Avance estatal de siembras y cosechas P-V 2014

SALUD,
NUTRICIÓN y BIENESTAR
Los dossiers de
LOS NUEVOS TRATAMIENTOS NATURALES VALIDADOS POR LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
Nº 10
OCTUBRE 2014
SALUD
NUTRICIÓN
FIBROMIALGIA: las
soluciones naturales
para librarle del dolor sin medicamentos
Por ierry Souccar
Un dolor muscular difuso, profundo y constante, con periodos de exacerbación. Puntos sensibles que producen dolor cuando se presiona sobre ellos.
Una fatiga que nunca le abandona y que no desaparece ni en las raras noches de descanso. Este es el día a día de los pacientes (mujeres en su mayoría) que padecen fibromialgia. Y por si eso no bastase, esta enfermedad
particularmente incapacitante viene acompañada de otras molestias de intensidad variable:
• Trastornos del sueño.
• Trastornos cognitivos y trastornos de la memoria.
• Trastornos del ánimo.
• Trastornos digestivos (colon irritable, etc.).
Y también del síndrome de las piernas inquietas, que implica movimientos
de las extremidades durante el sueño, sensibilidad múltiple a los productos
químicos y en numerosos casos cistitis intersticial.
Uno solo de estos trastornos (por ejemplo, la fatiga crónica o la cistitis intersticial) podría a la larga con el más fuerte de nosotros. ¡Qué decir entonces de todos ellos juntos! Y encima sin la esperanza de que desaparezca
la enfermedad, pues aún no se sabe cómo curarla, por lo que los medicamentos únicamente alivian los dolores y lo único que logran es impedir que
la persona se venga abajo.
Por otra parte, incluso la efectividad de estos medicamentos llega rápidamente a un límite, teniendo en cuenta que pocos enfermos los soportan. De
golpe, muchas pacientes se hunden en la depresión. Un estudio danés de
2010 descubrió que la tasa de suicidio de las mujeres que padecen fibromialgia es diez veces más alta que en la población general. La causa es la depresión, la toma de antidepresivos (que, paradójicamente, pueden favorecer
el paso a la acción, pero sobre todo el dolor, que no cesa). Un dolor que
puede ser más fuerte en periodos de estrés, tras una mala noche, después de
un ejercicio físico intenso, en caso de fatiga e incluso por un cambio de
tiempo.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
Thierry SOUCCAR
B I E N E S TA R
E
s uno de los mayores especialistas en
nutrición y biología del envejecimiento, de renombre internacional. Pertenece al American College of Nutrition
y ha escrito más de 15 libros, entre ellos
muchos best seller. Gracias a sus libros, y
también a su presencia en medios de comunicación como Sciences et Avenir, Le
Nouvel Observateur y en LaNutrition.fr,
se ha convertido en una pieza clave de la
revolución de la nutrición moderna.
Estudió Bioquímica Nutricional en la
Universidad de California. Inició después
sus propias investigaciones, que le han llevado a trabajar desde hace 20 años junto
con las figuras más importantes en nutrición, biología del envejecimiento y medicinas naturales innovadoras y a transmitir
su mensaje a un público más amplio.
Al volver a Francia en 1994, ierry
Souccar fundó la primera sección de nutrición en francés en la revista mensual
Sciences et Avenir, que se convirtió de inmediato en la gran referencia para el público dentro de este campo. ierry
Souccar se ocupó posteriormente de las
cuestiones de nutrición, salud y biología
de esta revista durante 15 años y colaboró
también en la revista Le Nouvel Observateur y en numerosos reportajes e investigaciones emitidos por la televisión
francesa.
El año 2000 ingresa en el American College of Nutrition. En ese mismo año el
Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos lo premió por
su libro Le programme de longue vie (“Programa para una vida larga”), escrito en
colaboración con Jean-Paul Curtay y que
fue considerado una de las mejores obras
de divulgación sobre el envejecimiento.
Ha escrito otros 13 importantes libros
sobre la salud y la nutrición, entre ellos
el best seller Santé, Mensonges et Propagande (“Salud, mentiras y publicidad”),
escrito en colaboración con la abogada
Isabelle Robard en 2004, del que se han
vendido más de 80.000 ejemplares.
página 1/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
|Tome el control de su salud
¿Qué se puede decir a aquellas personas que sufren esta enfermedad?
En primer lugar, que deben mantener la esperanza. Ése es el mensaje fundamental de este Dossier. En numerosos casos, como en el síndrome de fatiga crónica, los síntomas se atenúan, se espacian y acaban por
desaparecer. Es necesario armarse de paciencia y fijarse dos o tres años como horizonte. En un estudio canadiense, la mitad de los pacientes interrogados señaló una mejora significativa al cabo de tres años. En
un estudio británico, el 65% declaró tener un
mejor estado de salud después de dos años.
u Medicamentos: sí, pero…
No existe un tratamiento que cure la fibromialgia, pero eso no significa que usted sea impotente
ante ella. Como en muchas otras enfermedades,
los estudios muestran que los pacientes cuya situación mejora más rápido son aquellos que
toman un control activo de sí mismos, en lugar
de esperar pasivamente a que el terapeuta o el
médico encuentre una solución.
Por eso hay que empezar por comprender qué es
lo que le está pasando, y para ello le voy a dar algunas pistas.
arios medicamentos pueden mejorar los síntomas de la fibromialgia, como la pregabaV
lina, la duloxetina, la amitriptilina o el
milnacipran. Sin embargo, tienen numerosos
efectos indeseables, a veces muy difíciles de soportar (además, no sabemos muy bien lo que
puede pasar en el organismo cuando se empiezan
a combinar dos, tres o incluso cuatro medicamentos). En la fibromialgia, frecuentemente los
pacientes son muy sensibles a los medicamentos.
Por lo tanto, cuando se toman fármacos es importante comenzar con dosis bajas y aumentarlas
progresivamente si es necesario. Si usted toma medicamentos desde hace bastante tiempo, su médico debe sin falta evaluar tanto su eficacia como
sus efectos secundarios. Si el beneficio no fuera
evidente, su ingesta debería detenerse sin dudarlo.
¿Por qué le ocurre a usted y no a otra persona? El
estrés se halla en el centro de la enfermedad.
Entre los enfermos hay mayor vulnerabilidad al
estrés y a sus consecuencias, lo que puede remontarse a la primera infancia, quizás incluso a
los primeros meses de vida. Por eso, va a ser necesario disminuir ese estrés, aprender a controlarlo, y para ello me limitaré a algunos consejos simples, sabiendo que el abanico de terapias es muy amplio, desde la meditación hasta el yoga o la natación. En este
Dossier también encontrará consejos de alimentación y suplementos exclusivos que le ayudarán a mantener la moral y atenuar los dolores. El objetivo es ayudarle a reducir los medicamentos, o incluso a eliminarlos. No obstante, deberá informar a su médico de su evolución, y no detener o disminuir un
tratamiento que le haya prescrito sin haberle consultado. Si quiere probar los suplementos alimenticios
que se indican en este Dossier, pida también antes consejo médico.
|¿Quiénes son los enfermos?
Según un estudio reciente, del 2 al 6% de la población española sufre fibromialgia1. Las estimaciones
en otros países, como Estados Unidos, apuntan a un índice entre el 2 y el 4% de la población.
El paciente tipo es una mujer de unos cuarenta o cincuenta años, que se queja de dolores musculoesqueléticos desde hace varios años. Sólo del 5 al 7% de los pacientes son hombres.
Generalmente, los síntomas se manifiestan progresivamente, pero puede ocurrir que aparezcan abruptamente tras una enfermedad, un episodio de estrés o un traumatismo físico. Los hombres tienen tendencia a presentar menos síntomas que las mujeres, menos puntos dolorosos, menos fatiga. Padecen
con menos frecuencia de colon irritable.
1
Sociedad Española de Reumatología.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 2/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
Aún no se sabe muy bien lo que provoca la fibroamialgia, pero se piensa que el sistema nervioso de
estas mujeres procesa el dolor de manera anormal, lo que explicaría que el dolor persista incluso
cuando los tejidos no están dañados.
La fibromialgia tiene sin duda un componente genético: el riesgo de sufrir esta enfermedad es muy
elevado cuando un pariente próximo ya la padece (padre, madre, hermano o hermana). Entre los
genes sospechosos de causarla se encuentran los que controlan los mecanismos, los receptores y el metabolismo de los mensajeros químicos del cerebro: los neurotransmisores (como podrá leer más adelante).
Pero los genes no lo explican todo. Puede que esto sorprenda, pero hay investigadores que piensan que
la fibromialgia podría tener su origen en experiencias dolorosas de la primera infancia y la infancia posterior2. En efecto, sabemos hoy en día que los niños que han tenido sufrimientos físicos o psicológicos son, en la edad adulta, más sensibles al estrés y al dolor. Las experiencias llevadas a cabo con
animales nos indican que esto afecta sobre todo a las hembras. Y lo cierto es que la mayoría de las personas que sufren fibromialgia son mujeres.
Los bebés nacidos antes de tiempo y aquellos cuyo nacimiento ha sido sido complicado son los que
podrían correr un riesgo más alto de resultar afectados de fibromialgia en el curso de su vida. De
hecho, en un estudio los investigadores interrogaron a 93 mujeres que padecían la enfermedad y el resultado fue que el 62% de ellas había nacido antes de tiempo3.
¿Cómo explicar esta asociación? A pesar de los esfuerzos del personal cuidador, las unidades de neonatología son un lugar estresante para el neonato, aunque sólo sea porque hace falta controlar varias
veces al día su estado de salud4. Se ha calculado que durante las dos primeras semanas de hospitalización, un neonato es sometido cada día por término medio a 14 procedimientos dolorosos, y en el
80% de los casos sin analgésicos. Además, estos bebés están expuestos a situaciones de estrés diversas,
ya sea por ruido, luz o separación de la madre. Estos hechos entrañan un aumento duradero del cortisol (hormona del estrés) y otras hormonas, lo que puede alterar de forma permanente su capacidad
de gestionar el estrés. Hay estudios que muestran que, a la edad de 18 meses, los niños nacidos prematuramente reaccionan al estrés de manera desproporcionada, con tasas de cortisol muy superiores
a las de los niños nacidos en el plazo de gestación normal.
Otras circunstancias dolorosas vividas en la primera infancia podrían pesar sobre el riesgo de fibroamialgia, comenzando por la ausencia (puntual o prolongada) de la madre. O la falta de apego de la
madre. Los estudios han mostrado que los bebés que han vivido estos traumatismos son más sensibles
al dolor. De manera general, todos los traumatismos físicos o psicológicos experimentados en la infancia pueden influir en el riesgo de fibromialgia5. Varios estudios han puesto de manifiesto que la mayoría de los pacientes que padecen esta enfermedad han tenido una infancia más difícil que quienes no la
padecen. Muchos han sufrido violencia doméstica, o han perdido a uno de sus padres. Los pacientes que
habían experimentado las situaciones más traumáticas tenían los niveles de cortisol más elevados.
|El estrés, siempre el estrés
El estrés y los factores ligados al mismo se hallan presentes de modo prioritario en la fibroamialgia.
En el 40% de los casos, un acontecimiento estresante, ya sea psicológico o físico, precede al inicio de
2
3
4
5
P. Netter, J. Hennig. e fibromyalgia syndrome as a manifestation of neuroticism? Z Rheumatol. 1998; 57 Suppl. 2:105-8. Review. PubMed PMID: 10025096.
P. O. Klingmann, I. Kugler, T. S. Steffke, S. Bellingrath, B. M. Kudielka, D. H. Hellhammer. Sex-specific prenatal programming: a risk for fibromyalgia? Ann. N
Y Acad. Sci. Dic. 2008; 1148:446-55. PubMed PMID: 19120140.
R. Carbajal, A. Rousset, C. Danan, S. Coquery, P. Nolent, S. Ducrocq, C. Saizou, A. Lapillonne, M. Granier, P. Durand, R. Lenclen, A. Coursol, P. Hubert, L. de
Saint Blanquat, P. Y. Boëlle, D. Annequin, P. Cimerman, K. J. Anand, G. Bréart. Epidemiology and treatment of painful procedures in neonates in intensive care
units. JAMA. 2008 Jul 2; 300(1):60-70. PubMed PMID: 18594041.
R. T. Goldberg, W. N. Pachas, D. Keith. Relationship between traumatic events in childhood and chronic pain. Disabil Rehabil. 1999 Jan; 21(1):23-30. PubMed
PMID:10070600.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 3/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
los síntomas. La depresión, en cambio, no parece que precipite la enfermedad. Sin embargo, entre el
30 y el 80% de los pacientes sufre depresión y/o ansiedad, pero se trata a menudo de una consecuencia de esta enfermedad tan difícil de soportar.
Si un fuerte estrés actúa como desencadenante es porque los enfermos tienen dificultad para afrontar
todas las tensiones y jerarquizarlas. Esta dificultad es tanto mayor en la medida en que los pacientes
suelen ser personas perfeccionistas, exigentes consigo mismas y con su entorno, con frecuencia grandes trabajadoras, generosas y que no se cuidan. En este estado de cosas, el estrés crónico puede tener
las importantes consecuencias físicas que encontramos en la fibromialgia, ya se trate de tensión muscular o digestiva.
«La casi totalidad de los músculos pueden verse afectados por el estrés», explica mi amigo el Dr. Jean-Paul
Curtay, que ha escrito el libro “Fibromyalgie, un programme global pour améliorer votre santé” (Fibromialgia, un programa global para mejorar su salud). El doctor Curtay ha participado en la puesta en
marcha de un programa de tratamiento de esta enfermedad en el balneario de Allevard.
“Es normal que algunos músculos se tensen; pero lo que es verdaderamente molesto es cuando se tensan de
modo demasiado violento y se bloquean, o cuando ya no se pueden distendir y ocasionan dolor crónico”-señala. “Las hormonas del estrés hacen que los músculos entren en tensión. Todas las tensiones musculares pueden pasar
así, abruptamente, de leves a severas, a causa del estrés. La fibromialgia es una forma crónica de tetania (espasmo intermitente de un músculo), en la que las tensiones generalmente no han dado lugar a manifestaciones importantes de bloqueo muscular, sino que poco a poco han agotado, inflamado y dolorido los músculos
y los tendones. Esta enfermedad es una de las consecuencias posibles del círculo vicioso del estrés”.
Otro blanco del estrés: el sistema digestivo
“El conjunto de nuestro tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, está tapizado por células musculares organizadas en capas circulares que pueden, como cualquier otro músculo, contraerse o sufrir espasmos”, explica Jean-Paul Curtay. “Esto es lo que pasa cuando uno está estresado, y tiene como consecuencia numerosos
síntomas digestivos: dificultades para tragar, aerofagia, gases, pesadez gástrica, crisis hepática, gastritis, úlceras digestivas, incomodidad, tendencia a padecer diarrea... Algunos de estos trastornos pueden agravarse
y evolucionar hacia enfermedades inflamatorias crónicas del sistema digestivo a veces muy incapacitantes.
Los estudios muestran que las personas que son víctimas de este tipo de enfermedades a menudo tienen un
perfil perfeccionista, muy obsesivo, y por consiguiente son especialmente vulnerables al estrés”.
El estrés es tóxico cuando se cronifica. Es entonces cuando se pueden desbordar los mecanismos de
control, y provocar o mantener una enfermedad como la fibromialgia.
Hoy día, los médicos no dudan en proponer magnesio como primera línea de defensa. Se ha convertido con toda justicia en el medicamento antiestrés más recetado.
El magnesio reduce el estrés impidiendo la subida del cortisol. Es también un elemento que el cuerpo
necesita para obtener energía. Por lo tanto, el magnesio permite luchar contra el estrés contrarrestando las consecuencias de una tasa de cortisol excesiva y mejorando la energía disponible. Contar cada
día con suficiente magnesio permite a la persona conservar todas sus facultades frente a un estrés
agudo, y también evitar la fatiga latente que suele afectar a los fibromiálgicos. Así pues, no debe faltar cuando se padece fibromialgia. Para ello, deberá seguir una dieta rica en magnesio (alubias, camarones, cereales integrales, frutos secos y oleaginosos, un poco de chocolate negro, agua mineral rica
en magnesio si se tolera bien…).
Pero esto generalmente no será suficiente. También será necesario tomar suplementos de magnesio,
ya que si se tiene carencia de magnesio, la vulnerabilidad al estrés aumenta enseguida. En efecto, el
estrés es capaz de inducir un déficit de magnesio, lo que aumenta la sensibilidad al estrés; de ese modo,
el déficit de magnesio y el estrés se agravan uno al otro. La vitamina B6 ayuda a fijar el magnesio, lo
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 4/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
que explica su presencia en los complementos y medicamentos a base de magnesio (es también el caso
de la vitamina D, o incluso de la taurina).
Aunque el magnesio es indispensable, pienso que es insuficiente para controlar completamente el estrés y reducir de modo sensible el dolor. Hay que prestar atención por lo tanto a lo que ocurre en el
cerebro, en los mensajeros químicos, a los que denominamos neurotransmisores.
|Contra el estrés y el dolor: reequilibrar los neurotransmisores
Los neurotransmisores son los soportes químicos de la memoria, de las emociones y, en un sentido amplio,
de todo lo que experimentamos. Varios están implicados en el dolor y en su percepción, así como en la capacidad de resistir el estrés. En la fibromialgia, la actividad de determinados neurotransmisores del cerebro se ve
perturbada. Resumiendo, son los siguientes:
• Serotonina
• GABA
• Dopamina
• Noradrenalina
• Glutamato
Le explicaré algo sobre cada uno de ellos, ya que es muy importante que comprenda bien lo que está en juego.
Sabrá entonces lo que debe hacer en su caso particular.
• Serotonina
Determinadas neuronas sintetizan serotonina a partir de los alimentos, más concretamente a partir de un
aminoácido que entra en la composición de las proteínas alimentarias, el triptófano. La serotonina desempeña
un papel inhibidor del sistema nervioso. Su actividad se ve perturbada a menudo en la depresión, en los comportamientos suicidas y en los violentos.
En la fibromialgia, el nivel de serotonina suele estar disminuido, lo que podría explicar que muchos pacientes duerman mal, sean depresivos y las tasas de suicidio elevadas6. Por esto, si su ánimo es sombrío, si al mismo
tiempo está irritable, incluso agresivo, existe la probabilidad de que en usted la actividad de la serotonina sea
insuficiente. Será necesario entonces mantener el nivel de serotonina a un nivel adecuado. El mejor medio natural consiste en tomar suplementos de triptófano o de su producto de degradación, el 5-hidroxitriptófano
(5-HTP). Un poco más adelante le explico cómo.
• GABA
El GABA es el principal neurotransmisor del sistema nervioso. Las neuronas lo sintetizan a partir del ácido
glutámico (un aminoácido) en presencia de vitamina B6. Existen pocos estudios sobre el nivel de GABA en
el cerebro de los pacientes afectados de fibromialgia. Sin embargo, los medicamentos que aumentan la actividad del GABA, como los ansiolíticos (las célebres benzodiazepinas, tipo Lexatin) han mostrado cierta eficacia a la hora de disminuir el dolor y mejorar el sueño, lo que permite creer que el nivel o la actividad del
GABA se ven alterados en la fibromialgia7. Las benzodiacepinas son medicamentos psicotrópicos que actúan
sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, etc., por lo que se utilizan en
caso de insomnio, ansiedad y otros estados afectivos.
6
7
J. M. Recla. New and emerging therapeutic agents for the treatment of fibromyalgia: an update. J Pain Res. 2010 Jul 22;3:89-103. PubMed PMID: 21197313; PubMed Central PMCID: PMC3004640.
T. Schmidt-Wilcke, D. J. Clauw. Fibromyalgia: from pathophysiology to therapy. Nat Rev Rheumatol. 2011 Jul 19;7(9):518-27. doi: 10.1038/nrrheum.2011.98.
Review.PubMed PMID: 21769128.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 5/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
Si las benzodiazepinas le mejoran, es señal de que su nivel de GABA probablemente sea insuficiente. Pero antes
de tomar medicamentos, es mejor que recurra a las soluciones naturales. Existen en el mercado suplementos
de GABA, pero esta sustancia se puede degradar durante la digestión. Es más seguro combinar suplementos
de glutamina, otro aminoácido, con suplementos de teanina, un componente del té.
• Dopamina
La dopamina se sintetiza a partir de la tirosina, otro aminoácido. Este neurotransmisor se asocia estrechamente al estado de alerta y a la búsqueda del placer. Cuando disminuye, aparece una forma de depresión que
se denomina melancólica o vital. En la fibromialgia, el nivel de dopamina se encuentra disminuido y puede
conducir a la melancolía crónica, a pensamientos obsesivos e incluso a un dolor exacerbado8. La dopamina
utiliza un tipo de receptores llamado D2, y hay estudios que han demostrado que cuando estos receptores no
están activados, lo que corresponde a una disminución del nivel de dopamina, la sensibilidad al dolor aumenta.
El nivel de dopamina puede aumentarse muy rápidamente mediante suplementos de tirosina.
• Noradrenalina
La noradrenalina es un neurotransmisor sintetizado a partir de la dopamina, por lo tanto sujeto a la presencia de tirosina. La noradrenalina modula la atención y el aprendizaje. Cuando está baja, como en numerosas
mujeres que sufren fibromialgia, puede aparecer una forma de depresión por ausencia de placer; y es que la
noradrenalina es el mensajero químico que constituye el enlace entre una actividad y su recompensa o la esperanza de recompensa9. Si la anticipación de un hecho que en otro tiempo era sinónimo de placer ahora le
deja indiferente (“me encantaba ir al cine con mi marido, pero ya no me motiva”), es probable que le falte noradrenalina. En este caso también pueden ayudar los suplementos de tirosina. De hecho, la tirosina puede
ayudar a los pacientes de múltiples maneras y deberían probarla muchas personas afectadas de fibromialgia.
• Glutamato
El glutamato es un neurotransmisor estimulante. Se sintetiza mayoritariamente a partir de un aminoácido llamado glutamina. En la fibromialgia, el nivel de glutamato aumenta, en particular en las regiones del cerebro
en las que se procesa el dolor, como la amígdala10. Los investigadores piensan que una hiperactividad del sistema nervioso que utiliza el glutamato contribuye a aumentar la sensibilidad al dolor en los enfermos y puede
tener una influencia sobre otros síntomas. Como los suplementos de glutamina pueden elevar al mismo
tiempo el nivel de GABA (favorable) y el de glutamato (desfavorable), si usted prueba a tomar glutamina para
aumentar el GABA, es necesario interrumpir los suplementos si constata que el dolor aumenta también.
Pregabalina
Z
¿
Benzodiazepinas
Tirosina
Tirosina
Glutamina
Glutamina
Teanina
Z Z
10
Antidepresivos
IRSSR y tricíclicos
Triptófano 5-HTP
Z Z Z
9
Ketamina
Z
GABA
Antidepresivo (IRSS)
Lo que pueden hacer
los suplementos
Z Z Z
Glutamato
Dopamina
Lo que hacen
los medicamentos
Z
Noradrenalina
Serotonina
8
Alteración
en la fibromialgia
Z Z Z
Neurotransmisor
P. B. Wood, A. J. Holman. An elephant among us: the role of dopamine in the pathophysiology of fibromyalgia. J Rheumatol. 2009 Feb; 36(2):221-4. PubMed
PMID:19208556.
P. J. Mease, K. Dundon, P. Sarzi-Puttini. Pharmacotherapy of fibromyalgia. Best Pract Res Clin Rheumatol. 2011 Apr; 25(2):285-97. PubMed PMID: 22094202.
R. E. Harris. Elevated excitatory neurotransmitter levels in the fibromyalgia brain. Arthritis Res er. 2010; 12(5):141. Epub 2010 Oct 1. PubMed PMID:20959024;
PubMed Central PMCID: PMC2991003.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 6/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
u Un antiestrés universal denominado tirosina
n una situación estresante, las neuronas noradrenérgicas (las que sintetizan, almacenan y utilizan
la noradrenalina como neurotransmisor) son estimuladas de manera excesiva. Esta estimulación
E
provoca el agotamiento rápido de las reservas de noradrenalina, que es un mensajero de la atención,
del rendimiento y del placer. Ésta es la razón por la que situaciones de estrés repetidas pueden conducir a estados depresivos, ya que numerosas depresiones se caracterizan precisamente por un déficit
de noradrenalina.
Algunos investigadores piensan que el agotamiento de la noradrenalina que sigue a un estrés agudo
acarrea un aumento de la secreción de cortisol, característico de los estados de estrés crónico.
Para oponerse a esta cascada de acontecimientos nefastos, hay que encontrar un medio de evitar el agotamiento de la noradrenalina en el cerebro. La respuesta se llama tirosina. Cuando se someten voluntarios a un experimento de frío y falta de oxígeno, los suplementos de tirosina reducen los dolores
de cabeza, la tensión y la fatiga y limitan el descenso del estado de alerta, memorización, tiempo de
reacción y capacidades mentales. En otro estudio contra placebo, la tirosina mejoró las funciones cognitivas en voluntarios que pasaron con éxito una batería de pruebas (muy sensibles al estrés) mientras
se hallaban expuestos a un ruido continuo de 90 decibelios. Los suplementos de tirosina son igualmente muy eficaces en los estados de estrés crónico.
|Una técnica simple y eficaz contra el estrés
La coherencia cardiaca es una técnica muy simple de gestión del estrés, introducida en Francia por mi
amigo, por desgracia desaparecido demasiado pronto, David Servan-Schreiber, y desarrollada por uno
de nuestros amigos comunes, el Dr. David O’Hare. La coherencia cardiaca ha sido objeto de varios
centenares de estudios. Todos ellos muestran que, cuando se practica diariamente, disminuye de manera espectacular el nivel de estrés y sus consecuencias. Por lo tanto la aconsejo sistemáticamente en
la fibromialgia.
Para practicarla hace falta un lugar tranquilo. Luego se inspira y se espira 6 veces por minuto (5 segundos para inspirar y 5 para espirar). Verá que es muy sencillo, pero hace falta un poco de entrenamiento para dominar el ritmo. David O’Hare (autor del libro “Cohérence cardiaque 365” (Coherencia
cardiaca 365), aconseja practicar 3 veces al día durante 5 minutos.
|Esta alga verde podría mejorar ciertos síntomas
La Chlorella pyrenoidosa es un alga verde unicelular rica en proteínas, vitaminas y sales minerales. Ha sido
probada en unos pocos estudios y ha mejorado algunos de los síntomas de la fibromialgia. Pero se trata
sólo de resultados preliminares y no se puede garantizar su eficacia. En estos estudios, los pacientes que
tomaban esta alga informaron de una disminución del número de puntos dolorosos11.
|Una planta que debe probar para disminuir el dolor
El hipérico, o hierba de San Juan (Hypericum perforatum), ha demostrado su eficacia en las depresiones leves a moderadas. Por este motivo se ha probado para la fibroamialgia. En un estudio realizado
11
A. J. Sarac, A. Gur. Complementary and alternative medical therapies in fibromyalgia. Curr Pharm Des. 2006; 12(1):47-57. Review. PubMed PMID: 16454724.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 7/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
en 79 pacientes, una parte tomó hipérico y el resto un antidepresivo tricíclico, la amitriptilina. Al
término de las 12 semanas que duró el estudio, los dos grupos habían experimentado la misma sensible mejoría. En particular, la sensación de dolor había disminuido. Puede concluirse de este estudio que el hipérico es prometedor y podría proponerse en la fibromialgia. Existen contraindicaciones,
así como combinaciones con determinados medicamentos que deberá evitar. Por lo tanto, debe consultar a un médico antes de tomar hipérico.
|Atención a las intolerancias alimentarias
Las personas que padecen síndrome de fatiga crónica y fibromialgia tienen a menudo, como hemos
visto, trastornos digestivos más o menos graves. Estos trastornos van acompañados de una inflamación local que vuelve la barrera digestiva menos impermeable. En consecuencia, esta barrera muestra
tendencia a dejar pasar pequeños fragmentos de proteínas contra las cuales el sistema inmunitario reacciona.
En algunas personas, pequeños trozos digeridos de proteínas de trigo (gluten) o de proteínas de leche de
vaca, que pasan a la sangre cuando la barrera digestiva deja de ser estanca, pueden desencadenar una reacción inmunitaria o inflamatoria, pero también pueden alcanzar el cerebro y contribuir al agravamiento
de la sensación de malestar.
El gluten se halla en el origen de la enfermedad celiaca, y algunos autores han trazado paralelismos entre
esta enfermedad y la fibromialgia12. Piensan que la enfermedad celiaca predispone a la fibromialgia. A día
de hoy, esta hipótesis no se ha confirmado, y no existe ninguna prueba de que el gluten o las proteínas
de la leche sean causantes de la fibromialgia. No obstante, si usted sospecha una intolerancia a las proteínas de trigo, centeno, cebada y a las proteínas lácteas, y especialmente si la fibromialgia se acompaña de
una enfermedad autoinmune (hipotiroidismo, artritis reumatoide...) podría probar durante algunas semanas una dieta que excluya los productos lácteos y los cereales con gluten.
Es necesario que sepa que la permeabilidad de la barrera intestinal se agrava por factores alimentarios: exceso de azúcar, especias muy fuertes (guindillas), exceso de alcohol, cocción excesiva de los alimentos, antibióticos... Téngalo en cuenta si sospecha una intolerancia alimentaria.
|Productos químicos que deben eliminarse
Los contaminantes alimentarios y atmosféricos, los pesticidas, los nitratos, los productos de limpieza, el
tabaco, los medicamentos, los compuestos generados por cocciones elevadas y los productos químicos de
los envases alimentarios, entre otros, desencadenan y/o cronifican numerosas enfermedades. Tienen repercusiones sobre la inmunidad, la memoria y la concentración, la fertilidad, la salud cardiovascular, el
nivel de energía... Los pacientes que sufren fibromialgia son infinitamente más sensibles que los demás a
estos compuestos químicos tóxicos que acentúan la sensación de fatiga. Es especialmente necesario reducir los siguientes:
• Los metales pesados y, en particular, el mercurio y el aluminio.
• Los compuestos que se encuentran en las partes tostadas y ennegrecidas de las carnes y los pescados, las pizzas, los fondos de tarta y también en las frituras.
• Las sustancias químicas de los envases alimentarios (ftalatos, bisfenol A).
• El glutamato monosódico (MSG) y el aspartamo.
12
B. Taubman, P. Mamula, D. D. Sherry. Prevalence of asymptomatic celiac disease in children with fibromyalgia: a pilot study. Pediatr Rheumatol Online J. 2011
Jun 13; 9:11. PubMed PMID: 21668956; PubMed Central PMCID: PMC3136396.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 8/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
¿Cómo liberar a su organismo de estas sustancias? Siga estas pautas:
• En la cocina, deberá dar mucha importancia a los alimentos crudos y a las cocciones suaves (al vapor,
escalfados…), así como a los marinados. Deberá evitar las frituras. Si las hace, no utilice aceites poliinsaturados (por ejemplo girasol), ya que estos cuerpos grasos son muy inestables al calor. Para las cocciones en sartén, utilice aceite de oliva.
• Para limitar la exposición a los ftalatos y al bisfenol, debe comprar sus conservas en tarros de cristal en
lugar de en latas, ya que el interior de las latas está recubierto de bisfenol A. Además, evite envolver sus
alimentos en películas plásticas flexibles y no caliente en el microondas alimentos envueltos en plástico
o en un recipiente de plástico duro.
• Para reducir la exposición al mercurio, evite consumir pescados depredadores que acumulan este metal
(como el lucio, el atún, el tiburón o pescados de crecimiento lento como el fletán).
• Para reducir la exposición al aluminio, beba agua embotellada, no tome medicamentos a base de aluminio (ciertos antiácidos en cuya formulación se incluye el aluminio en forma de silicato), no compre
desodorantes que contengan aluminio, no cueza los alimentos ácidos (como limón o tomate) envueltos en papel de aluminio de cocina.
• El glutamato monosódico (MSG) es un potenciador de sabor, un aditivo que se conoce por el número
E621. Lo encontramos en numerosos platos preparados y en los platos servidos por los restaurantes asiáticos. El MSG podría, en determinadas condiciones, aumentar la actividad del neurotransmisor glutamato, lo que hemos visto que no es deseable. El aspartamo (E 951) aporta aspartato, otro aminoácido
excitante o estimulante y, por prudencia, deberá evitar los alimentos que lo contienen.
Estas medidas pueden ser suficientes o no serlo. Para avanzar más, he aquí dos medidas complementarias
muy eficaces.
1. Consumir tres o cuatro veces a la semana una verdura crucífera cruda o poco cocida, como col en todas
sus variantes, chucrut o rábanos. Estos alimentos ayudan al organismo a eliminar los compuestos tóxicos activando enzimas que se denominan de fase II, que son un poco como nuestras enzimas “basurero”.
2. Tomar cada día durante algunas semanas uno o dos sobres de N-acetilcisteína, una sustancia natural
e inocua que nuestras células utilizan para fabricar glutatión, el principal desintoxicante del organismo.
Se encuentra en las farmacias como principio activo de los fluidificantes bronquiales.
|El ejercicio físico es eficaz, pero hay que tener paciencia
Los pacientes deberían practicar alguna forma de ejercicio físico. Es cierto que no es fácil encontrar motivación para hacer ejercicio cuando uno está permanentemente fatigado, pero todos los estudios demuestran
que el ejercicio mejora los síntomas, incluyendo la fatiga y el dolor.
Deberá elegir una actividad de intensidad moderada13. Las más adecuadas para la fibromialgia son la marcha,
la bicicleta estática, la natación y la danza. Se han registrado resultados muy positivos cuando los pacientes
han hecho ejercicio en una piscina de agua caldeada, como las que tienen los quinesioterapeutas y determinados centros de reeducación14. Se puede también aprovechar una cura termal o una estancia en el mar para
practicar este tipo de ejercicios.
El ejercicio produce un efecto analgésico al estimular las endorfinas. Tras algunas semanas de ejercicio, los pacientes se sienten mejor, de mejor humor. En este punto también hay que tener paciencia. Los beneficios se
perciben sobre todo a partir de la octava semana, y las buenas sensaciones van aumentando hasta la vigésima
semana.
13
14
D. S. Rooks. Talking to patients with fibromyalgia about physical activity and exercise. Curr Opin Rheumatol. 2008 Mar; 20(2):208-12. Review. PubMed
PMID:18349753.
D. Munguía-Izquierdo, A. Legaz-Arrese. Exercise in warm water decreases pain and improves cognitive function in middle-aged women with fibromyalgia. Clin Exp
Rheumatol. 2007 Nov-Dec; 25(6):823-30. PubMed PMID: 18173915.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 9/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
Si siempre es necesario calentar antes de un ejercicio, incluso cuando éste es moderado y se trata de una
persona con buena salud, todavía es más importante en el caso de padecer fibromialgia. E igualmente importantes es realizar después estiramientos.
|¿Qué tipo de trabajo realiza usted?
En directa relación con el punto anterior (que el ejercicio físico mejora los síntomas de la fibromialgia),
debe tener en cuenta que un trabajo excesivamente sedentario, que por lo tanto implique poca actividad
física, los empeora.
Un estudio apoyado en las entrevistas personales mantenidas con 301 pacientes (291 mujeres y 10 hombres) de centros hospitalarios de toda España que sufrían desde hacía más de diez años la enfermedad ha
puesto de manifiesto que trabajar es beneficioso para este tipo de pacientes, siempre que se realicen actividades que impliquen tareas físicas adecuadas para la capacidad funcional del paciente. Por el contrario,
resulta perjudicial para la actividad tanto dejar de trabajar como realizar actividades sedentarias (como el
trabajo de oficina, conducir o atender un comercio). Por supuesto, hay que descartar actividades laborales que impliquen una actividad física excesiva, que impliquen fatiga o dolor para el paciente15.
|La hipnosis puede aliviar sus dolores
La hipnosis terapéutica cada vez se asocia más a los tratamientos médicos tradicionales. Si aún no la ha
probado, quizás ha llegado el momento de hacerlo. En la hipnosis, el paciente recibe la guía del hipnólogo para que responda a lo que éste sugiere.
Una rama de la hipnosis, la formación guiada de imágenes, permite conducir al paciente a imaginar una realidad interna en ausencia de estímulos externos. El objetivo es modificar determinadas sensaciones. Esta técnica ha sido objeto de seis estudios clínicos sobre la gestión del dolor de la fibromialgia, que demuestran que
la formación guiada de imágenes es eficaz para disminuir las sensaciones dolorosas16. No se sabe si el resto
de los síntomas de la fibromialgia mejoran realmente, ya que los resultados son difíciles de interpretar.
|Suplementos alimenticios
Atención: existen contraindicaciones; consulte con su médico.
• Magnesio
Tome entre 300 y 600 mg de sal de magnesio al día, preferentemente en forma de bisglicinato o glicerofosfato de magnesio. El resto de sales de magnesio no siempre se toleran bien y pueden ser laxantes.
• L-triptófano
Inicialmente, 500 mg dos veces al día (con el estómago vacío), pudiendo aumentarse a 500 mg 6 veces al
día. O 5-HTP: inicialmente 50 mg, tres veces al día, pudiendo aumentarse a 100 mg dos o tres veces al
día si fuese necesario.
15
16
Estudio llevado a cabo por el departamento de Psicología Clínica del Departamento de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la
UNED en colaboración con el Hospital Gregorio Marañón (Madrid) y el Hospital General Universitario de Alicante. Publicado en la revista Rheumatology International.
K. Bernardy, N. Füber, P. Klose, W. Häuser. Efficacy of hypnosis/guided imagery in fibromyalgia syndrome--a systematic review and meta-analysis of controlled trials.
BMC Musculoskelet Disord. 2011 Jun 15; 12:133. Review. PubMed PMID:21676255; PubMed Central PMCID: PMC3132205.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
página 10/11
u Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar • FIBROMIALGIA • Octubre 2014 t
No tomar triptófano con 5-HTP: ¡o uno u otro! No tomar triptófano ni 5-HTP con un antidepresivo inhibidor de la recaptación de la serotonina.
• L-tirosina
500 mg, de 1 a 3 veces al día (con el estómago vacío).
No tomar tirosina con un antidepresivo inhibidor de la recaptación de la noradrenalina. En los pacientes
con trastornos de la glándula tiroides hay que consultar con el médico antes de iniciar un tratamiento con
L-tirosina.
• L-glutamina
500 mg, de 1 a 3 veces al día (con el estómago vacío).
• L-teanina
De 100 a 200 mg, 1 a 3 veces al día.
• Hipérico (extracto normalizado al 0,3%)
De 600 a 1.000 mg al día.
No tomar con un antidepresivo.
• Chlorella
1.000 mg, 3 veces al día.
• N-acetilcisteína
De 400 a 800 mg al día.
Las informaciones contenidas en esta publicación se proporcionan únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento
basándose únicamente en el contenido de este Dossier, y se recomienda al
lector que para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias. El editor de esta publicación no es un proveedor de servicios
médicos homologados. El editor no practica la medicina bajo ningún título,
ni ninguna otra profesión terapéutica y en ningún caso mantendrá una relación médico-paciente con sus lectores.
La editorial no es responsable de la exactitud, fiabilidad, eficacia ni del uso
correcto de la información que usted recibe, ni de los problemas de salud que
puedan resultar de programas de formación, productos o eventos de los que
pueda tener conocimiento a través de esta publicación. Los productos citados pueden tener contraindicaciones. El editor no es responsable de los eventuales errores u omisiones. Ninguna de las informaciones ni de los productos
mencionados en este dossier están destinados a diagnosticar, tratar, aliviar o
curar ninguna enfermedad.
Visite nuestra web: www.saludnutricionbienestar.com
Los dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar
Redactor Jefe: ierry Souccar
Consejo de redacción: Juan-M. Dupuis
Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL
Calle Capitán Haya, 35. 28020 Madrid
Teléfono: +34 912 194 721
contacto@saludnutricionbienestar.com
Suscripciones:
Para cualquier consulta relacionada con su suscripción,
puede contactar en el teléfono +34 912 194 721 o a través
del e-mail suscripciones@saludnutricionbienestar.com
Copyright © 2014.
Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL
página 11/11