marina porque es la defensora de “cambios”, aunque su gobierno
sería más neoliberal que el de Dilma. “Los jóvenes trabajadores que viven entre un empleo sin
futuro y una facultad particular nocturna de baja calidad, quieren aquello que el actual
sistema no es capaz de darles, esto es, una ampliación de sus derechos sociales”, concluye
Braga.
Dos grandes cambios en el escenario socio-político: el primero, es que Marina tiene capacidad
de arrastrar electores de izquierda y a la vez de la derecha tradicional que desea derrotar al
PT(6). El segundo, es su capacidad de disputar con el lulismo el consentimiento pasivo de los
subalternos. Puede ser el fin de la “hegemonía al revés”, concepto acuñado por el sociólogo
Chico de Oliveira, que remite al hecho de que en Brasil las clases dominantes “se dejan
conducir políticamente por los dominados”, a condición de que no poner en cuestión la
explotación capitalista(7).
Los movimientos hacen su juego
La Plenaria de los Movimientos Sociales emitió un comunicado de 22 puntos en el que
demanda la reforma del sistema político, al que considera rehén del poder económico, la
democratización de los medios y de la educación, entre los más destacados. La central de
trabajadores (CUT), el movimiento sin tierra (MST) y la unión de estudiantes (UNE) son
123
algunas de las firmas más destacadas(8). Aunque no se pronuncian a favor de ningún
candidato, desde su formación, tres décadas atrás, giran en torno al PT.
Los movimientos más activos en junio de 2013 muestran otras preferencias. Lucas Oliveira
del Movimiento Passe Livre (MPL), señala que “ninguno de los tres principales candidatos
apoya la tarifa cero (en el transporte) ni tienen propuestas para reducir el precio del billete”.
El MPL defiende la movilización permanente, “no cree en la vía institucional, de arriba hacia
abajo. Si creyéramos en ella, estaríamos contribuyendo a construir alguna candidatura. Y no
estamos haciendo eso”(9).
El Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) emitió un contundente comunicado en
defensa de vivienda libre y reforma urbana. “En nuestra presión sobre el Estado, en sus
diversos niveles, no nos guiamos por quién esté en el gobierno. Tenemos rigurosa autonomía
en relación a cualquier partido político y esencialmente ante cualquier gobierno”(10). Los sin
techo agregan que sus demandas “se construyen con lucha y organización popular” y no a
través de las instituciones. El texto finaliza: “Reafirmamos que nuestro camino no es la
participación en las campañas electorales”. “Nuestro voto es el poder popular”.
El movimiento más importante de Brasil, el MST, destacó que “el poder del capital secuestra la
política y las instituciones públicas, impidiendo las transformaciones políticas y económicas
que interesan al pueblo brasileño”(11). Luego de detallar un conjunto de demandas hasta
ahora incumplidas, finaliza con su compromiso de “luchar de forma permanente, en defensa y
construcción de la Reforma Agraria Popular y de una sociedad socialista”. El movimiento
ocupó la hacienda de un senador y candidato a gobernador de Ceará, miembro del PMDB,
aliado del gobierno, mostrando que la movilización no se detendrá tampoco en el período
electoral.
Un lugar en el mundo
La economía brasileña está atravesando una situación difícil que hace más creíble el discurso
de Marina. Los cuatro años del gobierno Dilma han registrado un crecimiento mediocre, que
será casi nulo en 2014. Por primera vez desde la aplicación del Plan Real en 1994, el índice
Gini que mide la desigualdad registró un leve retroceso y el desempleo creció por primera vez
desde 2009(12).
La poderosa industria paulista está sufriendo la competencia china y el crecimiento sostenido
de la exportación de commodities, en particular soja y mineral de hierro con destino asiático.
Más recientemente preocupa la influencia de China en Argentina, que sigue siendo el principal
mercado de la industria brasileña. Los productos brasileños representaban en 2005 el 36,4%
del total de las importaciones argentinas pero cayeron a 22,5% este año, mientras las ventas
de China crecieron del 5,3 al 16,2% en el mismo período(13).
No es un problema económico sino estratégico. “Pasamos de ser una periferia inquieta a una
perfiferia conformista”, se queja el economista Carlos Lessa, quien fue nombrado por Lula en
la presidencia del BNDES en 2003, para retirarle su confianza menos de dos años después por
negarse a apoyar la política neoliberal del gobierno. Lessa sostiene que no hubo traspaso de
renta de los más ricos hacia los pobres, ni cambios estructurales, pese a lo cual los tres
gobiernos del PT fueron “razonablemente exitosos”(14).
Pero el eje de su crítica al progresismo petista estriba en la carencia de un proyecto de nación,
inexistente desde que Fernando Collor de Mello (1990-1992) y Fernando Henrique Cardoso
(1995-2002) decidieron sepultar el proyecto nacional-desarrollista del cual Getúlio Vargas fue
la expresión más acabada. Marina, dice, tampoco tiene proyecto de país.
124
Finalmente, un triunfo de Marina tendría hondas repercusiones en la política exterior de
Brasil, debilitando la integración regional. El embajador Samuel Pinheiro Guimarães, ex
secretario general de la Cancillería durante los dos gobiernos de Lula, llamó la atención sobre
las consecuencias del triunfo de Marina, quien auspiciaría “otro modelo de inserción
internacional, que se traduce en el propósito de debilitar el Mercosur con el pretexto de
hacerlo más abierto al mundo”(15).
El embajador sostiene, además, que “hay intereses de Estados Unidos que fueron perjudicados
durante los gobiernos de Lula y Dilma, y es claro que el candidato que más les gustaba era
Aécio Neves”. En su opinión, “en estas elecciones está en juego la vuelta de los procesos para
privatizar, parcial o totalmente, las grandes empresas estatales como Petrobras, el Banco de
Brasil y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social”.
Aunque los temas internacionales tienen poca relevancia en los debates electorales, una
eventual derrota de la presidenta sería un paso atrás en el proceso de integración de la región
sudamericana, frenando o revirtiendo desarrollos como el Banco del Sur. Aunque también
puede afectar las recientes iniciativas de los BRICS para crear una nueva arquitectura
financiera global.
Notas
1. Lincoln Secco, “As Jornadas de junho”, en Cidades Rebeldes, Boitempo, São Paulo, 2013.
2. “A esquerda e o desejo detrás do rugido da plebe”, entrevista a Buno Cava, IHUOnline, 5 de
julio de 2013.
3. Idem.
4. “Desafiando a hegemonía”, Ruy Braga, Blog da Boitempo, 9 de setiembre de 2014.
5. Idem
6. Instituto Datafolha en Folha de São Paulo, 7 de setiembre de 2014.
7. Francisco de Oliveira, Ruy Braga y Cibele Rizek, Hegemonia ás avessas, Boitempo, São
Paulo, 2010.
8. Brasil de Fato, 15 de setiembre de 2014.
9. Estado de São Paulo, 23 de agosto de 2014.
10. Mtst.org, 26 de agosto de 2014.
11. Mst.org, 2 de setiembre de 2014.
12. Folha de São Paulo, 18 de setiembre de 2014.
13. China amplia influencia sobre Argentina”; Folha de São Paulo, 14 de setiembre de 2014.
125
14. “O ideólogo da rebeldía”, Valor Económico, 12 de setiembre de 2014.
15. Carta Maior, 6 de setiembre de 2014.
LA MITAD DE LA NUEVA CÁMARA DE LOS DIPUTADOS DE BRASIL ESTARÁ
COMPUESTA POR MILLONARIOS
http://www.elciudadano.cl/2014/10/07/117680/la-mitad-de-la-nueva-camara-delos-diputados-de-brasil-estara-compuesta-por-millonarios/#primera-linea
El 48% de los diputados federales elegidos para conformar la cámara baja del Congreso
Nacional de Brasil pueden ser considerados como "millonarios", según los datos del Tribunal
Superior Electoral (TSE).
En concreto, 248 de los 513 políticos que compondrán la Cámara de los Diputados declararon
poseer un patrimonio superior al millón de reales (unos 414.00 dólares) estableciendo el
mayor número de “millonarios” jamás registrado en la institución.
La presencia de diputados adinerados en la Cámara aumentó en todas las elecciones pasando
de 116 en 2002, a 165 en 2006 y 194 en 2010.
Solamente el estado de Sao Paulo aportó 32 diputados con patrimonios superiores al millón
de reales, aunque fue el estado sureño de Paraná el que destacó por aportar el diputado más
adinerado, el empresario Alfredo Kaefer del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDBPR), con un patrimonio de 108,6 millones de reales (45 millones de dólares).
Por otra parte, el estado de Amapá en la región norte del país es el único de todo Brasil en el
que ninguno de los diputados alcanza la condición de millonario.
En cuanto al número de millonarios por partido destacan los 39 diputados del Partido del
Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), seguidos de los 32 del PSDB (partido del
candidato Aécio Neves).
Sorprendentemente, el Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff, apenas cuenta con
13 diputados federales cuyo patrimonio sobrepasa el millón de reales mientras que 11
diputados de la Cámara llegaron a declarar tener un patrimonio “cero”, es decir, no tener
ninguna propiedad o renta más allá que la percibida por su actividad política.
Ria Novosti
LA UE AMENAZÓ A ECUADOR CON ELIMINAR AYUDAS AL DESARROLLO SI NO
ACEPTABA EL LIBRE COMERCIO
http://www.eldiario.es/internacional/Europa-Ecuador-TLC-comerciocables_0_309369531.html
Mensajes confidenciales entre el embajador ecuatoriano ante la UE y los ministros de Correa
desvelan la posición de Bruselas para provocar cambios en la Constitución y privatizaciones
126
"Ecuador no tiene alternativa a la adhesión al TLC. O quedaría aislado", advirtió el jefe de
Negociaciones de la Comisión Europea según el relato de esta documentación oficial
Los cables muestran una división en el Gobierno de Correa entre los que rechazan el libre
comercio con UE y los que apostaron por seguir negociando; el acuerdo salió adelante y está
ahora pendiente de aprobación
Juan Luis Sánchez
Primera página del borrador del TTIP que maneja la Comisión de Servicios e Inversión de la
UE
El plan secreto para dar entrada a EEUU en el negocio de los servicios públicos de Europa
Una conversación secreta al más alto nivel diplomático en Ecuador, a la que ha tenido acceso
eldiario.es a través de filtrala.org, revela las presiones de la UE para conseguir que el país
latinoamericano firmara un Tratado de Libre Comercio y apartarlo así de alianzas con
Argentina, Uruguay, Brasil o Venezuela. Los cables confidenciales dejan ver también cómo
aquella tentación europea avivó un cisma en el equipo diplomático y de comercio exterior del
presidente Rafael Correa, en el que tuvo que intervenir personalmente el ministro de
Exteriores, Ricardo Patiño, y en el que despuntó el actual ministro de Comercio, Fernando
Rivadeneira.
En estos mensajes está el origen del debate interno que existe actualmente en el partido de
gobierno en Ecuador. El país andino se encuentra a un paso de rubricar un acuerdo comercial
con la Unión Europea que está generando polémica entre los propios fieles al proyecto de
"revolución ciudadana" impulsado por Rafael Correa y que obligará al presidente a
equilbrismos internos para sacarlo adelante.
La documentación que se publica hoy arroja dos hechos relevantes: primero, que Bruselas
utiliza las políticas de Cooperación y los fondos de lucha contra la droga para negociar
mercados libres para las empresas europeas. Segundo, que durante los años en que Correa
arremetía contra los tratados de libre comercio, su equipo negociaba con la Unión Europea
algo que desde Bruselas se dejaba claro que tendría que ser un tratado de libre comercio con
condiciones "agresivas".
eldiario.es ha podido constatar la veracidad del contenido de estos documentos a partir de
dos fuentes que aparecen en los mismos y de una persona que corrobora el registro oficial de
estos mensajes. Son informes oficiales, cables diplomáticos que van debidamente clasificados;
pero también son informes profesionales de una persona concreta, con lo que en parte son
interpretaciones parciales de la realidad.
Nueve cables diplomáticos secretos, recibidos a través de una colaboración con la
Associated Whistleblowing Press y su plataforma EcuadorTransparente.org, parte de la red de
filtrala.org, recogen mensajes confidenciales que se intercambiaron entre 2011 y 2012 la
misión diplomática ecuatoriana ante la Unión Europea y el ministerio de Asuntos Exteriores y
Comercio de Ecuador. Es una selección de mensajes muy tensos que desvelan las presiones de
la Comisión Europea a Ecuador para que cambiara leyes esenciales y la política económica
para ajustarlas a un Tratado de Libre Comercio, bajo la amenaza de dejar fuera a Ecuador de
ayudas arancelarias a países en desarrollo.
127
Hasta cuatro altos cargos europeos, entre ellos el director de Comercio de la Comisión
Europea o el Jefe de Negociaciones de la UE, aparecen en estos cables presionando a Ecuador
para que acepte, sin ninguna otra alternativa posible, las condiciones de un Tratado de Libre
Comercio que en la práctica suponían que el Gobierno de Rafael Correa renunciara a sus
políticas económicas y a parte de su esencia ideológica. Si no tragaban, Bruselas eliminaría a
Ecuador de la lista de países pagan menos aranceles en sus exportaciones a miembros
europeos por ser sociedades emprobrecidas o en vías de desarrollo; tampoco formarían parte
de un programa similar pero centrado en la lucha contra la droga, el SPG Plus. ¿Cómo
justificarían esa retirada? Con un ranking del Banco Mundial que apuntaba a que Ecuador
tenía unas rentas medias bastante altas.
Un ex eurodiputado que ha trabajado varias legislaturas en cooperación al desarrollo en las
instituciones europeas confirma a eldiario.es que "en ocasiones, sí, la Comisión Europea ha
utilizado estos fondos de cooperación como arma de negociación comercial, también en
África" y que hay cierto debate ético con eso.
“Ecuador no tiene alternativa a la adhesión o quedaría aislado"
El relato que consta en esta documentación comienza con una reunión confidencial. Se
produce el 17 de noviembre de 2011 a las 13.00 horas en Bruselas. Se ven las caras el
viceministro de Comercio de Ecuador, Fernando Rivadeneira, y el director adjunto de
Comercio de la Unión Europea, Peter Thompson. Junto a ellos está sentado, escuchando y muy
enfadado, otro hombre: el jefe de la Misión diplomática ecuatoriana ante la Unión Europea, el
embajador Fernando Yépez Lasso. Yépez Lasso envía cinco días después un cable
diplomático a la atención de su viceministro de Exteriores, Kintto Lucas. Primero protesta
enérgicamente: se había enterado de la reunión poco antes de que tuviera lugar y “por un
funcionario europeo”. “Resulta incómodo”, dice en el lenguaje diplomático del enfado, “al no
respetarse los canales regulares del procedimiento diplomático para una reunión de alto
nivel”. Es el enfado de Yépez Lasso lo que facilita que en sus mensajes queden patentes,
durante el año siguiente, lo que a su juicio es una derrota de la línea política marcada por
Rafael Correa.
En esas reuniones, se queja Yépez, la UE trata de chantajear al Gobierno de Ecuador: si no
acepta determinadas condiciones comerciales para adaptarse poco a poco a un Tratado de
Libre Comercio, tendrá que renunciar a las facilidades arancelarias que Bruselas prevé para
las importaciones desde decenas de países en desarrollo. Pero aceptar esas exigencias,
advierte Yépez, sería asumir que Ecuador escoge las normas el bando occidental y no podrá
estar en la alianza económica de Mercosur, donde conviven Argentina, Brasil, Venezuela o
Cuba. Sería, recuerda Yépez, alejarse del discurso político que ha mantenido en público el
presidente Rafael Correa.
“Esta posición de la Comisión Europea”, dice Yépez ya tras la primera reunión de su colega
con el director adjunto de Comercio de la Comisión, “es un elemento de presión hacia el
Ecuador para que se sume al TLC ante la posibilidad de perder el SGP”, el acuerdo preferente
en los aranceles. Según su relato de la reunión, la Comisión Europea insistía en que “para el
Ecuador lo más conveniente es adherir al TLC que la Unión Europea ha concluido con
Colombia y Perú”, países, sobre todo el primero, con exceentes relaciones políticas y
comerciales con multinacionales españolas y norteamericanas.
128
En esa reunión despuntan algunas de las espinas que econarían el resto del proceso: para
aceptar el TLC, Ecuador deberá renunciar a parte del esquema público ecuatoriano para
“sectores estratégicos” o la potenciación de las “compras públicas”; es decir, privatizaciones.
En otra reunión, el Jefe de Negociaciones de la Comisión Europea para América Latina, Gaspar
Fontini, lo expresa aún más claramente, según Yépez: “Ecuador no tiene alternativa a la
adhesión del TLC”, transcribe el 7 de diciembre de 2011, ya que de lo contrario “perdería el
acceso privilegiado al mercado europeo” y “quedaría aislado”.
Captura Mercosur 2
Uno de los cables que mencionan la posición de presión de la Unión Europea
El embajador arremete duramente contra lo que supondría aceptar el TLC europeo. Se trataría
de perpetuar “el modelo de desarrollo neoliberal impulsado en la década de los 90” . Y va más
allá: asegura que suscribirlo traicionaría “la letra y el espíritu de nuestra Constitución, así
como de las Leyes de Empresas Públicas y de la Economía Popular y Solidaria”. El modelo
ecuatoriano, dice un convencido Yépez, “está divorciado de los TLC”. Las opiniones de Yépez
no dejan de ser continuistas con la doctrina política defendida en público durante años por
Rafael Correa y Ricardo Patiño.
Sin llamarlo directamente chantaje, el embajador lo expresa a su manera en los desahogos
ante su viceministro: se trata de una “presión por parte de la CE y de ciertos sectores
empresariales para que Ecuador adhiera el TLC” como “única alternativa para evitar la
pérdida de acceso” al mercado eruopeo, con “sus eventuales efectos económicos, comerciales
y sociales”.
En plenas vacaciones navideñas de 2012, las cosas se aceleran. Mientras que el Gobierno
emite un comunicado diciendo " Presidente Correa dice sí al Mercosur y no al TLC con la
Unión Europea", el viceministro de Comercio ha seguido con su línea independiente de
conversaciones con las instituciones europeas; el embajador escribe al ministerio muy
enfadado: la conclusión que él saca del acta que le ha llegado de esas reuniones es “clara,
precisa y unívoca: Ecuador quiere negociar su adhesión al TLC”. Eso queda coronado por un
titular puesto en boca de Rivadeneira muy contundente: “ No nos interesa adherirnos al
Mercosur”.
Había algo que Yépez Lasso no controlaba. Las reuniones sucedían a sus espaldas,
presencialmente o por videoconferencia. Él por su parte mantenía encuentros donde insistía
en la posición oficial, para sorpresa de sus interlocutores europeos, que recordaban reuniones
previas con el viceministro de Comercio en las que se abría la puerta a una negociación para el
TLC.
Fernando Rivadeneira es un hombre en ascenso. Se siente muy respaldado en lo que está
haciendo. En enero de 2012 envía un durísimo mensaje al embajador, en copia al
todopoderoso ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño. Es un texto conciso,
dividido en 4 puntos, reprende la “actitud inconsulta” - de nuevo, el lenguaje diplomático del
cabreo - y señala que “la gravedad de su actuación” ha provocado que la UE haya congelado
las negociaciones hasta que los ecuatorianos se aclaren. Yépez Lasso vuelve a responder con
más madera contra Rivadeneira. Y con que tú no eres mi jefe.
129
Cuando Comercio desborda a Exteriores
El punto y final a estas tensiones es también una premonición. El ministro de Exteriores,
Ricardo Patiño, tiene que intervenir para darle la razón a su subordinado, Fernando
Rivadeneira, que acabaría un año después siendo ascendido a ministropor Correa, que
desgajó la cartera de Comercio Exterior fuera de Relaciones Exteriores para darle
independencia.
Patiño escribe dos escuetos párrafos que rompen con una cadena de mensajes cada vez más
encendidos con parrafadas llenas de literatura diplomática y eufemismos cargados de disputa.
El ministro establece que hay que avanzar tanto con el Mercosur como con la UE para ver a
dónde llegan las negociaciones; “conocidos los resultados de ambos procesos, tomaremos las
decisiones definitivas”.
Yépez no sale de su asombro. Y advierte, ya a modo de recomendación desesperada: “Ecuador
podría conseguir algunas particularidades” en ese TLC “pero en lo sustantivo, en sus fines, en
sus modalidades y en sus efectos” será, advierte, “un TLC de aquellos que rechaza el Jefe del
Estado”.
La izquierda latinoamericana advierte de las amenazas contra los procesos de cambio
Rafael Correa en un encuentro de representantes de la izquierda latinoamericana, este martes
(EFE)
¿Y qué pasó?
La fecha clave era enero de 2014, cuando Europa tenía que renovar las ayudas arancelarias
y contra la droga a los países en desarrollo. Ecuador sigue estando entre los países que se
benefician de esas ayudas, tras una prórroga excepcional. El país andino no forma parte del
Mercosur. Ha suscrito un preacuerdo comercial con la Unión Europea, que el Gobierno de
Ecuador asegura que “ no es un TLC” sino que respeta las particularidades ecuatorianas; y que
los críticos aseguran que " sí es un TLC".
Entre esos críticos está alguien que recibió los mensajes que hoy se hacen públcos: Kintto
Lucas, viceministro de Exteriores que dejó su puesto poco después de que comenzaran estas
tensiones. Él mismo ha tuiteado al calor del actual debate en Ecuador sobre el acuerdo al que
se está llegando con Europa:
En los comunicados oficiales de la Unión Europea se habla en todo momento de que “se han
introducido algunos ajustes” al acuerdo con respecto a los cerrados con Colombia o Perú, pero
que “el balance general y la ambición del Acuerdo no se han visto afectados por estos ajustes”.
En la misma nota, del pasado 23 de septiembre de 2014, se anuncia que “la UE y Ecuador
publicarán los documentos de su acuerdo, por el que Ecuador se suma al acuerdo existente
con Colombia y Perú”. Los pormenores de los tres países andinos se desglosan conjuntamente
en la documentación oficial de la comisaría de Comercio de la Comisión Europea. El Gobierno
de Correa insiste en que esos "ajustes" son en realidad cambios sustanciales que hacen que el
Acuerdo Comercial para el Desarrollo algo que blinda la soberanía económica de Ecuador y de
su proyecto político.
130
El viceministro de Comercio, Francisco Rivadeneira, es hoy ministro de Comercio. Por su
parte, el embajador Yépez Lasso dejó de ser embajador y fue nombrado en un puesto de
subsecretario en el ministerio de Exteriores de Ecuador.
SOLIZ RADA: EVO ACERTÓ CON PROYECTOS ESTRATÉGICOS Y LA INCLUSIÓN SOCIAL
El Pais / Rafael Sagárnaga
http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2014100706
Estudiosos de diversas tendencias, dentro y fuera del país, consideran a Andrés Soliz Rada
uno de los teóricos más importantes de la izquierda boliviana.
Fue el Ministro que impulsó la Nacionalización de los Hidrocarburos realizada por el actual
Gobierno en mayo de 2006. Sin embargo, un semestre más tarde renunció. Desde entonces ha
concedido contadas entrevistas a los medios. A seis días de las elecciones nacionales conversó
con El País EN evaluando al Gobierno y a los frentes opositores.
EL PAÍS EN (EP). La corriente, izquierda nacional, que usted representa fue parte fundacional
del Gobierno del MAS y, especialmente parte destacada de la Nacionalización de los
Hidrocarburos. Sin embargo, fue también el primero en retirarse del Gobierno. A diferencia de
los otros sectores que optaron por la disidencia, el suyo no ha recalado en alianzas opositoras,
¿por qué?
ANDRÉS SOLIZ RADA (ASR). Sin caer en maniqueísmos, estimo que el país está dividido en
posiciones nacionales y antinacionales. En ese sentido, el gobierno de Evo Morales, pese a
vacilaciones y contradicciones, ha nacido y permanece en el campo nacional, lo que hizo que
aceptáramos formar parte de su primer gabinete, que firmó el histórico decreto de la tercera
Nacionalización de los Hidrocarburos.
El gabinete, en los primeros ocho meses y 15 días en los que estuve presente, era muy
heterogéneo. Había gente de varias ONG, indigenistas y simpatizantes de la guerrilla, además
de un grupo palaciego disgustado con mi designación, ya que aspiraba a que uno de ellos
ocupara mi cargo.
Hubo que enfrentar, en consecuencia, además de los ataques externos, fuertes trabas internas.
No se me consultaba la designación de mis colaboradores inmediatos. No se coordinaba
conmigo decisiones que correspondían a mi área de trabajo. Pese a lo anterior, las encuestas
periodísticas indicaban que el Ministerio a mi cargo fue el más eficiente durante mi gestión. Lo
anterior influyó para que mi relación personal con Evo no fuera la deseable.
Al pretender aplicar el Decreto de Nacionalización en las refinerías en manos de Petrobrás, a
fin de que YPFB asumiera la comercialización de los productos refinados, el Vicepresidente
Álvaro García Linera recibió la queja del asesor de Lula, Marco Aurelio García. Álvaro informó
a los medios de comunicación que la Resolución Ministerial dictada por mi despacho había
sido congelada. Como esa decisión tampoco fue consultada con mi persona, renuncié a mi
cargo.
Mis diferencias con Evo, en la mayoría de los casos, se referían al ritmo para ejecutar la
nacionalización. No hubo discrepancias de fondo. Por ejemplo, yo reclamé la pronta
instalación de la planta separadora de líquidos en el Chaco tarijeño, la que se construyó ocho
años más tarde. Acabamos por re comprar las refinerías a Petrobrás, pero eso tardó también
varios años.
Estas discrepancias no justificaban el abandonar el proceso de cambio, sino mantener, como
lo hicimos, la línea de apoyo crítico al Gobierno, respaldando lo positivo, pero sin dejar de
criticar lo que juzgábamos incorrecto.
131
EP. ¿En qué circunstancias ustedes virarían hacia una abierta oposición al Gobierno de Evo
Morales?
ASR. Obviamente, si el actual Gobierno asumiera las políticas neoliberales de Sánchez de
Lozada y se convirtiera en instrumento de las transnacionales, estaríamos obligados a
practicar una política opositora sin concesiones.
EP. ¿Han sido invitados a retornar al Gobierno? ¿En qué circunstancias lo harían?
ASR. Después de mi salida del Gobierno tuve con Evo un cordial y respetuoso distanciamiento.
Desde entonces, no se dio la oportunidad de conversar con él. En consecuencia, la posibilidad
de volver a formar parte del Gobierno no está dentro de los escenarios de la política presente.
EP. ¿Cómo califica la política hidrocarburífera y los nacientes procesos de industrialización?
ASR. La política de hidrocarburos, con las observaciones mencionadas, ha mantenido una
línea correcta que tiene, como punto más alto, los emprendimientos petroquímicos que van
avanzando en Bulo Bulo y en el Chaco tarijeño, así como el que se anuncia en Santa Cruz.
EP. ¿Qué le falta a esos procesos?
ASR. La información que llega a la ciudadanía es insuficiente y no pocas veces contradictoria.
Falta transparencia en la gestión de las grandes obras que han comenzado a ejecutarse. Las
obras encargadas por el Estado deberían estar sujetas a los procesos de licitación que exigen
las leyes.
EP. ¿Cuáles son las decisiones o políticas que más valora en el actual Gobierno?
ASR. Lo más valioso del Gobierno de Evo es la inclusión social del pueblo indo mestizo, la que
completó avances significativos logrados por el MNR con la Reforma Agraria y el Voto
Universal, y por CONDEPA, que consiguió que por primera vez en nuestra historia una mujer
de pollera, Remedios Loza Alvarado, llegue al Parlamento, sea candidata presidencial y jefa de
un partido político.
El otro gran acierto de Evo reside en haber impulsado proyectos estratégicos que los capitales
privados no estaban dispuestos a ejecutar. Es el caso de la petroquímica, por ejemplo, al que
se suma el anuncio de avanzar en la instalación de un reactor nuclear. Lo anterior ha
requerido, como condición previa, rescatar al Banco Central de manos de Fondo Monetario
Internacional (FMI), que impedía que nuestras reservas internacionales sean usadas para
desarrollar al país.
No menos importante ha sido su capacidad para derrotar a la Nación Camba, que postulaba el
separatismo, así como al ultra indigenismo de las ONG, que pretendía disgregarnos en 36
inexistentes naciones.
EP. ¿Cuáles son los errores más graves del MAS?
ASR. El Gobierno tarda demasiado tiempo en advertir sus errores. Eso aconteció, por ejemplo,
en la primera gestión de Evo (2006-2009), cuando se adoptaron posiciones conciliadoras con
Chile. Estaban basadas en una relación bilateral que sólo nos traía perjuicios. La
internacionalización del conflicto demuestra lo mucho que hemos avanzado desde entonces.
Exactamente lo mismo pasó con el uso abusivo de los manantiales del Silala. Felizmente, ahora
estamos comenzando a usarlos en nuestros propios proyectos. Cabe destacar también la
firmeza con la que Bolivia participa en organismos latinoamericanos de integración, como el
ALBA, la UNASUR y la CELAC.
Hubo también errores garrafales en la negociación con Jindal, a la que se ejecutaron boletas de
garantía sabiendo que habíamos incumplido el compromiso de proveer gas para la siderurgia
del Mutún. Ahora tenemos que pagar millonarias indemnizaciones por ese desacierto. No
existe una política minera que enfrente el saqueo de las transnacionales en ese sector
fundamental de la economía.
Tampoco se entiende el por qué el Ministerio de Hacienda observó con tanta pasividad la
estafa de empresas chinas que debían construir barcazas y remolcadores para la Armada
132
Boliviana No se tiene la humildad de reconocer debilidades estructurales del país, que nos
impiden detener la avalancha de autos contrabandeados con la complicidad del régimen
chileno, así como la internación de ropa usada que mata a la industria nacional.
Felizmente, el indigenismo a ultranza ha sido detenido, aunque existen resabios de
enfrentamientos entre pueblos, comunidades, alcaldías, cantones, cooperativas y núcleos
interculturales. Evo habla cada vez con más frecuencia de unidad nacional y este es el camino
que debemos seguir. El reordenamiento de la justicia pasa por fijar los límites de la justicia
comunitaria, en cuyo nombre aún se habla de chicotazos y se cometen avasallamientos en
minas y propiedades agrarias. La lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la inseguridad
ciudadana es una carencia que debemos enfrentar con más energía. La necesidad de
introducir reformas a la Constitución es tarea que tendremos que encarar más temprano que
tarde.
EP. ¿Qué prevé que pueda pasar una vez que se consolide la muy probable victoria del MAS en
las elecciones?
ASR. Evo tiene inmejorables condiciones para profundizar aciertos y rectificar errores. Si lo
logra, estaremos más cerca de la ambiciosa Agenda del Bicentenario, trazada por su gobierno.
EP. Muchos se preguntan si en los últimos años, pero sobre todo en esta campaña electoral,
Evo no ha abierto demasiado las puertas del MAS, permitiendo el ingreso a sus filas de ex
opositores, pero sobre todo de empresarios de Santa Cruz, lo que desvirtuaría sus antiguos
postulados. ¿Qué opina al respecto?
ASR. El MAS es, aunque muchos masistas no lo entiendan, un movimiento patriótico, como lo
fue el MNR, antes de que Sánchez de Lozada lo convirtiera en sucursal de la COMSUR, y trató
de ser CONDEPA. Es decir una alianza de las clases oprimidas por el imperialismo. El MAS se
atrincheró, en sus primeros años de vida, en el campesinado cocalero, que es el que mayor
represión sufrió de parte de la DEA y de los Gobiernos sometidos a la Embajada de EEUU.
La prédica de Evo estuvo dirigida a diferenciar la coca de la cocaína, aunque esta última no
puede existir sin la primera. Pero también es cierto que las transnacionales de la droga no
existirían sin el descomunal consumo de los centros de poder mundial. Como hecho concreto,
es que al actual Presidente, que se forjó como líder de los cocaleros, el imperialismo y sus
agencias de inteligencia no le pudieron probar vinculación alguna con la actividad ilícita.
De la defensa de la coca, el MAS pasó a la defensa de pueblos indígenas, discriminados por
resabios del colonialismo interno, para luego defender también los recursos naturales, la
soberanía y dignidad nacionales, con lo que logró la adhesión del movimiento obrero y
popular, así como de las capas medias, es decir del pueblo indo mestizo, que le dio su apoyo en
los sucesivos comicios y referéndum convocados en el país.
Cabe puntualizar que la burguesía nacional, es decir aquellos pequeños, medianos y grandes
empresarios que reinvierten sus utilidades en Bolivia, son parte de la alianza de clases que
busca liberar al país de la opresión imperialista, la que pretende aniquilar toda forma de
producción propia, salvo de materias primas, a fin de que sigamos siendo un mercado cautivo
de sus excedentes productivos. Sin embargo, es muy importante diferenciar a la burguesía
productora y dedicada a la agricultura o la agro industria, de la burguesía comercial, sobre
todo importadora, vinculada a los bancos extranjeros, que es una correa de transmisión del
capital financiero internacional.
La burguesía nacional puede formar parte del movimiento patriótico siempre y cuando acepte
que el eje de esta alianza es el Estado nacional y su plan estratégico de liberación nacional y
latinoamericana. Un plan que pasa por la industrialización del país, respetando límites medio
ambientales y ecológicos, al que deben someterse todos los sectores que la integran. Esto
quiere decir que la hegemonía o conducción de la alianza de clases debe permanecer en
manos de las capas medias, indígenas y campesinas, para no perder su esencia. Lo anterior
133
implica, asimismo, la construcción de una sociedad más justa y más humana, ya que con la
actual obviamente no estamos satisfechos. Bajo estas premisas, el ingreso de empresarios
cruceños y de otros departamentos al MAS es coherente, a condición de que se diferencien de
empresarios asociados a trasnacionales, a consorcios agrícolas (como Monsanto) y la banca
extranjera.
EP. ¿Cómo evalúa la conducta de las fuerzas opositoras?
ASR. Las fuerzas opositoras parten de un error central: creen que la solución a nuestros
problemas está en el debilitamiento del Estado. El Movimiento Sin Miedo quiere fortalecer las
autonomías a costa de recursos destinados a grandes proyectos nacionales, dentro de los
cuales los departamentos deben actuar como socios, pero no como enemigos o rivales del
Gobierno, como pretendía Mario Cossío, al lograr, en el año 2005, la nefasta “Ley Tarija”, que
autorizaba al Prefecto a suscribir contratos de venta del gas de espaldas al Estado boliviano.
Jorge Quiroga plantea el reparto de ridículas libretas individuales con las acciones de las
empresas nacionales, lo que es una repetición de las consignas neoliberales de Sánchez de
Lozada. Samuel Doria Medina cree que la creación de mini empresas, que son indudablemente
necesarias, podrá reemplazar las líneas estratégicas del desarrollo nacional. El Partido Verde
ha dado un paso positivo al plantear un ferrocarril que vertebre los departamentos de Beni y
Cochabamba. Sin embargo, aún está lejos de comprender el papel del Estado en un país débil y
aún atrasado como el nuestro.
EP. Usted, como autor del recordado libro “La Fortuna del Presidente”, ¿dónde ubica la
sombra de Sánchez de Lozada o lo que él representa en ese escenario?
ASR. La sombra de Sánchez de Lozada está presente en todos los analistas que plantean el
debilitamiento del Estado nacional, el ultra indigenismo (recordemos que en su gobierno se
crearon los Tierras Comunitarias de Origen), sin explicar cómo se trazarán los límites
ancestrales en cada una de ellas. Está presente cuando observamos a quienes pretenden que
el Banco Central vuelva a ser una dependencia del FMI, a quienes anhelan aniquilar a YPFB en
beneficio de las petroleras foráneas, a quienes desearían que Bolivia vuelva a ser un feudo de
las transnacionales.
SOCIODIALOGANDO
EL DESMONTAJE DE LA HISTORIA Y CÓMO ENFRENTARLO
Publicado el 10 octubre, 2014 de Iroel Sánchez
Coronel René González Barrios*
http://lapupilainsomne.wordpress.com/2014/10/10/el-desmontaje-de-la-historia-ycomo-enfrentarlo/
134
El escenario de la guerra
rompecabezasPara los teóricos del arte militar, el terreno es el gran dictador de la táctica. El
espacio físico se convierte, por lo tanto, en el elemento prioritario a tener en cuenta a la hora
de tomar decisiones estratégicas u operativas, para enfrentar al enemigo. El terreno impone la
táctica del empleo de las armas y la selección de las fuerzas vivas con que entraremos en
acción.
El siglo XXI ha nacido en el esplendor de una vertiginosa y acelerada revolución de la ciencia y
la tecnología, en especial en la esfera de las infocomunicaciones. El planeta es el mismo, pero
es diferente. La era del Internet, ha cambiado el mundo. Bill Gates, en su obra Camino al
futuro, anuncia el comienzo de una revolución que durará varias décadas, y “…vendrá de la
mano de nuevas “aplicaciones”, nuevas herramientas que satisfarán a menudo necesidades no
sentidas actualmente.” En esa línea de pensamiento, el gobierno de Estados Unidos, para
marcar primero entre las grandes potencias, creó el 23 de junio de 2009, el Comando del
Ciberespacio, institución que según su primer jefe, el general de inteligencia Robert J. Elder,
tendría “Alcance mundial, vigilancia mundial, poderío mundial.”
Las nuevas guerras, desde entonces, no se escenifican solo en el aire, el mar y la tierra. El
citado Comando, tiene la misión de organizarla y ejecutarla, en los escenarios virtuales. En ese
nuevo campo de batalla, las agencias federales de EEUU, con la CIA, la USAID y la NED a la
vanguardia, despliegan sus nuevas estrategias para revertir los procesos políticos y sociales
que no resulten de su agrado, y subvertir el orden interno de los países objetivos,
explosionándolos.
Los analistas norteamericanos Richard A. Clarke y Robert K. Knake, en su obra Guerra en la
red. Los nuevos campos de batalla, definen como campo de batalla del siglo XXI, el
ciberespacio:
“La palabra sugiere otra dimensión, quizás una hecha de luz verde y columnas de números y
símbolos brillantes flotando en medio de la nada como en la película The Matrix. El
ciberespacio, sin embargo, es en realidad mucho más mundano. Es el portátil que sus hijos
llevan a la escuela y el ordenador de sobremesa que tiene en el despacho. Es un edificio gris y
desprovisto de ventanas en el centro de una ciudad y una tubería subterránea que recorre sus
calles. Está en todos los lugares en los que hay un ordenador o un procesador o un cable que
conecta a uno.
“Y ahora es una zona de guerra en la que se pelearán muchas de las batallas decisivas del siglo
XXI.”
En tal escenario, EEUU trata de sacar las ventajas de su galopante desarrollo tecnológico. Sin
embargo, sus estrategas son conscientes de que en ese terreno, la lucha es compleja y muchas
veces un adversario menos poderoso, utilizando talento, inteligencia y las mismas o similares
armas, tiene oportunidades semejantes. Como dijera nuestro Comandante en Jefe, “Internet
parece inventada para nosotros”, en la seguridad de que la tecnología no es ni buena ni mala,
sino poder en las manos de quienes la tienen.
El escenario virtual, junto a la guerra mediática, se ha convertido en uno de los principales
campos de batalla de la guerra ideológica y cultural. De ello dan fe las revueltas de las
135
llamadas revoluciones de colores en las ex repúblicas soviéticas, las “primaveras” del Norte de
África, el actual conflicto en Siria, la subversión en Venezuela, Ucrania, y la permanente
campaña de desmontaje de nuestra historia emprendida por el gobierno de EEUU.
Al nuevo teatro de operaciones con sus sofisticados medios tecnológicos, se une, en el caso
cubano, las actuales circunstancias en que se desarrolla el proceso revolucionario, signado por
tres elementos fundamentales:
longevidad de la revolución y su liderazgo histórico, con sus múltiples aciertos y también sus
desaciertos, hijos todos de la práctica revolucionaria,
inevitables cambios generacionales en la dirección de la revolución,
desaparición del discurso beligerante y amenazante de los mandatarios estadounidenses
respecto a Cuba, y modelación de un seudo discurso de cooperación y diálogo.
En medio de estas circunstancias, EEUU despliega contra Cuba una bien hilvanada campaña
de desmontaje cultural, con la historia como primer objetivo. El fin último es la introducción
en los jóvenes cubanos de gérmenes de duda y desconfianza en la dirección de la Revolución,
su liderazgo histórico y la pureza del proceso revolucionario. Al respecto, en su discurso del
1ro de enero de 2014 en Santiago de Cuba, el Presidente de Cuba, general de Ejército Raúl
Castro Ruz, reflexionaba:
“En nuestro caso, como sucede en varias regiones del mundo, se perciben intentos de
introducir sutilmente plataformas de pensamiento neoliberal y de restauración del
capitalismo neocolonial, enfiladas contra las esencias mismas de la Revolución Socialista a
partir de una manipulación premeditada de la historia y de la situación actual de crisis general
del sistema capitalista, en menoscabo de los valores, la identidad y la cultura nacionales,
favoreciendo el individualismo, el egoísmo y el interés mercantilista por encima de la moral.”
En resumen, se afanan engañosamente en vender a los más jóvenes las supuestas ventajas de
prescindir de ideologías y conciencia social, como si esos preceptos no representaran
cabalmente los intereses de la clase dominante en el mundo capitalista. Con ello pretenden,
además, inducir la ruptura entre la dirección histórica de la Revolución y las nuevas
generaciones y promover incertidumbre y pesimismo de cara al futuro, todo ello con el
marcado fin de desmantelar desde adentro el socialismo en Cuba.
Ante el hecho inevitable de una revolución que ha convertido a su pueblo en uno de los más
instruidos del planeta, la estrategia de la propaganda burda, el mensaje grotesco y la farsa
vulgar, ha sido sustituida por una avalancha de información que pareciera concebida en
laboratorios, dirigida a impactar directamente en las mentes de nuestros ciudadanos.
A los ataques mediáticos cotidianos, los de los medios imperiales y los blogueros
contrarrevolucionarios, se unen, como en las décadas del 60 y 70, intelectuales enemigos de
nuestro proceso -cubanos y extranjeros-, enfrascados en cambiar la historia, en demostrar
verdades que no lo son, y argumentar un pasado edulcorado, que solo existe en mentes
impregnadas en la ideología de la clase burguesa derrotada por la Revolución de 1959.
La estrategia de atacar la historia y los valores de una nación para desmembrar su unidad, no
es nueva, y tuvo como máximo esplendor, la guerra ideológica contra el campo socialista. Los
ideólogos del capital, con Samuel P. Huntington a la cabeza, llegaron a afirmar que con el fin
136
del llamado socialismo real en Europa, la historia había desaparecido. La perestroika y la
llamada glasnot, hicieron el juego al imperialismo.
Estrategia imperial del desmontaje
Es difícil determinar en qué momento comenzó a utilizarse la tergiversación de la historia
como arma de guerra, aunque todo indica se trata de una vieja estrategia. Ante los embates de
la prensa en su contra, Napoleón Bonaparte llegó a afirmar que “…Tres diarios adversos son
más temibles que tres mil bayonetas.” La Alemania de Adolfo Hitler prestó tanta atención al
tema de la guerra de la información y la batalla por conquistar las mentes, que a ello
denominaron el “cuarto frente”, creando un Ministerio de Propaganda, encabezado por Joseph
Goebbels ,famoso por su manipulación de la información, la historia y la cultura.”
Al concluir la Segunda Guerra Mundial, el mundo se polarizó, en especial, la Europa dividida
bajo la influencia directa del socialismo soviético y el capitalismo norteamericano-británico.
Convencido de que en el nuevo escenario el poder de las armas quedaba relegado a un
segundo plano, Dwight Eisenhower, jefe de las tropas norteamericanas en Europa y años
después presidente de los Estados Unidos, reflexionaba en su obra Cruzada en Europa:
“…el mundo no ha aprendido lo absurdo que es convertir la fuerza en árbitro definitivo de las
discrepancias humanas… La preparación militar, por si sola, es respuesta poco adecuada al
problema […] Los países en que la libertad florece, continuarán perdiendo terreno si los
campeones de la democracia no oponen al fanatismo comunista el concepto claro y universal
de que la libertad de los hombres está en peligro.”
Pronto Estados Unidos, a través de la CIA, inundó Europa con emisoras de radio
transmitiendo noticias contra la URSS y el campo socialista. Radio Europa Libre, Radio
Libertad, La Voz de las Américas, entre otras, llevaban a los habitantes de los países
socialistas, mensajes elaborados en laboratorios de la información. En la obra La CIA y el culto
del espionaje, refiriéndose en las estrategias de desinformación empleada entonces, los
autores expresaron:
“Cuando se tiene como objetivo una sociedad cerrada, puede tener un efecto nada desdeñable
la simple transmisión de informaciones y noticias que el Gobierno no desea que lleguen a
conocimiento de su pueblo. Si, además, con las noticias ciertas se mezcla una hábil labor de
intoxicación informativa, miel sobre hojuelas. Los oyentes, que se dan cuenta que una gran
parte de lo que escuchan es cierto, tienden a creer que todo lo que se les dice es verdad.”
Agregan que, para esta misión, la CIA crea equipos integrados por sociólogos, psicólogos,
historiadores y especialistas en información, que tienen por principio, encontrar “objetivos
sensibles”, como por ejemplo, “los jóvenes o los intelectuales.”
Lo cierto es, que con el surgimiento del campo socialista y la consolidación de la URSS como
motor impulsor del sistema socialista mundial, la guerra ideológica y cultural pasó a formar
parte prioritaria del arsenal político-militar del imperialismo y la juventud, un objetivo de
primer orden. Al respecto, en 1953, Allen Dulles, Director de la CIA, reflexionaba:
“Los Estados Unidos poseen el 50% de la riqueza del mundo, pero sólo el 6% de su
población… En tales condiciones, es imposible evitar que la gente nos envidie. Nuestra
137
auténtica tarea consiste en mantener esta posición de disparidad sin detrimento de nuestra
seguridad nacional. Para lograrlo, tendremos que desprendernos de sentimentalismos y
tonterías. Hemos de dejarnos de objetivos vagos y poco realistas como los derechos humanos,
la mejora de los niveles de vida y la democratización.
Pronto llegará el día en que tendremos que funcionar con conceptos directos de poder.
Cuantas menos bobadas idealistas dificulten nuestra tarea, mejor nos irá…
Sembrando el caos en la Unión Soviética, sin que sea percibido, sustituiremos sus valores por
otros falsos y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y
correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus
proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreducible pueblo en la tierra,
la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia.
De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos
a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos
que se desarrollan en el interior de la sociedad. La literatura, el cine, y el teatro, deberán
reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos.
Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que
comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el
sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad.
En la dirección del Estado, crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible,
pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la
corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas como
innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño, la
mentira, el alcoholismo, la drogadicción y el miedo irracional entre semejantes.
…Gracias a su diversificado sistema propagandístico, Estados Unidos debe imponerle su
visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo, en un contexto internacional
donde nuestras grandes corporaciones transnacionales contarán siempre con el despliegue
inmediato de las fuerzas armadas, en cualquier zona, sin que le asista a ninguno de los países
agredidos el derecho natural a defenderse.
La traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso,
todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una
flor.
Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso a comprender lo que realmente sucede. Pero
a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la
manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos
parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos.
Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos y
pervertiremos.
…Debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos, pero estamos
hablando de ciencia, de una ciencia para ganar en un nuevo escenario la mente de los
hombres. Antes que los portaaviones y los misiles, llegan los símbolos, los que venderemos
como universales, glamurosos, modernos, heraldos de la eterna juventud y la felicidad
ilimitada.
El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar en el terreno de la ideas las
alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la
manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de
las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las
víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos.”
138
Traspoladas en el tiempo, parecería que las palabras del maquiavélico Dulles, fuese
plataforma de trabajo de la actual administración norteamericana.
Convencidos de los negativos costos económicos y sobre todo, sicológicos y morales de los
impactos de las intervenciones militares norteamericanas en el mundo, los estrategas del
poder buscan nuevas tácticas, en las que prevalezca la economía de recursos.
Para ello parten del criterio de la superioridad cultural norteamericana, haciendo de su
modelo de vida, una de las fortalezas del sistema. Zbigniew Brezezinski, considerado el halcón
por excelencia del gobierno del presidente James Carter -1977 a 1981-, manifestaba entonces
que “…deseaba ayudar a que Estados Unidos se ganara los corazones y las mentes de Europa
del Este.” Convertido en uno de los principales ideólogos imperiales, amigo y asesor personal
del actual mandatario de la Casa Blanca, en su obra El Gran Tablero Mundial, Brezezinski, al
identificar a EEUU como única superpotencia global extensa, definía los cuatro ámbitos
decisivos de su poder global: militar, económico, tecnológico y cultural. Respecto a este
último, refería que disfrutaba “de un atractivo que no tiene rival, especialmente entre la
juventud mundial,” y añadía:
“La dominación cultural ha sido una faceta infravalorada del poder global estadounidense.
Piénsese lo que se piense acerca de sus valores estéticos, la cultura de masas estadounidense
ejerce un atractivo magnético, especialmente sobre la juventud del planeta. Puede que esa
atracción se derive de la cualidad hedonista del estilo de vida que proyecta, pero su atractivo
global es innegable. Los programas de televisión y las películas estadounidenses representan
alrededor de las tres cuartas partes del mercado global. La música popular estadounidense es
igualmente dominante, en tanto las novedades, los hábitos alimenticios e incluso las
vestimentas estadounidenses son cada vez más imitados en todo el mundo. La lengua de
Internet es el inglés, y una abrumadora proporción de las conversaciones globales a través de
ordenador se originan también en los Estados Unidos, lo que influencia los contenidos de la
conversación global. Por último, los Estados Unidos se han convertido en una meca para
quienes buscan una educación avanzada.”
La aseveración del político norteamericano, escrita casi 50 años después de la citada
estrategia de Allen Dulles, es coincidente. En el ataque a los valores identitarios de una nación,
a su historia, ven la oportunidad más segura para el resquebrajamiento de la unidad nacional
de un adversario.
Estas estrategias van acompañadas por las concebidas por los mandatarios norteamericanos
para sus respectivos mandatos. George W. Bush, por ejemplo, aplicaba la guerra cultural pero
centraba sus esfuerzos en el llamado «poder duro» o Hard Power, caracterizado por el
predominio de las armas y las amenazas de intervenciones militares. Bill Clinton, proclamó el
«poder suave» o Soft Power, priorizando la guerra cultural, Hollywood, los ideales
norteamericanos, la diplomacia, autoridad moral y campañas para ganar «las mentes y
corazones» de las poblaciones civiles en países adversarios.
La administración de Barack Obama, en cambio, ha optado por una conjunción de estos dos
conceptos, fusionando el poder militar con la diplomacia, y la influencia política y económica
con la cultural y legal, llamándolo «poder inteligente» o Smart Power. Este término fue
definido por Joseph Nye (1937), quien fuera Sub-Secretario de Estado en la administración
139
Carter, Secretario Adjunto de la Defensa, en la administración Clinton, representante del Club
Bilderberg y Director para América del Norte de la Comisión Trilateral.
Mientras Nye era subsecretario de Defensa de Bill Clinton, planteaba que el poderío de su país
en el escenario mundial no se fundaba en su arsenal nuclear ni en sus bases misilísticas, sino
en la fuerza de atracción de su sistema político, el encanto de su cultura, y su liderazgo en la
ciencia, los deportes, la música y la cinematografía y otras áreas del “american way of life” que
no tienen que ver con las armas y los uniformes.
Otro teórico imperial en boga y relacionado con la guerra cultural, es Gene Sharp (1973),
conocido como artífice de «La política de la acción no violenta», como método para utilizar el
poder en un conflicto. Para Sharp,
“Los modos y resultados de un conflicto violento son bien conocidos. Las armas físicas se usan
para intimidar, herir, matar y destruir. La lucha no violenta es una técnica mucho más variada
y compleja que la violencia. A diferencia de ésta, es una lucha que emplea armas políticas,
económicas, sociales y sicológicas, aplicadas por la población y las instituciones de la
sociedad. A estas armas se les ha conocido bajo diversos nombres, como protestas, huelgas,
desobediencia o no cooperación, boicot, descontento y poder popular.”
La combinación de estas estrategias, va acompañada de la manipulación mediática,
conformando un conjunto de armas imperiales para la guerra cultural.
Estas, en conjunto, son armas combinadas que hoy el imperio utiliza contra Cuba. Obama, por
ejemplo, no ha amenazado nunca con el empleo del poder militar contra nuestro país. Su
lenguaje va en otra dirección, aparentando deseos de diálogo y cooperación, llegando a
insinuar públicamente, que es Cuba quien ha quedado atrapada en la historia y no quiere, o no
tiene interés, en mejorar sus relaciones con el vecino del norte. Así lo manifestó en la Cumbre
de las Américas en Trinidad y Tobago, el 17 de abril de 2009, cuando los líderes del continente
le exigieron la presencia de Cuba en estos cónclaves. Allí expresó:
“Para avanzar, no podemos permitirnos ser prisioneros de pasados desacuerdos. No he
venido aquí para debatir el pasado. He venido aquí para enfrentar el futuro. Creo, como
algunos de los anteriores oradores han declarado, que debemos aprender de la historia, pero
no podemos quedar atrapados por ella.”
La demagogia del discurso de Obama, dejaba a un lado el hecho de que, Cuba vive, en su
relación con Estados Unidos y a causa de su gobierno, una no relación anómala y beligerante.
Los motivos hablan por sí solos:
 No existen r elaciones diplom áticas bilater ales.
 Bloqueo económ ico de EEUU con su alcance extr ater r itor ial.
 Acusación per m anente a Cuba como violador a de los Der echos Hum anos.
 Per m anencia de Cuba en la lista de países patr ocinador es del ter r or ismo global, elabor ada
por el Departamento de Estado.
 Per m anente explor ación m ilitar contr a Cuba.
 Guer r a cultur al desar r ollada por agencias feder ales com o la CIA, la NED yla USAID.
 Pr esencia de la ilegal Base Naval de Guantánamo.
140
Estos elementos, contextualizan el momento histórico concreto en el que se desarrolla hoy la
Guerra Cultural de EEUU contra Cuba y su interés en contraponer a las diferentes
generaciones de cubanos.
Contra el campo socialista
La experiencia más reciente de operaciones de desmontaje de la historia nacional, tuvo lugar
contra el campo socialista. Como si fuese una premonición y un aviso de la dirección del golpe
principal del ataque, Ronald Reagan, acérrimo anticomunista, alertó a los jóvenes estudiantes
moscovitas sobre los peligros de denigrar de la historia del país. Al intervenir ante estudiantes
de la Universidad de Moscú, el 31 de mayo de 1988, subrayó:
“Los cambios no deben significar una negación del pasado. Ese es el árbol, en el que se
conserva la vida en todos los tiempos, que introduce sus raíces en la tierra y saca del sol la
vida. Los cambios positivos también deben salir de los valores tradicionales enraizados en la
tierra y la cultura, en la familia y en el colectivo y ellos deben sacar fuerza de las cosas eternas,
de las fuentes de la propia vida, que es su propia fe.”
El presidente actor, desbordó la guerra en la misma dirección que había advertido a los
jóvenes estudiantes. La historia de la URSS se satanizó. De ello se encargarían las fuerzas del
imperialismo y los enemigos internos del socialismo. Ello despertó reacciones de indignación
contra la glasnost. El 13 de marzo de 1988, en un artículo del diario Sovietkaia Rossia, firmado
por Nina Andreeva, bajo el título “No renunciar a los principios”, se expresaba un fuerte
repudio por la forma en que se denigraba la historia de la nación por todos los medios de
prensa. La dirección del Partido Comunista de la URSS, no reaccionó ante tales hechos.
El general soviético Serguei Leonov, en su libro Via crucis de Rusia, 1991 – 2000, expresaba
apesadumbrado que “…la historia de las naciones siempre guarda tanta basura inflamable que
basta con acercarle un fósforo para que comience a arder una casa que se construyó con tanto
trabajo.”
Esta cita nos remonta a nuestras guerras de independencia, en especial la de los Diez Años,
cuando el mayor general dominicano Modesto Díaz escribiera al también mayor general
Vicente García por motivo de la sedición de Lagunas de Varona:
“Compañero, todos los pueblos tienen un pomo de veneno, que, guardándolo tapado, no hace
daño. Cuba tiene el suyo y usted lo ha destapado… iAlgún día le pesará!”
Explicaba Leonov en su obra que “…Todo lo doloroso, trágico y humillante para el individuo
que tuvo nuestra historia reciente, se sacaba a la luz, se concentraba en potentes blockbusters
que día tras día martillaban en la cabeza del azorado televidente. Era preciso crear la
impresión de que en los 70 años de poder soviético ni el país, ni el pueblo tuvieron nada
bueno; los mostradores vacíos, las grandes colas y los rostros exhaustos eran imágenes
constantes en la televisión. La misma situación reinaba en las publicaciones.”
El Otrora secretario general del Partido Socialista Unificado Alemán, Erick Erich Honecker,
meditaría en sus memorias publicadas en Berlín en 1994:
141
“…El hecho de desfigurar la historia del socialismo, hizo el trabajo ideológico más difícil entre
la juventud. Aquellos que se reclamaban de un socialismo sin tacha para subrayar los fracasos
y los errores, jugaron un papel de disgregación. Muchos perdieron así su fe en los ideales
socialistas. Revelar las debilidades y los errores era un aspecto necesario para clarificar lo que
se debía hacer mejor en el futuro y en el presente. Había que sacar las enseñanzas necesarias.
Pero ¿qué es lo que intervino para desorientar a todo el mundo? Hubo una toma de distancia
radical con la historia del socialismo. Ésta se desarrolló a través de los medios pero también
mediante la difusión de libros, en el curso de representaciones teatrales… El socialismo
aparecía como el camino del crimen y el engaño. (…) campañas caracterizando al Partido
como reaccionario y al socialismo como una forma de feudalismo. Se sembró la duda, nuestros
ideales fueron sacudidos.
Todos los valores fueron nuevamente cuestionados. Fue una reevaluación general de todo el
camino lleno de espinas que el socialismo había recorrido. Ni la victoria sobre el fascismo
escapó a esto. No se trataba de un análisis de la historia que permitiera tener en cuenta un
desarrollo general acompañado de fallos y errores. No, todo lo que hasta entonces había sido
considerado como correcto fue cuestionado, incluida la Revolución de Octubre.
Se analizaban los fallos y errores cometidos en la construcción del socialismo de una manera
que cuestionaba las conquistas y los ideales de esa sociedad alternativa al capitalismo
explotador. Nuestra debilidad consistía en no haber conseguido dar vida a todos los aspectos
de nuestros ideales socialistas para cada individuo.”
A la opinión de Honecker se unía la voz de Egon Krenz, último dirigente comunista de la RDA:
“Comenzaba una nueva evaluación de todos los valores, no solo de los valores políticos, sino
de toda la cultura mundial de valores. Los valores ideales perdieron en importancia. El
pragmatismo material dominaba.”
Tras la caída del Muro de Berlín y el derribo de estatuas y símbolos patrios, hoy las naciones
ex socialistas reescriben la historia de acuerdo a los intereses de sus nuevos gobernantes. Se
llega al punto de que la República Checa ha cambiado la fecha de celebración de la derrota
sobre el fascismo alemán: ahora el día de la liberación no referencia la entrada de los
comunistas checos y soviéticos al país, sino la del encuentro con las tropas norteamericanas,
muchos días después, de los oficiales alemanes que escapaban de aquellos.
Son estos apenas algunos ejemplos de los daños causados a las naciones socialistas por la
estrategia de guerra cultural del imperio. Cabría preguntarnos: ¿Cuantas de las situaciones
descritas se dan hoy en nuestro país?
Un hecho parece inconmovible en la mentalidad imperial respecto a Cuba y su revolución. La
guerra contra la generación histórica encabezada por Fidel y Raúl, la perdieron. La apuesta es
contra el relevo. Otro hecho cierto e irrefutable, es que el imperio no perdonará jamás a la
generación que con su ejemplo y acción levantó una revolución que inspiró a los pueblos del
continente en la defensa de la dignidad y la soberanía. Tampoco perdonarán a sus hijos
patriotas, decididos a mantener en alto las banderas soberanas enarboladas por sus gloriosos
antepasados.
El desmontaje de la historia de Cuba
142
En su discurso por el XX Aniversario de la fundación de la Oficina de Asuntos Históricos del
Consejo de Estado, nuestro Comandante en Jefe dijo:
“… Para nosotros, la historia, más que minuciosa y pormenorizada crónica de la vida de un
pueblo, es base y sostén para la elevación de los valores morales y culturales, para el
desarrollo de su ideología y su conciencia; es instrumento y vehículo de la Revolución.”
Estoy seguro que coincidimos todos, en que la historia de Cuba es el más seguro sostén
ideológico de nuestro proyecto nacional. Ella se yergue como arma e instrumento de
maestros, políticos y ciudadanos, para el afianciamiento de la identidad nacional y sus más
genuinos valores.
Para instrumentar sus campañas de desmontaje de nuestra historia, el imperialismo cuenta
con las siguientes fuerzas:
 El gobier no de EEUU y la CIA a tr avés de sus agencias y tanques pensantes.
 Contr ar r evolución cubana en EEUU, en especial Miami.
 Contr ar r evolución cubana en España, México, Fr ancia, y otr os países.
 Contr ar r evolución inter na, bloguer os contr ar r evolucionar ios, pr ensa “
independiente”
, etc.
Histor iador es e intelectuales hiper cr íticos, no compr om etidos, desafectos o prejuiciados con
el proceso revolucionario.
Dentro de las direcciones fundamentales del desmontaje, se encuentran:
 Exaltación de la década del 50 y la figur a de Fulgencio Batista. Se tr ata de hacer lo ver como
“el salvador” de una situación de caos provocada por el ganterismo y pistolerismo de los
gobiernos auténticos y promotor de supuesto un boom de desarrollo económico que puso a
Cuba en una posición privilegiada, respecto al resto de los países del continente.
 Idealización del pasado capitalista, sobre todo en las esferas económicas y culturales y
contraposición con los éxitos alcanzados por la revolución en estas esferas.
En este sentido, se mide la historia por cifras concretas de la cantidad de televisores,
refrigeradores, radios y autos, entre otros, por habitantes y su comparación con el resto del
continente, ignorando el resto de los parámetros sociales y económicos que sumían al país en
una permanente crisis estructural, sobre todo en el campo. Nada se dice de la corrupción
generada y aupada por Batista y el resto de los gobiernos pre revolucionarios.
 Reescr itur a de nuestr as guer r as de independencia y r evalor ación de la bur guesía nacional
que emergió con la neocolonia.
El contrarrevolucionario Carlos Alberto Montaner, por ejemplo, clasifica el siglo XX como de
repúblicas mambisas, revoluciones y dictaduras. Las primeras, hasta el gobierno de Mendieta,
por estar encabezadas por representantes del mambisado cubano. Como revoluciones
identifica la de los sargentos del 33 y el golpe de estado del 10 de marzo, y como dictadura, la
revolución cubana de enero de 1959.
 Sobr evalor ación de los ar tistas e intelectuales cubanos que mar char on al exilio tr as el
triunfo de la revolución. Aprovechando las bondades de Internet, y la prensa digital, se
potencia la imagen de estos y cuelgan sus obras en la red, haciendo a la revolución como
culpable de la represión de sus ideas y obras.
 Establecim iento de una política de pr emios que pr ior iza y estimula a los intelectuales que
emiten juicios críticos contrarios al proceso histórico de la Revolución. Ello ha sido una
143
práctica del gobierno de los EEUU, instrumentado fundamentalmente a través de terceros
países y agencias internacionales.
 Intentos de sem br ar la división inter na en el pueblo alimentando desconfianzas, r encor es
históricos y celos, por diferencias generacionales, raciales o de géneros. Un ejemplo reciente
de ello ha sido el tratamiento descontextualizado dado al tema de la represión de los
independientes de color desde EEUU, haciendo casi culpable a la revolución del racismo
heredado de un colonialismo brutal y una república segregacionista.
 Satanización del pr oceso r evolucionar io, sus líder es, ar tistas, e intelectuales
comprometidos con él. Todo lo vinculado con la revolución es malo. No se pierde oportunidad
para ofrecer informaciones que denigren la integridad de quienes la dirigen o quienes brillan
por sus cualidades como artistas o intelectuales. Se magnifica el prestigio de los que se han
marchado de la isla.
 Cr eación de sitios en Inter net diseñados par a fomentar la nostalgia por el pasado. La
avalancha de imágenes en fotos o videos de un capitalismo paradisiaco, invade
constantemente la red, llevando a las mentes la añoranza por una Cuba de glamour, mercados,
turismo y prosperidad. Ante las imágenes que circulan, entre ellas las Obras en construcción
del Presidente Batista, la Revolución parece innecesaria.
 Pr om oción de actitudes desm ovilizativas, apolíticas y desideologizadas, entr e ar tistas e
intelectuales, fundamentadas en la historia. El fin de las ideologías se trata de inducir a través
de una campaña permanente de descrédito del Partido Comunista de Cuba en todas las
épocas. Para ello no escatiman esfuerzos y, en análisis descontextualizados, lo vinculan a
Batista por un lado, o lo dibujan como marioneta eterna del PCUS y el comunismo
internacional. Se magnifican sus errores y no se identifican aciertos. Lo ideal entonces, es
renunciar al partidismo comunista. Con ello se persigue desmovilizar la continuidad del actual
Partido Comunista y la UJC.
 Hacer ver la r evolución com o un pr oceso de privaciones, agonías y sufrimientos. Eliminar
la alegría de la épica revolucionaria y sus triunfos. La vieja táctica de identificar la revolución
como un proceso de amargas experiencias coincide con la desplegada por el imperialismo
contra la URSS. Se sataniza el salvador racionamiento, las necesarias movilizaciones militares
o económicas, el internacionalismo y la solidaridad, las relaciones con el campo socialista,
entre otros.
 Vincular el r um bo socialista con el fr acaso del pr oyecto de r evolución. Se contrapone el
supuesto desarrollo de la Cuba capitalista al proyecto socio político de la revolución cubana.
En el espejo de la contrarrevolución, sólo se ve la opulencia de la sociedad de consumo y no
sus lacras. Se llega al punto de insinuar que Machado no pudo desarrollar más a Cuba porque
Mella, Villena y los comunistas, le boicotearon su proyecto de nación. El mismo enfoque
emplean contra la figura de Fidel.
En esta guerra cultural, el enemigo, de manera ofensiva y activa, emplea todas las
oportunidades que brindan la tecnología y la modernidad, en especial, aprovechando de
manera óptima las posibilidades de Internet.
Para ello colocan libres en la red, por ejemplo, los libros escritos por de Batista, Machado,
personeros civiles y militares de la seudo república, traidores a la revolución, y estudiosos
enemigos de esta. El enfoque maniqueo que por mucho tiempo caracterizó el análisis de la
república neocolonial, llevó a generaciones de cubanos, a ver a los personeros de aquella
época como simples marionetas imperiales y a la república nacida en 1902 como carente total
de virtudes. La exposición libre de estas publicaciones, introduce el germen de la duda y el
cuestionamiento, al ofrecer acceso a los argumentos de los representantes del imperialismo y
144
la burguesía nacional y a fuentes hasta ahora desconocidas o inaccesibles para estudiosos o
pueblo en general.
En el caso de Batista, caracterizado por varias generaciones como el usurpador sargento
taquígrafo, hoy se escriben profusas biografías tratando de demostrar sus dotes de hombre de
estado lleno de cualidades para la organización de la economía, la cultura y el desarrollo
integral de la nación. Nada se dice del inescrupuloso bandido anticomunista que asesinó a
Guiteras, quien fungió en la isla como el más fiel representante del imperialismo yanqui de
quien se decía era “su hombre fuerte”, ni de las corruptelas que lo convirtieron en uno de los
hombres más ricos del país.
La organización de eventos internacionales para analizar la historia de Cuba desde la
perspectiva imperial, es otra práctica imperial a la que hoy se dedica presupuesto. Lo mismo a
la edición de obras de traidores o enemigos de la Revolución.
En Miami, por ejemplo, los cantores del capitalismo cubano, escriben y publican decenas o
cientos de obras de historia, muy bien definidas en la ideología que profesan, que es la que
quisieran imponer en la isla de caer la revolución.
Allí también se escribe de Martí, de Gómez, de las Guerras de Independencia, y de los héroes
del llamado exilio cubano, que no son otros que los mercenarios de Girón, los bandidos del
Escambray, los terroristas que han llenado de luto a las familias cubanas desde enero de 1959.
Para aquellos personeros, que celebran también, con sus interpretaciones y matices, el 28 de
enero, el 24 de febrero y el 10 de octubre, el 20 de mayo es la fecha de mayor significación en
nuestra historia.
Y como la guerra es total, escriben desde allá, o en contubernio con apóstatas de acá, las
historias de las provincias y municipios, en contraposición al proyecto que comenzó el
movimiento de activistas de historia y que hoy se materializa en el Programa Nacional de
Historia con las síntesis históricas provinciales y municipales.
Volviendo a los ciber escenarios, es necesario meditar profundamente en el daño que
representan las llamadas enciclopedias virtuales, facturadas ideológicamente por personas
que nada tienen que ver con nuestra concepción de nación o ideología. Wikipedia y Encarta, se
han convertido en fuentes de consultas cada vez más frecuentes de estudiantes y profesores,
quienes después llevan a las aulas los errores y tergiversaciones que estas promueven.
Por ejemplo, al referirse a Camilo Cienfuegos, después de elogiar su figura de manera que
parece tomada por una obra escrita desde la Revolución, concluye afirmando que:
“Al margen de la versión oficial existen numerosos rumores sobre los hechos que rodean a la
muerte de Cienfuegos. La mayoría de ellos apuntan a un asesinato ordenado por Fidel Castro.”
Del Che, de manera idéntica, tras resaltar su imagen, lo estigmatizan como responsable de
fusilamientos masivos, afirmando que murió en Bolivia abandonado por la revolución.
Wikipedia concluye que “…Guevara fundó el sistema cubano de campos de trabajo, cuando
estableció el primero de ellos en Guanahacabibes, para reeducar a los directores de empresas
estatales considerados culpables de violaciones a la «ética revolucionaria». Jorge Castañeda,
en su biografía del Che Guevara, ha señalado que, tras la partida de Guevara de Cuba, «estos
145
campos fueron utilizados para enviar disidentes, homosexuales y, más de dos décadas
después de la muerte de Guevara, enfermos de sida».
Lo más preocupante es que nuestros niños y jóvenes consultan estas fuentes y repiten en las
aulas sus tergiversados contenidos, sin que muchas veces el profesor que tiene delante tenga
argumentos para rebatirlos. El germen cala y se reproduce.
La propia Wikipedia, al mencionar a los impulsores de la revolución, menciona a Fidel, Raúl, el
Che, Camilo, Almeida y Huber Matos, dando a este último un protagonismo histórico que
nunca tuvo y colocándolo en el campo visual de una nueva generación que de él poco o nada
sabe.
Estos temas, pululan además en los cientos de discos piratas que hoy se venden libremente,
con facturaciones tendenciosas o abiertamente contrarrevolucionarias.
Como enfrentar el desmontaje
Es obligación de los historiadores revolucionarios, comprometidos con su pueblo, asumir un
protagonismo más activo y responsable, en la Cuba de hoy.
Para ello debemos despojarnos de prejuicios y maniqueísmos y cubrir, con total valentía y
objetividad, desde la Revolución, los vacíos historiográficos que aprovecha el enemigo para
agredirnos. En esta batalla, debe prevalecer la ciencia y no el discurso, pues la historia se
puede interpretar, pero no cambiar al antojo de un autor o adecuar a una circunstancia. Con el
paso del tiempo, cuando ello ocurre, los daños son más grandes.
Internet nos ofrece infinitas oportunidades, que debemos aprovechar con total
profesionalismo. No nos podemos dar el lujo de fomentar una EcuRed con errores, ni páginas
virtuales con trabajos inacabados o no correctamente revisados por las instituciones
responsables.
El historiador debe velar por el cuidado del patrimonio de la nación y exigir por ello
permanentemente. Debe sentir y sufrir los olvidos y la dejadez y convertirse en un motor de
impulsos para romper inercias.
Las fuerzas de los historiadores cubanos son hoy mayores que nunca. La UNHIC, la Academia
de la Historia, las Oficinas de los Historiadores de las ciudades patrimoniales, con el ejemplo
guía del Dr. Eusebio Leal, sacerdote del trabajo y el sacrificio, la Oficina de Asuntos Históricos
del Consejo de Estado, Las Universidades, Centros de Investigación, el CITMA, el Instituto de
Historia de Cuba, todos, conforman un poderoso y talentoso ejército en el que puede confiar
nuestros ciudadanos.
Unidos nuestros esfuerzos al ICRT y los Ministerios de Educación y Cultura, estaremos en
mejores condiciones para trazar estrategias seguras en los combates que nos impone el
imperialismo en el ciberespacio, o en cualquiera de los escenarios tradicionales de la guerra.
Fidel, Raúl y nuestro pueblo, podrán contar, por siempre, con esta pujante, comprometida y
resuelta tropa. El congreso que hoy iniciamos así lo evidencia.
Muchas gracias.
146
*Presidente del Instituto de Historia de Cuba. Texto leído en el XXI Congreso Nacional de
Historia, celebrado en La Habana del 21 al 27 de abril de 2014.
CRISIS DEL CAPITALISMO
Publicado por: Oscar Martínez Peñate 2 días ago
4 Comentarios
http://ssociologos.com/2014/10/08/crisis-del-capitalismo/
Debilitamiento del capitalismo
El fin del capitalismo ha estado sujeto a predicciones que pronosticaron su fin, sin embargo ha
prevalecido y se ha robustecido, aparentemente tiene más fuerza y vigor que antes; después
de la caída de los países del “socialismo real”, es el sistema político y modelo económico que
prevalece, a pesar, que los miembros del antiguo Pacto de Varsovia o de la Comunidad de
Ayuda Mutua Económica (CAME), afirmaban que su derrumbe estaba próximo, fue lo
contrario y lo inesperado, los aliados de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)
fueron los que literalmente de la noche a la mañana desapareció su modelo económico y
sistema político a finales de la década de los ochenta, para convertirse en lo que más
criticaron durante la Guerra Fría, en capitalistas.
IMG 4510 1024x768
Los ideólogos del capitalismo al contemplar la caída de la comunidad socialista, afirmaron que
se había llegado al fin de la historia, lo que significaba que el capitalismo lo declaraban eterno
y que ya no tenía adversario ideológico, por lo que su esfera de influencia pasó a ser global.
La existencia de la Guerra Fría fue la lucha ideológica, política y económica a nivel mundial, en
un contexto de guerras limitadas en algunos países de los diversos continentes, por mantener
y ampliar sus zonas de influencia, de tal manera, que las luchas por la descolonización de los
países imperiales de Europa y Estados Unidos, la derecha internacional las interpretó como
una lucha entre el Este y el Oeste y no de Norte y Sur; de parecida forma, las luchas contra las
dictaduras impuestas por los Estados Unidos, se tomaron como luchas ciudadanas por
instaurar el “comunismo”.
Sin embargo, la existencia de la comunidad socialista obligó al capitalismo en particular en los
países de Europa occidental, EE.UU. y Canadá a realizar avances en la salud, vivienda,
educación, salarios, empleos y respeto a los derechos humanos, con el propósito de
neutralizar o disminuir a la insignificancia los movimientos sociales y a restar militancia a los
partidos de izquierda, es decir, el capitalismo le quitó las banderas de lucha, para evitar la
ingobernabilidad y la desestabilización social que los condujera a la instauración del
socialismo.
La caída del Muro de Berlín en 1989, es un hecho simbólico que se ha interpretado como la
fortificación de la derecha mundial al convertirse incluso hasta Rusia al capitalismo, los
principales dirigentes del gobernante Partido Comunista Ruso se transformaron ipso facto en
capitalistas y varios de ellos en grandes empresarios.
En los países de Europa, debido a la crisis del capitalismo, y para mantenerlo de pie, los
organismos internacionales financieros han obligado a los gobiernos europeos a desmantelar
el estado de bienestar, lo que significa que se ha elevado en flecha la inseguridad, el
desempleo, los embargos inmobiliarios, los recortes presupuestarios y la mercantilización de
la educación y la salud, esta situación ha conducido a un deterioro de esos servicios, y un
acelerado empobrecimiento masivo de sus poblaciones.
147
El aumento de la violencia, la inseguridad ciudadana, el terrorismo y el calentamiento global
son expresiones del auge de capitalismo, este sistema y modelo político y económico
respectivamente, es brutalmente violento, no respeta razas, ideologías, religiones, soberanías
nacionales, seres humanos, ética, moralidad, arrasa o corrompe todo lo que le pueda estorbar,
con el propósito de hacer crecer a la “n” sus fortunas.
Esta situación conduce al aumento de la desigualdad social, como efecto del proceso regresivo,
que beneficia al sector élite financiero internacional y pernicioso a los ciudadanos que con sus
impuestos y consumo subsidian a la oligarquía mundial, y cada vez reciben menos atención
social de las instituciones del Estado (Moron, 20014).
Deterioro social y político
Los salarios han sido considerados como uno de los instrumentos que contribuyen al
desarrollo social y al crecimiento económico, porque mantiene el nivel de consumo de bienes
y servicios.
Asimismo los salarios contribuyen al fisco, para conservar cierta sanidad en los programas
sociales y en la construcción pública, que favorecen al efecto multiplicador del dinero que
mantiene el dinamismo en la economía.
Cuando Carlos Marx escribió los libros, Trabajo asalariado y capital, y Salario, precio y
ganancia, lo que estaba en su esplendor era la mecanización de las fuerzas productivas, en El
capital, realizó un minucioso análisis de la piedra angular del capitalismo, es decir, de la
plusvalía, que era la fuente de enriquecimiento del capitalista y trabajo no remunerado al
obrero.
Ahora con el alto nivel de desarrollo científico y tecnológico, existe una mejor mecanización
con las tecnologías digitales y la robotización del proceso productivo, lo que permite
aumentar astronómicamente la producción de mercancías a un costo marginal casi a cero, lo
que significa que la ganancia capitalista es sin límites, además el tiempo de trabajo se ha
acortado, el avance científico-tecnológico la elite global lo ha convertido en instrumento de
dominación.
Antes algunos de los procesos productivos podrían durar meses o semanas, ahora es cuestión
de horas o de días, entonces por qué razón el trabajador en lugar de disminuir las horas
laborales y de ganar un mejor salario, recibe un ingreso que no corresponde al costo de la vida
y pierde sus derechos laborales conquistados hace más de un siglo, con la flexibilidad laboral
impulsada por los grandes consorcios multinacionales. “La desigualdad económica crece
rápidamente en la mayoría de los países. La riqueza mundial está dividida en dos: casi la
mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte el 99%
restante” (OXFAM, 2014).
El trabajador en lugar de mejorar su condición de vida se le deteriora, en un extremo fortunas
exageradamente elevadas en trillones y, por el otro, salarios de hambre, que obliga a los
trabajadores convertirse prácticamente en esclavos del capitalismo, porque son forzosados a
endeudarse con las tarjetas de crédito, esta población tiene un futuro más que incierto,
sombrío. “Peor aún, tan sólo 225 personas en el mundo poseen un patrimonio medio de
15,000 millones de euros” (Beluche, 2014).
Las tarjetas de crédito no son utilizadas únicamente para completar el bajo salario, sino
también para satisfacer el consumismo compulsivo, instituido por los medios de
comunicación globalizados, enfocados en la mundialización homogénea del consumo y de la
cultura, crean necesidades falsas, además convierten la miseria humana en reality show, las
guerras y las catástrofes causadas por los fenómenos naturales en programas de
entretenimiento, deforman la opinión pública, es la banalidad de la realidad, que conlleva a
formar una parálisis social mundial.
148
“¿Cómo es posible y por qué el endeudamiento individual se ha convertido en imprescindible
para sobrevivir? George Caffentzis encuentra la respuesta en la devaluación progresiva del
trabajo –a pesar del aumento de la producción- que se vivió primero en EE.UU. y
recientemente en los países europeos” (Jiménez, 2014).
La pobreza fuente de enriquecimiento
Se ha causado una altísima productividad y concentración de la riqueza, por el otro lado, una
distribución desigual, existen ganancias multimillonarias de la elite financiera mundial y de
las transnacionales, mientras los trabajadores reciben salarios de hambre, por ejemplo el caso
de la transnacional McDonald’s.
El Instituto de Trabajo y Empleo de la Universidad de California, realizó la investigación,
Comida rápida, salarios de pobreza, publicada en el 2013, según este estudio, las cadenas de
comida rápida, “en general, las empresas no les pagan el seguro de salud” (Zamorano, 2014).
Para el capitalismo el desempleo dejó de considerarse una reserva de mano de obra, que
permitía recurrir en cualquier momento, y que constituía el factor que hacía mantener los
bajos salarios, por haber más demanda de trabajo que oferta de empleos, en algunos
momentos los capitalistas se aprovecharon de las necesidades existenciales de los sin trabajo
y se utilizó en calidad de esquiroles.
Para el capitalismo los desempleados son desechos de la prosperidad, aparentemente
indetenible del desarrollo del capitalismo a niveles nunca antes vistos, esta situación es global,
pero en los países subdesarrollados se llega a situaciones aún más graves.
Esta problemática no puede ser abordada al tenor conceptual histórico, porque no es una
lucha tradicional entre burguesía y proletariado, sino que es una lucha entre clase trabajadora
y oligarquía mundial.
Es una lucha que ha traspasado las fronteras patrias, porque es el capital financiero y las
empresas transnacionales las que indirectamente a través de los organismos como el Fondo
Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), y los gobiernos “nacionales” los que
imponen la injusticia mundial, la cual afecta a casi todos los países del mundo, en diferentes
niveles de gravedad.
En el concepto de clase trabajadora, incluimos a los proletarios, clase media y burguesía,
porque las oligarquías “nacionales” ha pasado a convertirse en socios ínfimos o en empleados
ejecutivos de la oligarquía global, no hay que olvidar que las oligarquías “nacionales” le
entregaron a los hoy sus amos, las instituciones del Estado, permisos de depredación,
explotación y saqueo de los recursos naturales nacionales, los Tratados de Libre Comercio
(TLCs), etc. Hoy la lucha es global contra la voracidad sin límites de ninguna naturaleza del
capitalismo.
Los TLCs impulsados en el contexto de la Organización Mundial de Comercio (OMC), por las
elites globales financieras y las empresas transnacionales para imponer la eliminación de las
barreras arancelarias, lo que ha perjudicado la producción, industrialización y distribución del
sector productivo de los países, especialmente del Sur.
Con la eliminación de las fronteras comerciales han convertido al mundo en su mercado, para
que circulen libremente sus mercancías y productos agropecuarios, a bajo costo, donde los
productores e industriales de los países del Tercer Mundo no pueden competir, porque
además no cuentan con ningún tipo de subsidio ni seguros estatales, etc.
Ocaso del capitalismo
El fin del capitalismo no va a ser el resultado de una lucha global de la humanidad en contra
los desastres ambientales, económicos, políticos, culturales y sociales que genera.
La defunción del capitalismo será provocada por uno de dos factores, por una Tercera Guerra
Mundial (el teatro bélico no estará ubicado en una zona geográfica determinada, sino será un
una guerra global, por primera vez tocará suelo estadounidense) o por una crisis financiera
149
internacional, ambos escenarios están en construcción, lo que no podemos afirmar cuál de los
dos será el detonante, es fuerte probable que ocurra en la primera mitad del presente siglo.
El réquiem del capitalismo será dado por manifestaciones y desordenes sociales
multitudinarios a nivel planetario, para pedir la honra fúnebre de la causa de los males
nacionales y mundiales, para que los gobiernos retomen el control y dejen de ser vasallos de
las élites financieras, transnacionales y de los organismos internacionales imperialistas.
El capitalismo y el imperialismo dañan a la población, incluso a la estadounidense.
Actualmente, existe una indignación generalizada por los sectores trabajadores y
desempleados en el orbe, por la involución social y económica que está produciendo el
capitalismo en esta última fase financiera y de servicios, que le ha permitido apropiarse de
recursos naturales; sobornar a jefes de Estado y a altos funcionarios de gobiernos, de casi
todos los países del mundo, lo que significa que hay un supra gobierno mundial.
Han surgido movimientos internacionales contra el capitalismo para crear un mundo mejor,
tales como Observatorio de la Deuda y de la Globalización, Indignados, Ocupa Wall Street,
Huelga de la Deuda, Movimiento Antiglobalización, Movimiento Altermundista, Foro Social
Mundial, etc. Estos sujetos sociales agrupan a miles de organizaciones que pertenecen a los
movimientos sociales nacionales y de ONGs, en suma representan a millones de ciudadanos.
Lucha contra las élites globales
Las élites globales no reconocen leyes nacionales, por tanto es necesario crear una Instancia
Económica Internacional, con el mismo nivel y estatus de la Corte Penal Internacional y el de
la Corte Internacional de Justicia, para que controle el fiel cumplimiento de sus códigos de
conducta, cuyas violaciones sean multadas y penalizadas.
Asimismo, crear un impuesto a las ganancias globales, con el propósito de constituir un fondo
económico, con el objetivo de realizar préstamos a los países con tasas preferenciales y
facilidades de pago, para promover el desarrollo de los Estados.
El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) calculó que para el año 2006,
“las transacciones financieras en el mercado cambiario sobre pasaba los mil millones de
dólares por día, y que un impuesto de 0.1% produciría algunos 150 mil millones de dólares
por año. Este monto bastaría suficientemente para erradicar la pobreza en el mundo” (Busino,
2006).
Crear un nuevo orden económico internacional basado en la solidaridad y equidad, de igual
forma reestructurar la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el contexto de la actual
realidad de las relaciones internacionales, en este mismo sentido, desmercantilizar la
educación, la salud, la vivienda, desaparecer los paraísos fiscales y regreso al patrón oro.
En lo que respecta a los países de América Latina, en la medida que construyan sus propios
paradigmas económicos, políticos, jurídicos, sociales y culturales, se alejen del etnocentrismo,
del sistema financiero y monetario internacional, refunden sus Estados, construyan
instrumentos de integración económica y política, se acerquen a Rusia, China, India e Irán, es
decir, busquen nuevos mercados para exportar sus productos y realizar intercambio
comercial, lograrán surfear de mejor forma la profundización de la crisis internacional del
capitalismo.
Una de las relaciones comerciales de América Latina con los países desarrollados es de
abastecedora de materias primas, necesarias para el funcionamiento de las economías
centrales, es una relación de interdependencia con los países europeos, sin embargo, éstos
con los TLCs han tratado de aumentar la dominación y explotación en algunos países con
gobiernos anti nacionales y pro imperialistas.
En Europa, “podríamos decir que sin la importación de materias primas minerales habría un
peligro para 271 millones de puestos de trabajo, directos o indirectos, y gran parte de estas
materias primas minerales vienen de América Latina” (Preciado, 2013).
150
América Latina ha dado pasos importantes para hacerle frente al colonialismo de parte de los
países capitalistas centrales, a través de instrumentos de integración, por ejemplo la
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Alternativa Bolivariana
para los Pueblos de América (ALBA), el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión de
Naciones del Sur (UNASUR), el Acuerdo de Cooperación Energética con algunos países del
Caribe y de América Central con el gobierno Bolivariano de Venezuela (PETROCARIBE).
A este esfuerzo anticapitalista e imperialista se le suma el nuevo Banco de Desarrollo,
acordado en el 2014, por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS), con un capital de
100.000 millones de dólares, que aspira a convertirse en una entidad de desarrollo alternativo
más importante del mundo.
BIBLIOGRAFÍA
Beluche, O. (2014). Capitalismo, globalización y desigualdad social. Ssociologos.
Busino, G. (2006). Les sciences sociales et les défis de la mondialisation. Revue Européenne
Des Sciences Sociales. European Journal of Social Sciences, XLIV-134.
Jiménez, P. (2014, 07). Debemos desmercantilizar el sistema. Diagonal Global. Barcelona.
Moron, A. (20014). El desmantelamiento del Estado del Bienestar. Ssociologos.
OXFAM. (2014). Gobernar para las élites: Secuestro democrático y desigualdad económica
(No. 178). OXFAM.
Preciado, J. (2013). Paradigma social en debate; aportaciones del enfoque geopolitico crítico.
La CELAC en la integración autónoma de América Latina. In América Latina en la crisis global:
problemas y desafíos (CLACSO.). México: FronterAbierta.
Zamorano, A. (2014, September 4). El precio oculto de las hamburguesas baratas. BBC Mundo.
LA CRISIS COMO MOMENTO DE LA DOMINACIÓN SOCIAL
http://ssociologos.com/2014/10/09/la-crisis-como-momento-de-la-dominacionsocial/
Una de las consecuencias más nefastas de la consolidación del discurso sobre «la crisis
económica», es la reaparición del izquierdismo, que viene a entonar un coro que suena más o
menos a «ya lo habíamos dicho nosotros: el capitalismo se hunde por sí mismo, y ahora es
nuestro turno». Es evidente que sus proclamas y su concepción de la crisis financiera como
estadio pre-revolucionario están a años luz de una realidad en que la conflictividad social en
los países más afectados por la recesión está totalmente contenida.
medios de comunicación 1024x578
Pero esta separación de la realidad no es nada nuevo para unas gramáticas revolucionarias
que perdieron el sujeto y que viven hace tiempo en el fantástico mundo de la Doctrina
Verdadera. Por eso, para ellos, el discurso de la crisis se presenta como una oportunidad de
anclar su retórica desgastada al nuevo concepto-fetiche, y se descuelgan con eslóganes tan
carentes de sentido como «la crisis que la paguen los ricos». Consolidando, por omisión, la
idea de que antes de este pretendido cataclismo había algo parecido a una sociedad en pleno
ascenso a la felicidad perpetua. Que las clases trabajadoras, en su bondad innata, no
participaron del festín de diez años que preparó lo que hoy se nos dice es el final del
capitalismo.
Como telón de fondo a sus soflamas ideológicas, se encuentra la llamada a un fortalecimiento
del Estado en su papel de garante de una economía real y productiva frente a la malvada
economía especulativa y financiera. Y de ahí que cualquier parecido de la realidad con sus
análisis del capitalismo sea pura coincidencia. En lugar de aclarar nada, se encargan de
oscurecer todo lo posible la verdad de las cosas y ofrecer sus explicaciones simplistas que
encajan perfectamente en la teleología que inspira sus doctrinas.
151
Lo peor es que estas proclamas autodenominadas «anti-capitalistas», están destinadas a ser
escuchadas por aquellos que apuestan por una reforzada intervención estatal en los asuntos
públicos como forma de reactivar la economía. Que el mayor desvelo de economistas
autodenominados libertarios -los citaremos después- sea invertir la tendencia a la caída del
PIB, da la medida de en qué punto se encuentra la crítica social.
De modo que nos podemos encontrar en ámbitos que reclaman su pureza libertaria con un
anti-capitalismo parlamentarista y estatista, con una fuerte creencia en la posibilidad de
recuperar la productividad perdida a través de una reedición del keynesianismo combinada
con la autogestión asamblearia del aparato productivo. Cualquiera de sus «propuestas» puede
tener eco hasta en los más enconados tecnócratas y expertos, siempre prestos a extender sus
recetas económicas que, desde los foros alter-globalizadores, llevan tiempo discutiéndose.
Todo parece indicarles que, ahora sí, ha llegado su momento y pueden pasar a formar parte de
ese gabinete de crisis global.
El coro llegará a decirnos que, quienes sostenían hasta hace poco este sistema, se han
convertido en «anti-sistema» por la fuerza de los hechos, y que, a partir de ahora, todos
deberemos serlo porque no nos quedará más remedio.
Antes de nada, cualquier explicación económica debería enseñarnos cómo es posible que haya
bancos que siguen obteniendo beneficios, y que el consumo de lujo no sólo no disminuya sino
que vaya en aumento desde que los términos de «la crisis» han sido instalados gracias sobre
todo a la televisión, la radio, y a los economistas de todo signo que se han lanzado a explicarla.
Después, y aunque parezca mentira decirlo, nos deberán convencer de por qué hace poco más
de un año no había crisis. Por qué las muertes por desnutrición y hambrunas periódicas, las
tierras quemadas por guerras interminables, el envenenamiento progresivo del agua, el aire y
las tierras de cultivo, la destrucción del medio rural, el crecimiento de los barrios híperdegradados de las megalópolis más pobres del mundo, la urbanización salvaje de las costas y
la desertificación progresiva, la represión salvaje de la inmigración y la proliferación de
nuevos campos de concentración amparados democráticamente en los países
«desarrollados», las medidas de excepción antiterroristas con las que el Estado policial
continúa avanzando en su tarea de aniquilación de cualquier movimiento social, la miseria
creciente en el seno de sociedades obscenamente opulentas… por qué todo eso no era una
«crisis».
Todos aquellos que se han empeñado en explicarnos doctamente lo que está pasando -y, de
paso, tratar de arrimar el ascua a su sardina ideológica- olvidan sistemáticamente que las
recesiones económicas del capitalismo son momentos del proceso de profundización de las
relaciones de dominación social; que en este bache económico de lo que se trata es de
salvaguardar los intereses de ciertos grupos en el poder frente a los vaivenes de un modo de
producción industrial que es catastrófico desde hace más de dos siglos. Hay que decirlo de una
vez: la recesión no afectará al sistema productivo capitalista ni a los Estados que lo sustentan mal que les pese a quienes han visto una oportunidad para desempolvar las banderas de la
clase obrera revolucionaria y la autogestión asamblearia.
Hacer la crítica del capitalismo partiendo del argumento de que actualmente «está en crisis»,
es decir implícitamente que cuando no había recesión la cosa funcionaba.
Lo que habría que explicar, más bien, es cómo pudo darse a nivel del estado español un
período de acumulación de plusvalía tan rápido sin ningún tipo de aumento de la
productividad.
El llamado «boom inmobiliario» que ha tenido lugar durante estos últimos diez años
aproximadamente, partió de una premisa fundamental: la liberación de suelo por parte del
Estado. En 1996, el gobierno de turno eliminó de la Ley del Suelo la distinción entre «suelo
urbanizable programado» y «no programado». Ese fue el pistoletazo de salida, y supuso una
152
oferta abundante de terrenos que abarataba el coste en la producción. La oferta venía
acompañada por la de mano de obra barata, aprisionada por las sucesivas crisis de empleo en
el decenio de 1985-1995, y reactivada por la llegada de trabajadores migrados y sostenidos en
situación de ilegalidad para su mejor explotación.
Con estos reclamos se atraía a los capitales acumulados que, frente a la perspectiva de la
reconversión al euro, afrontaban un proceso de revalorización a través del sector
históricamente más productivo (y más destructivo) del país. Ante la afluencia del dinero, bajó
su precio, y las condiciones de crédito de las entidades financieras se flexibilizaron,
permitiendo unos índices de endeudamiento de las familias sobre el que ya advertía en 2003
el BBVA en su estudio sobre el mercado inmobiliario -utilizando por primera vez el término
«burbuja inmobiliaria»-.
La fórmula que acuñara Marx D-M-D’ (donde M era en este caso la producción y compra-venta
de inmuebles) se acercó en los años que van de 1996 a 2008 al ideal D-D’, generalizándose a
un gran número de pequeños capitales que participaban del proceso especulativo sobre la
vivienda.
Así se produjo el efecto de valorización del valor en el sector de la construcción, que arrojaba
año tras año datos paradójicos: cuanto más y más rápido se construía y se recalificaba suelo a
tal fin, más caro era el producto final, y más el endeudamiento necesario para obtenerlo. Las
causas de este incremento del precio de la vivienda, que oscilaba del 16% al 13% según el
periodo, no era ni la disponibilidad de suelo (que fue abundante y completamente destructiva,
sobre todo en la costa de Levante); ni el aumento de los salarios (que prácticamente se
mantuvo constante en términos relativos y que se redujo en términos absolutos); ni el precio
de los materiales (cada vez más baratos y de menor calidad); ni el precio del dinero. La mayor
parte de la composición del precio final de la vivienda quedaba en manos de los distintos
agentes que participaban de la circulación de la mercancía-vivienda: inmobiliarias, asesorías,
notarías, registros de la propiedad y, sobre todo, en el amplio margen de beneficio que los
capitales acumulados obtenían de la inversión en el sector.
De este modo, se enriquecieron rápidamente los grupos que hoy reproducen el discurso de «la
crisis», mientras retiran de la circulación el dinero acumulado -para eso sirven muy bien los
famosos billetes de 500 euros-, dejando en una situación de endeudamiento asfixiante a una
gran parte de aquellos que también apostaron en la ruleta sin querer entender el verdadero
papel que tenían asignado en el juego.
Por tanto, la «crisis económica» responde a la perspectiva de ganar menos de ciertos grupos
en el poder -de que su dinero rinda menos-; lo que es muy distinto a considerarla como una
fatalidad a la que todo el mundo se ve abocado por la presencia de un espectro negativo que
hace quebrar abruptamente negocios que ayer obtenían pingües beneficios. En definitiva, la
recesión económica atiende a la necesidad de algunos grupos bien posicionados de mantener
sus niveles de vida y confort, desplazando hacia los grupos de menores rentas el problema de
la creación de valor: será necesario trabajar más para obtener menos. Como se ve, no es un
escenario excepcional en el capitalismo, más bien es su funcionamiento normal; lo
extraordinario fue el periodo de acumulación salvaje precedente.
Hay que decir que, en la medida en que muchas personas han asumido ciertas necesidades y
niveles de vida como suyos, se verán envueltas en mayor grado en los efectos de la recesión.
Así, muchos que compraron su televisión de plasma verán cómo siguen pagando los plazos de
un aparato que cada vez que encienden les recuerda cómo «la crisis» les empujará al arroyo
mientras otros brindan con champán. Algunos seguirán pagando los plazos de su
ultramoderno coche, mientras se encuentran con la imposibilidad de pagar la gasolina y la
paradoja de no tener ningún trabajo al que desplazarse con él. Pero no podrán hacer nada por
impedirlo, ya que considerar responsable de la situación a «la crisis económica», es lo mismo
153
que creer en el Mal de Ojo o en la Virgen de la Macarena. Se atacarán de diversas formas todas rituales, todas inútiles- las consecuencias inmediatas de la situación, pero sin entender
en absoluto sus causas.
A esa confusión responde que el telediario pueda vocear las cifras del paro con tono de alarma
y, un minuto después, sin solución de continuidad, reseñe alegremente la apertura de una
feria de coches de lujo con éxito de afluencia. Cuentan, con gesto fatalista, el próximo cierre de
una fábrica que significará la pérdida de miles de empleos, y a continuación se nos relata el
lanzamiento de una firma de ropa que pone en circulación trajes espaciales de diseño, en
previsión de los próximos cruceros por el espacio que algunas personas demandan porque no
saben en qué demonios dilapidar sus fortunas.
¿Qué tipo de «crisis del capitalismo» es esta que no deriva en una quiebra social? Respuesta:
es en realidad la crisis generalizada de la capacidad para pensar críticamente. Es una crisis
mental que se expresa en una mentalidad de la crisis que acaba legitimando lo que trata de
atacar.
Pero esto no quiere decir que la recesión económica no tenga consecuencias reales. Los
cierres de empresas, los despidos en masa y los desahucios, son consecuencias palpables que
siempre golpean a quienes tienen una posición más débil en la cadena de dependencia de la
sociedad industrializada. El fantasma de la crisis se encarna en todas aquellas personas que
sólo cuentan con su trabajo para sobrevivir, y lo hace en formas cada vez más duras. Cabría
esperar que estas personas fuesen quienes planteasen una ruptura social. Sin embargo, esto
no sucede así, se pongan como se pongan todos los voluntarismos izquierdistas. Y no sucede
porque esas personas se ven en la necesidad de defender el aparato de dominio, por la sencilla
razón de que es la producción del dominio la que hace posible su supervivencia.
La división del trabajo ha hecho imposible siquiera pensar en satisfacer nuestras necesidades
de otra forma que mediante el trabajo asalariado y el consumo. El desarrollismo depredador
de los países más industrializados, ha hecho desaparecer cualquier forma de comunidad autoregulada capaz de oponer resistencia al proceso modernizador. Finalmen­te, la desposesión
provocada por el progreso de la sociedad tecnificada, parece haber vuelto a muchos incapaces
de pensar con un mínimo de claridad.
Por eso, la interpretación de «la crisis» se deja en manos de especialistas y expertos que,
incapaces también de extraer todas las conclusiones de lo que está sucediendo ante nuestras
narices, optan por una huída hacia adelante, y saltan a la palestra con propuestas cada vez
más desvinculadas de la realidad.
A partir de la imposición de la mentalidad de crisis, se abre la posibilidad para que los
técnicos comiencen a proponer sus «soluciones». Las propuestas las conocemos de sobra y se
podrían resumir en ésta: una intensificación de la explotación y un cierre de filas en torno a
las ideas de progreso y desarrollo. Las bajas de «la guerra contra la crisis» ya sabemos de qué
lado se producirán. Pero saberlo no resuelve el problema.
La dependencia y la asunción de necesidades ajenas como propias (la falsa conciencia),
impiden que lecturas un poco más lúcidas sean escuchadas, y análisis como los realizados por
el ICEA (Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión) pasen por ser revolucionarios.
Que en un análisis socioeconómico pretendi­damente «radical» leamos: «Esa productividad
[se refiere a la caída del PIB] podría estimularse como vimos anteriormente por medio de la
inversión empresarial en bienes de equipo y tecnología», da la medida de qué tipo de crítica
está pasando por revolucionaria, albergando seguramente las mejores intenciones, pero sin
entender prácticamente nada de lo que sucede.
Sostener, a estas alturas, que un aumento de la productividad a través del I+D será la
condición necesaria para una posterior redistribución social de los beneficios, roza el límite
154
del absurdo. Mucho más cuando sus autores sostienen que su «lectura de la crisis» es
libertaria.
Si aciertan a la hora de denunciar los gastos en infraestructuras del Estado como una forma de
reflotar las empresas constructoras y sostener su margen de ganancia, se equivocan en la
línea siguiente cuando sostienen que sería más importante un «aumento del empleo público
en servicios sociales.» Si sostienen que el fin último de su análisis es la autogestión
asamblearia del aparato productivo y la desaparición del Estado, no se ve muy claro que se
indignen porque «no parece que exista una protección adecuada por parte del gobierno hacia
las clases sociales más desfavorecidas».
Al mezclar una crítica socialdemócrata de la economía capitalista y las soflamas libertarias de
la autogestión, el batiburrillo resultante no es ni un análisis serio de la sociedad en que
vivimos ni una propuesta de acción concreta. Se mueve más bien entre un manual de primero
de Economía y un panfleto trasnochado.
Nada en su análisis hace sospechar una crítica a las bases que hacen subsistir la sociedad
capitalista -ya sea en periodos de rerecesión o de expansión-, porque han aceptado el fetiche
del progreso económico y el desarrollo de las fuerzas productivas, pasando a continuación a
especular con las medidas necesarias para una redistribución más justa que, por supuesto,
pasa por una «autogestión obrera y social» (¿?).
Al no plantear ninguna duda sobre las bases materiales que hacen posible tanto los periodos
de acumulación de plusvalía como las crisis inflacionarias, olvidan recurrentemente el
importantísimo papel que, por ejemplo, ha tenido la disponibilidad de petróleo barato en el
desarrollo del capitalismo en estos últimos cien años. Por eso omiten mencionar que la
desposesión creciente a que ha llevado la consolidación de un mundo industrializado, hace
muy difícil cualquier propuesta de reapropiación de un aparato productivo que, en muchos
aspectos, se encarga también de destruir las bases sociales y ecológicas de las que surge.
Sus «propuestas» carecen de base, porque lo primero que han obviado es la realidad que
pretenden modificar. Así pueden muy bien presentarlas en cuantos niveles quieran -«medidas
reformistas, progresivas y progresivas-revolucionarias» [sic]-, que eso no las hará más
operativas.
Es muy difícil escuchar estos «análisis», y los corolarios a que conducen, sin pensar que hay
algo en la crítica social que debe ser revisado de cabo a rabo; y que los aprendices de brujo
han encontrado en el discurso «de la crisis» una justificación perfecta para repetir sus letanías
-gestión obrera, sindicalismo asambleario, autogestión- y esperar que la realidad se adapte a
sus deseos.
El principio de realidad es la primera víctima de esta crisis mental, y ese es el primer escollo a
salvar para deshacernos de una vez por todas de la maldita palabra «crisis», y empezar a
llamar a las cosas por su nombre.
Artículo de Juanma Agulles en Ekintza Zuzena
EXISTEN MEDIOS PARA RETOMAR EL CONTROL DEL CAPITALISMO – THOMAS
PIKETTY
http://ssociologos.com/2014/10/09/existen-medios-para-retomar-el-control-delcapitalismo-thomas-piketty/
La distribución de la riqueza es una de las cuestiones más controversiales y debatidas en la
actualidad. Pero, ¿qué se sabe realmente de su evolución a lo largo del tiempo? ¿Acaso la
dinámica de la acumulación del capital privado conduce inevitablemente a una concentración
cada vez mayor de la riqueza y del poder en unas cuantas manos, como lo creyó Marx en el
siglo XIX? O bien, ¿acaso las fuerzas que ponen en equilibrio el desarrollo, la competencia y el
155
progreso técnico llevan espontáneamente a una reducción de las desigualdades y a una
armoniosa estabilización en las fases avanzadas del desarrollo, como lo pensó Kuznets en el
siglo XX? ¿Qué se sabe en realidad de la evolución de la distribución de los ingresos y de la
riqueza desde el siglo XVIII, y qué lecciones podemos sacar para el siglo XXI?
IMAGEN 14640439 2
“El análisis erudito jamás pondrá fin a los violentos conflictos políticos suscitados por la
desigualdad”, dice Thomas Piketty.
Éstas son las preguntas a las que intento dar respuesta en este libro. Digámoslo de entrada:
las respuestas presentadas son imperfectas e incompletas, pero se basan en datos históricos y
comparativos mucho más extensos que todos los trabajos anteriores –abarcando tres siglos y
más de veinte países–, y en un marco teórico renovado que permite comprender mejor las
tendencias y los mecanismos subyacentes.
El crecimiento moderno y la difusión de los conocimientos permitieron evitar el apocalipsis
marxista, mas no modificaron las estructuras profundas del capital y de las desigualdades, o
por lo menos no tanto como se imaginó en las décadas optimistas posteriores a la Segunda
Guerra Mundial. Cuando la tasa de rendimiento del capital supera de modo constante la tasa
de incremento de la producción y del ingreso –lo que sucedía hasta el siglo XIX y amenaza con
volverse la norma en el siglo XXI–, el capitalismo produce mecánicamente desigualdades
insostenibles, arbitrarias, que cuestionan de modo radical los valores meritocráticos en los
que se fundamentan nuestras sociedades democráticas.
Sin embargo, existen medios para que la democracia y el interés general logren retomar el
control del capitalismo y de los intereses privados, al mismo tiempo que mantienen la
apertura económica y evitan reacciones proteccionistas y nacionalistas.Este libro intenta
hacer propuestas en este sentido, apoyándose en las lecciones de esas experiencias históricas,
cuyo relato constituye la trama principal de la obra.
¿Un debate sin fuente?
Durante mucho tiempo los debates intelectuales y políticos sobre la distribución de la riqueza
se alimentaron de muchos prejuicios, y de muy pocos hechos.
Desde luego, cometeríamos un error al subestimar la importancia de los conocimientos
intuitivos que desarrolla cada persona acerca de los ingresos y de la riqueza de su época, en
ausencia de todo marco teórico y de toda estadística representativa. Veremos, por ejemplo,
que el cine y la literatura –en particular la novela del siglo XIX– rebosan de informaciones
sumamente precisas acerca de los niveles de vida y fortuna de los diferentes grupos sociales, y
sobre todo acerca de la estructura profunda de las desigualdades, sus justificaciones, y sus
implicaciones en la vida de cada uno.
Las novelas de Jane Austen y de Balzac presentan cuadros pasmosos de la distribución de la
riqueza en el Reino Unido y en Francia en los años de 1790 a 1830. Los dos novelistas poseían
un conocimiento íntimo de la jerarquía de la riqueza en sus respectivas sociedades;
comprendían sus fronteras secretas, conocían sus implacables consecuencias en la vida de
esos hombres y mujeres, incluyendo sus estrategias maritales, sus esperanzas y sus
desgracias; desarrollaron sus implicaciones con una veracidad y un poder evocador que no
lograría igualar ninguna estadística, ningún análisis erudito.
En efecto, el asunto de la distribución de la riqueza es demasiado importante para dejarlo solo
en manos de los economistas, los sociólogos, los historiadores y demás filósofos. Atañe a todo
el mundo, y más vale que así sea. La realidad concreta y burda de la desigualdad se ofrece a la
vista de todos los que la viven, y suscita naturalmente juicios políticos tajantes y
contradictorios.
Campesino o noble, obrero o industrial, sirviente o banquero: desde su personal punto de
vista, cada uno ve las cosas importantes sobre las condiciones de vida de unos y otros, sobre
156
las relaciones de poder y de dominio entre los grupos sociales, y se forja su propio concepto
de lo que es justo y de lo que no lo es. El tema de la distribución de la riqueza tendrá siempre
esta dimensión eminentemente subjetiva y psicológica, que irreductiblemente genera
conflicto político y, que ningún análisis que se diga científico podría apaciguar. Por fortuna, la
democracia jamás será remplazada por la república de los expertos.
Por ello, el asunto de la distribución también merece ser estudiado de modo sistemático y
metódico. A falta de fuentes, de métodos, de conceptos definidos con precisión, es posible
decir todo y su contrario. Para algunos las desigualdades son siempre crecientes, y el mundo
cada vez más injusto, por definición. Para otros las desigualdades son naturalmente
decrecientes, o bien se armonizan de manera espontánea, y ante todo no debe hacerse nada
que pudiera perturbar ese feliz equilibrio. Frente a este diálogo de sordos, en el que a menudo
cada campo justifica su propia pereza intelectual mediante la del campo contrario, existe un
cometido para un procedimiento de investigación sistemática y metódica, aun cuando no sea
plenamente científica.
El análisis erudito jamás pondrá fin a los violentos conflictos políticos suscitados por la
desigualdad. La investigación en ciencias sociales es y será siempre balbuceante e imperfecta;
no tiene la pretensión de transformar la economía, la sociología ni la historia en ciencias
exactas, sino que al establecer con paciencia hechos y regularidades, y al analizar con
serenidad los mecanismos económicos, sociales, políticos, que sean capaces de dar cuenta de
estos puede procurar que el debate democrático esté mejor informado y se centre en las
preguntas correctas; además puede contribuir a redefinir siempre los términos del debate,
revelar las certezas estereotipadas y las imposturas, acusar y cuestionarlo todo siempre. Éste
es, a mi entender, el papel que pueden y deben desempeñar los intelectuales y, entre ellos, los
investigadores en ciencias sociales, ciudadanos como todos, pero que tienen la suerte de
disponer de más tiempo que otros para consagrarse al estudio (y al mismo tiempo recibir un
pago por ello, un privilegio considerable).
Ahora bien, debemos advertir que durante mucho tiempo las investigaciones eruditas
consagradas a la distribución de la riqueza se basaron en relativamente escasos hechos
establecidos con solidez, y en muchas especulaciones puramente teóricas. Antes de exponer
con más precisión las fuentes de las que partí y que intenté reunir en el marco de este libro, es
útil elaborar un rápido historial de las reflexiones sobre estos temas.
Malthus, Young y la Revolución Francesa
Cuando nació la economía política clásica en el Reino Unido y en Francia a fines del siglo XVIII
y principios del XIX, el tema de la distribución ya era el centro de los análisis. Todos veían que
habían empezado transformaciones radicales, sobre todo con un crecimiento demográfico
sostenido –desconocido hasta entonces– y los inicios del éxodo rural y de la Revolución
Industrial. ¿Cuáles serían las consecuencias de esos trastornos en el reparto de la riqueza, la
estructura social y el equilibrio político de las sociedades europeas?
Para Thomas Malthus, que en 1798 publicó su Ensayo sobre el principio de población, no
cabía ninguna duda: la principal amenaza era la sobrepoblación. Sus fuentes eran escasas,
pero las utilizó de la mejor manera posible. Influyeron en él sobre todo los relatos de viaje de
Arthur Young, agrónomo inglés que recorrió los caminos del reino de Francia en 1787-1788,
en vísperas de la Revolución, desde Calais hasta los Pirineos, pasando por la Bretaña y el
Franco Condado, y quien relató la miseria de las campiñas francesas.
No todo era impreciso en ese apasionante relato, lejos de eso. En esa época, Francia era por
mucho el país europeo más poblado, y por tanto constituía un punto de observación ideal.
Hacia 1700, el reino de Francia contaba ya con más de 20 millones de habitantes, en un
momento en que el Reino Unido constaba de poco más de ocho millones de almas (e
Inglaterra de alrededor de cinco millones).
157
Francia presenció el crecimiento de su población a un ritmo sostenido a lo largo del siglo
XVIII, desde fines del reinado de Luis XIV al de Luis XVI, hasta el punto en que su población se
acercó a los 30 millones de habitantes en la década de 1780. Todo permite pensar que, en
efecto, ese dinamismo demográfico, desconocido durante los siglos anteriores, contribuyó al
estancamiento de los salarios agrícolas y al incremento de la renta de la tierra en las décadas
previas a la deflagración de 1789. Sin hacer de ello la causa única de la Revolución Francesa,
parece evidente que esta evolución solo incrementó la creciente impopularidad de la
aristocracia y del régimen político imperante.
Sin embargo, el relato de Young, publicado en 1792, estaba asimismo impregnado de
prejuicios nacionalistas y de comparaciones engañosas. Nuestro gran agrónomo estaba muy
insatisfecho con los mesones y con los modales de los sirvientes que le llevaban de comer, a
los que describió con asco. De sus observaciones, a menudo bastante triviales y anecdóticas,
pretendía deducir consecuencias para la historia universal. Sobre todo le preocupaba mucho
la agitación política a la que podía llevar la miseria de las masas.
Young estaba particularmente convencido de que solo un sistema político a la inglesa, con
cámaras separadas para la aristocracia y el Estado llano, y el derecho de veto para la nobleza,
permitiría un desarrollo armonioso y apacible, dirigido por personas responsables. Estaba
convencido de que Francia estaba condenada al fracaso al aceptar en 1789-1790 que
ocuparan un escaño unos y otros en un mismo Parlamento. No es exagerado decir que el
conjunto de su relato estaba predeterminado por un temor a la Revolución francesa. Cuando
se diserta sobre la distribución de la riqueza, la política nunca está muy distante, y a menudo
es difícil evitar los prejuicios y los intereses de clase de la época.
Cuando en 1798 el reverendo Malthus publicó su famoso Ensayo, fue aún más radical en sus
conclusiones. Al igual que su compatriota, estaba muy preocupado por las noticias políticas
que llegaban de Francia, y consideraba que para asegurarse de que semejantes excesos no se
extendieran un día al Reino Unido, era urgente suprimir todo el sistema de asistencia a los
pobres y controlar severamente su natalidad, a falta de lo cual el mundo entero caería en
sobrepoblación, caos y miseria. Es ciertamente imposible entender las excesivamente
sombrías previsiones malthusianas sin tomar en cuenta el miedo que abrumaba a una buena
parte de las élites europeas en la década de 1790.
Extracto del libro ‘Capital‘ de Thomas Piketty
¿CÓMO HACER DE LA VULNERABILIDAD UN ARMA PARA LA POLÍTICA?
Por Vidas precarias
https://www.diagonalperiodico.net/blogs/vidasprecarias/como-hacer-lavulnerabilidad-arma-para-la-politica.html
Pensar la vulnerabilidad[1] surge como una necesidad frente al omnipotente relato de
autosuficiencia en el capitalismo contemporáneo. Aquel que afirma que la vida es un camino
individual, no compartido. Pero también frente a la mercantilización de nuestra fragilidad. La
búsqueda legítima del bienestar deviene suculento negocio acorde con la idea de que
empeñándonos podemos lograr la plenitud. Miles de productos se agolpan ante nuestros ojos,
prometiendo respuestas definitivas: salud, estética, alimentación, entrenamiento corporal…
Solo es cuestión de intentarlo con ahínco. Un esfuerzo más. Un paso más. Una deuda más.
158
Frente a la autosuficiencia impuesta y a la fragilidad corporal hecha mercancía, se imponen
dos preguntas: ¿En qué sentido puede ser la vulnerabilidad un punto de partida importante
para leer la realidad? Y, ¿puede ser, con sus dificultades y límites, un arma para la política?
Dicho de otro modo, ¿cabe pensarla como una palanca para el cambio? Para tratar de
responderlas, vamos a avanzar dos ideas: la vulnerabilidad no es solo una imposición del
neoliberalismo, sino la condición ontológica de toda existencia. Precisamente por ello, es
necesario extraer las consecuencias de dicha condición: señala un estado de inacabamiento
que nos obliga a salir fuera de nosotras mismas, dibujando una subjetividad de lo abierto. En
este punto, nos vemos convocadas a repensar el vínculo con los otros. Pero este pasaje desde
la vulnerabilidad no se produce de manera automática: exige abordar el sentido que le damos
a la vida en común. Vayamos por partes.
Pensar la vulnerabilidad es importante por tres motivos. El primero tiene que ver con las
aportaciones desde los feminismos que recuerdan que el cuidado, en un sentido profundo, es
hacerse cargo de la condición finita del sujeto. Entre otras cosas, obliga a reconocer la
presencia de otros cuerpos: nos exponemos al Otro. Este exponerse, como dice Judith Butler,
es ambivalente: al mismo tiempo que me posibilita ser, implica un riesgo, puedo ser dañada.
El desafío entonces es doble: cómo no resolver el cuidado de manera injusta,
responsabilizando del mismo a un colectivo social, y cómo evitar que el contacto con el afuera
se traduzca en desigualdad y violencia.
El segundo motivo tiene que ver con la extensión de discursos voluntaristas que tratan afectos
negativos –tristeza, impotencia, frustración– como estadios a superar por la fuerza del deseo.
La consigna idealista, mantra del capital, es: “si quieres, se puede”. Como si el deseo, alejado
de toda condición material, estuviese hecho de empeño vacío, palabras o razones. Sin
embargo, ¿qué ocurre cuando no podemos siquiera desear? ¿Cuándo el cuerpo apresurado se
tensa mientras dicta “no-puedo-levantarme-más”? Esta pregunta es clave en un momento
como el actual en el que aquellos afectos están más presentes, debido a situaciones en muchos
casos dramáticas. En este sentido, ignorarlos sería dar la espalda a lo social. Pero, a través de
experiencias como la PAH, podemos ver que para que una asamblea que encoge el corazón
acabe siendo un espacio de fortaleza, de lucha y alegría, es necesario darles un lugar; hacer
algo desde y no contra ellos.
Por último, las situaciones de vulnerabilidad nos permiten ver la contradicción que surge en
ocasiones entre algunos aspectos de la vida y la política. Las crisis –sobrecarga de trabajo,
cuidado de otras personas, enfermedad– lejos de constituir un lastre, pueden ayudar a
desarrollar otra sensibilidad, otra manera de ver el mundo desde la que repensar tres
dimensiones: la temporalidad de la política (en términos de proceso y tránsito, no solo de
presencia); la participación (considerando formas diversas de estar o hacer); y el compromiso
(ya no como deber moral transcendente, sino como elaboración de problemas concretos).
Estas situaciones permiten observar desde otra perspectiva la realidad. Son como una
ventana por la que miramos y descubrimos un paisaje nuevo que antes no podíamos ver. En
este sentido, no paralizan, al contrario, enriquecen los modos colectivos de hacer.
En definitiva, la vulnerabilidad nos acerca a comprender que toda posición es situada,
inconsistente, finita. Lo que constituye una virtud al señalar que cada realidad es una
singularidad, diferencia radical. Pero, en un mundo en el que la diferencia ya no es ruptura,
sino condición de expansión del poder de los mercados, en el que las diferencias se convierten
en indiferencia dentro de las dinámicas de consumo, ¿cómo recuperar la potencia de la
159
diversidad como interrupción y no confirmación del mundo que tenemos –y no queremos–?
Para que las diferencias no redunden en indiferencia es preciso recuperar el espacio común
no mercantilizado que ha sido robado a la vida. No obstante, antes de dar por hecho alguna
idea preconcebida sobre la vida en común, es preciso dirimir su sentido.
Por una parte, la vida en común es la realidad de interdependencia de la que está hecha
nuestro mundo. Aquello que, activando una política de la escucha, la atención y el aprendizaje
podemos descubrir en la misma experiencia social: no solo hay individualismo, también
huellas de lo colectivo. La vida en común es lo que permite que, pese a todo, el mundo siga su
curso. Sin embargo, no hay que pensar que constituye una realidad buena per se, algo
necesariamente liberador. Por lo que, no se trata, por otra parte, solo de descubrir lo que de
común ya hay en la realidad: es preciso pensar en qué queremos que consista. Aquí se perfila
una política más imaginativa o inventiva en la que nos enfrentamos al debate en relación al
contenido y a la organización de la propia vida en común.
En este debate se abren tres desafíos: cómo defender los bienes comunes materiales del
proceso de privatización y expropiación capitalista (agua, tierra, bosques, energías); cómo
proteger y hacer circular libremente los bienes inmateriales (conocimiento, cultura, ocio,
Internet); y, por último, cómo organizar la vida en común (decidir los trabajos socialmente
necesarios para el bienestar de la sociedad; generar una responsabilidad social en el cuidado;
delimitar esferas cubiertas por el Estado, papel de las empresas y apertura de espacios
comunes no estatales para la experimentación de la vida en común). Sin embargo, este debate
no tiene como resultado una definición última de la vida en común; al contrario, muestra un
proceso que debe mantenerse abierto, en el que la sociedad, no exenta de conflictos y
contradicciones ni de tensiones entre lo singular y lo colectivo, debe encontrar mecanismos
con los que procurar una vida vivible.
Para mantener la doble dimensión de la vida común como algo a descubrir y a construir, como
ontología y organización social, como acontecimiento y creación, como política de la escucha y
de la invención, es necesario dejar que la política se vea atravesada por la vulnerabilidad. Esto
nos permite entender el mundo de otro modo: no lo sabemos ni lo podemos todo. Pero
también es necesario que la vulnerabilidad se vea atravesada por la política. Percibir la finitud
del ser es la condición para no clausurar el sentido de la realidad; es lo que nos permite
producir desplazamientos inesperados. Y es de esta forma en la que la vulnerabilidad se torna
potencia, no como aquello que lo puede todo, sino como aquello que, sabiendo que no lo
puede todo, es capaz de inventar nuevos sentidos de vida.
silvia l. gil
[1] Este pequeño texto surge de las conversaciones mantenidas con algunos amigos y amigas
en las jornadas sobre Precariedad, vida dañada y vulnerabilidad celebradas hace unos días en
Barcelona. Y continúa con las importantes preguntas planteadas por Haizea en este mismo
blog en su post “La vulnerabilidad está en lxs otrxs”.
HÉCTOR KOL, BIÓLOGO: LA CIENCIA HA SIDO SOMETIDA AL PODER DEL DINERO
http://www.elciudadano.cl/2008/10/24/3880/hector-kol-biologo-la-ciencia-ha-sidosometida-al-poder-del-dinero/#primera-linea
160
A juicio del biólogo que conoció por dentro la labor de la industria salmonera en el sur de
Chile durante 15 años, el Gobierno y las empresas están orientando el desarrollo científico
sólo en beneficio de los capitalistas, sin importar las consecuencias ecológicas y sociales.
Además, denuncia que Chile está siendo deliberadamente despedazado por los sostenedores
del actual sistema económico. Propone una solución: Acabar con el Estado neoliberal.
“En Chile a ningún científico le dan la plata por que sí. Para obtener recursos para una
investigación científica es necesario ganar un proyecto que necesariamente tiene que
traducirse en la generación de un instrumento que se integre al modelo de producción y que
permita una mayor acumulación de capital”. Así piensa Héctor Kol, biólogo de la Universidad
de Chile, que, luego de trabajar en la industria del salmón, ha dedicado los últimos trece años
de su vida a combatirla.
En entrevista con El Ciudadano, señaló que los motivos de su lucha tienen que ver con su
deseo de proteger a la pesca artesanal y al medioambiente de esta industria, que a su
entender, “está creando la peor tragedia ambiental en la historia de Chile”. Kol, quien trabaja
en la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de Aysén (AGO), estima que actualmente
es imposible analizar la ciencia fuera de la variable económica.
Respecto de los límites éticos de la ciencia, señala que en la biología estos se encuentran
determinados por su relación con la vida. “Allí está el debate sobre las células madres, la
clonación, el aborto”.
A su entender el ideal de la Ciencia clásica ha sido desvirtuado por la hegemonía de la visión
capitalista. “Antes, la ciencia pretendía demostrar que Dios no existe y que todas las
respuestas se encuentran en la naturaleza. La ley de Lavoisier dice que en la naturaleza nada
se crea ni se destruye, sólo se transforma, entonces ¿dónde está el principio y el final? No hay
principio ni final. Esa aparentemente era la obsesión de los científicos en términos morales:
demostrar que todo se puede hacer, todo puede surgir de manera natural”.
¿Cuál es la situación de la ciencia hoy en día?
– La idea asumida socialmente es que lo que hace el científico es ir en busca de la verdad, que
esa es su pega. Pero otra cosa es lo que estamos viviendo ahora en que, en la medida en que
fueron desapareciendo los mecenas, la ciencia se ha hecho dependiente del sistema político,
económico, social y religioso existente. Porque la ciencia no puede financiarse por sí misma, ni
siquiera lo hizo Leonardo Da Vinci. El científico de hoy tiene que empezar a convencer al
patrón, al dueño del capital, de un laboratorio, o al propio Estado que le financie los trabajos. Y
al capital: ¿Qué le va a interesar financiar? Algo que le genere ganancia, como una
investigación que permita que una semilla que se demora dos semanas en germinar, lo haga
en una. El capitalista necesita de la ciencia para generar más rentabilidad.
¿Qué consecuencias ha tenido esta situación de subordinación de la ciencia?
– La presión del capital privado o estatal respecto de la ciencia ha hecho que ésta se haya ido
convirtiendo en una disciplina dedicada a reducir los costos de producción de las empresas
con el fin de aumentar sus ganancias. La función de la ciencia debería apuntar a solucionar los
problemas que afligen a la humanidad y al ecosistema que la sustenta. Así, si hay nuevas
enfermedades la ciencia debería preocuparse de desarrollar nuevos medicamentos. Pero eso
ya no es tan así. El ejercicio libre de la belleza o la búsqueda infinita de la verdad se acabó, le
cortaron las alas, y usted señor científico tiene que hacer lo que produce. Usted no se guía por
la verdad o la mentira, o por si Dios existe o no. Eso se terminó, a usted ahora lo domina y lo
guía en su trabajo científico un estudio costo-beneficio, eso es lo que te manda. Los proyectos
FONDEFF no son evaluados por CONICYT sino por el Ministerio de Hacienda. Tu proyecto es
161
viable no por su aporte al conocimiento científico sino por su contribución a la acumulación
de capital.
Continúa Kol: Es muy decidor, en este sentido, que el último gran desarrollo tecnológico de la
ciencia chilena, sean balsas jaula de cobre para los salmones con las que se busca ahorrarles
plata a los salmoneros en pinturas anti- fouling, usadas para que no se incrusten algas y
moluscos en las redes salmoneras. Para ese desarrollo necesitaron trabajo científico, pero
orientado desde su nacimiento hasta el final por el interés del capitalista. No fue a un
científico al que se le ocurrió hacer balsas jaula de cobre, fue un empresario salmonero el que
dijo: oye, científico, ¿Cómo lo hacemos para ahorrar en pinturas anti-fouling? porque
anualmente utilizo 10 millones de litros sólo en la Décima Región, lo que implica costos
multimillonarios no sólo en antifouling sino también en transporte a zonas remotas. Fue
entonces que apareció el Estado chileno, que es un Estado al servicio de las salmoneras, que
puso la plata: 800 millones de pesos que fueron regalados a la industria salmonera para este
nuevo avance tecnológico. Por cierto, que el trabajo del científico fue importante para que este
logro se alcanzara, pero este logro no tuvo ninguna importancia para la ciencia, para las
comunidades afectadas por la salmonicultura como los pescadores artesanales, para el
medioambiente que con las balsas de cobre sufrirá otro golpe brutal. Pero lo es para las
salmoneras y el Gobierno de la Concertación.
¿Cuáles son los costos ambientales de las balsas jaula de cobre?
El cobre es un biocida. Por algo las mujeres usan la T de cobre y no por casualidad: es porque
mata el óvulo, o sea, es capaz de matar una célula, con eso respondo todo.
USO DE ANTIBIÓTICOS
¿Cuáles son los costos ambientales del uso indiscriminado de antibióticos?
– El problema es que en la salmonicultura chilena se utilizan antibióticos de última generación
como son las quinolonas. Peor aún: estos antibióticos son suministrados por vía oral, a través
de los alimentos (pellets) los que se tiran a las balsas jaulas situadas en el agua. Entre el 70 y
90 por ciento de estos antibióticos se inyectan en el medio acuático. Estos antibióticos están
disponibles para la fauna acuática silvestre. Y al depositarse en el fondo marino liquidan las
bacterias que participan en el proceso de descomposición de la materia orgánica. Esto
disminuye las posibilidades de reciclamiento de las materias orgánicas arrojadas desde las
mismas balsas jaulas. Esto acelera el colapso del sistema. Por ejemplo, los fiordos Pillán y
Reñihué, son hoy zonas muertas como resultado de las operaciones salmoneras.
Por otra parte, los peces silvestres ubicados en zonas invadidas por las salmoneras, muchos
de los cuales son destinados para consumo humano, también están contaminados con
antibióticos. Oceana constató el 2006 la presencia de pellets de alimentos para salmones con
antibióticos en el tracto digestivo de peces silvestres en el Estuario de Reloncaví. Esto abre un
paréntesis de duda con respecto al acceso a los mercados nacionales e internacionales que
tendrá en el futuro la pesca artesanal. Es importante considerar que esta tradicional e
importante actividad se está viendo muy afectada por la contaminación generada por la
salmonicultura, por la depredación de los recursos pesqueros y por la destrucción de bancos
naturales de moluscos y algas, que son otros de los efectos provocados por esta industria.
En este instante está toda la comunidad científica en contra del uso del antibiótico en la
salmonicultura por el peligro que su uso indiscriminado conlleva, pero está por verse si se van
a prohibir, por que prohibir los antibióticos en salmonicultura significa acabar con la industria
salmonera.
¿Qué cantidad de antibióticos se utilizan en Chile?
– Según mis estudios, que se basan en Declaraciones de Impacto Ambiental presentadas por
las propias empresas salmoneras, en Chile se ocupa más de un kilo de antibiótico por tonelada
de salmón producido. Esta cifra, que es simplemente aterradora, es un verdadero riesgo para
162
la salud mundial. Cabe tener presente que la industria salmonera noruega, por cada tonelada
de salmón producido, usa un gramo de antibiótico. O sea en Chile se utilizan mil veces más.
¿Cuáles son los efectos para la salud humana del uso indiscriminado de antibióticos?
– El efecto más grave es que se generan resistencia a esos antibióticos por el consumo de
productos contaminados con medicamentos. Esta ingesta continua de antibióticos hace que
las bacterias que tenemos en nuestro organismo, como la Escherichia coli, y que pueden
producir el SHU (Síndrome Hemolítico Urético), no puedan ser combatidas porque se han
hecho resistentes a los antibióticos. Igual es la situación con las bacterias del género de las
Salmonellas y muchas otras.
Hay casos en Chile de bacterias del sedimento marino bajo las balsas-jaulas salmoneras con
genes de multi-resistencia, que son inmunes a 11 antibióticos diferentes que se utilizan en
salmonicultura.
¿Cómo se explica que en Noruega hayan reducido casi a cero el uso de antibióticos en
salmonicultura y en Chile su uso esté descontrolado?
– En Noruega les importa mucho lo que pasa en su país, pero les importa un comino lo que
pasa en nuestro país, pese a que la salmonicultura chilena está dominada por capitales
noruegos. Con la compra de Cultivos Marinos Chiloé, por parte de Mainstream, el 50% de la
producción chilena de salmones es noruega. Y estos capitales hacen cosas acá por las que allá
los meterían a la cárcel, como provocar muertes de trabajadores; como tener
sobreproducciones mayores a las autorizadas; instalar centros de cultivos en posiciones
diferentes a las autorizadas; torpedear a los sindicatos.
Noruega redujo dramáticamente el consumo de antibióticos porque hubo una decisión de
Estado en este sentido y porque las empresas adoptaron mejores procedimientos de
producción.
En Noruega el último trabajador que se les murió fue en el año 2001, nunca más ha muerto
otro trabajador, afortunadamente. Acá, en los tres últimos años llevamos 60 muertos, de los
que 5 ó 6 son de Marine Harvest. Esta es una empresa noruega absolutamente exitosa, líder en
el mundo, pero que en Chile acumula además de varias muertes completamente evitables, que
tiene sus producciones llena de piojos de mar y de virus ISA. ¡Y ellos son los más exitosos del
mundo!.
Los noruegos dicen lo siguiente: ‘nosotros en Noruega nos comportamos como noruegos, y en
Chile nos comportamos como chilenos’, como señaló a los autores del documental Ovas de
oro, un ejecutivo noruego de la empresa Cermaq. La última delicatessen salmonera es
¡Noruegos a la chilena!
LA REVOLUCIÓN
¿Cómo piensa que se podría poner coto a actividades tan nocivas como la salmonicultura, cuya
forma de actuar se reproduce en casi todo el sistema económico y social existente en Chile?
– Los problemas ambientales son problemas políticos, están originados por decisiones
políticas que toma el Estado. Todo lo que se está viendo, el hecho que se está haciendo
pedazos Chile, es por que se tomó la decisión de hacerlo pedazos. Tienes Pascua Lama, las
represas en Aysén, Celco-Valdivia, Ralco, Pangue, todo eso está haciendo pedazos el país. Es
como los caminos arriba de los glaciares hechos, según Barrick, para no dañar los glaciares.
Eso es impresentable.
El Estado no es capaz de dar respuesta a los problemas “ecológicos” que el mismo Estado crea.
El problema es que por algún artilugio, hasta ahora, un grupo de frescos que no son ecologista
sino son eco-oportunistas, se hicieron cargo del tema.
163
Entonces tu ves a los “verdes” en las cuatro elecciones de la Concertación haciendo un pacto
ambiental con la Concertación. Dos años después dicen “nos engañaron”, se separan de la
Concertación y tratan de armar de nuevo el Partido Ecologista para vender la misma pomada,
agarrar los votos “verdes”.
Lo que hay que hacer ahora es sacar el tema de las manos de estos frescos, pero no tienes con
quién hacerlo, por que la izquierda no tiene respuesta para el tema ecológico, no hay ningún
movimiento ni partido de izquierda que tenga un solo planteamiento referente al tema
ecológico. Acá no hay nada como el MAS (Movimiento al Socialismo) un movimiento antes que
nada ecologista, ahora en el poder en Bolivia.
En un discurso, Evo Morales fue bastante claro: no hay manera de solucionar los problemas
ecológicos si no se acaba con el sistema capitalista. Yo coincido con eso totalmente. En Chile,
plantear eso es impensable en estos tiempos, la izquierda no tiene interés en hacerlo y a la
derecha no le interesa responder a esta problemática, pues ellos viven de la destrucción
ambiental, ellos son el aparato político del modelo depredador chileno.
¿Cómo se solucionan los problemas ecológicos?
– Eso es bastante fácil: hay que echar abajo el Estado capitalista neo-liberal, a este Estado que
no ofrece soluciones para nada, ni para la Salud, ni para la educación, ni para la vivienda y
mucho menos para el tema ecológico. Este no es un problema de gobierno, es un problema de
Estado, al que hay que cambiarlo o, como dicen los anarquistas, al que hay que disolver, para
dejarlo así, disuelto, o para armar un nuevo Estado.
Si a un estudiante universitario le dan solamente dos oportunidades para rendir un ramo y
debe elevar solicitud para rendirlo por tercera vez, como es posible que quienes nos
gobiernan hayan estado 70 semestres seguidos reprobando el ramo. Tienen que irse para la
casa, o para adentro de las cárceles que ellos mismos concesionaron.
Qué pasa con los secundarios…
– Pienso que con este movimiento pingüino, este sistema neoliberal se cayó, eso está muy
claro para mí. Cuando los más chicos entre los chicos, que tienen menos voz que nadie, que
son los hijos de uno, te dicen que no quieren ir más al colegio porque la educación vale hongo,
te ponen en problemas, porque no hay como demostrar que es mentira lo que están diciendo.
Y la mala educación (académicamente hablando) es uno de los pilares de este sistema, que
necesita ignorantes.
Fueron los estudiantes quienes destruyeron la LOCE, tanto así que tuvieron que cambiarla, y
no son ellos los que han decidido que la nueva Ley sea peor, eso fue una decisión de Estado:
poner algo peor de lo que había… y eso corre igualmente para el cambio de Ministra de
Educación. Este sistema siempre se las arregla para reemplazar lo malo por algo peor.
Fueron los niños los que botaron la LOCE, y nosotros no hemos sido capaces ni de cambiar el
Decreto Ley 600, de 1974, que entrega el país a las transnacionales. Nosotros no hemos
cambiado nada de nada, la Constitución de Pinochet sigue vigente, pero ahora firmada por
Ricardo Lagos.
Estamos ante un fenómeno nuevo, estos pingüinos van a crecer. Lo veo en el desarrollo
personal que ha tenido mi hija después de ser vocera en el Liceo Mirasol de Puerto Montt. Yo
la veía dirigiendo reuniones cuando los cabros chicos se hicieron cargo del gobierno del liceo,
ellos decidían todo, ellos se hicieron cargo del Estado chico: los liceos. Y ahí está: se acabó la
LOCE. No es casual que este fenómeno ande por el mundo dando vueltas.
Por Francisco Marín / Camila Zapata
164
HUMBERTO MATURANA: “LOS SERES HUMANOS ESTAMOS EN UN PRESENTE
TRÁGICO”
http://www.elciudadano.cl/2010/07/27/24865/humberto-maturana-los-sereshumanos-estamos-en-un-presente-tragico/#primera-linea
La visión que tiene Humberto Maturana -premio nacional de Ciencias 1994- sobre la sociedad
actual y acerca de la responsabilidad que cada individuo debe tener ante sus actos, queda
reflejada en la conversación que sostuvo con El Ciudadano.
El biólogo, hoy en día dedica sus horas a la consolidación de su proyecto de la Escuela
Matríztica de Santiago, entidad que busca posicionar el tema de la biología del amor en
organizaciones para, de esa manera, influir sobre los individuos y la sociedad.
-¿Cuál es su visión del estado actual de la humanidad?
Estamos en un problema. Y los problemas surgen cuando hay deseos contradictorios. Por una
parte queremos vivir bien, aumentar la riqueza y la población, y, por otra, nos damos cuenta
de que esto no puede ser indefinido; hay un momento en que la Tierra no puede entregar más.
En nuestras acciones estamos dañando la biósfera y, por ende, destruyendo las opciones de
coexistencia para nosotros. Puede que no acabemos con todos los seres vivos, pero sí que
terminemos con nosotros mismos.
-Hoy se habla mucho de los peligros del cambio climático, pero no todos los científicos
coinciden en que la humanidad sea la responsable; algunos hablan de que son más
importantes otros factores, como los ciclos solares, por ejemplo.
Todo eso puede ser cierto, pero el verdadero tema no está en si esto es cíclico; ciertamente en
la historia de la Tierra ha habido cambios climáticos gigantescos muchas veces, y cada vez que
han ocurrido se han extinguido ciertas clases de organismos y han resurgido cosas nuevas con
lo que queda de esa extinción; pero ninguno de esos organismos se daba cuenta -porque no
tenían cómo hacerlo- de lo que estaba sucediendo, pero nosotros sí; así que el tema en
primera instancia es que nosotros nos damos cuenta de que participamos también y, claro, es
muy fácil decir: si aparecen manchas solares y aumentan las radiaciones y llega un meteorito,
se va a destruir gran parte de la humanidad; pero resulta que a los seres humanos les importa
eso; nosotros no queremos ser partícipes -pienso yo- de nuestra propia destrucción; el que
esto pueda pasar espontáneamente no justifica el que no nos hagamos cargo de lo que puede
pasar si podemos saber lo que puede pasar, y una cosa que sabemos es que el crecimiento
indefinido de la población genera inevitablemente pobreza donde quiera que fuese; y si usted
cree que esto se soluciona solamente mejorando la tecnología, va a tener usted gente muy rica
y muy poderosa y gente muy pobre y muy miserable como pasa en estos momentos en el
mundo.
ENRIQUECIMIENTO Y POBREZA
-¿Y si esta tecnología está también al servicio de los pobres y no sólo de la élite?
Para eso se requiere un cambio psíquico, un cambio en el cual no vivamos los cambios
tecnológicos como oportunidades de enriquecimiento, porque cada vez que hay
165
enriquecimiento, hay generación de pobreza en algún otro lugar; la riqueza no es “en sí”, el
enriquecimiento surge de la acumulación de bienestar, de energía, de lo que quiera que fuere.
Entonces, lo que se requiere es un cambio de entendimiento, y para que ello ocurra tenemos
que darnos cuenta en qué situación nos encontramos y aceptar su legitimidad y una de las
formas es ver que el crecimiento ilimitado de la población es inevitablemente generador de
pobreza; podemos paliarlo un poquito con las tecnologías, pero mientras no cambie nuestra
actitud, mientras usemos las tecnologías con un criterio mercantil, como un procedimiento
para hacernos ricos, eso no va a pasar.
-¿Es un problema para la humanidad el crecimiento de la población?
Absolutamente. Y es el problema más grave, ya que todas las condiciones que satisfacen el
desarrollo de la población tienen que ir creciendo con ella. Más temprano que tarde, va a ser
tan grande la población, que ya no habrá espacio para otros seres vivos ni tampoco para la
satisfacción de estas condiciones mínimas que los seres humanos requieren. Y esto ya se
puede ver.
La pobreza no es una condición, es una relación dinámica entre deseo y disponibilidad, entre
lo que se quiere consumir y lo que el entorno provee. Desde el minuto en que el entorno deje
de proveer espontáneamente lo que la población requiere, aparece la pobreza.
-¿Cómo se puede frenar el crecimiento de la población?
Por medio de la cultura, el entendimiento, de las enseñanzas. Por medio de cualquier fórmula
que les permita a las personas entender y comprender que la población no puede seguir
creciendo desmedidamente y son ellos los llamados a controlar. De modo que la procreación
sea coherente, también, con las medidas de sobrevivencia y de bienestar de los niños que
nacen.
-¿Y esto se aplica sólo a lo cultural y social o también a las políticas públicas?
Bueno, las políticas públicas tienen que estar para que se entreguen los conocimientos y los
entendimientos a las personas. Ahora, si su pregunta se orienta a que tengamos un sistema
tiránico donde a las personas se les obligue a tomar decisiones con presión… eso no estaría
acorde si lo que deseamos es una democracia. Sólo puede ser por medio de un sistema de
educación que les permita a las personas escoger, desde su entendimiento, el número de hijos
o deseos que anhelen concretar.
Es importantísimo tener el entendimiento para armonizar el vivir que uno desea y las
circunstancias en las cuales las condiciones de ese vivir se puedan satisfacer.
-Al mismo tiempo del problema del crecimiento de la población, tenemos el problema del
hiperconsumo de una parte de ésta, en especial de los países industrializados…
Claro, pero esas personas no tienen idea del volumen que están consumiendo. Para ellos es
importante acumular riquezas materiales o corporales, sin tener idea de que existen otros que
no pueden.
166
-En ese caso, entonces ¿Hay que actuar para cambiar los estándares de vida o las motivaciones
de las personas?
Sin duda que es necesario, por eso hay que entender que esto se trata de una relación y no de
una condición. Para una familia que desea tener hijos, debe saber que podrá tener los niños
que pueda mantener. Y para controlar eso deberán ser ellos, por medio de sus libertades y el
debido entendimiento y cultura, los que medirán sus acciones. No otros.
Lamentablemente, los seres humanos nos encontramos en un presente trágico; tenemos los
conocimientos científicos y tecnológicos para desarrollar cualquier propósito, pero la
pregunta es: ¿Queremos hacer cualquier cosa que se nos ocurra? Este es un tema de
responsabilidad personal, ya que estamos centrados en una psiquis motivada por el
mercantilismo, por el éxito personal, por el enriquecimiento y no nos deja ver más allá.
NEGOCIOS, RESPONSABILIDAD Y CIENCIAS
-Hoy, los estados están al amparo y beneplácito de las empresas transnacionales y que,
además, dañan el medio ambiente ¿Qué visión tiene de eso?
Si las empresas transnacionales se han adueñado de los recursos naturales de este país es
porque el Estado chileno lo ha permitido y porque nosotros hemos dejado que lo hagan.
-¿Y qué responsabilidad tenemos nosotros como ciudadanos?
La de opinar… Pero yo veo a una ciudadanía que es esencialmente ignorante de lo que sucede
y que está atrapada en el vivir mejor, de tener un mejor bienestar, sin darse cuenta de las
consecuencias que eso tiene cuando se proyecta en forma infinita.
Todos tenemos el deber de actuar cuando nuestras acciones comprometan las de otras
personas, ya sea el bienestar o la subsistencia.
Cuando una persona logra asumir su responsabilidad tiene muchas cosas a su favor… y si una
persona ve que en su entorno la mayoría de los individuos son responsables de sus actos y
decisiones, lo más seguro es que adopte esa misma actitud.
-Hay científicos que trabajan en laboratorios desarrollando una vacuna y, a la vez, asesoran al
Estado en desarrollar políticas públicas para suministrar esos medicamentos, entrando en un
claro conflicto de intereses ¿Qué opinión le merece esto?
Los laboratorios son manejados por personas, al igual que las empresas, y no son ni los
laboratorios ni las empresas las que toman decisiones, sino las personas y ese es nuestro
tema. ¿Qué pasa con las personas que están dispuestas a hacer cualquier cosa con tal de
hacerse ricos? ¿Cuáles son las condiciones que hacen que las personas mientan, engañen? Es
ahí donde nosotros debemos poner nuestra atención.
-Queda la sensación de que el conocimiento científico se utiliza más para hacer negocios que
para solucionar problemas o satisfacer necesidades…
167
Eso siempre ha pasado. Si miramos la historia, cada vez que se ha hecho un descubrimiento de
algo notable afloran dos tipos de personas: las que verán de qué forma se apropian de eso y
sacan riquezas; y las que verán de qué forma se puede aprovechar este descubrimiento y
transformarlo en un bien común.
Cual sea la actitud que se tenga depende mucho de la educación que se haya recibido, tanto en
la familia como en la escuela, por lo que es trascendental cómo una sociedad concibe su
sistema educativo: orientado al “éxito” y la competición o enfocado al cooperar para el bien
común.
“TODOS TENEMOS UN TRASFONDO SOCIAL”
-¿Usted cree que si no tenemos un cambio de conciencia, estamos al borde del precipicio?
Desde el punto de vista de las cosas que puedan ocurrir y no podamos prever, como los
terremotos, siempre estaremos al borde del precipicio, porque la dinámica de los fenómenos
naturales es independiente a los propósitos nuestros. Pero, por otro lado, en cosas que sí nos
damos cuenta y son consecuencia de lo que hacemos, sí podemos actuar.
-Se ha dicho que en el último terremoto afloró lo mejor y lo peor de la sociedad chilena: Por un
lado se vio la solidaridad y por otro la ambición, el acaparamiento y el aprovechamiento de las
circunstancias para generar dinero ¿Usted considera que ha sido así?
Yo creo que cualquier situación crítica produce eso en la sociedad. Si hay un accidente de un
camión, unas personas ayudarán a los heridos y otras sacarán los productos del camión. Y si
usted les pregunta, todos tendrán su visión al respecto, y si se justifican en sus actos, quiere
decir que tienen duda. Al tener duda, son accesibles a la reflexión. Vimos personas que
saquearon y luego devolvieron los productos. Ahí entendemos que tuvieron reflexión.
-¿Y esa reflexión no se dio por medio de la coerción de las autoridades?
Claro, pero igual se abrió el espacio para que devolvieran los productos sin que les pasara
nada.
Todos los seres humanos somos inteligentes y tenemos un trasfondo de sentido social, pero
no todos estamos dispuestos a actuar así. Cuando nos tocan la fibra de ese trasfondo,
actuamos guiados por un sentido social; lo ocultarán algunos, pero en definitiva todos somos
sensibles a esto.
20 AÑOS DE LA CONCERTACIÓN
-¿Cuál es su visión del término de los veinte años de gobiernos de la Concertación?
Durante esos 20 años hubo un progresivo incremento de la preocupación por asegurarse las
reelecciones y eso trae consigo, inevitablemente, ceguera. Primero se dio la oportunidad de
hacer y mejorar cosas, pero también de tener éxito y hacerse ricos. Este oportunismo dijo:
“fracasó el socialismo que no tuvimos y ahora es la época del neoliberalismo, de las
oportunidades”, que son justificaciones teóricas, pero el eje principal fue siempre: “Tenemos
que ser reelegidos”.
168
Esta ceguera provocó que se dejaron de hacer cosas que pudieran ser inadecuadas para la
posibilidad de una reelección. Todavía, en la Concertación, después de la elección de Piñera, lo
central es “qué hicimos mal que no salimos reelegidos”, como si eso fuese lo único importante.
Yo pienso que uno las cosas tiene que hacerlas con seriedad, y esto significa hacerlas con
conocimiento, entendimiento y responsabilidad. Si uno ha sido serio, puede ver sus errores y
corregirlos, pero en función de la responsabilidad social que se tiene como político.
Por Claudia Pedreros, Cristian Sotomayor y Francisco Luna
El Ciudadano N°83
GABRIEL SALAZAR: “HAY UNA REBELIÓN POPULAR SEMIDELICTUAL”
http://www.elciudadano.cl/2010/04/29/21547/gabriel-salazar-%E2%80%9Chayuna-rebelion-popular-semidelictual%E2%80%9D/#primera-linea
En entrevista con el Premio Nacional de Historia Gabriel Salazar, El Ciudadano intenta
entender la violencia y las raíces del malestar social. Y de ver las fracturas de la estructura
social y económica que mostró el terremoto.
El terremoto y maremoto del 27 de febrero mostraron el Chile ocultado por la tele y los demás
poderes fácticos. Muchas cosas han aflorado: La mala calidad de las construcciones de nuevos
edificios y caminos fruto de la desregulación ejecutada por la Concertación. La pobreza y
precariedad extrema en que viven millones. También, la mala calidad de los servicios
estratégicos, como el agua, la luz y las comunicaciones.
Hay quienes estiman, como expresó Alfredo Jocelyn Holt, que lo ocurrido tras el terremoto
refuerza la crítica al neoliberalismo “y esa crítica a la larga es una crítica a la Concertación, a la
derecha y al establishment en general”.
Gabriel Salazar, autor de Labradores, peones y proletarios, sostiene que “al soltarse un poco
las amarras del sistema –con el terremoto-, apareció la vaciedad de los mitos acerca de
nuestro desarrollo, de nuestra opulencia”.
El historiador estima que “es absolutamente increíble que Chile, con servicios públicos
capaces de manejar un terremoto a diferencia de Haití, haya tenido un vandalismo mucho más
violento y masivo que lo vivido allí. Eso pasa porque en esta sociedad neoliberal, que tiene una
superficie muy bien organizada, donde los equilibrios financieros están muy bien, existen
frustraciones de fondo que nadie plantea públicamente”.
Salazar, quien también es autor de La violencia política en las grandes alamedas, describe el
tejido que origina este desencanto: “Alrededor del 68% de la fuerza de trabajo está ocupada
en empleo precario. Sin contrato permanente, en muchos casos sin previsión. Casi los dos
tercios de la población, cuyos trabajos son ocasionales y muy mal pagados”.
Informa que el promedio de ingreso de la gente que trabaja en estas condiciones, oscila entre
los 150 y 180 mil pesos. Estas personas “difícilmente pueden vivir por sí solas y mucho menos
169
casarse”. La tasa de nupcialidad en este país ha caído alrededor de un 68% a 79% en los
últimos años. “Como no hay constitución de familia, hay mucho niño huacho”.
Y agrega: “todo esto genera una situación muy complicada desde el punto de vista social, que
los indicadores públicos y sociológicos de este país no recogen, porque lo que ellos buscan
saber es si una pobreza es dura o no, y eso lo miden en función de la cantidad de artefactos
que la gente tiene. Dicen que la tasa de pobreza dura está alrededor del 8%”. Así, los
indicadores, en vez de mostrar la realidad, lo que harían es ocultarla.
Salazar afirma que, entre otras cosas, esta frustración se expresa en fracaso escolar: “Todas las
políticas de los veinte años de la Concertación apostaron a conseguir mejores resultados, pero
las políticas de educación han sido un fracaso absoluto, y eso se debe a que la mayoría de los
niños chilenos son huachos, no tienen resueltos problemas en su casa”.
Este malestar social estaría derivando en un auge de la delincuencia y en un desprestigio del
trabajo asalariado entre los pobladores.
Salazar señala que “la delincuencia en Chile tiene un valor sociológico superior a ser
trabajador proletario, disciplinado y honesto. Primero, porque la delincuencia da más
recursos que el salario; segundo, porque en los delitos demuestras audacia, capacidad, ser
‘choro’, que es una identidad que aparece como mucho más potente e implica un desafío al
sistema. Además, te arriesgas con tus amigos, tienes redes, tienes colegas que te ayudan a
hacer todas esas cosas. En cambio, el trabajador honesto tiene que sufrir todos los rigores del
transporte público, le pagan poco, no puede casarse, no puede tener casa, está frustrado,
aparece como el ‘amermelado’, como llaman a la persona que cumple con todas las cosas que
exige la moral pública y las leyes”.
“Todo esto explica -continúa el académico de la Universidad de Chile-, que exista en Chile una
masa social marginal que no puede consumir, vive en pobreza absoluta, que tiene
frustraciones profundas y una potente inclinación a la delincuencia. Por eso, cualquier evento
público tiende a terminar en vandalismo público”.
Salazar dice que en Chile existe una situación que, tiempo atrás, una investigación del
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo llamó “malestar interior”; sentimiento
que golpea fuertemente a la clase popular, pero “que no se expresa políticamente, porque la
gente no se siente pobre, porque consume vía crédito más allá de lo que el salario le permite;
hay una tasa de endeudamiento muy alta en éste país”.
El otrora investigador de SUR afirma que estamos ante “un volcán social, que hace mucho
tiempo existe, pero que está tapado por el consumismo, por el crédito y el mito que
levantaron todos los gobiernos de la Concertación de que estamos muy bien”.
A su entender, el terremoto puso en evidencia que en Chile “hay una rebelión popular semi
delictual, que estamos viendo al día de hoy, y que va a continuar, que no va a cambiar, por el
hecho que el terremoto terminó”.
Dice que las élites, y la sociedad en general, no conocen en profundidad por qué las masas
populares marginales están actuando como lo están haciendo. “(Desde el poder) no se
entiende lo que hay detrás de la actitud delictual de las masas populares, sobre todo a partir
170
de estos saqueos; hay cosas de fondo que es preciso estudiar en profundidad, conocerlas
mejor y aplicar una política coherentes con esa realidad…
No sacamos nada con ponernos en una actitud de: nosotros somos los buenos, ustedes son los
malos… y vamos reprimiendo. Estas cosas son mucho más complejas, por eso creo que
ameritan una actitud de investigación, de comprensión, de profundización, para reconstruir la
política con respecto a eso.”
ARRIBA LOS ESTUDIANTES
Salazar, premio nacional de historia y máximo exponente de los historiadores sociales de
Chile, señala que en nuestra historia las explosiones sociales son recurrentes. “Pinochet se
encontró con manifestaciones de este tipo en los 80’. Estas fueron delictuales y al mismo
tiempo políticas, y no pudo contra eso, tuvo que retroceder políticamente”.
El autor de Mercaderes, empresarios y capitalistas (Siglo XXI, 2009) cree que va a ser muy
difícil que el gobierno de Piñera logre reconstruir el país totalmente, y menos darle un
desarrollo capaz de hacer desaparecer “este fenómeno oculto” de malestar social.
-¿Cree que el terremoto, el maremoto y sus consecuencias puedan poner en cuestión el
modelo concentrador de riqueza?
-Aquí hay un gran problema político, que tiene que ver con la validez del modelo neoliberal
extremista que tenemos, en el que el mercado es más importante que el Estado. Y es claro que
el mercado no tiene ninguna capacidad para resolver la catástrofe que se produjo.
Sebastián Piñera, quien tendrá que reconstruir el país, va a tener que hacerlo desde el Estado.
Él, que es un neoliberal, tendría que engrandecer el rol del Estado y eso implicaría cambiar el
modelo vigente. Si no, tendría que llamar a licitaciones públicas para que la empresa privada
reconstruya. Y eso, seguramente, va a ir en detrimento de su discurso y su política.
Yo creo que el desafío de Piñera es muy grave; pienso que no va a ser capaz de responder
porque va a estar entre la espada y la pared: Si quiere resolver a fondo la situación, tiene que
echar mano al Estado, y evitar el modelo neoliberal; si quiere mantenerse neoliberal con la
empresa privada, la empresa privada lo va a negociar todo y eso va a tener un costo político
muy grande. Así que yo creo que está metido en una trampa que va a dar sus frutos, como
trampa, en un par de años más.
-¿Qué más mostró el terremoto del 27 de febrero?
-Puso en evidencia lo que yo llamaría el terremoto empresarial. Ahí tienes la calidad de las
construcciones de los edificios nuevos, la calidad de la construcción de las carreteras, la
calidad de las construcciones que son la base del servicio de telecomunicaciones; todo eso en
Chile es privado en el día de hoy, todo eso es responsabilidad empresarial; yo creo que aquí el
terremoto empresarial es correlativo al terremoto social.
-¿Cree que pueda surgir una alternativa al consenso neoliberal que ha gobernado Chile todos
estos años?
171
-Ahí hay un problema grande porque no tenemos mucha claridad de la manera en que pueda
surgir una nueva izquierda o fortalecerse la izquierda, porque está claro que la izquierda
política está desprestigiada, debilitada, es impopular. Y por algo perdió la elección, entre otras
cosas, porque además no es izquierda tampoco, parece una centro derecha.
Entonces, la posibilidad de que surja un nuevo movimiento de izquierda (antineoliberal) está
en las bases populares, sobre todo en el segmento más universitario de la clase popular. En
Chile, la enseñanza universitaria se ha extendido enormemente; el aumento del estudiantado
tiene mucho que ver con el ingreso de la clase popular a la universidad. Ahí hay un sector que
está precisamente buscando una alternativa.
-¿A qué llama usted “la izquierda”?
-Yo pienso que no hay izquierda en este país. Y cuando me refiero a la izquierda, hablo de
aquellos partidos políticos que en el Congreso Nacional tienen la representatividad de los
sectores populares: Pero para mí, el Partido Socialista no es de izquierda, el Partido Radical
menos y el Partido Demócrata Cristiano tampoco.
El Partido Comunista, teóricamente podría serlo, pero ¿qué pasa?, que lo único que quieren es
entrar al Congreso, tener uno o tres diputados, ponerse a la cola de la Concertación. Eso
también los anula como izquierda. Pienso que la única posibilidad de construir izquierda real
en Chile es a partir del movimiento social real, que en este momento, como digo, es la
juventud popular que ha tenido acceso a la universidad.
Por Francisco Marín Castro
2 TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN DE MASAS QUE NO DEBES OLVIDAR
http://gazzettadelapocalipsis.com/2014/10/08/2-tecnicas-de-manipulacion-demasas-que-no-debes-olvidar/
Todos somos conscientes de ello: la población está siendo manipulada.
Vivimos inmersos en una constante guerra psicológica a gran escala, en la que la mayoría
de la población es conducida como un rebaño camino del matadero, bajo la susurrante e
hipnótica cantarela de los medios de comunicación y las paternales proclamas y los lemas
anestesiantes de la clase política dirigente.
Uno de los primeros pasos que debemos dar para liberarnos de este yugo es tomar plena
conciencia de cuáles son las técnicas de manipulación empleadas sobre nosotros y una vez
las conozcamos, observar los hechos bajo la nueva lente que nos ofrezca ese conocimiento,
con el fin de detectar las futuras maniobras de aquellos que nos consideran una masa
informe y descerebrada.
Hay muchas técnicas de manipulación, pero en este artículo nos centraremos en dos que
están basadas en la gestión de la amenaza.
172
Las podríamos llamar: La Ley de la Amenaza Incumplida y La Ley de la Amenaza
Exagerada.
LA LEY DE LA AMENAZA INCUMPLIDA
Últimamente nos hemos visto azotados por las terribles escenas de decapitaciones de los
rehenes del Estado Islámico.
Invariablemente, una y otra vez, se repite la misma escena: los rehenes hablan a cámara con
toda tranquilidad y permiten, sumisamente, que su captor les ponga el cuchillo en el cuello,
sin oponer resistencia ni mostrar el más mínimo atisbo de terror ante lo que les está a punto
de suceder.
Duele decirlo de forma tan cruda, pero todos se han comportado hasta el momento como
corderos a punto de ser degollados.
Y eso ha llevado a que mucha gente se pregunte: ¿por qué estas personas se muestran tan
tranquilas si están a punto de ser decapitadas?
La posible respuesta parecen tenerla personas como el periodista francés Didier Francois,
que permaneció capturado durante 10 meses por el Ejército Islámico, antes de ser
liberado.(link)
Según Francois, los captores someten a los rehenes a numerosas ejecuciones simuladas.
Es decir, cada rehén, agotado, aislado, maltratado y humillado por sus captores, es
regularmente arrancado de su celda y se ve sometido al mismo ritual de la decapitación, una
y otra vez, hasta que se acostumbra a ello como si se trate de una rutina.
Podemos imaginar que las primeras veces los rehenes deben chillar de terror y deben tratar
de luchar y liberarse ante el destino inminente que creen que les espera. Pero cada vez que
se ven sometidos a esta escena, la ejecución que tanto temen se limita a una simple
escenificación teatral, tras la cual son devueltos a sus celdas, sanos y salvos.
De esta manera, los rehenes se acostumbran a vivir la misma situación, una y otra vez, y
dados los precedentes y la repetición de la liturgia que experimentan rutinariamente, llega
un momento en que al ser sacados de sus celdas ya no muestran miedo ni oposición, pues
acaban creyendo que todo terminará como las veces anteriores.
173
Una vez conseguida esta actitud sumisa en los prisioneros y una vez se muestran dóciles y
agotados, llega el momento en el que los captores, ahora sí, pueden decapitarlos ante las
cámaras con toda tranquilidad y sin ningún tipo de oposición.
Es, sin lugar a dudas, una técnica de manipulación psicológica espantosa y retorcida.
Ahora bien: ¿puede aplicársele una técnica similar a toda una población?
Hay ciertos indicios de que podríamos estar experimentando algo parecido a gran escala.
Imaginemos que regularmente somos advertidos de la llegada de algún tipo de
acontecimiento apocalíptico: un gran colapso económico, una gran epidemia, el estallido de
una gran guerra, etc…
En este caso, los rehenes amenazados de muerte somos nosotros, la población, y cuando
somos advertidos del peligro que se cierne sobre nosotros, todo parece encajar: multitud de
pistas y la propia realidad que nos rodea nos indican que ese acontecimiento apocalíptico va
a producirse, de la misma manera que al rehén, que se ve con el cuchillo en el cuello, todo
le indica que está a punto de ser ejecutado.
Y cuando creemos que llega el momento y que el cielo se nos caerá encima…no sucede
absolutamente nada.
Una y otra vez, de forma invariable, tras cada advertencia de cataclismo, la situación sigue
siendo estable y la rutina continúa, como todos los días.
Si esto fuera realmente así y se estuviera aplicando esta técnica de manipulación
psicológica sobre la población, llegaría un día en el que todos seríamos advertidos de la
llegada de un gran cataclismo y unánimemente responderíamos con expresión
cansina: “Bah, ni caso: es la típica advertencia apocalíptica que solo busca provocar
miedo. Ya lo hemos vivido muchas veces y nunca sucede nada” y seguiríamos con
nuestra rutina diaria sin prestar atención a los indicios que nos rodearan, por inquietantes
que éstos fueran.
Al ofrecer este tipo de respuesta, estaríamos en la misma situación que los rehenes
habituados a las simulaciones de ejecución y podríamos ser sacrificados en masa sin ofrecer
la más mínima resistencia, de la misma manera que son decapitados los rehenes del Estado
Islámico.
174
¿Realmente es descabellado sospechar que estamos siendo sometidos a esta técnica de
manipulación mental?
Los medios alternativos, aquellos que vienen a ser calificados peyorativamente como
“conspiranoicos”, vienen advirtiendo, desde hace años y por poner un ejemplo, de la
llegada de un gran colapso económico.
Los datos que ofrecen muchas veces son dignos de tener en cuenta. Además, la situación
económica general, combinada con las incesantes mentiras de los gobiernos y de los
grandes organismos financieros, ofrecerían indicios de que dicho colapso puede llegar a
producirse de un momento a otro.
Sin embargo, año tras año, y a pesar de todas las advertencias apocalípticas, el colapso
sigue sin producirse y los medios alternativos quedan a ojos de la población como unos
mentirosos, unos paranoicos y unos exagerados.
Lo mismo podemos decir acerca de otros tipos de eventos catastróficos.
Por poner un ejemplo, ahí están los presuntos preparativos que desde hace años se vienen
produciendo en EEUU ante un “evento catastrófico indeterminado“.
175
Al menos
desde 2009, corren por Internet numerosas noticias y vídeos en los que se muestran
descampados repletos de supuestos ataúdes de plástico destinados a realizar enterramientos
masivos, imágenes de grandes explanadas con cientos de contenedores de hormigón
enterrados, presuntamente construidos para albergar fosas comunes, o las ya insistentes
noticias de carácter “conspiranoico” que hablan de la creación de numerosos y gigantescos
refugios subterráneos en los que las élites irían a guarecerse ante la llegada de un gran
cataclismo aún por concretar.
Incluso hemos vivido con anterioridad la aparición de un par de “epidemias falsas” como la
de la gripe aviar, así como constantes amenazas con enfermedades como el SARS, el
MERS y todo tipo de virus con nombres extraños e inquietantes.
No es extraño pues, que tras tantas advertencias de epidemia mundial que han resultado ser
exageraciones, el comentario más frecuente que se puede escuchar acerca de la actual
epidemia de ébola sea: “están haciendo lo mismo que con lo de la gripe aviar. Solo
buscan crear miedo para hacer negocio con las vacunas”
Más o menos todos hemos pensado lo mismo, incluido quien escribe este texto.
176
Y todos seguimos con nuestras vidas sin mover ni un dedo, creyendo, convencidos, que
todo lo del Ébola no es más que un “cuento”.
Pensar y actuar así es lo lógico, es lo que dicta el sentido común.
Pero no nos engañemos: es el mismo sentido común basado en la repetición de situaciones
que han experimentado las personas decapitadas por el Ejército Islámico.
Si seguimos con la hipótesis de que estamos siendo sometidos a esta técnica de
manipulación masiva, lo que queda claro es que los medios de comunicación alternativos
están siendo utilizados como tontos útiles, como meros altavoces que nos advierten de la
llegada de un lobo que nunca hace acto de presencia…hasta el día en que realmente llegue
y nadie les haga caso.
Evidentemente hay puntos débiles en esta hipótesis.
Alguna gente podría argumentar acertadamente que: “si suponemos que hay élites que
quieren provocar algún tipo de cataclismo mundial que conduzca a un masivo Reset
planetario, lo mejor sería hacerlo directamente y por sorpresa, sin tanta amenaza
incumplida”
Pero quizás, llevar a cabo una maniobra de tal magnitud requiere de unos largos y costosos
preparativos que dejarán pistas inevitablemente. Indicios que harán sospechar a periodistas
e investigadores, capaces de difundir información a través de Internet y por lo tanto,
relativamente difíciles de controlar.
Si ésta fuera realmente la situación y llevar a cabo estos preparativos dejara
inevitablemente cabos sueltos, lo mejor sería aplicar La ley de la Amenaza Incumplida…y
ahora mismo ya estaríamos todos listos para ser “decapitados”.
Evidentemente, esto no es más que una hipótesis sin fundamento…pero da que pensar,
¿no?
LA LEY DE LA AMENAZA EXAGERADA
Su aplicación es constante, tanto en el mundo de la política como en el terreno mediático,
pero sin embargo, es en los medios alternativos de Internet donde alcanza sus mayores
cotas de efectividad.
177
Para definir en qué consiste, utilicemos un ejemplo:
Supongamos que eres un esclavo y que tus “amos” te amenazan con que van a cortarte un
brazo por haberte portado mal.
Tú, temeroso, te preparas para lo peor y cuando llega el momento, tus amos se limitan a
cortarte un dedo de la mano.
Acabas mutilado y dolorido, con un dedo menos, pero te sientes aliviado porque estabas
convencido de que ibas a perder el brazo entero. De hecho, ya te veías sin él.
Cuando esto sucede, observas tu brazo casi como si te lo hubieran regalado, como si fuera
algo perdido que acabas de recuperar y dejas de fijarte en la auténtica realidad de los
hechos: y es que esos amos tan crueles, te han cortado un dedo.
Sin embargo, y aunque tú no lo sepas, resulta que tus amos siempre habían tenido la
intención de tan solo cortarte un dedo para que pudieras seguir trabajando para ellos.
Se trata pues, de una maniobra de manipulación mental de carácter narrativo.
Resumiendo, con la Ley de la Amenaza Exagerada, se alcanzan tres objetivos:
·Primero, desactivar tu posible respuesta
De alguna manera olvidas que te han cortado un dedo y lo aceptas como un mal menor,
porqué creías, convencido, que ibas perder mucho más.
Es decir, te resignas, en lugar de rebelarte, pues la sombra de la posible amputación del
brazo si no obedeces a tus amos, sigue ahí, bien presente.
·Segundo, destruir tu credibilidad
Si cuando recibes la amenaza le cuentas a los otros esclavos que los amos van a cortarte el
brazo y después resulta que solo te cortan el dedo, tu credibilidad queda afectada y tú
quedas a ojos de los demás como un paranoico y un exagerado.
Incluso tú mismo te acabas viendo como un paranoico.
Esta es la maniobra que se utiliza fundamentalmente para destruir la credibilidad de los
medios alternativos a ojos de la población y encaja plenamente con los procedimientos
empleados en la maniobra de manipulación anteriormente expuesta, la de la Ley de la
Amenaza Incumplida.
178
·Tercero, amar a tus agresores
Al final acabas pensando: “solo me han cortado un dedo…en el fondo, mis amos no son
tan malvados, podrían haberme cortado el brazo, o incluso matarme, pero me han
tratado con una cierta humanidad…”
Es decir, acabas albergando un cierto grado de agradecimiento hacia aquellos explotadores
que te han arrebatado un dedo.
Como podemos ver, estas leyes de la amenaza se reproducen, constantemente, de una
manera u otra, en todas las teorías de conspiración que inundan las redes en estos
momentos.
Pero lo que es más grave es que estas mismas técnicas de manipulación masiva son
ampliamente utilizadas en el campo de la política actual, a todas las escalas y por parte de
la mayoría de gobiernos.
Es esencial, pues, que todos y cada uno de nosotros las tengamos bien presentes ante
cualquier anuncio de nuestros gobernantes o de los medios de comunicación, sean en el
ámbito que sean, para evitar que nos sigan manipulando como a un vulgar montón de
borregos.
Y más importante aún.
Cuando veamos que las utilizan, no debemos dudar ni un momento en denunciarlo y en
hacérselo ver al máximo número de personas posible.
Si nos tratan como a un rebaño es porqué nosotros no hacemos nada por impedirlo…
GAZZETTA DEL APOCALIPSIS
DIEZ CLAVES SOBRE LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO E INVERSIONES
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190580
Sol Sánchez
La Marea
1. ¿Qué es un tratado de libre comercio?
179
Un tratado de libre comercio (TLC) es un acuerdo que se firma entre dos o más países y que
tiene como objetivo ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países firmantes (al
menos teóricamente). Para ello se busca la reducción o eliminación de las barreras
arancelarias y no arancelarias que existen en un determinado momento entre espacios
económicos.
Es importante distinguir los clásicos TLC de los acuerdos bilaterales o de nueva generación
que se empezaron a fomentar por las grandes corporaciones transnacionales en los años 90
tras el fracaso de las negociaciones multilaterales de la Ronda de Doha, en el marco de la OMC
(Organización Mundial del Comercio). Este nuevo tipo de tratados se puede firmar entre dos
Estados, entre un Estado y un grupo de Estados (en el caso del TTIP), o incluso entre dos
grupos de Estados (Acuerdo de Asociación Económica UE / África Occidental). También
pueden firmarse entre varios países (TLCAN), pero lo más característico es que además de
aranceles incluyen: inversión, servicios, compras gubernamentales, propiedad intelectual,
competencia, y casi siempre tienen cláusulas que permiten a las multinacionales llevar a los
tribunales a los Estados cuando adoptan nuevas normas o leyes que crean obstáculos a la total
liberalización de todas esas áreas, pudiendo ser demandados por atreverse a aumentar el
salario mínimo, llevar a cabo campañas contra el tabaco o abandonar la energía nuclear (casos
todos ellos reales).
2. ¿Cuál es su objetivo?
Explícitamente se persigue la reducción o eliminación de los impuestos a la importación y de
la regulación relativa a la comercialización internacional de bienes y servicios. Sin embargo,
en el caso del TTIP -que como su nombre indica es un tratado de libre comercio e inversionesel propósito no es tanto la reducción de los ya bajos niveles arancelarios sino la modificación
de la regulación existente en las relaciones comerciales entre ambos espacios económicos,
favoreciendo únicamente a las grandes empresas transnacionales, que son las verdaderas
beneficiadas.
3. ¿Cuántos hay en el mundo?
Desde 1959 se han firmado más de 3.000 TBIs, la mayoría en los últimos 15 años y
fundamentalmente entre países en desarrollo y países desarrollados.
4. ¿Quién lo negocia y lo firma?
En principio, solamente se pueden firmar estos acuerdos entre Estados soberanos. En el caso
de la UE, los Estados miembros, entre ellos España, delegaron esta competencia con la firma
del Tratado de Lisboa a la Comisión Europea.
Sin embargo, la Comisión Europea se embarcó en más de 100 encuentros cerrados con
lobistas y multinacionales para negociar los contenidos del tratado. La Comisión Europea tuvo
que reconocer esos encuentros a posteriori, y más del 90% de los participantes resultaron ser
grandes empresas, por lo que, aunque en la UE sólo los puede firmar la Comisión, quien los
negocia ya no está tan claro, o sí… Queda bastante claro que los Estados han delegado su
soberanía a las corporaciones multinacionales, empresas, especialmente financieras, y es
180
razonable pensar que se contentan con poner su firma a tratados que, en esencia, ni siquiera
han redactado.
5. ¿Quién se beneficia?
Las únicas beneficiadas son las grandes corporaciones transnacionales.
6. ¿Qué implica?
De facto, lo que implica es la pérdida de soberanía por parte de los Estados, la imposibilidad
de legislar en el mejor interés de las necesidades y el bienestar de sus poblaciones, o de lo
contrario exponerse a grandes multas y pagos de procesos millonarios. El total vaciamiento de
la democracia.
En el caso concreto del TTIP, el proyecto apunta a tres objetivos principales: eliminar los
últimos derechos de aduana, reducir las barreras no arancelarias mediante una armonización
de las normas que se va a hacer “a la baja” y proporcionar herramientas jurídicas a los
inversores para eliminar cualquier obstáculo reglamentario o legislativo que se interponga en
el camino del libre comercio. En resumen, se trata de imponer algunas de las disposiciones ya
previstas por el Acuerdo Multilateral de Inversión (AMI) y el Acuerdo Comercial
Antifalsificación (ACTA), ambos rechazados por la presión de las poblaciones afectadas.
7. ¿Cuántos afectan a España?
España ha firmado acuerdos bilaterales con numerosos países, entre ellos muchos del Norte
de África y Oriente Medio. Hasta el momento, a través de la cláusula ISDS (cláusula de
resolución de conflictos Estado Inversor), ha sido demandada al menos en 9 ocasiones hasta
diciembre de 2013, y hemos de recordar que cada “proceso” de esta naturaleza tiene un coste
medio de 8 millones de dólares para el Estado demandado, sin incluir la posible multa o
acuerdo con que se resuelva el caso. Desafortunadamente, debido a la opacidad y secretismo
con que se gestionan es muy difícil conseguir datos para realizar estimaciones más afinadas o
exactas.
8. ¿Cuándo empezaron?
Los Tratados de libre Comercio han existido desde la antigüedad (Polibio cita dos acuerdos
entre Roma y Cartago, uno en 509 y otro en 348 aC) y son comunes en la Edad Media,
normalmente asociados con los tratados de paz que venían a consolidar. En los tiempos
modernos, se pueden citar a principios del siglo XVI las “capitulaciones ” concedidas por el
sultán del Imperio Otomano a Francia. En general, estos tratados son principalmente para
garantizar la seguridad de los buques mercantes y su mercancía. En el siglo XVIII, El Tratado
de Methuen (1703) se convierte en el primer tratado bilateral, suscrito concretamente entre
Francia y Portugal.
Y como hemos indicado en un epígrafe anterior, si buscamos el nacimiento de los actuales
Tratados bilaterales, se empezaron a fomentar por las grandes corporaciones transnacionales
en los años 90 tras el fracaso de las negociaciones multilaterales de la Ronda de Doha, en el
marco de la OMC (Organización Mundial del Comercio).
181
9. ¿Cómo afectan al empleo? ¿Crean puestos de trabajo o empresas?
Incluso la Comisión Europea asume que se van a destruir puestos de trabajo. Lo que sucede es
que la Comisión considera que será un efecto parcial circunscrito a algunos sectores
económicos y zonas geográficas y que será compensado por efectos positivos en otros
sectores económicos y regiones. Sin embargo, en sectores como el agroalimentario las cifras
podrían llegar a ser dramáticas, y si extrapolamos los resultados del NAFTA (Tratado de libre
comercio EEUU, Canadá, México) diez años después, habremos de asumir que sólo en Estados
Unidos se perdieron cerca de un millón de empleos netos. Además, en el caso de España, la
firma de un tratado de esta naturaleza limitaría enormemente la capacidad de acometer un
proyecto serio de reindustrialización.
10. ¿Qué es lo peor de estos tratados? ¿A qué debe temer más la ciudadanía afectada?
La cláusula de Resolución de Conflictos entre Inversor y Estado (ISDS) da autoridad a las GCT
para amenazar las leyes establecidas en el mejor interés de cada nación, procediéndose en
tribunales ad hoc de arbitraje de 3 abogados y pudiendo pedir una compensación por las
posibles pérdidas que puedan provocar estas nuevas leyes. Es, por así decir, como un sistema
de justicia privado sólo para el beneficio de las grandes corporaciones transnacionales.
Las Naciones Unidas e incluso el FMI ya han reconocido que introducir esta cláusula ISDS de
resolución de conflictos entre Inversor y Estado en los acuerdos limita seriamente la
capacidad de los Estados para luchar contra la crisis financiera y económica. Esta cláusula
daña los presupuestos y debilita la legitimidad del Gobierno para decidir lo que es
conveniente, dando preferencia a los intereses privados de las corporaciones frente al bien
común e interés general de los ciudadanos y el planeta.
Y también la creación de un organismo para la institucionalización y profundización de los
términos del tratado: el Consejo de Cooperación Regulatoria, que supondría que estos
tratados estarían para siempre en crecimiento y no sólo se interpondrían con las leyes futuras
sino que además podrían “reformar” las ya existentes en los Estados firmantes, un verdadero
gobierno directo de las Corporaciones.
Sol Sánchez es co-coordinadora general de Attac España
Fuente: http://www.lamarea.com/2014/10/08/diez-claves-sobre-los-tratados-de-librecomercio-e-inversiones/
ENTREVISTA A GERARDO BAVIO, QUE RECUERDA AL CHE EN UN NUEVO
ANIVERSARIO DE SU CAÍDA EN COMBATE: "TRABAJAR CON EL CHE FUE UNO DE LOS
MOMENTOS MÁS IMPORTANTES DE MI VIDA"
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190598
Mario Hernandez
Rebelión
182
El presente artículo fue editado en base a textos de El Peronismo que no fue. La (otra) otra
historia de Gerardo Bavio y Mario Hernandez (Editorial Metrópolis)
-M:- Conociste y trabajaste con el Che Guevara en La Habana.
-G:- Así es, mi estadía en Cuba fue desde mediados del 1962 hasta fines del 1963, estuve con
un compañero que era además compañero de estudios del Che, Jorge Vexenat, abogado
cordobés.
Lo entrevistamos al Che el 2 de junio de 1962 en el Ministerio de Industria. El Che acababa de
ser designado Ministro de Industrias meses antes y estaba iniciando una transformación
interna de la economía cubana centrada fundamentalmente en el monocultivo y la
exportación de azúcar. Tenía el plan de transformar eso en un desarrollo industrial, con una
concepción socialista.
Fue un encuentro inolvidable, nos atendió cerca de la una de la mañana, ya que sus horarios
durante el día eran muy absorbentes, y volvía cerca de la madrugada a su despacho del
Ministerio a darle una mirada a los papeles y a resolver cosas rápidas.
Ahí nos encontramos, él entró sonriente, nos dimos un fuerte abrazo, le traía cartas de su
padre, a quien habíamos entrevistado en Buenos Aires, el arquitecto Ernesto Guevara Lynch.
Charlamos distendidamente, le expliqué las razones por las que estábamos ahí. Mi historia de
participación en la Resistencia Peronista en Córdoba fue la que nos llevó a plantear ese viaje a
Cuba. Hablamos de muchos temas, él nos explicó cuál era el papel tan importante de las
Organizaciones Revolucionarias Integradas, las ORI, que fue la unificación de las fuerzas que
habían impulsado a la Revolución cubana. El movimiento 26 de julio, el Directorio
Revolucionario, que tenía sede en la ciudad de La Habana y el Partido Socialista Popular que
también se adhirió a la revolución prácticamente cuando estaba triunfando a través del
Movimiento 26 de julio.
-M:- El Partido Socialista Popular era el Partido Comunista.
-G:- Claro, que fue fundado entre otros por Julio Antonio Mella, que fue un personaje muy
importante que murió asesinado en México por los esbirros de Machado, tuvo que salir de
Cuba porque imperaba la dictadura en ese entonces, pero de todas maneras fue asesinado en
México. Después podemos ampliar este tema, que lo fue de varias conferencias de Gregorio
Bermann, uno de los impulsores, junto con Deodoro Roca, Julio V. González y otros, de la
Reforma Universitaria en Córdoba, que tuvo mucha importancia en todo el continente, sobre
todo para la juventud revolucionaria de Cuba.
La conversación con el Che derivó pronto a la realidad de ese momento en la Argentina, a la
Resistencia Peronista, al papel que podía tener el peronismo en el armado de una revolución
emancipadora en Argentina.
Ese año, 1962, fue un año clave, el año de las elecciones del 18 de marzo, cuando triunfa la
formula Framini-Anglada en la provincia de Buenos Aires. Después es desplazado Frondizi, las
Fuerzas Armadas lo ponen a José María Guido de presidente. Esto fue muy importante a nivel
183
histórico, la frustración de la posibilidad de una salida legal y electoral sin proscripción.
Evidentemente eso repercutió en el pensamiento revolucionario de mucha gente de la
Resistencia, empezaron a pensar que era necesario armarse, contra una dictadura que se
imponía y proscribía. Fue un año crucial, eso nos llevó a Cuba, a hablar con el Che. También
teníamos el plan de hacerlo con John William Cooke y Alicia Eguren, que vivían en La Habana.
A partir del encuentro con el Che, empecé a trabajar en el Ministerio de Industria.
-M:- ¿Cuáles eran tus tareas?
-G:- Si bien es cierto que yo trabajaba en el Ministerio de Industria, lo hacía en un organismo
que no estaba en el edificio del Ministerio, sino en la Compañía Cubana de Electricidad
Antonio Guiteras. Por eso mi contacto con el Che no era cotidiano, nos encontrábamos una vez
por mes, más o menos. El proyecto que yo desarrollaba en la Compañía Cubana de
Electricidad, era de desarrollo termoeléctrico. Cuba tiene pocas posibilidades de producción
de energía hidráulica, porque es una isla chica, no tiene grandes ríos internos con diques.
Había varios proyectos con trabajo de técnicos checoslovacos, de desarrollo de centrales
termoeléctricas, una en Ogurke, Cienfuegos, y yo trabajé en el cálculo estructural de esas
usinas termoeléctricas. Para eso viajaba mucho al interior, como ingeniero civil y con mis
conocimientos en materia de cálculos y estructuras, formé parte del desarrollo de esas
centrales en sus aspectos arquitectónicos y estructurales en conjunto con otros compañeros
ingenieros soviéticos, mexicanos, argentinos y una mayoría de cubanos.
La compañía se llama Antonio Guiteras, quien fue ministro durante el gobierno del presidente
Grau San Martín, que propuso la nacionalización de la industria, la producción y la energía de
Cuba. Después fue desplazado del gobierno y Antonio Guiteras murió asesinado por el
enemigo, creo que en la dictadura de Machado. Fue un hombre nacionalista con sentido
popular, transformador, recordado con mucho respeto.
El Che y el peronismo
-M:- ¿Cuál era la visión del Che del peronismo?
-G:- En mi primer contacto con el Che a mi llegada a Cuba hablamos de ese tema, yo le llevé un
documento del PAR (Peronismo de Acción Revolucionaria) que habíamos creado en Córdoba.
El Che sintetizó su opinión en varios conceptos, él consideraba que para hacer una
transformación social y para hacer la revolución en Argentina, la presencia, o la realidad del
movimiento peronista con tanto respaldo de los trabajadores era algo fundamental. No se
podía negar ni desplazar de la realidad un movimiento con tales características y que lideraba
la resistencia contra la dictadura, posterior a 1955.
El Che mencionó los conceptos de John William Cooke, que ya estaba residiendo en Cuba. Algo
que dijo y que me quedó muy grabado fue que temía que si bien el peronismo tenía una
potencialidad revolucionaria muy grande, y que había que partir en gran medida de ahí, en un
momento de crisis para el capitalismo en Argentina, la figura de Perón fuera utilizada para
frustrar la posibilidad de hacer la revolución, es decir, desconfiaba del papel que podía jugar
Perón en una etapa de crisis y de tensión en la Argentina.
184
Dijo que había que transformar, como decía Cooke, la potencialidad revolucionaria del
movimiento, en acto. ¿Cuándo? ¿Cómo? Esa era la tarea, impulsar el peronismo
revolucionario, vincularlo con los sectores de izquierda, promover una política de masas. Esa
era su idea en cuanto a la realidad argentina, evidentemente durante mi estadía en Cuba
persistía en la idea del foco, por el contrario, Cooke sostenía una idea de política de masas.
No se puede determinar cuál es la dialéctica de causa y efecto entre lo que es la apertura de un
foco revolucionario y el posterior apoyo de masas; o lo que es, organización de masas
tendiente hacia una insurrección o inclusive hacia la apertura de uno o varios focos
revolucionarios. Sí estaban de acuerdo en que eso tenía un componente fundamental en la
lucha armada, lo cual nosotros veíamos como real. Ese fue otro elemento importante de 1962,
hay que recordar las elecciones del 18 de marzo de 1962, en donde se le da a los sectores
populares la posibilidad de manifestarse y luego clausuraron las elecciones porque perdió el
sector de la derecha. Ante la frustración de esa posibilidad democrática, no quedaba otra
alternativa que la lucha armada que terminó en el Cordobazo. Ese año fue clave, no solamente
en el área internacional sino dentro de la Argentina, es cuando se fortalecen y se desarrollan
las organizaciones armadas. Estaba clausurada la posibilidad de una salida política
democrática.
-M:- El cambia su posición con respecto al peronismo.
-G:- Sí, porque él, cuando era estudiante, estaba muy influenciado por el anti peronismo, por
los sectores de la juventud estudiantil de esa época. Sus padres inclusive, eran anti peronistas.
Creo que su padre había sido de los Comandos civiles.
-M:- Me imagino que John William Cooke y Alicia Eguren habrán ayudado a cambiar esa
postura.
-G:- Por supuesto. Se trataba de mostrar la realidad, desenmascarar el engaño que había, yo
recuerdo una entrevista que le hicieron al Che al poco tiempo de su triunfo, donde el
periodista le preguntaba si la revolución cubana y la caída de Batista, se asemejaban a lo que
había sido la caída de Perón en Argentina con Aramburu, Rojas, etc. Y el Che rechazó
totalmente esa versión: “No tiene nada que ver, al contrario, son antagónicas”. La Revolución
cubana tiene una base social totalmente distinta a lo que fue el golpe cívico militar de 1955.
-M:- Alguna vez se hizo esa comparación, ¿no?
-G:- Sí, se hizo, sobre todo en los medios, que ya sabemos cómo tergiversan la realidad, lo
planteaban de esa forma, equiparando una cosa con la otra. Al contrario, las fuerzas que
impulsaron ambos golpes eran completamente antagónicas.
-M:- ¿Cómo te impactó ver en persona al Che?
-G:- Para mí fue una emoción muy grande, uno de los momentos más importantes de mi vida,
que un médico joven, prácticamente de 30 años, se adhiere, forma parte de la Revolución
Cubana, es el protagonista de su triunfo a través de la batalla de Santa Clara. Esa fue la batalla
determinante de la caída de Batista.
185
-M:- Cuando hace volar el tren blindado.
-G:- Claro, exactamente. Ese muchacho tiempo después tiene que enfrentar la transición
económica de un capitalismo totalmente dominado por el imperio yanki a un socialismo
independiente, y transformar eso. Ese era el objetivo que se planteaba cuando yo lo conocí en
1962. Que ya venía trabajando de antes, en el INRA (Instituto Nacional de la Reforma Agraria)
en el área de industrialización, había sido presidente del Banco Nacional de Cuba. Empezó a
formarse desde el punto de vista económico.
El Che economista
-M:- Llegaste a Cuba a mediados del año 1962, en el Año de la Planificación, cuando el Che ya
estaba a cargo del Ministerio de industria. Posterior a la polémica con Charles Bettelheim,
quien defendía el modelo soviético de dirección económica.
Cuando vos llegás, ¿quedaban resabios de esa polémica? Porque el Che defendía el Sistema
Presupuestario de Financiamiento en el Ministerio de industria y sin embargo, en el INRA,
Carlos Rafael Rodríguez aplicaba el cálculo económico, defendido justamente por Bettelheim.
-G:- Había concepciones encontradas en muchos aspectos pero, según mi criterio, el Che no
rechazaba el cálculo económico.
El cálculo económico era una forma de medir la eficiencia de la producción, implicaba hacer
un análisis económico, de costos, de cada empresa. Esto se hace en el capitalismo, se busca
reducir los costos, superar las ganancias y con ellas volver a invertir, buscando la máxima
rentabilidad.
El Che no rechazaba esto, lo que yo interpreté de su política, estando allí, fue que buscaba que
la eficiencia económica, o la ganancia, la plusvalía que se generaba en cada una de las
empresas, fuera centralizada en el Ministerio de industria y desde ahí invertir en los sectores
que la planificación económica consideraba fundamentales para el objetivo de la
transformación de la economía cubana. Tenemos que tener en cuenta que el Che hereda una
industria cubana monopolizada, con monocultivo, monoproducción, sin industria
prácticamente, dedicada a la producción azucarera. Había que transformar ese modelo
productivo en dos aspectos fundamentales, uno de ellos, socializar los centros de producción,
que sean dirigidos con la participación protagónica de los trabajadores, y que el Ministerio
analizara la realidad para generar nuevas industrias, viendo cuáles eran las necesidades del
mercado. Eso representaba darle al Ministerio de industria la posibilidad de orientar las
inversiones de acuerdo a los objetivos de la planificación. Transformar una industria
capitalista monopolizada, en una industria socialista que buscara la industrialización del país.
El quería desarrollar el reemplazo a las importaciones mediante industrias cubanas.
-M:- ¿Esa participación de los trabajadores cómo funcionaba en la práctica?
-G:- Cada industria tenía sus organismos asesores.
-M:- El Comité Técnico Asesor.
186
-G:- Exacto, los sindicatos intervenían en eso. Se elaboraba un programa en cada industria, de
producción, para el año siguiente. Eso se centralizaba en el Ministerio de industria y en base a
eso se hacía el plan anual.
-M:- ¿En qué aspectos difería esto que estás contando del planteo de Bettelheim?
-G:- El planteo de Bettelheim era de planificación centralizada, en donde se procediera a que
cada industria tuviera su plan, para que desde el Estado se centralizara todo y se
distribuyeran los recursos.
No había una diferencia muy grande entre ambas concepciones, lo que la postura soviética
cuestionaba era la excesiva industrialización de Cuba, porque lo que quería el Che era una
industrialización que generara autonomía. El concepto de planificación chocaba en la
aplicación práctica, así comenzó a discrepar con la opinión de Carlos Rafael Rodríguez Mora y
de otros personajes conductores de la economía cubana de ese momento.
-M:- Hay también una postura del Che en cuanto al trabajo voluntario, ¿verdad?
-G:- Antes de tocar ese tema, uno de los temas de discusión que fue muy interesante, es sobre
la aplicación de la teoría del valor en la etapa de transición del capitalismo al socialismo. El
Che no estaba en contra de que hay una teoría del valor, eso significa que hay trabajo, valor
agregado, hay plusvalía, que se centraliza y esa es la ganancia que en el capitalismo se
distribuye en función de cada empresa y tiende a la monopolización. El Che no negaba su
existencia, opinaba que ese plusvalor se centrara en la planificación en base a un proyecto de
transformación de la economía cubana, con la participación del Ministerio de industria, que
centralizara el valor en un proyecto que él llamaba “programa presupuestario”, cada empresa
presentaba su presupuesto y de acuerdo a ese plan de inversiones para el año siguiente se le
asignaban los recursos desde el Ministerio en conjunto con el JUCEPLAN, “la Junta Central de
Planificación”. 1962 fue un año fundamental porque fue el Año de la Planificación, esta junta
se había creado el año anterior, posteriormente a Playa Girón, comienza el proyecto de
transformación socialista.
En la interpretación de esa transformación era donde discrepaban el Che y otros más
vinculados al concepto de la economía soviética. La planificación soviética, transformándola
en un esquema, surge de la realidad soviética, y lo que el Che planteaba era una concepción de
una planificación enraizada en la realidad de Cuba y Latinoamérica, los otros no negaban eso,
pero ponían el acento en respetar las formas de lo que era la planificación al estilo soviético,
que chocaba con la idea de dar más participación, de descentralizar más, que cada industria
tenga su grupo de asesoramiento técnico, que participen los trabajadores y que juntos
elaboraran el programa de producción que luego se analizaba centralmente en el ministerio y,
de ahí, de acuerdo con la programación presupuestaria se distribuían las inversiones. Es un
poco la idea del Che para transformar la realidad económica de Cuba en un país que tuviera
una industria independiente.
En cuanto al trabajo voluntario no creo que haya habido grandes choques, porque estaban
todos de acuerdo. El Che lo impuso con el ejemplo, el trabajador dejaba de ser un explotado y
aportaba su trabajo al conjunto de la sociedad. Él salía y tomaba las herramientas junto con el
resto de los trabajadores, ya sea en una empresa, en la cosecha de caña, él se ponía al frente de
187
los trabajadores impulsando la producción. Su concepción del socialismo era esa, poner el
trabajo al servicio de la sociedad.
-M:- Eso estaba vinculado a estímulos morales, pero, ¿también se contemplaban estímulos
materiales, relacionados con el trabajo voluntario, por la mayor productividad de una
empresa o de un trabajador?
-G:- No, él ponía el acento en el estímulo moral. No se le iba a pagar más al trabajador de la
empresa que produjera más valor, o que tuviera mayor eficiencia. En ese sentido el cálculo
económico es necesario y el Che no lo rechazó. Pero poniéndolo al servicio de una
planificación centralizada a ese Sistema Presupuestario de Financiamiento.
Creo que han sido años cruciales para el Che que definieron su pensamiento. El Che tuvo que
vivir en esa etapa un conflicto con algunos sectores del gobierno cubano que cuestionaban
algunas de sus ideas y prácticas dentro del Ministerio de Industria.
Es interesante rescatar esas discusiones y profundizarlas porque nos enseñan mucho sobre
las cuestiones inherentes a la transición que tiene que darse entre una sociedad capitalista y
la construcción del socialismo que se basa en el gobierno y el poder de los trabajadores, del
pueblo organizado para transformar la sociedad.
El Che planteaba que ese período de transformaciones tenía que ser dirigido por los
trabajadores, sobre todo por los trabajadores organizados. Por eso trató de organizarlos, creó
cuerpos técnicos, de asesoramiento, que salían de los mismos centros de trabajo. El proyecto
de transformación se gestaba fundamentalmente en las fábricas, en los centros de trabajo, con
los trabajadores y para eso propugnaba que se organizaran. Además, con un principio que
mantendría siempre y era la formación del Hombre Nuevo.
Había que salir de la alienación capitalista hacia una desalienación socialista, podríamos decir.
El socialismo significa desalienación, o sea, la verdadera liberación del hombre que trabaja, en
cambio, había otros cuadros dirigentes que planteaban, y los hechos parecen haberles dado la
razón, que el trabajador en el régimen socialista seguía siendo un hombre enajenado, no era
dueño de su trabajo, estaba sujeto a una falta de libertad que fue evidente en los regímenes
socialistas del siglo XX, sin ir más lejos el estalinismo en la URSS.
El Che era un crítico de todo eso. Quería que el socialismo fuera un proceso de liberación del
trabajador y del hombre, dándole posibilidades de acción, pensamiento y organización para
transformar la sociedad.
Ese pensamiento del Che a veces chocaba con algunas opiniones muy rígidas de sectores
formados o, mejor dicho, deformados por las concepciones de la URSS vigentes en ese
momento.
Realmente es un tema muy profundo. Siempre decimos que nos planteamos el socialismo del
siglo XXI, pero para conocer cuáles son los datos importantes a rescatar de la historia del siglo
XX, uno sería el por qué y cómo se frustró la experiencia socialista en el siglo pasado. A eso
nos ayuda este tipo de análisis donde caben diferentes posiciones dentro de lo que es el
campo popular.
188
El Che y John W. Cooke
-M:- Mencionaste al “Gordo” Cooke. ¿Cómo era la relación del Che con John W. Cooke?
-G:- De acuerdo a mi experiencia fue muy buena de ambas partes. El Che admiraba y respetaba
mucho al “Gordo” Cooke y asumía mucho de su pensamiento, sobre todo, con respecto al
peronismo.
-M:- El “hecho maldito”.
-G:- Así es. El “Gordo” Cooke tuvo la capacidad de influir en muchos sectores de la sociedad y
dirigentes cubanos. Además, para Cooke, el Che era una figura fundamental y su proyecto no
era antagónico con el suyo, eran complementarios. Cooke tenía más la concepción de la
revolución como un proceso de insubordinación de las masas, de las bases sociales y el Che
tenía algo de aquello que critican como foquismo, que las condiciones las crea “el foco”
guerrillero. Ese fue uno de los debates que no los llegaron a antagonizar en ningún momento
ya que podrían ser complementarios, según la realidad, porque lo que marca la táctica de un
proceso revolucionario es la realidad concreta, sin partir de ella no se puede pensar en una
transformación social. Eso es lo básico.
-M:-Estando en la isla viviste la llamada “Crisis de los misiles”.
-G:- Así es. En un momento determinado, se vio sacudida por aquella crisis en octubre de
1962, que puso al mundo prácticamente al borde de la guerra nuclear. De pronto se descubrió
que Estados Unidos, a través de vuelos en aviones especiales, había detectado la existencia de
instalaciones de armas nucleares en el territorio cubano. Eso se había hecho a través de
convenios, impulsados por la Unión Soviética, a modo de defensa de Cuba y del bloque
socialista, de modo apresurado y que provocó la reacción de los Estados Unidos y la amenaza
de represalias.
Nosotros, que además de trabajadores éramos milicianos, nos organizamos para la defensa
ante un posible ataque de Estados Unidos, sobre todo después del frustrado ataque del año
anterior en Playa Girón. Estábamos organizados para la defensa, el Che tuvo una importante
actividad de organización de la defensa ante un posible ataque del Imperio. Afortunadamente,
el proceso se resolvió telefónicamente en diálogos entre Kruschev y Kennedy y se evitó ese
ataque que hubiera sido devastador. Fue un gran alivio, pero se generaron críticas, porque se
había resuelto sin la intervención del gobierno cubano y eso molestó muchísimo a la
estructura del gobierno revolucionario. El Che se manifestó molesto por esta resolución sin
tener en cuenta la soberanía y el carácter fundamental que para Cuba tenía ese arreglo.
Recuerdo que cantaban por la calle “Nikita (Kruschev) mariquita lo que se da no se quita”. Más
allá de eso, se llegó a un acuerdo, que considero equitativo. Estados Unidos aseguró no atacar
a Cuba y no invadir, Kennedy prometió respetar la soberanía cubana y la URSS decidió retirar
las armas de Cuba y exigió que las bombas norteamericanas que estaban en Turquía fueran
retiradas.
Después, en Argentina ya, me encontré con un amigo ingeniero, que había estado trabajando
en Kansas City en esos días, y me transmitió cómo fue desde el lado norteamericano, que
189
había sido de terror, el pánico generalizado, muchas familias se iban a Canadá, otras cavaban
sótanos en sus casas para protegerse, realmente eso no se registró de la misma manera en
Cuba porque confiábamos con en el optimismo de la voluntad de que no podía darse un
apocalipsis de esa naturaleza.
En una etapa posterior, el Che comienza a desarrollar un proyecto guerrillero para América
Latina, y fue realizándolo de manera compartimentada, es decir, los argentinos que estábamos
ahí ignorábamos los detalles de los preparativos de lo que culminó con la guerrilla de Jorge
Masetti en Salta. Con el Comandante Segundo al frente, y que fracasó por las crisis internas, el
aislamiento y la pronta ubicación de ese foco guerrillero. Ahí comenzó un accionar que
culminaría con el Che en Bolivia, el concepto “foquista”.
John William Cooke era crítico de este concepto, sostenía que generar una patrulla perdida,
con una vanguardia caída de la estratósfera no tenía sentido, ya que en realidad esa
vanguardia y esa lucha insurreccional deberían ser la culminación de todo un proceso de
lucha de masas y organización, de toma de conciencia y de apoyos en los distintos sectores de
la población para luego culminar con una acción armada.
Nosotros creíamos que el Che compartía esas ideas, pero prevaleció la idea de acelerar el
proceso. Inicialmente esto da para discutir bastante, en primer lugar el heroísmo del Che para
llevar adelante un proceso, que sabemos que fracasó, en sus relatos en su propio Diario se
puede leer su autocrítica. Ese fue el proceso que culminó con la muerte heroica del Che y que
abrió camino a una crítica más profunda de lo que debería ser la insurrección armada en
América Latina y que todavía hoy es un tema abierto a la discusión.
Posteriormente al papel de Guevara al frente de la lucha, el papel de John William Cooke
respaldando la acción del Che desde una posición más de organización de masas y de toma de
conciencia. Su idea era transformar el peronismo con su gran mayoría de clase obrera y
sectores combativos en una fuerza revolucionaria.
Finalmente, a fines de 1963 yo regreso a Argentina, y me reincorporo en Córdoba a la
Resistencia.
* Gerardo Bavio. Nacido en Salta el 23 de febrero de 1926. Se recibió de Ingeniero Civil en la
Universidad de Córdoba. En 1962 fue contratado por el Ministerio de Industrias de Cuba, a
cargo de Ernesto Che Guevara. Se desempeñó como profesor en la Universidad de La Habana.
A principios de los ´70 milita en la organización Montoneros. El 25 de mayo de 1973 es
designado Intendente de la ciudad de Salta. Fue detenido durante la gestión de Isabel Perón.
Liberado en febrero de 1975 constituye la Junta Promotora del Partido Peronista Auténtico
junto a ex gobernadores, Andrés Framini, Armando Cabo y otros. Dado el golpe genocida
permanece en Argentina hasta mayo de 1978. Parte al exilio en México, allí suscribe un
documento crítico a la conducción de Montoneros junto a Jaime Dri y Miguel Bonasso, entre
otros. Se desempeña en la Universidad Autónoma Metropolitana hasta 1990 en que regresa a
Argentina siendo designado asesor legislativo de la Cámara de Diputados de la Provincia de
Tucumán. En 2008 es nombrado Profesor Honorario de la Universidad Nacional de Salta.
190
Actualmente reside en Tucumán. Autor de Huellas de la Memoria. Historia, vivencias y
reflexiones sobre el siglo pasado y El peronismo que no fue. La (otra) otra historia, junto a
Mario Hernandez.
EL LARGO CAMINO DE LA COCA DESDE LAS SELVAS DEL PACÍFICO HASTA TU NARIZ
http://otramerica.com/mapas/el-largo-camino-la-coca-desde-las-selvas-pacificohasta-tu-nariz/3253
jueves 02 de octubre de 2014 Introducción en el tema de los flujos, su trazabilidad y sus
confluencias: el flujo generado por la producción, comercialización y consumo de las drogas ilícitas,
desde el lugar y su momento de producción hasta el lugar y su momento de consumo final.
•
Por geoactivismo.org
Tal vez la mejor forma de introducirse en el tema de los flujos, su trazabilidad y
sus confluencias sea la de 'dibujar' un flujo completo, desde el lugar y su momento de producción
hasta el lugar y su momento de consumo final (o a la inversa, tanto da). Este ejercicio nos puede
introducir mejor en el tema de lo que lo harían sesudos análisis demasiado abstractos y
académicos. Podríamos pensar, por ejemplo, en la minería (o en los hidrocarburos,
las plantaciones agroindustriales o en los "servicios ambientales" entre otros) pero
realmente, uno de los flujos que mejor nos puede ayudar a entender todo tipo de confluencias es,
sin ninguna duda, el que generan la producción, comercialización y consumo de las drogas
ilícitas.
Podemos, por ejemplo, dar un paseo "virtual" que nos lleve desde las selvas de Nariño, en
el Pacífico colombiano, hasta tu nariz... en el caso de que seas uno de los 20 millones de
humanos que la UNODC estima que fueron consumidores de cocaína (o derivados) en 2012.
Más adelante entraremos a revisar estas y otras cifras de producción, comercialización y consumo.
Ahora, justo antes de comenzar nuestro paseo virtual, lo que nos interesa es remarcar tres ideas
clave que nos van a permitir analizar el flujo de la coca desde una perspectiva crítica:
191
•
•
•
El cultivo de la hoja de coca para surtir al mercado de drogas ilícitas es uno de
los megaproyectos agroindustriales más dinámicos de las dos últimas décadas. A
pesar de estimarse un descenso de las áreas de cultivo (UNODC 2014), a pesar de
que es un cultivo totalmente ilegal y a pesar, especialmente, de la guerra
química y militar (y policiva y legislativa y...) en contra de cultivadores y áreas de
cultivo, el mercado se mantiene estable (UNODC 2014). No se debe pasar por alto que
al megaproyecto de cultivos de hoja de coca se le contrapone un millonario
megaproyecto de erradicación de los cultivos (Plan Colombia, Iniciativa Mérida, ...).
La transformación, transporte, distribución, venta e introducción del beneficio en la
economía legal es una industria perfectamente floreciente. A pesar de ser una cadena
productiva totalmente ilegal en todos sus eslabones, y a pesar del combate frontal -la
guerra contra las drogas- contra todos sus participantes, el narcotráfico y sus
confluencias con otras economías ilegales (tráfico de armas, trata de personas,...) es
uno de los negocios más prósperos del planeta. Sin ir más lejos, la Oficina Nacional
de Estadísticas del Reino Unido acaba de incorporar el tráfico de drogas y la
prostitución en su cálculos del PIB británico (→Inclusion of Illegal Drugs & Prostitution
in the UK National Accounts, May 2014. ¡Tan pragmáticos como siempre, OF
COURSE!.. claro que estamos hablando de casi 11.000 millones de € para el
año 2013).
Es el ejemplo máximo de lo que es una industria colonial. Es sencillamente el
arquetipo de como los colonialistas -occidentales/europeos/blancos- son capaces de
transformar una milenaria planta sagrada, medicinal y de alto valor alimenticio de
diversos pueblos Amazónicos, en una destructiva, contaminante, extremadamente
violenta -pero muy próspera- industria extractiva.
Podemos ir aún más lejos si queremos. Está ampliamente documentado por los cronistas que
gracias al poder alimenticio de la hoja de coca, un gran número de habitantes originarios de las
Américas/Abbya Yala pudieron sobrevivir al trabajo esclavo que les impuso ese
primer megaproyecto extractivo colonial que trajeron los europeos: la minería. Siglos después,
cuando es el BLANCO quien se "beneficia" de la planta (incluyendo algunos beneficios tan
extraños como el de la subvención estatal -la llaman ayuda- a la industria de armamento
estadounidense. Gracias a los cultivos de coca se vendieron bastantes BLACK
HAWKS que fueron enviados a Colombia para proteger a la avionetas que fumigan los cultivos
con glifosato que produce Monsanto...), los pueblos indígenas no pueden cultivarla
libremente ya que su producción y uso está muy reglamentado en los tres países productores. En
cambio, sufren directamente todos los perjuicios que ocasiona su cultivo para usos ilícitos.
Hemos elaborado un mapa que permite dimensionar, a escala nacional, la afectación sobre
los Resguardos Indígenas (territorios indígenas titulados). Es como una foto instantánea, o una
192
imagen general, que recoge los datos de 2013 elaborados por
UNODC.
ASISTIMOS A LA GLOBALIZACIÓN DE UN MUNDO POSGAY...BUEN DEBATE
http://www.theclinic.cl/2014/10/08/frederic-martel-sociologo-frances-ahora-larevolucion-gay-se-gana-con-lady-gaga-y-ricky-martin/
Frédéric Martel, sociólogo francés: “Ahora la revolución gay se gana con Lady Gaga y Ricky
Martin”
193
Diego Milos 08 Octubre, 2014 Tags: activismo, Frédéric Martel, Gay, Global Gay, sociólogo
francés
Fotos: Agencia Uno y Alejandro Olivares
Compártelo Tuitéalo
Poco a poco la homosexualidad sale de sus encierros: el closet, el local gay, el barrio gay. El
sociólogo francés Frédéric Martel estudió este fenómeno en 45 países y se encontró con más
de una sorpresa. Su conclusión es que asistimos a la globalización de un mundo posgay, más
determinado por la cultura pop que por la contracultura de trinchera, y donde la identidad
sexual es “cada vez menos un problema y cada vez más una pregunta”.
Frédéric-Martel-foto-alejandro-olivares
“Una revolución que está cambiando al mundo”. Es el subtítulo de Global Gay (Ed. Taurus,
2013), el libro donde Frédéric Martel –sociólogo francés que se transformó en superventas
con sus estudios sobre la cultura de masas– resumió cinco años de investigación en torno a la
>liberación gay en 45 países de Europa, América, Asia, África y el mundo árabe. Precisamente
en la globalización del fenómeno, Martel encuentra sus claves: “La ‘cuestión gay’ no es el
centro de los problemas del mundo, pero es un buen termómetro de los niveles de democracia
y de derechos civiles en cada región”.
Has dicho que el Tercer Mundo, en algunos casos, ha tomado la delantera en asegurar esos
derechos.
Sí, es extremadamente novedoso ver a países como los de América Latina llevar el diapasón en
materia de derechos humanos. Hasta hace 50 años éramos nosotros quienes les que le
decíamos a los chilenos “Pinochet no es bueno, hay que proteger los derechos humanos y
ayudar a los disidentes”. Hoy en día países como Brasil, Argentina, México o Sudáfrica están
más adelantados en el tema gay que Alemania o Italia, que todavía no tienen matrimonio para
todos.
Pero eso es solo en el plano legal, ¿o no?
Depende. Los países europeos tenemos una cierta amargura y dejamos atrás la creatividad de
otras décadas, estamos lejos del joven Almodóvar. En cambio hace poco estuve en Río de
Janeiro y me sorprendió encontrarme en un local nocturno absolutamente “posgay”. Creo que
era un local hetero, pero había muchos gays. Era como postsexual. Proyectaban una versión
sexual de Alicia en el país de las maravillas, en la que Alicia tenía historias de sexo que no
habían sido narradas en la versión original. Los hombres actuaban de mujeres y las mujeres
de hombres, era una cuestión rarísima.
¿Eso tiene que ver con la “homosexualización de la sociedad” de la que hablas?
La pregunta es por qué la revolución gay funciona tan bien. No creo que la cosa haya cambiado
porque cuatro bigotudos en Stonewall se rebelaron contra la policía. Empezó a cambiar con la
multiplicación de los bares, con la TV, con la música disco, cuando de repente los grupos de
rock empezaron a cantar con voces femeninas y descubrimos que eran todos gays. Desde
Village People hasta Chic o David Bowie. Empezamos a ganar cuando nos volvimos cool.
En tu libro aparece mucho más Lady Gaga que Burroughs y Ginsberg.
Yo estoy mucho más marcado por la beat generation que por la cultura comercial, pero creo
en la potencia de esas figuras. Ahora la revolución gay está ganando su batalla con Lady Gaga
y sobre todo con Ricky Martin, que en América Latina ha tenido cierto peso. Que la
contracultura sea gay no es ninguna novedad. Incluso en Irán hay una contracultura gay
194
bastante fácil de encontrar. Pero para hablarle a las masas hay que emplear canales masivos,
es decir la TV, el mainstream.
¿El tuyo es un libro militante?
No, pero tampoco lo hice como quien planta arvejas para venderlas. Soy homosexual, aunque
moderado en comparación con las gouines rouges (tortilleras rojas) de los años 70. Digamos
que es otra forma de militancia, que algún impacto puede tener. Ahora estoy en Chile porque
hubo alguien que me escribió, que se llama James, diciéndome que había leído el libro y quería
que viniera para hablar en una organización.
¿Un chileno que se llama James?
Sí. James Parada.
¿Jaime Parada?
Eso.
EL CLÓSET Y EL BÚNKER
bandera gay A1
Una de las diferencias que describes entre Oriente y Occidente es cómo se asume la visibilidad
pública: está el coming out (salir del closet) pero también el coming home (traer a casa).
Sí, es una expresión que me gusta mucho. Lo que hacen los gays en Asia es llevar a sus parejas
a la casa, presentarlos a sus familias. Es como un reconocimiento hacia adentro, no hacia
afuera, una forma de asumir la homosexualidad sin la misma relación de visibilidad que
encontramos en Europa o en EEUU. Eso me impresionó mucho de Japón: la gente era más
reservada y no por ello menos gay ni menos orgullosa de serlo.
¿Salir del clóset no es un imperativo para que avance la causa gay?
Siempre he desconfiado de los activistas que dicen que hay que salir del clóset o ser visible. A
veces es más fácil salir del clóset que no salir, cada uno tiene que adoptar la estrategia que
más le convenga. Por supuesto es mejor que la gente se asuma y viva a la luz del día, pero eso
no tiene por qué ser un combate mediático en todos lados. Estuve con militantes gays que me
decían que su objetivo era hacer la Gay Parade en la Plaza Roja de Moscú o en la plaza de
Tiananmen. Ok, puede ser, pero en Francia si haces la Gay Parade frente al Elíseo te llevan
detenido. No me parece escandaloso que te prohíban manifestar en la plaza Tiananmen. Creo
que hay que ser más inteligente que la censura. Hay muchas estrategias paralelas más eficaces
que clavar una bandera gay en la plaza Tiananmen.
¿La militancia posgay abandonó la estrategia de la provocación? ¿Qué opinas de la estrategia
del tipo Pussy Riot?
Yo soy horrorosamente socialdemócrata, siempre he seguido estrategias pragmáticas y no
tanto de provocación. Pero no creo que la época determine la estrategia correcta. Las Pussy
Riot son valientes y tienen su propia eficacia en una lucha contra la Iglesia Ortodoxa, que
juega un rol perverso en el sistema perverso de Putin: una homofobia de Estado bastante
aburrida, y ellas lo combaten con humor, eso me gusta. En París, en cambio, estuve con unas
militantes feministas que querían denunciar no sé qué producto machista para los niños y su
estrategia consistía en ir al supermercado, meter todos esos productos en un carrito y salir
corriendo sin pagar. En Francia el resultado de eso es que la cajera, que a menudo es negra y
tiene un pésimo salario, va a tener que ir a buscar esos productos y volver a ponerlos en los
estantes. Entonces no sé si esas provocaciones hacen que la causa avance.
195
Hay una canción chilena que dice “saliste del closet para meterte en un búnker”…
Cierto. No estamos acá para encerrarnos ni para encadenarnos. Además, ya no son solo los
gays los que van a bailar a los búnkeres.
En tu libro explicas como, al principio, la causa homosexual debió colgarse de otras minorías,
como los negros.
En Estados Unidos o en Europa, el modelo se repite: primero la cuestión gay nace en el
movimiento de las mujeres, y luego se utiliza el tema de los negros como matriz: black is
beautiful, gay is beautiful… Lo primero que hacen los jóvenes franceses de 1971, del Frente
Homosexual de Acción Revolucionaria, es ir a ver a los Black Panters, y lo mismo hacen los
estadounidenses. Era un tema muy difícil de defender en esa época, y había por tanto que
colgarse de una causa mayor. Antes era impensable que la cuestión gay se volviera un tema de
derechos humanos, y hoy vemos a Ban Ki-Moon defender este tema en la ONU. Es una
revolución muy nueva, pero muy fuerte y duradera. De ahí el talento de Mandela o de Obama,
que entendieron bastante pronto que “te guste o no, son seres humanos”.
Obama pasó de “primer presidente negro” a ícono de la causa gay.
Porque llegó al poder cuando buena parte de los derechos de los negros ya estaban ganados y,
siendo él mismo negro, era complicado concentrarse en ellos. En cierto modo, la cuestión gay
le permite continuar el combate de los derechos civiles, que es su matriz intelectual más
profunda. Hay un discurso que hizo en 2013, donde cita en una misma frase los tres lugares
más simbólicos de la historia de los derechos civiles norteamericanos: Seneca Falls, donde se
realizó la primera convención por los derechos de las mujeres; Selma, en Alabama, donde
Luther King organizó una marcha por el derecho a voto que terminó en una golpiza; y
Stonewall, el legendario bar de Nueva York donde los homosexuales lucharon contra la policía
y frustraron una redada.
Tú cuentas que a partir de Stonewall los homosexuales se “virilizaron”.
Sí. La feminidad estaba sobrevalorada en los años 60. En los bares de clase alta reinaba la loca,
pero en solo diez años eso se invierte y se empieza a construir una identidad muy masculina.
Aparece el hombre musculoso con bigotes, a lo Village People, que sobreactúa un poco su rol
de hombre, disfrazándose de bombero, de policía, de obrero. Ahí comienza una producción
cultural sobrevirilizada, por todos lados, incluso en China y Japón. Aparece la masificación del
fisicoculturismo, o de los bears (osos), que permiten la valorización de otros rasgos
masculinos, como la barba y los pelos.
MATRIMONIO, PEDOFILIA Y HOMOFOBIA
Marcha orgullo gay A1
En Francia fuiste uno de los artífices del matrimonio para todos.
Sí, pero mi objetivo no es poder comprarme un refrigerador a crédito con mi novio. Defendí el
matrimonio para todos porque hay otros que lo necesitan… y por el sida. El matrimonio gay
no va a acabar con el sida, pero puede ayudar a disminuir los contagios.
¿Por qué?
Porque mientras más ocultas a los homosexuales, más vulnerables se vuelven. Es como la
prostitución: si la prohíbes, estás perdiendo las condiciones para identificar y tratar a las
prostitutas portadoras del VIH. Para el caso de los gays en África, es imposible que la gente se
proteja si prohíbes el preservativo porque no le gusta a los evangélicos.
196
Lo curioso es que ahora, en Occidente, los homosexuales sean los que más valoran el
matrimonio.
Sí, en la mayor crisis del matrimonio, son quienes más lo reivindican. Pero no todos. Hay
lesbianas radicales que dicen “nosotras no estamos a favor del matrimonio, lo que queremos
es destruir la familia”, otros dicen “ya basta de fiestas, lo que tenemos que hacer es ir a pegarle
a los homofóbicos”. Allá ellos, que hagan lo que quieran, pero mi manera de actuar no es tanto
ir a pegarle a los otros sino hacer fiestas para convencerlos, y no tanto destruir el matrimonio
sino hacer que la ley sea aprobada.
¿Y por qué sigue habiendo resistencia a que los gays formen familia?
Lo que alimenta el miedo es el fantasma de la pedofilia. Pero si nos preguntamos en serio,
¿dónde la pedofilia ha sido más frecuente y fuerte? En el corazón de la Iglesia Católica, que
esconde la pedofilia y desconoce la homosexualidad, en vez de reconocer la homosexualidad y
castigar la pedofilia. La mayor parte de los sacerdotes africanos entran a la Iglesia porque son
homosexuales y porque son maltratados en sus países. También se ha descubierto que
muchos de los más grandes homófobos evangélicos eran secretamente homosexuales.
En el libro refutas el mito de que la homosexualidad es un invento occidental y dices que
Occidente inventó más bien la homofobia, al menos en el plano legal.
Lo que llama la atención, cuando uno va a Singapur, a India o a ciertos países africanos, es que
todos esos artículos legales vienen del Código Penal indio, que fue redactado por los ingleses
puritanos del Commonwealth. Entonces cuando vemos a los dictadores africanos decir que
hay que acabar con la homosexualidad para volver a las verdaderas raíces africanas, se
equivocan: la homofobia fue importada a África por los occidentales. Antes no era tema.
Otro argumento contra el matrimonio igualitario, es que los hijos de gays serían más
“desadaptados”…
Mira, hay tantos estudios sobre ese tema que ya ni siquiera dan ganas de leerlos. Hay tantos
casos de niños maltratados por padres heterosexuales y de hijos de parejas homosexuales que
están bien… Uno puede demostrarlo todo y también lo contrario.
También circulan supuestos estudios de que el 10% de la población es homosexual, ¿se puede
medir así nomás?
Hoy en Francia los estudios más serios arrojan cifras menores: más o menos 4,5% para los
hombres y 1,1% para las mujeres. Pero en realidad no se sabe. Además para medirlo habría
que catalogar a una persona como homosexual desde el comienzo hasta el final de su vida,
cuando en realidad las cosas no son tan simples.
¿Uno puede entrar y salir del clóset?
Sí. O salir muy tarde. De hecho ayer conocí a un gay, dueño de un bar conocido acá en Santiago
y ferviente defensor de Pinochet, que me decía que no descubrió su homosexualidad sino
hasta a los 60 años de edad. Lo que muestra que la identidad sexual no es algo estable.
Pero hay psicólogos y biólogos que intentan explicarlo…
Yo estoy convencido de que es algo que uno no decide y que, de cierta manera, es natural. Si
viene de la educación o es un hecho biológico, poco importa. La orientación sexual va más allá
de uno, no se puede dudar, es algo a lo cual uno está obligado; sin embargo, uno puede decidir
vivirla o no vivirla. Es y no es una opción. Ahí, en el fondo, está casi la definición misma del ser
197
humano, esa mezcla de naturaleza y de cultura. Y es algo muy complejo que perturba a la
sociedad. Es un combate, pero cada vez menos un problema y cada vez más una pregunta, a la
cual uno puede responder o no. En todo caso, yo no tengo la necesidad que tuvo en su
momento André Gide de demostrar con caracoles y otros animales que la homosexualidad es
natural. Ya no me hago esas preguntas.
LACLAU Y EL PSICOANÁLISIS
http://www.pagina12.com.ar/diario/psicologia/9-244260-2014-04-17.html
Al recoger el legado conceptual de Ernesto Laclau –fallecido el domingo pasado–, la autora
diferencia entre la formación de masa, donde “la identidad se alcanza por identificación y
obediencia al líder”, y el populismo, donde “los sujetos tienen la palabra y devienen actores
políticos”. Y sostiene que esta teorización “aporta al psicoanálisis la posibilidad de ampliar su
campo de acción”.
Por Nora Merlin *
Ernesto Laclau produjo una teoría del populismo a partir del análisis del discurso, utilizando
la lingüística de Ferdinand de Saussure, la teoría psicoanalítica de Jacques Lacan y la retórica;
transformó así una noción bastardeada por los medios de comunicación –y también por la
academia– en un concepto fundamental para operar en la teoría política.
Recordemos brevemente el planteo que hace Freud en Psicología de las masas y análisis del
yo. Afirma allí que las masas son asociaciones de individuos que se manifiestan con
características bárbaras, violentas, impulsivas y carentes de límites, en las que se echan por
tierra las represiones. Son grupos humanos hipnotizados, con bajo rendimiento intelectual,
que buscan someterse a la autoridad del líder poderoso que las domina por sugestión. Se trata
de una constitución libidinosa producida por la identificación al líder, en la que una multitud
de individuos pone en el mismo objeto (el líder) el lugar del ideal del yo –operador simbólico
que sostiene la identificación de los miembros entre sí–. Por lo tanto, dos operaciones
constituyen y caracterizan a la masa: idealización al líder e identificación con el líder y entre
los miembros. En resumen, la masa implica una respuesta social no discursiva sino puramente
libidinal.
En contraposición, Laclau define la construcción populista en tanto realidad de discurso, de
significación; la define a partir de una lógica de articulación de demandas diferenciales que se
relacionan y conforman equivalencia. De este modo, referirse al pueblo no implica un
supuesto ontológico dado, no se trata de un objeto exterior susceptible de ser estudiado,
medido, calculado por expertos, sino más bien de un efecto contingente, un modo de
construcción política inherente a la comunidad. Es impensable que la comunidad satisfaga
todas sus demandas, y esta diferencia discursiva tiene como consecuencia la emergencia del
pueblo, pero siempre a condición de que se cumpla la lógica de articulación y equivalencia. A
través de esta lógica surge una identidad populista como efecto: no como un punto de partida
o un supuesto apriorístico garantizado por algún impreciso “ser nacional”.
La identidad conferida por la masa difiere de la populista. En la primera, se trata de una
identidad caracterizada por el enlace libidinal con el líder, alcanzada sólo por la identificación
y obediencia a él. Sujeto único y amo de la palabra, el líder articula mandatos. La estructura de
la masa es jerárquica: el líder ocupa el lugar del ideal y encarna las demandas que funcionan
como imperativos a obedecer. Esa identidad es puramente imaginaria, consiste en un
198
conjunto de yoes identificados. En la masa, los individuos están en posición de objeto, el sujeto
no es tratado como tal, no tiene voz ni voto; nos encontramos ante una destitución subjetiva,
que en el discurso capitalista se manifiesta en la producción mercantil de objetos y de sujetos
tomados como objetos. El sujeto de la masa se encuentra sometido a un amo que articula
ideologías preconcebidas, fijadas e ideales; pasivo y servil, su yo empobrecido está bajo el
influjo de la sugestión. Advertimos que la masa no es un modo de lazo social, de discurso, sino
que se constituye por un montón de gente seriada, indiferenciada y unificada que comparte un
espacio y un tiempo. Freud vio en el rebaño, en la fascinación colectiva y la homogeneización
de la psicología de las masas, un prolegómeno del totalitarismo.
Por el contrario, el populismo se plantea como una identidad producida desde el discurso,
concebido como un sistema que reclama igualdad de derechos en la reivindicación de sus
diferencias; los sujetos aquí tienen la palabra y por lo tanto devienen actores políticos. Esto
supone una fuerza de inscripción política inclusiva y democrática. Consideramos de suma
importancia establecer este despejamiento conceptual para evitar análisis políticos erróneos,
tales como, por ejemplo, asociar peronismo a masa y por ende a manipulación, sugestión,
fascismo o totalitarismo.
En este sentido, sostenemos que el peronismo comienza como masa creada por su líder. El
peronismo proponía algo novedoso, fundaba su llamamiento político a los trabajadores
reconociéndolos como fuerza social. Perón, en tanto líder, convocó a la participación popular
en la vida económica y social construyendo la integración e inscripción de los trabajadores,
que hasta ese momento se encontraban excluidos y desclasificados de la sociedad. Perón
ofreció a la masa inscripción y representación, es decir, reconocimiento político y simbólico.
La creación política de la masa produjo notables cambios en la cultura: subversión de valores
y códigos, modificaciones en las costumbres y hasta en el paisaje. Los obreros, que en su
mayoría habitaban los suburbios de Buenos Aires, aparecen, se hacen visibles y se apropian
del espacio público.
La constitución y organización de la masa, que en su momento resultó una novedosa
formación en la cultura argentina, devino luego construcción populista. Ciertas contingencias
no calculadas produjeron este pasaje, y entre ellas ubicamos dos bisagras fundamentales. La
primera, el 17 de octubre, a partir de la demanda que exigía la libertad de Perón. La segunda, a
partir de 1955, cuando, proscripto el peronismo y exiliado su líder, con la lucha popular por
su retorno –que articula a sectores heterogéneos de la sociedad– surgen demandas
aglutinantes de la resistencia popular que van a constituir identidad populista.
Freud aportó una matriz propia de la masa, que nos permite comprender su conformación y
funcionamiento. Laclau produjo la matriz propia del populismo, que permite concebir otra
conformación de identidad, ajena a la pasión por el Uno y la identificación al líder. El
populismo, en tanto construcción popular no determinada a priori ni preconcebida, ofrece un
modelo fecundo para pensar la política democrática. A partir de los desarrollos de Laclau, es
posible pensar lo común, condición indispensable de la política, no como fusión sino por el
contrario como lo plural, aquello que agrupa y separa, aparición consistente en un hacerse
visible en lo público, hablar y hacerse escuchar.
Esto permite pensar una construcción cultural que no se base en la moral, en tanto imperativo
categórico universal, ni en las leyes generales de la ciencia. El populismo, como lo plantea
Laclau, revitaliza en su accionar mismo la vieja retórica moralizante y predestinada de la
199
política, y permite así que la creatividad de todos produzca iniciativas populares nuevas.
Como se trata de una identidad popular que pone en acto la pluralidad discursiva, supone la
idea de democracia como fundamento. Una cultura política posible, libertaria, emancipatoria,
implica para Laclau, como condición, la construcción de hegemonía popular. Esto supone
invención cultural, sin gradualismos ni puntos de llegada, con antagonismos que se inscriben
en la democracia, posibilitando de este modo la irrupción de acontecimientos imprevistos e
irreductibles a formas previas, asumiendo el riesgo de la verificación colectiva.
Conocí personalmente a Ernesto Laclau hace años, en el marco de mi interés por la
articulación de política y psicoanálisis. Al principio, mi reflexión se orientaba a desarrollar qué
podía aportarle el psicoanálisis a la teoría política: el sujeto, la pulsión de muerte, el objeto a,
el síntoma, el goce, la satisfacción en el sufrimiento. Al interiorizarme del pensamiento de
Laclau, la relación se hizo dialéctica y comencé a comprender que su teoría le aportaba al
psicoanálisis la posibilidad de salir de los consultorios y ampliar su campo de acción,
incluyendo la dimensión colectiva sin devenir en una psicología de las masas.
* La autora es psicoanalista y docente de la UBA y desarrolla los tramos finales de su tesis de
maestría en ciencias políticas en el Instituto de Altos Estudios Sociales (Idaes), dirigida por
Ernesto Laclau.
PLUTOCRACIA GOBERNANDO A TRAVÉS DEL MIEDO Y LA GUERRA
Robinson Salazar Pérez*
http://escenarios21.net/plutocracia-gobernando-a-traves-del-miedo-y-laguerra/#sthash.gIHUZHab.ZVUerYND.dpbs
Contexto
En los inicios de la década de los 70 un grupo de neoconservadores, frustrados de sus ideales
radicales y con claro desprecio del liberalismo, decidió de manera orquestada asaltar
ideológicamente el poder, entre ellos se contaban Nathan Glazer, M. Lipset, Robert Nisbet,
Zbigniew Brzezinski, Jeane Kirkpatrick, Robert Tucker, Edward Berger, Walter Laqueur, Ithiel
de Sola Pool, Peter Kahn, Samuel Huntington entre otras caras más, reedificados con agentes
económicos de gran envergadura de la industria mediática, publicistas, editoriales,
universidades y círculos de economistas de la Escuela de Milton Friedman, Arnold Haberger y
David Stockman armaron la estrategia neoliberal con su antecedente la Trilateral.[1]
Más tarde, el informe elaborado para la Comisión Trilateral en 1975 por el francés Michel
Crozier, el estadounidense Samuel J. Huntington y el japonés Joji Watanuki, editado comoThe
Crisis of democracy (Crisis de la democracia: reporte sobre la democracia y la gobernabilidad
de la Comisión Trilateral), publicado por la Universidad de New York en 1975, los tres
intelectuales diagnosticaron una situación cuasi caótica y explicaron que existían cuatro
coordenadas que alteraban el orden en las naciones y consubstancialmente productoras de
flujos disfuncionales en los sistemas democráticos.
Un primer flujo lo denominaron «deslegitimización de la autoridad y la pérdida de confianza
en el liderazgo»refiriéndose al Estado y partidos políticos de largo periodo en el poder, como
consecuencia de la persecución de la igualdad y del individualismo, virtudes preciadas del
credo democrático que porta el neoliberalismo, entendida la libertad como despliegue de
capacidades de consumo y desapego de la comunidad.
200
Las comunidades atrapan, construyen urdimbres sentimentales y tradiciones que dificultan
ver el futuro, dado que en el núcleo comunitario la competencia está descartada como fin. En
un escenario donde todos son iguales y entre todos construyen el horizonte del futuro, la
dinámica social es lenta y los cambios sociales también, porque el consenso, los acuerdos, las
decisiones colectivas, el disenso incómodo y/o la imposición de las mayorías del centralismo
democrático no son funcionales para la sociedad que los neoconservadores querían implantar,
de ahí que libertad de consumo, movilidad de pensar y de votar fue y siguió por muchos años
verbalizándose hasta legitimarse dentro de las distintas comunidades que integran el mundo
capitalista.
Aparece el hombre individual, competitivo, consumista, libre, pero criado y vigilado en una
sociedad disciplinada que pauta y norma a los ciudadanos en la mente y sus cuerpos a través
de controles insertos en el propio genoma de las relaciones sociales, de ahí que su
comportamiento es similar al automatismo, homogéneo, informatizado y con códigos
lingüísticos y patrones de consumo que son factores de autocontrol o auto represión… La
sociedad garantiza el máximo de libertad a sus componentes porque ella domina el sistema
que lo rige.
Un segundo flujo lo registraron en la «sobrecarga» que tiene el Estado para gobernar,
custodiar la seguridad, emitir leyes, administrar los fondos y empresas estratégicas, los
recursos públicos e incluso los territorios y espacialidades marítimas, espacial y cultural.
El tercer flujo lo señalaron en la fragmentación de los partidos políticos y una suerte de
pérdida de identidad de los mismos, de ahí que cada país debería iniciar una reforma en lo
concerniente a leyes electorales, desincorporadas del Estado, pero asistidas por los medios de
comunicación con competencias electorales abreviadas, todo ello posibilitaba que en las
oquedades de las nuevas reformas electorales pudiesen entrar presiones políticas de sectores
ligados al mercado o negocios, medios de comunicación e incluso gobiernos ajenos.
Para la década siguiente, los 80s del siglo XX, los partidos y gobiernos de la nueva derecha en
América Latina, a partir de 1982 exactamente, iniciaron una etapa de reestructuración con
tres fases importantes: A) la de incorporar a los empresarios a la política, amoldar el Estado
acorde a los intereses de sus negocios y obtener canonjías en exención de impuestos y
controlar las obras gubernamentales licitadas; B) crear una alianza estratégica entre
propietarios de medios de comunicación, capital financiero y empresarios ligados a negocios
internacionales para cerrar el círculo y construir un dominio cultural, económico y político de
proporciones hegemónicas que pudiesen romper, contener y exterminar los brotes de voces y
acciones opositoras al modelo neoliberal, criminalizar las protestas y movimientos sociales, y
legislar para desconocer derechos políticos y laborales hasta dejar a los trabajadores y fuerzas
opositoras, en un estado de indefensión absoluta y, C) desmontar poco a poco la política,
anular la capacidad procuradora del Estado y en un futuro remplazar a los partidos políticos
por asociaciones legislativas y funcionarios al servicio de las empresas para crear leyes,
privatizar la asistencia social y eliminar las reivindicaciones que gozan los trabajadores y
empleados hasta dar forma a un tipo de nueva organicidad sin antecedentes en la historia, ni
capacidad de explicar la reproducción social de la sociedad en el siglo XXI.
El panorama descrito aún no tiene un mapa de configuración, son vetas y tendencias que
avizoramos por los acontecimientos de nuestra vida cotidiana, donde 20 países controlan el
80% de la producción y comercio mundial, lucran con las crisis financieras, se niegan a pagar
impuestos y seguros de liquidez, provocan volatilidad al trasladar sus fortunas e imponen
gobernantes y condicionan a gobiernos para generar empleos a cambio de legislaciones
antipopulares.
La fuerza de sus exigencias y la organicidad construida a nivel mundial los caracteriza como
fuerza hegemónica, con firmes alianzas con agentes y actores estratégicos en el ramo
201
mediático, militar, financiero y político quienes vinculados con los organismos internacionales
han creado una plutocracia que domina varias estructuras del sistema capitalista
postindustrial.
Las grandes compañías imponen criterios en la Organización de Naciones Unidas desde 1978,
las corporaciones ligadas a los negocios del petróleo, industria farmacéutica y otras más que
suman 44 en total participan en Global Compact desde el 2002 como representantes de la
Sociedad Civil; los magnates de la industria de armas son los mismos de las cadenas
mediáticas y a partir de 1995 los consorcios económicos imponen las política educativas,
reformas laborales, cambios estructurales y de comercio a través de la Organización Mundial
de Comercio –OMC–, lo que arroja un nuevo mapa del gran poder que han construido las
sociedades trasnacionales en el mundo contemporáneo.
El cuadro concentra el poder de la plutocracia[2]robin
robin
La voracidad para extraer riquezas a través de minas, cultivos extensivos e intensivos, la
depredación del medio ambiente, el control sobre los recursos naturales estratégicos, la
sencilla movilización de recursos y dinero, los boicot que provocan a gobiernos opositores y la
insensibilidad portada al tener conocimiento de la existencia de 1.500 millones de pobres, mil
millones de nuevos pobres, tasas de desempleo sobre el 12% y la pauperización cada día
mayor de los salarios y pensiones, los orilla a confrontar y tensionar la relación con la derecha
política organizada en partidos gobernantes, porque la alianza construida ayer, es nociva hoy
en el interior de los partidos neoconservadores en la medida que acota sus espacios de
maniobra, los someten a los intereses empresariales y la construcción de legitimidad está en
riesgo al carecer de recursos públicos para instrumentar políticas públicas y reproducirse
como partido político, debido al desfalque en las arcas públicas de los países latinoamericanos
a causa de los rescates financieros.
La implosión que registra la alianza neoconservadora con los empresarios está acompañada
de los escenarios de riesgo vislumbrados en varias espacialidades latinoamericanas, donde las
medidas económicas y flexibilidad laboral abonan el terreno en dirección de conflictividades a
mediano plazo, aun más, los cambios en el régimen de jubilaciones posponen el ingreso de
contingentes de jóvenes al mercado laboral sin ofrecer una válvula de escape a la presión
ejercida por actores excluidos, sin trabajo, sin derechos e invisibilizados por los medios de
comunicación.
El monto de la deuda externa –pública y privada–, su respectiva demanda de pago de
servicios, los intereses onerosos, la venta de los activos públicos y la política fiscal que exime a
los grandes empresarios a contribuir en la cuenta pública, dirige al Estado a la bancarrota y lo
recaudado no alcanza para cumplir los compromisos mínimos. De persistir la tendencia
descrita la crisis puede tener mayores proporciones y de estragos mayúsculos además de
aproximaciones a desembocar en escenarios de violencia política.
El miedo para la contención de las ciudadanías reclamantes
El nuevo escenario latinoamericano caracterizado por tres aspectos: Neocolonización de sus
economías, instauración del modelo neoliberal a rajatablas y la reorganización del Estado con
un perfil Policial-Militar cuyo objetivo es construir ciudadanías del miedo, contener las
movilizaciones e instaurar un régimen de terror, distinto a los sembrados en los años 70, pero
con el mismo fin de exterminar lideres, llevar a cabo profilaxis social y derrumbar los
horizontes que dibuje un escenario distinto y opuesto al vigente.
La aplicación de nuevos dispositivos de poder para una guerra sutil pero efectiva enlazó a los
medios de comunicación, con mayor énfasis la televisión y el Internet, por el desempeño de un
papel importante como eje desmentalizador de los jóvenes, en la medida que desestructura
202
los imaginarios sociales y asigna un nuevo cuadro de subjetividades colectivas; también
impone el uso y predominio del tiempo instantáneo, la impronta, la inmediatez que finca
trinchera y resiste a vivir y construir procesos de corto y mediano plazo y les ofrece las
posibilidades de cimentar el futuro basado en inversión de ideas, tiempo, trabajo colectivo y
redes asociativas, pues hoy la tecnología, el mercado, las oportunidades y competitividad son
factores de la vida súbita por las cuales es posible evitar el transito en largos periodos de
aprendizaje.
Lo anterior configuró un ciudadano mediático, insular, fragmentado de toda urdimbre
asociativa y con rupturas severas en el eje conectivo del tiempo, donde el pasado no tiene
ninguna significancia en su vida y el futuro es un referente lejano, y el presente se perpetúa y
prolonga. Paralelamente y como pieza complementaria de la estrategia global, fue
instrumentado el Plan B de contingencia basado en la activación de los conectores del poder
que condujeran hacia la constitución de un Estado Policial encargado de vigilar a través del
uso de la electrónica, los vínculos entre los gobiernos y el incremento de ejércitos privados
con el objetivo de eliminar todo intento desestabilizador; esas prácticas permitieron armar
bancos de datos, transferir información, enlazar policías abocadas en atender casos de flujos
de migrantes, pandillas y movimientos populares e indígenas que superan los límites
geográficos y las fronteras nacionales, dan seguimiento a sucesos delictivos y políticos y ante
todo, prestan asesoría para desestructurar los movimientos antisitémicos, como lo hace
Colombia en Paraguay y Honduras.
Después de Colombia, Centroamérica es la región de experimentación de prueba y acción del
Plan B y/o Estado Policial –EP–, Naomi Klein le denomina «Democracia Big Brother», cuyo
objetivo central es llevar la Guerra de Baja Intensidad –GBI– hacia la ciudadanía, mediante la
eliminación de los derechos políticos y el recorte de los sociales y laborales; la anulación de
las políticas públicas, el acotamiento de los espacios de maniobra a los actores organizados y
adecuación de leyes para esquilmar los conquistas laborales, reforma fiscales, criminalización
de las protestas en las calles y finalmente, confinar en un rincón en donde tenga un estatus de
indefensión absoluta.
El velo envolvente de este Plan Policial de violencia institucionalizada, es la lucha contra el
crimen organizado, cuya plataforma discursiva es ideal para lanzar el abanico de operativos
necesarios en dirección al amedrentamiento de la población, desde la disputa en la calle con
los movimientos populares y sus protestas, hasta confinar en sus casas a todo aquel quien
denueste las acciones de gobierno; asimismo internaliza en la subjetividad colectiva de los
ciudadanos la idea de que los operativos militares en las arterias urbanas y caminos
transitables obedece a una política gubernamental absorta en brindar seguridad pública,
arrebatada por la displicencia de anteriores administraciones o por la libertad en la cual se
desenvuelve el narcotráfico por la corrupción de los cuerpos policiales.
El dispositivo ideológico de la violencia institucionalizada es el miedo, cuya esencia
atemorizadora busca, y ha logrado hasta ahora, sembrar la incertidumbre y estratégicamente
construir escenarios de riesgo insertados en los imaginarios de la colectividad humana. La
pretensión es alterar los estados de ánimo en las personas y conducirlas por el zaguán del
desorden de las coordenadas adherentes a la estabilidad en la vida cotidiana, pues la angustia,
el temor y la sensación de estar en peligro los lleva a inestabilidad emocional depresiva y de
angustia colectiva. Entre las rejas del miedo y rumiar la desesperación por no poder otear el
horizonte, la vida transcurre cargada de pesadas penas, ausente de diálogo y con los ojos
enterrados en el piso para no ver al otro también trasmisor de recelos.
En este estado catatónico relacional donde habitan los ciudadanos atrapados por el miedo, las
redes sociales no importan, las reciprocidades desaparecen lentamente y los induce a un
estadio de autismo social, que al permanecer por largo tiempo, nos impide ver dónde se
203
fraguan u ordenan las construcciones políticas novedosas que puedan negar la adversidad
existente, entre ellas las acciones colectivas de algunos movimientos sociales, la guerra de
posiciones, las aperturas de arcos convergentes, los núcleos de subjetividades de rupturas, los
avances de la oposición armada en caso de existir, las acciones de intercambio político, las
comunidades de base y las voluntades populares en disposición movimientista.
Construcciones políticas invisibilizadas y perpetuación de los intereses plutocráticos
Son articulaciones armadas por los sujetos para romper la universalización de la política
hegemónica imperante; la lógica de la encarnación nos muestra que la universalidad pura es
imposible, pues siempre reaparece la particularidad. Complementariamente, lo mismo debe
decirse de la postura absolutamente particularista, que niega su relación al universal. Ésta es
inviable no sólo teórica sino políticamente. Laclau plantea que: «cualquier identidad
particular se afirma a partir de una diferencia con las otras particularidades. Pero esta
operación no se hace sobre el vacío sino en un determinado contexto. Por lo tanto, para
afirmarse como particular debe indefectiblemente reconocer el contexto general el cual
remiten todas las particularidades, es decir, el universal».
La tensión entre lo universal y lo particular con el miedo es impredecible y conlleva muchas
veces a avizorar que la hegemonía imputa no es monolítica, debido a sus puntos de escisiones,
desacuerdos y discrepancias invisibilizados por el discurso del terror, de esta manera deriva
que las cadenas de particularidades articuladas son intersticios afines a quebrar el orden
impuesto.
Ahora bien, con Foucault podemos otear que en todo lugar donde hay poder existe la
resistencia, es preciso también reconocer la extrema variedad en las formas de esta última. Es
solamente en ciertos casos que las resistencias adoptan un carácter político y pasan a
constituirse en luchas encaminadas a poner fin a las relaciones de subordinación en cuanto
tales.
Las construcciones políticas alternativas no se revelan en amplios espacios, sino que sus
apariciones están en lugares muy focalizados: villas, barrios, comunidades, sectores
marginados o excluidos y en muchas ocasiones el surgimiento es súbito y cortocircuitante por
razones de seguridad y desplazamientos de los actores quienes la llevan a cabo.
Son nuevas formas comportamentales inusuales, fuera de las organizaciones tradicionales,
algunas de ellas con orientación reivindicativa de techo, empleo, tierra, seguridad social y
autonomía étnica, no dejan de asistir al escenario de hoy los grupos armados que renuncian a
seguir el juego de la negociación tardía y sin resultados, sin embargo, todas sin excepción, son
manifestaciones de nuevas prácticas políticas, en la medida que proponen un nuevo formato
de dialogo, la interlocución surge por fuera de las mediaciones tradicionales, las exigencias
modifican la realidad política a través de las marchas, cortes de ruta, bloqueos, movilizaciones
multitudinarias y la acción directa, parte del accionar que presiona y obliga a negociar al
gobierno, aunque no sea él directamente el implicado, pero abre la posibilidad de una inédita
forma de actuar al ver que los partidos políticos están inhabilitados y se encierran en la labor
legislativa, dando la espalda a la sociedad civil reclamante.
Las construcciones políticas alternativas tiene lugar donde la miseria y la pobreza reinan; el
trabajo, el salario y los servicios públicos no existen; en territorios marginados sin atención ni
consideración alguna en los programas de gobierno, lo cual constituye un fenómeno que por
su olvido y lejanía de las atenciones gubernamentales, son núcleo potencial explosivo sin
horario político ni control social, estallidos latentes en espera del menor roce posible.
Desde la de sociología no existe una escala de medición para detectar cual construcción
política alternativa está más cercana y en qué fecha puede darse; los cálculos políticos no
alcanzan a medir el momento exacto en que pueda darse una crisis social con agentes
204
comportamentales súbitos, cortocircuitantes y violentos. El recurso que nos queda es ir
sumando el déficit de satisfactores en una comunidad, segmento social o región; por otro lado,
indagar la tradición de lucha de ese segmento, que en la mayoría de las veces es un agregado
de nuevos actores desgajados de núcleos distintos y cada uno trae su historicidad, la cual, al
ser socializada a través de las relaciones intersubjetivas, posibilita el trasvasamiento de
saberes, experiencias, tradiciones de lucha, memoria social e histórica que van fraguando un
sujeto potencialmente capaz de responder al cuadro de necesidades y de reclamar a los
responsables de su marginalidad.
Un tabicamiento que impide la visibilidad de articulaciones novedosa dentro de la política es
el miedo, porque proyecta sobre el subconsciente colectivo la percepción de que todo aquello
que insulta a la razón es normal, inamovible, intocable, parte de un sistema que necesita la
pieza que agrede a la humanidad y como dice Herta Müller, premio nobel de literatura en
2009: «falsifican todo y enmudecen las conciencias».
El miedo confina al ciudadano al espacio privado, criminaliza las áreas públicas y zonas
marginadas, estigmatiza al pobre sin derechos, lo define como terrorista si sus acciones van a
contrapelo de las impuestas por el modelo neoliberal, trae como consecuencia la
fragmentación del sentido comunitario, rompe la cadena dialógica y desorienta a los
habitantes de un país determinado, la ceguedad obnubila la razón, las emociones se activan y
los escenarios de riesgo paralizan al ciudadano.
Entonces, el escenario electoral y/o político no es percibido como un espacio de
oportunidades, sino que es convertido en un terreno movedizo a la espera de la figura,
personaje, salvador o candidato quien ofrezca discursivamente un horizonte distinto,
novedoso y cargado de ocasiones que ha soñado; es el momento propicio cimentado por los
operadores políticos y militares del gran capital para empotrar candidatos y gobiernos
continuistas al régimen del miedo o del Estado Policial.
Visto así, la plutocracia conservará vigente el miedo como herramienta política eficaz para
desmentalizar grandes segmentos sociales, defenderá el ejercicio de intimidación con el
ejércitos en las calles, mantendrá atemorizados a los ciudadanos bajo los controles
biométricos de sus cedulas de identidad, ojos y manos, ingreso a las fabricas, edificios
públicos, monitoreo de servidores de internet, elaboración de padrones de celulares,
requerimientos de IP en los accesos informativos y supervisión celosa en las cuentas de banco
y ahorros.
Las experiencias vividas en América Latina tienen aprendizajes que nutren la memoria
colectiva para romper los cotos de miedo instaurados en la subjetividad, y lo más importante
de esas lecciones es donde reside el miedo. El miedo de hoy no es real, es construido
socialmente por los medios de comunicación para traspasar el desasosiego que los actores y
agentes de la globalización depredadora y grandes inversores tienen a las movilizaciones, los
levantamientos populares, rebeliones indígenas y puebladas.
Los bloqueos a carreteras, aeropuertos, casa de bolsas, puertos, aduanas, arterias viales y
oficinas de gobierno, acompañadas de acciones de desobediencia civil para abstenerse a
entregar datos, información personal y boicotear productos de consumo masivo son factores
de miedo en la plutocracia y ante el escenario de conflicto que desarme la estrategia de
dominación, construyen ciudadanías del miedo para perpetuarse en el poder.
Desocultar el miedo a través de los lazos sociales, reapropiándose de los espacios públicos,
visibilizando las fracturas y necesidades sociales, asumir postura exigente para denunciar y
exigir los derechos políticos y laborales, cargar de sentido político las calles y remplazar la
opinión pública fabricada por los medios por el debate político que atienda los asuntos que a
todos nos interesan es el sendero de las nuevas construcciones políticas que debemos edificar.
Medios de comunicación y guerra cultural
205
Es de reconocer que los medios son la ventana donde exhiben los diversos y distintos rostros
de la sociedad; la política transita con sus discursos, los gobernantes promocionan los
programas de su gestión y el mercado arroja con sus mensajes para imponer la conducta
compulsiva del consumo. Los medios tienen un sitial dentro de la sociedad y es innegable la
influencia que ejercitan sobre las subjetividades colectivas, fundamentalmente la televisión,
cuyos noticieros y programación de entretenimiento dan forma y cuerpo a la opinión pública,
la diseñan tal como un vestido de alta costura, con ribetes de sensacionalismo, énfasis en la
futilidad, desdén hacia lo popular y ocultamiento a todo aquello que intenta detener la marcha
del modelo de mercado vigente.
La estrategia comunicacional no está desprovista de ideología, aunque discursivamente
desdeñan de la palabra y le dan un significado de discurso en desuso y trasnochado, ellos tejen
la intencionalidad de sus contenidos bajo tres factores fundamentales: la coyuntura política
internacional, la importancia de incidir en la política interna y la orientación hacia dos
segmentos sociales significativos donde se hallan los sujetos transversales: jóvenes y mujeres.
El contexto internacional sirve de nube para ocultar conflictos, dibujar tendencias distintas a
las que prevalecen en el escenario mundial de la economía, los negocios y las instituciones del
mercado, esconder movilizaciones populares, imputar cargos y señalamiento contra
gobiernos estatistas, magnificar cifras y ante todo invisibilizar las oportunidades y
construcciones políticas que llevan un camino recorrido hacia la negación del modelo
neoliberal.
El lenguaje deformador con sesgo alarmista que induce el periodista denota una carga
dramática que incita a que hagamos caso a la noticia o consejo teledirigido para que acepte
sus premisas y juicios, abandone toda resistencia de incredulidad, dibuje mentalmente la
opción que él ofrece, no hay males ni peligros dentro del libre mercado, las revueltas son
contra tiranos si es un gobiernos opositor a la gran alianza capitalista occidental, pero los
movimientos que prende en los terrenos de países árabes, musulmanes o latinoamericanos
que no aceptan las recetas del Fondo Monetario Mundial, entonces son acciones masivas por
la libertad, la justicia y el deseo de modernizarse.
Indudablemente, las tendencias socio-políticas no son lineales, hay de diversa índole,
zigzagueantes, transversales, quebradizas, verticales y horizontales, todas concurren y entran
en concurso por las distintas racionalidades y acciones que los hombres en el mundo
imponen, las de mayor fuerza denotan persistencia y son visibilizadas mucho más que las
subterráneas, pero las ocultas también juegan su papel y son importante estudiarlas al
momento que aparecen con fuerza en el escenario, una de ellas son los nodos de
contrainformación y redes sociales que día tras día asumen el papel de redes asamblearias
porque discuten, revelan, asocian y ligan muchas noticias, ideas, actos, acciones, eventos,
documentos, dilemas y propósitos que dan fuerza y cuerpo a acontecimientos políticos
inusitados.
Las redes sociales y nodos de contrainformación vehiculizadas a través de la telefonía móvil y
el internet han mermado la hegemonía televisiva, pero más aún, cuestionan su voz,
argumentos y la veracidad de la noticia porque muchas veces dejan ver la falsedad, lo
inverosímil de la manera como mienten, desinforman o distorsionan un evento, dando
oportunidad al televidente, lector o actor en red que vivimos en el mundo de la mentira de
color, fabricada desde los fabricadores de noticias televisiva.
Su intención no es sólo mentir, sino que tras de la farsa hay un entramado de
intencionalidades que van desde producir miedos, temores, angustia, síntomas de escotomas
y vacíos de memoria que provocan estados exiguos de poca consistencia para otear la
realidad, dado que las herramientas necesarias para observar y decidir no son las adecuadas,
206
la lente que utiliza son prestadas y fabricadas desde la opinión pública que impone la
televisión.
Entonces hay una marcada intencionalidad de esconder, invisibilizar la realidad y mucho más
las construcciones políticas que van desarrollándose en sentido contrario a la hegemonía
vigente, lo contra hegemónico es fútil, indeseable, malo, dañino, indolente, improductivo y con
ideología ajena que trata de menospreciar lo que tenemos ahora, de ahí que es mejor vivir en
crisis pero libres que volver a los rediles del Estado, visto éste como la cárcel social y no como
el garante de las libertades y garantías Constitucionales.
Otra trama que esconden los medios es la de desvertebrar el cuerpo a través de la guerra
cultural que finca sus dispositivos disparadores en la mentira, la moda, la música, la imagen,
las telenovelas develan la misoginia, la discriminación sexual, la exclusión, el autoritarismo y
todo aquello que impide o inhibe hacer uso de tus derechos de hablar, exigir, reunirte y
expresar tu ideología, creencias, preferencia sexual o escoger tus amistades y de réplica.
La rebeldía la construyen socialmente mediada por el mercado y con soporte en la exhibición
de mercancías que promociona la ropa de marca, auto nuevo o forma de lenguaje, el peinado
exuberante, el color que homogeniza los gustos y la competencia por quien consume más. A
todo lo señalado agreguémosle el fomento de actitudes y comportamientos colectivos
emotivos que tienen expresión en formas típica de reír, caminar, hablar, saludar, diseñar la
imagen para el trabajo, la escuela y la diversión, cuyo fin es orientar los actos individuales al
ejercicio del consumo cuya finalidad es internalizar en la subjetividad colectiva la imperiosa
necesidad de consumir para ingresar al mundo social, sólo nos sentimos parte del todo y
altamente significativo si cambiamos nuestro cuerpo por un escaparate que nos hace portar y
publicitar las órdenes del mercado y consubstancialmente de la plutocracia dominante del
mundo contemporáneo.
[*] Investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa/México (UAS). Coordinador del
programa de doctorado en Ciencias Políticas, bajo convenio CIDHEM/UAS 1999-2003.
Articulista de revistas científicas entre las que destacan Espiral de la Universidad de
Guadalajara, México, Reflexión política de la Universidad Autónoma de Bucaramanga,
Colombia, y editor de las revistas electrónicas theorethikos, Societatis, Mar y Arena. También
coordina la Red de Investigadores por la democracia http://www.ufg.edu.sv/red. Es
coordinador de los libros Sujetos y alternativas contra hegemónicas en el espacio andino
amazónico,Comportamiento de la sociedad civil latinoamericana, y Conflicto y violencia en la
postmodernidad latinoamericana.
[1] Robinson Salazar, Las nuevas prácticas políticas de los sujetos Insumisos en América
Latina. Uruguay, La Onda Digital, 2004.
[2] Atilio Borón, Sepa lo que es el capitalismo. Obtenido de
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=105848, (Pág. consultada 25-II-2012).
- See more at: http://escenarios21.net/plutocracia-gobernando-a-traves-del-miedo-y-laguerra/#sthash.gIHUZHab.ZVUerYND.dpuf
LA VIOLENCIA Y EL SICARIATO SON LAS ARMAS UTILIZADAS POR LA DERECHA EN
LATINOAMÉRICA: LA PRENSA PRIVADA AL SERVICIO DE LA DESINFORMACIÓN Y LA
MENTIRA
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190553
207
Diego Olivera
Barómetro Internacional
Hoy la sociedad humana sufre las consecuencias de la desinformación y la mentira, la verdad
ha sido deformada por intereses económicos, los centros de poder en el mundo, como son las
trasnacionales, han desarrollado un gran monopolio de medios que actúan bajo un libreto
predeterminado, lo que determina que el usuario del medio impreso, la TV o las agencias de
prensa internacionales, sufra un bombardeo de mentiras, que generan en la mente consciente
una falsa realidad. Muchas personas desconocen los verdaderos hechos, dan por sentado que
los informativos de radio y TV tienen la verdad de la noticia, no logran separar el hecho
objetivo, del armado o tramado de una mentira, o de la deformación de cualquier suceso, ya
que para estos grandes monopolios de comunicación solo es importante el enajenar la
conciencia, mostrar un falso modelo de sociedad, donde una minoría condiciona a las
mayorías, a través de estos mecanismos de dominación.
Hoy ante ese bombardeo de falsos positivos, de enmascaramientos de la verdad, por los
medios privados, muchas veces recurrimos, a noticias que los editores de la prensa privada no
ofrecen a los lectores, muchas de estas informaciones aparecen en Internet, bajo “los
confidenciales”, como una respuesta en la Red a la falta de libertad que existe en la prensa
tradicional. Estos confidenciales aparentan una vía confiable, porque ofrecen información que
no aparece en ningún otro medio, pero son tan manipulables como los grandes medios y en
algunos casos, cabe la sospecha de que tengan intereses enmascarados.
Hay que aprender a distinguir qué sitios son fiables y cuáles no. Hay una serie de señales que
lo indican, algunas de ellas se ven instintivamente, en el diseño y en el estilo. Por eso se debe
hacer una comprobación de la noticia. El arte de la desinformación o el falso periodismo no
van a dejar de estar presentes en la Red. Internet es un medio libre e impredecible, pero es
necesario que el comunicador que acude a la Red profundice en la información, que recurra a
las fuentes, investigue o se alimente de los hechos reales o tangibles.
La desinformación se ha convertido en el arma principal de la guerra sucia
El Siglo XXI ha registrado importantes cambios en la correlación mundial, la perspectiva de
avanzar en la unidad económica y política en América Latina y la creación de iniciativas de
intercambio mundial a través de los BRICS, integrados por Rusia, China, India, Brasil y
Sudáfrica, muestran la perspectiva de articular un mundo multipolar. Ante esta realidad
positiva y alentadora, surgen las campañas de EEUU, que niegan cualquier derecho a la
diversidad, atacan las culturas y religiones que no están de acuerdo con un solo centro de
poder, conciben a las naciones emergentes como enemigos peligrosos a su modelo de
explotación globalizante.
La información debe mostrar las diferencias de modelos y de ideas, de propuestas tanto
políticas como económicas, pero a la vez debe desenmascarar los falsos modelos
democráticos, porque en nombre de una democracia totalitaria se invade y se bombardea a
las naciones como Siria, Libia que fue arrasada y su economía devastada, Ucrania que vive en
una crisis donde se aplica el nazismo como respuesta a las diferencias internas. Estos hechos
muestran la manipulación de la noticia. Los medios impresos y visuales satanizan la verdad,
mostrando al gobierno de EEUU y su Ejército como los defensores de las libertades en el
208
planeta, pero esa realidad solo existe en las películas de Hollywood donde “Rambo”,
protagonizado por el derechista Silvestre Stallone, mata a vietnamitas y a afganos, creando la
imagen de que EEUU, ha sido y será el paladín del mundo unipolar.
Hoy retumba en el mundo, la frase del presidente Barak Obama, en la reciente Asamblea de la
Naciones Unidas (ONU), donde en su discurso referido a Medio Oriente, rompió la idea del
falso mérito del premio nobel de la Paz que le fuera conferido en Suecia, al afirmar que “hay
que matar, matar….”, además atacando a Rusia como su segundo enemigo después de los
terroristas. Este hecho revela las verdaderas intenciones de crear un mundo Unicéntrico con
un solo poder, el de EEUU, apoyado por Unión Europea, con la OTAN como brazo armado.
Pero esta realidad objetiva es disfrazada por los grandes monopolios, mostrando el sueño
americano, otra mentira disfrazada en una sociedad que tiene el 60% de pobreza, y el 40% de
desempleo, como ejemplo de su modelo en crisis.
La violencia y el sicariato son las armas utilizadas por la derecha en Latinoamérica
En ese marco de información y contra información se circunscribe la denominada “guerra
sucia”, que ha sido aplicada de manera sistemática en América Latina, desde mediados siglo
20 hasta este año 2014. El desarrollo de la creación de grupos paramilitares ha sido parte de
las actividades de la CIA y de la estrategia de los militares de EEUU, tanto en los golpes
militares, como en los golpes parlamentarios o los denominados “vacíos de poder”, donde se
han creado miles de artilugios para desvirtuar gobiernos legítimos y democráticos, como el
golpe militar contra Allende, en la Guatemala de Jacobo Arbenz, en Honduras, en Paraguay.
La contra información ha sido el arte de las estrategias desestabilizadoras, en la décadas del
50 las pandillas en Colombia, tomaron la vida de Eliecer Gaitán, en la década de los 70
surgieron los escuadrones de la muerte en Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia,
encuadrados en Plan Cóndor, estrategias desarrolladas en la base de la Escuela Militar para
las Américas de EEUU en el Canal de Panamá. Violencia, secuestros, desaparecidos, mutilados,
son parte de la denominada Democracia de EEUU, que desestabilizó a las sociedades
latinoamericanas.
Se ampliaron las formas de muerte selectiva en la década de los 80
A finales de la década del 80 surgió en Colombia el “sicariato”, asesinos a sueldo, normalmente
jóvenes desclasados, reclutados por los carteles de la droga para eliminar políticos y
dirigentes de izquierda. La idea era crear el terror, ejemplo de esta barbarie fue el asesinato,
de 100 mil integrantes de la Unión Patriótica (UP). Pero en la misma etapa histórica se
organizan los paramilitares, estructura paralela de sectores del Ejército Colombiano, que
apoyaban a los terratenientes, creando la muerte a miles de campesinos asesinados,
realmente una masacre a los sectores opositores y el pueblo en general.
Hoy la muerte por encargo sigue siendo el arma de las derechas en Colombia y Venezuela,
personajes enfermos como Álvaro Uribe, socio de los carteles de la droga, hijo del fundador de
los paramilitares, declaraba en su último día de gobierno que “le faltó tiempo para invadir a
Venezuela”, soñando derrocar al Comandante eterno de la revolución bolivariana, Hugo Rafael
Chávez Frías, que pasará a la historia como un líder latinoamericano que logró la unidad y el
desarrollo de un Continente multipolar, en el marco de una gran diversidad.
209
El reciente y vil asesinato del diputado Robert Serra, muestra una vez más el rostro del
paramilitarismo, una verdad de que los medios de oposición han tratado de desvirtuar. La
mente insana de políticos de la derecha ha creado decenas de mentiras, es como si nunca hubo
violencia de este sector en 15 años de gobierno bolivariano. La mentira de las cadenas de
prensa, que usan su artillería mediática, la guerra sucia, para desnaturalizar a los sicarios,
paramilitares, los golpes del 2002 y los “golpes suaves”, casi continuos en cada año, o ahora es
la historieta de la Constituyente, propuesta por la mitómana (mentirosa, compulsiva,
irrealista) opositora María Corina Machado, otro intento de violencia premeditada.
Fuente original: http://barometrointernacional.bligoo.com.ve/diego-olivera-la-prensaprivada-al-servicio-de-la-desinformacion-y-la-mentira
UNA CRISIS ÉTICA MONUMENTAL
caja-madrid-limite--644x362-1Publicado en eldiario.es
http://colectivonovecento.org/2014/10/08/una-crisis-etica-monumental/
El escándalo de las tarjetas negras de Caja Madrid arrasa, más aún si cabe, con el prestigio de
la clase política y económica que ha dirigido el país en las últimas décadas.
Sin generalizar, de acuerdo, pero resulta que los representantes de Izquierda Unida, o de
sindicatos como UGT y Comisiones Obreras, también se apuntaron al todo gratis a costa del
contribuyente. Por no hablar de los más habituales en estas lides como son altos directivos,
responsables de la patronal o consejeros escogidos desde PP y PSOE. ¿Cómo es posible que
todos cayeran?
Si no empezamos a analizar la monumental crisis ética en la que estamos inmersos, al menos
con la misma intensidad que hemos hecho con las crisis económica y política, será difícil que
salgamos de este lodazal.
El estudio de la reciente crisis económica ha ido revelando que los problemas no empezaron
en 2008. Había detrás un modelo de crecimiento injusto y desigual, de salarios congelados y
beneficios disparados, de falta de respeto al medio ambiente y sumisión a los dictados
neoliberales. Esto vendría a destruir gran parte de las conquistas públicas que tímidamente se
habían ido erigiendo tras la dictadura. Decisiones cruciales en los primeros años del
posfranquismo marcaron el rumbo del naufragio actual. La apuesta por un modelo urbanístico
del que dependiera la financiación municipal puso la puntilla.
Algo parecido podemos decir de la crisis política. Los elementos oligárquicos de nuestra
representación vencieron desde un comienzo a los contrapesos democráticos: ni el interior de
los partidos se organizó democráticamente, ni se contó con mecanismos de rendición de
cuentas adecuados, ni se fomentó la deliberación y la participación ciudadanas. Como
resultado, proliferaron en los aparatos los menos adecuados. Y los partidos gubernamentales
estrecharon sus vínculos con los poderosos, no con los representados.
Los desahucios hacen que afrontemos con ira el desfalco de Caja Madrid. La crisis aviva la
indignación por la corrupción, y esto debe llevarnos más allá. Indagar en los fundamentos del
colapso ético en España se sitúa como condición básica para el cambio, para saber dónde y
210
cómo se ha de actuar. Será imposible transformar de manera efectiva la economía y la política
del país si no reflexionamos sobre esto.
Ya no parecen valer las dimisiones, tampoco las promesas de firmeza. Ni siquiera el
bienvenido cambio de caras con supuestos pasados impolutos. Es insuficiente.
Tenemos un presidente que escribía a Luis Bárcenas para que aguantara. Se le descubrió,
Bárcenas tiró de la manta y no ha pasado nada. Mientras, ya se ha acreditado que el partido
que gobierna el país ha gozado de contabilidad B durante años. Por no hablar de la Casa Real y
la punta del iceberg que supone el caso Nóos. Los ERE de Andalucía trituran aún más la
credibilidad de viejos dirigentes socialistas que ya andaban en altos cargos cuando Filesa y los
GAL, también de sindicalistas pertenecientes a organizaciones que han puesto la alfombra roja
al despojo. Por no hablar del prestigio de otrora grandes estadistas como Jordi Pujol, con
dinero en Suiza desde hace décadas. Todo es mentira, que cantaba Manu Chao.
Hay una línea material clara entre el puñado que se ha lucrado impunemente y quienes sufren
el expolio. Si no se busca de manera contundente hacer justicia, arrastraremos taras que nos
impedirán salir adelante como democracia. Ahora bien, esto no debe quedarse en la repulsa
pública de los demonios del 1% por un pueblo de ángeles, pues poco solucionaríamos de cara
al futuro.
El carácter (ethos) de una persona a menudo se presenta cambiante, incluso imprevisible para
sí. Hemos de aceptar que las descripciones que hacemos de quienes conocemos bien son
transitorias amén de aproximadas. Una simple acción mañana puede dar al traste con una
vida honrada. Como protección frente a ese perro amenazante que anda jugando a nuestro
alrededor –así caracterizó Santayana una vez al desgobierno– podemos construir identidades
íntegras. Es decir, personalidades capaces de integrar con cierta solidez de carácter, de
manera más o menos armoniosa, todas esas fuerzas que nos recorren en los planos racional,
emocional e imaginativo.
El carácter de una comunidad política es más difícil de precisar, también de integrar. El punto
de partida en ella siempre es el ciudadano. Y somos millones. De ahí que cuando hablamos de
instituciones no nos referimos a entes con vida propia. Estas son habitadas, diseñadas y
puestas en marcha por personas. No podemos lavarnos las manos personificando mediante
figuras retóricas a grandes colectivos. Hechas estas precauciones, hay culturas políticas
compartidas, valores comunes.
En nuestro caso, puede sernos de ayuda analizar lo que otras dimensiones de la crisis nos han
mostrado acerca de esta aguda corrosión del carácter sufrida por demasiados de entre
quienes han tocado poder en empresas e instituciones.
En oligarquías civiles como la nuestra se da un pacto implícito entre los oligarcas y los altos
cargos políticos del Estado. Se conforman unas leyes básicas que fomentan el funcionamiento
adecuado del sistema económico que tanto beneficia a los primeros, y a cambio estos
renuncian a la defensa armada de sus privilegios. El Estado mantiene así el monopolio de la
violencia, garantizando ciertas libertades a la población. Ningún oligarca podrá pasarse de
determinadas líneas rojas, más allá de acumular y explotar legalmente a sus trabajadores.
Como contrapartida sus propiedades e ingresos estarán protegidos.
211
Este contrato fundacional entre los de arriba, como se ve, además de injusto es poco ético. No
ayuda a conformar una comunidad íntegra, sino plena de agudas disonancias. Todo lo mueven
desigualdades de partida y una feroz competencia. El máximo beneficio se sitúa en el centro
de la gráfica, tal y como se aprende en las facultades de economía de todo el mundo. Y en las
almas de los individuos se espolean hambres ancestrales, voracidades primigenias que
analizaron los mismos clásicos que hoy, no por casualidad, se ven expulsados de los currículos
académicos.
Para Platón el cuidado del alma pertenecía al mundo político. Sócrates era capaz de preguntar
a sus conciudadanos quién era más feliz, si el justo o el injusto. Les espetaba en plena calle si
preferían cometer o sufrir injusticia. Cuestiones que hoy ya no nos asaltan. En el Gorgias
tenemos un tonel agujereado que hace las veces de alma insaciable, siempre desdichada y
sedienta. No se me ocurre imagen más triste.
La crisis política tiene fallas éticas en su propio plano, y nos remite a las viejas cuestiones. El
desprecio por la amistad política ha hecho que los partidos se conformen como grupos
cerrados donde la sumisión al líder paterno y al escalafón se ha mezclado, en general, con el
ocultamiento de las injusticias del hermano fiel. Al menos hasta que han salido a la luz por
investigaciones ajenas. La lucha por el poder ha sido tan descarnada que haría palidecer al
propio Schumpeter. No se ha fomentado la formación sobre lo público, atacando la cultura
popular, los centros sociales y las humanidades. Y se ha dado la espalda a valores
democráticos básicos, a la confianza en el juicio ciudadano informado, desde la
autoconstitución de una élite profesional cerrada, experta, con acceso reservado a grandes
informaciones y decisiones.
Pero más allá de las instituciones de la política profesional, en las escuelas y universidades, en
los medios de comunicación, en las empresas grandes más que en las pequeñas, que también,
ciertas prácticas se han extendido sin apenas discusión. El principio de jefatura ha arrasado.
La precariedad y el espantajo del gran paro, en medio de la debacle sindical, han silenciado
disidencias. Los parresiastas, es decir, aquellos que se han atrevido a alzar la voz de manera
libre y veraz sin plegarse a lo injusto, han sido censurados o expulsados. Los amantes de los
atajos han medrado. Y una ceguera moral se ha instalado densa en nuestras instituciones: se
sabe que se alteran los concursos públicos, que hay algo llamado 3% o que ese tren de vida no
es normal, y se mira hacia otro lado. O se cae en el propio engaño, normalizándolo.
La distancia entre el decir y el hacer se ha aceptado como abismal. Medios de comunicación de
discurso progresista explotan a becarios, o hacen ERES, mientras sus dueños nadan en la
abundancia. En las aulas se asiste a clases de democracia mientras el desgobierno de lo
público en pasillos y despachos es evidente. Quienes enchufan conferencian sin rubor contra
el enchufismo. Y finalmente, hasta hace nada, en los Congresos los dirigentes cantaban puño
en alto una vieja canción revolucionaria con los ojos brillantes ante las puertas giratorias.
El ser honrado ha sido cosa “de gilipollas”, como decía recientemente de manera abrupta pero
real el Gran Wyoming. Cambiar una percepción tan extendida y poderosa entre la élite,
también entre sus admiradores y votantes, no es fácil. En los últimos años estamos asistiendo
a lo que puede ser un gran cambio de mentalidades. Aflora la vergüenza, no se naturaliza tan
fácilmente lo indigno, y hay algo más de coraje para plantarse.
212
Se confunden así radicalmente quienes piensan que las urgencias por ganar deben dejar a un
lado el obrar bien. Esto último es la clave del cambio. Únicamente podremos salir de esta crisis
política y económica, trayendo a raudales democracia e igualdad, si afrontamos de manera
conjunta el colapso ético aprendiendo desde la ejemplaridad de cada paso. Y que se contagie.
Solo así los nuevos diseños institucionales y organizativos por crear, tan necesarios, tomarán
vida con una nueva cultura cívica.
¿CUÁNTOS ARTÍCULOS CIENTÍFICOS SE PRODUCEN POR AÑO?
http://www.reddolac.org/profiles/blog/show?id=2709308%3ABlogPost%3A295094&
xgs=1&xg_source=msg_share_post
Apreciados colegas de RedDOLAC, hace unos días analizaba la
información en elSCImago Journal & Country Rank , que es un portal
que presenta cada año los indicadores científicos de los diversos países
a partir de la información contenida en la base de datos Scopus, y en la
actualización de datos que corresponde al año 2013 me interesaron dos
cuadros de los cuales me gustaría leer su comentarios.
Puede dar clic en la imagen de cada cuadro para verlo completo.
Cuadro 01
Ranking de producción de documentos científicos a nivel de
los países de América Latina y del Caribe durante el año 2013
213
Cuadro 02
Ranking de producción de documentos científicos a nivel
global durante el año 2013
214
Apreciado colega de RedDOLAC, le propongo comentar a partir de las
siguientes interrogantes, ustedes pueden agregar otras.
¿Qué factores influyen en la producción de documentos
científicos?, ¿Qué factores influyen en la diferencia que existe
entre los países, respecto a la cantidad de documentos
científicos producidos?, ¿Cuál debe ser el rol de la universidad
y de los docentes?.
Todos sus comentarios son muy importantes..!!
215
Un afectuoso saludo para usted y gracias por su tiempo y por darle valor
académico a RedDOLAC con su participación.
Henry Chero
MUJERES, DESIGUALDAD SOCIAL Y DROGAS EN AMÉRICA LATINA
Por Angélica Ospina-Escobar, Red Mexicana de Reducción de Daños (REDUMEX).
El pasado 3 y 4 de septiembre se celebró en Costa Rica la V conferencia latinoamericana de
políticas de drogas, con la finalidad de discutir cómo proveer a la región de perspectivas
innovadoras, alternativas y sistemáticas que permitan plantear un enfoque más
comprehensivo a los problemas asociados con las drogas.
Las reflexiones sobre las cuestiones de género y las políticas de drogas tuvieron un lugar en la
Conferencia, al advertir sobre el aumento de la población femenina privada de su libertad,
subrayando el hecho de que la mayoría son como lo menciona Nisha Pieris de la Organización
de Estados Americanos “jóvenes de bajo nivel socioeconómico y de escolarización, que juegan
un rol protagónico en el mantenimiento de sus familias, son jefas de hogar, madres soltera y
que por su escasa visibilidad, se complica el diseño de políticas pública”.
Precisamente no existen en la región estudios que permitan conocer el estado de la cuestión
de uso drogas y mujeres, lo cual constituye en sí mismo un obstáculo para la implementación
de políticas y programas efectivos y apropiados. Los datos disponibles provienen en su
mayoría de estudios de caso aislados con poblaciones en centros de tratamiento o
encarceladas, lo que no habla de la realidad de la mayoría de la población de mujeres usuarias
de drogas. Pensar las políticas de drogas por fuera de un enfoque de género implica
invisibilizar que las dinámicas de uso de drogas, los contextos de uso y el tipo de drogas
varían entre hombres y mujeres, así como también sus necesidades específicas de salud.
Datos de Open Society Foundation estiman que el 20% de los usuarios de drogas en América
Latina son mujeres, pero se llama la atención que en la mayoría de los países los datos sobre
uso de drogas no son agregados por sexo con limitada posibilidad de estimar poblaciones.
Romero y colaboradores plantean que la transgresión de los roles tradicionales de género
que realizan las mujeres usuarias de drogas, conlleva a la construcción de estereotipos desde
los cuales son calificadas por sus pares usuarios, servidores públicos y la sociedad en general
como sexualmente disponibles, poco confiables, malas madres, polígamas, entre otras. Estos
estereotipos legitiman violencia física, simbólica e institucional hacia las mujeres usuarias de
drogas en mayor medida de la existente hacia los hombres.
Dado que una mayor proporción de mujeres en comparación con los hombres viven en
contextos de vulnerabilidad y pobreza, la condición de uso de drogas resulta catastrófica al
exponenciar los riesgos a la salud y reducir aún más sus posibilidades de empoderamiento y
toma de decisiones en prácticas de sexo seguro y uso seguro de drogas. A su vez, las
condiciones de inequidad de género y violencia en que viven las mujeres de la región
216
constituyen contextos de riesgo que incrementan la probabilidad de tener un uso
problemático de drogas.
- See more at: http://www.revistahumanum.org/revista/mujer-desigualdad-drogas-alatina/#sthash.U6uFRWaP.dpuf
En términos de la economía de las drogas, las mujeres suelen ocupar posiciones inferiores en
la estructura del narcotráfico lo que las expone en mayor proporción que los hombres a sufrir
violencia directa y a ser arrestadas. Dadas sus condiciones de pobreza y escasez de recursos
no logran acceder a procesos apropiados de defensa por lo que la mayoría de las veces son
condenadas. El informe de drogas de la OEA describe que América Latina es la región que ha
experimentado mayor crecimiento de la población de reclusas, pasando de 40,000 en 2006 a
74,000 en 2010, lo que significa una razón de crecimiento del 85% en el periodo. El 70% de
las mujeres reclusas en las Américas –muchas de ellas jefas de familia—se encuentran en la
cárcel debido a delitos no violentos de micro-tráfico de drogas.
Conviene mencionar además que las sentencias severas de encarcelamiento de mujeres
redundan en la separación de las familias, encarcelamiento de bebés y niños, abandono por
parte de sus familias, pérdida de sus propiedades y pérdida de la posibilidad de ser elegida
como beneficiaria de programas sociales una vez cumpla su sentencia. Se ha demostrado que
los hijos de mujeres encarceladas tienen una expectativa de vida más baja en comparación con
otros niños y tienen siete veces mayor probabilidad que otros niños de ser arrestados en su
vida adulta. Es decir, el encarcelamiento de mujeres se asocia a una condición de pobreza y
que a su vez agudiza esta condición tras cumplir la condena.
Ahora bien, la susceptibilidad biológica aunada a los contextos de riesgo permite explicar que
las mujeres usuarias de drogas tengan casi 7 veces mayor probabilidad de infectarse de VIH
en comparación los hombres usuarios. Por ejemplo ejemplo, Strathdee y colaboradores
encuentran para la ciudad de Tijuana en México, una prevalencia de VIH de 4% entre hombres
que se inyectan drogas que contrasta con la prevalencia del 10% entre mujeres inyectoras.
La invisibilización de las mujeres usuarias en las políticas, programas y proyectos de salud y la
falta de información asociado al estigma entorno al uso de drogas, genera procesos de
discriminación en el acceso a los servicios de salud y la calidad de los mismos, que revierten
en mayor aislamiento de la población frente a dichos servicios. Existe menor volumen de
centros de tratamiento para mujeres que para hombres. Pocos programas de reducción de
daño en la región atienden las necesidades de salud sexual y reproductiva de la población. En
general, en los centros de tratamiento las mujeres no tienen acceso a anticonceptivos ni a
información sobre el uso adecuado de los mismos. Las mujeres con más de tres meses de
embarazo no son recibidas en los centros de tratamiento y tampoco tienen acceso a servicios
legales y seguros de interrupción voluntaria del embarazo.
Si bien en la región no está criminalizado el uso de drogas durante la gestación, es una
práctica altamente estigmatizada por la sociedad en general y por el personal de salud en
particular, por lo que en general, las mujeres usuarias de drogas no asisten a control prenatal
o si lo hacen, ocultan su condición de uso de drogas, lo que eleva la probabilidad de la
transmisión vertical de VIH, la probabilidad de tener complicaciones durante el parto y el
embarazo, la probabilidad de tener bebés con síndrome de abstinencia y finalmente de
muerte tanto de la madre como del bebé.
217
Reconocer los contextos de uso de drogas de las mujeres, sus dinámicas de uso y sus
necesidades específicas de salud, son elementos fundamentales para diseñar políticas,
programas y proyectos de reducción de daños y control de la demanda de drogas con
perspectiva de género. Ello implica en primer lugar tener datos apropiados para estimar el
universo de necesidad. No existen en la región instrumentos estandarizados sensibles al
género que permitan dar cuenta de manera confiable del número de mujeres usuarias de
drogas, de la intensidad de su uso y de las vías de administración.
En segundo lugar, la lucha contra el estigma y la discriminación hacia la población usuaria de
drogas es fundamental, en tanto se reconoce que estos operan como barreras a los servicios
de salud públicos y de justicia. La evidencia nacional e internacional muestra que brindar
servicios comprehensivos de reducción del daño a mujeres no sólo incrementa su acceso a
servicios de salud, sino que reduce las tasas de transmisión vertical del VIH y otros
padecimientos. Aún más, la evidencia sugiere que el acceso a servicios de salud que no juzgan
el uso de drogas favorece la adherencia a tratamientos y procedimientos, reduce los
padecimientos tanto en las mujeres como en sus bebés y promueve en el largo plazo el deseo
de dejar de usar drogas.
En tercer lugar los programas de reducción de daño deben contemplar las necesidades
específicas de las mujeres usuarias, ello implica disponer de espacios específicos para mujeres
con mayor protección de la confidencialidad, brindar información y servicios de salud sexual y
reproductiva, que incluyen anticoncepción, pruebas de embarazo, control de salud materna y
de interrupción legal del embarazo; tratamiento universal a VIH, Hepatitis C y otras
infecciones de transmisión sexual y atención a la violencia sexual; ofrecer talleres de
empoderamiento y perspectiva de género tanto para las usuarias como para sus promotores
de salud; ofrecer servicios de guarderías infantiles; aumentar la participación de las mujeres
en el diseño de programas y proyectos dirigidos a ellas; formar promotoras pares.
Finalmente, debemos reconocer que el uso problemático de drogas no es un problema
individual o familiar, sino que es un fenómeno social. En ese sentido, es imperativo mejorar
los servicios de salud mental en la región, reconocer las adicciones como padecimientos de
salud mental e incorporar su tratamiento en los esquemas básicos de atención en salud. Es
inmoral que el costo del uso problemático de drogas recaiga únicamente sobre los individuos
y las familias que padecen directamente el problema.
- See more at: http://www.revistahumanum.org/revista/mujer-desigualdad-drogas-alatina/2/#sthash.FlD70A54.dpuf
TRANSFORMACIONES GLOBALES Y CAMBIOS DE PODER EN AMÉRICA LATINA Y EL
CARIBE
http://elordenmundial.com/regiones/latinoamerica/transformaciones-globales-y-cambiosde-poder-en-america-latina-y-el-caribe/
JORGE HERNÁNDEZ · 30 SEP, 2014 · 1 COMENTARIO
La actual sociedad mundial se caracteriza principalmente por ser un sistema internacional en profunda
mutación, cargado a su vez de incertidumbre, en medio de contradicciones, singularidades y también
218
limitaciones, que avanza hacia lo que algunos especialistas denominan un orden internacional «postWestfalia». Un orden caracterizado principalmente por que el Estado, el principal protagonista tanto de la
teoría como de la práctica de las Relaciones Internacionales, ha perdido mucha de su utilidad, y por lo tanto,
la capacidad de dar solución a problemas como la seguridad y el bienestar, los cuales deben buscarse en
estructuras globales o regionales.
El sistema internacional actual combina rasgos del viejo sistema de Estados así como de un sistema
multicéntrico, en transición. A la hora de analizar los cambios que se han producido en la naturaleza del
poder, en concreto, en la forma en la que este se ejerce, así como la distribución y difusión del mismo en el
sistema internacional, nuestro punto de partida descansa en la consideración del poder como un elemento
clave tanto en la explicación de las Relaciones Internacionales como en la política internacional, y no como
un fin en sí mismo.
De esta misma forma, consideramos el poder como un instrumento para la consecución de determinados
objetivos, un fenómeno multidimensional que se manifiesta de muy diversas formas y se ejerce a través de
diferentes vías. El poder ya no se expresa exclusivamente a través del dominio y el control de los espacios
terrestres, sino de forma creciente a través del dominio y control de las estructuras, redes y nudos esenciales,
financieros, comerciales, productivos, informativos y comunicacionales, así como a través incluso de la
simple participación en los mismos.
En el presente artículo, partimos de una aproximación estructural al concepto de poder. El concepto de poder
estructural supone no solo entender el poder como capacidades, como una propiedad de las personas o de los
Estados como sociedades organizadas, sino igualmente como una característica de las relaciones, la forma en
que el sistema funciona en beneficio de unos y en contra de otros.
Las relaciones entre América Latina y el resto del mundo están condicionadas por la asimetría respecto de los
países más poderosos, un entorno de seguridad caracterizado como zona de paz y un contexto económico
marcado por la herencia neoliberal y la apertura comercial. En este marco, América Latina ha adoptado tres
caminos diferentes: la apertura al mundo, la regionalización mediante los procesos de integración y la
articulación de vínculos transregionales a través de tratados de libre comercio, en general con Estados Unidos
y la Unión Europea. Las diferencias entre países y las superposiciones demuestran que la región carece de una
estrategia única y coherente de inserción en el mundo globalizado.
En América Latina y el Caribe los procesos de cambio tanto en la naturaleza como en la distribución del
poder en el seno de las diferentes estructuras –seguridad, producción, crédito y finanzas, bienestar y
conocimiento– se traducen en una doble dinámica de ascenso y creciente diferenciación. Ascenso de la región
en su conjunto, impulsado por un fuerte crecimiento económico, y de algunos países en particular, que se han
caracterizado por un marcado liderazgo regional, mayor proyección global, y por una mayor presencia en los
organismos internacionales y las estructuras emergentes de la gobernanza global, como el G- 20.
En paralelo, la marcada heterogeneidad que ha caracterizado históricamente a América Latina y el Caribe se
ha tornado más marcada. A las tradicionales disparidades de desempeño económico y estructura social, se le
han añadido otros factores de diferenciación relacionados con los modelos políticos, las estrategias de
desarrollo, o las opciones de política exterior y de inserción internacional
El ciclo actual en el que se encuentra el sistema internacional se abre con la crisis económica de 2008. La
incorporación creciente de conceptos como el de «interdependencia» global y regional ha pasado a ser una de
las dinámicas básicas en la conformación de la actual sociedad internacional, aunque esto no quiere decir que
no existieran con anterioridad. Los procesos de globalización y regionalización, han creado en este nuevo
219
escenario, sistemas de relaciones de poder que superan las capacidades de los propios Estados. Con la
globalización se abre un nuevo juego, en el que las reglas y los conceptos fundamentales del antiguo juego ya
no son reales, no obstante, surge un espacio de acción nuevo; la política se deslimita y se desestataliza.
Otra de las transformaciones globales es la crisis del multilateralismo, evidenciada en un conjunto de
instituciones que están estancadas, sin capacidad de generar consensos que permitan responder a los desafíos
globales como la cuestión nuclear, el medio ambiente, la crisis financiera, la emergencia alimentaria y los
desastres humanitarios.
La narrativa del multilateralismo no es en absoluto homogénea y más allá de sus elementos comunes, se
observan diferencias substanciales, hasta el punto de que quizás sería más oportuno hablar de «narrativas», en
plural.
Consecuencia directa de las transformaciones y el surgimiento de nuevos ejes de gravitación globales y
regionales es que ningún Estado puede dirigir ni hegemonizar el sistema internacional. Las respuestas a los
desafíos y la emergencia de temas transnacionales requieren respuestas multilaterales, acciones coordinadas y
asociadas a la cooperación y a la concertación.
Vivimos en un mundo complejo y de ideas plurales. Para abordar los cambios estructurales desarrollados en
América Latina, es necesario poner el énfasis en las propias estructuras. Una serie de cambios en la región,
como consecuencia directa de las transformaciones del sistema global en la mayoría de los casos, y no de
carácter endógeno.
Entre ellos cabría destacar, la menor presencia relativa de la influencia de Estados Unidos, consecuencia de la
perdida de relevancia de América Latina para su política exterior y de seguridad, en especial en América del
Sur. Sin embargo, América Latina sigue siendo un mercado demasiado jugoso como para que Estados Unidos
220
tire la toalla aunque haya abandonado definitivamente viejos proyectos (ALCA), en lo que podíamos
denominar una doctrina Monroe 3.0. Los Tratados de Libre Comercio firmados con Centroamérica, México o
República Dominicana u otros acuerdos similares con Colombia, Perú o Chile son muestra de que el interés
continua.
Mapa de las atrocidades de la CIA en América Latina y el Caribe
A pesar de que la perdida de centralidad de América Latina para la política exterior y de seguridad de los
Estados Unidos es un factor que propicia una mayor autonomía para la región en múltiples ámbitos, las
relaciones bilaterales como expresión del unilateralismo estadounidense, han marcado de manera profunda la
heterogeneidad regional, provocando la existencia de al menos dos subregiones diferenciadas: el norte de
América Latina liderado por México e integrado por los países de América central y el Caribe, estrechamente
ligados a Estados Unidos a través del comercio, las inversiones y las migraciones; y el sur, formado por los
países de UNASUR.
En lo referente a las estructuras primarias de la producción, las finanzas y el crédito, el crecimiento de
América Latina se ha constituido como el elemento de recuperación para muchas economías europeas, un
área de gran interés para las inversiones extranjeras, lo que potencia el desarrollo autónomo a través de la
diversificación de las fuentes de inversión. Una estructura, la productiva, que debe de afrontar en los
próximos años uno de sus principales riesgos, como la «reprimarización» de la estructura exportadora, a pesar
del aprovechamiento por parte de un buen número de la región de la demanda de commodities por parte del
denominado mundo en desarrollo. Una demanda que proviene sobre todo y en gran medida de Asia Pacífico,
Europa y Estados Unidos.
221
World commodities Map
Los procesos de cambio han posibilitado la creciente presencia comercial y económica de otros actores
globales en la región, propiciando el reconocimiento de la CELAC como entidad representativa del conjunto
de América Latina.
Con la emergencia económica del mundo en desarrollo surgen nuevos actores globalizantes, países
emergentes o (re)emergentes, los denominados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), o el grupo
más reciente, identificado y renombrado por entre otros, el economista Jim O ́Neill como MIST (por sus
siglas en inglés), compuesto por México, Indonesia, Corea del Sur y Turquía, países hacia los que deberían –y
así esta siendo en la actualidad– de apuntar las grandes inversiones en los próximos años. Esto ha producido
un desplazamiento de los ejes comerciales, financieros, de inversión y estratégico-militares a la Cuenca de
Asia-Pacífico, disminuyendo la relevancia del Atlántico.
222
Ante este contexto, y partiendo en primer lugar de las transformaciones del Estado en relación al proceso de
globalización económica, y el desplazamiento del poder de los Estados hacia los mercados y las redes de
actores no estatales, no debieran obviarse en el análisis, las importantes diferencias existentes en cuanto a las
estrategias de inserción en la economía política internacional, así como los distintos proyectos regionales de
cooperación e integración.
Las tendencias claramente heterogéneas y diferenciadas en torno a la inserción internacional de América
Latina se evidencian en dos casos muy claros, que evidencian las características de la región anteriormente
señaladas. Por un lado se encuentra el liderazgo de Brasil, papel que empezó a desempeñar a principios del
siglo XXI, y que se consolidó a mediados del decenio de 2000, debido a su crecimiento económico y por
consiguiente mayor presencia global. Esto le ha llevado a aumentar su peso dentro y fuera de la región,
posicionándose como el enlace latinoamericano con el grupo de los BRICS, además de ser el principal
promotor de la cooperación Sur-Sur y la integración sudamericana —cuyo ejemplo más claro es UNASUR—.
El contrapunto al liderazgo brasileño se encuentra en México, un liderazgo que se manifiesta en gran medida
en la esfera económica y multilateral. A lo largo de la historia, México ha sido uno de los países líderes en
América Latina. No obstante, fue el primer país de la región en ser parte de la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y su ingreso al Tratado de Libre Comercio de Norteamérica
(NAFTA), mostró su capacidad de diálogo múltiple. México también ejerce su liderazgo en la región a través
del multilateralismo. Fue el fundador del Grupo de Río (antecesor de la CELACL) y ha sido un precursor en
el control de armas: inició el Tratado de Tlatelolco en 1967, que declaró a América Latina y el Caribe una
zona libre de armas nucleares. Sin embargo, el liderazgo de México en la región no ha sido constante ni de
largo plazo.
Ha variado entre la indiferencia relativa, el abandono y la intensa actividad diplomática en países específicos
sobre temas particulares. El profesor Günther Maihold resume bien la situación de México cuando afirma que
«su imposibilidad para asumir un liderazgo regional reside en su identidad birregional». Por un lado, es
geográfica y económicamente parte de América del Norte; por otro lado, tiene sus raíces en Amé- rica Latina.
223
Mapa de la Integración Regional en América Latina y el Caribe
En resumen, la relación estrecha con Estados Unidos, la incertidumbre sobre la identidad mexicana y la
ocupación de Brasil del espacio político que antes le correspondía a México en América Latina, son factores
que limitan su capacidad de líder regional, a corto plazo.
De una concepción integracionista de carácter abierto, donde primaba en esencia el comercio –el simple
intercambio de bienes y servicios en el ámbito intrarregional y frente a terceros, y, eventualmente, políticas de
desarrollo industrial común como fue el caso del llamado Pacto Andino–, América Latina se ha propuesto
evolucionar hacia una noción integra- dora que incorpora temas estratégicos que implican ejes transversales
clave en la existencia y el desarrollo del Estado.
El nuevo regionalismo, como proceso dinámico y no estático, va más allá de la premisa liberal de que el
comercio, como factor de integración, es importante pero no es el único ni tampoco suficiente. Agrega
factores estratégicos como la seguridad, la solución de conflictos, la defensa de los derechos humanos, la
vigencia de la democracia, el desarrollo socio económico integral y equitativo, la protección del ambiente, la
integración física, los recursos energéticos. Se constituye en un fenómeno alternativo a la integración
comercial tradicional a pesar de desarrollarse en un contexto de marcada globalización particularmente
económica, comercial y financiera antes que política y social.
La concertación y la coordinación de políticas es una de las claves del éxito de la inserción internacional de
América Latina y el Caribe en el contexto actual. Para que esto sea posible y realizable se requiere además de
voluntad política, un liderazgo regional compartido. Solo a través de la cooperación entre los países líderes de
América Latina, se crearán espacios efectivos de participación de otros Estados y actores con intereses
224
específicos capaces de ejercer una influencia en el escenario internacional. La emergencia de una nueva
agenda global, obliga a la región latinoamericana a diseñar una matriz de política exterior que de respuestas
coordinadas para enfrentar los nuevos procesos de cambio de la sociedad internacional.
Por todo lo anterior, se debe de apostar por una distribución del poder negociada, multinivel y regionalizada,
en la que los Estados, y su componente más importante, los ciudadanos, miren hacia el futuro sin prejuicios de
visiones nacionales y «estadocéntricas». Porque los acontecimientos, al igual que las percepciones, marcan el
rumbo de la vida política, y esta con el paso del tiempo, está dejando de lado el escenario territorial por
excelencia, configurándose como una política interior global.
Jorge Hernández
Alcalá de Henares, 1989. Licenciado en Relaciones Internacionales por la UCM. Especialista en temas
europeos, regionalismo y procesos de integración en América Latina, gobernanza global y economía política
internacional. Colaborador de blogs de análisis internacional como ‘esglobal’ y magazines como ‘Highway’.
Actualmente es investigador junior del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI).
LA VIDA NOS PARECERÁ BREVE SI NO HACEMOS LO QUE REALMENTE DESEAMOS
(SOBRE UN FRAGMENTO DE SÉNECA)
http://pijamasurf.com/2014/10/la-vida-nos-parecera-breve-si-no-hacemos-lo-querealmente-deseamos-sobre-un-fragmento-de-seneca/
¿LA VIDA ES BREVE O SOMOS NOSOTROS QUIENES LA HACEMOS ASÍ? EL ESTOICISMO DE
SÉNECA, LEÍDO A LA LUZ DE LA IMPORTANCIA QUE EL DESEO AUTÉNTICO TIENE EN
NUESTRA VIDA, NOS OFRECE UNA RESPUESTA AL RESPECTO
POR: PIJAMASURF - 06/10/2014 A LAS 18:10:06
ALTERCULTURA / ALTER-EXISTENCIA
seneca_Desde que el ser humano fue capaz de pensar en sí mismo, la existencia ha estado
acompañada por la angustia. Puede ser, como entre los hindúes, la angustia de saber que este
mundo es sólo una ilusión (maia); la angustia del deseo, como en el pensamiento budista; o
esa angustia un poco más familiar para nosotros los occidentales que Heidegger describió tan
bien y la cual surge de la oposición entre el Ser y la Nada, la existencia y la finitud.
Somos, pero pronto dejaremos de ser. Teognis de Megara, poeta elegíaco griego, llegó a
escribir que “sería mejor no haber nacido o, una vez nacidos, cruzar lo más pronto posible las
puertas del Hades”, una respuesta pesimista que también está en el Edipo en Colono de
Sófocles (1224-5) y en el encuentro entre el sátiro Sileno y el Rey Midas según lo cuenta
Nietzsche; en todos los casos se trata de una reacción a esa angustia que, para algunos,
hubiera sido preferible evitar.
225
Sin embargo, esta no es la única salida. Esa misma angustia, tomada de otro modo, puede ser
una inesperada fuente de élan vital. La vida como una carrera contra la muerte y nuestras
obras como el dique que construimos con premura ante la ola imparable de la fatalidad.
En esta última línea se inscribe el pensamiento de Séneca, probablemente el más conocido de
los filósofos estoicos. Como todo hombre, Séneca se enfrentó también al problema de la
finitud de la vida —de su propia vida— pero en vez de quedar sólo paralizado o aterrorizado,
se decantó hacia la resolución, tanto en sentido discursivo como pragmático, esto es: resolvió
al tiempo que determinó.
No es que tengamos poco tiempo de vida, sino que malgastamos mucho de este. La vida es lo
suficientemente extensa: se nos otorgó una cantidad suficientemente generosa para conseguir
los logros más elevados si fuera todo lo que buscáramos. Pero cuando la desperdiciamos en
lujos indolentes y ninguna buena actividad, la frontera final de la muerte nos obliga a darnos
cuenta de que la vida transcurrió antes de que nos diéramos cuenta de que estaba
transcurriendo. Así es: no se nos dio una vida corta, sino que nosotros la hacemos corta, y no
es que se nos otorgue pobremente suministrada, sino que nosotros la desperdiciamos. La vida
es larga si sabes cómo usarla.
La posición de Séneca podría sonar cercana a la moral, a ese “debe ser” que por definición es
inalcanzable. Sin embargo, no se trata de cambiar una opresión por otra y sustituir la angustia
de la muerte por el yugo del deber. Esa, en todo caso, sería la combinación de moral
protestante que tan buen suelo encontró en la ideología capitalista del burgués ascendente, la
moral que adaptó el trabajo el propósito de la salvación.
Es posible que Séneca, en todo su estoicismo, se refiera a otra cosa. O al menos en su
pensamiento hay lugar para otras interpretaciones. El desperdicio que denuncia, el “si sabes
cómo usarla” que recomienda, puede entenderse fuera de la moralidad y quizá, más bien,
cercano al deseo y la autenticidad. ¿Qué tanto esos lujos de los que se queja el estoico es todo
eso superfluo que, en última instancia, no somos? Séneca se refiere a riquezas y bienes quizá,
¿pero no son estas cosas que muchas veces buscamos pero no por un deseo propio, sino por
una imposición ajena? ¿Y cuánto de lo que somos no es así? Hay quienes creen que la vida
respetable se consigue teniendo un auto y una casa, un empleo fijo; ¿pero respetable para
quién? ¿No ese un “lujo” que al final de los días puede revelarse vano ante la pesarosa certeza
de que no correspondía a la vida que realmente se deseaba?
Entonces puede ser que la sentencia de Séneca admita una paráfrasis:
La vida es larga si sabes cómo desearla
SÉNECA - DE LA BREVEDAD DE LA VIDA (1) - A PAULINO
http://www.e-torredebabel.com/Biblioteca/Seneca/Seneca-Brevedad-Vida.htm
CAPÍTULO PRIMERO
Séneca - Tratados filosóficos- De la Brevedad de la VidaLa mayor parte de los hombres, oh
Paulino, se queja de la naturaleza, culpándola de que nos haya criado para edad tan corta, y
que el espacio que nos dio de vida corra tan veloz, que vienen a ser muy pocos aquéllos a
quienes no se les acaba en medio de las prevenciones para pasarla. Y no es sola la turba del
226
imprudente vulgo la que se lamenta de este opinado mal; que también su afecto ha despertado
quejas en los excelentes varones, habiendo dado motivo a la ordinaria exclamación de los
médicos, que siendo corta la vida, es larga y difusa el arte de vivir. De esto también se originó
la querella (indigna de varón sabio, aunque tratando de comprender) que Aristóteles dio, que
siendo la edad de algunos animales brutos tan larga, que en unos llega a cinco siglos y en otros
a diez, sea tan corta y limitada la del hombre, criado para cosas tan superiores. El tiempo que
tenemos no es corto; pero perdiendo mucho de él, hacemos que lo sea, y la vida es
suficientemente larga para ejecutar en ella cosas grandes, si la empleáremos bien. Pero al que
se le pasa en ocio y en deleites, y no la ocupa en loables ejercicios, cuando le llega el último
trance, conocemos que se le fue sin que él haya entendido que caminaba. Lo cierto es que la
vida que se nos dio no es breve, nosotros hacemos que lo sea; y que no somos pobres, sino
pródigos del tiempo; sucediendo lo que a las grandes y reales riquezas, que si llegan a manos
de dueños poco cuerdos se disipan en un instante; y al contrario las cortas y limitadas,
entrando en poder de próvidos administradores, crecen con el uso. Así nuestra edad tiene
mucha latitud para los que usaren bien de ella.
CAPÍTULO II
¿Para qué nos quejamos de la naturaleza, pues ella se hubo con nosotros benignamente? Larga
es la vida, si la sabemos aprovechar. A uno detiene la insaciable avaricia, a otro la cuidadosa
diligencia de inútiles trabajos; uno se entrega al vino, otro con la ociosidad se entorpece; a
otro fatiga la ambición pendiente siempre de ajenos pareceres; a unos lleva por diversas
tierras y mares la despeñada codicia de mercancías con esperanzas de ganancia; a otros
atormenta la militar inclinación, sin jamás quedar advertidos con los ajenos peligros ni
escarmentados con los propios. Hay otros que en veneración no agradecida hacia sus
superiores consumen su edad en voluntaria servidumbre; a muchos detiene la emulación de
ajena fortuna, o el aborrecimiento de la propia; a otros trae una inconstante y siempre
descontenta liviandad, vacilando entre varios pareceres; y algunos hay que no agradándose de
ocupación alguna a que dirijan su carrera, los hallan los hados marchitos y vocezando de tal
manera, que no dudo ser verdad lo que en forma de oráculo dijo el mayor de los poetas:
pequeña parte de vida es la que vivimos: porque lo demás es espacio, y no vida, sino tiempo.
Por todas partes los cercan apretantes vicios, sin dar lugar a que se levanten jamás y sin
permitir que pongan los ojos en el rostro de la verdad; y teniéndolos sumergidos y asidos en
sus deseos, los oprimen. Nunca se les da lugar a que vuelvan sobre sí, y si acaso tal vez les
llega alguna no esperada quietud, aun entonces andan fluctuando, sucediéndoles lo que al
mar, en quien después de pacificados los vientos quedan alteradas las olas, sin que jamás les
solicite el descanso a dejar sus deseos. ¿Piensas que hablo de solos aquéllos cuyos males son
notorios? Pon los ojos en los demás, a cuya felicidad se arriman muchos, y verás que aun éstos
se ahogan con sus propios bienes. ¿A cuántos son molestas sus mismas riquezas? ¿A cuántos
ha costado su sangre el vano deseo de ostentar su elocuencia en todas ocasiones? ¿Cuántos,
con sus continuos deleites, se han puesto pálidos? ¿A cuántos no ha dejado un instante de
libertad el frecuente requerimiento de sus paniaguados? Pasa, pues, desde los más ínfimos a
los más empinados, y verás que éste es citado a juicio, el otro asiste, aquél peligra, éste
defiende y otro sentencia, consumiéndose los unos en los otros. Pregunta la vida de éstos
cuyos nombres se celebran, y verás que se conocen por las señales, que éste es reverenciador
de aquél, aquél del otro, y ninguno de sí. Con lo cual es ignorantísima la indignación de
algunos que se quejan del sobrecejo de los superiores, cuando no los hallan desocupados al ir
a visitarlos. ¿Es posible que los que, aun sin tener ocupación y sin estar jamás desocupados
para sí mismos, tengan atrevimiento para condenarlos por soberbia? El otro, séase el que se
227
fuere, por lo menos tal vez, aunque con rostro insolente, puso los ojos en ti, tal vez te oyó, y tal
vez te admitió a su lado, y tú jamás te has dignado de mirarte ni oírte.
CAPÍTULO III
No hay para qué cargues a los otros estas obligaciones, pues cuando fuiste a buscarlos no fue
tanto para estar con ellos cuanto porque no podías estar contigo. Aunque concurran en esto
todos los ingenios que resplandecieron en todas las edades, no acabarán de ponderar
suficientemente esta niebla de los humanos entendimientos. Algunos no consienten que nadie
les ocupe sus heredades; y por pequeña que sea la diferencia que se ofrece en asentar los
linderos, vienen a las piedras y a las armas; y tras eso, no sólo consienten que otros se les
entren en su vida, sino que ellos mismos introducen a los que han de ser los poseedores de
ella. Ninguno hay que quiera repartir sus dineros, habiendo muchos que distribuyen su vida:
muéstranse miserables en guardar su patrimonio, y cuando se llega a la pérdida de tiempo,
son pródigos de aquello en que fuera justificada la avaricia. Deseo llamar a alguno de los
ancianos, y pues tú lo eres, habiendo llegado a lo último de la edad humana, teniendo cerca de
cien años o más, ven acá, llama a cuentas a tu edad. Dime, ¿cuánta parte de ella te consumió el
acreedor, cuánta el amiga, cuánta la República y cuánta tus allegados, cuánta los disgustos con
tu mujer, cuánta el castigo de los esclavos, cuánta el apresurado paseo por la ciudad en
cumplimiento de tus obligaciones sociales? Junta a esto las enfermedades tomadas con tus
manos, añade el tiempo que se pasó en ociosidad, y hallarás que tienes muchos menos de los
que cuentas. Trae a la memoria si tuviste algún día firme determinación, y si le pasaste en
aquello para que le habías destinado. Qué uso tuviste de ti mismo, cuándo estuvo tu rostro en
su ser, cuándo el ánimo sin temores; qué cosa hayas hecho para ti en tan larga edad; cuántos
hayan sido los que te han robado la vida, sin entender tú lo que perdías; cuánto tiempo te han
quitado el vano dolor, la ignorante alegría, la hambrienta codicia y la entretenida
conversación: y viendo lo poco que a ti te has dejado de ti, juzgarás que mueres malogrado.
CAPITULO IV
¿Cuál, pues, es la causa de esto? El vivir como si hubiérades de vivir para siempre, sin que
vuestra fragilidad os despierte. No observáis el tiempo que se os ha pasado, y así gastáis de él
como de caudal colmado y abundante, siendo contingente que el día que tenéis determinado
para alguna acción sea el último de vuestra vida. Teméis como mortales todas las cosas, y
como inmortales las deseáis. Oirás decir a muchos que en llegando a cincuenta años se han de
retirar a la quietud, y que el de sesenta les jubilará de todos los oficios y cargos.
Dime, cuando esto propones, ¿qué seguridad tienes de tan larga vida? ¿Quién te consentirá
ejecutar lo que dispones? ¿No te avergüenzas de reservarte para las sobras de la vida,
destinando a la virtud solo aquel tiempo que para ninguna cosa es de provecho? jOh, cuán
tardía acción es comenzar la vida cuando se quiere acabar! ¡Qué necio olvido de la mortalidad
es diferir los santos consejos hasta los cincuenta años, comenzando a vivir en edad a que son
pocos los que llegan! A muchos de los poderosos que ocupan grandes puestos oirás decir que
codician la quietud, que la alaban y la prefieren a todos los bienes; que desean (si con
seguridad lo pudiesen hacer) bajar de aquella altura; porque cuando falten males exteriores
que les acometan y combatan, la misma buena fortuna se cae de suyo.
CAPÍTULO V
228
El divo Augusto, a quien los Dioses concedieron más bienes que a otro alguno, andaba siempre
deseando la quietud, y pidiendo le descargasen del peso de la República. Todas sus pláticas
iban enderezadas a planear su descanso, y con este dulce aunque fingido consuelo de que
algún día había de vivir para sí, entretenía sus trabajos. En una carta que escribió al Senado,
en que se prometía un descanso digno sin renunciar a su antigua gloria, hallé estas palabras:
«Aunque estas cosas se hacen con mas gloria que se prometen, la alegría de llegar al deseado
tiempo me ha puesto tan adelante, que aunque aún está lejos, me recreo y recibo deleite con la
dulzura de estas pláticas.» De tan grande importancia juzgaba ser la quietud, que ya que no
podía conseguirla, se deleitaba en hablar de ella. Aquél que veía pender todas las cosas de su
voluntad, y el que hacía felices a todas las naciones; ése cuidaba gustoso del día en que se
había de desnudar de aquella grandeza. Conocía por experiencia cuánto sudor le habían
costado aquellos bienes, que en todas partes resplandecen, y cuánta parte de encubiertas
congojas encierran, habiéndose hallado forzado a pelear primero con sus ciudadanos, después
con sus compañeros, y últimamente con sus deudos, derramando sangre en mar y tierra.
Acosado por Macedonia, Sicilia, Egipto, Siria y Asia, y casi por todas las demás provincias del
orbe, pasó a combatir al exterior con sus ejércitos, cansados de mortandad romana, mientras
pacificaba los Alpes y domaba los enemigos mezclados en la paz y en el Imperio; y mientras
ensanchaba los linderos pasándolos del Rin, Eufrates y Danubio, se estaban afilando contra él
en la misma ciudad de Roma las espadas de Murena, de Escipión, de Lépido y los Egnacios.
Apenas había deshecho las asechanzas de éstos, cuando su propia hija y muchos mancebos
nobles, unidos por el adulterio como si fuera con juramento, ponían temor a su quebrantada
vejez: después de lo cual le quedaba una mujer a quien temer otra vez con Antonio. Cortaba
estas llagas, cortando los miembros, y al punto nacían otras; y como en cuerpo cargado con
mucha sangre, siempre manaba alguna parte de él. Finalmente deseaba la quietud, y en la
esperanza y pensamiento de ella descansaban sus trabajos. Éste era el deseo de quien podía
hacer que todos consiguiesen los suyos. Marco Tulio Cicerón, perseguido de los Catilinas,
Clodios, Pompeyos y Crasos, los unos enemigos manifiestos, y otros no seguros amigos;
mientras arrimando el hombro sostuvo a la República que se iba a caer, padeció con ella
tormentas; apartado finalmente, y no quieto con los prósperos sucesos, y mal sufrido con los
adversos, abominó muchas veces de aquél su consulado tan sin fin, aunque no sin causa
alabado. ¡Qué lamentables palabras pone en una carta que escribió a Ático después de vencido
Pompeyo, estando su hijo rehaciendo en España las quebrantadas armas! «¿Pregúntasme
(dice) qué hago aquí? Estoyme en mi Tusculano medio libre.» Y añadiendo después otras
razones, en que lamenta la edad pasada, se queja de la presente, y desconfía de la venidera.
Llamóse Cicerón medio libre, y verdaderamente no le convenía tomar tan abatido apellido,
pues el varón sabio no es medio libre, siempre goza de entera y sólida libertad: y siendo
suelto, y gozando de su derecho, sobrepuja a los demás, no pudiendo haber quien tenga
dominio en aquél que tiene imperio sobre la fortuna (2).
CAPÍTULO VI
Habiendo Livio Druso, hombre áspero y vehemente, promovido las nuevas leyes y los daños
de Graco, estando acompañado de grande concurso de toda Italia, y no habiendo antevisto el
fin de las cosas, que ni podía ejecutar, ni tenía libertad para retroceder en ellas, detestando su
vida desde la inquieta niñez, se cuenta que dijo que él solo era quien, ni siendo muchacho,
había tenido un día de descanso. Atrevióse, antes de salir de la edad pupilar y de quitarse la
ropa pretexta, a favorecer con los jueces las causas de los culpados, interponiendo su favor
con tanta eficacia, que consta haber violentado algunos pareceres. ¿Hasta dónde no había de
llegar tan anticipada ambición? Claro está que aquélla tan acelerada audacia había de parar en
229
grande mal particular y público. Tarde, pues, se quejaba de que no había tenido un día de
quietud, habiendo sido sedicioso desde niño y peligroso en los Tribunales. Dúdase si se mató
él mismo: porque cayó habiendo recibido una repentina herida en la ingle; dudando alguno si
en él fue la muerte voluntaria o venida justo en ocasión. Superfluo será el referirnos a muchos
que, siendo tenidos de los demás por dichosísimos, dieron ellos mismos verdadero testimonio
de sí; pero en estas quejas ni se enmendaron, ni enmendaron a otros: porque al mismo tiempo
que las publicaban con palabras, volvían los afectos a su antigua costumbre. Lo cierto es que
aunque llegue nuestra vida a mil años, se reduce a ser muy corta. En cada siglo se consumen
todas las cosas, siendo forzoso que este espacio de tiempo en que corre la naturaleza, por
mucho que se apresure la razón, se nos huya con toda ligereza: porque ni impedimos ni
detenemos el curso de la cosa más veloz, antes consentimos se vaya como si no fuese
necesaria y se pudiese recuperar. En primer lugar pongo aquéllos que jamás están
desocupados sino para el vino y Venus (3), porque éstos son los más torpemente
entretenidos; que los demás que pecan engañados con apariencia de gloria vana yerran con
cubierta de bien. Ora me hables de los avarientos, ora de los airados, ora de los guerreros,
todos éstos pecan más varonilmente; pero la mancha de los inclinados a sensualidad y deleites
es torpe. Examina los días de éstos, mira el tiempo que se les va en contar, en acechar, en
temer, en reverenciar, y cuánto tiempo les ocupan sus conciertos y los ajenos, cuánto los
convites (que ya vienen a tenerse por oficio), y conocerás que ni sus males ni sus bienes los
dejan respirar. Finalmente, es doctrina comúnmente recibida que ninguna acción de los
ocupados en estas cosas puede ser acertada; no la elocuencia ni las artes liberales, porque el
ánimo estrechado no es capaz de cosas grandes, antes las desecha como holladas; y el hombre
ocupado en ninguna cosa tiene menor dominio que en su vida, por ser dificultosísima la
ciencia de vivir.
CAPÍTULO VII
De las demás artes, donde quiera se encuentran muchos profesores, y algunas hay que aun los
muy niños las han aprendido de modo que las pueden enseñar; mas la de vivir, toda la vida se
ha de ir estudiando, y lo que más se debe ponderar es que toda ella se ha de gastar en
aprender a morir. Muchos grandes varones, habiendo dejado todos los embarazos,
renunciando las riquezas, oficios y entretenimientos, no se ocuparon en otra cosa hasta el
remate de su vida sino en el arte de saber vivir; y muchos de ellos murieron confesando que
aun no habían llegado a conseguirla: ¿cómo, pues, la sabrán los que no la estudian? Créeme
que es de hombres grandes, y que sobrepujan a los humanos errores, no consentir que se les
usurpe un instante de tiempo, con lo cual viene a ser larguísima su vida, porque todo lo que
ella se extendió fue para ellos, no consintiendo hubiese cosa ociosa y sin cultivar; no
entregaron parte alguna al ajeno dominio, porque no hallaron equivalente recompensa con
que permutar el tiempo; y así fueron vigilantísimos guardadores de él, con lo cual les fue
suficiente: al contrario es forzoso les falte a los que el pueblo ha quitado mucha parte de la
vida. Y no entiendas que éstos dejan de conocer que de aquella causa les procede este daño: a
muchos de éstos, a quienes la grande felicidad agobia, oirás exclamar, entre la caterva de sus
paniagudos o con el despacho de los negocios o en las demás honrosas miserias, que no les es
permitido vivir. ¿Se maravillan de que no les sea permitido vivir? Todos aquéllos que se le
allegan le apartan de sí. ¿Cuántos días te quitó el preso, cuántos el pretendiente, cuántos la
vieja cansada de enterrar herederos, cuántos el que se fingió enfermo para despertar la
avaricia de los que codician su herencia, cuántos el amigo poderoso que te tiene no para
amistad sino para ostentación? Haz (te ruego) un avanzo, y cuenta los días de tu vida, y verás
cuán pocos y desechados han sido los que has tenido para ti. El otro, que llegó a conseguir el
230
consulado que tanto pretendió, desea dejarlo y dice: «¿Cuándo se acabará este año?» Tiene el
otro a su cargo las fiestas, habiendo hecho gran aprecio de que le cayó por suerte la comisión,
y dice: «¿Cuándo saldré de este cuidado?» Escogen a uno para abogado entre todos los demás,
y llénase el Tribunal de gente para oírle aun hasta donde no alcanza su voz, y dice: «¿Cuándo
se acabará de sentenciar este pleito?» Cada cual precipita su vida, trabajando con el deseo de
lo futuro y con el hastío de lo presente. Pero aquél que aprovecha para sí todo su tiempo, y el
que ordena todos sus días para que le sean de vida, ni desea ni teme al día venidero; porque
¿qué cosa le puede acarrear que le sea disgusto? Conocidas tiene con hartura todas las cosas;
en lo demás disponga la fortuna como quisiere, que ya la vida de éste está en puerto seguro;
podrásele añadir algo, pero quitar no; sucediéndole lo que al estómago, que estando
satisfecho y no cargado, admite algún manjar sin haberle apetecido.
CAPÍTULO VIII
No juzgues, pues, que alguno ha vivido mucho tiempo por verle con canas y con arrugas; que
aunque ha estado mucho tiempo en el mundo, no ha vivido mucho. ¿Dirás tú, por ventura, que
navegó mucho aquél que, habiendo salido del puerto, le trajo la cruel tempestad de una parte
a otra, y forzado de la furia de encontrados vientos, anduvo dando bordos en un mismo
paraje? Éste, aunque padeció mucho, no navegó mucho. Suélome admirar cuando veo algunos
que piden tiempo, y que los que lo han de dar se muestran fáciles. Los unos y los otros ponen
la mira en el negocio para que se pide el tiempo, pero no la ponen en el mismo tiempo; y como
si lo que se pide y lo que se da fuera de poquísimo valor, se desprecia una cosa tan digna de
estimación. Engáñalos el ver que el tiempo no es cosa corpórea, ni se deja comprender con la
vista, y así le tienen por cosa vilísima y de ningún valor. Algunos carísimos varones reciben
pago de otros, y por ellos alquilan su trabajo, su cuidado y su diligencia; pero del tiempo no
hay quien haga aprecio: usan de él pródigamente, como de cosa dada gratuitamente. Pon los
ojos en los que esto hacen, y míralos cuando están enfermos, y cuando se les acerca el peligro
de la muerta y temen el capital suplicio, y verás que dicen, tocando las rodillas de los médicos,
que están dispuestos a dar toda su hacienda por conservar la vida: tan diversa es en ellos la
discordia de los afectos. Y si, así como podemos traer a cada uno a la memoria el número de
los años que se le han pasado, pudiésemos tener certeza de los que le quedan, ¡oh, cómo
temblarían aquéllos a quienes les quedasen pocos, y cómo huirían de disiparlos! La
disposición de lo que es cierto, aunque sea poco, es fácil; pero conviene guardar con mayor
diligencia aquello que no sabes cuándo se te ha de acabar. Y no pienses que ellos ignoran que
el tiempo es cosa preciosa, pues para encarecer el amor que tienen a los que aman mucho les
suelen decir que están prontos a darles parte de sus años. Lo cierto es que sin entenderlo se
los dan; pero danlos quitándoselos a sí mismo, sin que se acrezcan a los otros; pero como
ignoran lo que pierden, viéneles a ser más tolerable la pérdida del no entendido daño. No hay
quien pueda restituirte los años, y ninguno te restituirá a ti mismo: la edad proseguirá el
camino que comenzó, sin volver atrás ni detenerse; no hará ruido ni te advertirá de su
velocidad; pasará con silencio; no se prorrogará por mandado de los Reyes ni por el favor del
pueblo, correrá desde el primer día como se le ordenó; en ninguna parte tomará posada ni se
detendrá. ¿Qué se seguirá de esto? Que mientras tú estás ocupado huye aprisa la vida,
llegando la muerte, para la cual, quieras o no quieras, es forzoso desocuparte.
CAPITULO IX
¿Por ventura alguno (hablo de aquéllos que se precian de prudentes), viviendo con más
cuidado, podrá conseguir el vivir con más descanso? Disponen la vida haciendo cambios y
231
recambios de ella, y extienden los pensamientos a término largo, consintiendo la mayor
pérdida de la vida en la dilación: ella nos saca de las manos el primero día, ella nos quita las
cosas presentes, mientras nos está ofreciendo las futuras: siendo gran estorbo para la vida la
esperanza, que pende de lo que ha de suceder mañana. Pierdes lo presente y, disponiendo de
lo que está en las manos de la fortuna, dejas lo que está en las tuyas. ¿Dónde pones la mira?
¿Hasta dónde te extiendes? Todo lo que está por venir es incierto. Vive el presente, y advierte
que el mayor de los poetas, como inflamado de algún divino oráculo, cantó aquel saludable
verso: «El mejor día de todos los mortales es el primero que huye.» ¿Cómo te detienes? (dice)
¿Cómo tardas? El tiempo huye si no le ocupas; y aunque le ocupes, huye; y así, se ha de
contrastar su celeridad con la presteza de aprovecharle, cogiendo con prisa el agua como de
arroyo rápido que en pasando la corriente queda seco. También es muy a propósito para
condenar los pensamientos prolongados, que no llaman buena a la edad sino al día.
CAPÍTULO X
¿Cómo, pues, en tan apresurada huida del tiempo, quieres tú con seguridad y pereza extender
en una larga continuación los meses y los años, regulándolos a tu albedrío? Advierte que el
poeta habló contigo cuando habló del día, y del día que huye. No se debe, pues, dudar que
huye el primero buen día a los miserables y ocupados hombres, cuyos pueriles ánimos oprime
la vejez, llegando a ella desapercibidos y desarmados. No hicieron prevenciones, y dieron de
repente con ella en sus manos, no echando de ver que cada día se les iba acercando;
sucediéndoles lo que a los caminantes, que entretenidos en alguna conversación, alguna
lectura o algún interior pensamiento, echan de ver que han llegado al lugar antes que
entendiesen estaban cerca. Así este continuo y apresurado viaje de la vida, en que vamos a
igual paso los dormidos y los despiertos, no lo conocen los ocupados sino cuando se acabó.
CAPÍTULO XI
Si hubiera de probar con ejemplos y argumentos lo que he propuesto, ocurriéranme muchos
con que hacer evidencia que la vida de los ocupados es brevísima. Solía decir Fabiano (no de
estos filósofos de cátedra, sino de los verdaderos y antiguos) que contra las pasiones se había
de pelear con ímpetu y no con sutileza, ahuyentando el escuadrón de los afectos no con
pequeños golpes, sino con fuertes encuentros; porque para deshacerlos no bastan ligeras
escaramuzas, sino heridas que corren. Pero para avergonzar a los ocupados de sus culpas no
basta condolernos de ellos; menester es enseñarles. En tres tiempos se divide la vida: en
presente, pasado y futuro. De éstos, el presente es brevísimo, el futuro dudoso, el pasado
cierto; pero éste, que ningún imperio puede volver atrás y en el que perdió ya su derecho la
fortuna, es el que no gozan los ocupados, por faltarles tiempo para poner los ojos en lo
pasado; y si tal vez lo tienen, es desabrida la memoria de las cosas pasadas, porque contra su
voluntad reducen el ánimo los tiempos mal empleados, sin tener osadía de acordarse de ellos;
porque los vicios, que con algún halago de deleite presente se iban entrando con disimulación,
se manifiestan con la memoria del pasado. Ninguno otro, sino aquél que reguló sus acciones
con el nivel de la buena conciencia (que jamás se deja engañar culpablemente), hace con gusto
reflexión de la vida pasada; pero el que con ambición deseó muchas cosas, el que las despreció
con soberbia y las adquirió con violencia, el que engañó con asechanzas, robó con avaricia y
despreció con prodigalidad, es forzoso tema a su misma memoria. Esta parte del tiempo
pasado es una cosa sagrada y dedicada, libre ya de todos los humanos acontecimientos y
exenta del imperio de la fortuna, sin que le aflijan pobreza o miedo ni el concurso de varias
enfermedades. Y no puede inquietarse ni quitarse, por ser su posesión perpetua e
232
imperturbable. El tiempo presente es sólo de días singulares, y su presencia consiste en
instantes. Pero los días del tiempo pasado, siempre que se lo mandares, aparecerán en tu
presencia, consintiendo ser detenidos para ser residenciados a tu albedrío; si bien para este
examen falta tiempo a los ocupados; que el discurrir sobre toda la vida pasada es dado
solamente a los entendimientos quietos y sosegados. Los ánimos de los entretenidos están
como debajo de yugo, no pueden mirarse ni volver la cabeza. Anegóse, pues, su vida, y aunque
le añadas lo que quisieres, no fue de más provecho que lo es la nada, si no exceptuaron y
reservaron alguna parte. De poca importancia es el darles largo tiempo si no hay en qué haga
asiento y se guarde; piérdeseles por los rotos y agujerados ánimos. El tiempo presente es
brevísimo, de tal manera que algunos dicen que no le hay, porque siempre está en veloz
carrera; corre y precipítase, y antes deja de ser que haya llegado, sin ser más capaz a
detenerse que el orbe y las estrellas, cuyo movimiento es sin descanso y sin pararse en algún
lugar. No gozan, pues, los ocupados más que del tiempo presente, el cual es tan breve que no
se puede comprender, y aun éste se les huye estando ellos distraídos en diversas cosas.
CAPÍTULO XII
¿Quieres, finalmente, saber lo poco que viven? Pues mira lo mucho que desean vivir. Mendigan
los viejos decrépitos, a fuerza de votos, el aumento de algunos pocos años. Fíngense de menos
edad, y lisonjéanse con la mentira; engáñanse con tanto gusto como si juntamente engañaran
a los hados. Pero cuando algún accidente les advierte la mortalidad, mueren como
atemorizados, no como los que salen de la vida, sino como excluidos de ella. Dicen a voces que
fueron ignorantes en no haber sabido vivir, y que si escapan de aquella enfermedad han de
vivir en descanso; conocen entonces cuán en vano adquirieron los bienes que no han de gozar,
y cuán perdido fue todo afán. Pero, ¿qué cosa estorba que la vida de los que la pasan apartados
de los negocios sea larga? Ninguna parte de ella se emplea en diferente fin, nada se
desperdicia, nada se da a la fortuna, nada con negligencia se pierde, nada se disminuye con
dádivas, nada hay infructuoso; y para decirlo en una palabra, toda ella está dando réditos, y
así, por pequeña que sea, es suficiente. De que se seguirá que cada y cuando que al varón sabio
se llegare el último día no se detendrá, sino que irá a la muerte con paso decidido.
¿Preguntarásme, por ventura, a qué personas llamo ocupadas? No pienses que hablo sólo de
aquéllos que para que desocupen los tribunales es necesario soltar los perros, y que tienen
por honrosos los encuentros con el vulgo que les sigue y por afrentosos los de los que no les
acompañan, ni aquéllos a quienes sus oficios los sacan de sus casas para chocar con las
puertas ajenas, ni aquéllos a quienes enriquece la vara del juez con infames ganancias, que tal
vez crían postema. El ocio de algunos está ocupado en su aldea o en su cama; pero en medio
de la soledad, aunque se apartan de los demás, ellos mismos se son molestos; y así de éstos no
hemos de decir que tienen vida descansada, sino ocupación ociosa.
CAPÍTULO XIII
¿Llamarás tú desocupado al que gasta la mayor parte del día en limpiar con cuidadosa
solicitud los vasos de Corinto, estimados por la locura de algunos, y en quitar el orín a las
mohosas medallas? ¿Al que, sentado en el lugar de las luchas, está mirando las pendencias de
los mozos? Porque ya (¡oh grave mal!) no sólo enfermamos con vicios romanos. ¿Al que está
apareando los rebaños de sus esclavos, dividiéndolos por edades y colores, y al que banquetea
a los que vencen en la lucha? ¿Por qué llamas descansados a aquéllos que pasan muchas horas
con el barbero, mientras les corta el pelo que creció la noche pasada, y mientras se hace la
consulta sobre cualquiera cabello, y mientras las esparcidas guedejas se vuelven a componer,
233
o se compele a los desviados pelos que de una y otra parte se junten para formar copete? Por
cualquier descuido del barbero se enojan como si fueran varones; enfurécense si se les cortó
un átomo de sus crines, o si quedó algún cabello fuera de orden, y si no entraron todos en los
rizos. ¿Cuál de éstos no quiere más que se descomponga la paz de la república que la
compostura de su cabello? ¿Cuál no anda más solícito en el adorno de su cabeza que en la
salud del Imperio, preciándose más de lindo que de honesto? ¿A éstos llamas tú desocupados,
estando tan ocupados entre el peine y el espejo? ¿Pues qué dirás de aquéllos que trabajan en
componer, oír y aprender tonos, mientras con quiebras de necísima melodía violentan la voz
que naturaleza les dio, con un corriente claro, bueno y sin artificio? ¿Aquéllos cuyos dedos
midiendo algún verso están siempre haciendo son? ¿Aquéllos que llamados para cosas graves
y tristes, se les oye una tácita música? Todos éstos no tienen ocio, sino perezoso negocio.
Tampoco pondré los convites de éstos entre los tiempos desocupados, viéndolos tan solícitos
en componer los aparadores, en aliñar las libreas de sus criados, que suspensos están en cómo
vendrá partido el jabalí por el cocinero, con qué presteza han de acudir los pajes a cualquier
seña, con cuánta destreza se han de trinchar las aves en no feos pedazos, cuán curiosamente
los infelices mozuelos limpian la saliva de los borrachos. Con estas cosas se afecta granjear
fama de curiosos y espléndidos, siguiéndoles de tal modo sus vicios hasta el fin de la vida, que
ni beben ni comen sin ambición. Tampoco has de contar entre los ociosos a los que se hacen
llevar de una parte a otra en silla o en litera, saliendo al encuentro a las horas del paseo, como
si el dejarle no les fuera lícito. Otro les advierte cuándo se han de lavar, cuándo se han de
bañar, cuándo han de cenar; y llega a tanto la enfermedad de ánimo relajado y dejativo, que no
pueden saber por sí si acaso tienen hambre. Oí decir de uno de estos delicados (si es que se
puede llamar deleite ignorar la vida y costumbres de hombres) que habiéndole sacado de un
baño en brazos, y sentádole en una silla, que dijo, preguntando, si estaba sentado. ¿Piensas tú
que éste que ignora si está sentado sabe si vive, si ve y si está ocioso? No sé si me compadezca
más de que lo ignorase o de que fingiese ignorarlo. Muchas son las cosas que ignoran, y
muchas en las que imitan la ignorancia; deléitanles algunos vicios, y teniéndolos por
argumento de su felicidad, juzgan que es de hombres bajos el saber lo que han de hacer. Dirás
que los poetas han fingido muchas cosas para zaherir las demasías. Pues créeme, que es
mucho más lo que se les pasa por alto que lo que fingen; habiendo en este nuestro infeliz siglo
(para solo esto ingenioso) pasado tan adelante la abundancia de increíbles vicios, que
podemos llegar a condenar la negligencia de las sátiras, habiendo alguno tan muerto en sus
deleites, que someta a juicio ajeno el saber si está sentado o no.
CAPÍTULO XIV
Éste, pues, no se debe llamar ocioso; otro nombre se le ha de poner: enfermo está, o por mejor
decir, muerto. Ocioso es el que conoce el ocio; pero el que para entender sus acciones
corporales necesita de quien se las advierta, éste solamente es medio vivo. ¿Cómo tendrá
dominio en el tiempo? Sería prolijidad referir todos aquéllos a quienes los dados, el ajedrez, la
pelota, o el cuidado de curtirse al sol les consume la vida. No son ociosos aquéllos cuyos
deleites los traen afanados, y nadie duda que los que se ocupan en estudios de letras inútiles,
de que ya entre los romanos hay muchos, fatigándose no poco, obran nada. Enfermedad fue de
los griegos investigar qué número de remeros tuvo Ulises; si se escribió primero la Ilíada o la
Odisea; si son entrambos libros de un mismo autor, con otras impertinencias de esta calidad
que, calladas, no ayudan a la conciencia, y dichas, no dan opinión de mas docto, sino de más
enfadoso. Advierte cómo se ha ido apoderando de los romanos la inútil curiosidad de
aprender lo no necesario. Estos días oí a un hombre sabio que refería que Druilo fue el
primero que venció en batalla naval, que Curio Dentato el primero que metió elefantes en el
234
triunfo; aunque la noticia de estas cosas no mira a la gloria verdadera, tocan sus ejemplos en
materias civiles; no siendo útil su conocimiento, nos deleita con una gustosa vanidad.
Perdonemos también a los que inquieren cuál fue el primero que persuadió a los romanos la
navegación. Éste fue Claudio Candex, llamado así porque los antiguos llamaban candex a la
trabazón de muchas tablas, y las tablas se llaman códices, y los navíos, que según la antigua
costumbre portean los bastimentos, se llaman caudicatas. Permítase asimismo saber que
Valerio Corvino fue el primero que sujetó a Mecina, y el primero que de la familia de los
Valerios se llamó Mesana, tomando el nombre de la ciudad rendida, y que mudando el vulgo
poco a poco las letras, se vino a llamar Mesala. ¿Permitirás, por ventura, el averiguar si fue
Lucio Sula el primero que dio en el coso leones sueltos, habiendo sido costumbre hasta
entonces darlos atados?, ¿y que el rey Boco tuvo que enviar flecheros que los matasen?
Permítase también esto; pero ¿qué fruto puede dar saber que Pompeyo fue el primero que
metió en el Coliseo diez y ocho elefantes que peleasen en modo de batalla con los hombres
delincuentes? El Príncipe de la ciudad, y el mejor de los Príncipes, como publica la fama,
siendo de perfecta bondad, tuvo por fiestas dignas de memoria matar de un nuevo modo a los
hombres. ¿Pelean?, poco es; ¿despedázanse?, poco es; queden oprimidos con el grave peso de
aquellos animales. Harto mejor fuera que semejantes cosas se olvidaran, porque no hubiera
después algún hombre poderoso que aprendiera y envidiara tan inhumana vanidad.
CAPÍTULO XV
¡Oh, qué grande ceguera pone a los humanos entendimientos la grande felicidad! Juzgó aquél
(Pompeyo) que entonces se empinaba sobre la naturaleza, cuando exponía tanta
muchedumbre de miserables hombres a las enormes bestias nacidas debajo de otros climas,
cuando levantaba guerras entre tan desiguales animales; cuando derramaba mucha sangre en
la presencia del pueblo romano, a quien poco después había de forzar a que derramara mucha
más, y él mismo después, engañado por la maldad alejandrina, se entregó a la muerte por
mano de un vil esclavo, conociéndose entonces la vana jactancia de su sobrenombre. Pero
volviendo al punto de que me divertí, mostraré en otra materia la inútil diligencia de algunos.
Contaba ese mismo sabio que triunfando Metelo de los cartagineses, vencidos en Sicilia, fue
solo entre los romanos el que llevó delante del carro ciento veinte elefantes cautivos. Que Sila
fue el último de los romanos que extendió la ronda de los muros, no habiendo sido costumbre
de los antiguos alargarla cuando se adquiría nuevo campo en la provincia, sino cuando se
ganaba en Italia. El saber esto es de más provecho que averiguar si el monte Aventino está
fuera de la ronda, como este mismo sabio afirmaba, dando dos razones: o porque la plebe se
retiró a él, o porque consultando Remo en aquel lugar los agüeros, no halló favorables las
aves. Seguía diciendo otras innumerables cosas que, o son fingidas, o semejantes a ficciones;
porque aunque les concedas escriban estas cosas con buena fe y con riesgo de su crédito,
dime: ¿qué culpas se enmendarán con esta doctrina?, ¿qué deseos enfrena?, ¿a quién hace más
fuerte, más justo y más liberal? Solía decir nuestro Fabiano que dudaba si era mejor ocuparse
de ciertos estudios que no hacerlo. Solos aquéllos gozan de quietud que se desocupan para
admitir la sabiduría, y solos ellos son los que viven; porque no sólo aprovechan su tiempo,
sino que le añaden todas las edades, haciendo propios suyos todos los años que han pasado;
porque si no somos ingratos, es forzoso confesar que aquellos clarísimos inventores de las
sagradas ciencias nacieron para nuestro bien y encaminaron nuestra vida: con trabajo ajeno
somos adiestrados al conocimiento de cosas grandes, sacadas de las tinieblas a la luz. Ningún
siglo nos es prohibido, a todos somos admitidos; y si con la grandeza de ánimo quisiéremos
salir de los estrechos límites de la imbecilidad humana, habrá mucho tiempo en que poder
espaciarnos. Podremos disputar con Sócrates, dificultar con Carnéades, aquietamos con
235
Epicuro, vencer con los estoicos la inclinación humana, adelantarla con los cínicos, y andar
juntamente con la naturaleza en compañía de todas las edades. ¿Cómo, pues, en este breve y
caduco tránsito del tiempo no nos entregamos de todo corazón a aquellas cosas que son
inmensas y eternas y se comunican con los mejores? Éstos que andan pasando de un ocio en
otro, inquietando a sí y a los demás, cuando hayan llegado a lo último de su locura, cuando
hayan visitado cada día los umbrales de todos los ministros, cuando hayan entrado por todas
las puertas que hallaron abiertas, haciendo sus interesadas visitas en tan inmensa ciudad,
entretenida a su vez en varios deseos; ¡a cuántos no encontrarán cuyo sueño, cuya lujuria o
cuya descortesía los echen! ¡Cuántos, después de haberles atormentado con hacerles esperar,
se les escapen con una fingida prisa! ¡Cuántos, por no salir por los zaguanes llenos de sus
paniaguados, huirán por las secretas puertas falsas como si no fuera mayor inhumanidad
engañar que despedir! ¡Cuántos, soñolientos y pesados con la embriaguez contraída la noche
antes con un arrogante bocezo, abriendo apenas los labios, pagarán a los miserables que
perdieron su sueño por guardar el ajeno las salutaciones infinitas veces repetidas! Solo
aquéllos (los sabios) están destinados en verdaderas ocupaciones, y se precian tener
continuamente por amigos a Zenón, a Pitágoras, a Demócrito, a Aristóteles y Teofrasto, y los
demás varones eminentes en las buenas ciencias. Ninguno de éstos (los filósofos) estará
ocupado, ninguno dejará de enviar más dichoso y más amador de sí al que viniere a
comunicarlos; ninguno de ellos consentirá que los que comunicaren salgan con las manos
vacías. Éstos a todas horas de día y de noche se dejan comunicar de todos; ninguno de ellos te
forzará a la muerte, y todos ellos te enseñarán a morir. Ninguno hollará tus años, antes te
contribuirán de los suyos. Ninguna conversación suya te será peligrosa; no será culpable su
amistad ni costosa su veneración.
CAPÍTULO XVI
De su comunicación sacarás el fruto que quisieres, sin que por ellos quede el que consigas más
cuanto más sacares. ¡Qué felicidad y qué honrada vejez espera al que se puso debajo de la
protección de ésta! Tendrá con quien deliberar de las materias grandes y pequeñas, a quien
consultar cada día en sus negocios, y de quien oír verdades sin injurias, y alabanzas sin
adulación, y una idea cuya semejanza imite. Solemos decir que no estuvo en nuestra potestad
elegir padres, habiéndonoslos dado la fortuna; con todo eso, habiendo tantas familias de
nobilísimos ingenios, nos viene a ser lícito nacer a nuestro albedrío. Escoge a cuál de ellas
quieres agregarte, que no sólo serás adoptado en el apellido, sino para gozar aquellos bienes
que no se dan para guardarlos con malignidad y bajeza, siendo de calidad que se aumentan
más cuando se reparten en más. Estas cosas te abrirán el camino para la eternidad,
colocándote en aquella altura de la cual nadie será derribado. Sólo este medio hay con que
extender la mortalidad, o para decirlo mejor, para convertirla en inmortalidad. Las honras y
las memorias, y todo lo demás, que o por sus decretos dispuso la ambición, o levantó con
fábricas, con mucha brevedad se deshace; no hay cosa que no destruya la vejez larga,
consumiendo con más prisa lo que ella misma consagró. Sola la sabiduría es a quien no se
puede hacer injuria; no la podrá borrar la edad presente, ni la disminuirá la futura, antes la
que viniere añadirá alguna parte de veneración; porque la envidia siempre hace su morada en
lo cercano, y con más sinceridad nos admiramos de lo más remoto. Tiene, pues, la vida del
sabio grande latitud, no la estrechan los términos que a la de los demás; él solo es libre de las
leyes humanas (4); sírvenle todas las edades como a Dios; comprende con la recordación el
tiempo pasado, aprovéchase del presente, y dispone el futuro; con lo cual, la unión de todos
los tiempos hace que sea larga su vida; siendo muy corta y llena de congojas la de aquéllos que
se olvidan de lo pasado, no cuidan de lo presente y temen lo futuro, y cuando llegan a sus
236
postrimerías, conocen tarde los desdichados que estuvieron ocupados mucho tiempo en hacer
lo que en sí es nada.
CAPÍTULO XVII
Y no tengas por suficiente argumento para probar que los ocupados tuvieron larga vida el
haber algunas veces llamado a la muerte; atorméntalos su imprudencia con inconstantes
afectos, que incurriendo en lo mismo que temen, desean muchas veces la muerte porque la
temen. Tampoco es argumento para juzgar larga la vida el quejarse de que son largos los días
y que van espaciosas las horas para llegar al tiempo señalado para el convite. Porque si tal vez
los dejan sus ocupaciones, se abrasan en el descanso, sin saber cómo le desecharán o cómo lo
aprovecharán; y así luego buscan alguna ocupación, teniendo por pesado el tiempo que están
sin ella; sucediéndoles lo que a los que esperan el día destinado para los juegos gladiatorios, o
para otro algún espectáculo o fiesta, que desean pasen a prisa los días intermedios, porque
tienen por prolija la dilación que retarda lo que esperan, mientras aquello que ansían les
parece breve y precipitado, haciéndose más breve por su culpa; porque sin tener consistencia
en los deseos, pasan de una cosa en otra. A éstos no son largos, sino molestos los días; y al
contrario, tienen por cortas las noches los que las pasan entre los lascivos abrazos de sus
amigas o en la embriaguez, de que tuvo origen la locura de los poetas, que alentaron con
fábulas las culpas de los hombres, fingiendo que Júpiter, enviciado en el adulterio de Alcmena,
había dado duplicadas horas a la noche. El hacer autores de los vicios a los Dioses, ¿qué otra
cosa es sino animar a ellos, y dar a la culpa una disculpable licencia con el ejemplo de la
Divinidad? A éstos, que tan caras compran las noches, ¿podrán dejar de parecerles cortísimas?
Pierden el día esperando la noche, y la noche con el temor del día; y aun sus mismos deleites
son temerosos y desasosegados con varios recelos, entrando en medio del gusto algún
congojoso pensamiento de lo poco que dura. De este afecto nació el llorar los Reyes su
poderío, y sin que la grandeza de su fortuna los alegrase, les puso terror el fin que les
esperaba. Extendiendo el insolentísimo Rey de los Persas sus ejércitos por largos espacios de
tierras, sin poder comprender su número ni medida, derramó lágrimas considerando que
dentro de cien años no había de haber vivo alguno de tan florida juventud, siendo el mismo
que los llora el que les había de apresurar la muerte; y habiendo de consumir en breve tiempo
a unos en tierra, a otros en mar, a unos en batallas, a otros en huidas, ponía el temor en el
centésimo año.
CAPÍTULO XVIII
Son, pues, sus gustos cargados de recelos, porque no estriban en fundamentos sólidos, y así,
con la misma vanidad que les dio principio, se deshacen. ¿Cómo, pues, juzgarás son aquellos
tiempos, por su misma confesión miserables, pues aun en los que se levantan, sobrepujando el
ser del hombre, son poco serenos? Los mayores bienes son congojosos, y nunca se ha de dar
menos crédito a la fortuna que cuando se muestra favorable. Para conservarnos en una buena
dicha necesitamos de otra dicha y de hacer votos para que duren los buenos sucesos; porque
todo lo que viene de la mano de la fortuna es instable, y lo que subió más alto está en mayor
disposición de caída, sin que cause deleite lo que amenaza ruina: y así es forzoso que no sólo
sea brevísima, sino miserable la vida de aquéllos que con gran trabajo adquieren lo que con
mayor han de poseer. Consiguen con su sudor lo que desean, y poseen con ansias lo que
adquirieron con trabajo; y con esto no cuidan del tiempo, que pasando una vez, jamás ha de
volver. A las antiguas ocupaciones sustituyen otras de nuevo; una esperanza despierta a otra,
y una ambición a otra ambición; no se busca el fin de los trabajos, pero múdase la materia.
237
Nuestras honras nos atormentan, pero más tiempo nos consumen las ajenas; acábase el
trabajo de nuestra pretensión, y comenzamos el de las intercesiones. Dejamos la molestia de
ser fiscales, y conseguimos la de ser jueces; acabóse la judicatura, pasa a contador mayor;
envejeció siendo mercenario procurador de haciendas ajenas, y hállase embarazado con la
propia. Dejó a Mario la milicia, y ocupóle el consulado. Solicita Quinetio el huir de la dictadura,
y sacaránle para ella desde el arado. Irá Escipión a las guerras de África sin madura edad para
tan gran empresa; volverá vencedor de Aníbal y de Antíoco, será honor de su consulado y
fiador del de su hermano, y si él no lo impidiere, le harán igual a Júpiter; pero a éste que era el
amparo de la patria acosarán civiles sediciones, y al que supo en la juventud desechar los
debidos honores le deleitará en la vejez la ambición de un pertinaz destierro. Nunca han de
faltar causas de cuidado, ora felices, ora infelices; con las ocupaciones se cierra la puerta a la
quietud, deseándose siempre sin llegar a conseguirse.
CAPÍTULO XIX
Desvíate, pues, oh clarísimo Paulino, del vulgo, y recógete a más seguro puerto, pero que no
sea como arrojado por la vejez. Acuérdate de los mares que has navegado, las tormentas
propias que has padecido y las que, siendo públicas, has hecho tuyas. Suficientes muestras ha
dado tu virtud en inquietas y trabajosas ocasiones; experimenta ahora lo que hace en la
quietud. Justo es hayas dado a la República la mayor y mejor parte de la edad; toma también
para ti alguna parte de tu tiempo. Y no te llamo a perezoso y holgazán descanso ni para que
sepultes tu buena inclinación en sueño ni en deleites estimados del vulgo; que eso no es
aquietarse. Retirado y seguro, hallarás ocupaciones más importantes de las que hasta ahora
has tenido. Administrando tú las rentas del Imperio con moderación de ser ajenas, con la
misma diligencia que si fueran propias y con la rectitud de ser públicas, consigues amor de un
oficio en que no es pequeña hazaña evitar el odio. Pero créeme, es más seguro el estar
enterado de la cuenta de tu vida que de las del trigo público. Reduce a ti ese vigor de ánimo
capacísimo de grandes cosas, y apártale de ese ministerio que, aunque es magnífico, no es
apto para vida perfecta; y persuádete que tantos estudios como has tenido desde tu primera
edad en las ciencias no fueron a fin de que se entregasen a tu cuidado tantos millares de
hanegas de trigo; de cosas mayores y más altas habías dado esperanzas. No faltarán para esa
ocupación hombres de escogida capacidad y de cuidadosa diligencia. Para llevar cargas, más
aptos son los tardos jumentos que los nobles caballos, cuya generosa ligereza ¿quién hay que
la oprima con paso grave? Piensa asimismo de cuánto fastidio sea el exponerte a tan grande
cuidado. Tu ocupación es como los estómagos humanos, que ni admiten razón ni se mitigan
con equidad, porque el pueblo hambriento no se aquieta con ruegos. Pocos días después que
murió Cayo César, llevando ásperamente el haber muerto quedando el pueblo romano en pie
y abastecido para siete u ocho días (si es que en los difuntos hay algún sentido), mientras
jugando con las fuerzas del Imperio juntaba naves reconstruyendo puentes, llegó a los
cercados el último de los males, que es la falta de alimento; pero el querer imitar a un furioso
Rey extranjero infelizmente soberbio le hubo de costar la pérdida y la hambre, y lo que a ella
se sigue, que es la ruina de todas las cosas. ¿Qué pensamiento tendrían entonces aquéllos a
quienes estaba encomendada la provisión del trigo público, que solo esperaban recibir hierro,
piedras, fuego y espadas? Encerraban en su pecho, con suma disimulación y no sin causa, tan
encubiertos males, por haber muchas enfermedades que se han de curar ignorándolas los
enfermos, habiendo habido muchos a quienes el conocer su enfermedad fue causa de su
muerte.
CAPÍTULO XX
238
Recógete a estas cosas, más tranquilas, más seguras y mayores. ¿Piensas que es igual
ocupación cuidar que el trigo se eche en los graneros, sin que la fraude o negligencia de los
que le portean le hayan maleado, atendiendo a que con la humedad no se dañe o escaliente,
para que responda al peso y medida? ¿O el llegarte a estas cosas sagradas y sublimes,
habiendo de alcanzar con ellas la naturaleza de los Dioses? ¿Y qué deleite, qué estado, que
fortuna, qué suceso espera tu alma, y en qué lugar nos ha de poner la naturaleza cuando
estemos apartados de los cuerpos? ¿Qué cosa sea la que sustenta todas las cosas pesadas del
mundo, levantando al fuego a lo alto, moviendo en su curso las estrellas, con otras mil llenas
de maravillas? ¿Quieres tú, dejando lo terreno, mirar con el entendimiento éstas superiores?
Ahora, pues, mientras la sangre está caliente, los vigorosos han de caminar a lo mejor. En este
género de vida te espera mucha parte de las buenas ciencias, el amor y ejercicio de la virtud, el
olvido de los deleites, el arte de vivir y morir y, finalmente, un soberano descanso. El estado de
todos los ocupados es miserable; pero el de aquéllos que aun no son suyas las ocupaciones en
que trabajan es miserabilísimo; duermen por sueño ajeno, andan con ajenos pasos, comen con
ajena gana; hasta el amar y aborrecer, que son acciones tan libres, lo hacen mandados. Si éstos
quisieren averiguar cuán breve es su vida, consideren qué parte ha sido suya. Cuando vieres,
pues, a los que van pasando de una en otra judicatura, ganando opinión en los tribunales, no
les envidies; todo eso se adquiere para pérdida de la vida; y para que solo se cuente el año de
su consulado, destruirán todos sus años. A muchos desamparó la edad mientras, trepando a la
cumbre de la ambición, luchaban con los principios; a otros, después de haber arribado por
mil indignidades a las dignidades supremas, les llega un miserable desengaño de que todo lo
que han trabajado ha sido para el epitafio del sepulcro. A otros desamparó la cansada vejez,
mientras en su juventud se dispone entre graves y perversos intentos para nuevas
esperanzas.
CAPÍTULO XXI
Torpe es aquél a quien, estando en edad mayor, coge la muerte ocupado en negocios de no
conocidos litigantes, procurando las lisonjas del ignorante vulgo; y torpe aquél que, antes
cansado de vivir que de trabajar, murió entre sus ocupaciones. Torpe el enfermo de quien, por
verle ocupado en sus cuentas, se ríe el ambicioso heredero. No puedo dejar un ejemplo que se
me ocurre. Hubo un viejo, llamado Turanio, de puntual diligencia; y habiéndole Cayo César
jubilado en oficio de procurador sin haberlo él pedido, por ser de más de noventa años, se
mandó echar en la cama y que su familia le llorase como a muerto. Lloraba, pues, toda la casa
el descanso de su viejo dueño, y no cesó la tristeza hasta que se le restituyó aquél su trabajo:
tanto se estima el morir en ocupación. Muchos hay de esta opinión, durando en ellos más el
deseo que la potencia: para trabajar pelean con la imbecilidad de su cuerpo, sin condenar por
pesada a la vejez por otro algún título más que porque los aparta del trabajo. La ley no
compele al soldado en pasando de cincuenta años, ni llama al senador en llegando a sesenta.
Más dificultosamente alcanzan los hombres de sí mismos el descanso que de la ley; y mientras
que son llevados o llevan a otros, y unos a otros se roban la quietud, haciendo los unos a los
otros alternadamente miserables, pasan una vida sin fruto, sin gusto y sin ningún
aprovechamiento del ánimo. Ninguno pone los ojos en la muerte; todos alargan las
esperanzas, y algunos disponen también lo que es para después de la vida grandes máquinas
de sepulcros, epitafios en obras públicas, ambiciosas dotaciones para sus exequias. Ten por
cierto que las muertes de éstos se pueden reducir a hachas y cirios, como entierro de niños.
__________
239
NOTAS
(1) Dice Rodríguez de Castro, Biblioteca Española, tomo II: «El libro De brevitate vitæ está
dirigido a Pompeyo Paulino, cuñado, según parece, de Séneca, quien le escribió después de la
muerte de Cayo César.»
(2) No hay fortuna, todo sucede según la ciencia divina.
(3) Otros pecados hay más graves; pero éstos son los más sucios.
(4) No es porque no se te sujetó a ellas, sino porque las guarda sin repugnancia.
VIVIMOS LA TERCERA GRAN REVOLUCIÓN HUMANA: LA REVOLUCIÓN DE LA
INTELIGENCIA
http://www.tendencias21.net/Vivimos-la-tercera-gran-revolucion-humana-laRevolucion-de-la-Inteligencia_a37637.html
Lo que ayer parecía imposible ya ha dejado de serlo; por lo que es necesario un extenso
debate sobre las aplicaciones de la tecnología
Actualmente estamos viviendo la tercera gran revolución humana, la llamada "revolución de
la inteligencia". Los pensadores futuristas señalan que, hoy por hoy, el mundo se mueve
rápidamente hacia una transformación de los seres humanos en seres mucho más avanzados,
gracias a la tecnología. Lo que ayer parecía imposible ya ha dejado de serlo; y la ciencia ficción
se está convirtiendo en ciencia real. En este contexto, resulta necesaria una extensa discusión,
destinada a prever los escollos que puedan surgir de aplicaciones de la tecnología antaño ni
siquiera imaginadas. Por José Cordeiro.
La ciencia y la tecnología han sido los principales catalizadores del cambio y de los grandes
avances desde el inicio de la humanidad. De hecho, la ciencia y la tecnología son las que hacen
a la especie humana diferente de otras especies animales.
Invenciones, creaciones y descubrimientos como el fuego, la rueda, la agricultura y la escritura
han permitido el progreso del Homo sapiens sapiens desde nuestros ancestros primigenios en
las sabanas africanas hasta los primeros vuelos espaciales.
La revolución agrícola fue la primera gran revolución de la especie humana, hace casi 10.000
años. Luego siguió la Revolución Industrial gracias a la invención de la imprenta y al
crecimiento del desarrollo científico que permitió la industrialización de las sociedades.
La tercera gran revolución humana
Actualmente estamos viviendo la tercera gran revolución humana, la llamada revolución de la
inteligencia. Futuristas como Alvin Toffler, director de la Sociedad Mundial del Futuro,
sugieren que el mundo se mueve rápidamente hacia una época en la cual los seres humanos
van a devenir en seres mucho más avanzados, gracias a los impresionantes avances
tecnológicos. Tal cambio ha sido descrito por algunos expertos como análogo al cambio
trascendental experimentado en la evolución de los simios a los humanos.
240
La cultura popular se está familiarizando con una nueva terminología: ingeniería genética,
clonación, robots, cyborgs, inteligencia artificial, realidad virtual, redes neuronales, etcétera.
Los nuevos desarrollos en ciencia y tecnología ocurren tan rápidamente que podrían empezar
a sobrepasar nuestras capacidades de adaptación al cambio.
Según el investigador Derek John de Solla Price, uno de los padres de la infometría, el número
de revistas científicas se ha duplicado cada 15 años desde 1750, el número de
“descubrimientos importantes” se ha duplicado cada 20 años, y el número de ingenieros cada
10 años.
El cambio no solamente es muy rápido, sino que además se está acelerando. La famosa ley de
Moore describe como la capacidad de los ordenadores se duplica aproximadamente cada dos
años (según el científico Gordon Moore, cofundador de la famosa empresa Intel).
Los avances científicos recientes son realmente impresionantes, y además hay una aceleración
del cambio tecnológico. Por ejemplo, los ordenadores personales aparecían hace tan sólo 30
años, los teléfonos móviles comenzaban a masificarse hace 20 años, y Wikipedia apenas
estaba naciendo hace 10 años.
En las ciencias biológicas, la historia no es muy diferente desde el descubrimiento de la
estructura del ADN en 1953, que dio partida a la biología molecular, a la medicina
regenerativa, las investigaciones con células madre y a la clonación tanto reproductiva (por
ejemplo, el caso de la famosa oveja Dolly) como terapéutica (para usos medicinales y la
reparación de tejidos y órganos).
Lo que parecía imposible ha dejado de serlo
Lo que parecía imposible dejó de serlo, cuando una criatura viviente —el virus del polio— fue
ensamblada pieza por pieza con varios elementos bioquímicos por científicos de la
Universidad de Nueva York en 2002.
Este evento histórico fue seguido en 2010 por la creación de una bacteria artificial, sintética,
apropiadamente denominada Synthia, por su creador, el biólogo Craig Venter. Ya podemos
decir que hemos construido vida dentro de un laboratorio.
Con la creación de vida en un laboratorio, la secuencia del genoma humano y la clonación —
tareas ya tachadas en las listas de deberes de los biólogos— estamos empezando a ponderar
aún mayores posibilidades futuras.
Con la conjunción de otras disciplinas, como la nanotecnología y la robótica humanoide, el
surgimiento de una inteligencia general artificial superior a la nuestra parece estar más cerca
que nunca.
Hace una década, el gobierno de Estados Unidos lanzó una iniciativa denominada NBIC. Bajo
el patrocinio conjunto de la National Science Foundation (NSF) y del Departamento de
Comercio, NBIC considera las posibilidades de las Nano-Bio-Info-Cogno tecnologías, es decir,
nanotecnología, biotecnología, infotecnología y ciencias cognitivas.
241
La visión del programa NBIC es que posiblemente para el año 2030 habrá una gran
convergencia tecnológica que podrá cambiar radicalmente al ser humano y a su ambiente.
Hoy parece que mucha de la ciencia ficción se está convirtiendo finalmente en ciencia real.
Algunos expertos, como el ingeniero Ray Kurzweil, especulan sobre una futura “Singularidad”,
cuando la inteligencia artificial superará a la propia inteligencia humana.
La especie humana no es el fin, sino el comienzo de nuestra evolución. Pronto la tecnología
nos permitirá rediseñarnos a nosotros mismos. La lenta evolución biológica parece estar
acercándose rápidamente a su fin al volverse irrelevante en un mundo de tecnologías que
avanzan exponencialmente.
Nuestra especie va a continuar cambiando, pero ya no mediante una vieja, lenta e indirecta
evolución biológica, sino a través de una nueva, rápida y directa evolución tecnológica.
Evolución biológica y evolución tecnológica
Biológicamente, el cuerpo humano ha sido pues un buen comienzo, no más que eso. Ahora
podemos mejorar su calidad y cualidades, además de trascenderlo. La evolución a través de la
selección natural es lenta y aleatoria, mientras que la evolución tecnológica es rápida y
diseñada.
La tecnología, que empezó a mostrar su dominio sobre los procesos biológicos por primera
vez hace miles de años, está ahora convirtiendo a la bioingeniería en la verdadera ciencia de la
vida.
Muchas fronteras se están volviendo difusas y confusas en estos momentos con la
desaparición del blanco y negro entre lo que parecían verdades universales: la vida como
antítesis de la muerte y lo inanimado, lo virtual de lo real, el mundo interior del mundo
exterior, el “yo” del “otro”, incluso lo natural de lo “no” natural. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la vida
natural? ¿Qué es la vida artificial? Estas son preguntas profundas y las respuestas son
complicadas.
Los seres humanos tenemos el potencial no sólo de “ser”, sino además de “llegar a ser”. Los
seres humanos podemos utilizar los medios racionales para mejorar la condición humana y el
mundo exterior, y también podemos usarlos para mejorarnos a nosotros mismos,
comenzando con nuestro propio cuerpo.
Todas estas oportunidades tecnológicas deben ser puestas al servicio de las personas, para
vivir más tiempo y con una mejor salud, para mejorar nuestras capacidades intelectuales,
físicas y emocionales.
Como demuestra la historia, los humanos siempre hemos querido trascender nuestras
limitaciones corporales y mentales. La forma en que estas tecnologías serán utilizadas
cambiará profundamente el carácter de nuestra sociedad, e irrevocablemente alterará la
visión de nosotros mismos y de nuestro lugar en el gran esquema de las cosas. Estamos
iniciando un largo camino hacia un futuro lleno de grandes oportunidades y riesgos. Hay que
avanzar con inteligencia pero sin miedo, tal y como el escritor David Zindell explicó:
242
— ¿Qué es un ser humano, entonces?
— ¡Una semilla!
— ¿Una semilla?
— Una bellota que no tiene miedo de destruirse a sí misma para convertirse en un árbol.
Fuente: PhotoXpress.
Fuente: PhotoXpress.
Del Humanismo al Transhumanismo
El Transhumanismo es un movimiento cultural e intelectual que afirma la posibilidad y
necesidad de mejorar la condición humana, basándose en el uso de la razón aplicada bajo un
marco ético sustentado en los derechos humanos y en los ideales de la Ilustración y el
Humanismo.
Esta mejora se llevaría a cabo desarrollando y haciendo disponibles tecnologías que aumenten
las capacidades físicas, intelectuales y psicológicas de los seres humanos. Muchas de estas
tecnologías ya existen o están en vías de desarrollo, y su aplicación a gran escala sin duda
modificará a la sociedad de muchas formas.
Una extensa discusión sobre las formas en que la tecnología modificará a la sociedad es
fundamental para prever con acierto los escollos que puedan surgir y sus potenciales
soluciones.
Es necesaria una aproximación interdisciplinaria para comprender y evaluar las
probabilidades de superar las limitaciones biológicas aplicando las capacidades de las
tecnologías presentes y futuras.
Los transhumanistas buscan expandir las oportunidades que brinda la tecnología para que la
gente pueda ser más saludable y longeva, y aumentar su potencial intelectual, físico y
emocional.
El transhumanismo es una visión nueva acerca del poder de la ciencia y la tecnología para
transformar no sólo a la humanidad sino a los propios seres humanos. Los seres humanos
estamos restringidos en muchos sentidos y siempre nos hemos esforzado por expandir
nuestras fronteras.
Actualmente, los humanos tenemos grandes limitaciones biológicas, físicas, intelectuales,
mentales y hasta espirituales. Gracias a la ciencia y la tecnología, sin embargo, muchas de
nuestras limitaciones presentes pasarán pronto a la historia. El transhumanismo busca
justamente trascender los límites del presente y crear un futuro mejor para toda la
humanidad.
Hace quizás millones de años ocurrió otra revolución trascendental con un impacto similar,
cuando el primer Homo sapiens sapiens (es decir, el "humano que sabe que sabe" en latín) dio
el gran salto evolutivo más allá de nuestros ancestros prehomínidos y homínidos. Hoy
podríamos decir que los actuales humanos somos transmonos o postsimios.
243
En este sentido, ya están apareciendo los primeros transhumanos y posthumanos del futuro.
De hecho, las personas que modifican y mejoran sus cuerpos con implantes, marcapasos y
prótesis, por ejemplo, son apenas el inicio del transhumanismo real.
La especie humana ya no cambiará en el futuro por una lenta evolución biológica, sino por una
nueva, rápida y directa evolución tecnológica que nos permitirá rediseñarnos a nosotros
mismos. Precisamente, la gran diferencia entre nuestros ancestros animales y los humanos es
que nosotros utilizamos la ciencia y la tecnología para dirigir los cambios que deseamos. La
especie humana no representa el fin de nuestra evolución, sino apenas el comienzo de la
evolución consciente.
¿QUÉ DEBEMOS APRENDER PARA SOBREVIVIR EN EL SIGLO XXI?
http://www.laondadigital.uy/archivos/3343
“Entre tanta polvareda, perdimos a don Beltrán”, decía un antiguo romance. Algo así puede
pasarnos en educación. Metidos en batallitas políticas podemos ignorar los grandes debates
educativos que van a determinar el futuro. A este paso, a nosotros el futuro nos llegará
cambiando una ley. Hay tres grandes temas planteados: ¿qué hay que aprender? ¿Cómo hay
que enseñar? ¿Quién y dónde debe hacerlo?
educa
Tradicionalmente, la educación ha servido para transmitir a las siguientes generaciones lo que
una sociedad consideraba importante para la supervivencia o el bienestar. Pero la
mencionada aceleración de la historia hace que no sepamos lo que debemos enseñar o
aprender. El siglo XXI será el siglo de los “nómadas del conocimiento”. Esta situación hace que
Gobiernos, Fundaciones, Universidades, empresas estén empeñados en identificar las
“destrezas necesarias para el siglo XXI”. Este término viene utilizándose desde los años
noventa para destacar aquellas competencias y capacidades que son importantes para el éxito
educativo, laboral y personal en la sociedad digital en la que nos encontramos.
Estudiantes-3
El siglo XXI será el siglo de los ‘nómadas del conocimiento’
Una alianza forjada en el año 2002 en EEUU entre el Departamento de Educación de EEUU y
líderes educativos, sociales y empresariales (incluidas muchas empresas tecnológicas) para
impulsar la enseñanza de las destrezas del siglo XXI dio lugar a la Partnership for 21st Century
Skills, que ha desarrollado un marco pedagógico que añade a la adquisición de conocimientos
de la educación tradicional destrezas de aprendizaje e innovación como la creatividad, la
comunicación, la colaboración, el pensamiento crítico y la resolución de problemas; destrezas
propias de la Sociedad de la Información y las Nuevas Tecnologías; y destrezas para la vida y
el trabajo (como pueden ser la flexibilidad y la adaptabilidad, la iniciativa y el autocontrol, las
destrezas sociales y multiculturales, la productividad, el liderazgo o la responsabilidad). The
Learning Curve 2014 (iniciativa de Pearson y The Economist Intelligence Unit que ha hecho
posible la generación de una gran base de datos educativos, basándose en indicadores y
rankings reconocidos como PISA, PIRLS, TIMSS o PIAAC) recoge las que considera las ocho
destrezas básicas del siglo XXI, y van en el mismo sentido, incluyendo además destrezas como
la inteligencia emocional o la ciudadanía global.
Pluralidad de propuestas
Autores como Tony Wagner y el Change Leadership Group del Harvard Graduate School of
Education o Michael Fullan (que encabeza un proyecto educativo, un consorcio en red
mundial, el New Pedagogies for Deep Learning) han trabajado para describir estas destrezas y
facilitar su aplicación pedagógica. David T. Conley y el Educational Policy Improvement Center
244
se han centrado en el trabajo con lo que consideran las claves para la preparación para la
Universidad y el Trabajo (“College and Career Readiness”), que incluyen, junto a la adquisición
clave de conocimientos o la de destrezas de aprendizaje y técnicas, estrategias cognitivas
fundamentales como la monitorización del progreso o la autoevaluación, o destrezas y
conocimientos relacionados con la transición a la educación superior o al mundo laboral, que
implican un estar al día de las opciones que se te abren en este sentido. Todas estas iniciativas
están dibujando un ‘cluster’, un enjambre de destrezas necesarias, que incluyen las cognitivas
y las no cognitivas.
Otros trabajos importantes en relación con las destrezas del Siglo XXI han sido los del National
Research Council (2012), brazo operativo de las Academias Nacionales de Ciencias y de
Ingenierías de los EEUU, que recibió el encargo de describir cómo estas destrezas están
relacionadas entre sí y con las destrezas académicas más convencionales, y de identificar los
rasgos de las intervenciones educativas que las investigaciones sugieren que pueden servir de
indicadores para el éxito de estas. Identificaron tres dominios de competencias: cognitivo,
intrapersonal e interpersonal.
La OCDE también ha hecho sus propuestas
Todas estas iniciativas están dibujando un cluster, un enjambre, de destrezas necesarias que
incluyen las cognitivas y las no cognitivas. Estas últimas fueron señaladas por James Heckman,
premio Nobel de Economía, como factor principal de la diferente eficacia de los programas
educativos. Son las que tienen que ver con el uso del conocimiento: la capacidad de hacer
proyectos, fijar metas, aplazar la recompensa, aprender de los errores y soportar el esfuerzo.
El Departamento de Educación de EEUU ha publicado un informe titulado Promoting Grit,
Tenacity and Perseverance: Critical Factors for success in the 21st Century, en el que llama la
atención sobre la importancia de destrezas ejecutivas como el coraje personal, la tenacidad o
la perseverancia, y estudia los programas existentes para desarrollarlas. Necesitamos conocer
estas iniciativas si queremos mantenernos entre las sociedades avanzadas.
José Antonio Marina
Académico escritor
WALTER BENJAMIN : TESIS SOBRE EL CONCEPTO DE LA HISTORIA
http://republicadelosiguales.blogspot.com.ar/2014/09/walter-benjamin-tesis-sobreel-concepto.html?spref=fb
Tesis 1:
Se cuenta que hubo un autómata construido de tal manera que a cada jugada de unajedrecista
(oponente) replicaba con una jugada que le aseguraba el triunfo de partida. Un muñecoen
atuendo turco, con la pipa del narguile en la boca, sentado sobre el tablero que descansaba
sobre una mesa espaciosa. Mediante un sistema de espejos se despertaba de la ilusión de que
esta mesa era por todos lados transparente. En verdad, dentro de ella había un enano
jorobado, que era un maestro en el juego de ajedrez y conducía la mano del muñeco por medio
de hilos. Se puede uno imaginar un equivalente de este aparato en la filosofía. Siempre debe
ganar el muñeco al que se llama: “materialismo histórico”. Puede competir sin más con
cualquiera, si toma asu servicio a la teología, que, como hoy se sabe,hoy es pequeña y fea y no
debe dejarse de ver de ninguna manera
Tesis 2:
·A las particularidades más dignas de nota del ánimo humano”, dice Lotze, “pertenece…, junto
a tantos egoísmos en el individuo, la universal falta de envidia de todo presente respecto de su
245
futuro”. Esta reflexión nos lleva a inferir que la imagen de felicidad que cultivamos está teñida
de parte a parte por el tiempo al que nos ha remitido de una vez y para siempre el curso de
nuestra vida. Una felicidad que pudiera despertar envidia en nosotros la hay sólo en el aire
que hemos respirado, en compañía de hombres con quienes hubiésemos podido conversar, de
las mujeres que podrían habérsenos entregado. En otras palabras en la representación de la
felicidad oscila inalienablemente la de la redención. Con la representación del pasado de la
historia hace asunto suyo ocurre de igual modo. El pasado lleva consigo un secreto índice, por
el cuál es remitido a la redención. ¿Acaso no nos roza un halito del aire que envolvió los
precedentes? ¿Acaso no hay en las voces a las que prestamos oídos un eco de otras,
enmudecidas ahora? ¿Acaso las mujeres que cortejamos no tienen hermanas que jamás
pudieron conocer? Si es así, entonces existe un secreto acuerdo entre las generaciones
pasadas y la nuestra. Entonces hemos sido esperados en la tierra. Entonces nos ha sido dada,
tal como a cada generación que nos precedió, una débil fuerza mesiánica, sobre la cual el
pasado reclama derecho. No es fácil atender a esta reclamación. El materialista histórico lo
sabe.
Tesis 3:
El cronista, que detalla los acontecimientos sin discernir entre grandes y pequeños, tiene en
cuenta la verdad de que nada de lo que alguna vez aconteció puede darse por perdido en la
historia. Por cierto, sólo a la humanidad redimida le concierne enteramente su pasado. Quiere
decir esto: sólo a la humanidad redimida se le ha vuelto citable su pasado en cada uno de los
momentos. Cada uno de sus instantes vividos se convierte una citation á l’ordre du jour: día
que precisamente es el Juicio Final
Tesis 4:
«Afanaos primeramente por la comida y la vestimenta, y el Reino de Dios os llegará de suyo.
Hegel 1807
La lucha de clases, que el historiador educado en Marx tiene siempre ante sus ojos, es una
lucha por las cosas rudas y materiales, sin las cuales no hay las finas y espirituales. No
obstante, estas últimas están presentes en la lucha de clases de otro modo que como la (mera)
representación del botín que le cae la suerte al vencedor. Están vivas en esta lucha como
confianza, valentía, humor, astucia, empedernimiento, y ejercen su eficacia remontándose a lo
más remoto del tiempo. Una y otra vez podrán en cuestión cada victoria, que logren los
dominadores. Tal como las flores vuelven su corola hacia el sol, así, en virtud de un
heliotropismo de secreta especie, tiende a volverse lo sido hacia el sol que empieza a
despuntar en el cielo de la historia. De ésta, la más inaparente de todas las transformaciones,
tiene que estar enterado el materialista histórico
Tesis 5:
La verdadera imagen del pretérito pasa fugazmente. Solo como imagen relampaguea en el
instante de su cognoscibilidad para no ser vista ya más, puede el pretérito ser aferrado. “la
verdad no ha de escapársenos”: este lema que proviene de Gottfried Keller, designa con
exactitud, en la imagen de la historia del historicismo, el punto en que ésta es atravesada por
el materialismo histórico. Pues es una imagen irrecuperable del pasado que amenaza
desaparecer cada presente que no se reconozca aludido en ella
Tesis 6:
246
Articular históricamente el pasado no significa conocerlo “como verdaderamente ha sido”.
Significa apoderarse de un recuerdo tal como éste relampaguea en un instante de peligro. Al
materialismo histórico le concierne aferrar una imagen del pasado tal como ésta le sobreviene
de improviso al sujeto histórico en el instante del peligro. El peligro amenaza lo mismo al
patrimonio de la tradición que a quienes han de recibirlo. Para ambos es uno y el mismo:
prestarse como herramienta de la clase dominante. En cada época ha de hacerse el intento de
ganarle de nuevo a la tradición al conformismo que está a punto de avasallarla. Pues el Mesías
no viene sólo como redentor; viene como vencedor del Anticristo. Sólo tiene el don de
encender en el pasado la chispa de la esperanza aquel historiador que éste traspasado por (la
idea de que) tampoco los muertos estarán a salvo del enemigo cuando éste venza. Y este
enemigo no ha cesado de vencer.
Tesis 7:
«Considerad la oscuridad y el gran frío de este valle, que resuena de lamentos.” Brecht, la
ópera de tres centavos
Fustel de Coulanges recomienda al historiador, si quiere éste revivir una época, que debe
sacar sede la cabeza todo lo que sabe del transcurso ulterior de la historia. Mejor no se podría
caracterizar el procedimiento de empatía. Su origen es la pereza del corazón, la acedía, que
desespera de apoderarse de la genuina imagen histórica que relampaguea fugazmente.
Aquella (pereza) era páralos teólogos de la Edad Media el fundamento originario de la
tristeza. Flaubert, que había trabado conocimiento con ella, escribe: “Peu de gens devineront
combien il a fallu être triste pour ressusciter Carthage”. La naturaleza de esta tristeza se hace
más nítida cuando se pregunta conquién hace empatiza el historiógrafo del historicismo. La
respuesta reza, inevitablemente con el vencedor. Pero los que dominan la sazón son los
herederos de todos los que han vencido. Por eso, la empatía con el vencedor favorece en cada
casoal dominador del presente. Con ello se le ha dicho lo suficiente al materialista histórico.
Quienquiera haya obtenido la victoria hasta el día de hoy, marcha el cortejo triunfal que lleva
a los dominadores de hoy sobre los (vencidos) que hoy yacen en el suelo. El botín, como
siempre ha sido usual, es arrastrado por el cortejo. Se lo designa como el patrimonio cultural.
En el materialista histórico habrá de contar con un observador distanciado. Pues todo lo que
él abarque con la vista como patrimonio cultural tiene por doquier una procedencia en la que
no puede pensar sin espanto. No sólo debe su existencia a los grandes genios que lo han
creado, sino también al vasallaje anónimo de sus contemporáneos. No existe un documento de
cultura que no sea a la vez de la barbarie, tampoco lo está el proceso de transmisión por el
cual es traspasado de unos a otros. Por eso, el materialista histórico se aleja de ello cuanto sea
posible. Considera como su tarea pasarle ala historia el cepillo a contrapelo.
Tesis 8:
La tradición de los oprimidos nos enseña que el “estado de excepción” que vivimos es la regla.
Tenemos que llegar a un concepto de historia que le corresponda. Entonces estará ante
nuestros ojos, como tarea nuestra, la producción del verdadero estado de excepción; y con ello
mejorará nuestra posición en la lucha contra el fascismo. La chance de éste consiste, y no en
última instancia, en que los adversarios lo enfrentan en nombre del progreso como norma
histórica. El asombro porque las cosas que vivimos sean “todavía” posibles en el siglo XX no es
ningún (asombro) filosófico. No está al inicio de un conocimiento, como no fuese de que la
representación de la historia de la cual proviene ya que no puede sostenerse».
Tesis 9:
247
“Pronta al vuelo está mi ala .Gustosamente volvería atrás pues si me quedase tiempo de vivir
mi suerte sería escasa”. Gerhard ScholemSaludo del Angelus.
Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En el está representado un ángel que
parece como si estuviese a punto de alejarse de algo que mira atónitamente. Sus ojos están
desmesuradamente abiertos, abierta su boca, las alas tendidas. El ángel de la historia ha de
tener ese aspecto. Tiene el rostro vuelto hacia el pasado. En lo que a nosotros nos aparece
como una cadena de acontecimientos, él ve una sola catástrofe, que incesantemente apila
ruina sobre ruina y se las arroja a sus pies. Bien, quisiera demorarse, despertar de los muertos
y volver a juntar lo destrozado. Pero una tempestad sopla desde el Paraíso, que se ha
enredado en sus alas y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Esta tempestad lo
arrastra, irresistiblemente hacia el futuro, al que vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de
ruinas crece ante él hasta el cielo. Esta tempestad es lo que llamamos progreso.
Tesis 10:
Los temas que la regla conventual asignaba a los frailes tenían por misión apartarlos del
mundo y sus afanes. Las reflexiones que seguimos aquí han surgido de una determinación
similar. En un instante en que los políticos, en los cuales habían depositado su esperanza los
adversarios del fascismo, yacen en el suelo y refuerzan su derrota a la traición de su propia
causa, (tales reflexiones) se proponen liberar al infante político mundial de las redes en que
éstos lo habían atrapado. La consideración parte del hecho de que la terca creencia de estos
políticos en el progreso, su confianza en su “base de masas” y, por último, su servil inserción
en un aparato incontrolable han sido tres caras de la misma cosa. Procuran dar una noción de
lo cara que debe costarle a nuestro pensamiento habitual una representación de la historia
que eluda toda complicidad con aquella a la que estos políticos siguen aforrándose
Tesis 11:
El conocimiento, que desde el comienzo hizo su hogar en la socialdemocracia, no sólo está
adherido a su táctica política, sino también a sus representaciones económicas. Esta es una
delas causas de su colapso ulterior. Nada hay que haya corrompido tanto a la clase
trabajadora alemana como la opinión de que ella nadaba a favor de la corriente. El desarrollo
técnico era para ella como el empuje de un torrente con el cual creía estar nadando. De allí no
había más que un paso a la ilusión de que el trabajo fabril, que se hallaba en la corriente del
progreso técnico, representaba (por sí solo) una acción política. La vieja moral protestante del
trabajo celebraba en los obreros alemanes, bajo especie secularizada, su resurrección. El
Programa de Gotha ya lleva huellas de ésa confusión. Define al trabajo como “la fuente de toda
riqueza y de toda cultura”. Barruntando cosas malas, Marx repuso que el hombre que no
posee otra propiedad más que la fuerza de trabajo, “(forzosamente) tiene que ser esclavo de
otros hombres que se han convertido…en propietarios”. A pesar de ello, la confusión sigue
difundiéndose y poco después proclama Josef Dietzgen: “Trabajo es el nombre del Mesías del
tiempo nuevo… En el… mejoramiento… del…trabajo… estriba la riqueza que ahora puede
realizar lo que hasta ahora no pudo ningún salvador”. Este concepto que el marxismo vulgar
se hace de lo que sea el trabajo, no se detienelargamente en la pregunta de cómo han de
contar los obreros con el producto de trabajo mientrasno puedan disponer de él. Solo quiere
percibir los progresos de la dominación de la naturaleza, yno los retrocesos de la sociedad. Ya
exhibe los rasgos tecnocráticos que mas tarde enseñara el fascismo. A estos (rasgos)
pertenece el concepto de naturaleza, que se aparta con aciagos augurios de aquel (que había)
en las utopías socialistas de vísperas de la revolución del 48. El trabajo, tal como se lo
entiende de ahí en adelante, se resuelve en la explotación del proletariado. Comparadas con
248
esta concepción positivista, las fantasías que tanto material han dado para escarnecer a un
Fourier, muestran un sentido sorprendentemente saludable. Según Fourier, el trabajo social
bien organizado debía tener por consecuencia que cuatro lunas alumbrasen la noche
terrestre, que el hielo se retirase de los polos, que el agua de mar ya no tuviese más sabor
salado y las bestiasrapaces se pusieran al servicio del hombre. Todo ello ilustra un trabajo
que, lejos de explotar lanaturaleza, está en condiciones de desembarazarla de las creaturas
que como posibles dormitan en su seno. Al concepto corrompido del trabajo corresponde
como su complemento aquella naturaleza que, como se expresó Dietzgen, “está gratis allí”.
Tesis 12:
“Necesitamos la historiografía. Pero la necesitamos no como el malcriado haragán que se
pasea por el jardín del saber”. Nietzsche. De la utilidad y perjuicio de la historia para la vida.
El sujeto del conocimiento histórico es la misma clase oprimida que lucha. En Marx aparece
como la última (clase) esclavizada, como la clase vengadora, que lleva a su fin la obra de la
liberación en nombre de las generaciones de los derrotados. Esta consciencia, que por breve
tiempo tuvo otra vez vigencia en el “Espartaco”, fue desde siempre chocante para la
socialdemocracia. En el curso de tres décadas ésta casi consiguió borrar el nombre de un
Blanqui, cuyo timbre de bronce sacudió al siglo pasado. Se complació en asignarle a la clase
trabajadora el papel de redentora de generaciones futuras. Y así le cercenó el nervio de su
mejor fuerza. La clase desaprendió en esta escuela lo mismo el odio que la voluntad de
sacrificio. Pues ambos se nutren de la imagen de los antepasados esclavizados, y no del ideal
de los nietos liberados».
Tesis 13:
“¿Acaso nuestra causa no se hace cada día más clara y el pueblo cada vez más astuto?” Josef
Dietzgen Filosofía socialdemócrata
La teoría socialdemócrata, y más aún su práctica, estaba determinada por un concepto del
progreso que no se atenía a la realidad, sino que poseía una pretensión dogmática. El
progreso, tal como se retrataba en las cabezas de los socialdemócratas, era primeramente un
progreso de la humanidad misma (no sólo de sus destrezas y conocimientos). En segundo
lugar, era un (progreso)sin término (correspondiente a una infinita perfectibilidad de la
humanidad). En tercer lugar, se lotenía por incesante (como uno que recorriese
espontáneamente un curso recto o en forma espiral).Cada uno de estos predicados es
controvertible, y en cada uno de ellos podría iniciar (su labor) lacrítica. Pero ésta, si (se trata
de una lucha) a brazo partido, tiene que ir detrás de todos estos predicados y dirigirse a algo
que les es común a todos. La representación de un progreso del género humano en la historia
no puede ser disociada de la representación de su marcha recorriendo un tiempo homogéneo
y vacío. La crítica a la representación de esta marcha tiene que constituir lavase de la crítica a
la representación del progreso en absoluto.
Tesis 14:
El origen es la meta”. Karl Kraus. Palabras en versos
La historia es objeto de una construcción cuyo lugar no es el tiempo homogéneo y vacío, sino
aquel pletórico de tiempo-ahora. Así para Robespierre, la antigua Roma era un pasado
cargado de tiempo-ahora, que él hacía saltar en el continuum de la historia. La Revolución
Francesa se comprendía a sí misma como una Roma Rediviva. Citaba a la antigua Roma tal
como la moda citaba un viejo atuendo. La moda tiene el barrunto de lo actual, donde quiera
que éste se mueva la espesura de antaño. Ella es el salto de tigre hacia lo pretérito. Sólo que
249
tiene lugar en una arena enla cual manda la clase dominante. El mismo salto bajo el libre cielo
de la historia es el (salto)dialéctico, como el cuál concibió Marx la revolución.
Tesis 15:
La conciencia de hacer saltar el continuum de la historia le es peculiar a las clases
revolucionarias en el instante de su acción. La Gran Revolución introdujo un nuevo calendario.
El día en que empieza un calendario oficia como un abreviador del tiempo histórico. Y en el
fondo es el mismo día que una y otra vez vuelve bajo la especie de los días festivos, que son
días de conmemoración. Los calendarios, pues, no miden el tiempo como relojes. Son
monumentos de una conciencia de la historia de la que en Europa, desde hace cien años, no
parece haber ya ni el rastro más silencioso. Todavía en la Revolución de Julio se registró un
caso que se hizo justicia a esa conciencia. Cuando cayó la noche del primer día de combate
ocurrió que en muchos lugares de París, independiente y simultáneamente, se disparó contra
los relojes de las torre. Un testigo ocular, que debe acaso su adivinación a la rima, escribió
entonces: “Qui le croirait! On dit qu’irrités contre l'heure De nouveaux Josués, au pied de
chaque tour,Tiraient sur les cadrans pour arrêter le jour. »
Tesis 16:
El materialista histórico no puede renunciar al concepto de un presente que no estransito,
sino en el cual está fijo y ha llegado a su detenimiento. Pues este concepto define
precisamente ese presente en el cual escribe historia por cuenta propia. El historicismo
postula la imagen “eterna” del pasado, el materialista histórico, una experiencia con éste que
es única. Deja que los demás se desgasten con la puta “Érase una vez” en el burdel del
historicismo. Permanece dueño de fuerzas: hombre demás para hacer saltar el continuum de
la historia.
Tesis 17:
El historicismo culmina, con razón, en la historia universal. De ella se diferencia la
historiografía materialista metodológicamente quizá con más nitidez que de cualquier otra.
Aquélla carece de armazón teórica. Su proceder es aditivo: suministra la masa de los hechos
para llenar el tiempo homogéneo y vacío. Por su parte, en el fundamento de una historiografía
materialista hay un principio constructivo. Al pensar no solo le pertenece el movimiento de
los pensamientos, sino también su interrupción. Cuando el pensar se detiene súbitamente en
una constelación saturada de tensiones, entonces le propina a esta misma un shock, por el
cual se cristaliza él como mónada. El materialista histórico aborda un objeto histórico única y
solamente cuando éste se le presenta como mónada. En esta estructura reconoce el signo de
una interrupción mesiánica del acontecer, o dicho de otra suerte, de una chance
revolucionaria en la lucha por el pasado oprimido. La aprehende para hacer saltar a una
determinada época del decurso homogéneo de la historia; así (también) hace saltar a una
determinada vida de la época, así, a una determinada obra de la obra de (toda) una vida. El
resultado de su proceder consiste en que obraentera ésta (a la vez) conservada y suprimida
en la obra, en la obra entera la época y en la época el entero curso de la historia. El fruto
nutricio de lo que históricamente concebido tiene en su interior el tiempo como semilla
preciosa, pero insípida.
Tesis 18:
“Los míseros cincuenta mil años del homo sapiens”, dice uno de los biólogos recientes,
“representan, en comparación con una historia de la vida orgánica sobre la tierra, algo así
cómodos segundos del termino de un día de veinticuatro horas. Toda la historia de la
250
humanidad civilizada, puesta en esta escala, llenaría un quinto del último segundo de la última
hora.” El tiempo-ahora, que, como modelo del (tiempo) mesiánico, resume en descomunal
abreviatura la historia de toda la humanidad, coincide rigurosamente con aquella figura que
hace la historia de la humanidad en el universo
[Apéndice.]Tesis A:
El historicismo se contenta con establecer, un nexo causal entre diversos momentos de
lahistoria. Pero ningún hecho es histórico meramente por una causa. Habrá de serlo,
póstumamente, en virtud de acaecimientos que pueden estar separados de él por milenios. El
historiador que tomade aquí su punto de partida ya no deja mas que la sucesión de
acaecimientos le corra entre los dedos como un rosario. Coge la constelación en que su propia
época ha entrado con una (época) anterior enteramente determinada. Funda sí un concepto
del presente como “tiempo-ahora”, en que están regadas astillas del (tiempo) mesiánico.
Tesis B:
De seguro que los adivinos que buscan sonsacarle al tiempo lo que escondía en su seno no lo
experimentaban ni como homogéneo, ni como vacío. Quien tenga esto a la vista, quizás llega a
hacerse una idea de cómo era experimentado el tiempo en la remembranza. Vale decir, del
mismo modo. Se sabe que los judíos les estaba vedado investigar el futuro. En cambio, la
Thora y la oración los instruyen en la remembranza. Esta les desencantaba el futuro al que
sucumben aquellos que buscan información en los adivinos. Pero no por ello el futuro se les
volvía un tiempo homogéneo y vacío a los judíos. Pues en él cada segundo era la pequeña
puerta por donde podía entrar el Mesías.
Traducción de Pablo Oyarzun
MIGUEL ENRÍQUEZ: CAÍDO EN OCTUBRE
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190474
Darío Nuñez
Resumen
Era poco más de la una de la tarde del sábado 5 de octubre de 1974 cuando un equipo
represivo de la DINA llegaba hasta las afueras de la vivienda de calle Santa Fé 725 de la
comuna de San Miguel, en Santiago. Esa era la vivienda de Miguel Enríquez. Habían logrado
dar con el paradero del máximo dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR),
del líder de la Resistencia a la dictadura, del hombre más buscado y perseguido del país desde
el mismo día del golpe de estado, y aún antes, del 11 de septiembre de 1973. Esa tarde caería
en combate luego de horas de enfrentamiento con los esbirros de la dictadura, poniendo fin a
una vida de lucha y dando paso a un ejemplo que ha trascendido en la historia nacional.
Miguel Enríquez fue uno de los fundadores y dirigentes del MIR en agosto de 1965. Tenía
entonces 21 años de edad. Dos años después, en 1977, asumía la dirección de esa organización
revolucionaria al ser elegido secretario general. Desde muy joven, ya de su época de
estudiante secundario, se destacó como un avezado cuadro político que a poco andar se
convirtió en un líder sobresaliente de la izquierda chilena. Miguel Enríquez no sólo destacaba
por su enorme capacidad teórica y de elaboración política, sino porque impuso a su práctica
un sello caracterizado por el compromiso de lucha con el pueblo chileno, por la lealtad con los
pobres y explotados, por la audacia y decisión conque abordó el que hacer revolucionario.
251
Esas características son las que lo llevan al cargo de jefe del MIR cambiándole el carácter a
esta organización, convirtiéndolo en un partido de cuadros y de militantes comprometidos,
con la idea rectora de transformar a ese partido en la vanguardia de las luchas de la clase
obrera y el pueblo. A partir de entonces, es que el MIR se insertó en las luchas populares
chilenas, particularmente en la franja social denominada por el propio Miguel como “los
pobres del campo y la ciudad”, donde el MIR creció y se convirtió en una organización política
gravitante desde fines de los años 60 y comienzos de los 70.
En esa franja social es donde, conducidos por el MIR, se multiplicaron la toma de terrenos
urbanos por parte de los pobladores sin casa, que dieron paso a la conformación de
campamentos de pobladores que se extendieron por las principales ciudades y centros
urbanos del país. En los campos y zonas rurales, se multiplicaron la toma de fundos, por parte
de inquilinos y trabajadores agrícolas, y las corridas de cerco, por parte de comunidades
mapuche que reclamaban la recuperación de las tierras ancestrales. En los centros
industriales la inserción y crecimiento del MIR fue más lenta y dificultosa puesto que éstos
eran reductos de fuerza de los partidos de la izquierda tradicional o reformista, con quienes
los revolucionarios estaban en permanente disputa.
Fue esa irrupción explosiva y extensa del MIR como fuerza política radical en la escena
nacional lo que convierte a esta organización en enemigos a muerte de las clases dominantes
y poderosos del país, así como a sus dirigentes y cuadros en objetivos preferenciales de las
labores de exterminio, una vez concretado el golpe de estado y emprendida la brutal
represalia contra el pueblo chileno. Para Miguel Enríquez y el MIR era previsible esta actitud
criminal de las clases dominantes, de la derecha política y de las fuerzas armadas a su servicio,
pero esa previsión se tradujo en un mayor compromiso con los destinos del pueblo chileno.
Eso explica que ante la inminencia y concreción del golpe de estado, y ante el desbande
producido en las fuerzas de la UP y de la izquierda tradicional, Miguel haya definido la
posición de que “El MIR no se asila”, situando con ello en el territorio nacional y junto al
pueblo el lugar donde debían permanecer sus dirigentes y militantes.
No solo se trató, para el MIR y Miguel Enríquez, de una actitud moralmente correcta de estar
junto al pueblo en los aciagos momentos y circunstancias que acarreó el golpe militar y las
represalias de la burguesía golpista, sino que también de la necesidad política de levantar una
línea de resistencia popular al naciente régimen. Ya consumada la incapacidad del gobierno de
Allende, de la UP, de la izquierda, del MIR y del pueblo chileno, de impedir el golpe de estado y
de sostener efectivos focos de resistencia a los golpistas, lo que quedaba por hacer era
comenzar a construir una nueva voluntad de lucha para oponerse y enfrentar a la dictadura
que comenzaba a hacerse sentir por todo el territorio nacional.
Miguel Enríquez se constituye entonces en el principal impulsor de una política de resistencia.
Cuando la mayoría de los principales cuadros políticos de la izquierda tradicional se
entregaban detenidos a los golpistas o se refugiaban en embajadas para salir del país,
Enríquez permanecía activo en la clandestinidad, conduciendo el repliegue de sus militantes,
reorganizando sus fuerzas, definiendo una línea política de resistencia para enfrentar a la
dictadura hasta lograr derrocarla, restablecer las libertades públicas e instaurar un gobierno
democrático, popular y revolucionario.
252
En la oscura realidad represiva del Chile post golpe, el MIR era la única fuerza política activa
de la izquierda chilena que intentaba desarrollar acciones contra el naciente régimen. Ese
hecho, hace que para las fuerzas armadas y policiales, para los aparatos represivos de la
dictadura, la destrucción del MIR y sus dirigentes se transforme en una prioridad estratégica.
Y en esa dirección orientan sus criminales esfuerzos. Dentro de ello, la cacería de Miguel
Enríquez se torna en una carrera de terror y muerte, y en una competencia macabra entre los
diversos entes represivos en que se sostenía el régimen dictatorial.
Los golpes represivos sobre el MIR se convirtieron en una cuestión selectiva para los aparatos
de seguridad. Especializaron unidades, grupos, equipos y agentes para acometer la tarea de
exterminio. Determinaron lugares secretos de detención, de tortura y de muerte para desatar
en secreto su criminal labor. Contaron con la colaboración activa y obsecuente de tribunales
de justicia y medios de prensa para acicatear la cacería y silenciar la masacre. Tejieron redes
de sapos y soplones, reclutaron traidores y felones, sembraron el temor y la desconfianza para
aislar a los revolucionarios y limitar sus acciones.
El 13 de diciembre de 1973 las garras represivas de la DINA llegan hasta el entorno inmediato
de Miguel Enríquez con la captura y asesinato de Bautista van Schouwen. En febrero de 1974
un nutrido grupo de dirigentes y cuadros es capturado por los servicios represivos de la
fuerza aérea. Durante todo el 74 los golpes represivos se suceden uno tras otro diezmando de
manera considerable la capacidad orgánica y de maniobra de los miristas. A pesar de eso,
Miguel Enríquez seguía a la cabeza de los esfuerzos tendientes ahora a preservar las bases que
estaban sobre llevando de mejor forma los embates represivos y de esbozar actividades de
propaganda que mantuvieran viva la presencia de la resistencia y la continuidad clandestina
del MIR.
A mediados de septiembre de ese año la actividad represiva de la DINA golpea al núcleo
encargado de las tareas de organización nacional del MIR y con ello se acerca a las redes más
próximas a Miguel. Se produce entonces el embate brutal de torturas salvajes para llegar al
ataque definitivo. Eso condujo al día 5 de octubre y el cerco final sobre la casa de calle Santa
Fé. Se ponía así término a una implacable y macabra cacería emprendida por los aparatos
represivos del régimen tras los pasos del dirigente revolucionario. En el camino habían sido
detenidos decenas de dirigentes, cuadros, militantes, colaboradores, amigos; se había
producido una larga estela de dolor, de tortura, de sufrimiento, de desaparición y muerte de
personas que alguna eventual relación pudiera haber tenido alguna vez con el buscado
dirigente o con su círculo más cercano.
El ataque sobre la vivienda comienza con un nutrido fuego de los agentes represivos y se
tradujo en un enfrentamiento de proporciones inusitadas. Al interior de la vivienda estaban
junto a Miguel, además de su compañera Carmen Castillo, los dirigentes miristas José Bordas
Paz y Humberto Sotomayor. Éstos últimos emprenden la evacuación de la vivienda por los
sitios posteriores; Miguel no los sigue en la retirada puesto que su compañera había resultado
herida con las primeras descargas y se niega a dejarla sola. Luego de horas de resistir el
ataque al interior de la vivienda, Miguel es abatido en el patio de una casa vecina. La sed de
venganza de la DINA y su banda de criminales uniformados no tuvo límites ni reparos en su
afán de exterminio del MIR y sus máximos dirigentes. Descubrir el paradero exacto de Miguel
Enríquez fue para los agentes del terror un triunfo de incalculables proporciones; terminar
con su vida fue un logro represivo festejado con medallas y premios.
253
La caída en combate de Miguel Enríquez resultó ser un duro golpe para el MIR y sus
militantes, del que probablemente jamás lograron recuperarse. Miguel murió cuando tenía
apenas 30 años de edad; pero en su corta vida había dejado un ejemplo de consecuencia, de
capacidad, de compromiso revolucionario.
Fue sepultado en el Cementerio General de Santiago al amanecer del 7 de octubre de 1974.
Esa mañana, solo unas pocas personas de la familia fueron autorizadas para acompañar su
entierro. El cementerio fue copado por centenas de militares armados. Ni sus compañeros ni
el pueblo pudieron estar entonces presentes. Sin embargo, la dictadura no pudo impedir que
su enseñanza y su ejemplo quedaran grabados a fuego en la memoria colectiva del pueblo por
el que luchó y dio su vida.
Foto: Carmen Castillo, compañera de Miguel al momento de su caída.
http://resumen.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=10207:miguel-enriquezcaido-en-octubre&catid=13:memoria-historica&Itemid=57
SU LECCIÓN ESTÁ VIVA: MIGUEL ENRÍQUEZ ENFRENTADO A LA MUERTE
ESCRITO POR CARMEN CASTILLO ECHEVERRÍA
http://www.elclarin.cl/web/noticias/politica/13359-su-leccion-esta-viva-miguelenriquez-enfrentado-a-la-muerte.html
Ese sábado 5 de octubre de 1974 en la casa N° 725 de calle Santa Fe, permanece. A pesar de la
nieve que cubre la memoria, ese recuerdo inamovible me obliga a dar testimonio. Ni
“declaración verbal” ante la justicia, ni relato literario como en Un día de octubre en Santiago,
que refleja con exactitud lo que a fines de los 70 sentía y conocía. ¿Testigo falible? Asumo el
riesgo.
Durante el gobierno de Salvador Allende para el pueblo se abría un horizonte de sentido, es
decir una promesa de vida aún no alcanzada, pero imaginada, deseada. Una sociedad entera
en estado de enamoramiento. Los obstáculos eran duros, pero nos fortalecían.
Frente al golpe de Estado, el MIR toma la decisión de permanecer en Chile. No éramos héroes,
solo militantes movidos por la convicción de que valía la pena luchar para hacer la revolución.
Frente al golpe de Estado, nuestra decisión de organizar la resistencia a la dictadura implicaba
la defensa de los derechos conquistados, la educación y la salud pública, los derechos
sindicales, el derecho a la vivienda, la dignidad, la democracia participativa. Era nuestra
responsabilidad librar la batalla; resistir siempre ha sido resistir a lo irresistible. El precio a
pagar fue alto, pero aun en ese contexto de represión, lo que vivimos era la vida simplemente.
La dictadura y su aparato represivo, la Dina, operativa desde noviembre del 73, definen su
prioridad: aniquilar al MIR. No éramos un aparato militar compartimentado sino una
organización política. Los miristas vivían en su gran mayoría al ritmo de las tareas políticas
del movimiento social. “Crear, crear poder popular” en todos los frentes. La cacería tuvo
objetivos visibles.
La máquina de matar funciona a full. El 21 de septiembre de 1974 se focaliza en una de las
redes clandestinas directamente vinculada a Miguel.
254
Lumi Videla, asesinada; Sergio Pérez, María Cristina Pacheco, desaparecidos; Rosalía Martínez,
Julio Laks, sobrevivientes. La máquina enloquecida, tortura sin descanso. Los prisioneros
torturados en la casa de José Domingo Cañas, cárcel clandestina de la Dina, sueltan detalles en
apariencia poco decisivos, insignificantes. La Agrupación Caupolicán, dirigida por el capitán
Miguel Krassnoff, bajo la autoridad del coronel Pedro Espinoza y de Manuel Contreras, realiza
un trabajo de inteligencia y define un perímetro geográfico donde podía estar nuestro refugio.
Se inicia una labor de rastreo: “peinar” la zona. Los agentes de la Dina siguen la pista de un
auto, una Renoleta roja, de una mujer embarazada y de dos niñas gemelas.
La amenaza se acerca. Lo sabíamos.
Miguel se encuentra al frente de las tareas de organización que la resistencia requiere. En
primera línea. Indispensable en un comienzo, arriesgado pero sin alternativa, acorde con su
deseo de proteger la vida de los otros compañeros en las dos últimas semanas de su vida.
En diciembre de 1973, luego de la caída de Bautista van Schouwen, nos instalamos en esa casa
de fachada azul cielo de la comuna de San Miguel. Una amiga que partía exiliada a Inglaterra la
compró con dinero del MIR. Se estableció un contrato de arriendo. La “leyenda” que
montamos para la propietaria y los vecinos era simple. Obligado a instalarse en Santiago por
un tiempo para seguir un tratamiento médico -una enfermedad a los riñones- junto a su
esposa y sus hijas, compartiríamos la casa con una pareja de familiares que nos apoyarían.
Gente de clase media, en labores comerciales pero sin trabajo estable dadas las circunstancias.
Pero con recursos, puesto que disponíamos de dos autos. Una Renoleta roja que yo manejaba,
un Fiat 125 que Humberto Sotomayor utilizaba. Ambos, en las raras ocasiones en que Miguel
debía salir por “razones médicas”, lo conducíamos. Miguel tenía el cabello levemente
ondulado, su frente despejada, la piel afeitada y anteojos. Usaba camisas bien planchadas,
corbata y pantalones oscuros.
El muro frontal de la casa tenía tres entradas. La puerta, una reja lateral de un garaje que
cubrimos con una lámina de metal, y una reja estrecha colindante con la casa de nuestra
vecina, Anita Mirlo. En su primera visita de cortesía, Anita me cuenta que es actriz, que vive
sola con su hijo pues su marido, el periodista Rolando Carrasco, comunista, se encuentra
preso en Chacabuco. Cesante ella, cesante nuestro vecino del otro lado, nos ingeniamos para
darles pequeños trabajos: para Anita, buena costurera, diseñar vestidos para las niñas de 5
años, Camila y Javiera.
Para los vecinos, la vida de esta familia es normal. Cierto, dos parejas, dos niñas y desde marzo
de 1974 un perro, no es habitual. Pero el traslado urgente a Santiago y la enfermedad del
caballero, hacen coherentes las particularidades. Las niñas son alegres, el perro crece, el
enfermo reposa y trabaja en casa. Los familiares lo apoyan. Entran y salen, se abastecen en el
almacén de la esquina, la señora Ximena, mi nombre clandestino, visita a la vecina del frente,
Gladys; conversa con unos y otros en la vereda, siempre impecable. Las ventanas tienen
cortinas de lona blanca, los pocos muebles son coloridos, un estante de libros y un gran
escritorio. Desde la puerta puede también percibirse los tres cuartos alineados y al fondo un
patio de baldosas negras y un parrón incipiente.
Al interior de la casa, vibra el trabajo político. Es una colmena. Miguel escribe, estudia y
devora todo lo que se encuentra a su alcance. Trotsky, Rosa Luxemburgo, Lenin camuflados
bajo tapas anodinas, Víctor Serge, Víctor Hugo, García Márquez, Cortázar, William Reich y los
255
estudios de neurología, la Enciclopedia Británica y etc… Nutre su pensamiento político con la
historia, la ciencia y la poesía, como es su costumbre. Yo transcribo a maquina sus textos.
Marilú García los fotografía en el taller instalado al fondo del patio. Humberto Sotomayor, su
esposo, asume la mayoría de las tareas. Miguel cocina, le cuenta cuentos a las niñas y los
domingos ven algunas series de televisión infantil. Risas y juegos. Una vida cotidiana normal.
En nuestro dormitorio dos bolsos rojos, de ski, con unos fusiles AK esperando ser distribuidos.
Miguel tiene el suyo, con un cargador especial de 40 tiros. Ningún fetichismo por las armas. Yo
salía desarmada, pero con una cápsula de cianuro en el bolsillo. Luego supimos que esas
cápsulas no estaban activas. Miguel y Humberto andaban armados. Más allá de todas las
tensiones, durante meses, vivimos días y noches tranquilos. La clandestinidad fue para mí
vigor y color.
Las medidas de seguridad se respetaron en las pocas salidas de Miguel. Y en las dos visitas de
compañeros de la dirección que se realizaron cuando ya estábamos preparando el repliegue.
En el repliegue estratégico, la dirección había tomado la decisión de “congelar” a Miguel.
Sacarlo de la primera línea, construir un lugar inaccesible, montar una leyenda que le
permitiera salir y entrar clandestino del país.
Luego de visitar varias propiedades, me decidí por una parcela. Estaba en los límites de La
Florida, eran dos pequeñas casitas y un vasto jardín protegido por un muro de adobe. Miguel
la visitó, fue nuestra única salida juntos. Encontramos el “palo blanco” para comprarla y Rosa,
mi compañera fiel desde el nacimiento de Camila, estuvo de acuerdo en vivir con nosotros. El
contacto directo con el partido sería muy espaciado y sometido a rigurosos chequeos y
contrachequeos. “La Parcela” era el lugar para comenzar otra vida.
Debíamos separarnos de las niñas. Con precaución se montó el operativo para asilarlas en la
embajada de Italia. A mediados de septiembre, las niñas, Marilú y Humberto se trasladaron a
otra casa de seguridad.
Nuestra partida se aproxima. La casa se hunde en el silencio, la tensión aumenta con la caída
de Lumi Videla el 21 de septiembre y de Sergio Pérez, su compañero, el 22; la cadena
continúa. Abandonamos la Renoleta roja. Continúo mi trabajo de enlace a pie. En las cárceles
secretas la tortura hace su trabajo. Los compañeros resisten como pueden. Nos toca a
nosotros asumir la tarea de no caer, de imaginar lo inimaginable y acelerar el cambio de casa.
Es nuestra responsabilidad alejarnos del peligro, vivir.
El dinero de la solidaridad internacional llega a tiempo, podemos concretar la compra de La
Parcela.
El 4 de octubre confirmamos la caída de nuestro enlace directo, Cecilia Jarpa.
Movidos tal vez por la loca esperanza de que no hubiese caído, decidimos ir al punto de
rescate del día 4 de octubre, en avenida Grecia. Al salir, Miguel me detiene. El y Humberto
Sotomayor, en auto, pasarán una primera vez frente al lugar. Cecilia, el cuerpo dislocado pero
la mente íntegra, los alerta del peligro. Los torturadores la golpean y disparan. Miguel
responde, Humberto acelera.
256
Cecilia no entregó los dos puntos de contacto del 3 de octubre. Si ella hubiese sucumbido a las
aplicaciones de electricidad, si hubiese cedido ante el dolor y el miedo, yo hubiese sido
detenida y torturada. Nunca sabré cómo habría reaccionado. Nunca lo sabré pues Cecilia no
habló.
Movidos tal vez por la loca esperanza de que no hubiese caído, decidimos ir al punto de
rescate del día 4 de octubre, en avenida Grecia. Al salir, Miguel me detiene. El y Humberto
Sotomayor, en auto, pasarán una primera vez frente al lugar. Cecilia, el cuerpo dislocado pero
la mente íntegra, los alerta del peligro. Los torturadores la golpean y disparan. Miguel
responde, Humberto acelera. Logran romper el cerco. Logran escapar de la emboscada.
Inmediatamente abandonan el auto y se sumergen, gracias al gesto de Cecilia.
A las 16 horas de ese día 4 de octubre constatamos que la compañera que debía comprar la
parcela contestaba el teléfono en forma extraña. Cada llamada telefónica significaba un
desplazamiento engorroso y largo. Ese atardecer Miguel deduce, cuando le cuento el
intercambio de palabras, que la Dina está esperando mi llegada con el dinero para la compra.
Miguel se desplaza por las calles de Santiago, da la orden de vaciar la casa de seguridad donde
se encontraban mi hermano Cristián, Margarita Marchi y José Bordaz. Se ocupa
personalmente de rescatar a Mary Ann Beaussire de un punto de contacto peligroso. ¿Cuántos
otros movimientos ejecutó en esos días? Aún no lo sé.
El 4 de octubre regresa a la casa con José Bordaz. Habían decidido pasar la noche ahí. ¿Existían
otras posibilidades? Sí, pero nos parecieron más arriesgadas.
El sábado 5 de octubre la urgencia es extrema, hay que dejar la casa antes de la noche.
Necesitamos un refugio, aunque sea precario. Nos distribuimos las tareas. Me toca buscar un
lugar. Ellos, entre otras cosas, tienen puntos de contacto para difundir la alerta a los ayudistas
y al conjunto de las redes clandestinas, para salvar el material del aparato de documentación.
Nos damos cita en la casa a las 17 horas.
Subo por la calle Santa Fe hasta Santa Rosa, consciente del peligro, atenta al más mínimo
movimiento extraño en el barrio. En Santa Rosa, un bus, luego un taxi. Pude instalarme en la
casa de una señora, amiga de mi madre, para estudiar los arriendos disponibles de inmediato.
No lo dudo, lo conseguiré. Dispongo de dinero y papeles falsos. A las doce tenía las llaves de
una casa. Misión cumplida, ligero alivio. No detecto nada anormal en el camino de regreso.
Solo una onda eléctrica -¿que emana de mí?- en la atmósfera. Morder el miedo, seguir con la
esperanza entre los dientes.
Miro la hora antes de abrir la reja continua a la vecina Anita. Eran las 13 horas. Dejo el
paquete de provisiones en la cocina y empujo la puerta que comunica el patio con el pasillo
interior. Sorpresa: Miguel me acoge. Está armado. Nos vamos, dice. Le informo la dirección del
lugar entrando en nuestro dormitorio, el tercero en la línea de las habitaciones, el que da al
jardín. Desde ahí percibo a Sotomayor y Bordaz que vigilan la calle desde las ventanas que dan
a la vereda. Un instante de conversación. Hay movimientos extraños, tenemos que irnos,
ahora, dice Miguel. La voz de uno de los compañeros nos interrumpe: “¡Aquí están!”
Cecilia Jarpa, esposada, se encuentra en uno de los autos que se detienen. Ninguna lógica en
esa presencia. Solo que ese mismo día 5 de octubre, acosada y siempre bajo tortura, les
257
“suelta” un falso punto de contacto: “Mediodía, en Departamental con Gran Avenida”. Dos
autos, cuatro agentes de la Dina por vehículo. Vienen a detener a su presa, un enlace, un
militante, yo o cualquier otro. Después de lo sucedido el día anterior desconfían y van bien
armados.
Cecilia, sin venda, de pie, en ese punto. Por supuesto nadie se presenta, ese contacto no existe.
La golpean, la empujan dentro del auto. No le vuelven a colocar la venda. Se dirigen de regreso
al cuartel. Ella escucha, ve. Junto a ella van Miguel Krassnoff, Osvaldo Romo, agente civil
reclutado en el lumpen y Teresa, una de las feroces mujeres de la Dina. Todavía tienen tiempo,
antes de almorzar, para rastrear una vez más el perímetro sospechoso que por casualidad no
se encuentra lejos. Recorren Gran Avenida y luego circulan por las calles interiores, del lado
este. Los dos autos se siguen, los agentes se comunican por radio. Cecilia los escucha, cree
haber reconocido la voz de Marcelo Moren Brito, pero no sabe con certeza.
Cazadores olfateando a su presa, al acecho ante cualquier mínimo indicio. Se detienen frente a
una lavandería, un almacén… Se topan con la calle Santa Fe, continúan interrogando a jóvenes
que juegan a la pelota, luego Romo le habla a una mujer, ella señala, desde lejos, la casa. Por
radio se comunican con el cuartel de José Domingo Cañas. “Es lo último que alcancé a
escuchar: la instrucción de pedir refuerzos. Eso, antes de que me sacaran y me llevaran a una
casa muy pobre, como yo la recuerdo, donde me dejaron amarrada mientras se efectuaba el
allanamiento y el tiroteo”, dice Cecilia.
“En una operación conjunta de los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas fue
allanada en el día de hoy a las 13:30 horas, una edificación ubicada en (…) La operación
registró una fuerte resistencia desde el interior de la casa con armas automáticas. A las 15:30
horas las fuerzas pudieron ingresar al lugar encontrando el cuerpo sin vida del dirigente
mirista Miguel Enríquez y con heridas de gravedad a Carmen Castillo Echeverría”.
(Declaración oficial de la Dirección Nacional de Comunicación Social del gobierno. Otras
informaciones de prensa señalan las 13:15 horas como inicio del operativo).
Esa es para mí la hora en que Humberto Sotomayor y José Bordaz nos avisan “¡Allí están!”.
Miguel y yo estamos en el dormitorio. Sale con el AK en la mano, ya engatillado, pues
escuchamos el primer intercambio de ráfagas de metralletas. Tomo la Scorpio y apunto desde
la ventana, al frente solo hay un muro colindante con la vecina Anita, no puedo ver la calle.
Miguel me había dicho: “No te muevas de aquí”. Obedezco, carente de emociones.
Esquirlas de acero puntiagudas me seccionan la arteria y los nervios del brazo derecho a la
altura del músculo superior, algunos se incrustan en la parte alta del pecho; y también, lo
sabré mucho tiempo después, dos llegan hasta la pared del pulmón. Pero todavía estoy parada
cuando José Bordaz se cruza conmigo. Después me desplomo lentamente.
Comienza el enfrentamiento. Para nosotros se trataba de alcanzarlos, de obligarlos a
retroceder, de forzarnos un paso para escapar del cerco, ejecutar el plan de escape mil veces
estudiado.
Y lo conseguimos. Después de un corto intercambio de tiros, se alejan. Ese primer tiempo del
enfrentamiento no duró más de quince minutos. Son entonces entre las 13:30 y las 13:45.
258
Cuando ya ninguna bala impacta en la casa, Miguel da la orden de salir. Entra en la habitación,
toma uno de los dos bolsos con dinero, yo el otro, caminamos rápido, él delante, yo detrás a un
metro. Nos dirigimos al auto, por esa salida lateral de la gran pieza donde hay una puerta
ventanal ubicada frente al Fiat.
Justo en ese momento, una granada explota. ¿Quién la tiró? ¿Adónde cayó? Aún no lo sé. No
cayó demasiado cerca de nosotros, nos hubiera matado. Pero tampoco demasiado lejos,
quedamos heridos.
Esquirlas de acero puntiagudas me seccionan la arteria y los nervios del brazo derecho a la
altura del músculo superior, algunos se incrustan en la parte alta del pecho; y también, lo
sabré mucho tiempo después, dos llegan hasta la pared del pulmón. Pero todavía estoy parada
cuando José Bordaz se cruza conmigo. Después me desplomo lentamente.
Miguel también fue alcanzado por la granada, está en el suelo.
Sotomayor pasa junto a él, cree que Miguel está muerto. Una herida en la cabeza, dice. En ese
instante, entonces, Humberto está convencido de que Miguel yace herido de muerte. Bordaz
contará esa noche que al escucharlo él también lo cree. Continúan para a abrirse camino,
romper el cerco y escapar. Saltan los muros hacia la calle Varas Mena… Lo logran.
Nunca he emitido un juicio sobre aquel u otros hechos. He gritado contra el destino pero no
me he detenido en los “si… tal cosa…”. La tragedia se asume entera o nada puede
desprendernos de ella. Exigir un balance político y sacar lecciones es indispensable. Lamentar
no.
Ese 5 de octubre aprendí, y para siempre, que “aquel que no ha sufrido el miedo, que no ha
convivido con él ni negociado con él condiciones de su sobrevida, no puede, no debe, ni
comprender ni juzgar. Solo respetar lo que se le escapa”. Privilegiada, la historia me adjudica
el buen papel, pero solo la entereza de los otros evitó mi posible derrumbe. Lo sé.
Mientras Humberto y José se alejan, unos segundos después de desplomarme veo a Miguel,
del otro lado de la puerta ventanal, a menos de un metro de distancia. Su cuerpo extendido en
el suelo, su rostro mirando hacia el cielo, su torso fuerte agitado al ritmo acelerado de su
respiración. Un hilo fino de sangre corre de su mejilla izquierda. Vive.
Unos minutos después abro nuevamente los ojos y allí está Miguel, de pie, en posición de tiro,
el ojo en el visor de su AK. Dispara, protegido de los proyectiles que impactan el muro
saliente, al costado del auto.
Comienza entonces el segundo tiempo del enfrentamiento.
La Dina reforzada lanza una nueva embestida. Aullidos que son órdenes, ráfagas de
metralletas, lanzacohetes, granadas… Violencia desatada. Los vecinos lo relatarán luego, los
prisioneros de José Domingo Cañas vivirán la histeria y los chirridos de las camionetas desde
la oscura pieza donde se encuentran amontonados. Cuando Cecilia es extraída al fin de su
prisión provisoria escuchará todavía el ruido de helicópteros sobrevolando el lugar.
259
Como lo revelan los medios de prensa, la dictadura estaba convencida que en ese combate
participaban varios militantes el MIR. Los jefes militares y sus comanditarios civiles no
pueden concebir que quien se enfrentó a su poder fue un solo hombre, Miguel Enríquez.
Tiene 30 años, dos hijos, es médico, militante e intelectual revolucionario. Va a morir, pero
todo recomenzará. La revolución nunca se acaba.
Ese lapso de tiempo: dos horas. Intentemos imaginar sus desplazamientos al interior de la
casa de calle Santa Fe, sus gestos precisos, la extrema concentración de su mente para
ejecutarlos. Maestría en el combate. El enemigo aumenta el número de hombres y armamento.
Segundo tras segundo, Miguel actúa. Su vida entera, su razón, todos sus deseos y sueños, todo
su pensar y su amor por los otros se concentran en ese instante. Es el acto libre de un hombre
libre.
El coraje político nada tiene que ver con el sacrificio. Sí con el querer y la fuerza. El valor
muestra su existencia en el momento del hecho, nunca antes.
Ese 5 de octubre, una última ráfaga lo silencia. Miguel se ha replegado al patio de la casa, se
encarama al muro divisorio con la vivienda de San Francisco 5959. La vecina Isabel protege a
sus hijas bajo un catre, asoma la cabeza y lo ve, de pie sobre la pandereta: “Estaba herido y
empuñaba un arma. Lanzó un grito: ¡hay una mujer embarazada herida, paren el fuego! Los
tiros continuaron. Su cuerpo cayó junto a esa artesa, en el suelo que era de tierra”.
La autopsia indica las 15:30 como la hora de su muerte.
Edgardo Enríquez, su padre, escribirá: “Tenía diez heridas a bala. Una de ellas, la última, le
entró por el ojo izquierdo y le destruyó el cráneo. Al verlo, con el resto de su cara serena,
sonriente casi, y con un dejo burlesco en la expresión, dije a mi mujer, su madre: Quienes le
dispararon sabían que aunque desfiguraran su hermoso rostro y destruyeran su cerebro
privilegiado, no lograrían jamás borrar la imagen de él que se ha formado el pueblo, ni
sepultar sus generosos y sabios pensamientos inspirados por sus elevados y dignificadores
ideales”.
Queda aprehender la vida de Miguel, el revolucionario, el equipaje de sus sueños, su
pensamiento, sus penas, su sentido del humor. Recordar su fuerza, la realidad de sus
esperanzas y continuar llevándola, con él.
CARMEN CASTILLO ECHEVERRÍA
Publicado en “Punto Final”, edición Nº 814, 3 de octubre, 2014
CONVERSACIÓN CON ZYGMUNT BAUMAN: EL CULTO DE LAS CELEBRIDADES EN LA
SOCIEDAD LÍQUIDA
http://ssociologos.com/2014/10/05/conversacion-con-zygmunt-bauman-el-culto-delas-celebridades-en-la-sociedad-liquida/
Es la sociedad de consumo la crea la demanda de celebridades, y la que reconstruye el
sistema de estrellas.
260
Conversación con Zygmunt Bauman el culto de las celebridades en la sociedad líquida
El sociólogo Zygmunt Bauman es uno de los más famosos e importantes del mundo, por su
tesis del paso del estado sólido al de la sociedad líquida. En el Festival de la Filosofía dio una
conferencia sobre el sistema de celebridades.
Profesor Bauman, ¿Qué ser una celebridad en el mundo contemporáneo?
Me gustaría hacer antes un paso hacia atrás en la historia. Antes de que la sociedad se
convirtiese en líquido, con todo lo que provoco, hubo una forma de asociación humana muy
fuerte y sólida, que nosotros, los sociólogos han definido como la comunidad, la Gemeinschaft,
en alemán. En la comunidad tradicional, los lazos familiares eran fuertes y de apoyo con un
gran concepción social.
Podríamos decir que la comunidad tradicional había introducido una serie de controles en las
puertas de entrada, a fin de maximizar la seguridad. Al mismo tiempo, la comunidad
tradicional tenía una identidad construido y con ella la de sus habitantes, quién estaba fuera
se caracterizó por una marca de infamia (degradación del honor civil) Y viceversa, el hombre
o la mujer que luchó para preservar la integridad de la comunidad, era considerado un héroe,
y luego se hacía famoso, y era glorificado.
Luego, hubo un profundo cambio social, los lazos comunitarios se han debilitado, han perdido,
la comunidad tradicional se ha hecho líquida y ha prevalecido el individualismo.
En la sociedad contemporánea y equivalentes, la forma de asociación humana de los
individuos se ha convertido en una red, una red, en la que usted participa como individuo y el
vínculo de la comunidad es simplemente inexistente. En la red no hay ninguna comprobación
en las puertas de entrada. Cualquier persona puede entrar, puede jugar, se puede aceptar o
rechazar. Se ha establecido nuevas reglas del juego, pero se pierde en la seguridad, y aumenta
la sensación de miedo y el riesgo. En la sociedad red, el individuo tiene miedo de ser
abandonado, de ser condenado al ostracismo, de ser desechado, simplemente por el sentido
de la identidad y pertenencia a un grupo de la comunidad. Lo que los sociólogos llamamos
meta-preocupación.
Y es en este punto en los que los estados líquido en la sociedad red, el culto a la celebridad…
La celebridad ayuda a las personas que han nacido en este cuadro problemático. Por supuesto,
la situación es muy diferente de los años setenta, por fenómenos como Woodstock, por
ejemplo, cuando reconocemos una especie de ‘unión’, por estar todos juntos en un mismo
evento con las celebridades de la época. Hoy todo ha cambiado. ¿Crees que si René Descartes
hubiera vivido en esta época, habría cambiado el famoso lema “Pienso, luego existo”, por “Me
veo en la tele, luego existo”, y luego “Yo tengo mi propia página web, luego existo”.
En esencia, esto se ha convertido en creación de la celebridad y ha cambiado la percepción de
la audiencia frente a las celebridades. Al final, las celebridades de nuestro tiempo son
personas comunes que se perciben como personas comunes, que indican un patrón dictado
por biografías personales muy cercanas a las de su público. Lo que realmente preocupa, es la
afirmación de esos temas, que yo llamo “nuevos intermediarios culturales”, cuya misión es
crear celebridad y su culto, para el bien de los negocios y ganancias. Creo que la proliferación
de fotógrafos, escenógrafos, diseñadores de vestuario, jefe de prensa… que literalmente
construyen el carácter y lo acompañan al estrellato.
Por lo tanto, las celebridades, el sistema de estrellas es en realidad una construcción social.
Eso es correcto. Es una especie de ideología que surge de la necesidad de la sociedad de
consumo para crear sus productos. Es la sociedad de consumo que crea la demanda de las
celebridades, y reconstruye el sistema de estrellas. Permítanme dar el ejemplo del llamado
tabloide: ¿crees que existiría sin la construcción social del sistema de las celebridades? Y
viceversa. No lo creo. Es un producto de consumo, especialmente para responder al “sueño”
de los lectores, que, sin embargo, quieren encontrar problemas, quieren entrar en la vida
261
cotidiana de las estrellas, escuchar de alguna manera como si fueran nuevos vecinos. En
resumen, no se puede, hoy, una celebridad se convierte a gracias a nuestra voluntad o como
resultado de un talento. Tras esto, debe poner en marcha un sistema de producción entero. Al
final, la persona famosa en la sociedad líquida no es más que una mercancía.
LA EDUCACION DE MAQUILA
http://www.lahaine.org/mundo.php/la-educacion-de-maquila
x Renan Vega Cantor
En los países en que se implantan maquilas y/o se producen materias primas se pretende que
no existan alternativas de educación universitaria sino tecnológica
En los nuevos esquemas de división internacional del trabajo a partir de las ventajas
comparativas unos cuantos países producen ciencia, tecnología y conocimiento, mientras que
la mayoría genera las materias primas que en los centros imperialistas se necesitan para
perpetuar su modo de producción y de consumo, y allí se ensambla y terminan los productos
que son diseñados y controlados por las empresas multinacionales. En esta perspectiva de
desindustrialización, se abandona el modelo que se difundió durante casi medio siglo (19451985) y que pregonaba una educación de masas, tendiente a reforzar una formación que
coadyuvara en esos procesos de industrialización. En estos momentos se renuncia a ese
proyecto y se sostiene que en los países en que se implantan maquilas y/o se producen
materias primas debe impulsarse una educación que forme en las competencias adecuadas
para este tipo de economía y sociedad.
Por ello, en la educación superior se diferencia entre aquella consagrada a formar fuerza de
trabajo calificada para los oficios que necesita el capitalismo maquilero y dependiente y
aquella que instruye a los cuadros dirigentes de un país, ligados en forma directa con los
intereses transnacionales. Para el primer sector se plantea una educación especializada al
máximo, en donde se enseñe a leer, escribir y sumar, junto con unos conocimientos técnicos
rudimentarios para desempeñarse en las maquilas, en la agricultura de exportación, o en el
sector minero.
En consecuencia, para amplios segmentos de la población no existen alternativas de
educación universitaria sino tecnológica, e incluso el Banco Mundial ha propuesto eliminar la
universidad en países enteros, como sucedió hace un cuarto de siglo en Estonia. Se planteó el
fin de la universidad porque se suponía que ese país debía especializarse en ventajas
comparativas, cuyas habilidades laborales se adquirían por fuera de la universidad, en razón
de lo cual ésta era innecesaria y podía ser suprimida. Puede pensarse que las afirmaciones
sobre la abolición de la universidad en los países periféricos son circunstanciales y
excepcionales, pero el Banco Mundial considera que la universidad debe eliminarse como
perspectiva escolar de la mayor parte de la población de un país, que debe ser encaminada
hacia una educación de otra índole, con predominio de los saberes requeridos para el
capitalismo maquilero.
La cuna de la maquila educativa
En el norte de México, donde desde hace varias décadas se estructuró un cordón de maquilas,
ligadas al capitalismo transnacional, también se impulsaron las primeras propuestas de
convertir a la educación en una maquila. En otros términos, si la economía de la zona
262
fronteriza de México está regida por las maquilas, la educación que se debe implementar en
esa región –lo que luego se ha hecho extensivo a países enteros– debe ser funcional a las
maquilas. En Ciudad Juárez y Tijuana desde la década de 1960 se establecieron fábricas que
emplearon a miles de mujeres jóvenes, con bajos salarios y pésimas condiciones laborales,
debido a su destreza para ensamblar aparatos microelectrónicos y a su docilidad y obediencia.
En esos mismos lugares, desde comienzos de la década de 1980 se crearon escuelas técnicas
de nivel medio superior, en las cuales se ofrecen adiestramientos elementales para las
maquilas.
La maquila agrava el problema de la sobre oferta de profesionales capacitados que genera una
educación sin industrialización, puesto que aquellos no tienen donde emplearse, puesto que la
maquila importa una tecnología ya desarrollada y materializada en máquinas, junto con, al
decir de Hugo Aboites, “el diseño de los productos, diagramas, insumos, organización, técnicas
de manejo de inventarios, procedimientos de control de calidad y de selección de recursos
humanos y de administración y hasta los productos ya listos para ser ensamblados”.
Con ello, se reduce la necesidad de propiciar investigación y avance científico en las zonas de
actividad productiva periférica, algo que también acontece con la demanda de profesionales,
porque en esencia la maquila necesita de una fuerza de trabajo barata y eficiente para
efectuar tareas rudimentarias, tales como clasificar cupones de centros comerciales de los
Estados Unidos, soldar y, en los casos más complicados, insertar microchips o realizar
ensambles con microscopio.
Pese a que estas últimas actividades tienen una gran complejidad tecnológica, el proceso de
trabajo exige una escolaridad mínima, la indispensable para seguir unas instrucciones y
asimilar un veloz entrenamiento previo. Hasta tal punto esto es cierto que la escogencia de
personal no está determinada por la preparación educativa o los títulos obtenidos sino por la
experiencia previa que se tenga y la disciplina y obediencia que se demuestre. No podía ser de
otra forma en un proceso de trabajo en el cual la investigación y la innovación se producen en
otra parte y no en la zona donde funcionan las maquilas.
Las limitaciones educativas de las maquilas no son óbice para que en México y en los lugares
donde se impulsa el capitalismo maquilero se pregone que debe superarse el espacio de la
universidad como lugar educativo, porque las empresas cumplen a cabalidad tal rol en la
medida en que poseen, generan y transmiten conocimientos y permiten acceder a las
tecnologías en uso y porque con la experiencia práctica se forma a los jóvenes. Esto es pura
demagogia, porque la maquila y las máquinas que allí se emplean involucran unos
conocimientos y tecnología aplicada que son inaccesibles a los operadores locales, porque
esas zonas de ensamblaje el trabajo se reduce a pura eficacia manual, sin ninguna perspectiva
de un mejoramiento profesional y humano. En concordancia, a las multinacionales que son
dueñas de las maquilas no les interesa ningún tipo de investigación ni de difusión de
conocimiento y tampoco contratar a los egresados de las universidades locales.
Características de la maquila educativa
No se habla de un caso aislado de una región de México, ya que la maquila se expandió por
diversos países de América Latina y del mundo, como resultado de la desindustrialización
impuesta en las últimas décadas, algo que tanto en México como en la mayor parte de países
de la región se generalizó con los Tratados de Libre Comercio, con los cuales se impuso dicho
263
modelo económico, social, cultural, y del mismo se desprende el tipo de educación que
brevemente hemos descrito en las líneas anteriores. Para sintetizarlo, podemos decir que el
modelo educativo de la maquila se caracteriza por cuatro rasgos principales:
- Es ajeno a los contextos locales: en los lugares donde se implanta la maquila se impone su
propia agenda educativa, lo que quiere decir que se enseña aquello que le es inmediatamente
funcional y “útil”, como informática, administración y cuestiones relacionadas con el proceso
productivo. Lo que no tenga que ver con estos aspectos desaparece de los programas de
educación superior. Con esto se genera una terrible paradoja, ya que las regiones donde se ha
impuesto el libre comercio se ven forzadas a aceptar la presencia de capital extranjero sin que
eso se corresponda con un mejoramiento de la educación de la población local, que sería un
elemento decisivo que les permitiría a esas regiones enfrentar el impacto nefato de la
implantación del capitalismo maquilero.
Esta característica de la educación de maquila se ha extendido por todo el mundo, ya que las
reformas educativas en marcha desde hace varias décadas plantean la reducción de la
educación universitaria clásica, porque se arguye que tienen muchos aditamentos
innecesarios, que deben ser sustituidos por saberes “útiles” de tipo práctico e inmediato, con
énfasis en conocimientos técnicos, que vincule en forma directa a la educación con la empresa
y que esta última participe activamente en las directrices educativas de un país o de una
región. Como puede notarse, no es muy sublime y para nada heroico el origen de la educación
empresarial de que tanto presumen los reformadores educativos en América Latina y en
Colombia.
- Propicia el estancamiento de la matrícula y el desempleo de los egresados: En los lugares
donde se imponen las maquilas de manera inmediata se estancan las matriculas en las
universidades convencionales y sus egresados no encuentran trabajo, como resultado de las
mismas características de la maquila que no requiere de ninguna preparación especial, por
sus bajos salarios y sus degradadas condiciones laborales.
En pocas palabras, para conseguir un empleo con escaza calificación, no resulta muy atractivo
gastar tiempo, dinero, recursos y energía personal en estudios largos y complejos. Eso no
tiene sentido, porque con una preparación elemental se puede acceder a un trabajo en una
maquila.
- Minifundios de especialización: Con el argumento que las maquilas necesitan trabajadores
hábiles y eficientes, pero que no piensen ni duden, se abren una vasta cantidad de programas
tecnológicos de un ámbito de aplicación absolutamente restringido y sin ningún tipo de
horizonte que vaya más allá del empleo inmediato. No sorprende que en México, en las zonas
de maquila, se ofrezcan programas tan diversos que giran en torno a lo mismo: ingeniería de
computación, ingeniería en sistemas y computación digital, ingeniería en sistemas
computacionales, sistemas computaciones en programación.
En este caso se hace alusión a lo que puede considerarse como sofisticado, porque
predominan los programas en los que la formación se restringe a cosas tan grandiosas como
colocar una tuerca o un tornillo, o empaquetar un producto determinado. O como en Bogotá,
donde instituciones de educación superior ofrecen estudios como “técnico en cuidado estético
de manos y pies”, “técnico en peluquería”, o “técnico en jardín infantil”, “tecnólogo en
264
actividad física”, “tecnólogo en dirección técnica de futbol”, “tecnólogo en gestión de talento
humano”, “tecnólogo en comunicación comercial”.
- Cambios en la vida institucional de universidades: a partir de la lógica de la maquila se
contemplan todas las actividades que se desenvuelven a su alrededor, incluyendo la educación
en general y la universidad en particular. El sesgo se produce a partir de los conocimientos
que demanda la maquila –administración, computación, procesos industriales– que se
imponen como los propios de las universidades, a las que se les exige funcionar como una
empresa automática y mecanizada, en la cual se programan los procesos en forma “científica”
y cuantificada y a los profesores y estudiantes se les mide de acuerdo a su productividad, que
debe ser verificada como se hace en cualquier proceso industrial. Por lo mismo, se empieza a
hablar de insumos (estudiantes, profesores), procesos de instrucción eficientes
(competencias), y productos finales de calidad (egresados y sus títulos).
Esto implica que los hombres y las mujeres que intervienen en el quehacer educativo son
reducidos a simples insumos. En la misma forma que acontece con los operadores de las
maquilas, que soportan una degradación humana y laboral al verse reducidos a las partes de
un proceso académico-industrial que les es extraño y cuyo monopolio está en manos de
sectores empresariales que nada tienen que ver con la educación universitaria. Como afirma
Hugo Aboites, “la deshumanización de la maquila que penetra en las universidades no deja de
contaminar la manera como se ve (a) quienes pretenden ingresar a la universidad, es decir, se
les concibe como una masa amorfa, sin caras ni historias personales, que debe ser controlada
de la mejor manera posible, y cobra sentido el establecimiento de mecanismos
deshumanizados pero mucho más eficientes en la selección de los ‘mejores’, como insumos”.
En resumen, la educación de maquila es un claro ejemplo del sentido que adquiere la división
internacional del trabajo educativo, puesto que aquélla se basa en el supuesto que el mundo
está dividido irremediablemente –lo cual se reproduce en cada país– en una aristocracia del
pensamiento, que es la que debe ir a la universidad, y una gran masa de personas incapaces,
con poco talento y que solo sirven para recibir una mínima y pobre instrucción y
desempeñarse como operarios en un trabajo rutinario.
________________
* Renán Vega Cantor es historiador. Profesor titular de la Universidad Pedagógica Nacional, de
Bogotá, Colombia.
Publicado en 'Periferia, Prensa Alternativa', No. 99, septiembre de 2014.
ANARQUISMO. UNA INTRODUCCIÓN
http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com.ar/2014/10/anarquismo-unaintroduccion.html
Dolors Marín es experta en la historia contemporánea de los movimientos sociales, y
especializada de forma concreta en el anarquismo, ha realizado numerosos artículos y
trabajos en diversos países. Su tesis la realizó sobre la formación de la cultura libertaria en
Cataluña y sobre la organización de los grupos de afinidad anarquistas. Entre los libros que ha
publicado, se encuentran Clandestinos. El Maquis contra el franquismo, 1934-1975 (2002),
Ministros anarquistas (2005), La Semana Trágica. Barcelona en llamas, la revuelta popular y la
Escuela Moderna (2009) o Anarquistas. Un siglo de movimiento libertario en España (2010).
265
Su última obra, recién publicada, es Anarquismo. Una introducción, con la que intenta, no solo
presentar las ideas libertarias a las nuevas generaciones, sino ofrecer una amplia muestra de
la sorprendente y rica tradición anarquista; además, Dolors ha realizado una inestimable
labor pedagógica al introducir al lector, no siempre versado en cuestiones históricas y
políticas, en una serie de importantes conceptos. El pasado viernes, ella misma presentó el
libro en Madrid en la Librería LaMalatesta de una forma tan atractiva y cercana, que solo
puede invitarnos a seguir apasionándonos por la historia y las ideas anarquistas.
Como nada mejor que sea ella misma la que nos introduzca a la obra, cogemos prestado este
texto a los compañeros de la publicación anarquista Todo por hacer:
Es este pequeño volumen un intento de sistematización, o mejor dicho, de ordenación, del
cosmos anarquista destinado a los/las anarquistas y a los que quieren conocerlos. Los
primeros reconocerán rostros y trayectorias familiares, los otros se acercaran por primera
vez a la seducción de los antiautoritarios y podrán ahondar más tarde dentro de este cosmos
incandescente.
Un cosmos magmático, pleno de ideas, iniciativas, prácticas cotidianas, sabotajes intelectuales,
rebeliones antiautoritarias y construcciones educacionales. Un cosmos fecundo que habría de
dar mucho juego, o mejor dicho, mucha guerra contra la construcción del proyecto capitalistamundial en los últimos 500 años.
Así, la autora, desgrana en este libro las diferentes alternativas al estado autoritario que van
desde la descomposición del mundo agrario comunal y a pequeña escala, a las actuales
protestas en la calle o en las redes. Alternativas que se gestan en un primer momento en
forma de ocupación de tierras o destrucción de máquinas, para pasar a la organización grupal,
sindical, cooperativa o comunal.
Así, en Anarquismo, una introducción se nos plantean de forma clara algunas de las
trayectorias vitales de las personas que en las diferentes regiones del globo apostaron por una
manera diferente de vivir y convivir, por unas relaciones no jerarquizadas entre los
individuos y en armonía con la naturaleza. Trayectorias comprometidas, de denuncia, de
lucha, terriblemente independientes e individualizadas pero incrustadas en la misma historia
de la humanidad a la que transforman a partir de sus revoluciones, revueltas, huelgas, atracos,
libros, panfletos o charlas. En ningún pensamiento político se da tan bien la síntesis entre el
propagandista y el activista, entre el preso y el intelectual, rechazando ser vanguardia
privilegiada, ser “nomenclatura” o ser “liberado” por los mismos compañeros de penuria y de
lucha. Consecuentemente el anarquismo no distingue entre fin y medios, entre protesta o
construcción, entre teoría y práctica, abundando en la idea bakuninista de la destrucción
creativa, algo que expresaría a la perfección Durruti en su metáfora sobre aquel mundo que
estaba creciendo a cada instante en los días de la revolución española.
Una intransigente postura ética y moral caracteriza al puñado de anarquistas que destacan de
entre la humanidad de su época o de su generación, y que son referencia obligada del
pensamiento crítico y de la independencia intelectual de todos los tiempos, una postura
sumamente desagradable para el poder establecido.
Y esta es la siguiente premisa: la invisibilización, o el desprestigio del movimiento -o los
movimientos anarquistas- por parte del poder, su gran enemigo. El desprestigio pasa por la
criminalización de la revuelta, por el descrédito de los militantes, por las acusaciones de todo
tipo y por último a la eliminación de la disidencia, a nivel físico (cárcel o muerte) o a nivel
intelectual (borrándolos de la historia). Este libro pretende poner en la palestra los nombres
de estos hombres y mujeres conocidos por los libertarios, pero añade algunos más que fueron
esquilmados del discurso político, del universo literario, o del imaginario universal. Y con ellos
y ellas visibilizamos parte del tiempo que les tocó vivir y lo que es más importante: sus
266
soluciones sociales, la verdadera alternativa anarquista que se acrecienta día a día a partir de
experiencias vitales y de logros indiscutibles. Hasta ahora mismo con el anarquismo en la
calle, que aprendamos de nuestra propia historia depende de nostros mismos. Este libro,
como dice la canción, es un ladrillo más en la barricada.
ENTREVISTA | “LA INTERNET NOS HA VUELTO MÁS ESTÚPIDOS”, DICE AUTOR
ESPAÑOL JORDI SIERRA I FABRA POR: MÓNICA MARISTAIN
http://www.sinembargo.mx/06-10-2014/1134084
- octubre 6 de 2014 - 0:04 Cultura y Entretenimiento, DE REVISTA, Destacada - C y E, TIEMPO
REAL, Tiempo Real - C y E - 8 comentarios Uno de los escritores más importantes de
literatura infantil y juvenil en lengua española. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo Ciudad de
México, 6 de octubre (SinEmbargo).- “La Internet nos ha vuelto más estúpidos”, asegura el
escritor español Jordi Sierra I Fabra en entrevista con SinEmbargo, llevada a cabo en el marco
del Hay Festival que concluyó ayer en Xalapa. Prestigioso autor de numerosas obras de
literatura infantil y juvenil tiene dos fundaciones con su nombre –una en España y la otra en
Colombia-, a través de las cuales realiza proyectos para ayudar y orientar a jóvenes
escritores, promover la creación literaria y fomentar el placer por la lectura. Nacido hace 67
años en Barcelona, durante mucho tiempo fue un reputado crítico musical, hasta que decidió
atender su vocación literaria y dedicarse de lleno a la escritura. “He nacido escritor”, afirma
con convicción y mucho, mucho entusiasmo. No tiene Twitter ni Facebook y aconseja a las
personas que quieran saber más sobre él que visiten su página oficial (www.sierraifabra.com)
y que no se vayan a la Wikipedia, “que está llena de errores”. Con millones de libros vendidos
en su país, tiene también una gran cantidad de lectores en Latinoamérica, un sitio que visita
con frecuencia y donde hace unas semanas ha sido objeto de un homenaje llevado a cabo en
Medellín, Colombia. Una actividad incesante y un deseo de disfrutar la vida a cada instante
convocan su energía imparable. Sólo este año se estrenó el musical Campo de fresas, basado
en su novela homónima, al tiempo que el cineasta David Menkes dio a conocer Por un puñado
de besos, basada en la novela Un poco de abril, algo de mayo, todo septiembre y con Ana de
Armas y Martiño Rivas de protagonistas. En Xalapa, sede de la quinta edición mexicana del
Hay Festival, Jordi Sierra i Fabra paseó sus camisas de seda floreadas, su buen decir y su
verborragia irrefrenable. Es de esos escritores a los que es fácil entrevistar por la disposición
que tienen a transmitir su mensaje más allá de los libros, muy cómodo en su condición de
figura pública. “Estoy acostumbrado a llegar a un sitio y tener una maratón de entrevistas.
Como hablo mucho, tengo problemas cuando me dicen: – Sólo tienes 10 minutos. Mis
respuestas suelen durar 15 minutos, así que ya verás”, confiesa con una sonrisa. Lo último que
ha escrito es un ensayo sobre la felicidad. “Amo la experiencia de la vida”, afirma. Foto:
Francisco Cañedo, SinEmbargo –¿Te sorprende que seas tan leído en Latinoamérica? –No,
para nada. Le aposté a Latinoamérica desde el principio de mi carrera y le aposté mucho, la
verdad. Cuando era crítico musical viajaba entre Los Ángeles, Londres, Nueva York…puro
rock, de concierto en concierto. Vivía como periodista vip, viajando en Concorde, alojándome
en hoteles de lujo, subiendo y bajando de las limusinas. Pero a los ocho años de edad yo
escribía, llegué incluso a hacer una novela de 100 páginas, imagínate, tan pequeño…así que lo
mío es vocacional, he nacido para ser escritor. Me metí en la música para ser conocido y
cuando lo conseguí, dejé la música y me dediqué a la literatura. Y desde los inicios como
escritor quise patear Latinoamérica entera, porque sabía que la riqueza que iba a encontrar
sería inconmensurable y no me equivoqué. Me encantan la comida, la gente y cómo me
reciben. En España soy un tío normal, pero en Latinoamérica me quieren mucho. –Tal el
estado de la música actual, podríamos decir que te retiraste a tiempo – Sí, la verdad es que no
267
estoy muy al tanto de lo que sucede, pero viví un tiempo de la música muy potente e
irrepetible. Cuando yo era joven, me iba a pie a la escuela para poder ahorrar y comprarme un
disco; al llegar a la tienda, te llevabas un disco de Pink Floyd, pero te quedabas sin comprar el
de Traffic, el de Emerson Lake & Palmer o el de The Who. Lo más importante de la música
pasó entre 1968 y 1974. Y eso ya no volverá. –Después de todo lo que viste, ¿podrías cerrar
los ojos y recordar un concierto? –El primero que viene a mi mente es el de King Crimson en
España, cuando todavía vivía Franco. Salías flotando. Luego recuerdo el primer concierto que
dio Bruce Springsteen en Barcelona. Ahí saqué la mejor foto de mi vida, que ahora está
expuesta en un museo en Medellín, Colombia. Hay algunos inolvidables de Peter Gabriel con
Génesis…claro que si empiezas a recordar no paras. Viene de recibir un homenaje en
Colombia y fue uno de los autores más seguidos en el reciente Hay Festival de Xalapa. Foto:
Francisco Cañedo, SinEmbargo –De regreso a la literatura, ¿qué hace falta para escribir una
buena historia juvenil? –No sé. En mi caso, ser honesto y sincero. Escribo lo que siento, nunca
obedezco a los editores y de hecho tengo varios libros sin publicar porque no he querido
cambiar una palabra. Toda mi obra está aquí (saca dos USB del bolsillo de su saco) y tengo
más de 40 libros sin salir. Nunca hice un libro por dinero, lo gano porque los vendo. Y los que
no pueden salir porque los temas son considerados fuertes o prohibidos para los niños, así
quedarán, pero no los cambiaré porque sería traicionar mi ética. Hoy un niño puede ir a ver
una película que no entiende, puede matar a 400 personas en un videojuego, puede ver todo el
sexo que quiera en Internet, pero no puede leer una novela donde todas esas cosas son
explicadas con sumo cuidado y elegancia. Se ejerce censura sobre los libros, pero en el resto
de las cosas no, cuando son los libros los que te abren la mente y te dan el poder de pensar. –
Cualquiera pensaría que te publican todo a estas alturas del partido… –¡No, qué va! Tengo un
montón de libros prohibidos. Ahora acaba de salir en España la película Por un puñado de
besos, basada en una novela mía que tardó nueve años en publicarse debido a que cuenta la
historia de una joven infectada con el virus del SIDA por haber hecho el amor sin usar
preservativos. En España hay un gobierno de derechas feroz y además el Gran Hermano
Yanqui sigue mandando en el mundo cultural. –También se habla de que los humanos de hoy
somos un poco más estúpidos que los de ayer –En todo hay ying y yang, bueno y malo. Por
ejemplo, Internet nos ha hecho muy estúpidos. A más información, mayor desinformación.
Tengo una página web puesta al día… ¿dónde busca la gente información sobre mí? A
Wikipedia, que está llena de errores. Hemos reducido todo a 140 caracteres en Twitter, que es
como decirle a alguien: Haz el amor, en 20 minutos, 30 segundos 5 décimas. En Internet, hay
gente que lo quiere ver todo y al final no ve nada. –¿Cuál es el estímulo para seguir
escribiendo con todo lo que ya tienes escrito? –Mientras esté vivo. Soy un entusiasta de la
vida, de respirar cada día. Lo último que acabo de escribir, precisamente, es un ensayo sobre
la felicidad. Tuve un cáncer y el médico un día me preguntó qué había hecho al día siguiente
de recibir el diagnóstico sobre mi enfermedad. Nada distinto al día anterior, le contesté.
Mientras estés vivo, haz de hacer algo y lo mío es escribir.
Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente
dirección: http://www.sinembargo.mx/06-10-2014/1134084. Si está pensando en usarlo,
debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia
la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
PAULA ABAL MEDINA, Y UNA SOCIOLOGIA DE LAS RELACIONES LABORALES:“EL
MUNDO DEL TRABAJO MUTÓ DE MANERA ESTRUCTURAL”
http://www.pagina12.com.ar/diario/dialogos/21-256894-2014-10-06.html
268
Sus investigaciones se centran principalmente en las condiciones de trabajo en
supermercados y call centers. Pero a través de esos ámbitos la socióloga da cuenta de los
cambios ocurridos desde la hegemonía neoliberal hasta la actualidad. Y sostiene que el
modelo sindical está “completamente encogido”, porque no expresa la realidad de vastos
sectores. Los nuevos activismos, idearios y modos de politización de trabajadores.
Por Mariana Carbajal
Las marcas que el neoliberalismo habilitó en los grandes empleadores de jóvenes,
especialmente cadenas de supermercados y call centers, y los dispositivos de domesticación
que implementaron las empresas sobre sus trabajadores, las resistencias sindicales y el nuevo
escenario laboral después de la década kirchnerista: ésos son los ejes que aborda la socióloga
Paula Abal Medina en su último libro Ser un número más. Trabajadores jóvenes, grandes
empresas y activismos sindicales en la Argentina actual. En esta entrevista con Página/12, la
autora detalla los hallazgos de su investigación sobre las “nefastas” consecuencias de las
políticas de ajuste y la precarización laboral en el país y plantea los interrogantes que se abren
a futuro. Después de los gobiernos kirchneristas “el balance vuelve igualmente cierto que
mejoraron sustancialmente las condiciones laborales, como que los lugares de trabajo son
campos minados que pueden desbaratar rápidamente la organización colectiva”, sostiene Abal
Medina en diálogo con este diario.
–¿Cómo se plasmó el neoliberalismo en los espacios laborales?
–Una imagen muy cargada de significados que ilustra el punto de partida de mi investigación
es la que tiene lugar en el 2001 en las puertas de los supermercados, por ejemplo, en el Coto
de Ciudadela. Adentro los trabajadores con palos; muchos se habían quedado a dormir en el
establecimiento; afuera, las vallas, la policía y del otro lado los desempleados, amenazando
con los saqueos. Los trabajadores, adentro del lugar ajeno, el de Coto, y los desempleados,
afuera del lugar ajeno. Los trabajadores transcurrían como “desempleados en potencia”,
estaban aterrados. Mientras, Alfredo Coto salía a decir que estaba conmovido por cómo los
trabajadores habían defendido sus puestos de trabajo. El enfrentamiento entre empleados y
desempleados fue dinamizado de muchas formas, en especial durante los ’90. Primero fueron
los privilegios y rigideces de los empleados que impedían crear nuevos empleos para los
desocupados. De ahí las leyes de flexibilización del trabajo y las políticas sociales
focalizadoras. Luego, cuando el protagonismo piquetero, los desempleados fueron señalados
como los violentos. Entonces la investigación me permite mirar de cerca los establecimientos
empresarios a partir de este momento, si se quiere, el punto de llegada del neoliberalismo.
–¿Cómo son, entonces, las experiencias de trabajo en grandes empresas, siendo joven, en
tiempos de pobreza y desempleo masivo?
–El principio rector del derecho del trabajo, “igual remuneración por igual tarea”, pierde toda
significación. Las relaciones de trabajo pierden transparencia y dos trabajadores que atienden
en centros de llamadas al mismo cliente pueden tener condiciones de trabajo, salarios y
sindicatos diferentes. Dos repositores, dos cajeros, dos idénticos en términos de lugar de
trabajo, contenido del trabajo, son diferenciados, fragmentados y hasta enfrentados por el
accionar de las empresas. Una herramienta fundamental para esto es la tercerización laboral.
–¿Qué dispositivos ponen en juego los empresarios?
269
–Defino dos dispositivos empresarios a partir de las nociones de “exaltación de la debilidad
del trabajo” y la de “destierro de la alteridad”. Formas empresarias que sedimentan en
aquellos años de asimetría acrecentada entre capital y trabajo. La investigación reconstruye
las prácticas cotidianas. Las microprácticas y los modos en que las experiencias de trabajo
afectan las subjetividades laborales y políticas. De lejos parece todo igual: son supermercados
grandes, con muchos trabajadores jóvenes, bajo el mismo sindicato, mismo lugar y tiempo
histórico. Pero de cerca se constatan diferencias que son muy significativas para comprender
las resistencias y los modos de organización de los trabajadores. La exaltación de la debilidad
del trabajo en Coto opera a través de mecanismos tales como la distinción jerárquica, que
exacerba a la vez la minusvalía del trabajador y la superioridad del jerárquico; la
subestimación del trabajador que tiene lugar a través de procedimientos de marcación de
errores y defectos de los trabajadores con la construcción de legajos que acumulan los
fundamentos de las sanciones. Otro grupo de prácticas que habilitan lo que llamo la
“extralimitación de la autoridad y proliferación de ilegalidades”.
–¿Cómo vivían esas prácticas los trabajadores?
–Hay que ver lo que significa trabajar en estos supermercados en aquellos años. Una
afirmación saturada de los trabajadores era: “acá es ley que las horas extras no se pagan”. La
‘ley’ del empresariado se llevaba puestas las leyes públicas laborales, todos los días. Las
jornadas de trabajo podían durar 10 o 12 horas. Y en la diaria del trabajo también el contexto
era un gran recurso: amplificar el contexto de desempleo todos los días. Capítulo aparte: el
sindicalismo de empleados de comercio. En este sector las figuras de delegados gestor y
cogestor alternaban la tramitación rutinaria de los servicios para los cotizantes con la
complicidad directa con las empresas. Este sindicalismo cedió la representación de empleados
y trabajadores para refugiarse en la provisión de servicios al cotizante. Muchos delegados
realizaban con mucho compromiso “una labor social para el compañero”, que consistía en
“llevar pañales a las compañeras” en tiempos en que estaban vulnerados los derechos del
trabajo más elementales. Se sancionaba a una cajera porque “cerraba la caja con desgano”. El
cogestor es una figura invertida, que disciplinaba junto con la empresa. En muchos casos eran
delegados que habían sido jerárquicos. Los definen afirmaciones posibilistas y la permanente
comprensión para con las empresas, destacan cuestiones tales como “el Che Guevara se murió
hace rato” o “para avanzar hay que saber retroceder”; sus relatos se organizan situando al
piquetero, al cabeza, al negro de cabeza, quieren hacer quilombo y nada más, como el
principal otro del relato. En el marco de este dispositivo emergen dos figuras: la del
trabajador defectuoso y la del trabajador impotentizado. La primera confirma el dispositivo,
efectivamente este trabajador siente que dada su minusvalía laboral, su incapacidad para
trabajar correctamente, su falta de educación, el jerárquico le “perdona la vida” si lo mantiene
en su puesto. Está agradecido y cumple con todos los pedidos de la empresa para asegurarse
el puesto pese a su hacer defectuoso: prolongación de la jornada, cambios de turno, etc.
–¿Y cómo reacciona el trabajador impotentizado, de acuerdo con su definición?
–El trabajador impotentizado se planta de otro modo: repone el contexto de sideral asimetría
para explicar el avasallamiento de los jerárquicos y en general el de las empresas. Sobre los
jerárquicos: ellos te tienen que perseguir, encontrarte errores o inventarlos, asediarte todo el
tiempo. También siembran la sospecha: “yo sé muy bien cómo consiguen las camisas blancas
acá adentro”. Con esta figura, la del trabajador impotentizado, queremos definir una eficacia
270
diferente del dispositivo cuya productividad está debilitada y funciona mucho más como
imposición de una relación de fuerzas descomunalmente desfavorable.
–A raíz del otro dispositivo usted habla de trabajadores “despojados” e insiste en su libro en
que existen muchas maneras de lograr la “misma” transformación de la fuerza de trabajo en
trabajo efectivo. ¿A qué se refiere?
–Al mirar de cerca las experiencias de trabajo en Wal Mart, me encuentro con un dispositivo
muy distinto. Allí hablo del destierro de la alteridad y de cómo intenta construir en el extremo
la figura del trabajador despojado. Despojado del otro. Es un trabajador ciego a las fuerzas de
la alteridad, que vivencia un mundo uniforme, que parece no percibir las asimetrías. La
fidelización, el sentirse parte, la disposición en base a un estado de ánimo de entusiasmo por
pertenecer, las sonrisas interminables, el liderazgo servicial, los pines, la porra, el himno Wal
Mart, ese que dice “Te doy la W y ¿qué formamos? Wal Mart, ¡Wal Mart!”. El despojo del otro
funciona también a partir de la creación de figuras colectivas que otorgan otra consistencia al
mundo. Hay una política de llenado, de reemplazo del mundo de las relaciones de fuerzas. Las
puertas abiertas y el departamento de recursos humanos, el asociado y la gran familia, son
espacios, figuras, prácticas sustitutas de unidad. Finalmente existe un conjunto de políticas
preventivas y discriminatorias, que se proponen abortar sistemáticamente cualquier indicio
de asimetría. Por eso el elemento “tipología de los sospechosos”. En la Argentina de
desempleo desorbitante, el dispositivo se fortalecía a partir de una minuciosa política de
selección de personal que, hurgando en las trayectorias de vida de los postulantes, definía con
alta probabilidad una composición de saberes adecuada y congruente con el despojo de la
alteridad. Finalmente, una activa política antisindical por si lo anterior fallaba, como se vio en
la sucursal de Avellaneda. Página/12 en particular se ocupó del tema en varias notas sobre los
despidos discriminatorios de activistas en esa sucursal. Y cómo tenían nombrado a un ex
militar de apellido Saint Jean como responsable de seguridad de la empresa.
–¿Continúan vigentes esos mecanismos?
–A medida que transcurren los años, se consolida la baja sustancial del desempleo, se reactiva
la negociación colectiva, se articula la organización de los trabajadores y llega tardía y de
formas heterogéneas a los establecimientos empresarios. Por eso la segunda parte del libro se
escribe desde los activismos, los idearios y los modos de politización de trabajadores.
Entonces contar la cotidianidad desde este punto de vista nos permite ubicar ya un cambio
sustancial. Me gusta la imagen de que los trabajadores se sacuden la subjetividad de
desempleado en potencia y recorren el trayecto que va de la constatación de “soy sólo un
número más” hasta el otro que dice algo así como “no es secreto que por uno que sale hay
cinco que quieren entrar, pero ése no es un motivo válido para que nos traten como cosas”. La
condición de posibilidad del trayecto se produce durante los gobiernos kirchneristas y se
alimenta de las formas de acumulación de la clase trabajadora en dos pasados: aquel que
precede al terrorismo de Estado y el pasado más reciente, dinamizado por la organización
territorial, el sujeto piquetero, un saber productivo popular novedoso, algo que podemos
llamar un gremialismo barrial y de movimiento social. Entonces ahí reconstruyo distintas
experiencias de organización de trabajadores en los mismos supermercados y en empresas de
call center.
–Sobre las empresas de call center hace un desarrollo extenso. ¿Podría sintetizar rápidamente
esa situación de trabajo?
271
–El tercer dispositivo abordado corresponde efectivamente a un grupo de empresas de call
center tercerizados. Digo que son como los capitales golondrina del mundo financiero. Defino
este dispositivo a través de la noción de esquilmación inmediata, para referir a la celeridad
con la que estos formatos combinan una economía de la explotación con una economía del
despojo. Analizo mecanismos tales como la infantilización del trabajador, ilegibilidades
porque son formatos que funcionan como cajas negras, una brutal intensificación del tiempo
con esas llamadas que llegan sin pausa a los trabajadores y un hipercontrol donde todo se
graba, se escucha y se sanciona. El funcionamiento de trabajador como frontón que debe
absorber las quejas y reclamos insolubles de los clientes haciendo sólo como si estuviera
comprometido con resolverlos y finalmente una rotación elevadísima que aborta el lazo entre
trabajadores y el sentirse parte de un colectivo. Al desarrollar este análisis definimos dos
figuras de trabajador: el “trabajador quemado” y el “trabajador distanciado”. El despojo, en
cambio, funciona por el poder extorsivo de las empresas que con bajísimos niveles de
inversión pueden levantar sus cosas y mudarse a otro país. Entonces se ofrecen a esas
empresas –muchas de ellas grandes trasnacionales de call centers– exenciones de impuestos
de todo tipo y se financian con fondos públicos desde sus costos de traslado de una provincia
a otra hasta cursos de capacitación, salarios, alquileres o refacciones de establecimientos.
–Volviendo a las experiencias de resistencia, ¿qué descubrió en esos procesos?
–Allí también miro en detalle prácticas de resistencia situadas y reconstruyo figuras activistas:
el activista asambleario, el activista tradicional, el delegado que actualiza la tradición nacional
y popular, el delegado veedor, el delegado en doble confrontación, el delegado del colectivo
que asume la representación cedida por el sindicato: la del empleado y la del trabajador como
sujeto. Sintetizo algunas conclusiones. Primero destacar la riqueza de la multiplicidad de
idearios que organizan las prácticas de resistencia o de organización de los trabajadores. Nada
resulta más empobrecedor que reducir esta riqueza en clave dicotómica: sindicatos cómplices
de las empresas y militantes de izquierda comprometidos defendiendo a los trabajadores. Por
el contrario surgen, en primer lugar, pequeños cambios de la normalidad de los sindicatos
porque con la negociación colectiva los trabajadores saben de qué se trata y algunas veces los
sindicatos entreabren las puertas, otras veces los trabajadores van a patearlas, pero, bueno,
esto produce modificaciones. Segundo, las dirigencias sindicales oscilaron entre aperturas
efectivas de menor o mayor significación y la intensificación de macartismos dirigidos a
estigmatizar, impedir, sofocar o excluir experiencias de organización. De esto último hay
ejemplos extremos resonantes, lamentablemente, como el de (José) Pedraza. La palabra
trosko, cabeza, piquetero, el maltrato de los sindicalistas a militantes es también demasiado
abrumador. Entonces toda vez que no se produjeron aperturas sindicales voluntarias, las
militancias tendieron a ser desbaratadas porque no existieron institucionalidades nuevas que
las preservaran y potenciaran. Tercero, en la medida en que el management ensaya modos de
fidelización, las resistencias se ejercitan en nuevos planos, de aquí la importancia y la
creatividad de lo que en el libro llamé resistencias subjetivas. Cuarto, pero vinculado con esto
mismo, uno puede observar la coexistencia de dos culturas del trabajo que producen muchas
tensiones en la construcción de organización: la de la dignidad del trabajo y la del rechazo del
trabajo.
–¿Cómo cambió el escenario a partir de la última década kirchnerista?
272
–El balance vuelve igualmente cierto que mejoraron sustancialmente las condiciones de
trabajo, como que los lugares de trabajo son campos minados que pueden desbaratar
rápidamente la organización colectiva. Es evidente que la ley laboral tiende a imponerse
frente a Coto, que ahora por ejemplo paga las horas extras o respeta un poco más la duración
de la jornada. En muchas sucursales de Wal Mart, tras la lucha de los militantes de Avellaneda
se tuvieron que elegir delegados, los salarios aumentaron, etc. Y pese a ello estos lugares de
trabajo son también campos minados que impiden la organización: estamos plagados de
militantes despedidos por discriminación ideológica y sindical, que tienen causas judiciales
por el solo hecho de acciones de protesta. Y que son demasiados los espacios del trabajo en los
cuales no se eligen delegados sindicales, con lo cual la modificación del contexto les llega más
con cuentagotas. Y todo esto ocurre en el segmento que el neoliberalismo calificó como
“privilegiado”, aunque la dispersión salarial y de condiciones de trabajo de los trabajadores
registrados es impresionante. Pero están luego los trabajadores del piso que en territorios
insularizados, muchas veces atrapados en circuitos clandestinos, otros en cooperativas
financiadas por fondos públicos, arrastrando décadas de carencias, viven trabajando sin que
alcance lo que tienen arriesgando salud y familia para conseguirlo.
–¿Y qué balance hace más general del mundo del trabajo, del sindicalismo, a partir de la
década kirchnerista pero pensando los desafíos por delante?
–Mucho para destacar, aunque algunas cuestiones están flaqueando en este tiempo por la
inflación y por esta faceta reguladora y represiva de la protesta que había sido completamente
ajena al kirchnerismo. En principio y rápido: recuperación del empleo, negociación colectiva,
aumento extraordinario de la cobertura jubilatoria, derogación de algunas leyes de
precarización del trabajo, los nuevos regímenes para trabajadoras de casas particulares y para
trabajadores rurales. Nos estaría faltando el de los trabajadores de call center, que está en
tratamiento parlamentario. También ha sido sustancial la Asignación Universal por Hijo y
programas con escala, como el de cooperativas Argentina Trabaja. Nos queda por delante
pensar cuestiones tales como qué institucionalidad popular habilitaría social y políticamente a
“el otro” movimiento obrero. Me gusta nombrarlo así porque esto nos permite dimensionar
tanto cuán excluido queda de la institucionalidad del movimiento obrero organizado, como su
potencial político, la necesidad de que sea reconocido como sujeto y no sólo como objeto de
políticas sociales. En el plano de la opinión política creo que lo que separa a los irrisorios
segmentos de asistidos del neoliberalismo menemista con programas como el Trabajar o el
Servicios comunitarios de este tiempo de políticas de acceso mayoritario es la emergencia de
un sujeto que se había organizado para resistir en los barrios y que luego comenzó a construir
un saber productivo y una certeza sobre sus derechos. El modelo sindical está completamente
encogido, no expresa la realidad de vastos sectores del trabajo. El mundo del trabajo ha
mutado estructural y no sólo coyunturalmente.
Las tradiciones ideológicas que se tienen que poner a hablar, articular y hacer juntas son las
que revitalizó el kirchnerismo con la actualización de un ideario nacional y popular en
organizaciones juveniles y territoriales, las de muchos sindicatos que se reivindican
peronistas y que ampliaron representación y realizaron transformaciones efectivas de su vida
interna democratizando la participación, las de muchas izquierdas que intervienen en las
empresas defendiendo trabajadores, las tradiciones campesinas que resisten la expansión del
modelo de agronegocios, las tradiciones más basistas y asamblearias que en fábricas o
territorios construyen en torno de consignas de emancipación y autonomía. Y me animo a
decir que un espacio para la interlocución y la convergencia son las universidades que
273
nacieron o se consolidaron como espacios de producción de saberes, de irradiación cultural,
con sentido de realidad y un impulso igualador. En los momentos de mayor protagonismo
popular de nuestra historia no se dilapidaron fuerzas, ni se sofocaron las diferencias. Al
contrario, tenemos que retener las diferencias para afrontar la discusión sobre qué modelo
productivo y qué formas políticas permitirán ampliar el campo de posibilidades.
ENTREVISTA A SASKIA SASSEN, AUTORA DE: “LA CIUDAD GLOBAL”
http://www.gestionurbana.es/?p=380
sassen2.jpgPor Juan Pablo Palladino y Lucio Latorre
juanpabloteina@yahoo.es/lucioteina@yahoo.En: Revistateina.com
«Una ciudad global paga un costo social alto, no es simplemente una fórmula para que todos
estemos contentos»
Para la renombrada autora de “La ciudad global”, la conformación de ese tipo de ciudades trae
mucho dinamismo. Pero al mismo tiempo genera nuevos desafíos políticos y desventajas.
Rechaza la idea de que las ciudades globales sean producto únicamente de la economía global.
Y avisa del surgimiento, en ese marco, de nuevas fuerzas sociales y políticas.
Los cambios de la economía del último cuarto del siglo XX han reconfigurado ciudades como
Nueva York, Londres, Tokio, Barcelona, San Pablo, México o Buenos Aires, cada una en su
medida y con sus particularidades. Territorios donde se articula la nueva economía, aquella
que depende de las tecnologías de la información, y donde se encarnan las modalidades
sociales y urbanas del orden mundial avanzado. Desde la arquitectura, con edificios emblema
que alojan al poder financiero y a los servicios de producción punta, hasta la sociedad, con la
aparición de nuevos estilos de vida y una evidente polarización de la población según estén
dentro o fuera, incluidos o excluidos.
Ciudades que evidencian el dramático cambio que sufrió el sistema de la política interestatal a
partir de la década del 80. Entonces los estados nacionales cedieron a la desregulación, la
privatización y la apertura de sus economías a las firmas extranjeras. Empezó a crecer la
participación de actores de las economías nacionales en el mercado global. Y, con ello, la
conformación de esa urbes en nodos de la globalización.
La estructuración de estas ciudad, hace más de dos décadas, llamó la atención de la socióloga
Saskia Sassen, una holandesa que residió hasta su juventud en Argentina y que ahora lo hace
en Estados Unidos. Entonces se dispuso a estudiarlas. Más tarde sugirió la teoría de la ciudad
global, que dio nombre a su principal obra, y que la convirtió en una reconocida especialista
en dinámicas urbanas del nuevo capitalismo.
Sassen enseña sociología en la Universidad de Chicago y, como invitada, en la London School
of Economics. Completan su colección otros libros, como Contra-geografías de la
globalización; Género y ciudadanía en los circuitos transfronterizos; La soberanía en la era de
la globalización; Traficantes de sueños y ¿Perdiendo el control? De este último, confiesa antes
de la entrevista, opina que la traducción del título al castellano por parte de la editorial ha
sido un tanto «tremendista».
¿Qué entiende por nueva economía?
Es un concepto muy ambiguo, porque nuevas economías han pasado por todos los siglos. Pero
en el contexto actual, en un cierto tiempo y espacio, es aquélla que usa de manera muy intensa
las nuevas tecnologías de la digitación; tanto para cuestiones de redes interactivas como de
software de servicios que se pueden vender. No tanto objetos, más bien servicios. Y refiere
también a cómo eso se va expandiendo y va alterando sectores de la economía. Sectores que
quizá están produciendo algo que no es digital, sí, pero cuyo proceso de producción, de
distribución, de concepción o de ejecución este componente está presente.
274
Esta definición tan amplia implica que hay muchas modalidades a través de las cuales este
fenómeno afecta a las distintas ciudades. Y como en mi investigación yo no puedo manejar un
concepto tan amplio y general, raramente utilizo el de nueva economía: lo encuentro
demasiado general. Es una imagen muy poderosa pero no me es útil.
Muchas ciudades modernas se conformaron a partir de la industrialización. ¿Cómo afecta la
nueva economía a las ciudades? Por otra parte, ¿cuáles son realmente las que se ven
afectadas?
Esta nueva modalidad de producción y distribución, que usa esta nueva tecnología, forma
parte de todos los sectores económicos. Si bien lo hace mucho más en las finanzas que en la
agricultura, también está en ésta. Y afecta a distintas ciudades en una variedad de modos. A mí
lo que me ha interesado comprender se refiere a la dinámicas más profundas en urbes
complejas, entre las cuales están las ciudades globales (porque también hay ciudades
complejas que no son tan globales). Así entramos en un debate familiar: con estas tecnologías
algunas de las viejas lógicas que explicaban la aglomeración urbana dejan de tener tanto peso.
Una nueva tendencia de urbanización…
En realidad la mitad de la tendencia. La otra es que, para ciertos sectores, especialmente los
de punta, la posibilidad de la dispersión geográfica de sus actividades –por ejemplo, la
posibilidad de Mc Donald’s de desparramarse como una firma financiera con filiales e
inversiones por todo el mundo-, genera una necesidad contraria. Es decir, una necesidad de
funciones de comando que, irónicamente, implican una reterritorialización, una nueva lógica
de aglomeración. Para ciudades más pequeñas, esa tendencia puede tener toda una
multiplicidad de consecuencias. Entonces, a distinta escala, esta tendencia es una mezcla de
dispersión geográfica y reterritorialización en forma de aglomeración urbana de ciertas
actividades de punta. Eso se evidencia en muchas ciudades, también en las que no tienen nada
que ver con la globalización, porque encuentran esas dinámicas a nivel de su economía
nacional.
Cada vez más ciudades se lanzan, a veces de manera precipitada, a construir edificiosemblemas, encarar importantes transformaciones urbanas y organizar grandes eventos. Hay
quienes dicen que esto es indispensable para atraer inversiones y hacer «ciudad global».
Sólo es una cuestión de una fase. Cuando desarrollé este modelo corría la década del 80, y eso
se empezaba a vislumbrar en ciudades como Nueva York o Londres, que sufrían la bancarrota,
con crisis fiscales enormes en la década anterior y todas las predicciones de que estaban
terminadas. Y en los ochenta vemos una serie de intervenciones que restablecen el espacio
urbano a unos precios muchos más altos. Ahora bien, lo que yo no me esperaba era que esa
dinámica se diera en los 90 también en Beirut, en Buenos Aires, en todo el mundo.
¿Una dinámica necesaria, entonces?
Yo lo plantearía, más bien, por medio de dos cuestiones. La primera: si es necesaria para el
desarrollo urbano en esta época. Porque todo tiene su historicidad, aquí nada es eterno, de la
misma forma que la crisis fiscal de aquellas ciudades no duró para siempre. Dentro de esta
historicidad, ¿es necesario para el desarrollo urbano o es un posible modelo que genera rentas
para un suficiente número de sectores del poder que lo ven atractivo? Este tipo de inversiones
se da por todo el mundo, de forma impresionante. Esta noción del edificio más alto, de
arquitectura que refleja el poder simbólico, es en ciertos casos una especie de modelo, que
también se observa en ciudades asiáticas.
Por otro lado, hay una expansión de un cierto tipo de firma, de empresa, y de un cierto tipo de
trabajador (de oficina, de alto nivel profesional) que tienen una capacidad de renta enorme,
que se encuentran en un mercado global competitivo, y para los cuales estar en determinadas
ciudades, en determinado edificio, etcétera… importa. Forma parte de un ambiente espeso
275
que mezcla cuestiones simbólicas con cuestiones de necesidad real. Aunque no creo que sea
sólo de necesidad.
CIUDADES GLOBALES
Algunos critican que las «ciudades globales» están más conectadas y complementadas entre
ellas que a su entorno, al que le dan las espaldas.
Eso es una tendencia básica muy importante, lo cual no significa que opera con la misma
intensidad en todos lados. Por ejemplo, Nueva York o Londres representan realmente ese
caso. O sea, que no importa demasiado lo que pasa en el entorno, no importa demasiado la
economía regional, la cual puede incluir manufactura, industria. Pero en ciudades que
pertenecen al nivel sub-global, observamos una exageración del papel de la ciudad principal
—esto es: del centro financiero y comercial—, que nos recuerda al viejo colonialismo. Esas
ciudades articulan un espacio económico nacional con los circuitos globales. Así, con la
globalización, especialmente en el sur, en la década de los noventa, se vuelve a ese tipo de
articulación.
¿Cómo pasa con Buenos Aires?
En la urbanística clásica, se entendía que la jerarquía urbana integraba al territorio nacional.
Entonces, cuando una ciudad como Buenos Aires se vuelve ciudad global como lo hizo en los
90, integra el territorio nacional, con un objetivo muy estrecho y con formas especializadas de
articulación. Formas que llevan a la extracción de valores de la economía nacional y su
inserción en circuitos globales… y vaya uno a saber dónde para la renta. Puede hacerlo en
Nueva York, en inversiones argentinas en España. Se trata de un aspecto muy problemático,
una nueva versión, con diferencias, de esas viejas pautas del colonialismo. En Argentina
siempre hablábamos de cómo las redes de ferrocarriles tenían como intención conectar al
interior con Buenos Aires en vez de conectarse entre ellas. Ahora, eso pasa otra vez.
¿Y cómo desempeña, por ejemplo Buenos Aires, ese papel de ciudad global en el contexto
nacional?
Una temática que es crucial en mi análisis refiere que hay que pensar en esos centros
financieros, y a las finanzas en general, no simplemente en términos de flujo de dinero. Sino
como actores con la capacidad de volver líquidos valores económicos que en el pasado
pensábamos que eran sólidos, y una vez vueltos líquidos, pueden circular como instrumentos
financieros en circuitos globales. Por ejemplo, antes, si tenías la propiedad de un edificio,
sobre lo que tenías propiedad era el edificio, la construcción en sí. Ahora existe el instrumento
financiero que representa al edificio. Uno tiene propiedad sobre ese instrumento, al que
puede vender, comprar nuevamente y volver a vender, y lo puede hacer en cualquier lado del
mercado global. A eso me refiero con volver líquidos valores económicos nacionales. Una
ciudad como Buenos Aires cumple una función enormemente sofisticada en ese trabajo de
licuar, que se da tanto a través de profesionales y empresas argentinas como de filiales de
compañías extranjeras.
Entonces, podríamos afirmar que las ciudades globales son aquéllas que han logrado
adaptarse a la economía globalizada, y donde se sitúan los principales actores del poder que
manejan el capitalismo global.
Se puede decir eso. Son nodos de ajuste de este sistema. Un ajuste que conlleva la reinvención
del espacio central, del espacio valorizado de la ciudad, y que puede estar en el centro mismo
o, como en el caso de Argentina, en una región metropolitana. Ese ajuste no es simplemente
una decisión, implica toda una revalorización del entramado urbano y un desplazamiento de
quienes no entran en esta modalidad. Para mí, la ciudad global tiene dos funciones
productivas: una, justamente, la de facilitar, manejar, parte de lo que llamamos «la economía
global», la cual no existe simplemente en los mercados electrónicos sino que nace en esas
urbes. Esa red de 40 ciudades globales que surge en los 90 cumple la función de expandir la
276
economía global. No responde a una decisión de los jefes urbanos de esas ciudades. La
segunda función es política en dos sentidos: desestabiliza viejas políticas de clase y genera
nuevas modalidades políticas.
¿Por ejemplo?
Emergen dos actores estratégicos. La ciudad global representa un momento en la trayectoria
del capital globalizado donde ese capital tan electrónico, poderoso, elusivo, invisible, se vuelve
hombres y mujeres, y se convierte en una necesidad de edificios y de infraestructura. En tanto,
se vuelve hombres y mujeres que lo quieren todo en el circuito de las oficinas de producción y
también en el circuito de reproducción social: sus estilos de vida, sus casas, etcétera. Esa
fuerza enorme, privada, se materializa. Se vuelve, hablando en términos marxistas, fuerza
social; una fuerza social muy distinta de la vieja burguesía.
Junto a ésta, hay una segunda fuerza social emergente: un nuevo plantel de trabajadores, que
no son los antiguos sindicados, y que incluye empleados muy vulnerables, a menudo
migrantes o inmigrantes, mujeres, ciudadanos minimizados (como los negros, en Nueva York,
o los argelinos, en Francia). Trabajadores desprotegidos, que ocupan una posición sistémica
en estas ciudades globales, porque también son parte de las dinámicas de la globalización; no
todos pero sí muchos. Ellos también logran emerger, forman esa especie de lo que Marx
llamaba el Lumpen, aunque conforma un error verlo como tal, ya que constituyen una nueva
fuerza social.
¿Cómo conviven estas dos fuerzas sociales?
La pregunta que yo me hago es en qué momento estas dos fuerzas sociales se encuentran en
combate político. Porque no hay mucho de esto, hay mucha opresión, mucha desigualdad,
explotación, pero combate… Las luchas son, más bien, micro-sociales, donde hay mucho
anarquismo: los que ocupan casas; la defensa de sectores de bajo nivel social para que sus
espacios no se vuelvan apartamentos de lujo, lo cual implicaría su desplazamiento; la lucha
contra policías que intentan limpiar una parte de la ciudad para que se vuelva más manejable
para un nuevo circuito social, como ocurrió en Río de Janeiro o Sao Paulo. Ésas, para mí, son
micro-luchas políticas donde este capital globalizado se confronta. Hay un momento político
ahí, que incluye a esa parte de la sociedad que Marx hubiera llamado Lumpen pero que aquí se
vuelven actores políticos. Y muchas de las formas de violencia que vemos en la ciudad, que
llamamos violencia urbana porque no es como la violencia del robo o del asesinato, expresan
esa lucha política. La ciudad global conforma un espacio que también genera esos actores
políticos, no simplemente refiere a un aspecto de la economía global.
Cabe preguntarse sobre si la aparición de estos nuevos actores políticos exigen una
reformulación de las instituciones de gobierno.
En muchas de estas ciudades, el gobierno no se ha comportado brillantemente. Pascual
Maragall, en su etapa como alcalde de Barcelona, supo cómo manejar esto: si bien no eliminó
la desigualdad, la manejó de una manera que permitió una redistribución de los beneficios. La
Buenos Aires de los 90, donde hubo un dinamismo económico espectacular a nivel urbano,
generó una miseria en las viejas clases medias. Esto es: surgió un plantel de profesionales de
mucho ingreso, se embelleció y renovó parte de la estructura de la ciudad, pero no hubo
distribución de beneficios. Mientras que en Barcelona se supo cómo redistribuir para que
también los sectores populares pudieran extraer alguna ventaja de ese enorme dinamismo
que se dio en los últimos 20 años en estas ciudades. Ése es uno de los grandes problemas de
gobiernos nacionales y locales, dependiendo de qué parte del mundo se está hablando. Y
responde a que los políticos no entienden casi nunca las dinámicas urbanas.
¿OTRA GLOBALIZACION ES POSIBLE?
277
Las desigualdades de la globalización neoliberal son cada vez mayores. El sociólogo catalán
Manuel Castells dice que si se sigue esta tendencia terminaremos viviendo en universos
paralelos. ¿Exagera?
Ya hay un poco de esto. De hecho, la ciudad global no es la descripción de toda una ciudad,
sino un modelo analítico que trata de captar ciertas dinámicas urbanas estratégicas y los
espacios en los cuales éstas se materializan. Así, hay muchas partes de la ciudad que no
aparecen en esas dinámicas, casos muy extremos, como el barrio Bronx, en Nueva York, donde
la miseria es enorme. Pero opino muy diferente a Castells, con quien en muchas cosas
coincido, en cuanto a que, volviendo a la función política, encuentro que algunas de estas
clases de trabajadores, medias lumpen, tienen una posición sistémica dentro del espacio
económico que conforma la ciudad global. Un lugar que los posiciona como actores políticos,
como parte del capitalismo avanzado globalizado. Como el código que utilizamos no nos
permite captar esta conexión, hay que refutar el código. ¿Cómo el inmigrante que no habla
inglés en Nueva York puede ser parte del sector avanzado? ¿Cómo puede serlo del sector
globalizado? Y sí, puede serlo. De hecho, lo es. Pero para entenderlo hay que trazar cuáles son
los circuitos que conectan estos mundos económicos con las finanzas globalizadas. Entonces,
aunque parecen ser mundos paralelos, forman todos parte del capitalismo actual, y que en la
ciudad global asume su forma más avanzada.
Existe un discurso muy fuerte que señala que la globalización es un proceso «inevitable». Y
sus detractores la explican como una excusa que ayuda a los peces gordos del mercado a
concentrar poder. ¿Otra globalización, más justa, es posible?
Emergente una globalización de sectores sociales donde se ubican los movimientos de Porto
Alegre, los activistas del medio ambiente, los de los derechos humanos… Emerge una
globalización que es política, de resistencia, de ciertas formas de acción política, pero también
de acción social, de acción legal. Hay una serie de proyectos sociales, cívicos, de ley; mucho de
lo que se está haciendo en el ámbito nacional es una forma de globalización político-legalcívica que contesta al neoliberalismo, que lo resiste. Y que, a su vez, se siente como global, no
como anti-global, sino como lo que ahora llamamos la otra globalización. Y es muy importante
reconocerlo.
Otro tipo de globalización que permite esperanzarse…
Sí. Ahora bien, también hay otra globalización, u tercer tipo, que es criminal. La de los
traficantes de drogas, los de personas, el terrorismo internacional organizado. Mafias que
usan las infraestructuras de la globalización para sus objetivos. Hay, al menos, tres
globalizaciones muy poderosas. La más, la que domina, es la económica neoliberal. Pero yo
creo que ningún poder formalizado —y esta economía está bastante formalizada a través de
las políticas que todos los países participantes en ella han trazado, y que facilitan y permiten
la existencia de mercados y empresas globales, porque eso no cayó del cielo—, ningún gran
poder formalizado duró para siempre. Con excepción de la Iglesia Católica, claro, que parece
que no deja de durar. No lo hizo, el Imperio Británico, tampoco el Norteamericano, y no lo
hará este modelo tan brutal que está destruyendo a más de cincuenta economías. Es un
sistema muy poderosa, sí, pero no va a durar para siempre, al menos bajo esta modalidad. Eso
sí, habrá otras que serán igualmente poderosas, igualmente destructivas. La dinámica puede
desarrollarse, por ejemplo, en la dirección de generar espacios protegidos. Hace 10 años
muchos me preguntaban acerca de la posibilidad de que el mundo se desarticule, por un lado,
en una serie de ciudades privilegiadas y, por otro, en una especie de desastre. Eso es posible,
seguramente la peor modalidad.
Quedan inevitablemente rezagadas las numerosas ciudades que no cumplen los requisitos
para adaptarse a esta economía globalizada.
278
Una ciudad global paga un costo social alto, ojo. Lo global trae mucho dinamismo pero
también plantea un gran desafío de administración. O sea, que no es simplemente una fórmula
para que todos estemos contentos. Por otra parte, hay muchas modalidades por medio de las
cuales sobreviven esas aglomeraciones urbanas, las pequeñas, las no globales, a las que hace
referencia en su pregunta. Y es que la economía globalizada es una parte muy pequeña de la
economía total; una parte con gran poder, estratégica, sí, pero que existe junto a otra mucho
mayor de actividades localizadas, regionalizadas, de ámbito nacional. Un ejemplo es el
turismo de alta clase, como el de La Habana, en Cuba, donde las inversiones extranjeras han
generado un espacio para viajeros de alto nivel. Y hay muchas otras tácticas, algunas muy
buenas, otras no tanto, que se están usando y que encajan dentro de circuitos internacionales.
A la par, hay ciudades que están sufriendo. En Estados Unidos, por ejemplo, algunas urbes se
están empequeñeciendo, como ocurre con Detroit, que ha perdido capacidad económica y en
la cual hay espacios que se vacían.
¿Coincide en que existe un discurso mediático que tiende a endiosar una imagen parcial de
ciudad global? Un discurso interesado, quizá impulsado por sectores de poder que sacan
ventaja de las dinámicas económicas que se dan en estas ciudades.
Sí, pero también hay mucha multivalencia en todo esto: no se puede hablar, simplemente, en
términos de bueno o malo. Depende del manejo político de la situación. Una ciudad global
puede abrir paso a un dinamismo económico enorme y generar dinamismos políticos muy
interesantes; las luchas mismas son interesantes. El espacio de la ciudad globalizada es un
espacio que está muy despierto, enérgico. Por eso me importa capturar las posibilidades
políticas que se dan en ellos; el hecho de que el capital globalizado se vuelva fuerza social, que
uno la pueda combatir. Es verdad que el discurso mediático ha generado imágenes de bellos
edificios, bellos restaurantes, gente bien vestida, y se a transformado en una especie de
mercado a través del cual se vende la imagen de las ciudades. Lo cual nos lleva al principio
esta entrevista: existe un manejo simbólico del vocabulario.
Obras de la autora con traducción al castellano
1 Movilidad trabajo y capital : estudio sobre la corriente internacional de la inversión y del
trabajo Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Trabajo. (1992).
2. La Ciudad Global. Buenos Aires: EUDEBA. 1996.
3. ¿Perdiendo el control? : la soberanía en la era de la globalización. Edicions Bellaterra, S.A.
(2001)
4 . Contra geografías de la globalización: género y ciudadanía en los circuitos transfronterizos.
Traficantes de Sueños. (2003).
5. Estragos de la Globalización. Buenos Aires. Fondo de Cultura Economica. 2004.
5. Inmigrantes, Colonos y Refugiados. Madrid: Siglo XXI. 2004.
CONTRA EL MÉTODO
por Erin Manning
http://anarquiacoronada.blogspot.com.ar/2014/10/contra-el-metodo.html
“Algunos de los mayores desastres de la humanidad fueron producidos por la ineptitud de
hombres con una buena metodología”.
(Whitehead, 1929)
279
La cuestión de la inter y la transdisciplinariedad se extendió recientemente, en los círculos
académicos, a lo que en Canadá llamamos “Investigación-creación”. La investigación-creación,
también llamada “investigación basada-en-arte”, fue adoptada por el lenguaje académico en lo
concerniente a la cuestión específica de la metodología. Dado que en sus inicios se trató de
una categoría que buscaba proveer fondos a fin de que los artistas que enseñaban en las
universidades y no contaban con títulos de doctorado pudieran postularse a becas académicas
importantes, la aparición de la investigación-creación como categoría fue más instrumental
que inventiva. Porque los artistas ¿no estaban ya involucrados en la investigación? ¿No estuvo
la práctica artística siempre comprometida en formas de indagación? ¿No constituía ya un
modo de conocimiento por derecho propio? El asunto no estaba, me parece, en reconocer
simplemente que los artistas también eran investigadores, sino en producir una alteración
institucional de esa categoría de investigación ya existente, a fin de que se ajustara a modos de
conocimiento más fácilmente reconocibles por la institución académica. Ser un investigadorartístico ahora significaría ser capaz de organizar las delineaciones entre la práctica artística y
la metodología de investigación en función de los propósitos de una beca que entonces
orientaría la investigación, puesto que las becas normalmente funcionan de este modo,
orientadas hacia objetivos “académicos”.
Este asunto es complejo. Atañe no solo al problema de cómo el arte como tal activa y
constituye nuevas formas de pensamiento por derecho propio sino que, quizás de manera más
importante, nos incita a indagar el problema específico de cómo las prácticas producen
conocimiento, y de si esas formas de conocimiento pueden ser capturadas de manera atractiva
dentro de las constricciones de los imperativos metodológicos. Aunque creo que esta es una
cuestión que podría plantearse con relación a todas las formas de conocimiento (siguiendo a
filósofos como Henri Bergson, William James, y Alfred North Whitehead, quienes en conjunto,
en sus propios modos, indagan los marcos metodológicos de la ciencia, la psicología, y la
filosofía), aquí me concentraré estrictamente en el problema de la investigación-creación y en
su relación con lo que Moten y Harney llaman “el estudio”, enfatizando la transversalidad
inherente a la investigación-creación.
A diferencia de la definición usada por las agencias de financiación y propagada en muchas de
nuestras instituciones -según la cual el componente investigativo es un suplemento de la
práctica artística, enfatizando así lo que llegó a conocerse como la separación teoría-práctica-,
por mi parte, me gustaría tomar seriamente la idea de que la investigación-creación propone
nuevas formas de conocimiento, muchas de las cuales no son inteligibles al interior de los
consensos actuales acerca de lo que sería legítimo reconocer como conocimiento. Tomando
como inspiración la miríada de colegas y estudiantes cuyo trabajo me impulsó a repensar
cómo se construye el conocimiento, y tomando mi propia práctica, también, como punto de
partida, me gustaría sugerir que la investigación-creación hace mucho más de lo que las
agencias de financiación guardan para ella: genera nuevas formas de experiencia; pone en
escena de manera vacilante un encuentro de prácticas dispares, brindándoles un conducto
para la expresión colectiva; reconoce con titubeos que los modos normativos de indagación y
comprensión a menudo son incapaces de captar su valor; genera formas de conocimiento
extra-lingüísticas; crea estrategias operativas para un posicionamiento móvil que toma en
cuenta estas nuevas formas de conocimiento; propone ensamblajes concretos para repensar
la cuestión específica de qué es lo que se juega en la pedagogía, en la práctica y en la
experimentación colectiva. Y, haciendo esto, crea una apertura para lo que Moten y Harney
conceptualizan como los subcomunes: crea las condiciones para nuevas maneras de encontrar
280
“el estudio”- formas y fuerzas de intelección que cortan de través las explicaciones normativas
acerca de lo que significa saber.
Nuevas formas de conocimiento requieren nuevas formas de evaluación, y más todavía,
nuevas formas de valorización del trabajo que hacemos. En el caso de la investigacióncreación, que inevitablemente implica un compromiso transversal con diferentes disciplinas,
esto incita a volver a pensar cómo la práctica artística reabre la cuestión de lo que estas
disciplinas –antropología, filosofía, historia del arte, cine, comunicaciones, biología, física,
ingeniería- son capaces de hacer. Aquí me concentraré en la filosofía, que cuenta con
antecedentes en lanzar su aparato especulativo en relación con la práctica artística.
Preguntaré ¿cómo el hecho de volver a pensar el modo en que se crea conocimiento en el
contexto de la práctica artística, deviene una apertura para pensar a la filosofía misma como
una práctica de investigación-creación? Y, siguiendo a Gilles Deleuze, al considerar el hecho de
volver a situar la investigación-creación como una práctica que piensa, ¿cómo podría eso
proveernos del vocabulario para tomar en serio que “la teoría filosófica es una práctica en sí
misma, en la exacta medida en que también lo es su objeto. No es más abstracta que su objeto.
Es una práctica de conceptos, y debemos juzgarla a la luz de las otras prácticas con las cuales
interfiere”? (1989, p. 280).
Realizar un movimiento semejante requiere de una nueva orientación del concepto de arte
que lo abra a la transversalidad del “estudio”. Implica repensar el concepto mismo de
pensamiento. Para seguir la vía de esta proposición será necesario, como lo hago en el
capítulo 2, volver a la definición medieval de arte –definida como “el modo”, “la manera”- que
localiza al arte no al nivel de un objeto terminado, sino en su trayectoria. En lo que atañe al
pensamiento, será necesario reorientarlo hacia la incipiencia de la ocasión, a la indagación del
estudio, absteniéndose de constreñirlo a las definiciones académicas de la intelectualidad.
Poniendo en escena una crítica de la neuro-tipicidad como la iniciada en la introducción,
también será necesario desprender el pensamiento de su dependencia del sujeto humano.
Esto significará abrir el pensamiento, más allá de su articulación con el lenguaje, hacia “el
movimiento de pensamiento”, anudándolo al límite inmanente donde todavía se encuentra
totalmente en acto.
Cuatro proposiciones para comenzar:
1. Si el “arte” es entendido como una “manera”, entonces no es todavía acerca de un objeto,
acerca de una forma, o contenido.
2. El hacer es un pensar por derecho propio, y la conceptualización es una práctica por
derecho propio.
3. La investigación-creación no tiene que ver con los objetos. Es un modo de actividad que es
más interesante cuando es constituyente de nuevos procesos. Esto solo puede ocurrir si su
potencia se extrae a tiempo de sus alineamientos con los métodos disciplinarios existentes y
las estructuras institucionales (incluyendo al capital creativo).
4. Los nuevos procesos probablemente crearán nuevas formas de conocimiento, las cuales
carecen de medios de evaluación al interior de los modelos disciplinarios actuales.
Crítica inmanente 1 –acerca de la materia
En Modos de pensamiento, Whitehead se queja de lo que llama “la bifurcación de la naturaleza
(1938: 30). La tendencia a separar el concepto de materia de su percepción, o la de hacer una
diferencia constitutiva entre “la naturaleza aprehendida a consciencia y la naturaleza que es la
281
causa de la consciencia”, conducen a una fragmentación de la experiencia (1938: 30). Lo que
emerge es una representación de la experiencia que separa al sujeto humano de las ecologías
del encuentro: “el problema es discutir las relaciones recíprocas de las cosas conocidas,
abstraídas del simple hecho de que son conocidas” (1938: 30). Plantear dos sistemas –uno
“dentro de la mente” y otro “afuera de la mente”- es una postura metodológica todavía muy
vigente en el aparato crítico del modelo disciplinario. Lo que conocemos es lo que puede ser
abstraído de la experiencia en un sistema de intelección, que es descifrable precisamente
porque sus operaciones son silenciadas, por haber sido extraídas de su contexto operacional.
Whitehead explica:
La razón por la cual la bifurcación de la naturaleza está siempre desplazándose, en la filosofía
científica, es la dificultad extrema de exhibir la rojez y calidez del fuego en un sistema de
relaciones con las moléculas agitadas de carbón y oxígeno, con la energía radiante que
proviene de ellas, y con los variados funcionamientos del cuerpo material. A menos que
produzcamos relaciones omnicomprensivas, nos enfrentamos a una naturaleza bifurcada; a
saber, calidez y rojez por un lado, y moléculas, electrones y éter por otro lado (1938:32).
Lo incuantificable de la experiencia solo puede ser tomado en cuenta si comenzamos con un
modo de indagación que refute la categorización inicial. Plantear los términos de la
explicación antes de la exploración de su potencia, no resulta sino en una atrofia de esta y en
su relegamiento a lo que ya encaja en el esquema del conocimiento. En vez de sostener el
conocimiento de lo que puede ser afirmado (y mensurado), debemos, como sugiere William
James, encontrar modos de dar cuenta no sólo de los términos del análisis, sino de todas las
olas transversales que se presentan entre ellos. William James llama a esto “empirismo
radical”.
El desafío del empirismo radical es que comienza en el medio, en la confusión de relaciones no
organizadas todavía en términos como los de “sujeto” y “objeto”. James llama a este campo de
relaciones “experiencia pura”, pura no en el sentido de “pureza” sino en el sentido de
inmanente a relaciones actuales. La experiencia pura está en el umbral de lo virtual y de lo
actual: en el registro experiencial del no-todavía. Es de la experiencia en el sentido de que
contribuye afectivamente al modo en que la experiencia se resuelve en lo que James llama
relaciones de “conocedor-conocido”. Como en la distinción “actual-virtual” de Deleuze, la
experiencia pura es el pliegue interno de la potencia, que mantiene la apertura de la
experiencia actual hacia su más-que. Lo virtual nunca es lo opuesto a lo actual –sino cómo lo
actual resuena más allá de los límites de su actualización. Es la rojez y la calidez del ejemplo
mencionado más arriba.
El empirismo radical refuta la oposición entre lo real y lo irreal, sugiriendo que la cualidad de
la experiencia –su rojez y calidez- es tan real como su composición molecular. James escribe:
“nada tiene que admitirse como un hecho […] excepto lo que puede ser experimentado en
algún momento preciso por algún experimentador; y por cada característica de un hecho que
haya sido alguna vez así experimentado, debe de encontrarse un sitio preciso en algún lugar
del sistema final de la realidad. En otras palabras: todo lo real debe ser experimentable en
algún lugar, y cada especie de cosa experimentada debe ser, en algún lugar, real” (1996: 160).
Volver a orientar lo real para que incluya aquello que puede ser experimentado (en vez de
conocido como tal) es desafiar profundamente la noción de que el conocimiento está basado
en la cuantificación. Porque lo real para James no puede, en todos los casos, ser cuantificado.
Lo real es el campo de relaciones a través del cual una experiencia adviene al acto, llega, es
282
sentida. Lo real es tanto lo en-acto del despliegue de la experiencia, como lo que llegó a
ocurrir.
James llama al en-acto de la experiencia “algo que hace” (1996: 161). Cuando algo hace,
nuevos cambios relacionales se están formando, y con ellos, nuevos modos de existencia. Un
nuevo modo de existencia acarrea consigo modalidades de conocimiento. Estas modalidades
de conocimiento no están todavía circunscriptas –son transversales a los modos de operación
activos en el campo relacional. Están todavía en-acto. Esta es la fuerza del empirismo radical:
nos da una técnica para trabajar con lo en-acto en medio de la experiencia, brindando
maneras sutiles de componer con las relaciones cambiantes entre el conocedor y lo conocido,
sin olvidar, por supuesto, que el conocedor no es el sujeto humano, sino la manera en que las
relaciones se abren hacia sistemas de subjetivación.
Similar a la noción whiteheadiana de “superjeto” –la cual pone el acento en que la ocasión de
experiencia es de por sí la que propone sus relaciones conocedor-conocido, las cuales resultan
en un sujeto que es el sujeto de la experiencia, en vez de un sujeto externo a la experiencia –,
el empirismo radical refuta la noción según la cual la experiencia estría constituida antes que
nada por relaciones humanas. Entender la experiencia de este modo nos coloca, como
humanos, en una relación más matizada con el conocimiento. Una ocasión de experiencia –o lo
que más arriba llamé un campo de relaciones- produce los medios por los cuales ella
finalmente se definirá como esto o aquello. En palabras de Whitehead: “Una entidad actual es
al mismo tiempo el sujeto experimentando y el superjeto de sus experiencias” (1978: 43). Esto
significa que es una ocasión de experiencia la que crea las condiciones de la subjetividad, una
subjetividad que no puede ser nunca desenredada del modo en que el acontecimiento llega a
ocurrir. Un acercamiento radicalmente empírico toma esto como punto de partida, dándonos
los medios para considerar cómo las relaciones en tanto tales campean la experiencia.
El superjeto consiste en cómo la ocasión da cuenta de sí misma. Como tal, el superjeto –o la
subjetividad del acontecimiento- consiste menos en una delimitación final que en las
tendencias propuestas por la ocasión, su objetivo. Esto no convierte a la subjetividad en una
substancia, o en un punto de partida. Exactamente lo contrario: el superjeto es la proposición
pasajera de una cuenta de la experiencia que ha sido ya interpolada en nuevas composiciones,
nuevas ecologías emergentes, que a su vez crearán sus propios superjetos.
Volver a orientar la cuestión del conocimiento por fuera de la idea de sujeto/objeto es pensar
de nuevo el lugar de la materia en la experiencia, es desafiar la idea de que lo que no es
conocido como tal es incognoscible, poniendo énfasis en que la cognoscibilidad puede
apartarnos del camino de la explicación metodológica disciplinaria de la experiencia,
impulsándonos hacia el medio, donde nuevas formas de estudio se inventan y se practican.
Crítica inmanente 2 –acerca de la razón
La cuestión del conocimiento –de su rol en la experiencia, de su valor, y de su confiabilidad- es
todavía, en nuestra era filosófica, una cuestión de la razón. A pesar de las décadas de
compromiso con el pensamiento transdisciplinario, las disciplinas todavía tienden a orientar
el pensamiento según concepciones específicas acerca de aquello que hace que ciertos
métodos resulten apropiados, controlando estos métodos a través de los sistemas de pares y
la evaluación institucional. Las disciplinas también tienden a sugerir, en demasiados casos,
que la investigación transdisciplinaria y especialmente los modos transversales de
pensamiento, son débiles por naturaleza debido a su inhabilidad para asegurar metodologías
283
sólidas que prueben que el conocimiento fue adquirido formalmente de manera efectiva. El
método, aquí, está alineado con un hacer-razonable de la experiencia. En el peor de los casos,
es una organización estática de categorías pre-formadas. En el mejor, una indagación acerca
de la formación de categorías que se sostengan, en el futuro, como estrategias
organizacionales para el pensamiento académico.
Un acercamiento metodológico comienza a desenmarañarse, sin embargo, si pregunta no
cómo el pensamiento puede ser organizado, sino qué hace el pensamiento. Me parece que este
es el modo en que Whitehead se aproxima al problema de la razón en su libro de 1929 “La
función de la razón”. Lo que inicialmente se lee como una muy extraña cuenta de la razón,
donde la razón se define positivamente como una apertura al pensamiento, La Función de la
Razón es una extraordinaria hazaña de re contextualización del método, más allá de lo que,
según Whitehead, es su clasificación superficial del pensamiento (1929: 10). Crítico de la
noción de Razón kantiana y en deuda con Platón y con Ulises –“uno comparte la Razón con los
Dioses, el otro la comparte con los zorros”- La Función de la Razón es un libro al que regreso
cada vez que deseo repensar la manera en que el estudio puede orientar e inventar
movimientos de pensamiento.
Whitehead da cuenta de dos clases de razones que están en juego: la pragmática y la
especulativa. Prolongando las líneas audaces de su análisis, lo que emerge es un llamado a lo
que puede calificarse como pragmatismo especulativo, especulativo en el sentido de que el
proceso se mantiene abierto a su potencia, y pragmático en el sentido de que el proceso está
enraizado en el en-acto de su “algo que hace”.
Whitehead comienza por definir la función de la razón como la promoción de “el arte de la
vida” (1929: 4). El arte de la vida, como él lo define, es “primero estar vivxs, en segundo lugar
estar vivxs de una manera satisfactoria y en tercer término lograr un incremento de
satisfacción (1929: 8). Para obtener un aumento de satisfacción no se puede estar limitadx,
argumenta Whitehead, a una doctrina de la “supervivencia del más apto”:
De hecho, la vida en sí es comparativamente deficiente en valor de sobrevivencia. El arte de la
persistencia es estar muerto. Sólo las cosas inorgánicas persisten durante enormes períodos.
Una roca sobrevive ochocientos millones de años, mientras que el límite para un árbol es de
alrededor de mil años, para un hombre o un elefante alrededor de 50 o cien años, para un
perro aproximadamente veinte años, para un insecto cerca de un año (1929: 5-6).
Whitehead pregunta: “¿Por qué la tendencia de la evolución ha sido ascendente? El hecho de
que las especies orgánicas se hayan producido a partir de distribuciones inorgánicas de
materia, y el hecho de que en un lapso las especies orgánicas de tipos cada vez más complejos
hayan evolucionado, no se explica en lo más mínimo por ninguna doctrina de la adaptación al
medio, o de lucha” (1929: 7). La razón, sugiere, quizás pueda dar cuenta de la evolución
ascendente y, en particular, del incremento de satisfacción ocasionado por el arte de vivir.
Porque la razón, como Whitehead la define, dirige el campo de relación hacia su actualización,
sin lo cual el mundo sería “anárquico” (1929: 1). La razón, como él la define, es eso que está
advertido de la posibilidad de alguna forma compleja de definitud, y concurrentemente,
concibe al mundo, en uno de sus factores, como ejemplificando esa forma de definitud”
(1929:9).
284
La función de la razón es diferente de la definición de razón. Las concepciones previas de la
razón, muchas de las cuales están todavía operativas, dan cuenta no de su función dentro de
las ecologías de las prácticas, sino antes bien de su rol en la definición específica de lo que
constituye el conocimiento. Aquí, la razón es usualmente concebida como “la facultad divina
que mide, juzga y comprende” (1929: 9). Para Whitehead, sin embargo, lo que está en juego en
las operaciones de la razón no es su habilidad para juzgar desde el exterior, sino su función en
la creación de un modo de disciplinar, en el acontecimiento, la confusión del proceso (1929:
9).
La razón, entendida en el sentido kantiano, está en el corazón de nuestras definiciones
contemporáneas del método, aunque el método esté raramente alineado con la razón en su
fuerza organizativa nuclear. El marco conceptual contemporáneo del conocimiento por el
método, no obstante, da cuenta de cómo los intereses están organizados, y esta organización
tiende a estar delimitada por las formas existentes de intelección del problema en cuestión.
Esta delimitación funciona como un aparato de captura: diagnostica, pone en situación,
organiza, y por último mide, juzga y comprende. Escuchamos que los métodos son siempre
cambiantes, y este es seguramente el caso. Pero cualquier agenda de clasificación que
organice desde el exterior, está todavía activa en la exclusión de varios procesos, demasiado
ininteligibles para las concepciones actuales del conocimiento como para ser reconocidos,
menos aún estudiados o valorados. De modo que los métodos devienen la garantía contra lo
inefable: si algo no puede ser categorizado, no se lo puede hacer dar cuenta de sí, y en
consecuencia no tiene valor y es desechado como irrelevante. Las consecuencias son muchas:
no solo todo el conocimiento en este modelo es relegado al reino del “saber consciente”, sino
que además se amortigua la fuerza de cambio que anima un proceso, dejando poblado de
falsos problemas al análisis. De modo tal que la cuestión del método no es simplemente
organizacional. El método no es solo eso que subordina el conocimiento al saber disciplinario,
ubicándolo dentro de los intereses locales de una comunidad circunscripta. Es también eso
que define al conocimiento en su núcleo, disciplinando la pregunta misma sobre qué
constituye el pensamiento. Desde esta perspectiva ventajosa, emergen los tipos de preguntas
que los subcomunes ya no desean formular: lo que emerge de semejante proceso de
cuantificación o clasificación por anticipado del conocimiento son preguntas mal-formuladas,
como Bergson podría decir, con respuestas pre-fabricadas.
Whithehead escribe:
Cada metodología tiene su propia historia de vida. Comienza como una argucia que facilita la
realización de algún impulso vital naciente. En su albor, representa cierta coordinación amplia
de pensamiento y acción en la cual este impulso se expresa a sí mismo como una mayor
satisfacción de la existencia. Finalmente ingresa en la lasitud de la ancianidad, su segunda
niñez. Los más extensos contrastes obtenibles dentro del ámbito del método ya se exploraron
y volvieron familiares. La satisfacción proveniente de la repetición se desvaneció. Entonces la
vida enfrenta las últimas alternativas de las que depende su destino. [...] Cuando cualquier
metodología de la vida haya agotado sus innovaciones dentro de su campo y las haya puesto
en práctica al extremo de la fatiga, una decisión final determina el destino de una especie.
Puede auto-estabilizarse y reincidir para vivir; o puede liberarse de una sacudida, y entrar en
la aventura de vivir mejor (1929: 18-19).
Más allá de la institución académica, más allá de la disciplina, la cuestión del método tal como
la define Whithehead está alineada con los modos de existencia. ¿Qué es lo que crea las
285
condiciones de existencia para “la aventura de vivir mejor”? –pregunta Whithehead (1929:
19). ¿Qué es aquello que puede producir un alineamiento creativo entre las fuerzas
anárquicas y el potencial generativo de un corte que detiene el flujo? Porque esta es la
definición de proceso para Whitehead: el interjuego matizado entre la potencia y la actividad,
entre el en-acto de la ocasión de experiencia y la corriente de su interjuego relacional. Para
que algo exista, para que sea sentido como tal, tiene que haber habido un corte, una
decisionalidad operativa, porque es el corte el que trae la ocasión de experiencia dándola a
conocer como tal. La razón es este corte, para Whitehead, su gesto menor. La razón, como
gesto menor, es un corte que se mantiene operativo, mientras que el método es un corte que
permanece inmóvil. El método detiene en el camino a la pote