CÓMO MEJORAR LA CRIANZA DOMÉSTICA DE AVES - PESA

S e r i e : C R I A N Z A D E AV E S
M A N U A L
D E L
C A P A C I T A D O R
CÓMO MEJORAR
LA CRIANZA DOMÉSTICA
DE AVES
PROYECTO CENTA-FAO-HOLANDA
“AGRICULTURA SOSTENIBLE EN ZONAS DE LADERA”
GCP/ELS/004/NET
S e r i e : C R I A N Z A D E AV E S
M A N U A L
D E L
C A P A C I T A D O R
CÓMO MEJORAR
LA CRIANZA DOMÉSTICA
DE AVES
PROYECTO CENTA-FAO-HOLANDA
“AGRICULTURA SOSTENIBLE EN ZONAS DE LADERA”
GCP/ELS/004/NET
El Salvador, 1998
Serie: Crianza de Aves
Manual del Capacitador
CÓMO MEJORAR LA CRIANZA DOMÉSTICA DE AVES
Las propuestas técnicas contenidas en este manual han sido validadas por
el proyecto CENTA-FAO-Holanda GCP/ELS/004/NET "Agricultura Sostenible
en Zonas de Ladera", con grupos de productores y productoras de once
microcuencas de los departamentos de Cabañas, Morazán y norte de
Usulután, de El Salvador, y se basan en la comprobación práctica y el
conocimiento alcanzado por el equipo del proyecto y los productores y
productoras que han mejorado el manejo de sus aves con buenos resultados.
Contenidos técnicos------------------------Angel García.
Coordinación, redacción y edición -----Nelson González.
Supervisión de género --------------------Marleen Engbers y Reina Santos.
Análisis socioeconómico -----------------Jaime Tobar.
Asesoría agronómica ---------------------Marcos Vieira.
Validación técnica ------------------------Omar Alas, Fredy Menéndez,
Víctor Meléndez y Fabio López.
Conocimiento práctico -------------------Productoras de las siguientes microcuencas: Altina,
Quebrada Honda, Río Viejo de San Francisco,
Quebrada Matara, San Francisco del Monte, del
Departamento de Cabañas; y Río Guacuco, del
Departamento de Morazán.
Presentación gráfica ----------------------Iván Córdova.
Foto de la portada ------------------------Hans Grevers.
Dibujos -------------------------------------Julio Batres.
Supervisión técnica y operativa ---------Jan Van Wambeke y Abilio Orellana.
El Proyecto CENTA-FAO-Holanda GCP/ELS/004/NET "Agricultura Sostenible en
Zonas de Ladera" y el Proyecto de Desarrollo Rural para Chalatenango,
PROCHALATE, coordinan esfuerzos en materia de comunicación y capacitación
destinados a intensificar y mejorar las acciones de transferencia tecnológica a
pequeños productores y productoras. En el marco de dicha colaboración, ambos
proyectos han compartido los costos de impresión de este manual.
Impreso en: Imprenta Criterio
Tiraje: 300 ejemplares
DIRECCION DEL CENTA: Km 331/2 carretera a Santa Ana, San Andrés, La Libertad, El Salvador.
Tel. 338 4266. Apartado Postal 885, San Salvador. E mail: cdtmor@es.com.sv
4
INDICE
CÓMO MEJORAR LA CRIANZA DOMÉSTICA DE AVES
Introducción----------------------------------------------------------------------------
6
Crianza tradicional y problemas-------------------------------------------------
7
El encierro, como una alternativa-----------------------------------------------
9
Una mejor alimentación----------------------------------------------------------- 12
Selección y manejo----------------------------------------------------------------- 17
Las enfermedades------------------------------------------------------------------ 20
Newcastle
Cólera Aviar
Viruela Aviar
Prevención de las enfermedades----------------------------------------------- 22
Medidas higiénicas
Vacunación
Manejo de la vacuna
Vacunación contra el Newcastle
Vacunación contra el Cólera Aviar
Vacunación contra la Viruela Aviar
Calendario de Vacunación
Costos
Control de los parásitos------------------------------------------------------------- 27
Otros problemas sanitarios-------------------------------------------------------- 27
Beneficios de la crianza de aves------------------------------------------------ 28
La crianza de aves
como parte del sistema de producción---------------------------------------- 30
La organización------------------------------------------------------------------------ 32
La capacitación------------------------------------------------------------------------ 33
Bibliografía------------------------------------------------------------------------------ 34
5
INTRODUCCION
La crianza de aves, especialmente de gallinas, es una actividad
generalizada en las zonas rurales y un componente tradicional de los
sistemas de producción familiar.
Las familias campesinas obtienen de esta actividad huevos y carne, es decir,
proteínas, para su dieta alimenticia. Igualmente, obtienen un ingreso adicional como
resultado de la venta de huevos y carne en el mercado. Finalmente, la crianza de
aves genera un subproducto, la gallinaza, el cual puede ser utilizado como abono
en la propia finca.
La crianza de aves a nivel familiar enfrenta múltiples problemas que restringen el
potencial y los beneficios que esta actividad podría representar para la economía
campesina. Hay una alta mortalidad, cuya causa principal es la existencia de
diversas enfermedades que atacan a las aves. También hay pérdidas por la acción
de depredadores, deterioro genético, carencias en el aspecto alimenticio. Todo
esto determina niveles de productividad muy bajos.
Este manual es un esfuerzo de recopilación de información generada por especialista
e instituciones que han desarrollado o están desarrollando iniciativas para mejorar
la crianza de aves a nivel familiar. Su enfoque y finalidad no son académicos, sino
prácticos y el criterio para incluir los contenidos abordados ha sido que ellos
respondan a una necesidad de información y tengan pleno valor de uso para
los usuarios potenciales.
El conocimiento es un factor esencial para el desarrollo productivo y rural.
Por esta razón, este manual está dirigido fundamentalmente a reforzar la capacidad
técnica del personal del CENTA y de otras instituciones afines, públicas y privadas,
que cumplen tareas de extensión y transferencia tecnológica. El propósito es que
dicho personal, especialmente los y las extensionistas, compartan el conocimiento
contenido en esta publicación con los productores y productoras, especialmente
con las últimas, en atención a que tradicionalmente es la mujer quien se encarga
del manejo y cuidado de las aves. En otras palabras, este manual se concibe
estrechamente correlacionado con la capacitación a productores y productoras,
y se justifica y cumplirá su finalidad en la medida en que el conocimiento llegue
efectivamente a nivel de los beneficiarios finales y les sirva para mejorar y
hacer más beneficiosa y conveniente la actividad de crianza de aves.
Invitamos a los y las extensionistas a leer atentamente este manual
y a utilizar ampliamente la información contenida en él en su trabajo
de capacitación y asistencia técnica a pequeños productores y
productoras rurales.
6
CRIANZA TRADICIONAL
Y PROBLEMAS
En El Salvador, en 1995, había 4,194,600
aves a nivel familiar (Encuesta de
Propósitos Múltiples, D.G.E.A. -MAG), lo
que representa el 32% el total de aves
existentes en el país (incluído el nivel
comercial).
La crianza doméstica de aves forma parte
de los sistemas tradicionales de producción
propios de la agricultura campesina. El
manejo de los animales a este nivel es
extensivo y de tipo rústico y consiste en
tener unas pocas gallinas en estado de
libertad alrededor de la casa de habitación.
Los animales duermen en los árboles. Allí
soportan la lluvia, el viento y el frío, lo que
les causa estrés y afecta su rendimiento.
Las aves buscan su comida en el medio
natural y comen lo que encuentran
(lombrices, gusanos, larvas, insectos, hojas
verdes, restos de verduras y frutas, semillas,
arenillas o piedrecillas), más el grano (maíz
o maicillo) que se les suministra. El agua
que beben generalmente está contaminada,
pues corresponde a las aguas servidas de
la casa habitación o de lugares donde beben
7
CRIANZA TRADICIONAL Y PROBLEMAS
otros animales, como los cerdos. En general,
la alimentación es deficiente, las aves se
encuentran debilitadas, motivo que las hace
más vulnerables a las enfermedades.
Un factor importante de pérdida de aves lo
constituyen los depredadores, ya sean
humanos o animales. Entre éstos últimos,
el que mayormente causa pérdidas es el
llamado "gato de monte".
Las enfermedades son la principal causa
de muerte en las aves. Las de mayor
incidencia son: el Newcastle y el cólera
aviar, sobre todo cuando se presentan juntas
(la mortalidad puede llegar a ser de hasta
un 90%). Otra enfermedad muy común es
la viruela aviar, la cual se presenta, sobre
todo, en animales jóvenes. En este caso,
la mortalidad es baja, pero las pérdidas de
peso son significativas.
En el sistema tradicional de manejo rústico
no existe el hábito de vacunar las aves
para prevenir las enfermedades. El
Newcastle y el cólera, enfermedades
conocidas como "el accidente" por las
familias rurales, causan estragos en las
aves, pero ello pareciera considerarse algo
natural, inevitable y ni siquiera un problema.
Es frecuente escuchar: "Todos los años
se mueren las gallinas, todos los años
empezamos de nuevo".
Algunos productores/as no vacunan sus
aves porque lo consideran algo tedioso y
difícil de hacer, más aún si se debe hacer
cada tres meses. Efectivamente, cuando
las aves son manejadas en libertad, resulta
laborioso atraparlas para vacunarlas.
Igualmente, los empollamientos no
programados y continuos determinan que
en una parvada haya aves de todas las
edades (recién nacidas, de tres semanas,
de mes y medio, de tres meses, etc.), toda
una cadena de edades, lo cual crea un
problema a la hora de la vacunación, porque
se encuentran aves aptas para ser
vacunadas y otras no. También hay quienes
tienen la idea equivocada de que la vacuna
es cara.
8
Los parásitos, tanto internos como
externos, contribuyen también a los
problemas que se presentan en el sistema
tradicional de cría de gallinas. Aves flacas,
anémicas, de escaso desarrollo, tristes o
inquietas, susceptibles a enfermedades, de
bajos rendimientos en producción de
huevos, son algunos de los principales
efectos de la presencia de parásitos internos,
como lombrices, gusano rollizo corto, tenias
y las coccidias; y de parásitos externos,
como ácaros (piojillo de la cloaca, piojillo
rojo, sarna de las patas, sarna de las
plumas), garrapatas, pulgas, moscas y
mosquitos. En los pollitos, los parásitos son
causa frecuente de muerte.
Otro aspecto que merece ser citado se
refiere al deterioro genético de las aves,
el cual se debe principalmente a un factor
de consanguinidad, pues un mismo gallo
se cruza con su descendencia. Contribuye
al problema el hecho de que no haya
práctica de selección de las aves. Es así
como persisten en los animales
características no deseables, como
escaso tamaño y baja producción.
En las parvadas se tiene, además, un
exceso de gallos. Esto es causa de peleas
entre los machos, las gallinas se sienten
molestadas y disminuyen su producción de
huevos.
Los factores señalados, tanto de manejo,
como de alimentación y sanidad, determinan
altos niveles de mortalidad en las aves y
rendimientos en la producción de carne
y huevos muy bajos.
EL ENCIERRO
COMO UNA ALTERNATIVA
La crianza de aves en encierro consiste,
como su nombre lo indica, en mantener las
aves en un espacio cerrado o corral para
protegerlas de los depredadores y las
inclemencias del tiempo, mejorar su
alimentación, prevenir las enfermedades
y darle un manejo que permita elevar los
rendimientos de producción.
En esta forma de crianza, una ave dispone
de un espacio total de aproximadamente
un metro cuadrado (área techada + patio).
El corral consta de un espacio al aire libre,
el cual puede estar dividido -como veremos
más adelante- para separar las gallinas
ponedoras, los pollos y pollas y las gallinas
con sus crías. En el corral las aves reciben
el alimento en comederos y agua en
bebederos y en área cercada anexa puede
haber un cultivo para pastoreo durante
algunas horas por día. Dentro del corral hay
un albergue techado con un lugar para
que las aves duerman y nidales para que
pongan sus huevos.
Ventajas del encierro
Permite proteger las aves de los
depredadores.
En el albergue, las aves están
protegidas de las inclemencias del
tiempo: frío, lluvia, viento, humedad,
y de esta manera las aves se enferman
menos.
Los huevos no se pierden y es
más fácil recolectarlos.
Es posible recuperar la gallinaza para
usarla como abono.
Se facilita el manejo de las aves, en
particular, la aplicación de vacunas, el
suministro de vitaminas y
medicamentos y llevar registros.
Se evita que las aves dañen los
cultivos.
Hay menos posibilidad de
contaminación.
Las aves caminan menos y, por lo
tanto, gastan menos energía, desarrollan
menos músculos y producen una carne
más blanda.
9
EL ENCIERRO COMO UNA ALTERNATIVA
Se han hecho cálculos que una gallina,
en la forma de crianza tradicional libre,
recorre hasta 4 kilómetros diarios
buscando su alimentación. Esto explica
por qué la carne de la gallina criolla es
dura. En el encierro, como las aves no
necesitan caminar para buscar el alimento,
la carne que se obtiene es igualmente
sabrosa, pero de una consistencia
diferente, más blanda y, por lo tanto, más
apetecible.
En el encierro, estos alimentos deber ser
proporcionados a las aves. Una forma
de proveer proteína a los animales en
encierro es establecer un área de
pastoreo con un cultivo en un anexo del
corral. El maní forrajero (Arachis pintoi)
es una buena opción para este fin. Las
aves se dejan pastorear un tiempo limitado
cada día en el cultivo para que no acaben
con él. Los árboles forrajeros son otra
fuente de alimento rico en proteína.
El encierro que incluye área techada, patio
y, eventualmente, un espacio para
pastoreo es una modalidad menos
drástica que el tipo de confinamiento en
el cual hay de 5 a 7 aves por metro
cuadrado. Las aves acostumbradas a la
forma tradicional libre bajan la producción,
cuando son sometidas a un sistema de
confinamiento con poca área. En cambio,
el encierro con un metro cuadrado por ave
es un sistema intermedio que permite
un rápido acostumbramiento de las aves
a la nueva forma de manejo. El espacio
se puede ir reduciendo, lo cual determinará
que la segunda o tercera generación
requerirán de mucho menos área, sin
que ello cause estrés en los animales.
Existe, igualmente, la modalidad de dejar
libres las aves durante un par de horas
por la mañana y por la tarde, antes de
darles la ración de maíz o sorgo. Durante
este tiempo, un miembro de la familia, que
puede ser un niño o niña, debe cuidar las
aves, para evitar la acción de los
depredadores. De esta manera, las aves
tienen la posibilidad de buscar parte de
su comida, especialmente forrajes verdes
e insectos. Este sistema se denomina de
semi encierro con pastoreo vigilado.
El encierro de las aves es una medida que
los productores y productoras podrán
implementar solamente después de haber
resuelto qué alimento darán a las aves
en este sistema. Si esto no se toma en
cuenta, el resultado será el fracaso, pues
el productor o productora, si tiene alguna
capacidad económica, terminará
suministrando alimento concentrado a sus
animales, elevando así los costos, o
dejando a las aves nuevamente en
libertad, con todos los problemas ya
mencionados. El encierro de las aves, por
lo tanto debe ser preparado
cuidadosamente y con tiempo,
especialmente el aspecto relativo a la
alimentación.
10
Hay que recordar que en la forma de
crianza tradicional libre las aves buscan
parte de su alimento en el solar,
especialmente las proteínas y vitaminas.
El gallinero se debe construir en un lugar
seco, parejo, que no se inunde, protegido
de los vientos fuertes, alejado del camino
y cerca de la casa. No hay un modelo
único de gallinero o corral. Tomando en
cuenta las limitaciones económicas de las
familias rurales, el diseño de gallinero que
se proponga deberá ser sencillo, de bajo
costo y en el que se utilicen materiales
que en su mayoría estén disponibles en
la propia finca. Los materiales pueden ser
madera rolliza y palma de coco para los
pilares y techo del albergue. En algunos
casos, los productores o productoras
utilizan plástico negro debajo de la palma
de coco para que no pase el agua de la
lluvia. En otros, cuando la capacidad
económica lo permite, se emplea teja o
lámina para cubrir el techo. El cerco del
gallinero puede ser de malla metálica o
bambú. También existe la alternativa de
utilizar alguna forma de cerco vivo.
Es conveniente dividir el espacio del
gallinero en secciones para separar las
EL ENCIERRO COMO UNA ALTERNATIVA
aves. Lo mínimo es contar con tres
secciones:
sección para las gallinas con crías
sección para las pollas y pollos
(ideal, a su vez, es poder separar
este estrato por sexo)
sección para las gallinas que
están en postura
En relación a la primera sección, se recuerda
que, en el sistema de cría tradicional de
gallinas, hay una alta mortalidad de pollitos
por enfermedades, frío, golpes,
depredadores o debido a que se extravían.
Contar con un lugar protegido para las
gallinas y sus crías evita muchas pérdidas.
El albergue debe disponer de:
n i d o s pa r a l a i n c u b a c i ó n ,
nidos de postura y
percheros para que las aves
duerman.
encuentran incómodas en los ponederos,
ya sea porque son pequeños, hay humedad
o existe presencia de ectoparásitos. Es
normal que se presente de 1 a 2 por ciento
de huevos puestos sobre el piso. Si el
porcentaje es mayor, se debe buscar la
causa y resolverla.
Para evitar que las aves duerman en los
ponederos, una solución es cerralos
utilizando un tablón de madera que tape la
entrada a lo largo de toda la fila de nidos.
Esto puede hacerse a la hora que termina
la postura, alrededor de las seis de la tarde.
Posteriormente, al hacer la revisión de la
noche, es conveniente abrir los ponederos
para que puedan ser utilizados por las aves
en las primeras horas de la mañana.
El perchero sirve para que las gallinas
duerman. Tiene forma de escalera y se
puede construir con varas rollizas. Se utiliza
un metro lineal por cada 5 gallinas o 7 pollos.
Hay que considerar, también, la instalación
de comederos y bebederos.
Los nidos de incubación sirven para echar
las gallinas cluecas e incubar los huevos.
Se recomienda que estén en el primer piso
y al fondo del gallinero, para más tranquilidad
de las gallinas echadas. Las dimensiones
recomendadas son: 40 X 40 X 40
centímetros.
Existen diversos modelos de comederos.
El comedero recto, de madera, construido
en forma casera, es aceptable. También
puede hacerse de bambú. Es importante
cuidar la higiene, retirar los residuos de
alimento periódicamente para evitar
problemas de contaminación.
Los nidos de postura proporcionan a las
gallinas un lugar en penumbra y semi oculto
para que efectúen la postura cómodamente.
La penumbra ayuda a que las aves no
contraigan la mala costumbre de picar los
huevos.
Existen, igualmente, diversos tipos de
bebederos, a la venta en el mercado o que
pueden ser construidos por los propios
productores o productoras. Un bebedero
sencillo puede ser hecho con una llanta
cortada. Para evitar que las aves ensucien
el agua, se recomienda cubrir el bebedero
con una tapa de madera, dejando un espacio
en los bordes para que las aves puedan
beber.
Los nidos de postura se pueden construir
de madera y colocar en filas. Deben ser
fáciles de limpiar y desinfectar. Se usa un
nido por cada 5 gallinas adultas.
Un tamaño adecuado de un nido de postura
para una gallina criolla es de 30 X 30 X 30
centímetros. Se recomienda colocarlos a
una altura de 20 a 30 centímetros. Las aves
realizan posturas sobre el piso, cuando se
11
UNA MEJOR ALIMENTACIÓN
El alimento es la materia prima que requiere
el animal para su crecimiento y para
producir carne, huevos y nuevas crías. Los
nutrientes que deben estar presentes en
la dieta son: aminoácidos (proteínas),
carbohidratos (energía), vitaminas y
minerales. Otro componente imprescindible
de la dieta es el agua.
Los aminoácidos que conforman las
proteínas, tanto de origen vegetal o animal,
permiten la formación de los músculos, los
tejidos del cuerpo, la piel, la sangre, las
plumas y los huevos.
Algunas fuentes de proteínas vegetales
presentes en la dieta de las aves caseras
son: hojas de árboles, como madre cacao,
tihuilote y caulote, y maní forrajero y soya.
Las principales fuentes de proteína de
12
origen animal utilizadas por las aves en el
sistema tradicional son: lombrices, larvas
e insectos.
Los alimentos concentrados disponibles
en el mercado son preparados, por lo
general, utilizando torta o harina de soya,
algodón, ajonjolí, cacahuate o cártamo, al
igual que harina de carne, hígado, sangre,
plumas, pescado o residuos de matadero.
La energía proviene de grasas y
carbohidratos del alimentos, los cuales son
transformados por el organismo del animal
en calor corporal, trabajo y huevos. Las
grasas se encuentran principalmente en
las larvas, gusanos, insectos, lombrices y
semillas. Los carbohidratos se encuentran
en el maíz, sorgo o maicillo y tubérculos,
como la yuca, malanga y camote.
UNA MEJOR ALIMENTACIÓN
Las raciones con bajo contenido de energía
pueden producir animales débiles y de
crecimiento retardado.
Las vitaminas sirven para que los
alimentos sean bien aprovechados y el
cuerpo funcione de la mejor forma. Una
de las más importantes es la vitamina A,
especialmente en la primera semana de
vida del animal. Las vitaminas se
encuentran en las frutas, verduras, hojas
verdes, zacatillos, maíz amarillo, cereales,
cacahuates, soya, levadura, insectos y
larvas.
Las vitaminas participan en el metabolismo
animal en cantidades muy pequeñas, pero
la deficiencia vitamínica en la alimentación
produce trastornos graves y en algunos
casos la muerte.
Los minerales sirven para que el cuerpo
funcione normalmente. Son importantes
en la sangre (especialmente, el hierro) y
en la formación de los huesos y el cascarón
de los huevos. Las aves obtienen los
minerales de las piedrecillas, arenillas y
cascarones de huevos.
Hay minerales llamados mayores, por ser
requeridos por el animal en mayor
proporción. Los principales son: calcio,
fósforo, potasio, sodio, cloro, azufre y
magnesio. También hay minerales
menores, por ser necesarios en pequeñas
cantidades. Los principales son: hierro,
zinc, cobre, manganeso, yodo, cobalto,
molibdeno y selenio.
El calcio y el fósforo son minerales
importantes para la formación de los
huesos. El calcio forma el 80 % del
cascarón de los huevos. Cuando una
ración es deficiente en calcio y fósforo, se
produce crecimiento retardado y raquitismo
en los pollos jóvenes. En las aves adultas,
la carencia se manifiesta en postura de
huevos con el cascarón muy frágil. Las
raciones deficientes de magnesio producen
animales con el talón deforme y huevos
con un bajo porcentaje de fertilidad. El
sodio y el cloro (sal común) regulan la
cantidad de agua retenida en el organismo
de la ave.
Finalmente, el agua cumple la función de
permitir la digestión de los alimentos, la
absorción de los nutrientes y el transporte
de éstos a la sangre.
Para que las aves puedan desarrollarse y
producir normalmente deben tener una
dieta con una cantidad de nutrientes que
responda a las necesidades nutricionales.
Las raciones balanceadas contienen varios
ingredientes, los que, al ser mezclados,
constituyen un alimento que satisface las
necesidades nutricionales de las aves. Los
ingredientes para las raciones, de acuerdo
con su contenido nutricional, pueden ser
energéticos o proteínicos. A continuación
se indican tres ingredientes y su contenido
de proteína y energía.
CONTENIDO DE PROTEÍNA Y ENERGÍA
DE ALGUNOS ALIMENTOS
Ingredientes
Proteína/Kg.
Energía/Kg.
Maíz
88 g
3,420 kcal
Harina de pescado
573 g
2,870 kcal
Harina de alfalfa
212 g
1,590 kcal
13
UNA MEJOR ALIMENTACIÓN
Al pasar de la forma tradicional de cría en
libertad a la modalidad de encierro, es
necesario, como ya se ha dicho, asegurar
la alimentación de las aves para tener
éxito. Los animales, al ser encerrados, ya
no podrán obtener por sí solos parte de su
alimento y será necesario suministrárselos.
Para que este componente no eleve
demasiado los costos, la alternativa es
producir o buscar en la parcela la mayor
parte de los productos que cubren las
necesidades alimenticias de las aves.
La base de la dieta de las aves, constituida
por el maíz o sorgo, puede combinarse
con plantas forrajeras que hay en la parcela.
A lo anterior, es bueno agregar cascarones
de huevos tostados, conchas molidas,
desperdicios de la cocina y sal.
La alimentación es un aspecto decisivo
para el mejoramiento de la actividad avícola
a nivel familiar, más aún si se ha pasado
de un manejo en libertad a encierro. A
continuación se indican algunas medidas
para mejorar la alimentación de las aves:
Para aumentar la cantidad de proteína
en la dieta de las aves, una alternativa
es la cría de lombrices. Una forma
de hacerlo es establecer un vivero
de lombrices. El vivero de lombrices
es un lugar en el que se coloca
estiércol (de ave, porcino o bovino),
previamente madurado. Para ello se
pueden utilizar llantas abiertas por un
lado como depósitos. El estiércol se
tapa con zacate y ramas. Es
necesario repetir el riego diariamente.
Se recomienda instalar las llantas
con los viveros en el anexo del corral
destinado al pastoreo de las aves.
Los viveros que ya están para su uso
simplemente deben ser destapados
para permitir que las aves escarben
en ellos y coman las lombrices. Una
vez que ello ha ocurrido, se debe
remover el material, tapar
nuevamente y regar para que las
14
lombrices se reproduzcan.
Una ventaja adicional de la cría de
lombrices o lombricultura es que
permite obtener un subproducto, el
humus, que puede ser utilizado para
fertilizar los árboles frutales y las
hortalizas.
El maní forrajero es, como ya se
indicó, otra fuente de proteína. Se
recomienda, por lo tanto, considerar
la posibilidad de cultivarlo en la
parcela para mejorar la alimentación
de las aves. El cultivo del maní
forrajero requiere de riego en verano,
lo cual es una limitación para los
productores y productoras que
carecen de agua en sus parcelas.
Las hojas de algunos árboles
nativos, como el tihuilote, el caulote
y el madre cacao, son igualmente,
una fuente de proteína. Dado que
estos árboles se encuentran disponibles
en la mayoría de las parcelas de los
agricultores, conviene aprovecharlos
para mejorar la alimentación de las aves.
La forma de hacerlo es cosechar las
hojas, dejarlas secar un poco y luego
molerlas para incorporarlas a la mezcla
de alimentos.
El tihuilote, caulote y madre cacao
son árboles que responden bastante
bien a las podas y, además de ser
fuente de proteína, pueden ser
utilizados como barreras vivas y
postes de cerco.
El sorgo o maíz seguirán siendo la
fuente principal de energía en la dieta
de las aves. Los granos pueden darse
como alimentos tanto enteros como
molidos, pero hay una mejor respuesta
del animal si el grano se suministra
molido. En realidad, es suficiente
quebrar los granos. Para ello basta
disponer de un pequeño molinillo de
mano.
UNA MEJOR ALIMENTACIÓN
Una buena medida para mejorar la
alimentación de las aves es incorporar
a la dieta los cascarones de los
huevos, altos en contenido de calcio.
Para ello, se recomienda tostarlos
ligeramente y molerlos.
pollitos, contiene vitamina A y
proporciona una buena base para el
desarrollo. El siguiente paso es
suministrarles una mezcla normal para
hembras y machos, si es posible con
un poco más de vitaminas.
En la primera etapa, cuando las aves
están recién nacidas, lo
recomendable es darles maíz
amarillo molido, durante al menos
una semana. El maíz amarillo
estimula el sistema digestivo de los
Un buen alimento es una mezcla de
comidas diferentes. La mejor forma
de suministrar el alimento a las aves
es en forma de una mezcla en la que
la cantidad de nutrientes,
especialmente de energía y proteína,
15
UNA MEJOR ALIMENTACIÓN
debe guardar un cierto equilibrio. A
esto se le llama balance de la ración.
La mezcla puede ser enriquecida
agregándole una porción de melaza.
La melaza mejora el sabor, además
de aportar energía. Como no se le
agrega agua, la mezcla se puede
guardar hasta cinco días sin ningún
problema de fermentación. Si queremos
reforzar el componente mineral de la
mezcla, podemos agregar, además de los
cascarones de los huevos, un producto a
base de minerales que se puede comprar
en cualquier agroservicio. Es importante
que las aves que están poniendo
tengan una buena relación calciofósforo, para que no haya ningún
problema en cuanto a la consistencia
y apariencia de la cáscara del huevo.
Además, cuando esto se hace, los
animales no se comen los huevos. Un
huevo vale 1 colón y llenar los
requerimientos de minerales de una
parvada de 40 a 50 aves cuesta 0.50
colón. En definitiva, con la venta de
un huevo el productor o productora
puede cubrir los costos de los
minerales que requieren sus aves.
Un componente imprescindible en la
alimentación de las aves es el agua.
Ésta debe ser suministrada en
bebederos y ser cambiada una o dos
veces al día.
Una medida para evitar el estrés de
las aves producido por el calor,
especialmente en la región oriental del
país, donde las temperaturas son altas,
es agregar jugo de limón al agua, al
menos dos veces por semana. El estrés
afecta la productividad, desarrollo y
ganancia de peso en las aves. El limón
es una fuente natural de ácido ascórbico,
substancia que ayuda a disminuir los
efectos del problema. También es
recomendable la utilización de
electrolitos o azúcar en el agua, los
cuales contienen vitaminas y minerales
que fortalecen el organismo de las aves.
MEZCLA EQUILIBRADA
A modo de ejemplo, veamos las cantidades
requeridas para la preparación de 9 libras
de una mezcla equilibrada:
- 5.5 libras de sorgo o maicillo,
- 2.5 libras de heno molido(que
puede ser maní forrajero u hojas
de árboles forrajeros),
- 1 libra de melaza, y
- 40-50 gramos de minerales.
Cuando ofrecemos estas cantidades, nos
aseguramos de que cada ave adulta está
tomando 10.8 gramos de proteína. Esta
cantidad corresponde a un 60% de las
necesidades de las gallinas mejoradas.
Sin embargo, cuando sustituimos una
libra de sorgo por una de soya, la ave
toma 14 gramos de proteína. Esto
equivale a 77.8% de las necesidades de
las gallinas mejoradas.
Si disponemos de soya, 1 libra de heno
molido puede ser sustituida por 1 libra de
granos molidos de soya.
La cantidad de 9 libras de mezcla alcanza
para alimentar a 44 aves adultas por día,
a razón de 94 gramos aproximadamente
por ave. Una persona que tiene 40 aves
adultas puede moler y mezclar el alimento
del día en 25 minutos.
Cuando la alimentación de las gallinas es deficiente, la cluequez, es más frecuente, lo cual
afecta los rendimientos. En cambio, el mejoramiento de la alimentación reduce la cluequez
de manera considerable, con el consiguiente aumento en la producción de huevos.
16
Un animal bien alimentado se enferma menos, produce más y
vale más dinero.
SELECCIÓN Y MANEJO
Cuando se habla de mejoramiento genético,
generalmente se piensa en la introducción
de una raza nueva o de una línea nueva.
En este sentido, la estrategia que se
propone para el mejoramiento de la cría
de aves a nivel familiar es gradual y no
considera, en un comienzo, la introducción
de nuevas razas, sino el mejoramiento de
las aves criollas a través de un proceso
de selección de las características
deseables en una gallina.
¿Qué características quisiera un
productor o productora que tuvieran
sus aves? Las respuestas principales son:
que sean buenas ponedoras, que cuiden
sus crías, que no se coman los huevos,
que no sean andalonas, que tengan buen
tamaño.
Cuando el productor o productora dispone
de la alimentación que va a dar a sus aves
y está listo para encerrarlas, surge la
pregunta: ¿cuáles debo encerrar? De
entrada, todas. Luego, llega el momento
de la selección.
El productor o productora debe saber
diferenciar las buenas ponedoras de las
malas ponedoras para eliminar éstas
últimas, ya sea destinándolas al
autoconsumo familiar o llevándolas al
mercado para la venta. Generalmente, no
lleva un registro de producción individual
de sus gallinas, pero sabe, aunque no de
manera precisa, cúales gallinas son buenas
ponedoras y cuáles no.
Conformación corporal de una buena
ponedora:
Cresta y barbillas bien desarrolladas,
rojas, calientes y de textura suave.
Cabeza redondeada.
Pechuga saliente y con abundante
carne.
Buena distribución de la carne, sin
estar gorda.
Espacio amplio entre la punta del
esternón y la última vértebra.
Temperamento tranquilo que permite
su fácil captura.
17
SELECCIÓN Y MANEJO
Conformación corporal de una mala
ponedora:
Cresta y barbillas poco desarrolladas
y de textura áspera.
Cabeza y pico alargados.
Cuerpo largo y delgado.
Pechuga aplanada. Espalda larga y
plumas erectas.
Poco espacio entre la punta del
esternón y la última vértebra.
Temperamento nervioso. Huye
cuando nos acercamos y por lo
general cacarea al ser capturada.
La capacidad de postura se reconoce
también por la forma como una gallina
muda sus plumas. Cuando la gallina cambia
sus plumas en grupos de cuatro a cinco,
la muda será más corta y renovará
rápidamente su ritmo de producción normal.
Las malas ponedoras, en cambio,
comienzan a mudar sus plumas antes que
el resto de la parvada sin que se note.
Otra característica que conviene tomar en
cuenta en la selección se refiere a los
hábitos de las gallinas. Una buena gallina
es la que no se come los huevos. Algunas
lo hacen por deficiencia nutricional, pero
otras por costumbre. Esta característica
se puede y debe borrar de las aves,
mediante la selección.
Una buena gallina para empollar es la que,
cuando está clueca, no sale del nido,
excepto para comer y beber agua, y regresa
inmediatamente. Es la que quiebra menos
huevos y, cuando nacen los pollitos, la que
cuida y protege sus crías con mayor celo.
La selección permite, igualmente, elegir el
tipo y color de las aves. Por ejemplo, de
cuello pelado o no, rojas, negras o blancas,
etc., según la preferencia del productor o
productora.
18
Un punto de partida para la selección es
cruzar las gallinas que reúnan las
características deseadas con un gallo de
buen tamaño y del tipo que se quiere
reproducir y, luego, seleccionar los huevos
que van a ser destinados a la incubación.
Una vez asegurado el origen de los huevos,
los parámetros que se toman en cuenta
para la selección de los mismos son:
tamaño, peso, color y grosor de la cáscara
(esto último, determina la dureza).
La calidad de los huevos contribuye a que
nazcan aves de buen tamaño, sanas y
fuertes.
La selección se relaciona estrechamente
con otros aspectos del manejo de las aves,
como los momentos del empollamiento, la
separación por estrato de edad y la
alimentación adecuada en cada etapa.
En el sistema tradicional, en una parvada
hay aves de todas las edades, lo cual
dificulta el manejo y es poco rentable. Lo
aconsejable es realizar no más de dos
empollamientos en el año: al comienzo
y a mitad del año. Así se tendrán dos
grupos de aves bien definidos. Las que
nacieron a comienzos del año, producen
huevos todo el segundo semestre y luego
se las vende, coincidiendo con el período
de fiestas de fin de año, cuando sube el
precio de las aves. Y así sucesivamente
con los grupos siguientes. Esto es lo que
se llama empollamiento estacionario u
ordenado.
En el capítulo sobre encierro, se indica que
lo aconsejable en un gallinero es contar
con al menos tres secciones para separar
las aves: una sección para las gallinas con
crías, otra para las pollas y pollos (ideal, a
su vez, es poder separar este estrato por
sexo) y una para las gallinas que están en
posturas.
SELECCIÓN Y MANEJO
Entre 8 y 12 semanas, cuando las aves
empiezan a emplumar, pasan a la sección
destinada a los pollos y pollas en etapa de
recría. A los tres meses, es ideal poder
subdividir este estrato en machos y
hembras. Ello permite darles a los machos
una mayor cantidad de energía en el
alimento y a las hembras, más proteína,
para favorecer en ellas la capacidad de
postura.
A los 5 meses, se hace la selección de las
hembras. Según sus características, unas
van a la sección de postura; otras, al
mercado o al autoconsumo familiar.
Las aves destinadas a la postura deben
presentar las siguientes características:
sanas
con vigor y temperamento alerta
cuerpo grande y bien desarrollado
ojos prominentes, limpios y brillantes
emplume temprano
pigmento amarillo en los párpados,
orejillas y pico
patas y canillas con escamas
uniformes
plumaje bien desarrollado y sedoso
primeros signos de desarrollo en la
cresta y las barbillas
dóciles
En relación a los machos de engorde que
serán destinados a la venta o autoconsumo,
conviene eliminar previamente los que
presenten las siguientes características:
emplume retardado
dificultad para caminar
animales que se acurrucan y
presentan plumas erizadas
pollos enfermos, lisiados o heridos
A los pollos seleccionados para engorde,
conviene darles una ración con mayor
cantidad de proteína y energía que les
permita alcanzar un peso suficiente (1.5 a
2.00 kilogramos) y destinarlos al mercado,
aún cuando no hayan cumplido los 5 meses
de edad.
Tradicionalmente, se cría un número
innecesario de gallos, lo cual genera
varios problemas. Estos se cruzan con
gallinas que son sus descendientes, lo cual
provoca un deterioro genético debido a
consanguinidad y fija características no
deseables. Igualmente, cuando llegan a
viejos, valen un tercio de lo que vale una
gallina porque su carne es roja y dura. En
cambio, a los 5 meses, su carne es tan
buena como la de una gallina.
Es suficiente un gallo cada 10 a 12
gallinas. Cuando hay demasiados machos
en un corral, hay problemas de huevos
infértiles, porque ocurre a menudo que,
cuando un gallo está montando una gallina,
viene otro y lo bota. Entonces, ni uno ni
otro lograr cruzarse efectivamente con la
gallina en el período que dura el
espermatozoide. La monta debe realizarse
sin estorbos para que se obtengan huevos
fértiles para la incubación.
retraso en el crecimiento en
comparación con el resto de las aves
19
LAS ENFERMEDADES
Las aves de corral son afectadas por diversas
enfermedades que ocasionan grandes
pérdidas por disminución de la
producción y la alta mortalidad. Las
enfermedades más comunes son;
Newcastle, cólera aviar (conocidas como
accidente o peste) y viruela Aviar.
NEWCASTLE
El Newcastle es la más peligrosa de todas
las enfermedades. Es causada por el virus
Tortor furens, que se propaga rápidamente
a través del agua y el aire, de un animal
enfermo a otro, y por los pájaros del monte.
Produce problemas respiratorios y nerviosos
a las aves que finalmente le provocan la
muerte. El período de incubación del virus
en el cuerpo del animal varía de 4 a 14 días,
dependiendo de la salud de las gallinas.
Los
síntomas del Newcastle son:
Se ponen tristes, pierden el apetito y
debilitan
Estornudos, tos y dificultades para
respirar
Temblores y parálisis parcial (patas,
alas o cuello)
Pescuezo torcido
Las aves caminan en círculos, se
ponen como locas y caen de espaldas
Presentan cabeza y barbilla moradas,
moco en la tráquea y, a veces, diarrea
En las ponedoras, la producción de
huevo desciende casi a cero. Los
huevos se presentan sin cáscara o
con una muy blanda.
En ocasiones, mueren sin presentar
síntomas aparentes
El Newcastle afecta a las aves de cualquier
edad. La mortalidad en los pollitos recién
nacidos y en los pollos jóvenes es alta.
También afecta a las aves adultas. Se
presenta todos los años en las épocas de
cambio climático.
20
Los animales muertos presentan puntos
rojos en el proventrículo y a veces en la
cloaca, manchas de sangre en el intestino
e hígado con zonas amarillas.
El Newcastle no tiene tratamiento. Es
una enfermedad incurable.
LAS ENFERMEDADES
CÓLERA AVIAR
VIRUELA AVIAR
El Cólera aviar es una enfermedad muy
grave que es causada por una bacteria
llamada Pasteurella multocida. Es
transmitida a través de las deyecciones de
las aves, es muy contagiosa y afecta sobre
todo a los animales adultos.
La viruela aviar es una enfermedad
provocada por un virus que se transmite a
través de los mosquitos y el contacto con
animales enfermos. Ataca sobre todo a los
animales jóvenes, de menos de tres
meses, aunque puede presentarse en
animales de más edad.
Los síntomas son:
Fiebre
Moco y diarrea verde
Pérdida de apetito
Ojos cerrados y cuello encogido
Cresta, cabeza y barbillas adquieren
un color oscuro, casi negro
Las aves se debilitan y permanecen
sentadas
En uno o dos días los animales mueren.
El cólera aviar se presenta de tres formas:
Afecta el sistema digestivo, las aves
pueden tener diarrea de color verde
o blanco-amarillo.
Se manifiesta a través de problemas
en el sistema respiratorio: las aves
segregan una sustancia que les
bloquea la respiración.
Finalmente, hay una forma de ataque
fulminante que produce la muerte
inmediata. El animal puede ir
caminando y de pronto cae muerto.
Un animal muerto a causa del cólera aviar
presenta los pulmones inflamados y con
sangre, el hígado grande y como cocido,
y sangre también en el intestino.
Hay dos clases de viruela: cutánea y
diftérica.
Viruela cutánea (llamada también seca):
Se presenta en forma de excrecencias,
verrugas o bubas que aparecen en la
cresta, barbillas, cabeza, ojos y patas del
animal. Esta forma de viruela es la más
común. Las aves pierden el apetito, bajan
de peso y buscan los lugares sombríos.
Puede causar la ceguera de las aves.
Viruela diftérica (llamada también
húmeda): Se presenta en forma de placas
o pústulas en la boca, faringe, laringe y
tráquea que excretan pus. Produce también
secreción nasal y ocular. Las pústulas
obstruyen el paso del aire y del alimento,
el animal tose por el estorbo que siente y
finalmente llega el momento en el que no
puede respirar ni comer y muere. Esta
forma de viruela es la más grave. Con
frecuencia es confundida con el cólera
aviar.
No existe tratamiento y, cuando se realiza,
es para evitar infecciones secundarias por
bacterias.
21
PREVENCION DE LAS ENFERMEDADES
La
prevención permite evitar las
enfermedades. La principal medida
preventiva es la vacunación de todas
las aves.
La prevención consiste en evitar que las
enfermedades se presenten en las aves.
Los métodos para prevenir las
enfermedades son baratos y seguros.
Los métodos curativos son caros y en la
mayoría de los casos no son efectivos.
Las principales medidas preventivas son:
la higiene, y
la vacunación y desparasitación
MEDIDAS HIGIENICAS
enfermedad, se debe enterrar el cadáver
y limpiar y desinfectar el gallinero.
VACUNACIÓN
La vacuna es un compuesto que contiene
los microorganismos que causan la
enfermedad. Aplicada en la dosis indicada,
permite que el organismo del animal
produzca las defensas o anticuerpos
contra la enfermedad. Una vacuna protege
los animales sanos, no cura los que
están enfermos. La protección es
solamente contra una enfermedad. La
protección que ofrece la vacuna es casi
completa.
Las medidas higiénicas consisten en
mantener limpios los lugares donde viven y
duermen las gallinas y evitar que entren
en contacto con aves enfermas.
Las principales medidas higiénicas son:
dar agua limpia a las aves
cambiar el agua 2 veces al día
mantener limpios los bebederos y
comederos
colocar ceniza debajo de las perchas
barrer diariamente el gallinero
cambiar la cama de los nidos una
vez por mes
aplicar una mezcla de cal y ceniza
a la percha para desinfectar y matar
los parásitos que puedan existir
no visitar los lugares donde esté
presente una enfermedad ni recibir
visitas de esos lugares
evitar la compra de gallinas
enfermas
a pa r ta r l a s a v e s e n f e r m a s
depositar las heces de las aves en
una abonera para su uso posterior
como fertilizante
Si muere algún animal debido a una
22
El cuerpo del animal tarda de 10 a 14 días
en producir los anticuerpos o defensas.
Por esta razón, si la enfermedad llega en
los primeros días después de la vacunación,
las aves se pueden enfermar porque
todavía no han desarrollado los anticuerpos.
Para las tres enfermedades que hemos
visto (Newcastle, cólera aviar y viruela
aviar) exiten vacunas disponibles en el
mercado.
Para realizar la vacunación, lo ideal es
contar con tres personas: una para que
agarre las aves, otra para que sostenga la
que se va a vacunar y la última para que
aplique la vacuna.
PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES
MANEJO DE LA VACUNA
A continuación se indican algunos
cuidados que se deben seguir en el
manejo de las vacunas.
La vacuna debe comprarse en las
tiendas que venden productos agrícolas
y veterinarios.
Cuando compre la vacuna, fíjese que
NO esté vencida.
Revise que la vacuna esté completa,
es decir, que tenga el diluyente, la
vacuna y el gotero (en el caso de la
vacuna contra el New Castle) y el estilete
(en el caso de la vacuna contra la viruela
aviar).
La vacuna siempre debe estar en
refrigeración a una temperatura de 4
a 7 grados centígrados. Recuerde que
la vacuna está formada por
microorganismos vivos. Si se encuentra
a una temperatura inadecuada, los
microorganismos mueren o sufren
trastornos en su estructura que hacen
que la vacuna en vez de ser beneficiosa,
cause un efecto negativo en las aves.
Por esta razón, se debe garantizar una
cadena fría en el manejo de las vacunas,
desde el fabricante hasta el momento
de uso.
Tomando en cuenta lo anterior, fíjese
que la vacuna sea sacada de la
refrigeradora y no del congelador o
mostrador en la tienda donde compra.
hielo y evite que le dé el sol.
Vacune de preferencia en horas de la
mañana para evitar el calor.
Vacune en la sombra.
Lávese bien las manos antes y después
de vacunar.
No se toque los ojos cuande esté
vacunando.
Eche al fuego los sobrantes de la vacuna
para evitar la contaminación. Haga lo
mismo con los frascos, jeringa y estilete.
Si desea ocuparlos para la siguiente
vacunación, debe echarles agua caliente
unas dos veces, lavarlos con agua y
jabón, secarlos y luego guardarlos.
Cuando las casas de la comunidad
están muy separadas unas de otras,
conviene formar dos o tres grupos
de vacunación para vacunar todas
las aves en un período de dos horas.
Las personas que van a vacunar deben
estar capacitadas en la técnica de
vacunación.
Terminada la vacunación, se recomienda
quemar los envases y desinfectar el
equipo veterinario.
Antes de realizar la siguiente vacunación,
los implementos guardados deben ser
lavados con agua hirviendo.
La vacuna debe ser transportada en
una hielera y evitar que le dé el sol.
Si la vacuna no es transportada en
condiciones de frío o se congela, se
arruina y no debe aplicarse.
Nunca se debe vacunar aves enfermas
porque se pueden morir.
Una vez mezclada, debe usarse en el
transcurso de dos horas. Cuando esté
vacunando, mantenga la vacuna con
Las aves pueden comerse después de
una semana de haber sido vacunadas.
Si desea comer una ave es mejor no
vacunarla.
23
PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES
VACUNACIÓN
CONTRA EL NEWCASTLE
Los métodos más comunes para vacunar
contra la enfermedad del Newcastle son
dos:
La utilización de vacuna a virus muerto
que se aplica por medio de una
inyección subcutánea. La ventaja de
este tipo de vacuna es que protege por
un período de 6 a 8 meses. La
desventaja es que es cara y se
encuentra con dificultad en el mercado.
La utilización de vacuna a virus vivo
que se aplica dejando caer una gota
de vacuna en un ojo de la ave. Protege
por 3 meses. Este método es el que
se recomienda en el caso de aves
criadas a nivel familiar, pues es más
sencillo de aplicar.
La vacuna contra el Newcastle se debe
aplicar cada tres meses a todas las aves.
Los pollitos pueden ser vacunados a partir
de los 2 ó 3 días de nacidos.
La vacuna que se compra consta de: un
frasco que contiene el diluyente, un frasco
que contiene la vacuna en polvo y un
gotero.
24
Forma de preparar la vacuna:
Se quita el sello de metal de ambos
frascos y los tapones de hule.
Se agrega un poco de diluyente al
frasco de la vacuna.
Se tapa nuevamente el frasco con el
tapón de hule y se agita suavemente
hasta lograr que el diluyente se mezcle
bien con la vacuna.
Se agrega la vacuna disuelta al frasco
que contiene el resto del diluyente, se
tapa y agita nuevamente.
La vacuna está lista para ser aplicada
con el gotero.
La persona que sostiene la ave debe
agarrar con una mano las dos piernas del
animal y, con la otra, el pico, dejándole un
ojo hacia arriba.
La persona que vacuna debe sostener con
el dedo pulgar de una mano el párpado
inferior del ojo de la ave, para que éste no
se cierre, y con la otra mano aplicar una
gota en el ojo, teniendo cuidado de no
dañarlo con el gotero. Antes de soltar el
animal, se debe esperar que la gota penetre
completamente en el ojo.
PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES
VACUNACIÓN
CONTRA EL COLERA AVIAR
La vacuna contra el cólera aviar se aplica
subcutánea en la pechuga, la base de la
ala o detrás de la cabeza.
Se deben vacunar todas las aves de más
de tres semanas de edad, cada tres meses.
Se recomienda utilizar una jeringa con una
aguja de media pulgada. Las agujas de una
pulgada y media o dos resultan más difíciles
de manejar por los productores y productoras.
VACUNACIÓN
CONTRA LA VIRUELA AVIAR
La vacuna contra la viruela aviar se coloca en
la ala con un estilete o punzón que tiene
dos puntitas como agujas en un extremo.
El estilete se introduce en el frasco para mojar
las puntitas en el líquido de la vacuna y, luego,
se aplica traspasando la cara interna de la
membrana delgada que la ave tiene en la ala.
Esta vacuna se aplica una sola vez en la
vida de los animales. La vacunación se debe
hacer a los pollos a la cuarta semana de edad.
También se debe vacunar a las aves de más
edad que no fueron vacunadas en su
oportunidad.
La vacuna es la medida preventiva principal
contra la viruela aviar. Otras medidas preventivas
importantes son: mantener la higiene en el
gallinero, eliminar los parásitos externos que
afectan a las aves y los charcos y otros criaderos
de zancudos y mosquitos.
La vacuna consta de: un frasco con la vacuna
en polvo, un frasco con el diluyente líquido y un
punzón o estilete para la aplicación.
Preparación de la vacuna: La preparación de la
vacuna contra la viruela aviar es la misma
que ya se indicó para la vacuna contra el
Newcastle.
25
PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES
CALENDARIO
DE VACUNACION
La primera vacuna contra el Newcastle
puede ser colocada a los pollitos a los 2 ó
3 días de edad. Luego, debe ser aplicada
a las aves cada tres meses, durante toda
su vida.
La vacuna contra el cólera aviar debe ser
colocada a las aves a las 3 semanas de
edad y repetirla cada tres meses durante
toda la vida del animal.
La vacuna contra la viruela aviar debe ser
aplicada a los pollos a la cuarta semana
de edad. Se aplica, como ya se indicó, una
sola vez en la vida del animal.
Normalmente se había estado vacunando
a las aves dos veces por año, a la entrada
y salida del invierno, dado que en esos
momentos se producen cambios de
temperatura y vientos que favorecen la
propagación y desarrollo de las bacterias y
virus. Sin embargo, en los últimos años, las
enfermedades se han estado presentando
con una frecuencia más corta, lo que ha
hecho necesario realizar la vacunación
contra el Newcastle y el cólera cada tres
meses, tal como se indica en el calendario
citado más abajo.
La vacunación produce decaimiento y
temperatura en las aves. Por lo mismo, la
aplicación simultánea de dos o más
vacunas no es conveniente. Lo aconsejable
es esperar al menos diez días para colocar
otra vacuna. Si hay urgencia de aplicar dos
vacunas, las aves deben ser preparadas con
unos tres días de anticipación
suministrándoles electrolitos, vitaminas y
azúcar en el agua y hacer lo mismo en los
tres días siguientes a la vacunación.
Calendario de vacunaciòn
1º mes
1 2 3 4
N
E
W
C
A
S
T
L
E
C
O
L
E
R
A
2º mes
1 2 3 4
3º mes
1 2 3 4
V
I
R
U
E
L
A
4º mes
1 2 3 4
N
C
E
O
W
L
C
E
A
R
S
A
T
L
E
COSTOS
Vacunar una ave contra el Newcastle, el cólera aviar y la viruela aviar cuesta no más de
¢1.00 ( un colón ), lo que equivale al precio de un huevo. De esta manera, con la venta
de un huevo se puede proteger una ave durante tres meses. Con solamente ¢4.00
podemos proteger una ave durante un año. Esta cifra puede reducirse, pues no es
necesario vacunar contra la viruela aviar a las aves cuando ya son adultas.
Una gallina en la época de diciembre cuesta alrededor de ¢75.00. Es lo que se pierde
si muere. El tratamiento de las enfermedades es caro y no es efectivo. La vacunación es
más conveniente.
Es mejor prevenir que tratar
26
CONTROL DE LOS PARASITOS
La incidencia de parásitos, tanto internos
como externo, tiende a disminuir en las
aves que pasan del sistema de manejo en
libertad al sistema de manejo en encierrro.
En este último caso, las aves, por ejemplo,
ya no beben agua contaminada, factor que
causa problemas de parásitos.
Al igual que en el caso de las enfermedades,
la prevenciòn es la forma más adecuada
para evitar los problemas de parásitos
en las aves.
La principal medida de prevención es la
higiene del gallinero. Algunas medidas
de higiene son las siguientes:
Barrer el gallinero por lo menos una vez
a la semana.
Colocar ceniza debajo de las perchas,
ya que ese material facillita el barrido y
mata las larvas de huevos de los parásitos.
Desinfectar los percheros y nidos con un
desinfectante, como formalina al 10 %, o
una lechada de cal y ceniza cada mes.
Cambiar el zacate de los nidos cada dos
meses.
Si se presentan problemas de parásitos
internos o externos en las aves, se debe
realizar el tratamiento correspondiente para
el control. En el caso de los parásitos
internos, existen desparasitantes naturales
y químicos que se suministran a las aves
en el agua y la comida. En el caso de la
desparasitación externa, el tratamiento
aconsejado es combinar la fumigación del
gallinero y el baño de las aves con un
desparasitante mezclado con agua.
Se recomienda desparasitar cada 2 meses
en el verano y cada 3 meses en el
invierno.
OTROS PROBLEMAS SANITARIOS
Otras enfermedades que afectan las aves
son la salmonelosis o diarrea blanca y la
coccidiosis.
La salmonelosis: Es causada por una
bacteria. La enfermedad se transmite a través
de los huevos. Los síntomas son: crías
débiles, diarrea y acumulación de heces
fecales en el ano de los animales.
La salmonelosis se trata con sulfas y
antibióticos a base de Tetraciclina disueltos
en el agua.
La coccidiosis. Es causada por un
protozoario, es decir, un organismo unicelular
que afecta el conducto intestinal. Se presenta
en las aves de 3 a 5 semanas de edad. Los
pollos y pollas infectados sufren de diarrea
sanguinolenta, tienen un aspecto físico
decaído, pierden apetito, su plumaje se eriza
y las crestas y barbillas se tornan pálidas.
El parásito de la coccidiosis normalmente
está presente en el conducto intestinal de
las aves, pero en cantidades pequeñas. Si
se les da a los pollitos un alojamiento
higiénico, en cama floja y seca, pueden
adquirir una inmunidad natural.
Cuando la coccidiosis se declara, es
necesario tratar a las aves con sulfas y
antibióticos, como aureomicina, mezclada
con los alimentos o disuelta en el agua.
Igualmente, se debe limpiar y desinfectar el
gallinero con una solución acuosa de
amoníaco al 10%.
Coriza infecciosa: Síntoma característico
inicial de esta enfermedad es la presencia
de estornudos. Al poco tiempo, las aves
tienen los orificios nasales obstruídos y
presentan un exudado pegajoso de olor
fétido. Posteriormente se produce una gran
hinchazón en la cara y ojos. Las aves
disminuyen el consumo de alimento y la
producción de huevos.
Prevención y tratamiento: Existe una vacuna
que se aplica a las aves que tienen 8 o más
semanas de edad. Cuando la enfermedad
se ha presentado, se realiza un tratamiento
con sulfa, que puede ser complementado
con vitaminas y electrolitos.
27
BENEFICIOS DE LA CRIANZA DE AVES
Los beneficios derivados del manejo de
aves deben ser visualizados no sólo en
términos de ganancia en efectivo, sino
también en términos de reducción de
pérdidas y disponibilidad de fuentes de
alimentación para el grupo familiar.
El manejo de aves implica la incorporación
de técnicas de alimentación, profilaxis,
selección, encierro, etc. Cuando se procede
al encierro, existen tanto incrementos en
los costos como ganancias por reducción
de pérdidas.
Los incrementos en los costos varían en
función de las condiciones
socioeconómicas de los productores y
productoras, ya que entran en juego las
nuevas instalaciones y la alimentación
suplementaria que se debe proporcionar
a las aves.
Los costos de las instalaciones pueden
variar según la disponibilidad de recursos
de la familia. Sin embargo, para efectos
prácticos, se recomienda que las
instalaciones sean hechas con materiales
locales.
De acuerdo a las experiencias del proyecto
CENTA-FAO-Holanda, el costo de una
instalación para 100 aves puede variar
desde 500 colones, cuando solamente se
utiliza la malla como material externo, hasta
2.500, cuando se utiliza teja y madera en
la construcción y se compran los bebederos
y comederos comerciales.
Si bien la mano de obra es un elemento
importantes en el costo de la construcción
de las nuevas instalaciones, ésta puede o
no ser cuantificada, ya que en la práctica
no representa salidas en efectivo, aún
cuando constituye un ingreso que se pudo
dejar de percibir al emplearla en otra
actividad alterna.
Otro costo importante se relaciona con
28
la alimentación. Como ya se mencionó,
al encerrarse las aves es necesario
suministrarles el alimento que requieren,
alimento que, en la forma de manejo
tradicional libre, ellas se autosuministran
por medio de la búsqueda de lombrices,
insectos, hojas, piedrecillas, etc.
Los beneficios que aquí se plantean son
más de carácter cualitativo que cuantitativo
y están orientados a señalar beneficios
derivados del cambio de manejo en la crianza
de las gallinas domésticas.
Si bien la incorporación de medidas
profilácticas introduce costos adicionales
en concepto de compra de vacunas,
estos costos son compensados con
la reducción de la mortalidad. Como
ejemplo, vale la pena reiterar que el costo
por año aproximado del tratamiento
preventivo contra las principales
enfermedades es de aproximadamente
4 colones por cabeza, lo que es
insignificante en relación a las utilidades
derivadas de la venta de un animal adulto
y al ingreso generado por la venta de
huevos en el caso de las hembras.
También hay que considerar la reducción
de las pérdidas debidas a la acción de
los depredadores y los robos.
La reducción de la mortalidad también
se ve compensada con la posibilidad
de venta de las ponedoras una vez
termina su vida útil, de ahí que
adicionalmente al aprovechamiento de
los huevos existen ingresos adicionales
derivados de la venta de gallinas de
descarte.
El manejo libre de las aves genera la
dificultad de recolectar los huevos, de
ahí que bajo condiciones de encierro
existe también la posibilidad de disponer
de la producción, ya sea para la venta
BENEFICIOS DE LA CRIANZA DE AVES
o para el consumo directo de la familia,
lo que redunda en incremento de
ingresos o reducción de gastos.
Si el manejo incluye la crianza de
lombrices como fuente de proteína, se
cuenta, además, con el humus
generado en el vivero de lombrices, el
cual puede ser utilizado en la producción
de hortalizas a nivel de huerto casero
con la consiguiente reducción de costos.
Bajo condiciones controladas, es posible
también aprovechar la gallinaza
generada por la parvada, que también
tiene utilidad en las tareas de
fertilización.
29
LA CRIANZA DE AVES COMO PARTE DEL
SISTEMA DE PRODUCCIÓN
La integración de rubros es un principio
de la agricultura sostenible y, a la vez, una
condición. En este sentido, debe entenderse
y concebirse la crianza de aves de corral:
como un componente del sistema de
producción. Integrar rubros, para que los
residuos de unos sirvan como insumos de
otros dentro de la cadena de
reaprovechamiento, optimiza el uso de
insumos y residuos y contribuye a la
reducción de costos (productividad) y,
muchas veces, a la reducción de la
contaminación.
Un sistema de producción integrado es
aquel cuyos componentes o subsistemas
o rubros del sistema se interrelacionan
para lograr una mayor eficiencia
económica, ajuste social o conservación
ambiental. Este enfoque incluye variables
tan diversas como: el aprovechamiento de
la mano de obra familiar, la diversificación
de ingresos, el aprovechamiento y
sustitución total o parcial de insumos
externos por residuos generados en la
propia finca y la complementariedad y/o
asociación de actividades.
La crianza de aves de corral puede cumplir
un importante rol integrador del sistema
de producción de una finca. Veamos
algunos de los principales aspectos:
Aumenta la disponibilidad de proteínas
en la dieta familiar (carne y huevos), lo
que puede mejorar la eficiencia de la
mano de obra.
Las aves representan un ahorro que
puede ser transformado en efectivo a
corto plazo, por ejemplo, para cubrir
necesidades de la familia o comprar
insumos requeridos en la propia
actividad o para otros rubros.
El estiércol de las aves puede ser
utilizado como abono orgánico en
30
huertos caseros, hortalizas comerciales,
almácigos, frutales, etc. Igualmente, la
crianza de lombrices para alimentar a
las aves produce humus, el cual puede
ser usado como fertilizante orgánico.
Ambos residuos reducen la necesidad
de reposición de nutrientes a través
de los abonos químicos.
Por otro lado, el componente
agroforestal de la finca puede suplir la
actividad de crianza de aves aportando
diferentes insumos, como palos para
la construcción del gallinero, bambú
para las cercas, hojas para la
alimentación de las aves, etc.
Se enfatizan dos aspectos:
La crianza de aves de encierro exige
resolver anticipadamente el aspecto
referente a la alimentación, mediante
la crianza de lombrices, el cultivo de
maní forrajero, la utilización de hojas
de otras leguminosas, etc. Si ello no
se prevé adecuadamente, podrá
producirse una competencia por
granos básicos entre la familia y las
aves.
Ligado a lo anterior, puede ocurrir que
algunos productores y productoras de
mayor capacidad económica opten por
suministrar alimento concentrado a sus
aves, elevando los costos de
producción, lo que reduce o conlleva
a una falta de rentabilidad económica
de la actividad. En este caso, si no se
consideran otros beneficios
correlacionados (aprovechamiento del
estiércol de las aves para reducir el uso
de abonos químicos en los cultivos), la
rentabilidad de la actividad se verá
limitada o no existirá.
La crianza de aves es un componente del sistema de producción.
En un sistema de producción integrado, los rubros del sistema
se interrelacionan para lograr un mejor aprovechamiento de los
recursos, diversificar los ingresos y sustituir insumos externos
por residuos generados en la propia finca.
31
LA ORGANIZACION
La
vacunación de las aves plantea la
necesidad de establecer formas de
colaboración entre los productores y
productoras. La capacitación, la compra de
las vacunas, el traslado en frío, la realización
de campañas de vacunación a nivel
comunitario, el apoyo de un técnico, son
actividades que se facilitan y tienen un
costo menor si se realizan en grupo. Las
mismas actividades, realizadas en forma
individual, resultan más difíciles y caras.
La organización de un comité que se
plantee inicialmente la tarea de realizar
campañas periódicas de vacunación es una
iniciativa que facilita el control de las
enfermedades y permite disminuir la
mortalidad de las aves en la comunidad.
La organización de un comité de aves
permite resolver problemas que exigen
decisiones de tipo grupal o comunitario,
como la comercialización de huevos,
compra asociada de insumos para negociar
mejores condiciones, eventual instalación
de pequeños molinos para la preparación
de las raciones, gestión de posibles créditos,
etc. Los comités, gradualmente y en la
medida en que la organización se consolide,
podrán proponerse nuevos objetivos de
interés común que podrán abordar como
grupo.
En este proceso, el extensionista tiene un
rol orientador y facilitador que cumplir,
además de apoyar la capacitación del
grupo en aspectos de organización.
Una campaña de vacunación incluye las
siguientes etapas: la planificación, la
ejecución y la evaluación. Algunas
actividades del plan de trabajo de un comité
de aves para la campaña de vacunación
podrían ser las siguientes:
Inventario de aves de la comunidad.
Elaboración del presupuesto de la
campaña.
Definición de fecha para la vacunación
casa a casa.
Recolección del dinero para la compra
de las vacunas.
Capacitación de los/as vacunadores/as.
Organización de los grupos de
vacunación y definición de las rutas
que seguirán.
Compra de las vacunas.
Vacunación y registro.
Balance de cuentas y evaluación de
la campaña.
Una organización para la producción tendrá
éxito en la medida que responda a una
necesidad real, exista un interés común
por resolver un problema, surja como
un deseo de la comunidad y crezca
desde adentro y no solamente como
respuesta al propósito de una institución.
Igualmente, el grupo podrá funcionar mucho
mejor si es pequeño, pues será más fácil
lograr homogeneidad de intereses y
confianza mutua.
Es importante que los objetivos sean
claros y las metas realistas y compatibles
con la posibilidad concreta de alcanzarlas.
Un comité de aves que se organice inicialmente en torno a la realización
de campañas de vacunación tendrá la oportunidad de encontrar en esta
actividad una primera escuela para formarse y apreciar los beneficios de
la organización.
32
LA CAPACITACION
La
capacitación de los productores y
productoras es un factor esencial para
mejorar los sistemas de producción y lograr
mayores niveles de sostenibilidad. El
conocimiento de las medidas para la
prevención de las enfermedades que atacan
a las aves, las alternativas en materia de
alimentación, las formas de realizar la
selección y el manejo en encierro, entre
otros aspectos, es una condición para que
las inversiones y esfuerzos se traduzcan
en buenos resultados.
Por ello, el o la extensionista deberá prestar
especial atención a este componente de
capacitación y asumir el rol decisivo que
le corresponde como facilitador del proceso
de enseñanza aprendizaje. Dicho proceso
se basa en el modelo según el cual los
productores y productoras son
interlocutores, no meros receptores. Es
decir, el proceso de concibe como un
intercambio de conocimientos, un
diálogo, en el que los participantes tienen
un rol activo.
Para cumplir con su tarea, el o la
extensionista cuenta con un paquete de
instrumentos de comunicación
conformado por:
Este manual para el capacitador,
con información técnica destinada
a reforzar o complementar sus
conocimientos sobre el tema, de tal
manera que, posteriormente, pueda
desarrollar en forma adecuada los
cursos a productores y productoras.
Un rotafolio pedagógico, como
elemento visual, para ser aplicado
en los cursos a productores y
productoras, cuya función principal
es facilitar la comprensión de los
contenidos y, a la vez, generar el
diálogo y la participación activa
del grupo.
Una guía para el uso del rotafolio,
con la información técnica organizada
de acuerdo a la secuencia de las
ilustraciones. La finalidad es servir de
pauta para la exposición del tema (en
particular, el comentario de las láminas)
y el desarrollo de las dinámicas
previstas como parte de la
capacitación.
Un folleto sencillo, eminentemente
gráfico, para los productores y
productoras, con la información
principal sobre el tema. Su función
33
es de ejercitación durante la
capacitación misma. En este sentido,
durante el evento, se debe prever
un momento para ver y leer de
manera colectiva el folleto, lo cual
permitirá rediscutir, comentar y
reforzar algunos contenidos
importantes. De esta manera,
también, al inducirse su lectura, se
promoverá el uso posterior del folleto,
como memoria y material de
consulta, que es otra de las
finalidades de este material.
La práctica es un elemento muy importante
del proceso de capacitación, pues permite
el desarrollo de habilidades y facilita la
internalización del conocimiento. En este
caso, la práctica prevista consiste en realizar
una vacunación de aves en la que participen
todos y cada uno de los productores y
productoras involucrados en la capacitación.
Recordemos que la forma natural de
aprender que tenemos los seres humanos
es fundamentalmente viendo y haciendo.
Por esta razón, debemos aprovechar al
máximo el rotafolio, en cuanto recurso
visual, y asegurar la realización de la
práctica, que brindará a los participantes
la oportunidad de realizar de manera
concreta y directa lo aprendido.
En resumen, el proceso de capacitación
debe garantizar el análisis del problema,
la comprensión de la propuesta
tecnológica y la internalización de la
misma mediante la práctica.
El seguimiento que el o la extensionista
den a este proceso permitirá que los
productores y productoras adopten
efectivamente la propuesta, es decir, que
se transformen en usuarios de la
tecnología.
BIBLIOGRAFIA
Bessei, W. 1990. Experiences with rural poultry development projects. CTA - Seminar
proceedings on smallholder rural poultry production 9-13 october 1990. Thessaloniki,
Greece, 2: pp. 53-60
Manual Salsbury. De Enfermedades de las Aves (1937 Primera Edición) Séptima
Edición Laboratorios Salsbury, Inc.
Kyvsgaard, N y Urbina R., 1996. Supplementing poultry diet with tree leaves or
seeds: on-farm research in Nicaragua. Livestock Research for Rural Development,
vol. 8, Number 1, p. 8, 82-90
García, A. 1998. Evaluación de los Sistemas Alimentarios basados en leguminosas
y lombriz de tierra con aves criollas en la producción de carne y huevos. Trabajo
no publicado.
Zoot. A. Fernán Castellanos Echeverría, 1984. Aves de Corral - Manual para
Educación Agropecuaria. SEP - Editorial Trillas, México.
Pinel, E. y Flores S. Documentos de Campo Nº: 6, 9, 10 y 11: Construyamos un
gallinero. Control de parásitos en las Aves. Control de Enfermedades en las Aves.
Alimentación casera de las Aves. Programa de Promoción y Capacitación para la
Incorporación de la Mujer al desarrollo Rural. GCP/HON/015/NET.
Veterinarios Sin Fronteras. Programa El Salvador. Curso de Capacitación para
Promotores Pecuarios: Aves de Corral, Guía de Medicina y Crianza de Gallinas
Indias.
34
Este libro se terminó de imprimir
el 10 de septiembre de 1998,
en la Imprenta Criterio,
San Salvador, El Salvador.
El mejoramiento del componente de aves, del
sistema de producción familiar es un proceso
gradual, paso a paso.
La estreategia sugerida para el cambio es partir
por asegurar la alimenteción de las aves.
Ello permitirá pasar de un manejo rústico
y extensivo, con bajos rendimientos de
producción, a un manejo más intensivo en
encierro. Simultaneamente, se podrá abordar
el problema de las enfermedades mediante
acciones preventivas, como la vacunación.
Enseguida, se podrá iniciar un proceso de
mejoramiento genético, a través de la selección
de las características deseables en las aves.
La idea es que una etapa de paso a la otra