Cómo reforzar la resistencia en la lectura - Marion County Schools

Mayo de 2013
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ A Perfect Time for
Pandas
Los hermanos Jack y Annie
visitan China y se
encuentran con pandas gigantes en el volumen 48 de la serie Magic Tree House
de Mary Pope Osborne. Mientras buscan
cómo romper un hechizo, su misión se
hace más peligrosa al producirse un terremoto histórico.
■ The Gollywhopper Games
Dentro del divertido almacén de un
famoso fabricante de juguetes, los niños
compiten para ganar premios en los Juegos Gollywhopper. Gil está más motivado que otros: si gana, su familia puede
mudarse de casa y escapar de los rumores falsos de que su papá ha malversado
fondos. Una historia de Jody Feldman
sobre la perseverancia.
■ The Indian in the Cupboard
Omri se siente decepcionado cuando recibe un viejo
armario de medicinas como regalo
de cumpleaños.
Pero en este libro
clásico de Lynne Reid Banks, el pequeño
gira una llave y descubre que el armario
puede dar vida a su figurita de juguete.
(Disponible en español.)
■ A Little House Traveler
En este libro se recogen entradas de diario y cartas de tres viajes de Laura Ingalls Wilder por el país. Los niños a los
que les gustó la serie La casa de la pradera pueden leer las entradas del diario
de Wilder y
enterarse de
cómo era la
vida al principio del
siglo XX.
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Cómo reforzar la resistencia
en la lectura
Según su hijo se hace mayor, será
necesario que lea durante períodos más largos de tiempo. Sugiérale que use su tiempo libre este
verano para reforzar su “resistencia en la lectura”. Estas ideas le
permitirán ponerse a ello.
Encuentra libros que te gusten
Perderse en la lectura de un libro garantiza que se disfrutará leyendo durante
un buen rato. Anime a su hijo a buscar
series con personajes que compartan sus
intereses. Por ejemplo, si es aficionado a los
deportes podría probar con Sports Classics
de Matt Christopher. Si le gustan las aventuras al aire libre podría leer la trilogía sobre
el Everest de Gordon Korman.
Lee con un proprósito
Un niño que tiene una razón específica
para leer probablemente querrá seguir leyendo. Quizá a su hijo le gustaría empezar
un negocio para cortar hierba o aprender
trucos de magia. Podría leer una historia
sobre un joven empresario o un manual
de trucos de magia.
Hazlo poco a poco
Dígale a su hijo que aumente gradualmente su tiempo de lectura. Digamos que
normalmente lee 15 minutos al día. Propóngale que se ponga una meta de 30 minutos al día y poco a poco aumente a 45
ó 60 minutos.
Ponte cómodo
Concentrarse en un libro será más fácil
si su hijo tiene un lugar cómodo y bien iluminado libre de distracciones. Podría también leer a distintas horas del día para ver
cuál le va mejor a él.
Experimentos de escritura
Anime a su hija a que experimente este verano con
diversos tipos de escritura creativa. Volverá a la escuela
con modos nuevos de enfrentarse a sus tareas de escritura.
● Ciencia ficción. Dígale que lleve una lista de
temas relacionados con la ciencia. Podría escribir
un cuento sobre el espacio exterior inspirado
por una estrella fugaz que ve por la noche en el
cielo o una aventura submarina sobre las criaturas marinas que ve en el acuario.
● Postal de ficción. ¿Puede escribir su hija una historia completa en una postal? Que
elija postales que le interesen y escriba historias basadas en las imágenes de la parte
delantera. Puede guardar las postales para usarlas como referencia cuando necesite
ideas en clase.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Mayo de 2013 • Página 2
Aprender con
amigos
Podrían fijar un lugar y una
hora para reunirse con regularidad. Por ejemplo, podrían
juntarse en su patio de atrás
cada sábado por la mañana.
Cuando somos pequeños ¡todo es
más divertido con amigos! He aquí varias formas de que su hija fortalezca
sus destrezas de lectura y escritura
mientras socializa con sus amistades.
Fundar un club de lectura en voz
alta. Sugiérale a su hija que, junto con
sus amigas, lea en voz alta a niños más pequeños del barrio.
Juegos de
palabras al
aire libre
Aprovechen el buen tiempo y la luz del
sol para desarrollar las habilidades verbales
de su hijo. Prueben con estas competiciones.
Palabra-volea
La primera persona dice al azar cualquier palabra (espaguetis) y sirve un balón
de voleibol. El siguiente jugador dice una
palabra relacionada (albóndigas) y devuelve
el balón. Si falla el balón, el otro jugador
se anota un punto y elige una palabra para
empezar la siguiente ronda. Jueguen hasta
15 puntos. Su hijo necesitará considerar
cómo se relacionan las palabras y pensar
rápidamente con sus pies.
Bolos de palabras
Corten 10 tiras
de cinta de pintor
y en cada una
escriban una
palabra. Péguenlas a la base de
botellas llenas de agua hasta
la mitad. A continuación, que su hijo coloque las botellas como si fueran bolos. Túrnense “lanzando a los bolos” con una pelota
de tenis o de softball. Lean las palabras de
los bolos que derriban e intenten escribir
una frase que incluya el mayor número de
palabras posible. Anótense 1 punto por cada
palabra que usen: al cabo de 10 rondas gana
la persona con el puntaje más alto. Escriban
nuevas palabras ¡y jueguen otra vez!
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Escribir una novela sin final.
Su hija y una amiga pueden
pasarse una libreta una y otra
vez para escribir juntas una historia. La primera persona podría
empezar con “La princesa Stella
vivía en el bosque” y a continuación entregar la libreta a su amiga para que escriba la parte siguiente. ¿Pueden lograr que la historia continúe todo el verano?
Dirigir un teatro. Anime a su hija y a sus amigas a que conviertan un libro en una obra de teatro escribiendo diálogos y acotaciones de escena. También podrían escribir un guión original.
Deje que usen objetos del hogar como utilería para representar
su obra frente a usted.
Vacaciones en la biblioteca
Me gustaría que mis hijos se aprovecharan
lo más posible de la biblioteca pública este verano durante las
vacaciones escolares. ¿Cuál es la mejor forma de lograrlo?
Ponga las visitas a la biblioteca en el calendario familiar. Podrían ir cada dos semanas, por ejemplo. Cuando sus hijos terminen los libros que tienen en préstamo
pueden colocarlos en un lugar prominente (en una cesta
junto a la puerta de entrada, por ejemplo) para recordar
que se aproxima el día de la biblioteca.
Dígales también que se apunten al programa de lectura de
la biblioteca. Las listas de lectura pueden ayudarles a encontrar libros adecuados para su edad y tendrán así una buena razón para visitar la biblioteca.
Finalmente, anime a sus hijos a que exploren las actividades gratuitas o de bajo coste
que su biblioteca ofrece. Podrían explorar el árbol genealógico de su familia en un taller
de genealogía o escribir poesía y asistir a lecturas.
El libro familiar de instrucciones
Quizá su hija no se dé cuenta de ello,
pero probablemente sabe muchas cosas
que podría enseñar a los demás. Puede
usar esos conocimientos y practicar
la escritura informativa con
estas sugerencias:
● Dígale que piense en
cosas que le gustan (hornear, ser animadora). Podría escribir sugerencias
para decorar la tarta perfecta o para hacer saltos
de porrista.
● Que su hija cree
un libro de instrucciones para los aparatos
electrónicos de su hogar: esto puede ser
útil para las niñeras o los abuelos cuando
vayan de visita. Podría hacer una lista de
los pasos para usar la televisión, reproductor de DVD o el control remoto, o bien podría explicar cómo conectarse a Internet.
● Dígale que haga una guía
para la persona que cuide sus
mascotas o su casa para que
la use cuando ustedes se
vayan de vacaciones. Anímela a incluir instrucciones
sobre qué dar de comer al
animal o dónde llevarlo de
paseo o sobre cómo ocuparse de las plantas.
Abril de 2013
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ Go Figure! A Totally
Cool Book About
Numbers
Su hijo puede aprender
cómo la gente contaba
en la antigüedad, usaba
las matemáticas para predecir el número de pétalos
en una margarita e incluso
se imaginaba la vida sin matemáticas.
Este libro de Johnny Ball incluye información sobre la historia de las matemáticas, adivinanzas, pruebas y mucho más
en un vistoso diseño lleno de diagramas
e ilustraciones.
Lecciones de escritores
consagrados
■ Return to the Willows
Los aficionados a The
Wind in the Willows pueden unirse a Mole, Rat,
Badger y Toad en sus
nuevas aventuras en esta
continuación de Jacqueline
Kelly. Tanto si van en globo
como si luchan con comadrejas, los amigos tienen que ser valientes y usar su ingenio para salir airosos de sus pruebas.
Comparaciones
■ Al Capone Does My Shirts
Es 1935, y la familia de Moose Flanagan
se muda a Alcatraz, donde su papá trabajará en la cárcel. El cuento de Gennifer Choldenko trata de los esfuerzos de
Moose por vivir una vida normal en una
isla conocida por su cárcel, mientras
ayuda a su hermana que tiene necesidades especiales. (Disponible en español.)
■ The Aviary
Clara Dooley tiene doce años y ha vivido
prácticamente toda su vida encerrada en
Glendoveer Mansion. Pero un día los
queridos pájaros de Mrs.
Glendoveer empiezan a hablar. De repente nada es lo
que parece y Clara debe
aprender los secretos de
la mansión. Un misterio
de Kathleen O’Dell.
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
¿Sabía usted que los escritores favoritos de su hija pueden enseñarle
a que escriba mejor? Cuando lea,
anímela a que preste atención no
sólo al tema del libro, sino también
a cómo está escrito. He aquí algunas cosas que podría observar y
procurar aplicar cuando tenga
una tarea de escritura.
Los autores usan comparaciones para
crear imágenes vívidas. Por ejemplo, un símil
dice que una cosa es como otra (“La nieve
cubría la tierra como una mullida manta de
algodón”) y la personificación concede atributos humanos a un objeto o un animal
(“El despertador aullaba con impaciencia”).
Sugiérale a su hija que confeccione una lista
con sus comparaciones favoritas cuando lea.
Puede usarlas como fuente de inspiración
para sus propios escritos.
Formato
Dígale a su hija que piense en cómo está
organizado su libro. Un autor podría usar capítulos muy breves o contar una historia mediante las entradas de un diario o cartas. Y
algunos libros de hoy se narran en forma de
tira cómica. Su hija podría elegir un formato
que le guste leer e intentar escribir algo así.
Punto de vista
Cada vez que su hija empieza un nuevo
libro puede observar si está escrito en primera persona (usando “yo”) o en tercera
persona (usando “ella” o “él”). La próxima
vez que escriba una redacción, podría escribir el primer párrafo de ambas maneras
(“Me volví despacio. Vi cómo el rayo rasgaba el cielo” y “La niña se volvió despacio.
Vio cómo el rayo rasgaba el cielo”). A continuación puede escribir la historia desde
el punto de vista que prefiera.
Éxito en las presentaciones orales
Cuando su hijo da una presentación oral en el colegio está
practicando destrezas de comunicación que utilizará para todo
lo demás, desde conversaciones informales hasta entrevistas de
trabajo. Estas ideas pueden mejorar su forma de hablar:
● ¡La barbilla bien alta! Recuérdele a su hijo que establezca contacto visual con su público. Idea: Sugiérale que elija un amigo en
la audiencia y lo mire de vez en cuando mientras habla.
● ¡Con buena voz! Anímelo a que hable con claridad y con velocidad y volumen adecuados. Para practicar, dígale que grabe
su presentación y la reproduzca para encontrar aspectos que puede mejorar.
● ¡Represéntalo! Dígale a su hijo que use gestos para enfatizar algo. Por ejemplo, si está
contando un número de puntos importantes, podría levantar un dedo para cada uno.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Abril de 2013 • Página 2
Libros “perfectos”
Aunque esto a veces no importa, leer material más exigente
le proporcionará nuevo vocabulario y argumentos más
complicados. Y esto lo preparará para los textos cada
vez más complejos que leerá
en la escuela.
Para hacerse mejor lector, su hijo necesita
los libros perfectos para él. Esto significa que
la mayoría del tiempo, la lectura no debería
ser ni demasiado fácil ni demasiado difícil.
Pídale que le lea a usted algo en voz alta y
luego, con estas ideas, ayúdelo a que encuentre el nivel de lectura que mejor se ajusta a él.
¿Demasiado difícil? ¿Lee despacio y a trompicones? ¿Se atasca
en varias palabras desconocidas por
página? ¿Le confunde lo que está sucediendo? Éstas son pistas de que un
libro es ahora mismo demasiado difícil.
Pídale a su maestra o a la bibliotecaria que le ayude a encontrar
libros adecuados a su nivel. Nota: Si su hijo tiene dificultades
frecuentes con las tareas de lectura, hable con su maestra para
ver si necesita ayuda adicional.
¿Demasiado fácil? ¿Lee su hijo demasiado deprisa?
¿Puede reconocer cada palabra y entender en seguida el
argumento? Es posible que el libro sea demasiado fácil.
Inventar nuevas palabras
¿Qué sale cuando en inglés mezclan las
palabras breakfast y lunch? ¡Brunch, por
supuesto!
Una palabra maleta es una palabra que
se forma combinando partes de dos palabras. Anime a su hija a que piense en partes de palabras y en sus significados—para
ampliar así su vocabulario —inventando
sus propias palabras maleta.
Piensen primero en unas
cuantas palabras maleta
que quizá ya
conozcan en inglés (chill +
relax = chillax, jazz + exercise = jazzercise).
Cuando su hija haya adquirido práctica, es
el momento de crear nuevas palabras bien
en inglés, bien en español. Diga a todos los
participantes en la actividad que miren por
la habitación y piensen en palabras que se
relacionen para combinarlas. A continuación, den una definición para cada término
que se les ocurra. Quizá una pertina (persiana + cortina) es una cortina que sube y
baja y una colbana (colcha + sábana) es una
colcha fina y ajustada para una cama.
Idea: Pónganse adivinanzas de palabras
maleta para resolverlas. Por ejemplo, podría preguntar: “¿Cómo se llama una merienda para niños?” (Una meriña).
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
¡Perfecto! ¿Puede leer su hijo la mayoría del texto con fluidez?
¿Encontró unas cuantas palabras nuevas? ¿Es capaz de entender
lo que ocurre si piensa un poquito? Su libro parece ajustarse a su
nivel: le supone un pequeño desafío sin producirle frustración.
Hábil con el teclado
A mi hija Kayla le espantaba escribir con la computadora. Escribía con un dedo correos electrónicos
para sus amigos, pero no era muy eficaz este método para las tareas de la escuela. Era muy lenta y cometía muchos errores.
Hice una búsqueda rápida en Internet y encontré juegos para el teclado que cuentan
las palabras por minuto y quitan puntos por los errores. A Kayla le encanta competir así
que le sugerí que las dos jugáramos a los juegos para ver cuánto podíamos mejorar la velocidad y la corrección. Una vez que hubo aprendido la posición correcta de los dedos sobre
el teclado, tomó en seguida velocidad. También encontré cosas que podía escribir para
practicar, como notas de agradecimiento y recetas de cocina.
¡Al cabo de un mes mi velocidad había mejorado 7 palabras por minuto y la de
Kayla 12! Cuando escribió su trabajo más reciente para la escuela dijo que le resultaba más fácil concentrarse en qué decir puesto que no tenía que pensar en encontrar
cada letra en el teclado.
Vaticino que…
Su hijo puede fortalecer sus destrezas
de comprensión de lectura haciendo predicciones con regularidad. Practiquen con
estas actividades:
● Antes
de hacer la cena léale la
lista de ingredientes para que
él vaticine el resultado final.
“Tomates, lechuga, queso,
frijoles y tortillas. Vaticino
que vamos a comer burritos o tacos”.
● Dígale
a su hijo que
lea la descripción de
una película o de un
programa de TV que su familia se dispone a
ver. Anímelo a que haga tantas predicciones
como pueda sobre el argumento. ¿Cuántas
fueron acertadas?
● Observen
una foto en el periódico y que su hijo vaticine de
qué trata el artículo. Puede
buscar pistas en la foto. “El
bombero se ha quitado el
casco y sonríe. Seguro que
apagó un incendio”. A continuación, sugiérale que lea
el artículo para comprobar
su predicción.
Marzo de 2013
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ What Came from
the Stars
La clave para ganar una guerra alienígena puede ser el collar que
aterrizó en la merendera de Tommy
Pepper. El problema es que
Tommy no conoce la importancia
del collar. Tendrá que descifrar su poder
para salvar al mundo en esta aventura
de ciencia ficción de Gary D. Schmidt.
■ Chocolate: Riches from
the Rainforest
¿De dónde proviene el chocolate? ¿Y qué
tienen que ver los
loros con la producción de chocolate? Este libro de
Robert Burleigh enseña a los lectores la
historia del chocolate
desde sus orígenes
hasta las barras dulces de hoy. Incluye
datos fascinantes y apetitosas fotos.
■ Mary Poppins
Cuando la familia Banks se puso a buscar niñera no se les pasó por la cabeza
que apareciera alguien como Mary Poppins. Esta historia clásica de P. L. Travers
sigue las aventuras de los niños con su
mágica niñera. (Disponible en español.)
■ Jim Ugly
Al padre de Jake se le da por muerto. ¿Se
escapó con un tesoro desaparecido? Con
la ayuda de su indisciplinado perro Jim
Ugly, Jake debe evadirse de unos cazadores de recompensas y otros proscritos
que están buscando
a su padre. Una historia sobre el oeste
americano de Sid
Fleischman.
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Frente a desafíos de lectura
Cuando su hijo lea libros y artículos más difíciles tal vez le cueste trabajo entender el material. He aquí
ideas prácticas para ayudarle a que
supere los obstáculos y se haga
mejor lector.
Empieza por el final. Dígale que
eche un vistazo al resumen de un
capítulo o a las pastas de una novela. Tener una idea de lo que
habrá en la selección le facilitará su comprensión.
Di lo que significa. Sugiérale
que lea unos cuantos minutos y
levante la mirada. A continuación puede
intentar terminar una de estas frases: “Creo
que esta parte trata de _______” o “Esta
sección intenta decir que _______”. Expresar el texto con sus propias palabras puede
aclarar el significado.
Descansa. Si su hijo no entiende lo que
está leyendo puede dejarlo y retomar la
lectura más tarde. Podría irse de paseo o
trabajar en otra materia. Tal vez le resultará más claro si lo lee algo más relajado.
Lee en voz alta. Su hijo puede intentar
leer despacio y en voz alta su texto. Esto
le dará tiempo adicional para que las
ideas se asienten. Además comprenderá
mejor cuando vea y oiga las palabras.
Termínalo. Anímelo a que lea hasta el final
de la sección. Una frase o un párrafo posterior podrían aclarar su confusión. Luego
puede volver al principio y leer la sección
otra vez.
Directamente de la fuente
Entrevistar a otras personas puede reforzar en
su hija las destrezas de conversación y de investigación. Tanto si está escribiendo un informe
sobre jardinería o uno sobre economía, dígale
que use estas sugerencias para entrevistar a
un experto:
● Anímela a que escriba previamente las preguntas. Indíquele que conseguirá información más detallada de su fuente si hace preguntas de final abierto, es decir, las que
requieren algo más que “sí” o “no” en una respuesta.
● Explique que una entrevista es como una conversación. Más que ponerse a pensar
en su próxima pregunta debería escuchar con cuidado y hacer preguntas de seguimiento. Las respuestas de su entrevistado pueden sugerirle otras ideas.
● Su hija necesitará escribir lo que le diga su fuente. Explíquele que puede preguntar
a su fuente que repita una respuesta. Además podría leerle parte de sus notas al entrevistado para cerciorarse de que están bien.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Marzo de 2013 • Página 2
Práctica para tests
estandarizados
Notas persuasivas
Dígale que cuando necesite algo
lo ponga por escrito y lo apoye
con datos. Esto la ayudará a responder a preguntas que pidan su
opinión sobre un tema. Digamos
que quiere espaguetis para cenar.
Podría escribir: “No hemos comido espaguetis en dos semanas.
Además, la salsa de tomate es una
buena fuente de verduras y el pavo
molido tiene muchas proteínas”.
Puede que durante un test estandarizado
le “asignen” a su hija que escriba sobre
algo, es decir, le presentarán una frase o
una pregunta planteada para que se ponga
a pensar y a escribir sobre un tema dado.
Ayúdela a prepararse con estas actividades.
Ideas para hablar
En el auto, que cada miembro de su familia conteste a una
pregunta como “¿Cuál es tu estación del año favorita? ¿Por qué?”
Hagan preguntas que animen a su hija a dar detalles específicos,
igual que tendrá que hacer en su examen.
Juegos con
el diccionario
Estos dos concursos pueden ayudar a
su hijo a aprender palabras en inglés y a
familiarizarse con el uso del diccionario.
1. Para este juego de adivinanzas su hijo
elige una palabra desconocida del diccionario y la lee en voz alta. A continuación
copia su definición en una tira de papel
mientras los demás escriben lo que creen
que significa la palabra. A continuación recoge las definiciones y las lee a toda la familia y cada jugador intenta adivinar cuál
es la correcta. Que otra persona elija otra
palabra y jueguen otra vez.
2. En esta competición los jugadores intentan pensar en palabras con múltiples
significados. Por ejemplo, merriam-webster
.com ofrece seis definiciones para plane.
Cada persona piensa en una palabra y la
escribe. A continuación los participantes
se turnan buscando sus palabras en el diccionario y leyendo en voz alta las definiciones. La persona cuya palabra tenga
más acepciones se anota un punto.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2013 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Resúmenes por escrito
Para que practique contestar a preguntas que le pidan que resuma un artículo o un ensayo, dígale que escriba sobre una película que ha visto o un concierto al que asistió. Puede colocar su
resumen en la nevera para que otros familiares decidan si también les gustaría a ellos ir.
Leer alrededor
del mundo
Me imaginaba que la feria multicultural de nuestra
ciudad me gustaría, pero no tenía idea de que mi hijo
Devon fuera también a disfrutarla. Le gustó probar comidas interesantes y escuchar la variedad de lenguas y
estilos de música. Y cuando nos fuimos dijo que quería
aprender más sobre otras culturas.
Así que cuando fuimos a la biblioteca le sugerí que leyera sobre distintos países. La
bibliotecaria le ayudó a encontrar libros de juegos, recetas, artesanía y cuentos populares
de todo el mundo.
Los sacamos e intentamos hacer algunas de las cosas que aprendimos. Devon leyó las
instrucciones para “manuhan”, un juego de las Filipinas, y nos enseñó a jugar. Luego yo
le ayudé a hacer “tiropita” griego (pastel de queso feta) para cenar. Finalmente nos leímos el uno al otro cuentos populares. Nos sorprendió descubrir que algunos son parecidos a los que ya conocemos, como versiones chinas de Caperucita Roja o de La tortuga y
la liebre procedente de Ghana.
Pensar críticamente
Cuando mi hija lee, lo hace
de un tirón hasta el final del libro.
¿Cómo puedo animarla a que piense más en
lo que está leyendo?
Aprender a pensar críticamente mientras lee es una habilidad que su hija
necesitará toda su vida. Puede
conseguir que piense pidiéndole que le hable a usted
de los libros que lee.
Una posibilidad
es que le describa
uno de los temas del
libro, o “ideas importantes”. Por ejemplo,
podría decir que Tuck
para siempre de Natalie Babbit trata de
que hay que hacer lo correcto.
Usted también podría preguntarle sobre
los personajes. ¿Qué rasgos hacen buenos
a los héroes y malos a los villanos? Para
más ideas, busque las preguntas temáticas
al final del libro o en
el sitio web del autor.
Usted podría también leer el mismo
libro que lee su
hija y comentarlo
con ella. ¡Se darán
ideas sobre cómo
pensar en los libros
cuando los lean!
Febrero de 2013
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ It’s Raining Cupcakes
La única esperanza de Isabel para viajar en verano es
ganar un viaje a Nueva York
en un concurso de mantecadas. Pero necesita derrotar a
Sophie, su mejor amiga y evitar disgustar a su mamá que
tiene sus ideas propias sobre el concurso. Una historia sobre el deseo de alcanzar los sueños de Lisa Schroeder.
■ Encyclopedia Brown and
the Case of the Carnival Crime
Este libro de la serie
clásica de Donald J.
Sobol incluye 10 misterios. El detective Encyclopedia Brown está
en el quinto grado y
se ocupa de casos en una feria, en el
museo, en el estadio, en el zoo y en muchos otros sitios. Su hijo puede intentar
resolver los misterios según lee y luego
comprobar las soluciones que aparecen
al final del libro.
■ Glory Be
Es el verano de 1964 en Mississippi y
Gloriana Hemphill, una niña de 11 años,
se siente aturdida por el movimiento de
los derechos civiles. No entiende por
qué han cerrado la piscina municipal o
por qué hay en el pueblo gente nueva
llegada del norte. Esta novela de ficción
histórica está basada en hechos de la
vida de la autora Augusta Scattergood.
■ Scholastic Discover
More: Dinosaurs
¿Qué podemos
decir sobre los dinosaurios al estudiar sus cráneos?
¿Dónde fueron estas criaturas prehistóricas? El libro de Penelope Arlon incluye
la información más reciente sobre dinosaurios, datos sobre fósiles y un código
que da a los lectores acceso a contenidos en la red. (Disponible en español.)
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Elige tus palabras con cuidado
Decidir qué decir —y cómo
decirlo —es una habilidad indispensable para todo escritor
capaz. Ayude a su hija a elegir
bien las palabras con estas ideas.
Con precisión
Los nombres precisos comunican al lector el tipo exacto de
persona, lugar o cosa sobre la
que escribe su hija. Cuando
haya terminado su primer borrador, dígale que ponga un
círculo alrededor de todos los
nombres. A continuación puede
intentar sustituir cada uno con un
término más específico. Por ejemplo, podría reemplazar perro por beagle o golosina
por galleta de chocolate.
Añadir variedad
Anime a su hija a que haga una lista
de palabras y de frases que utilice con frecuencia (mucho, bonito, en realidad). A continuación, que escriba posibles alternativas
(en gran cantidad, precioso, rotundamente).
Cuando redacte una historia puede consultar su lista para sustituir términos que
haya usado en exceso. Así conseguirá em-
plear distintas palabras y pensar en
formas distintas de expresar sus frases.
Idea: Sugiérale que use un diccionario
de sinónimos.
Experimentar con diálogos
¿Emplea en exceso su hija el diálogo en
sus redacciones? ¿Demasiado poco? Ayúdela a encontrar el equilibrio justo sugiriéndole que escriba una frase de las dos
maneras, con diálogo y sin él. A continuación dígale que lea en voz alta lo que escribió para ver qué le suena mejor.
Encontrar datos
Para salir bien en todas las asignaturas, su hijo necesita ser capaz de leer para obtener información. He aquí
formas de ayudarle a que encuentre datos en las obras
que no son ficción:
● Dígale que eche un vistazo a un libro que no sea ficción
antes de leerlo. Debería mirar solamente los “extras” como la
tabla de contenidos, los titulares, los pies de foto, el glosario y el
índice. A continuación dígale que haga una lista con 10 cosas que
espera aprenderse (duración de la vida de una salamanquesa, temperatura de la lava).
Cuando lea el libro puede poner una señal junto a cada dato según lo encuentre.
● Ayude a su hijo a encontrar un libro ilustrado que no sea ficción que trate de un
tema de su libro de texto. Anímelo a que busque rasgos que compartan ambos libros
(palabras en negrita, pies de foto). Explíquele que ésos son los lugares clave para localizar los datos. ¿Puede leer con atención y encontrar un dato por lo menos en cada
libro que no venga en el otro?
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Febrero de 2013 • Página 2
Tres claves para
leer con soltura
Comprender bien, reconocer palabras automáticamente y leer sin tropezar son componentes importantes de la fluidez. Estas
ideas pueden ayudar cada día a su hijo a
desarrollar las tres destrezas.
1. Que su hijo dé instrucciones. Un lector suelto
se detiene cuando algo no tiene sentido y vuelve a leer
lo que no entendió. Cuando estén aprendiendo a jugar un
juego o montando una aspiradora nueva, encargue a su hijo de
que lea las instrucciones en voz alta y de que se las explique a
usted. Sugiérale que relea las secciones que no tengan sentido.
Noche de
juegos
Muchos juegos populares pueden mejorar la ortografía, la
escritura y la gramática de sus hijos. Considere dedicar una noche a jugar en familia
para perfeccionar estas destrezas.
Palabras. Busquen juegos
que requieran
que los jugadores hagan, encuentren o desenreden
palabras. En PDQ (The
Pretty Darn Quick Word Game), los jugadores tienen que pensar rápidamente en
una palabra en inglés que contenga tres letras sacadas al azar (ejemplos: saquen LUG
y canten “language”). Prueben también con:
Boggle, Bananagrams, Last Word.
Gramática. Jueguen a juegos que enseñen
a formar frases. En Mad Libs Card Game,
los jugadores combinan las distintas partes del lenguaje para construir frases. Prueben también con: Go to Press, Man Bites
Dog, Punctuation Bingo.
Narración. Desarrollen la habilidad de
escribir creativamente con juegos como
Once Upon a Time. Podrán inventar cuentos empleando naipes que contienen elementos habituales de los cuentos de hadas.
Prueben también con: Rory’s Story Cubes,
Tell Tale, The Storymatic Kids.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
2. Desarrolle su vocabulario. Un elemento de la lectura con soltura es
la capacidad de reconocer y de entender palabras al instante. Facilite la comprensión de nuevas
palabras dándole a su hijo libros y revistas con abundantes
ilustraciones. Entenderá mejor
qué es un escarabajo, por ejemplo, si ve una foto de uno cuando lea sobre las momias egipcias.
3. Lean obras de teatro. Ésta es una
manera amena de que su hijo adquiera práctica en leer con soltura y con expresividad. Pídale a la bibliotecaria que les recomiende un libro de obras de teatro que le pueda gustar a su hijo
y dediquen tiempo a leerlas en voz alta en familia. Cada uno de
ustedes puede encargarse de un personaje distinto.
¡Nos encanta el periódico!
A mis hijos no les interesaba
el periódico hasta que un temporal de nieve
nos dejó sin electricidad y empezamos a sufrir
de encierro. A la tercera repetición de “Estoy
aburrido”, saqué el periódico y le sugerí a
mi hija Hannah que me ayudara a resolver
el crucigrama.
Al cabo de un rato mi hijo Brian se acercó y preguntó qué estábamos haciendo así que le invité a que
se nos uniera. Cuando terminamos el crucigrama cada uno separamos una sección del
periódico para leerla. Yo me quedé con la primera página, Hannah eligió la de espectáculos y Brian la de deportes. Mientras leíamos nos contábamos lo que íbamos descubriendo. También seleccionamos unos cuantos eventos locales a los que podíamos ir,
incluyendo un musical y un partido de baloncesto en el instituto.
Desde entonces compartir el periódico se ha convertido en una forma de que mis
hijos practiquen un poco más la lectura de paso que se enteran de lo que sucede en
nuestra comunidad. ¡Y sin necesidad de nieve!
Un escritor reacio
Mi hijo dice que no le gusta
escribir. ¿Cómo puedo ayudarle a que disfrute más a fin de que le vaya bien cuando le
manden tareas de escritura?
Pregúntele a su hijo qué es lo que no
le gusta del acto de escribir.
¿Le disgusta escribir en general, o simplemente no le gustan los deberes de escritura?
¿Hay algún tipo de escritura
que le guste más que otros?
A continuación intente despertar su interés sugiriéndole
razones divertidas para escribir. Por ejemplo, si forma
parte de un club en su
escuela o de una tropa scout, podría crear
un boletín informativo para enviarlo por correo electrónico a los miembros con información sobre eventos y actividades. Ayúdelo
también a empezar un blog sobre una de
sus aficiones favoritas como carreras
BMX o construir maquetas de aviones.
Cuanto más practique, más fácil
le será escribir todo tipo de cosas
y eso le ayudará a disfrutar más
de sus deberes de escritura.
Nota: Hable con la maestra
de su hijo para descartar que
sea un problema de aprendizaje lo que hace que no le
guste escribir.
Enero de 2013
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ Sophie the Awesome
Sofía sabe
que su vida
sería estupenda si pudiera
mostrar a la gente lo fabulosa
que es. Pero sus humorísticas
proezas la meten en problemas y un inesperado rescate es lo que le
da el sobrenombre de “Sofía la Fabulosa”.
El primer libro de la serie de Sofía escrita
por Lara Bergen. (Disponible en español.)
Propósitos de lectura
■ Liar & Spy
Georges cree que lo pasará bien cuando
su único amigo, Safer, lo invita a unirse
a un club de espías. Pero cuando los
planes para observar a su misterioso vecino se vuelven peligrosos, Georges no
está seguro de poder confiar en Safer.
Un cuento sobre la amistad de Rebecca
Stead, ganadora de la Newbery Medal.
Leer “una milla”. Hay
5280 pies en una
milla. ¿Cuánto tardaría
su hijo en leer todas esas páginas? Puede
decidir leer cierto número de páginas cada
día y llevar la cuenta de su total diario en
un calendario. Podrían celebrar con una
salida a la librería cuando alcance –14 de
milla (1320 páginas), –12 milla (2640) y –34
de milla (3960 páginas). Variación: Procuren alcanzar la meta en familia y combinen sus totales.
■ Guys Read: The Sports Pages
Esta colección, recopilada por Jon Scieszka,
incluye relatos breves
de autores infantiles y
obras de no ficción de
atletas famosos. Lean sobre extrañas supersticiones sobre el béisbol, el caso del
trofeo desaparecido, la vida del jugador
de hockey Dustin Brown y mucho más.
Desde el fútbol americano hasta el campo
a través y las artes marciales, este libro
contiene algo para todos y cada uno de
los aficionados al deporte.
■ Spilling Ink: A Young Writer’s
Handbook
Anne Mazer y Ellen Potter comparten
ideas y anécdotas para inspirar a los escritores principiantes. Escrito en un
agradable formato de preguntas y respuestas, el libro incluye consejos sobre cómo escribir
primeros borradores
“en sucio”, dar vida a
los personajes, crear
suspense y llevar
un diario.
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
He aquí un propósito de Año Nuevo que
es ameno y gratificante: ¡leer más! Dígale a
su hijo que ponga en
práctica estas ideas
para un año lleno
de lectura.
Explorar géneros nuevos. Anime a su hijo
a ampliar sus horizontes. Si lee normalmente historias de misterio, por ejemplo,
podría probar con ciencia ficción o con
ficción histórica. Podría intentar leer un
libro de un género distinto cada mes.
Conocer a un autor. Que su hijo haga una
lista de títulos de uno de sus autores favoritos y tache cada uno según lo termine.
Cuando haya leído cada libro de su lista,
pídale que le hable del que le gustó más.
Idea: Ayúdelo a que consulte la web del
autor para enterarse de más cosas.
Mirar menos, leer más. Este año su hijo
podría dedicar más tiempo a leer que a ver
la TV. Dígale que anote en un calendario el
tiempo que dedica a ambas actividades.
(Podría dibujar un libro por cada 30 minutos de lectura y un televisor por cada
30 minutos que ve la tele.) Al final de
cada mes puede ver qué tal le ha ido.
¿Qué hay en un mapa?
Saber “leer” los símbolos que representan palabras es una
importante habilidad de lectoescritura. He aquí formas
de que su hija use los mapas para practicar la lectura
de símbolos:
● Cubra
la explicación de los símbolos del mapa. Señale un
símbolo y pregúntele a su hija qué representa. Por ejemplo, una
estrella probablemente representa una capital. Puede comprobar en la explicación de
símbolos si llevaba razón y luego elegir un símbolo para que lo adivine usted.
● Sugiera
a su hija que dibuje el mapa de un sitio que le resulte familiar (el barrio,
su escuela). Podría inventar símbolos que representen distintos elementos del mapa,
como un tobogán para el parque o un pupitre para una clase. A continuación, que
componga una clave para explicar qué representa cada símbolo.
Idea: Busquen símbolos cuando salgan y dígale a su hija que adivine lo que representan (tenedor y cuchillo = restaurante, maleta = recogida de equipajes).
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Enero de 2013 • Página 2
Trabajos
sobresalientes
Concentrarse en personajes
Antes de que su hija empiece su trabajo
sobre un libro podría hacer un elenco con
el “quién es quién” describiendo el papel
que cada personaje tiene en la historia.
Ejemplo: “Un tornado se lleva a Dorothy
Gale hasta Oz. Hace extrañas amistades por
el camino para conocer al mago”. Puede
referirse a las descripciones cuando escriba
la redacción sobre el libro.
Encontrar un punto de vista
fresco y creativo puede transformar
un trabajo de escritura corriente
en un divertido proyecto. Sugiera
estos enfoques para motivar a su
hija y verá cómo su entusiasmo
se refleja en su trabajo.
Hacer preguntas
Componer una lista
Su hija podría escribir una lista
con 10 datos poco comunes para incluirlos en su redacción. Por ejemplo, podría titular su trabajo “Diez
datos sobre robótica” o “Diez características fascinantes de las
ranas” y escribir un párrafo o sección sobre cada dato de su lista.
¿Qué se pregunta su hija sobre el tema que le han encargado?
Anímela a formular preguntas antes de empezar (“¿Por qué quería volar Amelia Earhart?” “¿Cómo aprendió a volar?”). Cuando
realice su investigación sobre el tema puede anotar las respuestas. Después puede usar sus notas para escribir la redacción.
Descubrir biografías
Deletrear al revés
Su hijo puede practicar la ortografía y el
pensamiento creativo con estos dos juegos
“al revés”.
1. Escriba las letras de una palabra conocida en orden inverso en un papel. Por
ejemplo,
“enfriar”
sería “rairfne”. Dígale a
su hijo que
pronuncie la
palabra invertida.
A continuación puede darle una definición
divertida. Ejemplo: “Rairfne: El sonido que
hacen llantas chirriantes”. A continuación
él puede escribir una palabra al revés para
que usted escriba el significado.
2. Léanse por turnos una palabra al revés
e intenten adivinar cuál es. Empiecen con
términos conocidos como sus nombres.
Idea: Escriban los sonidos de las letras que
oigan y luego inviertan las letras para descubrir la palabra.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Las biografías son como la gente: no hay dos idénticas. Su
hijo puede considerar las siguientes ideas para conocer la vida
de gente famosa:
● Leer una biografía puede ser una forma entretenida de profundizar en un tema del colegio. Si su hijo
estudia física, por ejemplo, anímelo a leer biografías
de científicos que formularon teorías sobre la fuerza,
el movimiento y la energía. O si está estudiando un
país concreto en ciencias sociales dígale que busque biografías de gente famosa que vivió
allí. Conseguirá una visión detallada de distintos aspectos de la vida en ese país.
● La historia de la vida de una persona se suele contar en orden cronológico. Sugiera
a su hijo que haga un cuadro cronológico para llevar cuenta de los acontecimientos
según los va leyendo. Puede escribir cada acontecimiento en un papelito adhesivo
y colocar luego todos en orden en un folio. Organizar la secuencia de los eventos
puede fortalecer su comprensión de la lectura.
Conversaciones a la mesa
Cuando intento empezar
una conversación durante la cena
con mi hija sólo consigo respuestas en monosílabos. ¿Qué me sugieren?
Las conversaciones amplían el vocabulario de su hija y eso puede también
conseguir que sea mejor lectora y que escriba mejor. Y la hora de la cena es un momento estupendo para hacerlo.
Procure hacer preguntas con un final
abierto, las que necesiten algo
más que un “sí” o “no” como
respuesta. Sea también específico. En lugar de preguntar
“¿Qué hiciste hoy?”
podría decir “¿A
qué juegos jugaste
en gimnasia?” Así
mismo podría
pedirles a todos los comensales que compartan su momento favorito del día. En
general procure que la conversación sea
ligera y amistosa y probablemente eso
anime a su hija a hablar.
Otra idea es hacer un equipo para las
conversaciones de la cena. Diga a los miembros de su familia que escriban preguntas o
temas en fichas individuales de cartulina y
ponga las fichas en la mesa, en una cajita
para recetas de cocina. Ejemplos: “¿Qué animal del zoo
sería la mascota más chévere?” “¿Cómo sería la
vida si no tuviéramos
electricidad?” Saquen
por turnos una ficha y
úsenla para iniciar una
conversación.
Diciembre de 2012
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ Diary of a
Wimpy Kid
El estudiante
de la escuela media
Greg Heffley es bajo
para su edad. En este diario
ilustrado, describe sus dificultades incluyendo sus enfrentamientos con los
bravucones, su sufrimiento durante una
unidad de lucha libre en gimnasia y su
interpretación de un árbol en El Mago de
Oz. El primer libro de la popular serie
de Jeff Kinney. (Disponible en español.)
■ Hattie Big Sky
En la ficción histórica de Kirby Larson,
la niña de 16 años Hattie se marcha al
oeste para reclamar la tierra que heredó
de su tío. Una vez allí deberá batallar
para conservar la tierra y para entender
los prejuicios de sus vecinos durante la
Primera Guerra Mundial.
■ Chronal Engine
¿Qué pasaría si pudieran viajar hacia el
pasado hasta los días de los dinosaurios?
Cuando un viajero del tiempo
rapta a Emma,
sus hermanos,
Max y Kyle, deben meterse en la máquina
del tiempo de su abuelo para rescatarla
y sacarla del período cretáceo. Ciencia
ficción escrita por Greg Leitich Smith.
■ The Old Farmer’s Almanac
for Kids, Volume 4
Su hija aprenderá a predecir el tiempo,
a cultivar verduras a incluso a entrenar
pollos en este vistoso almanaque. También encontrará docenas de proyectos
de manualidades y leerá interesantes
datos sobre temas como astronomía,
fiestas y las estaciones
del año. Publicado
por los editores de
The Old Farmer’s
Almanac.
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Vocabulario fuera de serie
Un buen vocabulario va mano a
mano con sólidas habilidades de lectura y escritura. Ayude a su hija a que
amplíe su vocabulario con estas ideas.
Sopa de letras
Su hija descubrirá palabras por
su hogar con esta actividad. Cada
persona escribe primero el abecedario en un papel. A continuación, paseen por la casa y
busquen una palabra que
empiece con cada letra del abecedario. Su hija podría encontrar
potasio en una caja de cereales o hipoalérgeno en una botella de jabón. Cuando
todo el mundo tenga una palabra para cada
letra, túrnense inventando frases que usen
tantas palabras de su lista como sea posible. Tachen cada palabra según la digan:
¿cuántas frases necesitan para usarlas
todas? Idea: Que su hija busque las palabras desconocidas en un diccionario.
Palabras revueltas
He aquí un juego que ayudará a su hija
a aprenderse las palabras de sus libros de
texto. Elija en secreto una palabra de uno
de sus glosarios y seleccione las letras
imantadas o las teselas de Scrabble que
Listas de verificación
la deletreen. A continuación, mezcle las
letras, pida a su hija que las desenrede y
léale la definición. Cuando su hija adivine
la palabra, que ella elija una para que
usted la desenrede.
Empezar una colección
Que su hija coleccione palabras cuando
vayan a algún sitio. En una tienda de pinturas podría anotar palabras que se refieran al color (bermellón, cobalto). En la
tienda de alimentación podría anotar los
nombres de formas de pasta (rotini, farfalle). Idea: Anímela a que use sus palabras
cuando escriba historias y poemas: ¡su redacción contendrá montones de palabras
interesantes!
Las pequeñas faltas en los trabajos escritos se acumulan
y restan puntos a la nota final de su hijo. Comparta con
él esta lista de verificación que puede ayudarle a detectar
sus errores:
❏ Lee tu trabajo en voz alta. (Quizá “oigas” los errores que no ves.)
❏ Comprueba la ortografía: empieza por el final del escrito y lee despacio de atrás hacia delante.
❏ Asegúrate de que cada frase termina con un punto, un signo de interrogación o
signo de exclamación. Idea: Recuérdele que no use demasiados signos de exclamación
pues con el exceso pierden efectividad.
❏ Busca las palabras con mayúscula. ¿Cada frase y cada nombre propio empiezan con
letra mayúscula?
❏ Lee las frases de una en una. ¿Está completa cada frase? ¿Tiene sentido?
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Diciembre de 2012 • Página 2
Investigar productos. Que su
hijo colabore en la selección de
regalos para amigos y familiares.
Dele una lista de productos para
que averigüe cosas sobre ellos y
que él lea las descripciones y las
reseñas de los productos en la
red. Cuando haya terminado
puede recomendar las mejores
opciones basándose en lo que
ha averiguado.
Una estación
para la lectura
Dele a su hijo razones de la vida cotidiana para seguir leyendo durante las
vacaciones invernales. Ponga a prueba
estas sugerencias.
Busquen eventos. El periódico local y
los sitios web ofrecen listas de cosas para
hacer durante esta época del año. Quizá su
hijo lea sobre un concierto de la orquesta de la
comunidad o una celebración de la Primera Noche. Dígale que anote en el calendario los eventos que más le gusten
y procure asistir a unos cuantos. Idea: Después de un evento,
pídale que busque en el periódico un artículo que lo comente
y que se lo lea a usted en voz alta.
¿Te
acuerdas?
Este juego puede contribuir a que su
hija aprenda a escuchar y a que mejore
su concentración y su memoria. He aquí
cómo se juega.
1. Cada jugador recibe uno
de sus libros
favoritos.
2. La primera
persona elige un párrafo
de su libro y lo lee en voz alta mientras
todo el mundo escucha con atención.
3. Después de leer, hace a cada participante una pregunta distinta sobre el párrafo.
Debería formular preguntas que sean difíciles de responder si los jugadores no están
prestando atención. Ejemplos: “¿Te acuerdas
de qué color es la puerta?” “¿Cuántas veces
llamó Jack?” Los jugadores se anotan un
punto si responden correctamente.
4. La siguiente persona lee un párrafo de
su libro y hace preguntas.
5. Cuando todos los jugadores hayan disfrutado de dos turnos para leer, gana el jugador que haya acumulado más puntos.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Compartir la lectura. Las visitas a los
familiares presentan la ocasión perfecta
para que su hijo practique sus destrezas de
lectura. Pídale que busque unos cuantos libros relacionados con
la estación del año y que se los lea a los miembros más jóvenes
de la familia. Sugiérale también que saque de la biblioteca un
libro de actividades invernales (trabajos manuales, juegos) y
que haga algunas con sus primos o sus hermanitos.
Nuestra gaceta familiar
En nuestro hogar escribimos una gaceta familiar que enviamos al final de cada año. Es nuestra forma de compartir las
novedades con amigos y familiares que viven lejos. Siempre
me he encargado yo de la mayoría del proyecto, pero el año
pasado invité a mi hija Shelby a que me ayudara.
Pensamos juntas en noticias que pudiéramos contar sobre
cada miembro de nuestra familia. Shelby se acordó de que
su papá pescó un pez enorme ese verano y que su hermanito
empezó a jugar al fútbol. Cada una elegimos unos cuantos acontecimientos para comentarlos. Shelby escribió nuestros artículos en la computadora,
añadió algunas fotos familiares e imprimió copias de la gaceta para que la enviáramos.
Lo mejor fue leer los comentarios que recibimos de amigos y familiares. ¡Les encantó! Contar con un público ha motivado a Shelby a escribir: ya está preparando la
gaceta de este año.
Organizar la información
Mi hijo es buen lector, pero a
veces tiene dificultad para entender los libros
de texto. ¿Cómo puedo ayudarle?
Leer un libro de texto es distinto de
leer un cuento, y puede costar un poco
acostumbrarse a esta diferencia. Sugiérale
a su hijo que haga organizadores gráficos
para anotar información según la lea.
Un organizador de escalera funciona
como una lista. Para hacer uno, su hijo debería escribir el tema sobre el que está
leyendo en el peldaño de arriba.
A continuación puede añadir
un detalle en cada uno de los
peldaños descendentes.
Para un capítulo sobre
las células de las plantas, una escalera podría
incluir peldaños con las definiciones de
vacuolas, cromosomas y mitocondria.
Si su hijo necesita un organizador más
detallado (digamos que está leyendo un
capítulo de historia con muchos nombres
y fechas), sugiérale que haga una tabla
“5W”. Dígale que escriba en inglés “Who”,
“What”, “Where”, “When” y “Why” en
vertical en el margen izquierdo de un folio.
A continuación puede hacer una columna
para cada figura histórica
o para cada evento y
rellenar las respuestas
mientras lee.
Idea: Podría preguntar
a su maestro qué otros
tipos de organizadores gráficos podrían serle útiles.
Noviembre de 2012
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ The Bad Beginning
Cuando
Violet, Klaus
y Sunny Baudelaire
se quedan huérfanos, los acoge el
conde Olaf, un
pariente lejano. Los
tres niños tienen que protegerse mutuamente—así como proteger
su herencia—de su cruel nuevo guardián. El primer libro de A Series of Unfortunate Events, la colección de Lemony
Snicket. (Disponible en español.)
■ Top Secret
Esta guía de Paul B. Janeczko explica cómo la gente
ha usado los códigos y
otros tipos de comunicación secreta a lo largo de
la historia. Los lectores adquirirán información sobre
los espías y descubrirán cómo establecer
y descifrar distintos tipos de códigos,
hacer tinta invisible, experimentar con
sistemas de cifras y mucho más.
■ Remarkable
En la peculiar ciudad de Remarkable,
todo el mundo es interesante o talentoso, excepto la niña de 10 años Jane Doe.
Cuando los traviesos (y no tan perfectos)
gemelos Grimlet llegan a Remarkable, la
normal vida de Jane se llena repentinamente de aventuras. Un cómico misterio
de Lizzie K. Foley.
■ The Phantom Tollbooth
¿Qué sucede cuando Milo descubre una
caseta de peaje en su dormitorio? Su
hijo puede averiguarlo en la clásica novela de Norton Juster. Lean sobre los
viajes de Milo en Diccionópolis donde
intenta rescatar a las
princesas Rima y
Razón de las
Montañas de
la Ignorancia.
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Tiempo de leer en voz alta
Cuando su hijo era pequeño, probablemente disfrutaba acurrucándose junto a
usted para escuchar un buen cuento.
Aunque se esté haciendo mayor se
beneficiará (y disfrutará) cuando
le escuche a usted leer. He aquí
algunas ideas para leer en voz
alta en su hogar.
Comentar la historia
Haga pausas de vez en cuando
para pedir la opinión de su hijo
sobre la decisión de un personaje o
para compartir con él un recuerdo evocado
por el libro. Estas conversaciones pueden
facilitar que entienda mejor el argumento
y reforzar su comprensión de lectura.
Mezclarlo
Túrnense para elegir materiales de lectura. Cuando le toque a usted, considere emplear el tiempo de la lectura en voz alta para
exponer a su hijo a material más exigente
que el que lee solo. Podría también introducirlo a las obras de un autor o a una serie
con la que usted disfrutó cuando tenía la
edad de su hijo. Saber que a usted le gustó
un libro quizá lo motive a escucharlo.
Fomentar la participación
Usted y su hijo pueden alternarse en la
lectura de capítulos o bien cada uno podría
elegir un personaje y leer los diálogos de
ese personaje. Anímelo a que se meta de
verdad en su parte para que practique la
lectura sin trompicones y con expresividad.
Crear una rutina
Procure dedicar un tiempo una o dos
veces por semana a la lectura en voz alta
(por ejemplo después de la cena los jueves
o antes de acostarse los domingos). Si
tiene más de un hijo podría leerles a los
dos juntos para que puedan comentar la
historia y aprender uno del otro. Otras
veces podría leerle a cada uno individualmente: apreciarán el tiempo especial que
pasan solos con usted y usted podrá seleccionar libros más adecuados a sus edades
y sus gustos.
Desentrañar palabras
Su hija está leyendo y se encuentra con una palabra que no
conoce. ¿Qué hace? Estas tres estrategias pueden ayudarla a
averiguar lo que significa una palabra:
● Volver
a leer la frase y sustituir esa palabra por
otra distinta que tenga sentido. El contexto podría aclarar la palabra desconocida.
● Observar
la palabra en busca de pistas. ¿Reconoce alguan parte de la palabra como
un prefijo (el comienzo), un sufijo (el final) o la raíz (la base de la palabra)?
● Escribir
la palabra; a continuación, buscar su significado en un diccionario y sus sinónimos en un diccionario de sinónimos. Ver los sinónimos de la palabra la ayudará a
recordar su definición en el futuro.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Noviembre de 2012 • Página 2
Formas de superar
el bloqueo del
escritor
Añade algo nuevo. Recuérdele que un primer
borrador es un jardín
de juegos para sus
ideas. Podría añadir
otro personaje a la historia o inventar para
uno de los personajes
ya existentes un nuevo
problema para que lo
resuelva. Los cambios
que efectúe quizá “desatasquen” su narración.
“No puedo escribir. ¡Estoy atascada!”
Le
¿ resulta familiar? Si la redacción que
escribe su hija se estanca, ayúdela a que
salga del atolladero con estas sugerencias.
Sigue escribiendo. Dígale que ponga un cronómetro para que suene a los 10 minutos y que escriba sin parar sobre cualquier cosa que se le ocurra.
Cuando ella lea su “escritura libre” quizá vea una
posibilidad para su redacción.
Descansa un rato. Sugiérale que deje a un lado su redacción
durante un ratito para darse un paseo o leer un libro. Puede que
la solución perfecta aparezca cuando deje de pensar con tanta
intensidad.
¿Qué hay en una
contracción?
Las contracciones en inglés como it’s,
she’ll y wouldn’t añaden variedad al lenguaje y permiten que la escritura fluya con
suavidad. Estas actividades mostrarán a su
hijo cómo suena el idioma inglés sin contracciones y le ayudarán a escribirlas bien.
Habla y escucha
Anuncie que no se permiten contracciones en la cena y conversen sin emplear
ninguna. Su hijo necesitará elegir sus palabras con esmero y escuchar con atención a
los demás para asegurarse de que no usan
una contracción. ¿Quién puede hacerlo
durante más tiempo?
Leer y escribir
Dígale a su hijo
que lea un artículo
de periódico en voz
alta sustituyendo cada
contracción con las dos
palabras que la forman. Por ejemplo, si ve
“you’re” debería decir “you are”. A continuación, que escriba cada contracción en un
lado de una ficha de cartulina y las dos palabras que la forman en el otro lado. Esto le
ayudará a recordar la ortografía correcta.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Salta adelante. Anímela a adelantar la narración y escribir otra
parte de la historia. A veces desviarse un poco puede hacer surgir una idea sobre la sección en la que se atoró.
Más revistas = aprender más
A mi hijo Bryan siempre le ha
gustado leer revistas, pero las suscripciones son
caras. Se lo mencioné a la bibliotecaria de la escuela y me sugirió que estableciéramos un intercambio de revistas con unos cuantos familiares y
amigos.
Ahora algunos de nosotros guardamos los
ejemplares y nos los pasamos cuando nos
vemos. Por ejemplo, recibimos Boys’ Life y
Gabe, el primo de Bryan, está suscrito a Muse.
Después de intercambiarse unos cuantos números los niños decidieron añadir una búsqueda del tesoro al intercambio. Cuando se pasan las revistas incluyen una lista de palabras o de datos para que el otro las encuentre.
Gracias al intercambio Bryan ha empezado a leer revistas para lectores mayores como
Smithsonian y Popular Science. Esto nos ha dado nuevos temas de conversación como el
arte moderno o el turismo espacial. Estoy encantada de que Bryan esté leyendo tantas
revistas ¡sin que nos cueste un centavo!
Poesía musical
Cada vez que su hija escucha una canción en la radio o en clase de música, está
escuchando poesía. Esto es porque las
canciones son poemas con música. He
aquí dos maneras para aprender con la
letra de las canciones:
● Anímela
a que escuche las
canciones con atención
para descubrir ejemplos de lenguaje
figurativo o palabras o frases
que no hay que
tomar al pie de
la letra. Por ejemplo, “bajo la luz del sol”
significa “feliz”. Esto le ayudará a reconocer el lenguaje figurativo cuando lo vea en
los libros.
● Su hija puede explorar el ritmo de la poesía escribiendo su propio poema con música. Podría usar una melodía conocida
y cambiar la letra para hacer
suya la canción. Por ejemplo,
“This Land Is Your Land”
podría convertirse en “This
Dog Is My Dog” o “Cantando bajo la lluvia” podría ser
“Bailando bajo la nieve”.
Octubre de 2012
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ You Can’t Have My
Planet, But Take My
Brother, Please
Giles no saca notas perfectas como su hermano ni toca el
violín como su hermana. Pero cuando descubre que unos
alienígenas planean apoderarse de la tierra, aprovecha la oportunidad de destacarse. Les planta cara con la ayuda de
un abogado alienígena y de un científico
loco en esta divertida historia de ciencia
ficción de James Mihaley.
■ An American Plague
En el verano de 1793,
una extraña enfermedad se extendió por
los Estados Unidos.
El autor Jim Murphy
usa artículos de periódico y otros documentos históricos para contar la verdadera historia de la epidemia de fiebre
amarilla en Filadelfia. Los lectores se
enterarán de la política, las prácticas
médicas y las costumbres de la época.
■ Word After Word After Word
Los alumnos del cuarto grado de Miss
Cash no sienten interés alguno por la escritura hasta que un poeta de verdad pasa
seis semanas en su aula. En esta historia
de Patricia MacLachlan los estudiantes
descubren que escribir poesía refuerza su
amistad, les ayuda a superar problemas
y hasta cambia su visión del mundo.
■ Inkheart
¿Qué pasaría si, al leer un libro en voz
alta, los personajes cobraran vida? Meggie y su padre tienen el poder mágico de
dar vida a las personas sobre las que leen
en sus libros. Y cuando un personaje
malo rapta a su padre, Meggie tiene que
convencer al autor del libro
para que escriba un final
distinto. El primer libro
de la trilogía Inkheart de
Cornelia Funke. (Disponible en español.)
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Ortografía cotidiana
Su hija necesitará buena ortografía durante toda su vida: para
las redacciones de la escuela, solicitudes de trabajo y mucho más.
He aquí ideas amenas para incluir
la práctica de la ortografía en sus
actividades cotidianas.
Mini concursos
Celebren concursos espontáneos de ortografía a lo largo del
día. Podría darle a su hija una palabra de una receta que esté haciendo
(mazapán) o leer una del periódico
durante el desayuno (controversia).
Diga la palabra con claridad y luego
úsela en una frase. Si su hija deletrea correctamente la palabra, le toca elegir una
para que otra persona la deletree. Si no,
dele otra palabra para que pruebe otra vez.
Viajes de palabras
Las palabras en inglés y en español proceden de muchas lenguas. Sugiera a su
hija que busque el origen de palabras que
su familia use con frecuencia. Por ejemplo,
podría aprender que androide procede del
griego o que lacrosse viene del francés canadiense. Idea: Que imprima un mapamundi y escriba las palabras en los países
de los que proceden. ¿Nota semejanzas
entre palabras del mismo origen?
Lista de errores
¿Cuántos errores ortográficos puede encontrar su familia cuando salen de casa?
Su hija podría ver freza en el menú de un
restaurante o cupon en el letrero de una
tienda. Encárguela de que haga una lista
de los errores que observen. Podría incluir
también la ortografía correcta de las palabras (fresa, cupón). Idea: Anime a su hija a
que añada a la lista las palabras que escriba incorrectamente en sus deberes o en las
pruebas de vocabulario.
Compartir historias
Puede conseguir que su hijo se sienta como un
autor consagrado y motivarlo a que se esfuerce al
máximo escuchándolo con atención cuando lea
sus escritos. Su hijo puede usar este sistema
para dar una “charla” sobre su cuento:
1. Dígale a su hijo que elija una historia que
escribió para la escuela y se la lea a su familia.
Podría empezar describiendo cómo se le ocurrió
esa idea. (“Mi cuento trata de un lobo que se encuentra de repente en la ciudad. Me
interesé por los lobos después de ver una película que trataba de ellos”.)
2. Celebren una ronda de preguntas y respuestas con la audiencia. Su familia puede
hacer preguntas (“¿Cómo se te ocurrió el nombre del lobo?”) o expresar su reacción
a la historia.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Octubre de 2012 • Página 2
Recopilar citas. Es posible
que los personajes en las
novelas digan cosas divertidas o agudas. Anime a su
hijo a escribir en su diario
sus citas favoritas. Puede
incluir el título del libro y
el nombre del personaje
y luego usar marcadores
o crayones para ilustrar
la página.
Cuaderno
de lectura
Llevar un diario de lectura es una
forma excelente de que su hijo contemple desde diversas perspectivas lo que
lee. Estas estrategias pueden sugerirle
cómo empezarlo.
Expresar opiniones. ¿Qué le gusta,
disgusta o interesa a su hijo del libro
que está leyendo? Si lee Tales of a Fourth
Grade Nothing (Judy Blume), podría escribir que le
gusta la parte en la que Fudge actúa como si fuera un perro,
le disgusta que Fudge se coma la tortuga de Peter y le interesa
averiguar cómo adquirió su nombre Fudge.
La palabra
misteriosa
Su hija ampliará su vocabulario preparando y jugando a este juego.
Que cada participante elija una palabra
misteriosa de
siete letras como
meteoro. A continuación, el jugador piensa en
otra palabra
que empiece
con cada letra de
la palabra misteriosa (meter, elevar, turbante, enredar, oreja, río, ola).
Hagan líneas en un papel (como para el
juego de la horca) para las letras de cada
palabra y escriban una definición para ese
término. Así para meter, un jugador podría
escribir “_ _ _ _ _ : introducir” y para elevar “_ _ _ _ _ _ : levantar”. Nota: Tengan
a mano un diccionario para consultar las
definiciones.
Intercámbiense los papeles y usen las definiciones para rellenar los espacios en blanco. A continuación, escriban la primera letra
de las respuestas para descubrir cuál es la
palabra misteriosa. Gana ese turno el jugador que termine primero.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Añadir páginas “que faltan”. Dígale a su hijo que se pregunte: “¿Si yo escribiera
este libro, qué añadiría?” Podría escribir un prólogo que explique cómo se conocieron dos de los personajes de la novela. O
tal vez podría sentir curiosidad por conseguir más información
sobre un tema mencionado en el libro y escribir sobre él.
Abordar las tareas de lectura
A mi hija Olivia le gusta leer, pero solo cuando ella elige
el libro. Siempre le ha costado trabajo terminar las tareas
de lectura que le mandan porque cree que son “aburridas”.
Me acordé de que yo tenía el mismo problema a su edad.
Lo que me ayudó fue leer unas cuantas páginas cada día en
lugar de dejar toda la tarea para el último momento. Así que
le sugerí a Olivia que dividiera el número de páginas que le
habían mandado por el número de días de que disponía. Ella
escribe las páginas en cada día de su calendario y las tacha en
cuanto las lee. También se ha acostumbrado a leer a la misma
hora cada día.
antes de
Finalmente, animé a Olivia a aprender tanto como pueda sobre un libro
hacerse
tras
facilidad
más
con
lee
y
red
la
en
empezar a leerlo. Le gustan las reseñas
paso,
De
.
piensan
lectores
otros
que
lo
de
y
n
una idea de lo que trata la narració
se metió
incluso ha descubierto unos cuantos libros que le gustaron una vez que
de lleno en la lectura.
Verificar datos en la red
Mi hijo se cree todo lo que lee
en línea. ¿Cómo puedo ayudarlo a que distinga lo que es correcto?
Reconocer información
inexacta en la red puede ser
complicado para todos.
Anime a su hijo a hacerse
unas cuantas preguntas.
¿De cuándo data la información? Recuérdele que mire la
fecha en la que se colgó el artículo. (Con frecuencia se encuentra en la parte inferior de
la primera página.) Si tiene más
de unos cuantos años, o si no
puede encontrar la fecha, la información podría ser obsoleta.
¿Quién lo publicó? Cualquiera puede colgar cosas en la red. La información fiable
suele proceder de fuentes como periodistas
profesionales y expertos y con frecuencia
aparece en sitios web que terminan en
.gov o en .edu. Su hijo puede consultar en Google el nombre del autor o
de la organización para enterarse de
más detalles. Si no se proporciona
el autor, sugiérale que
mire en otro sitio.
¿Qué dicen otros
sitios? Si tres o más
sitios fiables contienen el mismo dato,
es más probable que
sea verdad.
Septiembre de 2012
Marion County School District
Buena Vista, Georgia
■ Up and Down the
Scratchy Mountains
Lucy y Wynston son muy buenos amigos pero no podrían ser
más distintos. Lucy se ensucia la ropa y no sigue normas, mientras que Wynston
es un príncipe que hace todo
lo que su padre se espera de
él. Cuando llega el momento de que
Wynston busque una princesa, él decide
ignorar las normas. Un cuento de hadas
escrito por Laurel Snyder.
■ Dog Sense
Sneed Collard III es la autora de esta
historia de llegada a
la madurez en la que
el niño de 13 años
Guy Martínez hace una
apuesta para detener a
un acosador. Si Guy y su
perro ganan la competición de Frisbee, el acosador dejará a
todos tranquilos. Pero si pierde, tendrá
que entregarle lo que más quiere en el
mundo: su perro Streak.
■ Who Was Albert Einstein?
La biografía ilustrada de Jess Brallier explora la vida de Albert Einstein. Einstein
fue un niño tímido con dificultades en
la escuela, pero de mayor se convirtió en
uno de los científicos más famosos del
mundo. (Disponible en español.)
■ Signed By: Zelda
Lucy quiere ser grafóloga, una persona
que analiza la escritura. Sus habilidades
son puestas a prueba cuando desaparece
la abuela de su vecina y deja una nota
escrita. Lucy se hace cargo del caso con
la ayuda de la vecina y de
un pájaro que habla. Un
divertido misterio
de Kate Feiffer.
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Estrategias para un nuevo curso
Su hijo leerá cuentos y libros de texto
más complejos este año y necesitará nuevas estrategias de lectura. Ayúdelo a que
empiece el curso con buen pie dándole estas ideas para que entienda y
recuerde el material nuevo.
Llenar una “gorra de pensar”
Cuando su hijo tenga que estudiar un capítulo complejo, dele
una gorra de béisbol. Cada vez
que encuentre un dato o un
término desconocido, puede
escribirlos en una tira de papel y
colocarlos en la gorra. Cuando termine de
leer, debería releer el contenido de su gorra
de pensar y buscar las definiciones de las
palabras que no conoce. Escribir y repasar
la información le ayudará a aprenderla.
Dibujar una tira cómica
Sugiérale a su hijo que dibuje una tira
cómica sobre lo que está estudiando (¡también valen las figuras de palo!). Digamos
que está estudiando el ciclo del agua en su
libro de ciencias. Podría dibujar un panel
en el que un personaje hierve agua y explica la evaporación y otro panel en el que alguien camina bajo la lluvia y habla de la
precipitación. Es una manera divertida de
que su hijo visualice y recuerde el material.
Un descanso “para los anuncios”
Su hijo puede imaginar que al final de
cada capítulo de su novela hay un descanso para los anuncios. Su misión es escribir
una “pregunta con gancho”, es decir una
pregunta que anime a la audiencia a seguir
conectada. Por ejemplo, si está leyendo
Bunnicula (Deborah y James Howe) podría
escribir una pregunta con gancho como
“¿Atraparán a Bunnicula en el huerto?” A
continuación, que él mismo avance una
predicción como respuesta a su pregunta.
Hacer preguntas y comprobar sus predicciones le permite averiguar qué tal comprende la historia.
Interés + participación = éxito
Mostrar interés por lo que su hija hace en la escuela puede llevar a enorme progreso en sus habilidades de lectura y escritura. He aquí maneras sencillas de participar
en su aprendizaje:
● Cuando se prepare para una presentación ofrézcale hacerle de público. También
podría filmarla para que luego ella se observe.
● Eche un vistazo a los libros de su hija para hacerse una
idea de lo que está aprendiendo. Comente lo que le parezca interesante y pídale que se lo explique a usted.
● Si a su hija le entusiasma un tema vayan a la biblioteca
para profundizar en él. Puede pedirle a la bibliotecaria
que le recomiende un libro o un documental sobre lo
que está estudiando.
Reading Connection INTERMEDIATE EDITION
Septiembre de 2012 • Página 2
Técnicas de
escritura
Títulos. Anime a su hija
a considerar distintos
títulos para su cuento.
Una manera de crear un
título atractivo es referirlo
a un acontecimiento importante de la narración.
En lugar de “Mis vacaciones
de verano” su título podría
ser “Atrapada en la casa del
árbol”.
Cuando su hija tenga deberes de
escritura creativa, anímela a verlos
como una oportunidad de poner a
prueba nuevas ideas. Las siguientes
sugerencias pueden contribuir a que
sus narraciones sean más interesantes
y a que ella disfrute escribiendo.
Anticipación. Los autores a veces dan pistas
sobre lo que sucederá más tarde en el libro.
Si una gran tormenta es importante en la historia de su hija, al
inicio de su narración podría mencionar que su personaje tiene
miedo de las tormentas.
Escena retrospectiva. En lugar de
empezar su narración por el principio, su hija podría empezarla por el
final. Tal vez el personaje principal está terminando su primer
año en una escuela nueva. Su hija podría escribir sobre el tiempo
que su personaje pasa con sus nuevas amistades y luego ir hacia
atrás y describir sus esfuerzos por encajar a lo largo del año.
Sigue mi norma
Lecturas recomendadas
Mi hijo Derrick nunca ha sido buen lector así que me sorprendió cuando me dijo:
“¡Mamá, tienes que leer este libro!” All the
Broken Pieces de Ann E. Burg no era el libro
que yo habría elegido, pero Derrick insistió
en que lo hiciera así que lo leí.
Cuando terminé,
Derrick quería hablar
conmigo de la historia. La conversación
fue muy agradable
y después yo le recomendé a él un
libro.
Ahora nos turnamos sugiriéndonos lecturas el uno
al otro. Intentamos
elegir entre varios
géneros como ciencia ficción, biografías y
ficción realista. Este método nos ha ayudado a los dos a disfrutar de libros que de
otra manera no habríamos leído. Ahora
estamos leyendo uno que he elegido yo,
Wonder de R. J. Palacio y esperamos con
ilusión el momento de comentarlo.
N U E S T R A
F I N A L I D A D
Proporcionar a los padres atareados ideas prácticas
que promuevan la lectura, la escritura
y la expresión oral de sus hijos.
Resources for Educators,
una filial de CCH Incorporated
128 N. Royal Avenue • Front Royal, VA 22630
540-636-4280 • rfecustomer@wolterskluwer.com
www.rfeonline.com
ISSN 1540-5591
© 2012 Resources for Educators, a division of CCH Incorporated
Su hijo puede practicar
la habilidad de formar frases con este dinámico juego.
El objetivo es escribir frases obedeciendo
una “norma” concreta. Que su hijo elija la primera
norma (“Cada palabra tiene que tener el mismo número de letras”). Escriba rápidamente
una frase que se ajuste a eso (“¿Podrá venir luego?”) y pose su lápiz en la mesa. A continuación lean las frases en voz alta. La persona que terminó antes —y siguió correctamente la norma —se encarga de elegir la siguiente norma.
He aquí otras normas que pueden usar:
● Cada palabra tiene que empezar con la misma letra. (“Carmen come cacahuates cocidos”.)
● Todas las palabras comparten la misma vocal. (“El pez bebe tres veces”.)
● La frase debe contener dos palabras que sean anagramas, es decir, palabras con las
mismas letras en distinto orden. (“Es fácil ver el animal en la lámina”.)
Idea: Desafíe a su familia a que invente normas creativas. (“La frase contiene dos adjetivos y por lo menos una palabra con tres sílabas”.)
¿Qué te parece?
Un debate familiar puede enseñar a su
hija importantes habilidades de comunicación como no salirse del tema y añadir detalles. Estos pasos les ayudarán a celebrar
un debate en su hogar.
1. Acuerden el tema. Una manera fácil
de empezar es con una pregunta tipo “¿Qué es
mejor?” Ejemplos:
“¿Qué es mejor:
alquilar una película o verla en el
cine?” o “¿Qué es
mejor en la pizza:
carne o verduras?”
2. Elijan un moderador. Esta persona les
recuerda a todos que se atengan a la pregunta, se turnen y eviten interrumpir.
3. Empiecen a hablar. Su hija puede empezar compartiendo su opinión y explicándola (“El cine es mejor porque la pantalla
es grande”).
Cuando termine, la siguiente
persona aporta
sus propias razones (“Alquilar
una película es
mejor porque es
más barato”).